HISTORIA DEL PAPADO SIGLO A SIGLO.

” APACIENTA MIS OVEJAS”

TEMA INTRODUCTORIO: EL PRIMADO DE PEDRO

Antes de introducirnos en la narración de la vida y hechos de los Papas, vamos, en este TEMA, a analizar las bases sobre las que se asienta la fe de la Iglesia Catolica  que concede al obispo de Roma el Primado sobre todas las Iglesias, entendiendo  por primado el poder de gobernar como autoridad suprema a todos los bautizados, que forman parte de la denominada Iglesia, católica, apostólica y romana, como aparece expresado en el titulo de Vicario de Cristo en la tierra.

Este tema introductorio  se centra en la figura del apóstol san Pedro, afirmando que Cristo concedió  al apóstol el ser fundamento de su Iglesia dándole la primacía sobre los demás apóstoles.

Con relación a esto trataremos los siguientes puntos:

1.- Bases bíblicas en las que se fundamenta el primado de Pedro.

2.- Bases históricas que avalan la primacía de Pedro

3.-El poder dado a Pedro fue trasmitido a los obispos de Roma.

1.-BASES BIBLICAS EN LAS QUE SE FUNDAMENTA EL PRIMADO DE PEDRO.

¿QUIEN DICE LA GENTE QUE SOY YO?

A) La promesa del Primado

En el tema del  Blog titulado “ Jesús y la Iglesia” vimos que Jesús tuvo el propósito de formar una comunidad que continuara la misión que  El había recibido del Padre. Remitimos a ese Tema pues tiene una gran relación con éste, pues si Jesús no tuvo intención de crear una iglesia  o comunidad mesiánica en vano se podría afirmar que su voluntad fue la de poner como fundamento y base de esa Iglesia a Pedro, ni al resto de los apóstoles en su conjunto.

Es importante en ésta, como en el resto de las acciones de Jesús, tener en cuenta que Jesús fue un judío que pensó como un judío y actuó como un judío, por lo mismo en toda su vida y enseñanza tuvo muy presente la historia de su pueblo tal como aparece en las Escrituras del Antiguo Testamento. Esto es algo que queda especialmente destacado en el Evangelio de Mateo.

Hay en el Antiguo Testamento algunos textos relacionables con las bases bíblicas del primado de Pedro.

El primero el del Libro del Génesis 17,4-6 en el que Dios renueva la promesa  de pacto a Abram diciéndole “ He aquí mi pacto contigo, serás padre de una muchedumbre de pueblos, y ya no te llamaras Abram, sino Abraham, porque yo te haré padre de una muchedumbre de pueblos”

ABRAM PREPARANDO  EL SACRIFICIO DE SU HIJO.

El texto vale para mostrar cómo el Dios del Antiguo Testamento  cuando quiere encargar a alguien una misión fundamental y única comienza por cambiarle el nombre por otro, en el cual se anuncia la misión encomendada. El nuevo nombre Abraham significa padre de una muchedumbre de pueblos.

Otro texto es el de Génesis 35,9-12. “ Apareciósele de nuevo Dios a Jacob, de vuelta de Padan- Aram, y le bendijo diciendo: “ Tu nombre es Jacob, pero no serás llamado ya Jacob, tu nombre será Israel. Y le dijo:  Yo soy El-Saddai. Crece y multiplícate . De ti saldrá un pueblo, un conjunto de pueblos, y de tus lomos saldrán reyes”

.

EL POZO DE JACOB.

Jacob es la línea   por la que se continua la promesa de Dios hecha a Abraham, el cambio de nombre  es tan significativo como el anterior, el nuevo nombre significa Fuerza de Dios para vencer todo tipo de dificultades en orden al cumplimiento de la alianza de Dios

Es dentro de este contexto en el que se puede comprender mejor el cambio de nombre que Jesús hace con Pedro, ya desde el primer momento en que lo ve: lo cuenta el evangelio de Juan: “ Al día siguiente, otra vez hallándose Juan con dos de sus discípulos, fijó la vista en Jesús , que pasaba, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, los  dos discípulos, que le oyeron siguieron a Jesús, …Era Andrés , el hermano de Simon Pedro uno de los dos que oyeron a Juan y le siguieron. Encontró luego a su hermano Simón y le  dijo: Hemos hallado al Mesías, que quiere decir el Cristo. Le condujo a Jesús, que fijando en él la vista, dijo: Tu eres Simón, el hijo de Juan; tu serás llamado Cefas, que quiere decir Pedro” (Juan 1,15-42. ).

KEFAS, PETRAS,PETRUS

El nombre Kefas de origen arameo es traducido al griego como Petras, en latín Petrus y en castellano Piedra, Roca. De forma sorprendente el evangelista Juan habla de este cambio sin dar explicación alguna

La explicación nos la da Mateo en su evangelio” Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo preguntó a sus discípulos: ¿ Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos contestaron : Unos que Juan el Bautista; otros que Elías; otros que Jeremías u otro de los profetas. Y El  les dijo : ¿ Y vosotros quien decís que soy? Tomando la palabra Simón Pedro, dijo: Tu eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.

TU ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ MI IGLESIA.

Y Jesús respondiendo dijo: Bienaventurado tu, Simón Bar Jona, porque no es la carne ni la sangre quien esto te ha revelado, sino mi Padre que esta en los cielos. Y yo te digo a ti que tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificare yo mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Yo te daré las llaves del reino de los cielos, y cuanto desatares en la tierra será desatado en los cielos, entonces ordeno a sus discípulos que no dijeran a nadie que El era el Mesías”( Mateo 16,13-20)

Este texto de Mateo, como es  en él propio,  tiene un marcado carácter semita conectado con las Escrituras y los profetas. Además de darnos la explicación del cambio de nombre, subraya otro de los hechos propios del Antiguo Testamento en el que se habla que Dios edifico su “ qahal”( iglesia) -el antiguo Israel, – en Moisés(Cf. Exo. 3,7-10) del mismo modo Jesús  le promete a Pedro edificar su nuevo “ qahal” en él como Roca.

Es importante subrayar que Jesús promete a Pedro que sobre él como Roca fundará su iglesia, pero será solo eso,  no serála piedra angular, en griego acrogoniagos.No, solo Cristo es la “piedra angular”es decir la raíz y causa de la salvación. Tampoco tiene sentido violentar el significado gramatical del texto, diciendo que el fundamento de la iglesia es la fe, similar a la de Pedro al confesar la mesianidad de Jesús,  ni decir que Cristo se presenta a si mismo como la Roca, en cuyo caso estaría sobrando, gramaticalmente hablando, el posesivo mi .

LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PREVALECERÁN CONTRA ELLA.

Y así fundada sobre  Pedro en cuanto Roca su iglesia estará  dotada de fuerza para vencer el poder del mal, significado en las “puertas” que defienden la ciudad,  de tal forma que “ las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” Jesús presenta aquí a su incipiente iglesia en lucha con el poder de las tinieblas o infierno, de donde salen todas las maquinaciones contra su obra. Cristo se presenta en los evangelios como el vencedor de Satán   en cuanto signo del  reino del mal y del pecado, al que ve cayendo del cielo como un rayo ( Cf. Juan 8,41-44)

Con relación a la metáfora de las llaves podemos recordar un texto de Isaias “ Pondré la llave de la Casa de David sobre su hombro; y abrirá y nadie cerrará; cerrará , y nadie abriá” ( Isaias 22,22) El texto directamente referido  a Sebna, mayordomo de la casa de David, pone de manifiesto que quien tenga las llaves del reino, aunque no sea el rey, tiene el poder de dejar entrar en las audiencias reales a quien el quisiera,  Jesús, el Rey  heredero de la Casa de David, entrega las llaves a Pedro con poder para abrir y cerrar las puertas del Reino.

Finalmente otra metáfora, con el mismo sabor semítico señala la función de Pedro en la quahal de Jesús, atar y desatar, en el lenguaje de los rabinos tenía el sentido de permitir y prohibir, en lenguaje actual significaría poder para legislar y determinar como lícito e ilícito  cosas que no estén  determinadas por ley divina.

El evangelio de Lucas que omite,  después de la confesión de Pedro, la promesa del Señor sobre su primacía, nos ofrece un pasaje, en el que, después de anunciar la prueba a la que van a ser sometidos sus discípulos y entre ellos de forma destacada Pedro les dice: “ Simón, Simón, Satanás  os busca para zarandearos como trigo; pero yo he rogado por ti para que tu  fe no desfallezca, y tú una vez convertido, confirma a tus hermanos. Él le dijo: Señor, estoy preparado para ir contigo no sólo a la prisión, sino a la muerte. Él le dijo, yo te aseguro, Pedro, que no cantará hoy el gallo antes de que tú me hayas negado tres veces” ( Lucas,22,31-34)

¿ SIMÓN HIJO DE JUAN ME AMAS…?

B) Jesús cumple a Pedro su promesa de darle el poder sobre su iglesia.

Tal cumplimiento aparece en el texto de Juan 21,15-17, que dice así:“ Cuando hubieron comido dijo Jesús a Simón Pedro: Simón hijo  de Juan ¿ me amas más que estos? El le dijo si Señor tu sabes que te amo. Díjole: Apacienta mis corderos. Por segunda vez le dijo: Simón hijo de Juan,  ¿ me amas? Pedro le respondió: Si, Señor, tu sabes que te amo. Jesús le dijo Apacienta mis ovejas. Por tercera vez le dijo: Simón hijo de Juan, ¿ me amas? Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntase : ¿ Me amas? y le dijo: Señor, tu lo sabes todo, tu sabes que te amo. Díjole Jesús apacienta mis ovejas

¿ SIMÓN HIJO DE JUAN ME AMAS…?

La triple confesión de amor de Pedro corresponde a la triple negación que el mismo, había hecho de Jesús la noche en que fue apresado. La promesa del primado sucumbió aparentemente por la cobardía de Pedro.  Ahora quiere rehabilitarle de nuevo ante el resto de los discípulos, confirmándole en su categoría de pastor de sus ovejas.

La escena no deja tener su dramatismo aunque lleno de emoción y belleza. Jesús Resucitado después de haber comido con sus discípulos a la orilla del lago, quiere recalcar de nuevo que Pedro, a pesar de sus debilidades y rudezas, es la roca de su nuevo reino. En este caso y bajo la metáfora del pastor a quien se le encarga que guarde sus corderos y ovejas Pedro es el encargado de llevar a cabo otro de los deseos expresados por Jesús con relación a su iglesia: “que haya un solo rebaño y un solo pastor.” ( Lc. 10,16).

LA TRANSFIGURACIÓN  DEL SEÑOR. OBRA DE RAFAEL SANZIO.

ENTONCES PEDRO DIJO ¡ SEÑOR QUE BIEN SE ESTA AQUÍ. !

C) Pedro aparece en los evangelios destacado sobre los demás apóstoles.

Es nombrado siempre el primero en las listas de los apóstoles ( Mt. 3,16 ); Mt. 10,2; Lc. 6,14. Pedro responde a preguntas de Jesús en nombre del resto de los apóstoles. ( Mc. 8,29;) Pedro es el portavoz habitual de los discípulos ante Jesús. En la transfiguración es Pedro quien habla proponiendo levantar tres tiendas ( Mt. 18,21)

El es quien pide en nombre de los demás a Jesús que les explique la parábola. ( Lc. 12,41) Los encargados en cobrar los tributos recurren a Pedro para que pregunte a Jesús si ellos han de pagar tributos, y es Pedro quien recoge la moneda de la boca del pez para pagarlo. ( Mt. 17,24)

NO TENGO ORO NI PLATA, LO QUE TENGO TE DOY…

D) La primacía de Pedro sigue apareciendo en el Nuevo Testamento después de la Resurrección de Cristo.

El ángel dice a las mujeres que visitan el sepulcro: “ id  a decir a sus discípulos y a Pedro que Jesús os precederá en Galilea”.  Pedro es quien hace el milagro de curación del paralítico sentado a la puerta del templo pidiendo limosna: “No tengo oro ni plata, lo que tengo te doy, en nombre de Jesús Nazareno levantate y anda” Pedro es quien propone elegir un nuevo apóstol que ocupe el lugar de Judas ( Hech. 1,15-26). En nombre de los doce toma la palabra el día de Pentecostés. ( Hech.38,40)

En nombre de todos sale de la casa donde estaban reunidos en Pentecostés y habla al pueblo ( Hech 2,38,40) Habla en nombre de todos a los magistrados judíos. ( Hech. 4,8-12) El es quien abre la puerta del nuevo camino a los gentiles, admitiendo a Cornelio, primer gentil, en el mismo y a la vez proclama puros todos los alimentos en contra de la legislación judía.( Hech.10) En el concilio de Jerusalén es Pedro quien proclama que la ley mosaica no obliga a los cristianos, Santiago ratifica la decisión de Pedro. ( Hech. 15,13-20) San Pablo escribe en su carta a los Gálatas que fue a Jerusalén para entrevistarse con Pedro para exponerle la doctrina que predica. ( Gál. 1,18) San Pablo destaca cómo Jesús se apareció primero a Pedro después de su resurrección ( 1.Cor. 15,5)

2.- BASES HISTÓRICAS DEL PRIMADO DE SAN PEDRO.

IMAGEN DE SAN PEDRO APÓSTOL CON LAS LLAVES.

Los testimonios que han llegado a nosotros sobre la convicción cristiana acerca del Primado de Pedro son otra de las bases sobre las que se asienta la fe católica sobre el primado de san Pedro con relación al resto de los Apóstoles.

TESTIMONIOS DE LOS SANTOS PADRES  Y ESCRITORES CRISTIANOS

Los testimonios mas importantes, como es natural son los que tienen mayor autoridad, aunque también es natural que los mismos sean menos numerosos dada su antigüedad y a su vez, que también en este caso funciona la ley de que la práctica es anterior a la teoría. Dentro de este apartado estudiaremos:

SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA.

a) El testimonio de San Ignacio de Antioquía .

Hacia el comienzo del siglo IIser llevado a Roma para sufrir martirio, escribió las siete cartas que tienen un gran valor para descubrir cual era  la concepción de la Iglesia y su organización

En el prólogo de su Carta a los Romanos aparecen algunos textos que difícilmente se podrían entender si no se parte de que la Iglesia de Roma tenía una preeminencia sobre el resto de las Iglesias.

Mientras que  las seis restantes cartas dan comienzo con un simple saludo: A la iglesia que está en Filadelfia, a la Iglesia que está en Éfeso … en la dirigida a los romanos dice cosas como éstas: «Ignacio, llamado también Teóforo: A la Iglesia que alcanzó misericordia por la magnificencia del Padre altísimo y de Jesucristo su único Hijo; Iglesia amada e iluminada por voluntad del que ha querido todas las cosas que existen, según la fe y la caridad de Jesucristo Dios nuestro; la que además preside en el lugar de la región de los Romanos digna de Dios, digna de decoro, digna de toda bienaventuranza, digna de alabanza, digna de todo éxito, digna de santidad y que (  en  latín, et universo caritatis coetui praesidens,) preside a la totalidad de los que están unidos en el amor), seguidora de la ley de Cristo y adornada con el nombre del Padre: también a ella le envío mi saludo en el nombre de Jesucristo, Hijo del Padre»

«Así también quiero que permanezcan firmes todas aquellas cosas que mandáis en vuestras enseñanzas»

Con respecto a su Iglesia de Antioquía, ahora carente de pastor, les dice: «Acordaos en vuestras oraciones de la Iglesia que está en Siria; la cual, en mi lugar, tiene a Dios como pastor. Ahora solamente la regirán  Jesucristo y vuestra caridad (agapé) ». Y puesto que para S. Ignacio el Obispo ocupa en la Iglesia el lugar de Dios (Magn. 6,1; 462) y se le ha de obedecer como al mismo Cristo (Tral. 2,1; 468), esa preminencia de la Iglesia de Roma reside en último término en su Obispo.

El texto pues dice que la iglesia que está en Roma preside  a todo el conjunto de la iglesia.

Desea que la iglesia de Roma esté firme en todas aquellas cosas que mandais en vuestras enseñanzas.

Y en tercer lugar que su iglesia sin estar él estará regida por Jesucristo y por vuestra caridad.

SAN IRENEO.

b) El testimonio de San Ireneo

Por los a. 178-188 escribió sus 5 libros Adversus haereses, especialmente contra los gnósticos de su tiempo, mostrando que la verdadera tradición cristiana se encuentra únicamente en donde se halle la verdadera sucesión apostólica. Como ejemplo singular propone la lista ininterrumpida de los Obispos de Roma, sucesores de S. Pedro y S. Pablo.

En el lib. 111,3,2 (RJ 210), del que por desgracia sólo se conserva una traducción latina, arcaica y no siempre clara, tiene algunas expresiones que no pueden olvidarse.

Roma, dice san Ireneo es la Iglesia «máxima, antiquísima y de todos conocida, fundada y constituida por los dos gloriosísimos apóstoles Pedro y Pablo, que posee la tradición y la fe anunciada a los hombres por los Apóstoles, y juzgando que ha llegado hasta nosotros por la sucesión de los Obispos, confundimos a todos aquellos que de algún modo no la recogen( la fe y la tradición de la Iglesia de Roma que ha dicho anteriormente) como sería necesario, ya por vanagloria y propia complacencia, ya por ceguedad y mal entendimiento. Pues es necesario que toda la Iglesia, es decir, todos los fieles esparcidos por doquier, convengan con esta Iglesia por su mayor poder (propter potiorem eius principalitatem);  dentro de la cual todos los fieles del mundo han conservado siempre la tradición que viene de los Apóstoles». No hay que olvidar que san Ireneo utiliza la palabra principalidad en el sentido de poder al que hay que responder con la obediencia y sujeción a tal poder. Por ejemplo «Et sic `principalitatem’ quidem habebit in omnibus Deus… reliqua vero omnia in subiectione manent Dei» (111,38; 11,1). »

TERTULIANO.

c) El Testimonio de Tertuliano.

Caído ya en las herejías del montanismo escribióen el De pudicitia (XXI, 9-10)algunas frases que a primera vista parecen admitir el p. de S. Pedro, aunque sin sucesión: «¿Qualis es, evertens atque commutans manifestam Domini intentionem `personaliter’ hoc Pedro conferentem? ¿ Quien eres tú, para darle la vuelta y trastocar la manifiesta intención de Dioscon ferida personalmente a este Pedro?  La pregunta va dirigida a un , Obispo africano que según Tertuliano  se arrogaría la potestad de atar y desatar conferida únicamente a Pedro.

.SAN CIPRIANO.

d) Testimonio de san Cipriano.

Aunque es cierto que san Cipriano y sus escritos en los que se refiere al primado de Pedro y el de sus sucesores han dado pie a múltiples opiniones acerca de la idea que el mismo mantenía acerca del primado petrino, no cabe duda que en sus escritos se pueden espigar frases que afirman claramente tal primado. Por ejemplo la «cátedra de Pedro e Iglesia principal, de donde surgió la unidad sacerdotal, y a la que no puede tener acceso la perfidia» (Ep. 59; RJ 580); Iglesia matriz, raíz y origen de la Iglesia católica (Ep. 48: RJ 574; Ep. 45,1; Ep. 63, 1; Ep. 71,2; Ep. 73,2).

No resulta improbable que san Cipriano aún concediendo a la iglesia romana la primacía sobre el resto de las iglesias no tuviera un concepto claro del alcance de la primacía de Pedro y de la iglesia romana , dados los hechos que personalmente tuvo que resolver dentro de su propia comunidad.

e) Breve referencia a los demás SS. Padres.

A partir del s. IV los textos son más abundantes citamos sólo algunos a manera de ejemplo.

Son ya clásicos los textos de S. Jerónimo: «Yo, siguiendo únicamente a Cristo, me uno en comunión a tu beatitud, es decir, a la cátedra de Pedro. Conozco a la Iglesia edificada sobre aquella piedra. Quien comiere el cordero fuera de esta casa, es un profano. El que no estuviere en el arca de Noé, perecerá durante el diluvio»

SAN AGUSTÍN .

S. Agustín: «Sobre esta causa (de los pelagianos) han sido enviados dos concilios a la sede apostólica: ya han venido de allí los rescriptos. La causa ha terminado (causa finita est): ¡ojalá algún día termine el error! » (Sermón 131, 10: PL 38,734); «La Iglesia de Roma, en la cual ha estado siempre vigente el principado de la cátedra apostólica» (Ep. 43,7: PL )

EL MARTIRIO DE SAN PEDRO DE CORREGIO

3.-EL PODER DADO A PEDRO TENIA EL CARÁCTER DE SER TRANSMISIBLE A SUS SUCESORES.

Probar el enunciado de este tercer punto parece tiene su importancia entre otras cosas, porque  hay quienes admitiendo el primado de Pedro, niegan que el mismo fuera transmisible, dado que fue un privilegio concedido por Jesús solamente a Pedro.

De entrada decir con respecto a este tema que si el primado  de Pedro ,en la intención de Jesús, no tenía un alcance que iba más allá de un poder dado a Pedro, el mismo no tendría ningún significado y estaría en contra de la voluntad del Señor de que su misión fuera continuada a través de los tiempos y hasta el final de los siglos.

Para evidenciar que el poder dado a Pedro tenía ese carácter de ser transmisible nos ocupamos de estos dos puntos:

1.- Los apóstoles eligieron a sucesores suyos con el mismo poder con el que ellos estaban investidos

2.- Pedro ejerció su ministerio en la ciudad de Roma, donde fue martirizado y sepultado.

SAN CLEMENTE ROMANO

1.- LOS APÓSTOLES ELIGIERON A SUCESORES SUYOS CON EL MISMO PODER CON QUE ELLOS ESTABAN INVESTIDOS.

Mientras estaba en Corinto, el papa Clemente,  que ejerció su cargo en el año  96  escribió a los corintios una carta a la memoria de los dos mártires, Pedro y Pablo. En esta carta él cuenta explícitamente que los Apóstoles nombraron obispos y previeron por su sucesión (Carta de Clemente a los Corintios 5,3-7).

Ireneo conocía personalmente a algunos que habían vivido con Pedro y con Pablo y con quienes tenían “la predicación de los benditos apóstoles resonando en sus oídos”. El testifica que la verdad la Iglesia la recibió de los Apóstoles y llegó hasta él y, en consecuencia: “una y la misma fe dadora de vida ha sido preservada en la Iglesia y transmitida en su pureza e integridad desde los apóstoles hasta el Día de hoy” (Ireneo “Contra herejías 3,3. 189 D.C.)

Para el catolicismo esta sucesión tiene fundamentos bíblicos. Ya en el AT podemos ver a líderes y en especial a los sacerdotes, profetas y reyes pasando su poder y misión a sucesores por la imposición de manos y la unción:

  • “Tomarás después el óleo de la unción, lo derramarás sobre su cabeza y lo ungirás con él…así el sacerdocio les pertenecerá por decreto irrevocable. De esta manera investirás a Aarón y a sus hijos.” (Ex.29,7-9)
  • Luego Moisés quitó las vestiduras a Aarón y se las puso a Eleazar (Num.20,28)
  • Josué, hijo de Nun, fue lleno del espíritu de sabiduría porque Moisés le impuso las manos (Deut 31,1-8)
  • Tú, Elías ungirás a Eliseo Hijo de Safat de Abel Mejolá como profeta en tu lugar (1 Rey 19,16)
  • …Samuel tomó un cuerno de aceite y lo ungió en presencia de sus hermanos. Entonces el Espíritu del Señor se posó con poder sobre David desde aquel día en adelante.(1 Sam 16,13)
  • El rey David dijo llamad  al sacerdote Sadoc, y  al profeta Natán y a Benaías hijo de Iehoiadá y él les ordenó: tomad con vosotros  a los servidores de su señor, montad  a mi hijo Salomón en mi propia mula y bajadlo en Guijón allí el sacerdote Sadoc y el profeta Natán lo ungirán rey de Israel” (1 Rey 1,32-34)
  • Jesús, el Sacerdote, Profeta y Rey por excelencia, confía el liderazgo a Pedro (Mt.16,19) y al grupo de los apóstoles les da autoridad (Mat.18,18) y envía a continuar su misión. “Quien a vosotros escucha a mí me escucha, quien a vosotros desprecia a mí me desprecia” (Lc. 10,16).
  • La gran misión es encomendada a los apóstoles en el momento de la Ascención porque ellos son los sucesores de Cristo.(Mc.16,15/ Mt.28,19 “ Id al mundo entero y predicad el evangelio a toda criatura… y mirad yo estoy con vosotros hasta el final de los tiempos”
  • .

SAN MATÍAS APÓSTOL.

Ya en el tiempo de los Apóstoles el primer caso es la sucesión de Judas por Matías (Hech.1,15-26).

A medida que la Iglesia crecía los apóstoles fueron nombrando ” episcopos de la que se traduce la palabra “obispo”) que ocupen la misma misión en las comunidades que iban fundando para que ellos puedan seguir su camino o bien cuando se morían:

“ Continuad cuidando  de vosotros  mismos y del rebaño sobre el cual el Espíritu Santo os ha encargado como obispos para apacentar la Iglesia de Dios que Él adquirió con su propia Sangre (Hech. 20,28)

“Pablo y Timoteo, servidores de Cristo Jesús saludan a todos los santos en Cristo Jesús que se encuentran en Filipos así como también a los obispos y diáconos” (Fil 1,1)

SAN PABLO NOMBRÓ SUCESOR SUYO A TIMOTEO.

Pablo nombró sucesor suyo a Timoteo:”al partir para Macedonia te pedí que permanecieras en Éfeso para impedir que cierta gente enseñara doctrinas extrañas (1 Tim 1,3) aviva el don  que te fue conferido mediante una intervención profética por la imposición de manos ” (1 Tim 4,14)

Y el mismo Pablo aconseja a Timoteo como seleccionar los candidatos a presbíteros, diáconos y preveer su propia sucesión en la presidencia de la comunidad y el episcopado (1 Tim 3,1-13)

Ya hemos indicado cómo la metáfora de las llaves tiene en Isaías el significado de un determinado poder” Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; refiriéndose  a su mayordomo, Sebna, abrirá y nadie cerrará; cerrará y nadie  abrirá” Is.22,22.

En el texto de Isaías las llaves significan además  el poder de sucesión. David había muerto hacía unos 200 años cuando Isaías escribe este texto, y las llaves iban pasando de mayordomo a mayordomo, este poder no murió con David.

Jesús heredero del Reino de David “el Santo, el Verdarero, el que tiene la llave de David, que abre y nadie cierra , y cierra y nadie abre”( Ap. 3,7)   entrega las llaves de su Reino a Pedro, un Reino que durará hasta el final de los tiempos, indicando, como en el caso de David, que  muerto Pedro pasarán de este “primer mayordomo” a sus sucesores, hasta que Cristo entregue su Reino al Padre.

Y como lo atestiguan escritos de los Padres de la Iglesia Primitiva esta “sucesión apostólica”,  no ha perdido su continuidad ni en su tiempo ni a través de los siglos dentro de la Iglesia Católica.

SAN PEDRO EN ROMA.

2.-PEDRO EJERCIÓ SU MINISTERIO APOSTÓLICO EN LA CIUDAD DE ROMA, DONDE FUE MARTIRIZADO Y SEPULTADO

Aunque la estancia de Pedro en Roma no sea una condición indispensable para adjudicar a la iglesia romana la primacía sobre el resto de las demás iglesias, desde el punto de vista histórico, y apologético tiene su importancia y por ello nos ocupamos a continuación sobre este asunto.

1.-Testimonios escritos en los que se prueba la estancia de san Pedro en Roma, su martirio y su sepultura en la capital del imperio.

2.- Testimonios arquelógicos que evidencian la estancia, martirio y sepultura de san Pedro en Roma.

1.- LOS TESTIMONIOS ESCRITOS .

Hay algunos textos en el Nuevo Testamento que pueden ser usados como una prueba de la estancia del príncipe de los apóstoles en la capital del imperio, en la  1ª carta de Pedro   se dice “Os saluda la Iglesia que está en Babilonia, participe de vuestra elección,  y Marcos mi hijo” (1 Pe 5,13). Babilonia es una palabra utilizada para designar  secretamente a Roma. Se usa de esta forma seis veces en el libro del Apocalipsis ( Cf. Ap. 14,8; 16,19; 17,5;18,2; 18,10; 18,21.) y en fuentes extrabíblicas como los Oráculos Sibilinos (5,159f), el Apocalipsis de Baruc (2,1) y 4 Esdras (3,1). Eusebius Pamphilius, en La Crónica, compuesta hacia el 303 advirtió que “Se dice que la primera epístola de Pedro, en la cual hace mención a Marcos, fue compuesta en la misma Roma; y que él mismo indica esto, refiriéndose figurativamente a la ciudad como Babilonia”.

Estas referencias no pueden serlo a la Babilonia que en otros tiempos era la capital del imperio babilónico. Aquella Babilonia se había visto rebajada a ser un pueblo sin importancia, ya no era una “gran ciudad”. Ni tuvo influencia alguna en la historia del mundo occidental  La única “gran ciudad” en tiempos del Nuevo Testamento, para los habitantes del mundo mediterráneo, era Roma, con sus cerca de tres millones de habitantes, capital de un Imperio con una extensión que llegaba hasta los límites de la tierra

.

¿ A DÓNDE VAS, SEÑOR…?

¿Y qué podía motivar denominar a Roma como Babilonia?  Los  cristianos en la era de las persecuciones no dejaron de inventarse contraseñas de identificación sólo descifrables por ellos mismos: la paloma,  el pez, el crismón, el ancla, Orfeo, etc

William A. Jurgens, en su libro en tres volúmenes The Faith of the Early Fathers, un magistral compendio que cita extensamente de todas las obras que van desde la Didajé  o Doctrina de los Doce Apóstoles,a  Juan Damasceno, incluye treinta referencias a esta cuestión, divididas, en el índice, casi a partes iguales entre las afirmaciones de que “Pedro vino a Roma y murió allí “ y de que “Pedro estableció su Sede en Roma e hizo al Obispo de Roma su sucesor en el primado”. Remitimos  a esta obra  de la que tomamos algunos ejemplos.

Dionisio de Corinto, al escribir su Carta a Sotero, el duodécimo papa, hacia el 170  decía: “También habéis, por vuestro mismo consejo, reconciliado la semilla sembrada por Pedro y Pablo en Roma“.

Clemente Romano escribió su Carta a los Corintios quizá antes del 70 sólo unos pocos años después de que Pedro y Pablo fueran asesinados; en ella hacía referencia a Pedro diciendo que terminó  su vida donde Pablo acabó la suya.

En su Carta a los Romanos (110 D.C.), Ignacio de Antioquía observó que no podía mandar a los cristianos de Roma de la manera en que Pedro y Pablo lo hacían, comentario que solo tiene sentido si Pedro hubiera sido un jefe, si no el jefe, de la Iglesia de Roma.

Ireneo, en Contra los Herejes (190 D.C.), dijo que Mateo escribió su Evangelio “mientras Pedro y Pablo estaban evangelizando en Roma y echando los cimientos de la Iglesia”. Dice luego que los dos abandonaron Roma, quizá para asistir al Concilio de Jerusalén (a. 49 .). Algunas líneas más abajo hace notar que Lino fue nombrado sucesor de Pedro –es decir, el segundo papa– y que los siguientes de la lista fueron Anacleto (conocido también como Cleto) y Clemente Romano. Pedro vino a Roma, murió mártir en el reinado de Nerón y fue enterrado sobre la colina del Vaticano, donde aconteció su martirio.

Más tarde, a caballo entre el II y el III siglo, el historiador de la Iglesia Eusebio relata acerca de un presbítero romano de nombre Gaio que habla por primera vez de la tumba gloriosa (“trofeo”) de Pedro en el Vaticano.“Pero yo puedo mostrar los `trofeos´ de los apóstoles (Pedro y Pablo), pues si quieres acercarte al Vaticano o a la Vía de Ostia, encontrarás allí los `trofeos´ de aquellos que han fundado esta comunidad”.

Tertuliano, el escritor eclesiástico de Cartago del siglo III, agrega: “Primeramente por Nerón se manchó de sangre la fe naciente…Pedro se hace semejante a su maestro en el género de muerte (Crucifixión); en la que Pablo conquista la corona de Juan (Bautista) por medio de la espada”..

Tertuliano en su obra “ Protesta contra los herejes, se refiere” a lo feliz que es la Iglesia de Roma donde Pedro sufrió una pasión como la del Señor, donde Pablo fue coronado como una muerte como la de Juan ( el bautista que fue decapitado como san Pablo).

Clemente de Alejandría escribió a comienzos del siglo III. Un fragmento de su obra Esbozos ha quedado conservado en la Historia Eclesiástica de Eusebio de Cesarea, Clemente dice en ese fragmento :“Cuando Pedro predicaba la palabra públicamente en Roma, y anunciaba el evangelio por el Espíritu, muchos de los presentes pidieron que Marcos, que había sido por largo tiempo su seguidor y recordaba sus dichos, pusiera por escrito lo que se había proclamado

.

MARTIRIO DE SAN PEDRO.

Pedro de Alejandría fue obispo de esa ciudad y murió hacia el 311 .Algunos años antes de su muerte escribió un tratado llamado Penitencia. En él dijo: “Pedro, el primero de los apóstoles, habiendo sido apresado a menudo y arrojado a la prisión y tratado con ignominia, fue finalmente crucificado en Roma”.

Lactancio, en un tratado llamado La muerte de los perseguidores, escrito alrededor del 318. advirtió que “Cuando Nerón aún reinaba, Pedro llegó a Roma, donde, en virtud de ciertos milagros que obró por el poder de Dios que le había sido conferido, convirtió a muchos a la virtud y estableció un firme y tenaz templo a Dios”. Nerón reinó del 54 al 68 .

De los relatos no cristianos resalta la crónica de Celso al emperador Adriano (117-138), quien asegura que el nombre de Pedro gozaba de popularidad en la capital del imperio.

De todo esto hay una prueba indirecta y es que ninguna otra Iglesia mas que la romana se atribuyó tener el sepulcro del apóstol Pedro.

TUMBA DE SAN PEDRO EN EL VATICANO.

2.- LA CONFIRMACION  DE LAS FUENTES LITERARIAS POR LA ARQUEOLOGIA.

Desde hace siglos los fieles sabían que la tumba de Pedro se encontraba en la Basílica Vaticana debajo del altar de la Confesión, pero los papas que se han sucedido en la guía de la Iglesia no se han atrevido a investigar hasta el fondo, sea por temor reverencial no difícil de comprender, sea por el miedo obvio de una posible respuesta negativa, que habría sido de extrema gravedad. Solamente en 1939 Pío XII,  decidió abrir a la ciencia los misterios subterráneos de la Basílica. Así ocurrió que entre 1940 y 1949  se realizaron las excavaciones. Éstas fueron ejecutadas, como he demostrado en otro lugar, de un modo discutible, pero llevaron a algunas constataciones importantes. Aquí tenemos un resumen

.

LA NECRÓPOLIS PAGANA EN SAN PEDRO.

Se descubrió ante todo que bajo el suelo de la Basílica existían los restos de una antigua necrópolis pagana construida en los siglos II-III , esta necrópolis quedó enterrada en los tiempos del emperador Constantino, para crear el piso sobre el cual se construiría la primera basílica en honor de Pedro (alrededor de 321-326). Este propósito como mínimo revelaba la creencia de que en esa área se encontraba la tumba del apóstol san Pedro.

Un segundo resultado muy importante fue el descubrimiento bajo el altar de la Confesión de una serie de construcciones de mayor antigüedad que el altar, construcciones que estaban sobrepuestas unas sobre otras, o unas dentro de la otra. Estas son las construcciones ordenadas de arriba hacia abajo:

1) altar de Clemente VIII (1594), que es todavía el altar papal.
2) altar de Calixto II (1123);
dentro de esta construcción estaba
3)  el altar de Gregorio Magno (590-604);y
4) la construcción  erigida por Constantino en honor de Pedro (aproximadamente 321-326).

Dentro de la construcción  constantiniana  estaban encerrados tres restos anteriores a la construcción de Constantino 1.-  trozos de un antiguo muro, después comúnmente conocido como “muro g” 2.-cubierto de una ininterrumpida red de grafitos cristianos, escritos entre el  final del III siglo y la segunda década del siglo IV, en los que aparecía la fe y devoción al apóstol Pedro; 3.- un pequeño quiosco funerario, adosado a un trozo de muro revestido de un enlucido rojo, el llamado muro rojo y que  lo podemos datar alrededor de 160.

En el suelo del quiosco funerario una losa  revelaba la presencia de una tumba en el terreno,. Pero debajo de la piedra de la tumba no se encontraron restos de ningún cadáver, aunque era evidente que el terreno  se encontraba removido,  Lo que indica que los restos de esa tumba debieron ser  trasladados  en la época de Constantino a algún otro sitio.

Después de las excavaciones del período 1940-1949, quedaron tres grandes lagunas acerca de la tumba de Pedro, que impedían llegar a una solución definitiva del problema:
1) no se habia encontrado  en ninguna de las zonas excavadas el nombre de Pedro.
2) no fueron  descifrados si no en una mínima parte, y no sin errores, los grafitos del “muro g”;
3)
nada se supo adonde fueron a parar los restos enterrados que habrían debido encontrarse en la tumba del quiosco.

A partir del año 1953, afirma Margherita Guarduchi, directora  de las excavaciones y tras años de investigaciones, “encontré el nombre de Pedro en los grafitos del “muro g” que  a partir de este hecho se convirtió   en objeto preferente  de estudio. “

EL PAPA FRANCISCO ANTE LA TUMBA DE SAN PEDRO.

Lo primero que fue estudiado y descifrado fueron los grafitos hallados en el  “muro g” en ellos además del nombre de Pedro,  se hallaron preciosas noticias para el conocimiento de la espiritualidad cristiana en Roma entre el III y el IV siglo.

Aparecieron, entre otras cosas, numerosas aclamaciones a la victoria de Cristo, de Pedro y Maria; y gracias a un sistema – bien conocido en aquellos tiempos de utilizar signo únicamente reconoscibles por los cristianos , numerosas siglas presentan la íntima unión de Cristo y Pedro, símbolos trinitarios, invocaciones a Cristo como luz, paz, principio y fin del universo, alusiones a las llaves de Pedro, y hasta  no falta un sugestivo recuerdo de la victoria de Constantino en 312, cerca del Puente Milvio y del signo de Cristo que consideró como el anuncio y la certeza del acontecimiento histórico.

“Descubrí que los restos extraídos de la tumba del quiosco fueron puestos en el nicho expresamente  hecho en el “muro g”” este nicho una vez preparado fue forrado de mármol en la época de Constantino,  y según las afirmaciones de Eusebio de Cesarea, amigo de Constantino, en este nicho se encontraban  depositados los restos del apóstol Pedro.

El nicho quedó completamente cerrado hasta que en las excavaciones de 1940-1949 fue abierto y los restos hallados en el mismo fueron retirados por personas inconscientes y debido a las muchas irregularidades de tales excavaciones, y fueron llevados a un lugar cercano al nicho en un ambiente húmedo y oscuro, dentro de una caja de madera, quedando ignorados por una decena de años .

En septiembre de 1953 los restos fueron retirados de ese ambiente húmedo convirtiéndose desde este momento en el objeto de largos exámenes por especialistas de ciencias experimentales. Particularmente importantes fueron los exámenes del antropólogo Venerando Correnti

Los referidos exámenes llevados a cabo dieron, en primer lugar, como resultado, que los huesos, algo así como la mitad de un esqueleto, pertenecían a un hombre, de una edad entre 60 y 70 años, fallecido en entre los años que los testimonios escritos afirman que sucedió el martirio del Apóstol.

En segundo lugar entre los restos analizados se encontraron señales de un paño de púrpura entretejido de oro.

En tercer lugar el análisis de   la tierra incrustada en los huesos demuestra que  la misma es similar a la tierra de la tumba  vacía hallada en el quiosco El examen petrográfico de esta tierra la ha clasificado  como arena marmosa, idéntica a la tierra de la tumba vacía, mientras que en otras zonas del Vaticano se encuentran arcillas azules y arenas amarillas.

En cuarto lugar en el interior del nicho, sobre la pared occidental, un grafito griego, escrito en la edad constantiniana, antes del cierre del dicho nicho, declara: «Pedro está (aquí) dentro.»

Todo esto concurre a demostrar que el nicho marmóreo del “muro g” fue  la segunda y definitiva tumba de Pedro, la primera de las cuales fue la del quiosco encontrado vacío y perteneciente a una acrópolis pagana.

A partir de este resultado el Papa Pablo VI  anunció solemnemente que las investigaciones sobre la tumba de san Pedro habían dado como resultado que el mismo estaba enterrado en la colina del Vaticano debajo de la actual  basílica de san Pedro.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: ABRIRSE A DIOS SIN MIEDO.

quijotediscipulo

Anuncios