2.- MILLONES DE CRISTIANOS EN MÁS DE 50 PAÍSES MUSULMANES SUFREN ACOSO, TORTURAS Y ASESINATOS.

Millones de cristianos que viven en países de mayoría musulmana son hostigados a diario a causa de su adscripción religiosa y sufren un auténtico calvario.

Acosados, torturados y, en el peor de los casos, asesinados, los cristianos ven cómo las persecuciones religiosas no son sólo parte de los libros de Historia.

De hecho hace semanas, el fiscal de un tribunal de la ciudad de Tiaret solicitó dos años de prisión para seis jóvenes argelinos convertidos al cristianismo por«ejercicio ilegal de un culto no musulmán». Cuatro fueron sentenciados a penas de prisión condicional de entre dos y seis meses y los otros dos, puestos en libertad. Los condenados deben pagar multas de 1.000 a 2.000 euros cada uno.

Los seis fueron detenidos al salir de una vivienda donde, supuestamente, se había celebrado una misa. También en Tiaret, está pendiente de sentencia una maestra de 37 años que fue detenida con una decena de biblias -25 según las autoridades-, mientras viajaba en un autobús. El fiscal pide tres años de cárcel para ella.

Y no son casos aislados. Muchos de los países musulmanes constituyen pequeños infiernos en los que se purga el pecado de no pertenecer a la religión de los seguidores de Alá. Según datos del Departamento de Estado norteamericano, 16 de los 20 países donde la libertad religiosa está más amenazada son de mayoría musulmana.

«La persecución a los cristianos por parte del Islam es especialmente patente en países como Irán, Irak, Argelia, Pakistán o Arabia Saudí»,advierte Attillio Tamburrini, responsable de Ayuda a la Iglesia necesitada y uno de los autores del Informe sobre libertad religiosa en el mundo que todos los años elabora esta organización católica.

UN EJEMPLO ENTRE MILLONES.

Y añade: «Treinta millones de cristianos no tienen ni libertad de culto en los países musulmanes». ¿Tendrá razón Magdi Cristiano Allam, subdirector del diario italiano Corriere Della Sera cuando aseguró, tras convertirse al cristianismo, que «el Islam es fisiológicamente violento e históricamente conflictivo»?

 EN ROJO EL MAPA DONDE LOS CRISTIANOS SUFREN ALGÚN TIPO DE PERSECUCIÓN EN EL SIGLO XXI.

3.-EL MAPA DE LA PERSECUCIÓN.

Tanto el informe del Departamento de Estado como el de Ayuda a la Iglesia necesitada aportan datos concretos que permiten elaborar un mapa de la persecución religiosa a cristianos en países de mayoría islámica.

Porque, aunque algunos casos sangrantes de acoso a los cristianos se dan también en otros países (especialmente en China y en La India), lo cierto es que la relación entre violencia cristiana y fundamentalismo islámico es muy estrecha. Hoy, el islam cuenta con 1.300 millones de fieles, superando por vez primera al catolicismo.

Esta persecución no se puede justificar de ninguna forma, sobre todo si los musulmanes sufren algún tipo de discriminación en Europa, ésta no tiene como causa motivos religiosos, por lo que en ningún caso ni en ningún lugar son los cristianos quienes discriminan y menos aún en nombre de Jesucristo , ni de Dios como hacen los musulmanes.

Son contados los países musulmanes, como Jordania, donde la libertad religiosa tiene plena vigencia. En la mayoría de las 44 naciones que se reconocen como musulmanas la práctica de otra confesión distinta al Islam aparece vetada. La libertad religiosa que los musulmanes disfrutan en Occidente no tiene reciprocidad en muchos de sus países de origen. Este es un pequeño recorrido por algunos de los países musulmanes donde los cristianos son malditos.

LA NUEVA GRAN MEZQUITA DE ARGEL.

4.-ARGELIA UNA CONVIVENCIA ROTA.

Sólo hay unos 5.000 católicos. La convivencia de las distintas religiones era armónica hasta que, en el mes de febrero de 2006, se implantó la ley anticonversión, que impide la práctica religiosa que no sea musulmana.

De hecho, además de los casos de los conversos, para los que se solicita cárcel, en enero de 2008 el sacerdote francés Pierre Wallez fue condenado a un año de cárcel por celebrar culto con un grupo de emigrantes cristianos en un bosque junto a la frontera con Marruecos. El arzobispo de Argel, Henri Tessier, asegura que «quieren reducir la presencia de los católicos en el país».

5.-IRAK UNA GUERRA DENTRO DE LA GUERRA.

«Los cristianos están desesperados. En sus corazones desean quedarse, pero estamos tan perseguidos que muchos deciden irse para salvar sus vidas». Las palabras del obispo auxiliar de Bagdad, Andreas Abouna, confirman la dramática situación de los 750.000 cristianos que todavía viven en este país desgarrado por la guerra. Más de un millón ya abandonaron el país. Y los mártires se cuentan por miles. Entre ellos, el arzobispo de Mosul, Paulos Faraj Rahho, asesinado el día 13 de marzo.

Religión en el mundo

LOS 10 PAISES DONDE ES MÁS PELIGROSO SER CRISTIANO SON :

Corea del Norte 2. Arabia saudita 3. Irán 4. Somalia 5. Maldivas 6. Yemen 7. Bután 8. Vietman 9. Laos 10. Afganistán

6.-IRÁN CIUDADANOS DE SEGUNDA.

Tras la llegada de Mahmud Ahmadineyad al poder se ha declarado una nueva oleada persecutoria contra los cristianos en este país. Forman el 0,4% de la población y son tratados como ciudadanos de segunda. La literatura cristiana es ilegal, los conversos del Islam a otra religión son perseguidos a muerte y la mayoría de la iglesias son subterráneas

CRISTIANAS PERSEGUIDAS EN PAKISTÁN

7.-PAKISTÁN LOS PEORES TRABAJOS.

De los 165 millones de habitantes de Pakistán, el 97% es musulmán. Los cristianos representan un 2,5% de la población; 1,2 millones son católicos. Los cristianos paquistaníes están entre los más pobres del país y desempeñan trabajos que nadie quiere hacer, mal remunerados e inestables, por lo que deben desplazarse por todo Pakistán buscando oportunidades de empleo.

Además, cualquier vecino puede hacer condenar a un cristiano por la Ley antiblasfemia. Es tal la persecución que, en 1998, el obispo católico John Joseph se suicidó para protestar contra la condena a muerte de los cristianos.

CELEBRANDO LA MISA EN MARRUECOS.

8.-MARRUECOS CÁRCEL PARA LOS INDUCTORES DE CONVERSIÓN AL CRISTIANISMO.

Los cristianos son unos 340.000, casi todos extranjeros. Y, aunque no hay libertad religiosa, la religión cristiana es tolerada como una expresión cultural.«Tenemos libertad de culto, pero no libertad religiosa», dice el arzobispo de Tánger, el gallego monseñor Santiago Agrelo. El código penal castiga con una pena de tres a seis meses de cárcel a quien induzca  a la conversión al cristianismo.

IGLESIA DE SANTA SOFIA EN TURQUIA CONVERTIDA EN MEZQUITA Y EN LA ACTUALIDAD EN MUSEO.

9.-TURQUÍA LIBERTAD SOBRE EL PAPEL.

  El respeto por las minorías cristianas sigue siendo «totalmente insatisfactorio» incluso en Turquía, el más abierto de los países de mayoría musulmana y que aspira a ingresar en la Unión Europea. Es imposible para los cristianos, que representan el 6% de la población total, acceder a cargos públicos, tanto civiles como militares, y no se pueden construir iglesias. Recientemente, el cura italiano Andrea Santoro fue asesinado por integristas. Por eso, en su histórica visita a Turquía, Benedicto XVI pidió«libertad religiosa garantizada ins-titucionalmente y respetada efectivamente».

ASÍ QUEDÓ  LA CASA DE CRISTIANOS EN LA INDIA. 

10.- EN ASIA LOS CRISTIANOS  DESPROTEGIDOS ANTE LOS RADICALES ISLÁMICOS.

 Excepto en Filipinas, oasis católico, son muchos los países del sudeste asiático de mayoría musulmana y donde se persigue a los cristianos. Caso paradigmático el de Indonesia, cuyo Gobierno se muestra incapaz de hacer frente a las acciones violentas de los radicales islámicos. Los cristianos representan el 8% de la población. Desde el año 1999, los musulmanes han asesinado a más de 19.000 cristianos y han obligado a desplazarse a otras 600.000 personas de esa religión.

Autor: José Manuel Vidal- Fecha: 2009-06-24

La permanencia en la fe y su defensa hace de todos los cristianos perseguidos en el siglo XXI unos mártires en los que se muestra la fuerza del Esíritu Santo, en ellos se cumple, también en el siglo XXI la palabra de Cristo: Como me han perseguido a mí también os perseguirán a vosotros.

 

11.-LA PERSECUCIÓN DE LOS CRISTIANOS EN ARABIA SAUDÍ.DE NUEVO EN LAS CATACUMBAS.

A continuación el tema  aborda la situación de los cristianos en otro de los países musulmanes, en este caso en Arabia Saudí, su contenido lo hemos tomado de diversas fuentes dando lugar al siguiente Índice.

1.- El testimonio de Monseñor Gremoli, Vicario Apostólico de Arabia.

2.-  El Wahabismo Islámico. Incluso los musulmanes de otra rama sufren persecución en Arabia Saudí

3.- El testimonio de Camille Seid.

4.- Mártires con sus nombres y apellidos.

5.-  Nada de Libros, imágenes, signos religiosos distintos del Islám.

6.- Para oír misa hay que hablar con el Pader Joseph

7.- ¿ Qué posibilidades tienen los sacerdotes para entrar en Arabia ?

CATACUMBAS DE PARÍS.

1.-11.- EL TESTIMONIO DE MONSEÑOR GREMOLI, VICARIO APOSTÓLICO DE ARABIA.

La situación de los cristianos en los países árabes no es idéntica en los distintos lugares aunque  el problema más grave se sitúa en Arabia Saudí, donde reina una rígida monarquía absoluta. Sus habitantes son wahabitas, ortodoxos e intransigentes.

Se consideran los guardianes de los lugares santos de La Meca y de Medina y consideran toda Arabia como un lugar santo musulmán donde no puede ser admitido ningún otro culto: «Más de la mitad de nuestros católicos vive y trabaja allí.

            Es una zona que recuerda algo el tiempo de las catacumbas. Oficialmente los sacerdotes no pueden entrar y no están admitidas celebraciones públicas, sólo se puede celebrar misa en las embajadas.

Los católicos pueden rezar sólo en sus casas, sin reunirse con otras personas, incluso si son parientes o amigos. Entre 1979 y 1985 algunos sacerdotes fueron descubiertos, arrestados, encarcelados y expulsados.

Muchos cristianos, sorprendidos mientras rezaban, han recibido el mismo trato.

En Arabia existe una policía religiosa muy eficaz, que interviene inmediatamente cuando sospecha que se está celebrando una reunión religiosa no islámica.

 PEREGRINOS EN LA MECA. ARABIA SAUDÍ.

2.- 11.-EL WAHABISMO ISLÁMICO. HASTA LOS MUSULMANES DE OTRA  RAMA SUFREN PERSECUCIÓN EN ARABIA SAUDÍ.

Arabia Saudí es una de las dictaduras más férreas que existen en el mundo pese a ser el gran aliado de Estados Unidos y gran parte de Occidente en la zona. Su petróleo y su ostentosa familia real son vistas con buenos ojos mientras se silencia la flagrante vulneración de derechos humanos que sufren los que allí residen.

El régimen saudí bebe del wahabismo, la interpretación más radical del islam, donde la sharia es la ley del país. Cualquier vestigio de libertad religiosa es una quimera. Incluso los musulmanes que no profesan esta corriente son perseguidos en el país. Nada bueno se puede decir, por tanto, de los cristianos que vivan allí.

Cualquier cristiano que habite en Arabia Saudí debe vivir su fe de manera secreta e individual puesto que está prohibida cualquier manifestación religiosa pública que no sea el islam.

Pero la persecución religiosa en el país va más allá de lo imaginable. Un auténtico estado de persecución. Mientras la familia real saudí financia la construcción de mezquitas por todo Occidente, en su país no existen ni iglesias ni sinagogas. Todo lo que haya debe ser de manera clandestina y para ello tienen una policía religiosa formada por más de 5.000 hombres.( Javier Lozano)

POLICÍA RELIGIOSA DE ARABIA SAUDÍ

3.-11.- EL TESTIMONIO DE CAMILLE EID.

 Camille Eid, experto en iglesias de Oriente Medio y profesor de la Universidad de Milán ha hablado sobre la situación de los cristianos en esta dictadura. De hecho, vivió en el país durante dos años. Según recoge la agencia Zenit,  Eid explica que una de las claves para comprender la realidad de Arabia Saudí es que el Corán es la constitución del país.

A partir de ahí, cualquier manifestación religiosa que no sea el wahabismo debe ser eliminada.

Relatando su experiencia personal, este profesor afirma que en sus dos años en Yeda “tenía miedo de felicitar por Pascua y Navidad incluso por teléfono porque temía que alguien pudiera estar escuchando”. Así, explica que está prohibido vender cualquier postal con temas no musulmanes.

” En una anécdota cuenta que cuando llegó a este país un día “tenía en la mano una Pepsi durante el Ramadán. Me di cuenta de que todo el mundo me estaba mirando de un modo determinado y que me hubieran golpeado. No se puede comer en público durante el ayuno aunque no sea musulmán, porque es la ley”.

A pesar de que los cristianos son el mayor grupo no musulmán en el país,  Eid confirma que “está prohibido tener Biblias, imágenes religiosas y rosarios, si se detectan en el aeropuerto son confiscadas de inmediato“. “Es duro”, indica y contando otro suceso que le ocurrió explica que en un aeropuerto saudí llevaba una película de Espartaco y pidieron verlo. “Tuve miedo de que vieran la imagen de la crucifixión. El guardia finalmente lo permitió porque era un soldado el crucificado, y no Jesucristo”, relata este profesor universitario

Cualquiera que vaya a Arabia Saudí debe saber que “todos los residentes están sometidos a la sharia y nadie puede oponerse a ellaporque equivale a oponerse al islam”. De este modo, a su llegada al aeropuerto“se le informa de inmediato de que debe cumplir las estrictas leyes islámicas”

 4.-11.- MÁRTIRES CON SUS NOMBRES Y APELLIDOS.

La persecución a los cristianos llega hasta la muerte en un país que se considera aliado de Occidente, formado por naciones de origen cristiano. “Tenemos el martirio de una joven saudí que se convirtió al cristianismo. Su hermano la descubrió. Escribió un poema a Cristo y le cortaron la lengua, desapareció y más tarde apareció muerta”. Y es que el número de torturas es enorme, según cuenta Camille Eid. “

“Los cristianos filipinos, indios y eritreos son torturados en las prisiones”, informa, asegurando que los cristianos de países desarrollados suelen ser algo menos perseguidos.

Sin embargo, y a pesar de todas estas enormes dificultades existen conversiones en Arabia Saudí. Eso sí, no puede hacerse público. “Estos convertidos que viajan a Marruecos  y Egipto hablan de su experiencia pero no mencionan sus nombres, y sólo piden que la comunidad cristiana ore por ellos porque aspiran a ver el día en que se les permita ir a la iglesia, poder acceder a los Evangelios y compartir su nueva fe con su propia familia”, concluye este experto en iglesias de Oriente.

Otro de los casos es el de Mussie Eyob .

MUSSIE EYOB.

Mussie Eyob, un cristiano eritreo se enfrenta a la pena de muerte en Arabia Saudita después de ser arrestado por compartir su fe con los musulmanes.

Fue detenido por las autoridades en una mezquita en la segunda ciudad más grande de Arabia Saudita, Yeddah, el 12 de febrero de 2011.

Había ido allí para conocer y hablar con los musulmanes locales después de haber estado hablando sobre el cristianismo en la Embajada de Eritrea durante tres días. Eyob fue arrestado por predicar a los musulmanes, un delito que conlleva la pena de muerte en Arabia Saudita.

Eyob, que se supuso inicialmente a tener problemas de salud mental, fue examinado por médicos sauditas que confirmaron que es apto para el juicio y la sentencia. Luego fue trasladado a la conocida prisión alta seguridad Briman.

La creencia de los médicos y psiquiatras sauditas más “benevolentes” y “tolerantes” afirman que quien ha nacido musulmán apostata y se convierte a otra religión, es un enfermo mental.

El Corán y la Shari´a establecen que la muerte debe ser impuesta a aquellos que apostatan del Islam.

A pesar de la ley islámica, el eritreo Mussie Eyob, un hombre convertido al cristianismo hace unos pocos años y que es un inmigrante en Arabia Saudita, ha compartido su “testimonio” a los musulmanes en la Embajada de Eritrea en Yeddah.

Después del 12 de febrero de 2011, cometió el error fatal de predicar en  una mezquita, donde fue detenido posteriormente y ahora se enfrenta a la pena de muerte por sus acciones

CRISTIANOS ETIOPES ARRESTADOS EN ARABIA SAUDI.

El Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) condenó la detención y la tortura de los 35 cristianos etíopes que fueron arrestados en Arabia Saudí.HRW a través de un comunicado exigió a las autoridades saudíes que liberara a estos detenidos y que no los deportara del territorio saudí, informa hoy lunes el corresponsal de Hispan TV.

Los 35 etíopes, entre ellos 29 mujeres, se habían congregado juntos el pasado 15 de diciembre para celebrar el Adviento previo a la Navidad, en el domicilio de uno de ellos, cuando la policía irrumpió en la casa y los arrestó por cargos de blasfemia y ateísmo.Según el comunicado, HRW también acusó al país árabe de haber sometido a registros corporales ¨arbitrarios¨ a las 29 mujeres que formaban parte del grupo que fue detenido.

Este organismo al expresar su condena por esta actitud, aseguró que a pesar de que el rey saudí,  Abdalá bin Abdelaziz al-Saud , creó un Centro de Diálogo Interreligioso Internacional, su policía viola los derechos de los creyentes de otros credos.

Mientras los islamistas, financiados por Arabia Saudita y/o Irán mayormente, piden que se les deje predicar en las iglesias europeas y poder disponer de ellas para sus servicios religiosos, en Irán y Arabia Saudita se aplica la horca y la decapitación, respectivamente, a quien tiene la osadía de convertirse a otra religión.

 5.- 11.-NADA DE LIBROS, IMÁGENES, SIGNOS RELIGIOSOS DISTINTOS DEL ISLÁM-

  Cerca de un millón de cristianos viven atemorizados en Arabia Saudí. La mayoría son trabajadores extranjeros y celebran el culto y se reúnen a escondidas, en casa particulares o, en el mejor de los casos, en las embajadas occidentales. Las penas por el hecho de ser cristianos varían desde decenas de latigazos hasta la decapitación.

            Con muchas reservas, un ciudadano europeo que reside en Arabia Saudí accede a hablar a ReL de las dificultades crecientes de ser cristiano en el país que acoge las ciudades santas musulmanas de La Meca y Medina.

Cualquier culto distinto del islámico está terminantemente prohibido, hasta el punto de que, de ser sorprendido en una misa, o símplemente  portando una Biblia o un crucifijo, la «mutawa» (Policía especial) puede detener a cualquiera que, a buen seguro, será castigado desde penas de 200 latigazos, prisión o, incluso decapitación.

 6.-11.- PARA OIR MISA HAY QUE HABLAR CON EL PADRE JOSEPH.

 Para oir misa hay que hablar con el «Padre Joseph»

Según relata nuestro ciudadano «en la zona», del que por motivos obvios no podemos dar más pistas, aunque le llamaremos Rodrigo, acudir a misa en Arabia Saudí es ciertamente complejo.

Con toda la regularidad que la discreción y las circunstancias permiten, los pocos sacerdotes que viven allí, llaman y fijan el lugar y la hora de la cita.«Para ir a misa hay que hablar con el “Padre Joseph”. Allí todos se llaman así», cuenta Rodrigo. Si es posible, se celebrará una misa completa. Si no, la alternativa es un rato de oración ante el Santísimo, alimentada por la meditación de las lecturas correspondientes al tiempo litúrgico.

            Estas reuniones se producen casi todos los domingos y, si hay posibilidad, también entre semana en un «circuito» de embajadas occidentales.

            Como no siempre es posible contar con un sacerdote, hay grupos de laicos organizados, que se reúnen con periodicidad para poder crear un cierto espíritu de comunidad cristiana.

7.-11- ¿QUE POSIBILIDADES TIENEN LOS SACERDOTES PARA ENTRAR EN ARABIA ?

La pregunta llega con facilidad. ¿Cómo entran los sacerdotes en el país? Con seguridad, no lo hacen ensotanados, ni con clergyman.

«Habitualmente, son contratados por empresas multinacionales que conocen su verdadera dedicación», asegura Rodrigo. Algunos, cumplen con su horario laboral y luego desarrollan su acción pastoral. Otros, directamente se dedican a predicar y a asistir al cerca del millón de cristianos que, pese a las prohibiciones, viven en el país.

            La mayoría de ellos son familias filipinas de clase media o baja, que con cierta frecuencia guardan el Santísimo en algún escondrijo de sus casas. El riesgo es máximo. No en vano, se han registrado redadas de varias decenas de personas detenidas por oir misa en un apartamento.

«Si yo te convenzo…»

En las contadas ocasiones en las que conversa sobre temas religiosos o espirituales con algún musulmán, Rodrigo tiene mucho cuidado debido a la prohibición y, si hay confianza suficiente, suele terminarlas con una expresión parecida a esta: «Si seguimos hablando de estos temas y me convences, no pasará nada. Si te convenzo yo a tí, la cosa cambia».

2009.XII.22 Nicolás de Cárdenas/ReL

Desde que el 31 de octubre de 2010 un comando yihadista asaltó la iglesia de Nuestra Señora de la Salvación y mató a 58 personas en el centro de la capital, los cristianos huyen de Bagdad. En las paredes del templo las marcas de disparos, explosiones y sangre seca hablan del terror que se vivió aquella tarde de domingo.

Los cristianos iraquíes están divididos en catorce comunidades diferentes, con iglesias católicas, ortodoxas y protestantes, y varios responsables consultados aseguran que antes de 2003 eran aproximadamente 1,2 millones de personas, una cifra que en la actualidad los más optimistas rebajan al medio millón. La mayoría elige la región autónoma del Kurdistán como salida temporal, pero Europa y Estados Unidos son los destinos soñados. Bagdad, Mosul y Basora son las plazas históricas con presencia cristiana –originalmente asirios y caldeos, que siguen rezando en arameo, la lengua de Jesús– desde la época preislámica, pero la violencia está moviendo a la población hacia el Kurdistán iraquí. Al miedo hay que sumar “la campaña de islamización por parte de las autoridades locales”, denuncian los editores del diario capitalino Al Meeda, que tras conocer la reciente prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en Bagdad –uno de los negocios básicos de las familias cristianas– lideran una campaña “por la libertad de los derechos individuales y el respeto a las minorías”. En esta campaña de islamización se englobarían también “la imposición del hyjab para ir a la escuela a las niñas a partir de los seis años o la suspensión de festivales artísticos en Babilonia porque contenían danzas y música”, según los directivos de Al Meeda.

FUNERAL EN BAGDAD TRAS EL ASESINATO DE DOS SACERDOTES.

La tensión creada por los ataques de 2010 ha llevado a algunas formaciones políticas cristianas a pedir la constitución de una especie de cantón cristiano en el norte del país. El presidente, Yalal Talabani, declaró a mediados de noviembre que no se opondría a este proyecto y pidió a los cristianos que no emigraran porque “son parte de los orígenes de Irak”. Esta es la orden oficial, que en la práctica resulta muy complicada para los sacerdotes que están a pie de calle. “No creo que quedemos más de 150.000 cristianos en la capital, tres veces menos que en 2003”, comenta el padre Saad Sirop Hana desde el exterior de su iglesia de San José en el barrio de Karrada, centro neurálgico de los cristianos de la capital. Se ha negado a levantar muros de protección “porque los que nos rodean son hermanos, no enemigos” y confía en los voluntarios de la parroquia que defienden el templo de posibles ataques. Es otra consecuencia de la oleada de violencia, el cerco de varios templos con muros de hormigón y el refuerzo en la vigilancia. Las iglesias de Bagdad cuentan con su propia guardia cristiana, pero la fuerte emigración dificulta el reclutamiento.

 13.-CHINA DOS COMUNIDADES DE LAS IGLESIA CATÓLICA  UNA OFICIAL Y OTRA CLANDESTINA.

En China viven unos 1.300 millones de personas, algo más de la quinta parte de la población mundial. Doce millones son católicos: es una cifra abultada, aunque apenas supone un 1% en el conjunto del país. Y además de pocos, se enfrentan a graves dificultades. En los últimos años, los avances económicos han propiciado una apertura al exterior, pero el respeto a los Derechos Humanos –incluida la libertad religiosa, recogida en el artículo 18 de su Declaración Universal– sigue siendo una asignatura pendiente en China. Conocer la historia de la Iglesia en este país es imprescindible para comprender su compleja situación actual.

En el xx, China sufrió las consecuencias del expansionismo japonés durante los años de la ii Guerra Mundial. El triunfo de la Revolución Comunista de Mao Zedong en 1949 fue la culminación de un complejo movimiento que se desarrolló en la primera mitad del siglo xx en contra del sistema imperial arcaico y de los abusos extranjeros. Nada más instaurarse, el régimen comunista comenzó la persecución de las religiones –consideradas instrumentos extranjeros de control– y a interferir políticamente en las instituciones religiosas.

En 1951 el Papa Pío XII excomulgó a dos obispos nombrados por el Gobierno chino sin su autorización. La respuesta gubernamental fue la expulsión del nuncio apostólico y de todos los misioneros y religiosos extranjeros. Las relaciones diplomáticas entre Pekín y el Vaticano quedaron rotas. En 1957 el Gobierno creó la Asociación Patriótica Católica China, un organismo estatal que pretendía implementar “los principios de independencia y autonomía, autogestión y administración democrática” en la Iglesia Católica china. Todos aquellos cristianos que formaran parte de este órgano de vigilancia e intervención del Partido Comunista podían practicar su religión públicamente.

[0321_os.jpg]

A LADO DE UNA CATÓLICA UN SACERDOTE DE LA IGLESIA CLANDESTINA.

En los años cincuenta y sesenta hubo una persecución muy fuerte contra los cristianos: todo el clero nativo y muchos laicos con capacidad de liderazgo fueron encarcelados o conducidos a campos de trabajos forzados. Muchos cristianos no soportaron los largos años de padecimiento y se hicieron miembros de la Asociación Patriótica, cediendo así a la imposición gubernamental. Otros prefirieron permanecer en la clandestinidad, manteniéndose fieles a la unidad de la Iglesia universal y al Papa. Estos últimos siguieron sufriendo la persecución, especialmente los obispos, los sacerdotes y los religiosos.

A partir de la reforma política impulsada por Deng Xiaoping a comienzos de los años ochenta, se empezó a dejar paulatinamente en libertad a sacerdotes que habían pasado hasta 25 años en la cárcel. Los excarcelados optaron por continuar en la clandestinidad para salvaguardar su fidelidad a la Iglesia y al Papa. Trataban de evitar de ese modo su detención y cautiverio.

SACERDOTE CHINO CONFINADO 30 AÑOS EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN.

Es importante recordar que en China existe una única Iglesia Católica, pero dividida en dos comunidades: una oficial y otra clandestina. Es decir, no hay diferencias doctrinales entre ellas, pero una admite la injerencia del gobierno y la otra no. Esta realidad fue causa de mucho dolor para el Papa Juan Pablo II, que en alguna ocasión comparó a los católicos clandestinos con los primeros cristianos. Intentando buscar una solución, Benedicto XVI dirigió en 2007 una carta a todos los católicos chinos. En ella, el Santo Padre reconocía el mérito de los que habían permanecido fieles a la autoridad papal, e invitaba a todos los católicos a vivir la comunión, el perdón recíproco y la colaboración pastoral. Proponía a unos y a otros trabajar juntos por el bien de toda la sociedad china. La carta precisó de dos notas aclaratorias posteriores debido a algunas interpretaciones erróneas que creyeron ver en ella una censura papal a la clandestinidad.

¿Cuál fue la reacción del Gobierno chino a la carta del Papa? Perseverar en su política contraria a la libertad religiosa y a la dignidad de las personas. Sin ir más lejos, el Gobierno volvió a autorizar el pasado otoño una ordenación episcopal sin el permiso del Papa, que prohibió a los obispos su asistencia. Aquellos que quisieron obedecerle fueron buscados por la policía y obligados a participar en la ordenación en contra de su voluntad.

Obispo de Yibin, Mons. John Chen Shizhong

El 16 de diciembre de 2012 falleció a los 95 años de edad Mons. John Chen Shizhong, Obispo de Yibin, en la provincia de Sichuan (China continental). El Prelado, ordenado sacerdote en 1947, fue encarcelado en los años cincuenta durante la Revolución Cultural y condenado a trabajos forzados en el campo.

Mientras los fieles católicos oficiales practican su religión abiertamente en hermosas iglesias y catedrales, los fieles clandestinos lo hacen en casas particulares, con cuidado de no ser descubiertos, y protegiendo a sus pastores para que no sean detenidos y sometidos a interrogatorios inhumanos por el simple hecho de ser sacerdotes. Los seminaristas oficiales reciben su formación en seminarios abiertos y son seleccionados para la ordenación en función de su afinidad con el pensamiento comunista; los seminaristas clandestinos lo hacen ocultos en viviendas normales y con frecuentes cambios de domicilio cada vez que hay indicios de que pueden ser descubiertos. 

Joseph Zen, cardenal emérito de Hong Kong, expuso la realidad actual de la Iglesia en China en la jornada de reflexión previa al último consistorio de cardenales celebrado en Roma el pasado noviembre. A su juicio, más de tres años después de aquella carta del Papa que apostaba por la reconciliación y el diálogo, no hay motivos para el optimismo. El Gobierno no ha relajado su política de control absoluto de la religión y de la Iglesia Católica. Manipula las ordenaciones y corrompe obispos, incluso a algunos legitimados por el Papa, a los que ofrece dinero (regalos, automóviles, embellecimiento del obispado) u honores (ser miembros del Congreso del Pueblo o de otros órganos políticos). “La libertad religiosa –recordó el cardenal chino– no se reduce a libertad de culto”.

Celebración de Jifna. El Padre Firas celebra el Mes de la Virgen con los fieles de este poblado. FIRAS ARIDAH

CELEBRACIÓN DE JIFNA. EL PADRE FIRAS CELEBRA EL MES DE MARÍA CON LOS FIELES DEL POBLADO.

Erika Jara [Com 03]

Hazmi es un dentista palestino cristiano que trabaja en Ramala. “El 90% de las caries que quito son musulmanas”, asegura. “Y cuando termino de trabajar me voy al café a jugar a las cartas con mis vecinos, que también son musulmanes”.

Esa buena integración de los cristianos palestinos en una sociedad dominada por el islam la destaca también el padre Firas, sacerdote católico de origen jordano, jefe de estudios de una escuela del Patriarcado Latino en el poblado de Jifna, al norte de Ramala. Allí, 150 de sus 200 alumnos son musulmanes. “Todos nos sentimos parte del mismo pueblo”, afirma. Por eso, cuando se les pregunta por el principal problema de los cristianos en Palestina, tanto Hazmi con el padre Firas contestan al unísono: “La ocupación israelí”.

De los 750.000 refugiados que generó la guerra de 1948, 150.000 eran cristianos. Desde entonces, y tras otro enfrentamiento en 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania y Gaza, después de dos intifadas y de la instalación de todo tipo de restricciones de movimiento a las puertas de sus casas y trabajos, los cristianos palestinos inmigraron por miles. Según un estudio realizado por la delegación jerosolimitana del Consejo Mundial de Iglesias, el 70% de los cristianos se marchó debido a la inestabilidad política, mientras que otro 26% lo hizo por la falta de oportunidades económicas. Así, el 40% de cristianos que existía en 1948 en todo Israel se ha reducido a día de hoy al 1,42%: 50.000 en Cisjordania, 3.000 en Gaza y 150.000 en Israel.

CRISTIANOS EN JERUSALÉN.

Según el Centro Inter Iglesias, los 9.000 cristianos de Jerusalén podrían reducirse a la mitad en seis años si se siguen confiscando permisos de residencia al mismo ritmo que en la actualidad. La consecuencia principal de todas estas limitaciones es que los cristianos están desapareciendo con una frecuencia alarmante del lugar donde nacieron: Tierra Santa.

Los dos hijos del doctor Hazmi viven ya en Estados Unidos. El padre Firas explica que a los palestinos les humillan constantemente con checkpoints y normas discriminatorias. “Hasta el patriarca necesita un permiso para moverse de sitio en sitio y lo registran como si fuera un terrorista en cada punto de control”, añade. Su balance es rotundo y elocuente: “Los cristianos palestinos vivimos en un constante Viernes Santo, sin derecho a Pascua”.

EL SANTO SEPULCRO EN JERUSALÉN EL DÍA DEL FUEGO SANTO.

El panorama no es mucho más alentador en Gaza. El padre palestino Manuel vivió en la ciudad desde 1995 hasta 2009, a cargo de un colegio del Patriarcado Latino. Ahora, mientras espera que Israel le dé permiso para volver a entrar, asegura desde Cisjordania que el mayor problema de la gente en Gaza, incluidos los cristianos, “es la desesperación y la pérdida de la fe”. “Después de que la operación Plomo Fundido de Israel provocara la destrucción de 4.000 casas entre 2008 y 2009, las familias carecen de electricidad, de agua, y a veces hasta de hogar. La mayoría de los cabezas de familia se han quedado sin trabajo y se han visto obligados a vender, poco a poco, todo su patrimonio. Las tiendas se encuentran vacías y los niños crecen rodeados de violencia, y preguntándose por qué no tienen los mismos derechos que los que habitan fuera de la zona”.

Manuel quita importancia a las fricciones entre cristianos y musulmanes: “Todos sufrimos igual y nos consideramos parte de un único pueblo”, comenta. Y aduce como prueba que muchas familias musulmanas llevan sus hijos a las escuelas cristianas y que muchos alumnos cristianos –incluidos los suyos–, escogen la Universidad Islámica para continuar sus estudios”. En cuanto a Hamas, apunta que mantiene un contacto cordial con sus líderes, quienes escuchan sus problemas y tratan de protegerles. “La gran mayoría de felicitaciones que llegan a nuestra escuela en Navidad y Semana Santa son de musulmanes, incluidos los representantes de Hamas”, señala.

EL PAPA FRANCISCO EN EL MURO DE LAS LAMENTACIONES.

Sin embargo, admite que el fanatismo islámico está creciendo: “Vivimos en medio de un océano de musulmanes en el que la mayoría son puros e inocentes. Pero en ese océano también hay tiburones, como los que atacaron la iglesia copta egipcia, y a estos sí los tememos”. El padre Manuel apunta, en todo caso, que “los tiburones se encuentran en todas partes del mundo”, aunque “la desesperación que se vive en Gaza es un caldo de cultivo perfecto para que el número de tiburones se reproduzca rápidamente, como de hecho está sucediendo. Por suerte, hasta ahora Hamas los tiene controlados”, afirma.

En octubre de 2010 se celebró el Sínodo de Iglesias de Oriente Medio, en el que los cristianos de Tierra Santa presentaron al Papa y a los obispos el documento El momento de la Verdad (Kilmetuna, en árabe), en el que reclaman una mayor atención por parte de sus hermanos de todo el mundo y explican los problemas que sufren bajo la ocupación israelí. Más allá del documento y del Sínodo, el padre Firas anima a los peregrinos cristianos de todo el mundo a que dejen de visitar las piedras muertas de Tierra Santa y se concentren en las vivas: “Los palestinos cristianos que deben poder contar su historia y necesitan saber que fuera tienen apoyo”.

Del islam al comunismo. El obispo de Banja Luka reza junto al lugar donde asesinaron a uno de los sacerdotes de su diócesis. JESÚS GARCÍA

EL OBISPO DE BANJA LUKA REZA JUNTO AL LUGAR DONDE ASESINARON A UNO DE LOS SACERDOTES DE SU DIÓCESIS: ANTONIO LÓPEZ

15.– BOSNIA Y HERZEGOVINA SEISCIENTOS AÑOS DE SUFRIMIENTOS AGOBIANTES.

Jesús García [Ayuda a la Iglesia Necesitada]

Bosnia y Herzegovina (BiH) es un pequeño país situado en la Península de los Balcanes. Tiene el tamaño de la comunidad autónoma de Aragón y algo más de cuatro millones de habitantes. En 1992 proclamó su independencia de la antigua Yugoslavia y sufrió a cambio la agresión armada del Ejército Federal Yugoslavo. Fue seguramente el país más castigado durante las guerras que se sucedieron en los Balcanes en los últimos años del siglo xx.

En la actualidad, Bosnia y Herzegovina es un país con un entramado social que resulta complicado de entender para un extranjero. Los recovecos de un pasado difícil y doloroso han marcado profundamente a los habitantes de cada una de sus ciudades, barrios, pueblos y aldeas.

Los católicos que viven en el país son de origen croata y forman una minoría acostumbrada a sufrir. A sufrir mucho. Si se repasa la historia reciente del país, se llega fácilmente a la conclusión de que ya no deberían quedar católicos. Pero como dice el obispo auxiliar de Sarajevo, monseñor Pero Sudar, “todo lo que le ha sucedido a la Iglesia en Bosnia, no solo en los últimos diez años, sino en los últimos siglos, habría escrito su epitafio si su vida no estuviera garantizada por la voluntad divina”. Y así, con esa confianza, sobreviven siglo tras siglo, día tras día, los católicos de Bosnia y Herzegovina.

No es una exageración: de alguna manera, los católicos del siglo xxi son los supervivientes de seiscientos años de dramáticas y extenuantes persecuciones. Ha habido muchas situaciones de exclusión que en ocasiones les han conducido a la muerte. El martirio sigue siendo hoy una posibilidad muy real. La primera gran diáspora católica de los Balcanes se originó durante la época musulmana: los cuatrocientos años de dominio islámico propiciaron que toda representación católica muriese, huyera o se escondiese.

Tras la 1ª Guerra Mundial se creó el Reino de Yugoslavia, un país que albergaba una mezcla cultural y racial inverosímil. Tan amplia variedad en tan poco espacio era producto de los grandes desplazamiento étnicos originados por siglos de guerras, posguerras, invasiones, huidas y regresos masivos de refugiados. El 6 de abril de 1941, la ciudad de Belgrado sufrió el bombardeo de la Alemania nazi, y el Reino de Yugoslavia dejó de existir.

MAPA DE LA ANTIGUA YUGOSLAVIA  EN EL 1946.

En 1946, con la llegada al poder del mariscal Joseph Broz, Tito, se formó la última Yugoslavia conocida con ese nombre. La formaban seis repúblicas independientes (Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Macedonia y Montenegro) más dos provincias autónomas (Voijvodina y Kosovo). Convivían, por tanto, en el país personas de diferentes religiones e idiomas, gobernadas por un dictador y bajo un régimen comunista. El centro geográfico del conglomerado era Bosnia y Herzegovina.

Tras el comunismo se sucedieron la independencia de Serbia, la guerra contra Serbia, la posterior guerra contra Croacia y la propia guerra civil entre bosnios musulmanes, católicos y ortodoxos. Es decir: tres guerras diferentes, continuas, e incluso simultáneas, en apenas cuatro años. Y en medio de este país que está en medio de todos, se encuentran los católicos. Es llamativo que aún queden algunos después de que en los últimos enfrentamientos hubiese pueblos enteros que fueron “limpiados” de católicos. Sus cadáveres han sido enterrados años después, en cementerios ocupados únicamente por mártires, asesinados por su condición de católicos. Los fueron a buscar a sus casas y a sus iglesias. Los supervivientes dan un testimonio vivo de lo que sus muertos no pueden contar.

En la actualidad, son numerosos los pueblos del centro y el norte de Bosnia donde los católicos sufren discriminación, chantaje y presión para abandonar sus casas. La presencia musulmana se ve fortalecida por las fuertes sumas de dinero que entran desde los países árabes, en especial Arabia Saudí. Al mismo tiempo, las trabas que encuentra la Iglesia para desarrollar su labor y asentar su presencia son constantes. Hay un dato elocuente: desde que acabó la guerra hasta el año 2007, en Sarajevo y sus alrededores se habían construido doscientas mezquitas, por solo una iglesia católica.

Cuatro generaciones. La tradición cristiana en Pakistán no se remonta mucho más allá de ese tiempo. Es una comunidad minoritaria y marginada. AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA

 16.-LA COMUNIDAD CRISTIANA DE PAKISTÁN UNA IGLESIA MINORITARIA Y DEPENDIENTE  A LA SOMBRA DE ASIA BIBI.
 Mikel Ayestaran [Com 97]

Salman Taseer es un blasfemo y este es el castigo para los blasfemos”. Esta fue la justificación de Malik Mumtaz Hussein Qadri, según la cadena de televisión Dunya, tras asesinar en diciembre de 2010 al gobernador de la provincia del Punjab. Este joven de 26 años nacido en el extrarradio de Islamabad dejó durante un día su uniforme de miembro de la Fuerza de Élite de Pakistán, apuntó con su pistola a la persona a la que le había tocado proteger en más de una ocasión y le disparó a bocajarro. No le mató por ser miembro histórico del Partido del Pueblo de Pakistán (PPP); le metió nueve balas en el cuerpo por su apoyo abierto en los medios a la campesina cristiana Asia Bibi, condenada a muerte por presuntos insultos al Profeta y para la que Taseer había pedido el indulto, y por sus críticas a las leyes anti-blasfemia vigentes en el país desde los años ochenta.

EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DEL PUNJAB ASESINADO.

El caso de Asia Bibi logró llamar la atención internacional sobre la polémica ley paquistaní que permite la condena a muerte en caso de blasfemia. Tras una discusión con un grupo de campesinas en 2009, según la agencia Asianews, Bibi, de 45 años y madre de cinco hijos, se negó a convertirse al islam aduciendo que “Jesús murió en la cruz por los pecados de la humanidad”, a la vez que preguntaba a las mujeres musulmanas qué había hecho Mahoma por ellas. Fue esa pregunta la que le valió la denuncia del imam de su localidad y la posterior condena a muerte. Tras las peticiones de organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, el presidente Asif Ali Zardari firmó la orden de indulto en noviembre, pero el Tribunal Superior de Lahore intenta obstaculizar la amnistía.

ASIA BIBI Y DOS DE SUS HIJAS.

La comunidad cristiana en Pakistán tiene una tradición de apenas cuatro generaciones. Es la minoría religiosa menos numerosa, unos dos millones de personas, y la más sensible a los posibles ataques de los extremistas islámicos. Casi todos los cristianos viven en asentamientos –barriadas de adobe a las afueras de las ciudades– y se dedican a trabajos que nadie quiere hacer: son los parias en un país creado por y para la población musulmana. En la capital, Islamabad, los principales centros cristianos se encuentran en la vecina Rawalpindi.

La diócesis de Islamabad tiene 42 escuelas cristianas donde católicos y protestantes van de la mano. La relación con la comunidad musulmana preocupa y por eso se ha creado un Centro de Estudios en el que personas de ambos credos se reúnen todas las semanas para unificar posturas. El escritor Mehboob Sada, miembro de la comunidad de Rawalpindi, cree que el cristianismo que viven en Pakistán no siempre se parece al sentimiento a veces desvaído que observan tantas veces en Occidente: “Nosotros, al igual que hacen los musulmanes, damos prioridad a la religión, y por eso nuestras iglesias se llenan cada domingo. Para Europa la religión es algo secundario, para nosotros es lo primero en nuestras vidas”.

IGLESIA DE SANTO TOMÁS EN ISLAMABAD

El tema más complicado de abordar es el de las conversiones. Mehbood reconoce que se dan todos los años, pero añade que no se hacen públicas porque podrían matar a aquel musulmán que acepta el cristianismo. “Pero cada vez más hermanos musulmanes comparten nuestras oraciones”, asegura. Desde el Centro de Estudios repiten una y otra vez que la Constitución acepta la “libertad de credo”. El domingo es el gran día de los cristianos y la misa más concurrida se celebra en la iglesia de Santo Tomás de Islamabad. A diferencia de lo que ocurre en otras ciudades del país, en Islamabad suenan las campanas para llamar a la eucaristía, pero muy suavemente. Desde la crisis de la Mezquita Roja del verano de 2007, también se ha pedido a las religiosas que eviten salir con el hábito a las calles. El extremismo islamista, que hace unos años estaba más localizado en la zona fronteriza con Afganistán, se ha extendido a todo el país, y el riesgo de sufrir un ataque es muy alto: ya no hay lugar seguro.

Rezar en Egipto. Varios fieles en la catedral de la montaña de Mukkatam. ERIKA JARA

FIELES ORANDO EN LA CATEDRAL DE LA MONTAÑA DE MUKKATAM.

17.-LA DESCONFIANZA COPTA  DE EGIPTO.

Erika Jara [Com 03] Los cristianos coptos de Egipto comparten varias tradiciones con sus vecinos musulmanes. El padreVicente, del Centro Franciscano de Estudios Orientales, cita dos de ellas: unos y otros se descalzan al acercarse al altar y al entrar en las capillas, y algunos llevan largas barbas. Sin embargo, la convivencia se ha complicado mucho en los últimos años.

El padre Vicente cree que el principal responsable es el denostado Hosni Mubarak. Quizá por eso, durante las manifestaciones del pasado febrero, los cristianos (un 12% sobre un total de 84 millones de habitantes) y los musulmanes (87%) unieron sus protestas contra el hombre que ha presidido el país los últimos treinta años.En la plaza de Tahrir se manifestaban juntos coptos y musulmanes, que se repartieron la plaza para rezar según su rito, y se felicitaban después de las ceremonias de unos y otros. Nashaat, un estudiante de comunicación copto, manifestante desde el inicio de la revuelta, explicaba que, durante los primeros días, albergó el temor de que un grupo islamista radical aprovechase el desorden para tomar el poder por la fuerza, y los coptos se viesen en una situación aún peor.

Ahora, con Mubarak ya depuesto,Nashaat reconoce que sigue sintiendo inquietud  ante el futuro, aunque asegura que “tras muchos años de silencio, de miedo a expresar lo que pensábamos, en Tahrir he encontrado la oportunidad de hablar y conocer a muchas personas distintas, de darme cuenta de que, aunque los radicales sigan existiendo, la mayoría de los ciudadanos queremos lo mismo: la democracia”.

 
Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

septiembre 2014
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

VISITAS

  • 1,826,836 hits

Imagenes Interesantes

O Porto...

Rainy Day

House Sparrow

Golden moment

Peaceful sunrise...

Red drain and red wall

Sun & Sea

Compressor House, Dinorwig

Urbex coziness

Slow Down.....What's Your Hurry?

Más fotos

Deja un comentario

Comments feed for this article

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: