You are currently browsing the category archive for the ‘01.- La Doctrina Social de la Iglesia en la Rerum Novarum.’ category.

EL PAPA LEÓN XIII AUTOR DE LA RERUM NOVARUM.————————————————————

LA  DOCTRINA SOCIAL EN LA RERUM NOVARUM

Antes de entrar de lleno en el contenido del tema respondemos a dos preguntas previas:

 1. ¿Qué es la doctrina social de la Iglesia? La doctrina social es la parte del magisterio de la Iglesia  que se ocupa de enseñar el  buen comportamiento moral de la persona humana  en su vida social. Aplica las enseñanzas de Jesucristo a la vida en sociedad en todos sus aspectos.

 2. ¿Cuál es el fin de la doctrina social? De lo anterior se desprende que  la doctrina social  tiene como fin proponer principios y valores que contribuyan a crear una sociedad digna del hombre, partiendo de los principios evangélicos.

Podemos ahora decir el orden que seguiremos en el tratamiento del tema en el que pretendemos analizar la doctrina social en la Encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII, seguiremos el siguiente esquema:

 1.- Contexto histórico.

2.-Algunos efectos sociales de este contexto histórico.

3.-Contenido doctrinal de la Encíclica Rerum Novarum.

4.- Notas al texto.

 1.-CONTEXTO HISTÓRICO.

Los elementos que configuran el contexto histórico en el que aparece la encíclica papal son de distinto orden.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO. OBRA DE DELACROIX

 1.-1El primero es de orden filosófico,

 el liberalismo un pensamiento que  nutría con sus ideas al sistema económico que conocemos como capitalismo liberal.

            Este  liberalismo esta fundado en la teoría de orden filosófico acerca de la naturaleza de la persona pues  afirmaba que la libertad era el valor superior al que debían subordinarse el resto de valores humanos; entendiendo ésta como la absoluta independencia del hombre de cualquier tipo de autoridad, bien sea la autoridad política, social, económica, o religiosa, el hombre es el único dueño y constructor de su propia vida.

            En consecuencia   que la ordenación social  más justa era  la  que salvaguarda la libertad individual; que el progreso material, resultado de la libre decisión del individuo, movido por el deseo de lucro, era la condición de todo bienestar social; que el Estado debía inhibirse de la ordenación económico social, y que su misión era la  eliminación de los obstáculos que se opusieran a la libertad, y en favorecer el establecimiento de las condiciones necesarias para la existencia de un mercado de libre competencia.

LAS HILANDERAS. DIEGO VELÁZQUEZ. MUSEO DEL PRADO.

1.-2.-El segundo es de orden científico,  

es decir el desarrollo de las ciencias que da lugar a la creación de nuevos inventos en todos los campos y especialmente en el campo de la industria, tales como la máquina de tejer, (1760) y la máquina de vapor de Watt (1767). La aplicación de la máquina textil fue revolucionaria. La máquina de vapor tuvo aún mayores consecuencias por su  influencia en el comercio y las comunicaciones; fue el nacimiento  del ferrocarril y de la  navegación a vapor, que no sólo hacen evolucionar los transportes sino que abrieron nuevos caminos a la exploración de la tierra.

            A esta que fue la primera revolución industrial seguiría la segunda a mediados del siglo XVIII ( 1940) y el siglo XIX. la dinamo eléctrica, el automóvil a vapor, el automóvil eléctrico, los automóviles comienzan a funcionar, el motor de explosión, el teléfono, el telégrafo, la telegrafía sin hilos, el fonógrafo, el cinematógrafo etc. .El desarrollo científico alcanzaría al campo de la medicina, Fleming descubrió los cromosomas, Pasteur la vacunas: contra el cólera, el carbunco, la antirrábica, Yersín descubrió el bacilo de la peste, etc.

LOS PELDAÑOS HACIA EL ATEISMO.

1.- 3.- El tercero es de orden religioso

es la época de la  aparición del ateísmo en el pensamiento filosófico europeo, entendiendo como tal la negación de la existencia de Dios, este ateísmo fue el resultado de la orientación filosófica a partir de Descartes, pasando por Inmanuel Kant y continuando con Hegel y el idealismo alemán. La escuela filosófica denominada la Izquierda Hegeliana terminó por aceptar el ateísmo como un postulado de la razón, sin ninguna prueba racional y científica del mismo, aplicándose a partir de este postulado a explicar el origen y naturaleza de las religiones; nombres como Feuerbach, Freud, Marx y Engels, Compte, Nietzsche, Darwin, proponen diversas explicaciones del origen de la religión, coincidiendo sin embargo todos, en considerar el hecho religioso como algo externo y sobrevenido  a la naturaleza humana: el miedo, la ignorancia de los fenómenos de la naturaleza, el anhelo de plenitud, el complejo de Edipo, la necesidad y miseria social humana, la ignorancia de la propia grandeza humana etc etc. y no como algo que forma parte de la misma  naturaleza y estructura de la persona humana, como demostraría posteriormente la Fenomenología y la Filosofía de la religión.

            Estas filosofías y las ideas de la ilustración hicieron que el cristianismo fuera perdiendo poco a poco diversos ámbitos de la sociedad resquebrajando la moral y los comportamientos sociales.

 2.-ALGUNOS DE LOS EFECTOS SOCIALES DE ESTE CONTEXTO.

VIVIENDAS DEL SIGLO XIX EN LONDRES.

2.-1.-El crecimiento poblacional.

 Las personas  empujadas por el desarrollo industrial  hicieron crecer las naciones  así Gran Bretaña pasaría de 21 millones de habitantes a 33, Alemania de34 a 50, Bélgica de4 a 6 Francia de36 a 38, España de15 a 17, el mayor o menor crecimiento poblacional es signo de la mayor o menor industrialización. Los nuevos inventos así como la aparición de la finaciación empresarial por entidades bancarias, serían dos de los puntales del desarrollo de la industria.

EL VAGÓN DE TERCERA CLASE.

 2.-2.-El desarrollo industrial traería también  consigo la creación y aparición de dos nuevas clases sociales:

los empresarios que pronto fueron denominados  capitalistas y los obreros denominados proletarios sin más bienes que su prole.

            El liberalismo aplicado a la economía e industrialización, con su doctrina de la oferta y la demanda  por la que se regulaban las relaciones entre el capital y el trabajo trajo consigo grandes sufrimientos para los trabajadores, con jornadas de trabajo sin ninguna clase de regulación, los bajos salarios, el trabajo de los niños a partir de los 7 años, las condiciones inhumanas, los sueldos de hambre… que hicieron que Carlos Marx denominara al trabajador como “ el nuevo esclavo de la edad moderna.” Apareció el enfrentamiento entre las clases dando origen a la llamada cuestión social.

            Algunos testimonios concretos de personas que vivieron esta situación nos permitirá mejor que ninguna otra descripción la situación de esta nueva clase:

            “Trabajo en el pozo de Gawber. No es muy cansado, pero trabajo sin luz y paso miedo. Voy a las cuatro y a veces a las tres y media de la mañana, y salgo a las cinco y media de la tarde. No me duermo nunca. A veces canto cuando hay luz, pero no en la oscuridad, entonces no me atrevo a cantar. No me gusta estar en el pozo. Estoy medio dormida a veces cuando voy por la mañana. Voy a escuela los domingos y aprendo a leer. (…) Me enseñan a rezar (…) He oído hablar de Jesucristo muchas veces. No sé por qué vino a la tierra y no sé por qué murió, pero sé que descansaba su cabeza sobre piedras. Prefiero, de lejos, ir a la escuela que estar en la mina.”( Declaraciones de la niña Sarah Gooder, de ocho años de edad. Testimonio recogido por la Comisión Ashley para el estudio de la situación en las minas, 1842.)

            “Tuve frecuentes oportunidades de ver gente saliendo de las fábricas y ocasionalmente atenderles como pacientes. El pasado verano visité tres fábricas algodoneras con el Dr. Clough de Preston y con el Sr. Baker de Manchester y no fuimos capaces de permanecer diez minutos en la fábrica sin empezar a jadear por falta de aire. ¿Cómo es posible que quienes están condenados a permanecer ahí doce o catorce horas lo soporten? Si tenemos en cuenta la temperatura del aire y su contaminación no puedo llegar a concebir como los trabajadores pueden soportar el confinamiento durante tan largo periodo de tiempo.”Cf.Declaraciones efectuadas por el Dr. Ward de Manchester en una investigación sobre la salud en las fábricas textiles en marzo de 1819.)

            “En esta fábrica trabajan mil quinientas personas, y más de la mitad tienen menos de quince años. La mayoría de los niños están descalzos. El trabajo comienza a las cinco y media de la mañana y termina a las siete de las tarde, con altos de media hora para el desayuno y una hora para la comida. Los mecánicos tienen media hora para la merienda, pero no los niños ni los otros obreros (…). Cuando estuve en Oxford Road, Manchester, observé la salida de los trabajadores cuando abandonaban la fábrica a las doce de la mañana. Los niños, en su casi totalidad, tenían aspecto enfermizo; eran pequeños, enclenques e iban descalzos. Muchos parecían no tener más de siete años. Los hombres en su mayoría de dieciséis a veinticuatro años, estaban casi tan pálidos y delgados como los niños. Las mujeres eran las de apariencia más saludable, aunque no vi ninguna de aspecto lozano (…). Aquí vi, o creí ver, una raza degenerada, seres humanos achaparrados, debilitados y depravados, hombres y mujeres que no llegarán a ancianos, niños que nunca serán adultos sanos. Era un espectáculo lúgubre (…)” Cf. Charles Turner Thackrah. Los efectos de los oficios, trabajos y profesiones, y de las situaciones civiles y formas de vida, sobre la salud y la longevidad. 1832.)

 DESTRUCCIÓN DE UNA MÁQUINA DE TEJER EN ESPAÑA. SIGLO XIX.

72.-3.La aparición de la lucha entre  estas dos  clases sociales.

Esta queda reflejada en dos  testimonios del tiempo: “El obrero artesano, en general, comparte su trabajo con el maestro. Hay entre ellos relaciones de igualdad. Algunas veces son amigos. Su trabajo, tal vez de más difícil ejecución que el nuestro, tiene el aliciente de la variedad y el atractivo de la aprobación de los demás. Nuestro trabajo se verifica bajo opuestas condiciones. Metidos en cuadras donde impera una severa disciplina, parecemos un rebaño de esclavos sujetos a la vara del señor. Colocados juno a las máquinas, somos servidores de éstas. Desde las cinco de la mañana hasta las siete y media de la tarde siempre hacemos lo mismo. Para nosotros, lejos de ser el fabricante nuestro igual, es el ojo vigilante y el espía de nuestras acciones. Nunca trabajamos bastante. Siempre descontento de nosotros, no podemos menos de ver en él nuestro tirano.” (Escrito de un obrero (26 de junio de 1856). ( Cf. Los hiladores de Barcelona”, en Historia de España, Ed. Labor, Vol. VIII. )

            “En la tarde del viernes, alrededor de las cuatro, un numeroso grupo de revoltosos atacó la fábrica de tejidos pertenecientes a los señores Wroe y Duncroft, en West Houghton (…), y, encontrándola desprotegida, pronto se apoderaron de ella. Inmediatamente la incendiaron y todo el edificio con su valiosa maquinaria, tejidos, etc., fue completamente destruido. Los daños ocasionados son inmensos, habiendo costado la fábrica sola 6.000 libras. La razón aducida para justificar este acto horrible es, como en Middleton, el “tejido a vapor”. A causa de este espantoso suceso, dos respetables familias han sufrido un daño grave e irreparable y un gran número de pobres han quedado sin empleo. Los revoltosos parecen dirigir su venganza contra toda clase de adelantos en las maquinarias”. ¡Cuán errados están! ¿Qué habría sido de este país sin tales adelantos?”(  Cf Annual Register, 26 de abril de 1812.)

HUELGA DE TRABAJADORES/AS.

 2.-4.-La aparición de los movimientos obreros.

Como respuesta a tal situación comenzaron a surgir los movimientos  obreros. En un principio los obreros se manifiestan espontáneamente sin un plan político, pero pronto comenzarían a surgir los sindicatos dirigidos por obreros más cultos que toman conciencia de su situación organizándose para la defensa de la clase obrera, exigiendo mejoras salariales, jornadas de trabajo de ocho horas, descansos, desempleo etc. Tales sindicatos nacen en Inglaterra y en 1870 ya estaban organizados en toda Europa.

