MIGUEL HERNÁNDEZ ENTRE la UTOPÍA SOCIAL Y LA INSEGURIDAD RELIGIOSA.

1.-Reseña biográfica.

2.-Poesia de Miguel Hernández.

3.-Dios y la fe cristiana en la obra de Miguel Hernández.

4.- Análisis de algunos poemas de Miguel Hernández.

 CASA DE MIGUEL HERNÁNDEZ EN ORIHUELA

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

 (Orihuela, 1910 – Alicante, 1942) Poeta español. Miguel Hernández destacó por la hondura y autenticidad de sus versos, reflejo de su compromiso social y político. Nacido en el seno de una familia humilde y criado en el ambiente campesino de Orihuela, de niño fue pastor de cabras y no tuvo acceso más que a estudios muy elementales, por lo que su formación fue autodidacta.

Su interés por la literatura lo llevó a profundizar en la obra de algunos clásicos, como Garcilaso de la Vega o Luis de Góngora, que posteriormente tuvieron una marcada influencia en sus versos, especialmente en los de su etapa juvenil. También conoció la producción de autores como Rubén Darío o Antonio Machado. Participó en las tertulias literarias locales organizadas por su amigo Ramón Sijé, encuentros en los que se relacionó con la que luego fue su esposa e inspiradora de muchos de sus poemas, Josefina Manresa.

JOSEFINA MANRESA.

Con veinticuatro años viajó a Madrid y conoció a Vicente Aleixandre y a Pablo Neruda; con este último fundó la revista Caballo Verde para la Poesía. Las ideas marxistas del poeta chileno tuvieron una gran influencia sobre el joven Miguel, que se alejó del catolicismo e inició la evolución ideológica que lo conduciría a tomar posiciones de compromiso beligerante durante la Guerra Civil Española (1936-1939).

Con el triunfo del Frente Popular colaboró con otros intelectuales en las Misiones Pedagógicas, movimiento de carácter social y cultural; tras el estallido de la Guerra Civil (julio de 1936), se alistó como voluntario en el ejército republicano. Durante la contienda contrajo matrimonio con Josefina Manresa, publicó diversos poemas en las revistas El Mono Azul, Hora de España y Nueva Cultura, y dio numerosos recitales en el frente. El fallecimiento de su primer hijo (1938) y el nacimiento del segundo (1939) se añadieron como motivo inspirador de su obra poética.

Terminada la guerra regresó a Orihuela, donde fue detenido. Condenado a muerte, se le conmutó luego la pena por la de cadena perpetua. Después de pasar por varias prisiones, murió en el penal de Alicante víctima de un proceso tuberculoso el año 1942.

2.-LA POESÍA DE MIGUEL HERNÁNDEZ

.Cronológicamente el autor perteneció a la llamada promoción del 35, de la que formaron parte poetas como Luis Rosales o Leopoldo Panero

Su trayectoria como escritor dio comienzo con algunas colaboraciones en la revista de tendencia católica El Gallo Crisis, dirigida por Ramón Sijé.

Su primer volumen de versos, Perito en lunas (1934), está formado por 42 octavas reales en las que los objetos cotidianos y humildes son descritos con un hermetismo formal en el que trasluce claramente el magisterio gongorino. Sin embargo, en otros poemas de la misma época se intuye una mayor soltura verbal y el inicio de su compromiso con la causa de los desheredados.

En 1934, después de dar a conocer en la revista Cruz y Raya el auto sacramental Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras, de carácter calderoniano, comenzó la que a la postre fue considerada su obra maestra y de madurez, El rayo que no cesa (1936),. La vida, la muerte y el amor (éste como hilo conductor del poemario) son los ejes centrales de un libro compuesto mayoritariamente por sonetos y deslumbrante en su conjunto, aunque destaca la elegía dedicada a la muerte de Ramón Sijé, escrita en tercetos encadenados y considerada una de las más importantes de la lírica española de todos los tiempos.

Durante la Guerra Civil cultivó la llamada poesía de guerra: su fe republicana se plasmó en una serie de poemas reunidos en Viento del pueblo (1937), que incluyó la “Canción del esposo soldado“, dirigida a su mujer, y otras creaciones famosas, como “El niño yuntero”. Pertenecen también a este período el poemario El hombre acecha (1939), que manifiesta su visión trágica de la contienda fratricida, y diversos textos dramáticos que se publicaron con el título Teatro en la guerra (1937).

Mientras se hallaba en la cárcel escribió Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941), donde hizo uso de formas tradicionales de la poesía popular castellana para expresar en un estilo conciso y sencillo su hondo pesar por la separación de su mujer y sus hijos y la angustia que le producían los efectos devastadores de la guerra.( CfHernándezwww.biografiasyvidas.com/biografia/h/hernandez_miguel.htm.

 3.-DIOS Y LA FE CRISTIANA EN LA OBRA DE MIGUEL HERNÁNDEZ.

Miguel Hernández tal como se ha indicado en su biografía evolucionó en su fe religiosa pasando de un catolicismo que se manifestó inicialmente en sus artículos en la revista El gallo gris, por este motivo coincidió y posiblemente sufrió la influencia de su fundador Ramón Sijé, persona de profunda fe religiosa.

Otra persona que se cruzó en la vida de Hernández fue el cura Luis Almarcha, canónigo de la catedral de Orihuela y más tarde obispo de León. “Almarcha pagó las 425 pesetas que costó la impresión en 1933 de los primeros 300 ejemplares de Perito en lunas, uno de los más hermosos libros de Miguel Hernández. Esto fue otro impulso esencial para el aún joven poeta.

Una tercera persona influyò tambien en la evolucion religiosa de Miguel Hernandez, en este caso Pablo Neruda Las ideas marxistas del poeta chileno tuvieron una gran influencia sobre el joven Miguel, que se alejó del catolicismo e inició la evolución ideológica que lo conduciría a tomar posiciones de compromiso beligerante durante la Guerra Civil Española.

Como en otros casos tanto de la generación del 88, como la generación del 27, no por rechazar la institución eclesíástica se seguía un ateísmo, ni teórico ni práctico. Miguel Hernández por su postura en la guerra civil española bien podría considerarse como un anticlerical, pero no como un ateo, espero poder encontrar textos que demuestren tal afirmación.

Hay quienes aducen que el matrimonio canónico que Miguel Hernández celebró 24 días antes de su muerte son prueba de su vuelta al catolicismo, pero tal hecho fue realizado de una manera forzada pues a Hernández lo que le preocupaba era la situación en la que quedarían su mujer e hijos de no realizar tal matrimonio.

 4.-ANÁLISIS DE ALGUNOS POEMAS RELIGIOSOS DE MIGUEL HERNÁNDEZ.

 Comenzamos con los tres sonetos “A María Santísima” se publicaron en el número 2 de la revista El Gallo Crisis, dirigida por Ramón Sijé -seudónimo de José Marín, que no es sino el anagrama de su nombre-, el “compañero del alma de Hernández; revista de inspiración católica cuyo primer número apareció en la festividad del Corpus de 1934.

 EL VERBO SE HIZO CARNE.PARROQUIA DE NTRA, SRA DE LA ASUNCIÓN. MIGUELTURRA.

1.-EN EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN

Hecho de palma, soledad de huerta

afirmada por tapia y cerradura,

amaneció la Flor de la criatura

¡qué mucho! virginal, ¡qué nada! tuerta.

 

Ventana para el Sol ¡qué solo! abierta:

sin alterar la vidriera pura,

la Luz pasó el umbral de la clausura

y no forzó ni el sello ni la puerta.

 

Justo anillo su vientre de Lo Justo,

quedó, como antes, virgen retraimiento,

abultándole Dios seno y ombligo.

 

No se abrió para abrirse: dio en un susto,

(nueve meses sustento del Sustento),

Honor al barro y a la paja Trigo.

 COMENTARIO.

 El título nos habla del misterio de la Encarnación, un misterio en el que se hace protagonista a Maria ella fue quien en la Anunciación dio el si para que el Sol atravesara la ventana sin alterar la vidriera pura. Durante nueve meses el Sustento fue sustentado, y al salir el Justo de su vientre Ella quedó virgen , dando al barro el mayor Honor que pudiera pensarse y a la paja trigo.

Nuestra Señora de la Asunción en Miguelturra

 LA ASUNCIÓN . PARROQUIA DE MIGUELTURRA.

2.-EN EL DE LA ASUNCIÓN.

 ¡Tú!, que eras ya subida soberana,

de subir acabaste, Ave sin pío

nacida para el vuelo y luz, ya río,

ya nube, ya palmera, ya campana.

 

La pureza del lilio sintió frío;

y aquel preliminar de la mañana

aire ¡tan encelado! en tu ventana,

sin tu aliento ni olor quedó vacío.

 

¡Todo! te echa de menos: ¿qué azucena?

no ve su soledad sin tu compaña,

ve su comparación sin Ti en el huerto…

 

Quedó la nieve, sin candor, con pena,

mustiándole el perfil a la montaña;

subiste más, y viste el cielo abierto.

 COMENTARIO.

 La Asunción de Maria a los cielos es cantada en el poema como algo debido y natural en la Virgen soberana hecha para el vuelo, ya de campanas , ya de ave…

Su vuelo en una fría mañana, la Azuzena dejó al aire vacío sin su aliento .

Todo en la naturaleza la echa de menos, pero Ella subió más y vio el cielo abierto y abierto quedó para siempre.

 3.-EN TODA SU HERMOSURA

 ¡Oh, Elegida! por Dios antes que nada;

Reina del Ala; Propia del zafiro,

Nieta de adán, creada en el retiro

de la Virginidad siempre increada.

 Tienes el ojo tierno de preñada;

y ante el sabroso origen del suspiro

donde la leche mana miera, miro

tu cintura, de no parir, delgada.

 Trillo es tu pie de la serpiente lista,

tu parva el mundo, el ángel tu siguiente,

Gloria del Greco y del Cristal Orgullo.

 

Privilegió Judea con tu vista

Dios, y eligió la brisa y el ambiente

en que debía abrirse tu capullo.

 CABALLO PISANDO UNA SERPIENTE.

COMENTARIO.

 El soneto contempla a María embarazada y el poeta exalta su belleza que tiene su origen en la elección de Dios.

Alude a las palaras del Génesis en la maldición a la serpiente: pondré enemistades entre ti y la Mujer. Entre su descendencia y la suya… Ella quebrantará tu cabeza mientras tu intentas morder su calcañal.

Dios al elegirla tuvo presente cual era el fin de su elección, que no era otro que el nacimiento de un capullo que recuerda al caído se ha a un clavel hoy a la aurora del seno que grlorioso que está el heno porque ha caído sobe él. privilegíó a Judea.

 4.-ECLIPSE CELESTIAL.

 Una nube, redondo y puro obstáculo

para mirarte, encuentro:

sin errores de gallos,

eclipse de los cielos.

Tu luz en una umbría de blancura:

los que ven, no te vemos:

¡mucho mejor!, a oscuras,

—¡la fe!—te ven los ciegos.

Tú, con naturaleza de semilla

reducido a la mano,

transformado en harina

traspuesto, trasplantado.

En tan escaso medio tu abundancia,

en tan mezquino circulo:

en su materia blanca,

haces deiforme el trigo.

Noche de Ti, con mengua de tu bulto:

¡victoria de lo plano!

Dios, para nuestro uso,

por el polvo ilustrado.

Cereal geometría de la tierra,

la celeste substancia,

oculta su presencia,

en una sombra blanca.

¿Cómo tienes, bajeza de la espiga,

mi No Sé Qué en tu sitio?…

Enigma, enigma: ¡enigma

! descubierto, escondido.

— ¡Oh sacerdote; danos, puro,

Aquello, favor de sí otorgado!

¿Guardas, fiel, el Secreto

que mantienen tus manos?

 COMENTARIO .

 El poema habla sin duda de la Eucaristía, de ella dice que los que ven no la ven, en cambio los ciegos , la ven por la fe. Proclama la humilde materia en la que Dios se manifiesta en tan mezquino círculo, haciendo deiforme, divino el trigo.

Oculta en una sombra blanca , la hostia, su celestial presencia. Esto le hace que se pregunte ¿ cómo es posible que la bajeza y pequeñez de la espiga encierre en su sitio Mi No Sé qué , aludiendo a la transcendencia de la que no sabe decir que es. Para terminar dirigiéndose al sacerdote para que conserve aquello que es don de si y que debe guardar el Secreto que tiene entre su manos.

 

CAMPO DE MONTIEL.

5.-.-LA MORADA AMARILLA.

A María Zambrano

 ¡APUNTA Dios! la espiga y el sembrado,

florece Dios, la vid, la flor del vino.

(Tiró por recoger multiplicado

su fortuna de troj el campesino,

que, como pobre,. en ambicioso pica.)

 

Muy pobremente rica.

muy tristemente bella,

la tierra castellana ¿se dedica?

a ser Castilla: ¿ella?

 

El desamparo cunde ––¡qué copioso!––,

al amparo ––¡qué inmenso!––, de la altura.

Inacabable mapa de reposo,

sacramental llanura:

de más la soledad y la hermosura.

 

Pan y pan, vino y vino,

Dios y Dios, tierra y cielo…

Enguizcando a las aves y al molino

pasa el aire de vuelo.

 

Sube la tierra al cielo paso a paso,

baja el cielo a la tierra de repente

(un azul de llover cielo cencido

bueno para marido):

cereal y vinícola en el raso,

Dios, al fin accidente,

hace en la viña y en las mieses nido.

 

¡Qué morada! es Castilla:

¡qué morada! de Dios y ¡qué amarilla!

¡Qué solemne! morada

de Dios la tierra arada, enamorada,

la uva morada y verde la semilla.

 

¡Qué cosechón! de páramo y llanura.

¡Qué lejos!, ¡ay!, de trigo.

¡Qué hidalga! paz. ¡Qué mística! verdura

y ¡qué viento! Rodrigo.

 

Páramo mondo: mondas majestades :

mondo cielo: luz monda: mondo olivo:

monda paz: y silencio mondo y vivo:

¡soledad!: ¡soledad de soledades!,

con una claridad a la redonda

viuda, sola y monda.

No hay luz! más aflictiva.

¡No hay altura! más honda.

¡No hay angustia! más viva.

 

La copa fugitiva

del chopo, verde copo

de cielo en cielo, cielo al cielo priva

en un celeste anhelo:

¡chopo!: copo de cielo,

que es menos que ser cielo y más que chopo,

chopo dé cielo: ¡copo!

 

Por viento al horizonte va el molino;

por gracia, luz, molienda y movimiento:

y se queda parado en el camino,

pacífico un momento,

gracia, molienda, luz pero no viento.

 

¡Soledad trina y una! castellana:

Dios: el viento, el molino y la besana.

 

La luz es un ungüento

que cura la mirada del espanto.

…Esta Mancha manchega,

¿por qué? se desarrima

al cielo en este tiempo, y le da voces.

¡Tan bien! que está el cordero,

sobre la línea pura del otero paciendo

sobre el cielo cabizbajo

las cabizaltas flores.

¡Tan bien! que está, ya arriba, y aun abajo,

la soledad lanar de los pastores,

proveyendo distancias

de soledad, de amor, de vigilancias,

encima de la loma

que lo deja en el cielo que lo toma.

La espiga rabitiesa

nutrida de altitudes…

 

¡Isidro!, ¡Juan!, ¡Teresa!,

¡Alonso!, ¡Ruy!… ¿qué fueron? las virtudes.

La viña alborotada

está; la mies revuelta:

ruedo es la era ya de polvo y nada:

¡tanto que fue! la era, por la trilla,

todo de Dios, en Dios siempre resuelta.

 

––De casta te vendrá lo de Castilla,

¡oh campal ricahembra! castellana,

asunto, como Dios, de la semilla.

No esperes a mañana

para volver al pan, a Dios y al vino:

son ellos tu destino.

Y has de ser resumible ¡siempre!, Amiga,

en un racimo, un cáliz y una espiga.

 COMENTARIO ´

 El poema es una descripción del ser y del deber ser de Castilla, de Castilla la Nueva de ayer de Castilla la Mancha , con un conjunto de contradictorios atributos que se unifican en Dios. Y has de ser resumible ¡siempre!, Amiga, en un racimo, un cáliz y una espiga.

El Dios uno y trino . Dios: el viento, el molino y la besana.No está lejos el poema de una visión panteista de Dios; La viña alborotada/está; la mies revuelta:/ruedo es la era ya de polvo y nada: ¡tanto que fue! la era, por la trilla, todo de Dios, en Dios siempre resuelta.

No dejan de aparecer referencias claras a laEucaristía: No esperes a mañana/para volver al pan, a Dios y al vino: son ellos tu destino.Y has de ser resumible ¡siempre!, Amiga, en un racimo, un cáliz y una espiga.

Da pie a su vez hablar de la comunion personal : Sube la tierra al cielo paso a paso/, baja el cielo a la tierra de repente /(un azul de llover cielo cencido/ bueno para marido): cereal y vinícola en el raso,/ Dios, al fin accidente,hace en la viña y en las mieses nido en un poema dedicado a una mujer.

6.-EL SILBO DEL DALE.

 Dale al aspa, molino,

hasta nevar el trigo.

 Dale a la piedra, agua,

hasta ponerla mansa.

 Dale al molino, aire,

hasta lo inacabable.

 Dale al aire, cabrero,

hasta que silbe tierno.

 Dale al cabrero, monte,

hasta dejarle inmóvil.

 Dale al monte, lucero,

hasta que se haga cielo.

 Dale, Dios, a mi alma,

hasta perfeccionarla.

 Dale que dale, dale,

molino, piedra y aire,

 cabrero, monte, astro,

dale que dale largo.

 Dale que dale, Dios,

¡ay! Hasta la perfección.

La perfección

 COMENTARIO.

 La quietud no es principio de perfeccionamiento , mas bien los es el movimiento, en realidad todo perfeccionamiento en el universo ,es el fruto de un proceso cada realidad individual tiene sus princispios y causas propios para llegar a ser lo que son y en el caso de la perfección humana Dios es la causa y principio de esa perfeccion moral .

 7.-EL NIÑO YUNTERO.

 Carne de yugo, ha nacido

más humillado que bello,

con el cuello perseguido

por el yugo para el cuello.

Nace, como la herramienta,

a los golpes destinado,

de una tierra descontenta

y un insatisfecho arado.

Entre estiércol puro y vivo

de vacas, trae a la vida

un alma color de olivo

vieja ya y encallecida.

Empieza a vivir, y empieza

a morir de punta a punta

levantando la corteza

de su madre con la yunta.

Empieza a sentir, y siente

la vida como una guerra

y a dar fatigosamente

en los huesos de la tierra.

Contar sus años no sabe,

y ya sabe que el sudor

es una corona grave

de sal para el labrador.

Trabaja, y mientras trabaja

masculinamente serio,

se unge de lluvia y se alhaja

de carne de cementerio.

A fuerza de golpes, fuerte,

y a fuerza de sol, bruñido,

con una ambición de muerte

despedaza un pan reñido.

Cada nuevo día es

más raíz, menos criatura,

que escucha bajo sus pies

la voz de la sepultura.

Y como raíz se hunde

en la tierra lentamente

para que la tierra inunde

de paz y panes su frente.

Me duele este niño hambriento

como una grandiosa espina,

y su vivir ceniciento

revuelve mi alma de encina.

Lo veo arar los rastrojos,

y devorar un mendrugo,

y declarar con los ojos

que por qué es carne de yugo.

Me da su arado en el pecho,

y su vida en la garganta,

y sufro viendo el barbecho

tan grande bajo su planta.

¿Quién salvará a este chiquillo

menor que un grano de avena?

¿De dónde saldrá el martillo

verdugo de esta cadena?

Que salga del corazón

de los hombres jornaleros,

que antes de ser hombres

son y han sido niños yunteros.

 COMENTARIO.

 El poema es una obra de carácter social,  con crudeza y claridad  expone el poeta una realidad , nada menos que circunstancia de la situación de los niños en su tiempo. una situación con la que Mlguel Hernandez estuvo comprometido, desde su condición ideológica republicana y comunista.

Lo triste es que aquella realidad dura para los niños de aquellos  tiempos  se ha reproducido  hoy  con mayor intensidad allá donde se violan los derechos de los niños con diferentes formas y lugares en :1.- Niños y niñas esclavizados en el trabajo.2.- Explotación sexual comercial de la niñez.3.-La pedofila.4.-Niños y niñas soldados.5.-La infancia en el tráfico de órganos 6.-Niños y niñas objeto de adopciones ilegales.7.-Los niños de la calle. Sin que se libren sitios donde la ideología comunista es imperante.

Por el entonces de Miguel Hernández, ya se había despertado la conciencia social de la Iglesia católica, a partir especialmente de las Enciclicas papales de León XIII, Pio XI con variadas actuaciones de parte de los sindicatos católicos, las montes de piedad,etc en diversos puntos de Europa y de España.

Gran parte de la obra de carácter social de Miguel Hernández podría haber sido escrita desde la fe católica, desde donde hoy también puede ser leída.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: GARCILASO DE LA VEGA, PUERTA DEL RENACIMIEMTO.

 quijotediscipulo.

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 2.-sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 3.-elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 4.-elcaballerodelverdegaban ó Dios y la CARRASCO.

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

 

Anuncios