ICONO GRIEGO DE LA STMA. TRINIDAD.

EL DIOS DEL CRISTIANISMO.

 En este tema volvemos a ocuparnos del concepto que de Dios tiene una religión, en este caso la religión cristiana.

            En este siglo XXI entendemos por religión cristiana a aquella que tiene a Cristo como centro, por lo que en la misma están englobadas todas aquellas iglesias  que se encuentran agrupadas en el llamado Consejo Mundial de la Iglesias, las que a pesar de sus diferencias tienen una base común en su fe cual es la confesión de la Trinidad divina, y además de estas Iglesias, la Iglesia católica, apostólica y romana, no integrada en el Consejo, pero que participa ampliamente de esa base común.

            Esto dicho señalamos cual será el esquema que se va a seguir en el desarrollo de este tema:

1.- Las fuentes.

2.-La revelación de Dios como Padre natural.

2.-1.-Dios como Padre que tiene un Hijo no creado y eterno

2.-2.- Dios como Padre de Cristo Jesús en la Encarnación.

2.-3.- Dios revelado como Padre por Jesús: el Hijo.

2.-4.-Dios como Padre de los hombres en Cristo Jesús.

2.-5.- La  redención como unión de los hombres con el Padre a través de Cristo Jesús  bajo la acción del Espíritu Santo.

 PAPIRO DEL NUEVO TESTAMENTO.

1.- LAS FUENTES .

En cuanto a las fuentes de las que se puede beber el concepto que de Dios tiene el cristianismo, encontramos una única fuente que se pueda definir como tal y es la Sagrada Escritura, especialmente el Nuevo Testamento. Junto a ella la Tradición.

            Si incluimos entre las fuentes para esta materia a la Tradición es porque ella fue imprescindible para desvelar el contenido de la revelación sobre Dios contenida en la Sagrada Escritura, fue de la conjunción de estas dos fuentes  de donde se forjó el concepto que de Dios tiene el Cristianismo.

            Desvelar el contenido de la Revelación del concepto del Dios cristiano no fue algo que se hizo sin contradicciones y tanteos, una historia del proceso seguido para ello  debería tener en cuenta al menos los siguientes pasos : época anterior al concilio de Nicea: la gnosis heterodoxa, la apologética del siglo II, la patrística oriental del siglo III, la patrística occidental,  época posterior al primer concilio de Nicea,  y finalmente la teología medieval. El estudio de esta historia no entra dentro de nuestro tema.

DE DÍA LA NUBE GUIABA AL PUEBLO POR EL DESIERTO.

 2.-LA REVELACIÓN DE DIOS COMO PADRE NATURAL

A la hora de hablar del Dios del cristianismo hay que comenzar por decir que este Dios es el mismo que se ha revelado a través del Antiguo Testamento como el Dios de nuestros padres, el Dios del pueblo de Israel, el Dios vivo, el Dios personal, el Dios unico y exclusivo, el Dios todo poderoso y eterno,el Dios cercano, el Dios liberador  etc.  esta revelación de Dios en el Antiguo Testamento ha culminado con la revelación que el Nuevo Testamento y la tradicción cristiana han hecho de Él.

 La afirmación central del Nuevo Testamento  y de la Tradición sobre Dios consiste en que Él  se ha manifestado como Padre del Verbo con una paternidad que es única y exclusiva de Él, es lo que se ha querido decir en el título del párrafo con la palabra NATURAL y como consecuencia de esta manifestación se ha mostrado lo más íntimo de la Vida Divina , en el llamado misterio Trinitario, el Dios Uno y Trino , este es el centro del concepto de Dios propio del cristianismo: Un Único Dios en esencia y trino en personas.

            Dentro de esta afirmación podemos distinguir los siguientes aspectos : 1.-Dios Padre como Principio sin Principio. del Verbo en la eternidad; 2.-Dios como Padre de Cristo Jesús en cuanto  hombre  en la Encarnación; 3.-Dios revelado como Padre por Cristo Jesús;  4.-Dios como Padre de los hombres en Cristo Jesús; 5.-la redención como unión de los hombres con el Padre a través de Cristo Jesús  bajo la acción del Espíritu Santo.

            A continuación desarrollamos estos aspectos.

 ESTE ES MI HIJO AMADO: ESCUCHADLE. RAFAEL SANZIO

2.-1.-DIOS COMO PADRE QUE TIENE UN HIJO NO CREADO Y ETERNO

 La primera calificación de Dios  que aparece  en el Nuevo Testamento es la de su paternidad, el término Dios está reservado al Padre del Verbo:  el  Verbo, Palabra del Padre, e Hijo de Dios, es esplendor e imagen de la gloria del Padre,   este  Verbo no pertenece a las cosas creadas, pues todo ha sido creado por medio de Él. “Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios, al principio estaba junto a Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe” Joh. 1,1-3).

            Dios es su Padre en cuanto que el Verbo  ha recibido de él su vida divina, en consecuencia Dios es Padre porque tiene un Hijo no creado: su Verbo, su Palabra, su Sabiduría.

            El mismo uso lingüístico del N.T. identifica el término Dios con el término Padre: “Llegue a todos los hermanos la paz, el amor y la fe, que proceden de Dios, el Padre, y el Señor Jesucristo.”( Ef. 6,23)” y toda lengua proclame para gloria de Dios Padre: que Jesucristo es el Señor»( .Flp. 2,11.)

            Sólo el Padre  es “ principio sin principio”, y es el Padre en cuanto persona quien comunica su propia esencia por generación eterna al Verbo, que queda así constituido como Hijo del Padre , eterno como él,  y persona como él. La fuente última del Verbo no es la esencia divina, ni tampoco “ Dios” concebido como subsistencia absoluta. Es la persona de Dios Padre quien comunica su propia esencia al Verbo constituido así Hijo del Altísimo.

 SERÁ GRANDE Y LO LLAMARÁN HIJO DEL ALTÍSIMO.FRA ANGELICO.

2.-2.-DIOS COMO PADRE DE JESÚS HOMBRE  EN LA ENCARNACIÓN.

 “Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la  gloria propia del Hijo Único  del Padre, lleno de gracia y de verdad.”( Joh. 1,14)

             El Hijo de Dios increado se ha hecho hombre y la naturaleza humana de Cristo adquiere en la persona del Verbo su unidad y la posibilidad de obrar como hombre. Por la Encarnación el hombre Jesús adquiere la condición de Hijo de Dios , haciendo que el Padre llegue a ser Padre de un hombre. Por esta razón el hombre-Jesús está integrado en el misterio trinitario, pues por la Encarnación la Persona del Verbo incorporó a su ser  una verdadera naturaleza humana. De esta forma nos lo dice san Pablo:

                Tened entre vosotros  los mismos sentimientos de Cristo Jesús, el cual siendo de condición divina, no hizo alarde de esta categoría, al contrario, se anonadó a sí mismo, tomando la condición de siervo pasando por uno de tantos,  haciéndose semejante a los hombres en todo menos en el pecado. Y se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y una  muerte de cruz. Por eso, Dios lo exaltó y le dio el Nombre que está sobre todo nombre  para que al nombre de Jesús, toda rodilla  se doble en el cielo, en la tierra y en los abismos,  y toda lengua proclame “ Jesucristo es Señor” para gloria de Dios Padre.” ( Fil 2,5,11)

NADIE PUEDE VENIR A MÍ SI EL PADRE NO LO TRAE.

 2.-3.-DIOS REVELADO COMO PADRE POR JESÚS: EL HIJO.

La revelación de Dios como Padre por Jesús, está firmemente subrayada en el NT. Especialmente en el evangelio de Juan:

            “ A Dios; no lo ha visto nadie jamás  el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre”.( Joh. 1,14)

            “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y entendidos  y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar”.( Mt.11,25-27)

            Con independencia del origen de estos textos es claro que el Jesús histórico  tuvo  una clara conciencia de su especial relación con Dios como Padre, sintiéndose como Hijo de Dios, con una filiación  que no era compartida con nadie, así aparece en los evangelios   en los que nunca él habla de nuestro Padre, sino de mi Padre y vuestro Padre,  en el momento de su oración en el huerto de los olivos se dirige a Dios diciéndole: “ Padre si es posible pase de mí este cáliz…”  y en la cruz: “ Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” Su vida estuvo dominada por esta relación personal con Dios, su Padre: “ mi alimento es hacer la voluntad de mi Padre que me ha enviado”( Cf. Joh 4,34)

            Por ello  cuando  enseña a sus discípulos a orar les dice que oren así “ Padre nuestro… o describe  a Dios en la parábola del hijo pródigo como un padre que espera ansioso la vuelta del hijo; o recalca a sus discípulos  la necesidad de perdonar hasta setenta veces siete si quieren ser perdonados por el Padre, o a la samaritana que: la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esos son los adoradores que quiere el Padre”  ( Joh 4,23)

…PORQUE ESOS SON LOS ADORADORES QUE EL PADRE QUIERE.

 2.-4.-DIOS COMO PADRE DE LOS HOMBRES EN CRISTO JESÚS.

La Encarnación es la realización suprema del amor del Padre para con los hombres , a los que  les da a su Hijo para hacerlos hijos suyos:

            “ ¿ Quien nunca oyó un amor como éste, que amando uno a otro , se tornase él ? Amónos Dios cuando nos hizo a su semejanza, más mucha mayor obra es hacerse él a imagen del hombre. Abájase a nos para llevarnos consigo, hácese hombre para hacernos dioses y desciende del cielo para llevarnos allá y en fin murió para darnos vida. ¡ Que entre estas cosas esté yo durmiendo y sin agradecimiento a tan grande amor ¡ ( Cf. Juan de Ávila Epistolario carta 15)

            El texto anterior encaja bien en este apartado en el que podemos aducir una gran cantidad de textos del N.T. que recalcan esta verdad. Citamos algunos de ellos:

            “Así también nosotros, cuando éramos menores de edad, estábamos sometidos a los elementos del mundo. Pero cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y  para hacernos hijos adoptivos suyos .  Y la prueba es que vosotros sois  hijos, pues Dios infundió en vuestros  corazones el Espíritu de su Hijo, que clama a Dios diciendo:  ¡Abba!, es decir, ¡Padre!  Así,  que ya no eres esclavo, sino hijo, y si hijo también,  heredero por la gracia de Dios.”.

            “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre: pues  no sólo nos llamamos hijos de Dios, sino que lo somos. Por eso el mundo no nos conoce, porque no lo conoció a Él.

Amados, a pesar de que ya somos hijos de Dios,  aún no se ha manifestado lo que seremos; pero sabemos que cuando se manifieste y Él  aparezca en su gloria, seremos semejantes a Él  porque lo veremos tal como es.” ( 1ªjoh. 3,1-2.)

 LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO. EL GRECO.

2.-5.- LA REDENCIÓN COMO UNIÓN DE LOS HOMBRES CON EL PADRE A TRAVÉS DE CRISTO JESÚS BAJO LA ACCIÓN DEL ESPITIRU  SANTO.

  Jesús , Hijo de Dios hecho hombre nos ha merecido con su vida,  pasión, muerte  y resurrección la reconciliación con el Padre, así como la íntima unión con Él :” si alguno me ama mi Padre lo amará, vendremos a él y haremos morada en él” (Jh. 14,23) .

            Nuestra filiación divina no es una pura realidad óntica sin ninguna repercusión vital  con efectos para la vida y existencia diaria, es como dijo Jesús algo que llegará a nosotros por obra del Espíritu Santo que transforma nuestros corazones interiormente, inspirándonos para tener una confianza filial, capacitándonos para, como decía Jesús, hacer obras  semejantes a las que yo hago y aún mayores           .

            “Pero ahora me voy a Aquel que me ha enviado, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Dónde vas?

            “Sino que por haberos dicho esto vuestros corazones se han llenado de tristeza Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré:…

            Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. El me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros.     Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros.”

            De esta forma terminamos nuestro tema como lo empezamos hablando del Dios cristiano como el Dios uno y Trino, en el que el  Padre es el principio sin principio del Hijo y el Padre y el Hijo fundidos en un Amor indescriptible para la razón y experiencia humana , dando vida al Espiritu Santo , como el Amor eterno  del Padre y del Hijo, que inició su acción con el hombre en la creación y la terminará en la resurrección gloriosa de todos sus hijos, de modo que toda la Trinidad por amor al hombre sigue interviniendo en la historia de la salvación de toda la humanidad que ha sido colocada a la derecha del Padre.

 Un dato que es propio y exclusivo del Dios del Antiguo y Nuevo Testamento que lo hace distino del Dios de cualquier religión es su Dios es un Dios histórico, es decir se revela en la historia, se encarna en la historia humana  Dios ha entrado a vivir en la historia humana: así libera al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto :”he visto el sufrimiento de mi pueblo y voy a bajar a liberarlo”, camina con su pueblo a través del desierto conduciéndolo bajo una nube, habita en una tienda en medio de las tiendas del pueblo que camina por el desierto,  va delante de su pueblo en la conquista de Canán etc.

Esta presencia de Dios en la historia humana llega a su punto culminante en la Encarnación del Hijo de Dios, Jesús, el Hijo ha puesto su tienda en medio de nosotros , vivió su tiempo humano como uno de tantos haciendo historia con nosotros, una historia en la que participa toda la Trinidad.

            ¿ Es a la vista de lo anterior el Dios cristiano un Dios transcendente o más bien un Dios inmanente ?

Es evidente que el Dios del cristianismo es un Dios transcendente en el sentido de su distinción del mundo, del universo, de la naturaleza… la distancia de lo que podría acercar a Dios a la creación como si la misma fuera como una parte de Dios, o su Manifestación o desenvolvimiento  etc es infinita: Dios es el absolutamente otro, no hay por ello en la visión del Dios cristiano que tenga ni un solo ribete de panteismo.

Pero esta transcendencia  y distinción de todo lo creado del Dios cristiano no es incompatible con  su inmanencia y presencia en el mundo que Él ha creado porque Dios continúa en sus creaturas como Conservador de las mismas que hace de ella una creación continuada, también como  Providencia que dirige a todo lo creado hacia su fin, y finalmente como Concurrente en las operaciones del mundo y del hombre. Presente por esencia, presenci y potencia.

Esta inmanencia ha llegado al límite de la presencia de Dios en el mundo a través de la Encarnación, por la que el ” que tenía naturaleza divina no hizo alarde de esa naturaleza, sino que se hizo igual en todo a nosotros, pasando por un cualquiera…”

www.youtube.com SI DESEA VER EL VÍDEO PINCHE EN YOUTUBE.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE EN EL BLOG: LA PERSONALIDAD HUMANA DE JESÚS.

quijotediscipulo

 

Anuncios