            El movimiento obrero tuvo distintas procedencias, en primer lugar el Anarquismo cuyo ideólogo fue Bakunín quien rechaza toda organización social procedente de algún tipo de autoridad, bien sea monárquica, republicana, democrática, proponiendo una sociedad pacifista y sin clases y colectivista. El Marxismo quien tiene en Marx y Engels su  principales ideólogos. En la obra  El Capital exponen su idea de que el valor de los bienes producidos dependen exclusivamente de la cantidad de trabajo que lleva incorporado, los salarios pagan sólo una parte de ese valor, el resto   del mismo va a parar a manos del capital; más difusión que El Capital tuvo el Manifiesto Comunista de 1848 en el que se habla del camino a seguir para la liberación completa del proletariado, comenzando con la lucha de clases, seguido de la Dictadura del Proletario como paso a la construcción de una sociedad sin clases.

            La internacional de trabajadores se organizó como un sindicato de los trabajadores a nivel internacional.

 3.-CONTENIDO DOCTRINAL DE LA ENCÍCLICA RERUM NOVARUM.

NIÑOS TRABAJANDO EN UNA MINA. SIGLO XIX.

 2.-1.- Descripción de la encíclica acerca de la situación de los obreros.

 Así, pues, debiendo Nos velar por la causa de la Iglesia y por la salvación común, creemos oportuno, venerables hermanos, y por las mismas razones, hacer, respecto de la situación de los obreros, lo que hemos acostumbrado, dirigiéndoos cartas sobre el poder político, sobre la libertad humana, sobre la cristiana constitución de los Estados y otras parecidas, que estimamos oportunas para refutar los sofismas de algunas opiniones…

            Sea de ello, sin embargo, lo que quiera, vemos claramente, cosa en que todos convienen, que es urgente proveer de la manera oportuna al bien de las gentes de condición humilde, pues es mayoría la que se debate indecorosamente en una situación miserable y calamitosa, ya que, disueltos en el pasado siglo los antiguos gremios de artesanos, sin ningún apoyo que viniera a llenar su vacío, desentendiéndose las instituciones públicas y las leyes de la religión de nuestros antepasados, el tiempo fue insensiblemente entregando a los obreros, aislados e indefensos, a la inhumanidad de los empresarios y a la desenfrenada codicia de los competidores.”(Cf.nº 1)

 2.-2. Defensa de la propiedad privada.

Para solucionar este mal, los socialistas, atizando el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes, estimando mejor que, en su lugar, todos los bienes sean comunes y administrados por las personas que rigen el municipio o gobiernan la nación. Creen que con este traslado de los bienes de los particulares a la comunidad, distribuyendo por igual las riquezas y el bienestar entre todos los ciudadanos, se podría curar el mal presente. Pero esta medida es tan inadecuada para resolver la contienda, que incluso llega a perjudicar a las propias clases obreras; y es, además, sumamente injusta, pues ejerce violencia contra los legítimos poseedores, altera la misión de la república y agita fundamentalmente a las naciones Pero, lo que todavía es más grave, proponen un remedio en pugna abierta contra la justicia, en cuanto que el poseer algo en privado como propio es un derecho dado al hombre por la naturaleza.” ( Cf. Nº 2)

 TRABAJADORES Y  EMPRESARIOS UNIDOS PARA UN MISMO FIN

2.-3. Rechazo de la lucha de clases.

  Es mal capital, en la cuestión que estamos tratando, suponer que una clase social sea espontáneamemte enemiga de la otra, como si la naturaleza hubiera dispuesto a los ricos y a los pobres para combatirse mutuamente en un perpetuo duelo. Es esto tan ajeno a la razón y a la verdad, que, por el contrario, es lo más cierto que como en el cuerpo se ensamblan entre sí miembros diversos, de donde surge aquella proporcionada disposición que justamente podríase Ilamar armonía, así ha dispuesto la naturaleza que, en la sociedad humana, dichas clases gemelas concuerden armónicamente y se ajusten para lograr el equilibrio. Ambas se necesitan en absoluto: ni el capital puede subsistir sin el trabajo, ni el trabajo sin el capital. El acuerdo engendra la belleza y el orden de las cosas; por el contrario, de la persistencia de la lucha tiene que derivarse necesariamente la confusión juntamente con un bárbaro salvajismo.”( Cf. Nº14)

2.-4. Para el logro de la convivencia pacífica entre las clases.

Ahora bien: para acabar con la lucha y cortar hasta sus mismas raíces, es admirable y varia la fuerza de las doctrinas cristianas. En primer lugar, toda la doctrina de la religión cristiana, de la cual es intérprete y custodio la Iglesia, puede grandemente arreglar entre sí y unir a los ricos con los proletarios, es decir, llamando a ambas clases al cumplimiento de sus deberes respectivos y, ante todo, a los deberes de justicia.

 2.-5. Los deberes de los trabajadores.

            “De esos deberes, los que corresponden a los proletarios y obreros son: cumplir íntegra y fielmente lo que por propia libertad y con arreglo a justicia se haya estipulado sobre el trabajo; no dañar en modo alguno al capital; no ofender a la persona de los patronos; abstenerse de toda violencia al defender sus derechos y no promover sediciones; no mezclarse con hombres depravados, que alientan pretensiones inmoderadas y se prometen artificiosamente grandes cosas, lo que Ileva consigo arrepentimientos estériles y las consiguientes pérdidas de fortuna.

 2.-6. Los deberes de los ricos y patronos.

  Los deberes de los ricos y patronos son : no considerar a los obreros como esclavos; respetar en ellos, como es justo, la dignidad de la persona, sobre todo ennoblecida por lo que se llama el carácter cristiano.   

            Que los trabajos remunerados, si se atiende a la naturaleza y a la filosofa cristiana, no son vergonzosos para el hombre, sino de mucha honra, en cuanto dan honesta posibilidad de ganarse la vida. Que lo realmente vergonzoso e inhumano es abusar de los hombres como si fuesen medios para el propio enriquecimiento, y no estimarlos en más que  en cuanto sus nervios y músculos pueden dar de sí…por lo que no debe imponérseles más trabajo del que puedan soportar sus fuerzas, ni de una clase que no esté conforme con su edad y su sexo. Pero entre los primordiales deberes de los patronos se destaca el de dar a cada uno lo que sea justo.

            Cierto es que para establecer la medida del salario con justicia hay que considerar muchas razones; pero, generalmente, tengan presente los ricos y los patronos que oprimir para su lucro a los necesitados y a los desvalidos y buscar su ganancia en la pobreza ajena no lo permiten ni las leyes divinas ni las humanas. Y defraudar a alguien en el salario debido es un gran crimen, que llama a voces las iras vengadoras del cielo. «He aquí que el salario de los obreros… que fue defraudado por vosotras, clama; y el clamor de ellos ha llegado a los oídos del Dios de los ejércitos»

            Por último, han de evitar cuidadosamente los ricos perjudicar en lo más mínimo los intereses de los proletarios ni con violencias, ni con engaños, ni con artilugios usurarios; tanto más cuanto que no están suficientemente preparados contra la injusticia y el atropello, y, por eso mismo, mientras más débil sea su economía, tanto más debe considerarse sagrada.( Cf. Nº15)

 PARA DESENCANTOS DE LOS RICOS.

2.-6.-Sobre el uso de los bienes poseídos.

Hay  que  distinguir entre la recta posesión de los bienes  y el recto uso del mismo. Y si se pregunta cuál es necesario que sea el uso de los bienes, la Iglesia responderá sin vacilación alguna: «En cuanto a esto, el hombre no debe considerar las cosas externas como propias, sino como comunes; es decir, de modo que las comparta fácilmente con otros en sus necesidades. De donde el Apóstol díce: “Manda a los ricos de este siglo… que den, que compartan con facilidad”( Cf. Nº 17.)

MISIONERA TRABAJANDO 25 AÑOS EN ÁFRICA.

2.-7.- Sobre la función de la Iglesia en este tema:

Finalmente, la Iglesia no considera bastante con indicar el camino para llegar a la curación, sino que aplica ella misma por su mano la medicina, pues que está dedicada por entero a instruir y enseñar a los hombres su doctrina, cuyos saludables raudales procura que se extiendan, con la mayor amplitud posible..

            . Trata, además de influir sobre los espíritus y de doblegar las voluntades, a fin de que se dejen regir y gobernar por la enseñanza de los preceptos divinos. Y en este aspecto, que es el principal y de gran importancia, pues que en él se halla la suma y la causa total de todos los bienes, es la Iglesia la única que tiene verdadero poder, ya que los instrumentos de que se sirve para mover los ánimos le fueron dados por Jesucristo y tienen en sí eficacia infundida por Dios.

            Son instrumentos de esta índole los únicos que pueden llegar eficazmente hasta las intimidades del corazón y lograr que el hombre se muestre obediente al deber, que modere los impulsos del alma ambiciosa, que ame a Dios y al prójimo con singular y suma caridad y destruya animosamente cuanto obstaculice el sendero de la virtud…

            No se ha de pensar, sin embargo, que todos los desvelos de la Iglesia estén tan fijos en el cuidado de las almas, que se olvide de lo que atañe a la vida mortal y terrena.    

            En relación con los proletarios concretamente, quiere y se esfuerza en que salgan de su misérrimo estado y logren una mejor situación.”Cf.nº21)

 EL PARLAMENTO EUROPEO.

2.-8.- Sobre la función de la autoridad civil en este problema.

 Queda ahora por investigar qué parte de ayuda puede esperarse del Estado…, los que gobiernan tienen el  deber cooperar, primeramente y en términos generales, con toda la fuerza de las leyes e instituciones, esto es, haciendo que de la ordenación y administración misma del Estado brote espontáneamente la prosperidad tanto de la sociedad como de los individuos, ya que éste es el cometido de la política y el deber inexcusable de los gobernantes.

            Pero también ha de tenerse presente, punto que atañe más profundamente a la cuestión, que la naturaleza única de la sociedad es común a los de arriba y a los de abajo.

            Los proletarios, sin duda alguna, son por naturaleza tan ciudadanos como los ricos, es decir, partes verdaderas y vivientes que, a través de la familia, integran el cuerpo de la nación, sin añadir que en toda nación son inmensa mayoría.

            Por consiguiente, siendo absurdo en grado sumo atender a una parte de los ciudadanos y abandonar a la otra, se sigue que los desvelos públicos han de prestar los debidos cuidados a la salvación y al bienestar de la clase proletaria; y si tal no hace, violará la justicia, que manda dar a cada uno lo que es suyo… De ahí que entre los deberes, ni pocos ni leves, de los gobernantes que velan por el bien del pueblo, se destaca entre los primeros el de defender por igual a todas las clases sociales, observando la justicia llamada distributiva.( Cf. Nº23)

 EL MUNDO DEL TRABAJO.

2.-9.-Sobre el papel que los obreros desempeñan para la consecución del bien común de la sociedad.

  “Y para la obtención de estos bienes es sumamente eficaz y necesario el trabajo de los proletarios, ya ejerzan sus habilidades y destreza en el cultivo del campo, ya en los talleres e industrias.

            Más aún: llega a tanto la eficacia y poder de los mismos en este orden de cosas, que es verdad incuestionable que la riqueza nacional proviene no de otra cosa que del trabajo de los obreros.

            La equidad exige, por consiguiente, que las autoridades públicas prodiguen sus cuidados al proletario para que éste reciba algo de lo que aporta al bien común, como la casa, el vestido y el poder sobrellevar la vida con mayor facilidad. De donde se desprende que se habrán de fomentar todas aquellas cosas que de cualquier modo resulten favorables para los obreros. Cuidado que dista mucho de perjudicar a nadie, antes bien aprovechará a todos, ya que interesa mucho al Estado que no vivan en la miseria aquellos de quienes provienen  unos bienes tan necesarios.( Cf. Nº 24)

EXPLOTACIÓN DE INMIGRANTES EN LOS ESTADOS UNIDOS.

2.-10. Ejemplo de algunos casos concretos en los que se ha de trabajar por la mejora de los obreros.

  “Por lo que respecta a la tutela de los bienes del cuerpo y externos, lo primero que se ha de hacer es librar a los pobres obreros de la crueldad de los ambiciosos, que abusan de las personas sin moderación, como si fueran cosas para su medro personal…

             Se ha de mirar por ello que la jornada diaria no se prolongue más horas de las que permitan las fuerzas. Ahora bien: cuánto deba ser el intervalo dedicado al descanso, lo determinarán la clase de trabajo, las circunstancias de tiempo y lugar y la condición misma de los operarios.

            La dureza del trabajo de los que se ocupan en sacar piedras en las canteras o en minas de hierro, cobre y otras cosas de esta índole, ha de ser compensada con la brevedad de la duración, pues requiere mucho más esfuerzo que otros y es peligroso para la salud.

            Hay que tener en cuenta igualmente las épocas del año, pues ocurre con frecuencia que un trabajo fácilmente soportable en una estación es insufrible en otra o no puede realizarse sino con grandes dificultades.

            Finalmente, lo que puede hacer y soportar un hombre adulto y robusto no se le puede exigir a una mujer o a un niño.

            Y, en cuanto a los niños, se ha de evitar cuidadosamente y sobre todo que entren en talleres antes de que la edad haya dado el suficiente desarrollo a su cuerpo, a su inteligencia y a su alma

            Igualmente, hay oficios menos aptos para la mujer, nacida para las labores domésticas; labores estas que no sólo protegen sobremanera el decoro femenino, sino que responden por naturaleza a la educación de los hijos y a la prosperidad de la familia.     

            En todo contrato concluido entre patronos y obreros debe contenerse siempre esta condición expresa o tácita: que se provea a uno y otro tipo de descanso, pues no sería honesto pactar lo contrario, ya que a nadie es lícito exigir ni prometer el abandono de las obligaciones que el hombre tiene para con Dios o para consigo mismo( Cf nº31

OBREROS DESCANSANDO.

 2.-11.- Sobre la determinación del salario justo.

 . Atacamos aquí un asunto de la mayor importancia, y que debe ser entendido rectamente para que no se peque por ninguna de las partes. A saber: que es que  establecida la cuantía del salario por libre consentimiento, y, según eso, pagado el salario convenido, parece que el patrono ha cumplido por su parte y que nada más debe. ..

Un juez equitativo que atienda a la realidad de las cosas no asentirá fácilmente ni en su totalidad a esta argumentación, pues no es completa en todas sus partes; le falta algo de verdadera importancia.

            Luego el trabajo implica por naturaleza estas dos a modo de notas: que sea personal, en cuanto la energía que opera es inherente a la persona y propia en absoluto del que la ejerce y para cuya utilidad le ha sido dada, y que sea necesario, por cuanto el fruto de su trabajo le es necesario al hombre para la defensa de su vida, defensa a que le obliga la naturaleza misma de las cosas, a que hay que plegarse por encima de todo.

            Pues bien: si se mira el trabajo exclusivamente en su aspecto personal, es indudable que el obrero es libre para pactar por toda retribución una cantidad corta; trabaja voluntariamente, y puede, por tanto, contentarse con una retribución exigua o nula…

             Pase, pues, que obrero y patrono estén libremente de acuerdo sobre lo mismo, y concretamente sobre la cuantía del salario; queda, sin embargo, latente siempre algo de justicia natural superior y anterior a la libre voluntad de las partes contratantes, a saber: que el salario no debe ser en manera alguna insuficiente para proveer las necesidades exigidas por la dignidad de la persona humana.

             Por tanto, si el obrero, obligado por la necesidad o acosado por el miedo de un mal mayor, acepta, aun no queriéndola, una condición más dura, porque la imponen el patrono o el empresario, esto es ciertamente soportar una violencia, contra la cual reclama la justicia.( Cf.nº32)

 EL SINDICATO TRADE UNIONS.

2.-12.- Sobre el modo de determinar el salario y las condiciones de trabajo.

            “Sin embargo, en estas y otras cuestiones semejantes, como el número de horas de la jornada laboral en cada tipo de industria, así como las precauciones con que se haya de velar por la salud, especialmente en los lugares de trabajo, para evitar injerencias de la magistratura, sobre todo siendo tan diversas las circunstancias de cosas, tiempos y lugares, será mejor reservarlas al criterio de las asociaciones de que hablaremos después, o se buscará otro medio que salvaguarde, como es justo, los derechos de los obreros, interviniendo, si las circunstancias lo pidieren, la autoridad pública.”( Cf nº33)

            …los mismos patronos y obreros pueden hacer mucho en esta cuestión, esto es, con esas instituciones mediante las cuales atender convenientemente a los necesitados y acercar más una clase a la otra.

            Entre las de su género deben citarse las sociedades de socorros mutuos; entidades diversas instituidas por la previsión de los particulares para proteger a los obreros, amparar a sus viudas e hijos en los imprevistos, enfermedades y cualquier accidente propio de las cosas humanas; los patronatos fundados para cuidar de los niños, niñas, jóvenes y ancianos.

            Pero el lugar preferente lo ocupan las sociedades de obreros, que comprenden en sí todas las demás. Los gremios de artesanos reportaron durante mucho tiempo grandes beneficios a nuestros antepasados.

            En efecto, no sólo trajeron grandes ventajas para los obreros, sino también a las artes mismas un desarrollo y esplendor atestiguado por numerosos monumentos. Es preciso que los gremios se adapten a las condiciones actuales de edad más culta, con costumbres nuevas y con más exigencias de vida cotidiana.

            Es grato encontrarse con que constantemente se están constituyendo asociaciones de este género, de obreros solamente o mixtas de las dos clases; es de desear que crezcan en número y eficiencia. Y, aunque hemos hablado más de una vez de ellas, Nos sentimos agrado en manifestar aquí que son muy convenientes y que las asiste pleno derecho, así como hablar sobre su reglamentación y cometido. ( Cf. Nº 34)

 JOSÉ CARDIJN Cardenal, fundador de la JOC (Juventud Obrera Católica). N. el 18 nov. 1882 en una humilde familia obrera.

2.-13.- Invitación a la jerarquía eclesiástica a trabajar en el campo de la acción social.

  Por lo que respecta a la Iglesia, nunca ni bajo ningún aspecto regateará su esfuerzo, prestando una ayuda tanto mayor cuanto mayor sea la libertad con que cuente en su acción; y tomen nota especialmente de esto los que tienen a su cargo velar por la salud pública.

            Canalicen hacia esto todas las fuerzas del espíritu y su competencia los ministros sagrados y, precedidos por vosotros, venerables hermanos, con vuestra autoridad y vuestro ejemplo, no cesen de inculcar en todos los hombres de cualquier clase social las máximas de vida tomadas del Evangelio; que luchen con todas las fuerzas a su alcance por la salvación de los pueblos y que, sobre todo, se afanen por conservar en sí mismos e inculcar en los demás, desde los más altos hasta los más humildes, la caridad, señora y reina de todas las virtudes.

Ya que la ansiada solución se ha de esperar principalmente de una gran efusión de la caridad, de la caridad cristiana entendemos, que compendia en sí toda la ley del Evangelio, y que, dispuesta en todo momento a entregarse por el bien de los demás, es el antídoto más seguro contra la insolvencia y el egoísmo del mundo, y cuyos rasgos y grados divinos expresó el apóstol San Pablo en estas palabras: «La caridad es paciente, es benigna, no se aferra a lo que es suyo; lo sufre todo, lo soporta todo»

4.DON QUIJOTE Y SU LUCHA CONTRA LOS GIGANTES.

4-NOTAS AL TEXTO.

  1.- Se ha preferido presentar la doctrina de la encíclica utilizando parte del  texto de la misma, mejor que hacer comentarios ningún tipo de comentario por pensar que los textos son lo suficientemente claros para cualquier lector.

            2.- Al leer estos textos es necesario tener en cuenta el ámbito histórico en el que fueron escritos y que hemos enumerado en la primera parte del tema.

            3.-Recordar la fecha en que fue escrita la encíclica que aparece en el nº 42 de la misma:

            En prenda de los dones divinos y en testimonio de nuestra benevolencia, a cada uno de vosotros, venerables hermanos, y a vuestro clero y pueblo, amantísimamente en el Señor os impartimos la bendición apostólica. Dada en Roma, junto a San Pedro, el 15 de mayo de 1891, año decimocuarto de nuestro pontificado.

4.- El nombre de las encíclicas papales procede de las dos primeras palabras con las que empieza el texto escrito en latín.

5.- Cualquiera puede descubrir que en el texto de la encíclica hay temas de carácter que nacen de las circunstancias históricas , y otros de carácter permanente y que sobrepasan el tiempo y el lugar de los mismos.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

 quijotediscípulo

NOTA. quijotediscipulo es también autor de los siguientes blogs.

2.-sanchoamigowordpress.com

3.-elbachillersansoncarrasco.wordpress.com

4.-elcuradellugar.wordpress.com

5.-elcaballerodelverdegaban.wordpress.com

PUEDE ACCEDER A ELLOS SIN NINGÚN REQUISITO. 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

VISITAS

  • 1,792,285 hits

Imagenes Interesantes

Twite

old love does not rust

Meltdown

These are lego

Waiting for a train

Lego Smallville - Batman



Wynnum foreshore - Queensland, Australia

Hiep Hiep Hoera!!

Bench

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: