You are currently browsing the monthly archive for septiembre 2017.

PEDRO SALINAS  SERRANO QUE DESTACÓ COMO POETA DEL AMOR HUMANO SE OCUPÓ POCO DEL DIVINO.

 1.-Reseña biográfica.

2.-Dios y la trascendencia en la obra de Pedro Salinas.

 CASA DE PEDRO SALINAS EN MADRID.

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA Y OBRA LITERARIA.

 (Madrid, 1891 – Boston, 1951) Poeta español, miembro de la Generación del 27, en la que destacó como poeta del amor. Profundo intelectual y humanista, Salinas estudió las carreras de derecho y de filosofía y letras. Fue lector de español en la Universidad de París entre 1914 y 1917, año en que se doctoró en letras.

En la década de 1920 comenzó una asidua colaboración con la Revista de Occidente y fue catedrático de lengua y literatura españolas en las universidades de Sevilla y Murcia. Trabajó como lector de español en Cambridge. Junto a Guillermo de Torre dirigió la revista Índice literario (1932-1936). En este último año emigró a Estados Unidos, donde se desempeñó como profesor en distintas universidades, y allí vivió hasta su muerte, salvo algunos períodos en que dictó clases en la Universidad de San Juan de Puerto Rico.

Poeta subjetivo, heredero de la tradición amorosa de Garcilaso de la Vega y de Gustavo Adolfo Bécquer, el gran tema de su poesía fue el amor, a través del cual matizó y recreó la realidad y los objetos.

En su producción se pueden distinguir tres etapas. La primera, de poesía pura, influida por Juan Ramón Jiménez, abarca desde los inicios hasta 1931,escribe Presagios, 1924; Seguro azar, 1929 y Fábula y signo, 1931.

La segunda alcanza hasta 1939 y fue la de la poesía genuinamente amorosa, fruto de su apasionada relación con la profesora norteamericana Katherine Whitmore. En ella celebra el amor que da sentido al mundo; la amada es una criatura concreta, en un espacio cotidiano, con la que el poeta mantiene un coloquio continuo. El amor de su lírica no es atormentado y sufrido; es una fuerza prodigiosa que da sentido a la vida .La voz a ti debida, 1933; Razón de amor, 1936 y Largo lamento, 1939.

Resultado de imagen de la voz a ti debida de pedro salinas

Las obras de esta etapa se nutren de una lírica en segunda persona, vocativa, dirigida a la imagen de la amada, envuelta en las circunstancias externas de la vida actual: relojes, teléfonos, playas, calles, publicidad, automóviles y calendarios aparecen en tal poesía cambiados y transfigurados.

La mujer es vista en una perspectiva de proximidad, como una amiga que se convierte en amada al contemplarse reflejada en el “espejo ardiente” que el amor le ofrece. Tal actividad poética, en la que se utilizan elementos métricos muy tenues y leves (metros cortos, con asonancias de una gran flexibilidad, que subrayan el ritmo interno de las metáforas, las ideas y la fluida elocución), halla su mejor representación en La voz a ti debida, obra que ha influido profundamente en la poesía española.

La tercera etapa va de 1939 hasta su muerte. La poesía de estos años reflejó sus inquietudes filosóficas, y una preocupación por la función del poeta y del arte, ya que su espíritu humanista se rebeló ante el mundo moderno; pero no fue la suya una poesía meramente intelectualista, sino que se apoyó también en lo sensual, en una visión cósmica pero fuertemente emotiva. Tres libros componen la producción de este período: El contemplado (1946), Todo más claro y otros poemas (1949) y Confianza 1942-1944, 1955, recopilación de poemas sueltos publicada póstumamente.

Salinas escribió también numerosos ensayos críticos, entre los que destacan Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947), La poesía de Rubén Darío (1947), El defensor (1948) y Ensayos de literatura hispánica (1958), relatos (El desnudo impecable y otras narraciones, 1951) y varias obras de teatro, la mayor parte todavía inéditas. En 2002 aparecieron finalmente las Cartas a Katherine Whitmore, un resumen de la copiosa correspondencia que intercambió con su amada, sobre todo entre 1932 y 1939.

TUMBA DE PEDRO SALINAS.

2.- DIOS Y LA TRASCENDENCIA EN LA OBRA DE PEDRO SALINAS.

             La biografía de Pedro Salinas el primero por razón de la edad de los integrantes de la Generación de los 27, nos da pie a priori a pensar que en su obra literaria y más concretamente en su poesía, encontraría el lector abundante referencia al hecho religioso.

            Su formación humanista, su larga experiencia como profesor, la filosofía krausista, el influjo de Juan Ramón Giménez,… eran para mí los a priori que me movían a pensar sobre la presencia de lo religioso en la obra de Pedro Salinas.

            A decir verdad yo diría, para sintetizar mi pensamiento ,que en Pedro Salinas, de religión, en el sentido de la moderna fenomenología de la religión nada de nada y de Dios, a lo más un pequeño dios con minúscula: que no es otro que el yo poético Lo vemos en dos de sus poemas.

1.-NUBE EN LA MANO.

Se siente una lluvia cerca.

A esa nube gris, plomiza,

que por su altura navega,

tan sin prisa soñadora,

se le puede ver el rumbo:

es un jardín;

el sueño se le descifra:

es una rosa.

¡Qué aparente lo marmóreo,

qué indecisa su firmeza!

Su tenue ser vaporoso

con encarnaciones sueña

vislumbradas,

desde arriba,

aquí, en la tierra.

Con tiernas formas intactas

que, invisibles todavía,

aún no abiertas,

puras vísperas de flor,

en algún jardín esperan

a que llueva agua de mayo,

a que llueva.

La nube inicia su tránsito

por el aire, y la ciudad

se trastorna, cuando llega.

En los llanos del asfalto

luminosa brota yerba

repentina, son reflejos.

Los suelos todos se pueblan

de radiante césped trémulo,

y en la insólita pradera

saltan las ancas brillantes

de las más extrañas bestias,

todas de curvos colores,

que pastan las luces frescas.

Agua de mayo, lloviendo

la nube está.

¿Y ha de quedar todo en eso?

¿Acaba así tanta altura,

en paraguas callejeros?

No. En su oficina, un vergel,

la vieja alquimia prepara

su divino arte secreto.

Esperan botón, capullo,

algo,

aunque de la tierra venga,

más celeste que terreno.

Lento, se empapa el jardín

de lo que antes era cielo.

Muy despacio, tallo arriba

la nube gris va subiendo.

Su gris se le torna rosa,

lo fosco se vuelve tierno.

Perfecciones que soñara,

errabunda, por los cielos,

la nube se las realiza

en el capullo que ha abierto.

Y aquella deriva lenta,

por los anchos firmamentos,

en suave puerto termina:

en la calma de unos pétalos.

¿Quién de menos la echaría,

quién va a decir que se ha muerto,

si en el azul absoluto

falta su bulto sereno?

Está aquí, que yo lo siento,

olor de nube, en la flor,

celeste, en tierra, resuello.

Y si ayer vapor la vi,

en mi mano está su peso,

ahora, leve; y sus celajes

en carmines los poseo.

Feliz la nube de mayo,

que en esta o aquella rosa

cumple su sino perfecto.

Feliz ella y feliz yo,

que la tengo.

 COMENTARIO.

 El texto del poema, “Nube en la mano”, está integrado en el póstumo libro “Confianza” dado a conocer en 1954.

Lo primero a destacar en el poema es su comprensión literal, la historia de una nube que va pasando por distintos estados hasta llegar a su meta que es regar los jardines donde brota una flor.

Pero si miramos el significado más hondo de la historia, quizás  podríamos hallar en ella varios aspectos relacionables con la trascendencia en el sentido que esta palabra tiene para Salinas , el primero de ellos la presencia de la teleología en la naturaleza, a la nube desde el comienzo se” le puede ver su rumbo”, la nube desde su formación tiene un fin y todas sus transformaciones van encaminadas a ese fin: fecundar la tierra en la que brotan y viven las plantas que ella fecunda, pareciera que la nube tuviera inteligencia; pero no, la” inteligencia “está en el vacío que la nube ha dejado en el cielo: “ ese azul absoluto.” que por lo que dice al final no es otra cosa que el “sino perfecto” y que nada tiene que ver con Dios

Otro aspecto destacable en el poema es que en la naturaleza nada se pierde sino que ¿ todo se transforma ? Está aquí, que yo lo siento,/olor de nube, en la flor,/celeste, en tierra, resuello.

Finalmente un aspecto que la new age, el pensamiento de la nueva era ha destacado: en el universo hay una unidad en la que únicamente existe una única y sola realidad, el cosmos es uno y único de forma que el todo está en todas y cada una de sus partes y  en cada una de las partes está el todo, por eso el poeta ha podido decir:

Feliz la nube de mayo,/que en esta o aquella rosa/cumple su sino perfecto./Feliz ella y feliz yo, que la tengo.

 2.-FE MÍA.

No me fío de la rosa,

de papel,

tantas veces que la hice

yo con mis manos.

Ni me fío de la otra

rosa verdadera,

hija del sol y sazón,

la prometida del viento.

De ti que nunca te hice,

de ti que nunca te hicieron,

de ti me fío, redondo

seguro azar.

COMENTARIO.

 En Fe mía, aparece más claro cual es el absoluto de Pedro Salinas, el sino perfecto del que habló, cumplido en esta y aquella flor, en la naturaleza.

En este caso Salinas contrapone la actividad humana con la naturaleza, la rosa de papel tantas veces que te hice yo con mis manos, por otro la otra rosa verdadera hija del sol y sazón. Por lo que dice no cree en la razón humana, ni en su libertad, ni tampoco en la naturaleza, como efecto de una hipotética inteligencia ,o providencia divina. ¿El objeto de su fe? el redondo seguro azar.

3.-EL CONTEMPLADO.

Hay quienes ven en el Contemplado de Pedro Salinas un libro con múltiples implicaciones religiosas y hasta místicas. Con independencia de la conciencia individual   y personal  de Salinas acerca de Dios y de la religión, en su obra ni Dios ni la religión aparece por ningún lado, por ello estoy completamente de acuerdo con lo que dice a  este respecto José Paulino Aniso, de la Universidad Complutense en su artículo Religión y poesía. El Contemplado, de Pedro Salinas.

EL MAR EN PUERTO RICO.

Transcribo a continuación unas palabras de este autor:

“Como dijo sin retractarse el propio Salinas: «La poesia es una aventura hacia lo absoluto. Se llega más o menos cerca, se recorre más o menos camino, eso es todo». Y por debajo de las variaciones que su obra ofrece al lector, se mantiene esa idea y llega hasta Todo más claro. Ahí se muestra cómo este proceso de conocimiento/amor de Salinas termina en iluminaciones.

Hay que insistir, con esta perspectiva, en que la poesía de Pedro Salinas es (dentro de la tradición moderna) relación con lo absoluto, es decir, ocupa el lugar de la religión en el universo del poeta. Pero El Contemplado no es con propiedad un libro religioso o místico, términos que resultan usados con frecuencia con generosidad abusiva. En cambio, como auténtica poesía contemporánea, esa obra posee una función de apertura, reveladora o mediadora (que Biruté Ciplijauskaité describe con el término de puente) y una función transformadora, humanizadora (espiritual), atribuida por el mismo Salinas: «la poesía no es más que el milagro de convertir la unidimensional y bruta realidad en la realidad multidimensional de la creación espiritual». Por esta razón he insistido en las explicaciones anteriores en el término trascendencia con un sentido estrictamente poético que estas palabras pueden aclarar – El mar no está divinizado en el poema (nada de panteísmo), sino integrado a la esfera del hombre por cl hombre, mientras el hombre crece a la medida del mundo por su realidad cósmica, asumida en la conciencia. Tampoco es el mar símbolo o cifra de lo abrumador e inconmensurable de la divinidad; así, la limitación formal de los versos de Salinas, su recurso a estructuras fijas y repetidas, conviene bien a esa experiencia, a la vez profunda y limitada que presenta la composición: encuentro con el mar, esencia del cosmos, para el re-nacimiento (reencuentro) del alma (espíritu. sustancia) esencial humana. (Cf.[PDF]Religiónypoesía. El Contemplado, de Pedro Salinasrevistas.ucm.es/index.php/ILUR/article/download/ILUR0101440057A/26509de JP Ayuso – ‎2001).

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA ANGUSTIA EXISTENCIAL EN LA OBRA POÉTICA DE QUEVEDO.

 quijotedicipulo

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

VISITAS

  • 2,047,110 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: