EL PROFETA MAHOMA AUTOR DEL CORÁN.

BREVE REFERENCIA  A LAS FUENTES DEL CORÁN, LIBRO SAGRADO DEL ISLÁN.

          Como dice el título del tema, nos ocuparemos de analizar  someramente el libro Sagrado de  los creyentes del Islán, el Corán,  en orden a ver cuáles son las creencias existentes en el mismo, comunes con otras religiones anteriores o coetánias  al  islamismo, sin entrar en si tuvieron o no como causa, una revelación directa del Arcángel san Gabriel al profeta Mahoma, que es su autor y que como tal las  incorporó a su obra.

            Desde  este punto de vista estrictamente  literario se habla en el tema de las Fuentes del Corán de acuerdo con el siguiente esquema.

 1.- El Antiguo Testamento en el Corán.

2.- El Nuevo Testamento en el Corán.

3.-El Sabeísmo en el Corán.

4.-El Zoroastrianismo en el Corán.

5 .-Hanifismo en el Corán.

6.-Creencias y prácticas árabes paganas, antiguas y contemporáneas en el Corán.

7.-Vista Sintética del Corán.

 1.-EL ANTIGUO TESTAMENTO EN EL CORÁN.

         Damos por supuesto que los lectores conocen que el Antiguo Testamento es la  primera parte de la Sagrada escritura,según el canon cristiano, seguida por el Nuevo Testamento,  integrado por el Pentateuco, y otras series de libros históricos, sapienciales y  proféticos .

            .Los judíos dividen los libros del Tanaj, Biblia hebrea,  en tres grupos distintos: Torá (la Ley), Neviim (los Profetas) y Ketuvim (los Hagiógrafos).

            En orden a señalar la presencia del Antiguo Testamento en el Corán hay que tener en cuenta que la investigación histórica deja fuera de duda que existieron comunidades judías en Arabia.

            En el oasis de Medina, a 425 kilómetros al norte de La Meca, los musulmanes buscaron refugio en el año 622. Allí había una colonia judía influyente, quizá compuesta por judíos y árabes judaizados. También existían colonias semejantes en varios oasis desde Medina hasta Jordania Tras su huida a Medina, Mahoma y sus seguidores construyeron un edificio que servía de mezquita y de vivienda.

            Hacían la azalá (salah, oración) con el rostro hacia Jerusalén, como los judíos y, tal vez, algunas sectas cristianas.

            Este dato es suficiente para responder a la hipotética pregunta , por la causa de las coincidencias entre el Antiguo Testamento y el Corán.

            Son evidentes las coincidencias del Corán con el Antiguo Testamento en el tema de la Creación en general, de la creación del hombre y de la mujer, “Ciertamente Alá es vuestro Dios, quien ha creado los cielos y la tierra durante seis días y después se sentó en el trono” (Sura 7.52). “Hemos creado los cielos y la tierra y todo lo que hay entre ellos, sin quedar cansados” (Sura 50.37). La historia de  Caín y Abel, la de José vendido por sus hermanos  están contadas en el Corán en forma prácticamente idéntica y sin interrupción.

  MOISÉS ARROJANDO LAS TABLAS DE PIEDRA. REMBRANT.

          De una forma global se puede decir   que 502 versos en 36 Suras del Corán se refieren  Moisés, directamente desde el Pentateuco judío. Doscientos cuarenta y cinco versos en 25 Suras son acerca de Abraham, de la misma fuente, y 131 más en 28 versos Suras son acerca de Noé, también del Pentateuco.

            El Corán se refiere en algunos pasajes a la victoria de los israelitas sobre el faraón, a la entrada de los israelitas en la tierra prometida y al combate entre Saúl y los Filisteos (Goliat), entre otros, como ejemplos del ejercicio de la violencia. El episodio entre el faraón y el pueblo perseguido es seguido por la descripción del encuentro entre dos tropas, una fiel y la otra que combate por Alá. El contexto señala a los infieles (entendidos como aquellos que obran la injusticia) como adversarios de Alá (Sura 3 # 11. 13).24

            Esta referencia a las luchas del pueblo de Israel en el Corán puede ser plateada como fundamento de la llamada Guerra Santa, tanto referida al Antiguo Testamento como al Corán, esto ha sido objeto de un pormenorizado estudio, por lo que resulta dificil pronunciarse en un tema como este , a este hecho.

             De forma muy general se podría decir que el tema de la Guerra Santa en el Corán se refiere más bien  a guerras defensivas y no ofensivas, encaminadas a salvaguardar la fe, o  a los fieles creyentes cuando son atacados por los infieles.

            Desde este punto de vista pueden entenderse  las enseñanzas siguientes en torno a la guerra en el Corán:

            Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles.(Sura 2, versículo 191)

            Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Dios. (Sura 2-193)

            Las cosas sagradas caen bajo la ley del talión. Si alguien os agrediera, agredidle en la medida que os agredió. Temed a Dios y sabed que Él está con los que Le temen. (Sura 2, versículo 194).

            ¡Creyentes! ¿Qué os pasa? ¿Por qué, cuando se os dice: «¡Id a la guerra por la causa de Dios!», permanecéis clavados en tierra? ¿Preferís la vida de acá a la otra? Y ¿qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco…? (Sura 9, 38)

Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. Dios es omnipotente. (Sura 9, 39)

¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Dios está con los que Le temen! (Sura 9,123)

            Aunque no cabe la menor duda que textos como estos pueden dar lugar a interpretaciones que justifiquen hacer guerras y matanzas en nombre de Dios.

LA ANUNCIACIÓN. EL GRECO.

 2.-EL NUEVO TESTAMENTO EN EL CORÁN.

             Mahoma tuvo oportunidad de entrar en contacto con el cristianismo  en sus viajes a Siria, Hijaz y Yemen, pero la mayor parte de estos contactos se llevaron a cabo con narraciones de libros apócrifos y con creencias cristianas heréticas . Por lo tanto, mientras que la influencia del cristianismo ortodoxo en el Corán ha sido leve,  los libros apócrifos y heréticos y  leyendas cristianas, en cambio, son una de las fuentes originales de la fe coránica.

            Los musulmanes respetan y reverencian a Jesús (La Paz sea con él). Lo consideran uno de los más grandes mensajeros de Dios para la humanidad. El Corán confirma su nacimiento virginal. Dios purificó a su madre María. Existe un capítulo entero en el Corán llamado “Maryam” (María).

             El Corán describe el nacimiento de Jesús como sigue:

             Cuando dijeron los ángeles ¡Maryam! Allah te anuncia una palabra procedente de Él cuyo nombre será el Ungido, Isa hijo de Maryam; tendrá un alto rango en esta vida y en la última; y será de los que tengan proximidad. En la cuna y siendo un Hombre maduro, hablará a la gente y será de los justos. Dijo (María): ¡Señor mío! ¿Cómo voy a tener un hijo si ningún hombre me ha tocado? Dijo: Así será, Allah crea lo que quiere; cuando decide un asunto le basta decir: ¡Sé! Y es.   (Corán, 3:45-47)

            Jesús nació milagrosamente [sin padre] por orden de Dios quien creó a Adán sin padre ni madre. Dios dijo:

            Verdaderamente Isa (Jesús), ante Allah, es como Adán lo creó de tierra y luego le dijo: ¡Sé! Y fue.   (Corán, 3:59)

            Durante su misión profética, Jesús hizo varios milagros. Dios nos dice que Jesús dijo:

            Y les enseñará la Escritura y la Sabiduría, la torá y el Inyil (el evangelio). Y será un mensajero para los hijos de Israel (y les dirá): He venido a vosotros con un signo de vuestro Señor. Voy a crear para vosotros, a partir del barro, algo con forma de ave. Soplaré en ello y será un ave con permiso de Allah. Y sanaré al ciego y al leproso y daré vida a los muertos con permiso de Allah y os diré (Sin verlo) lo que coméis y lo que guardáis en vuestra casas. Y, si sois creyentes, en ello tenéis un signo.   (Corán, 3:49)

CRISTO CRUCIFICADO.

            Los musulmanes creen que Jesús no fue crucificado (y mucho menos que murió en la cruz) . Era el plan de los enemigos de Jesús el crucificarlo (y matarlo), pero Dios lo salvó y lo elevó hacia Sí. La apariencia de Jesús fue colocada sobre otra persona, y los enemigos de Jesús aprendieron a este hombre y lo crucificaron, pensando que era Jesús. Dios dijo:

            …Y dijeron (Los judíos): Hemos matado al Mesías Jesús hijo de María, el Mensajero de Allah. Pero no le mataron ni le crucificaron, sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar. Quienes discrepan sobre él tienen dudas al respecto. No tienen conocimiento certero, sino que siguen suposiciones, y ciertamente no lo mataron…   (Corán, 4:157)

            Tanto Mahoma    como Jesús no vinieron a cambiar la doctrina básica de la creencia en un solo Dios, traída por los profetas anteriores, sino a confirmarla y a renovarla.

            Según el Corán, Jesús nació bajo una palmera, aparentemente no se conocía la descripción de Lucas sobre el nacimiento de Jesús (Cáp. 2.1-6).      Su fuente podía ser el Evangelio Pseudo-Mateo, en el cual se lee: Durante la huida de la Sagrada Familia a Egipto, María se extenuaba mucho y tenía sed. Acamparon bajo una palmera, cuya fruta estaba a una altura inalcanzable sobre su cabeza. Pero a las palabras del Niño Jesús el árbol bajó su corona para que pudiesen alcanzar sus frutos y luego salió agua desde sus raíces para refrescarse.

            Encontramos la historia de la Ultima Cena en la sura titulada “Mesa” (5.112-115). A petición  de sus discípulos, Jesús reza así a Dios: “Oh Dios, nuestro Señor. Deja caer una mesa para nosotros desde el cielo, para que sea ésta una fiesta para nosotros, la primera y la última, una señal de Ti. Concédenos el alimento necesario, pues Tú eres el mejor Proveedor”.

             Es interesante analizar y comparar el versículo de Mateo 19.14 con el Corán 7.38. Dice Mateo: “Es más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de Dios”.

             En el Corán: “Para aquellos quienes declaran mentiras a nuestras señales y con arrogancia se alejan de nosotros, no se abrirán las puertas de los cielos hasta que un camello no pase por el ojo de una aguja”.

            Podríamos ilustrar la influencia del Nuevo Testamento en el Islam también con otros ejemplos, sin embargo no podemos olvidar que el Islam antiguo se oponía firmemente a las manifestaciones básicas de la vida cristiana, como por ejemplo, la vida monacal, el ascesis, el celibato, etc. Su tradición acentúa que el mismo Profeta no se privaba de lo que Alá había permitido. Le gustaban las buenas comidas, y frente al celibato subrayaba la importancia de la familia.

 3.-EL SABEÌSMO Y EL CORÁN.

          Este grupo es  nombrado tres veces en los versos del Corán. En el primero dice: “Por cierto que quienes creyeron en los profetas anteriores, los judíos, los cristianos y los sabeos que hayan tenido fe en Dios y en el Día del Juicio, y hayan obrado rectamente, tendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán” (Al-Báqarah, 2:62).

            En el  segundo dice “Por cierto que Dios juzgará entre los creyentes, los judíos, los sabeos, los cristianos, los adoradores del fuego y los idólatras el día de la Resurrección. Por cierto que Dios es testigo de todas las cosas. ¿Acaso no ves que se prosternan ante Dios quienes están en los cielos y la Tierra, y el Sol, la Luna, las estrellas, las montañas, los árboles, las bestias, y muchos de los hombres? Pero también muchos [de los hombres y genios] merecen el castigo. Y a quien Dios humilla no habrá quien pueda dignificarlo; ciertamente Dios hace lo que Le place” (Al-Hách, 22:17).

            Y el tercero dice: “Quienes de entre los creyentes, los judíos, los sabeos y cristianos crean en Dios y en el Día del Juicio, y obren con rectitud no temerán ni se entristecerán” (Al-Má’idah, 5:69).

            La palabra sábi’ (Sabeo) se deriva en árabe del verbo saba’a, que refiere al acto de abandonar la propia religión y abrazar otra.

            Con respecto a sus creencias, existen muchas oscuridades, al  Ibn al-Qayím que  fue un famoso jurista musulmán suní y exégeta del Corán,más conocido en el mundo musulmán como “El doctor de los corazones“, debido a sus trabajos en torno al comportamiento y ética del ser humano. con respecto ellos dice “La gente difiere grandemente acerca de ellos, y los imanes no estaban seguros sobre ellos, porque no tenían suficiente conocimiento sobre sus creencias y religión.

            Y en otro texto Ibn al-Qayím afirma : “Los sabeos son una gran nación entre los cuales hay tanta gente bendecida como gente condenada, como otras naciones, divididas entre creyentes e incrédulos, porque las naciones anteriores a la llegada del Profeta eran de dos tipos: incrédulas, cuya gente fue condenada y entre quienes no había nadie bendecido, como los adoradores de ídolos y los hechiceros; y otras que estaban divididas en gente bendecida y gente condenada, es decir, los judíos, cristianos, y los sabeos. Dios ha mencionado a los dos tipos en Su Libro, donde dice “Por cierto que quienes creyeron en los profetas previos, los judíos, los cristianos y los sabeos que hayan tenido fe en Dios y en el Día del Juicio, y hayan obrado rectamente, tendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán” (Al-Báqarah, 2:62).

            Y el imán  Ash-Sháfi’i afirma de ellos que : “Son un tipo de cristianos…. Su caso debe examinarse más adelante; si se parecen a los cristianos en asuntos básicos pero difieren en asuntos menores, entonces deben pagar el impuesto al Estado musulmán (yiziah). Pero si difieren de ellos en cuestiones básicas de su religión, entonces no se puede tomar dicho impuesto de ellos”.

             Parece que huvo dos tipos de sabeos: los monoteístas (sábi’at al-hunafá’), y los paganos (sábi’at al-mushrikún). Los monoteistas el Corán los considera como gentes Del Libro, al igual que judios y cristianos por lo que los considera como salvados por su fe.

 ZOROASTRO.

4.- EL ZOROASTRISMO Y EL CORÁN.

             La presencia de las creencias zoroastristas en el Corán se explica a causa de la influencia política de Persia en la parte norte-oriental de Arabia.

            Poco antes de la llegada Mahoma  Persia estaba bajo la soberanía de Sasan V. Cuando los compañeros del Profeta, en la invasión de Persia, entraron en contacto con la gente de Zoroastro y conocieron sus  enseñanzas, después de haber llegado a  la conclusión de que Zoroastro fue realmente un profeta divinamente inspirado.

            Aunque el nombre de Zoroastro no se menciona en el Corán, era considerado como un profeta de acuerdo con el versículo del Corán que dice “Y Nosotros hicimos enviar apóstoles delante de ti: hay algunos de los que hemos mencionado a ti y hay otros que no hemos mencionado a ti “. (40: 78).

            Tras la invasión islámica de Persia, cuya religión predominante era el zoroastrismo, los clérigos islámicos pensaron  que los zoroastrianos eran los mencionados sabeos del Corán, principalmente porque el zoroastrismo era una religión monoteísta, que compartía principios muy similares con el Islam (creencia en cielo e infierno, apocalipsis,revelación profética, valores sociales patriarcales similares, etc.).

 5.-EL HANIFISMO EN EL CORÁN.

           El Hanifismo es una forma del movimiento religioso existente en la Arabia preislámica que fue evolucionando en sus creencias hasta llegar al monoteismo  que influenciado por el judaísmo y el cristianismo.

            Los seguidores de Hanifism, que predicaron  el monoteísmo y el ascetismo, pidieron la abolición de las deidades tribales y locales.

            Este movimiento no aceptó ni el judaismo ni  el cristianismo ortodoxo  de forma completa pero  creó  un sistema religioso relativamente simple que fuera accesible a los habitantes de Arabia del sexto y séptimo primeros siglos.

            Hanifism ejerció una influencia significativa en los comienzos delIslam. Su representante más activo y coherente era el profeta Musailimah, que murió en 633. Musailimah en Yamamah, Tulayha en Bukaza, e incluso una profetisa mujer conocida como Sajjah. El Profeta Musailimah deslumbró multitudes en el este de Arabia con una serie de trucos mágicos y ya había un gran número de seguidores antes de la Hégira (622 dC).

            En el año 630 dC, Musailimah escribió una carta a Mahoma, que comenzó: ” Desde Musailimah, el Mensajero de Alá, a Mahoma, el Mensajero de Alá “, en la carta Musailimah sugirió que los dos profetas compartieran el territorio de Arabia entre ellos. Sin embargo, Mahoma no se interesó en la propuesta, enviando otra  carta de rechazo a Musailimah que comenzaba  “De Mahoma, el mensajero de Alá, a Musailimah, el arco-mentiroso”. (Al-Tabari, pág.107)

            En el año 632 dC, Mahoma murió. Después de su muerte, muchas de las tribus árabes comenzaron a renunciar su conversión al Islam y se negaron a pagar impuestos al estado islámico. Los aspirantes profetas en este momento también se levantaron en rebelión contra los musulmanes. El padre-en-ley de Mahoma, Abu-Bakr dirigió a los fieles musulmanes en una guerra para aplastar estas rebeliones, conocidas como las Guerras de Apostasía.

             El más sangriento de estos conflictos ocurrió en el este de Arabia contra Musailimah, que finalmente fue derrotado y muerto en la Batalla de Yamamah en diciembre de 632.

 DANZA ÁRABE.

6.- CREENCIAS Y PRÁCTICAS ÁRABES PAGANAS ANTERIORES Y CONTEMPORÁNEAS EN EL CORÁN.

          Wellhausen ha recolectado en sus “Reste des Arabischen Heidentums” (Berlín, 1897) todo lo que se conoce de las creencias paganas pre-islámica árabe, tradiciones, costumbres y supersticiones, muchas de las cuales están o aludido o aceptadas e incorporadas en el Corán.

         Abul-Fida, el conocido historiador y geógrafo del siglo XII,  muestra que está claro que las creencias y prácticas religiosas de los árabes antes de Mahoma es una de las fuentes del Corán.

. De esta fuente pagana el Islam derivó la práctica de la poligamia y la esclavitud, entre otras.

 7.- VISTA SINTÉTICA DEL CORÁN.

         El Corán contiene dogma, leyendas, historia, ficción, religión y superstición, leyes sociales y familiares, oraciones, amenazas, liturgia, descripciones imaginativas del cielo, del infierno, del juicio final, la resurrección, etc

.        El siguiente análisis está basado en la cronología establecida por William Muir referente a los periodos en los que el Corán fue redactado.

 Primer Período

       Suras 103, 91, 106, 101, 95, 102,104, 82, 92, 105, rapsodias, que deben haber sido compuestas antes que Mahoma concibiera la idea de una misión divina, o de una revelación directa del Cielo

 Segundo Período (inicio del ministerio de Mahoma)

         Sura 96, el mandamiento de “orar en el nombre del Señor”; sura 113, sobre la unidad y eternidad de la Deidad; sura 74, el mandamiento de predicar, la denuncia de uno de los jefes de La Meca quien se burló de la resurrección, los no creyentes amenazados con el infierno; sura 111, Abu Lahab (tío del profeta) y su esposa son malditos.

 Tercer Período (del principio del ministerio público de Mahoma hasta la emigración Abisinia)

         Suras 87, 97, 88, 80, 81, 84, 86, 90, 85, 83, 78, 77, 76, 75, 70, 109, 107, 55, 56, descripciones de la resurrección, el paraíso y el infierno, con referencias a la creciente oposición de la tribu de los Koreish.

 Cuarto Período (del sexto al décimo año del ministerio de Mahoma)

 Suras 67, 53, 32, 39, 73, 79, 54, 34, 31, 69, 68, 41, 71, 52, 50, 45, 44, 37, 30, 26, 15, 51, narrativas de las Escrituras Judías y de leyendas rabínicas y árabes; el compromiso temporal con la idolatría está conectado con el sura 53.

 Quinto Período (del décimo año del ministerio de Mahoma hasta la Hégira de la Meca)

 Suras 46, 72, 35, 36, 19, 18, 27, 42, 40, 38, 25, 20, 43, 12, 11,10,14, 6, 64, 28, 22, 21,17,16, 13, 29, 7, 113, 114. Los suras de este período contienen algunas narrativas del Evangelio, recomiendan los ritos del peregrinaje, refutan las cavilaciones de los Koreish, y contienen descripciones vívidas de la resurrección, el juicio, el cielo, y el infierno, con pruebas de la unidad, poder y providencia de Dios.  Gradualmente los suras se vuelven largas y algunas de ellas completan muchas páginas.  En las últimas suras del quinto período los pasajes Medina son frecuentemente interpolados.

 Último Período (suras reveladas en Medina).

         Este período incluye los siguientes suras: Sura 98: sobre buenos y malos judíos y cristianos.

         Sura 2, el más largo en el Corán, es llamado el “Sura de la Vaca “  por el vacuno rojo descrito en el verso 67 siendo sacrificado por los israelitas bajo la dirección de Moisés.  Es una colección de pasajes que se refieren a varios temas, surgidos durante los dos o tres años posteriores a la Hégira.  La mayor parte trata de los judíos, quienes son algunas veces exhortados y otras reprobados.  Abundan las historias bíblicas y rabínicas.  Este sura contiene el orden para cambiar la Qibla (o dirección en la oración) una denuncia de los desafectos, ciudadanos de Medina, preceptos para pelear, permiso para cargar armas en los meses sagrados y muchos temas de carácter legislativo promulgados en primer lugar para Medina, con pasajes interpolados en una fecha posterior.

          Sura 3 pertenece en parte al tiempo inmediatamente posterior a la Batalla de Behr.  Los judíos son mencionados en términos hostiles.  La entrevista con la delegación cristiana de Najran (versos 57-63) es de una fecha posterior.  Los pasajes pertenecientes al peregrinaje de despedida son introducidos con otros textos (probablemente) más antiguos en los ritos del peregrinaje.Sura 8 contiene instrucciones sobre la división del botín en Bedr.  Algunas partes están en el antiguo estilo De la Meca y los Koreish son frecuentemente mencionados. 

         En sura 47 se encuentran la guerra y la matanza, y la amenaza a los idólatras de la Meca.  En sura 62 los judíos son denunciados por su ignorancia; el servicio del viernes cumple la función de preceder los compromisos seculares.  En sura 5 los judíos son ultrajados; las doctrinas de los cristianos son controvertidas; contiene además ordenanzas civiles e instrucciones diversas.Sura 59, sobre el asedio y expulsión del Banu Nadhir.

MATRIMONIO ISLÁMICO.        

Sura 4 titulada “mujeres”, debido a la gran porción dedicada al trato de las mujeres y las relaciones entre los sexos.  Hay también ordenanzas de la ley sobre la herencia y preceptos generales, sociales y políticos.  Los idólatras de la Meca deben ser discriminados, y existen adnimadversiones en contra de los judíos. Los “desafectos” son acusados de ponerse de lado de los judíos.

         Sura 65: sobre el divorcio y temas de parentesco, con algunas observaciones religiosas.Sura 63: amenazas en contra de ‘Abdallah ibn Obey por su lenguaje pérfido en la expedición en contra del Banu Mustalick. Sura 24: desagravio de ‘Ayisha, con la ley de evidencia para infidelidad conyugal, y preceptos varios.Sura 33, compuesta de porciones que cubren el año A. H. 5. El matrimonio del profeta con Zeinab, esposa de su hijo adoptivo, es sancionado.  Existen pasajes previos sobre las relaciones conyugales de Mahoma, el asedio de Medina, y la caída del Banu Qoreitza.

         Sura 57: preceptos para pelear y contribuir en los costos de la guerra. Los disafectos son advertidos. Los cristianos son mencionados en términos amables.Sura 61; sobre la Guerra, se promete una Victoria rápida.  – Las auras restantes pertenecen exclusivamente a los últimos cinco años de la vida del profeta.Sura 48: se refiere a la tregua de Hodeibia, y el prospecto de victoria y saqueo a obtenerse en otra parte.

   MARÍA LA COPTA.

      Sura 60: sobre el tratamiento de mujeres quienes, luego de la tregua, llegaron de Meca; idolatres of Meca to be shunned.Sura 66: sobre el asunto de Mahoma y la doncella cóptica.

Sura 49, acusando la profesión de los árabes beduinos como falsa, reprendiendo a la delegación que llamó de mala manera a la puerta de Mahoma, y exhortando a los creyentes a desterrar la desconfianza y la falta de caridad entre ellos.

         Sura 9 trata de la campaña a Tebuk (A. H.. 9). Empieza con la “liberación” promulgada en el peregrinaje del mismo año y declara el antagonismo del Islam sobre las demás religiones.  Todos excepto los musulmanes son excluidos de la Meca y los ritos del peregrinaje.  Los idólatras son amenazados con matanza y esclavitud. Se declara la guerra en contra de los judíos y los cristianos hasta que sean sometidos y paguen tributo. Esta aura es llamada “el capítulo de la cruzada”, y en las primeras campañas era frecuentemente leída en el campo antes de la batalla.

 

8.-FUENTES.

 1.-El islam y la biblia http://www.veghazi.cl/biblia/biblia12.html.

2.-“Guerra santa” en el Antiguo Testamento y en el Corán http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=191018086002

3.- Qué es lo que los musulmanes creen sobre Jesús? http://www.islam-guide.com/es/ch3-10.htm

4.- Acerca de los sabeos islamqa.info/es/49048.

5.- El Corán http://www.aciprensa.com › Recursos › Controversias › Islam

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL ISLAM.

quijotediscipulo.                  

 

 

 

 

Anuncios