You are currently browsing the category archive for the ‘EL CATOLICISMO Y SUS SOMBRAS.’ category.

LOS PAPAS Y SU MAGISTERIO SOBRE LA DOCTRINA SOCIAL.

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA  NO OCUPA UN LUGAR  PREFERENCIAL  EN LA PASTORAL DE LAS  COMUNIDADES CRISTIANAS..

  Estos son los puntos del tema:

 1.-Explicación de algunos términos del título del tema.

2.-Finalidad del tema.

3.-Acerca del lugar que la doctrina Social de la Iglesia y su aplicación ocupa en las comunidades eclesiales.

4.-La acción caritativa y asistencial y la Doctrina social de la Iglesia.

 1.-EXPLICACIÓN DE ALGUNOS TÉRMINOS DEL TÍTULO DEL TEMA.

             El primer término es el que se refiere a la Doctrirna Social de la Iglesia, cuando se  habla de la Doctrina Social de la Iglesia  nos estamos refiriendo al corpus doctrinal referente  a la realidad social, política y económica de la humanidad, realidad que está sintetizada en la llamada Cuestión social,  basada  en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia católica

            Este corpus doctrinal está sistemáticamente recogido de forma especial en las Encíclicas sociales de los últimos papas y que son las siguientes:

1.-Rerum novarum (RN)     De las Cosas Nuevas León XIII      1891.

2.-Quadragesimo Anno (QA).En el Cuadragésimo año  Pío XI 1931.

3.- Radiomensaje La Solennita del Papa Pio XII  año 1941.

4.-Mater et Magistra (MM) Madre y Maestra, Juan XXIII.1961.

5.-Pacem in Terris (PT) .La Paz en la Tierra   Juan XXIII.1963.

6.-Populorum Progressio (PP) El Desarrollo de los Pueblos Pablo VI 1967.

7.-Octogesima adveniens (OA)Al Acercarse el Octogésimo Pablo VI.1971

8.-Laborem Exercens (LE)Trabajo Laboral        Juan Pablo II            1981

Sollicitudo Rei Socialis (SRS)Preocupación por la Cuestión Social.Juan Pablo II 1987.

Centesimus Annus (CA)Centésimo Año Juan Pablo II 1991.

Caritas in veritate. La caridad en la verdad. Benedicto XVI .2009.

             

            El segundo término , son las palabras  de  la llamada acción pastoral, este vocablo hace referencia al conjunto de actividades por las cuales la Iglesia realiza su misión, que consiste primariamente en continuar la acción de Jesucristo.

            El tercer vocablo o vocablos , es el de comunidades cristianas, al hablar aquí de comunidades cristianas se hace referencia a grupos de fieles dentro de la  gran comunidad que es la Iglesia, por ejemplo a las parroquias, a las asociaciones de fieles,hermandades, cofradías, ordenes terceras, órdenes religiosas en general tanto de varones como de mujeres.

 

2.-FINALIDAD DEL TEMA.

 

            Como dice su título la finalidad  del tema no es otro que mostrar  que  en  las comunidades eclesiales en general,  ni la enseñanza de la doctrina social,  ni las acciones destinadas a su aplicación ocupan un lugar preferencial en la acción pastoral de estas comunidades.

            Más este fin no es meramente informativo, sino que  tiene un sentido , si se puede llamar así normativo, es decir cuando nos ocupamos de este asunto no es sólo para informar de un hecho, sino para decir que no debía ser así, por lo que tal finalidad podria expresarse de manera afirmativa diciendo : ´La doctrina social de la iglesia y su aplicación debería ocupar  un lugar preferencial en la pastoral de las comunidades eclesiales.

            Posiblemente  este deber ser de la actividad preferencial  de la pastoral de las comunidades eclesiales, se pueda comprender mejor, partiendo de lo que se entiende en  la frase hace años  acuñada, de la opción preferencial por los pobres.

            Nos referimos brevemente a su sentido:

            Tal vez la mejor manera de captar el sentido que lleva consigo esa expresión es considerarla palabra por palabra: pobreza, preferencia y opción.

 a).-La pobreza

           La pobreza a la que se alude, abarca dimensiones económicas, sociales y políticas, pero ella es indudablemente más que todo eso.

            En último análisis la pobreza significa muerte: muerte injusta, muerte prematura de los pobres, muerte física.

             Significa un modo de  vida que viola injustamente  la dignidad de la persona,, significa privación de todo aquello que son los derechos de la persona: comida, vestido, vivienda, trabajo…

            Y sobre todo privación de todo aquello que lleva al ser humano a la realización de sus capacidades naturales y esenciales, capacidades intelectuales, capacidades creativas, capacidades afectivas, capacidades de autorealización personal.

 b).-La preferencia.

            La preferencia sólo se explica cuando hay algo universal, por ejemplo el amor de una madre a sus hijos., o el amor universal de Dios a todos los hombres  Sólo dentro del cuadro de esta universalidad se comprende la “preferencia”, es decir, lo que “se pone en primer lugar”.

            Cuando se habla de preferencia por los pobres en la pastoral de las  comunidades eclesiales no se habla de exclusión de nadie, sino de poner en primer lugar una pastoral  en hechos y palabras dirigida a los pobres.

 c).-La opción.

           En este caso es elegir de forma preferente  poniendo en primer lugar  una actividad encaminada a la liberación de la pobreza  que padecen los pobres, individual y socialmente.

           En realidad la doctrina social de la Iglesia tiene como centro la realización del Reino de Dios en la sociedad,  un reino de justicia de amor y de paz.

 3.-ACERCA DEL LUGAR  QUE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA Y SU  APLICACIÓN OCUPA  EN LAS COMUNIDADES ECLESIALES.

             Para responder a este apartado se piensa es suficiente con mostrar cientos hechos, por ejemplo :

            El lugar que la enseñanza de la Doctrina Social  ocupa en la formación de los aspirantes al sacerdocio bien sean diocesanos o religiosos. Un lugar que no es ciertamente central;  se diría que no solamente no hay   una enseñanza central  directa de esta doctrina, sino la visión de la misma desde  otras disciplinas centrales como el estudio de la Sagrada Escritura, la teología, la Historia de la Iglesia o la Filosofía.

            Esto mismo se puede decir con respecto a otras acciones formativas de la Iglesia, pues no hay ningún aspecto de la doctrina cristiana que no implique el conocimiento de la moral social y las obligaciones que la misma implica. Posiblemente en muchos casos bastaría con tener una conciencia social bien desarrollada para sacar del resto de las enseñanzas  las implicaciones sociales de las mismas.

            Mucho más precario es el lugar que la Doctrina Social ocupa en la formación de los seglares cooperadores y agentes pastorales por ejemplo de las parroquias, de las órdenes terceras y no digamos de las cofradías y hermandades de todo tipo.

            La Doctrina Social de la Iglesia  es  a lo sumo el centro de ciertos grupos apostólicos de seglares  por ejemplo, en España, la HOAC, hermandad obrera de Acción Católica o la JOC,  por cierto movimientos muy minoritarios, poco atendidos por sacerdotes  y escasamente  promovidos  por los obispos en sus diócesis.

            La cuestión social y el problema de las injusticias sociales  no es tampoco un tema preferencial  en las pastorales episcopales y en la predicación de los sacerdotes.

            Como no lo es en las penas canónicas que la iglesia impone a determinados pecados, especialmente los relacionados con el aborto, el divorcio, o  la privación de  la participación en la Eucaristía  por determinadas conductas, desde luego  escasamente se habla y se sanciona moralmente o canónicamente  de algún modo a las empresas que contaminan la naturaleza, que explotan  a sus trabajadores  muchos de ellos menores, o simplemente a aquellas que no dan de alta en la seguridad social, que no pagan un salario justo, que no hacen partícipes de los beneficios a sus obreros etc. etc.

            Todo ello da como resultado una escasa conciencia social  del pueblo de Dios, manifestada en la escasa implicación de los seglares católicos, en las instituciones sociales, bien sea de carácter político, de naturaleza cultural, en la enseñanza, en la producción del arte, del cine, en las instituciones empresariales, o sindicales , en definitiva en aquellas todas  acciones que en principio son el papel que los seglares tienen  en el mundo que no es otro que trabajar para que todas las instituciones sociales se lleven a cabo de acuerdo con las enseñanzas de Cristo.

            A esto se refería  el Documento  de la Conferencia Episcopal Española , sobre Los Católicos en la Vida Pública.

             Documento aprobado por la Comisión Permanente en su reunión especial del 22 de abril de 1986.

            Aunque es evidente que esto exige algo más que Documentos.

           

4.-LA ACCIÓN CARITATIVA Y ASISTENCIAL Y LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA.

            Una pregunta y su respuesta nos puede descubrir cual es el sentido de este último párrafo del tema ¿ La acción caritativa y asistencial  de la Iglesia puede verse como la  aplicación de la doctrina social de la Iglesia ? La respuesta es sencillamente negativa pues son dos campos distintos. Lo que no quiere decir  que tal acción no sea fundamental en la Iglesia y que la misma no sea por desgracia absolutamente necesaria en nuestra sociedad y a escala mundial.

            La Iglesia católica ha sido y es  en este aspecto realmente pionera. En este mismo blog hay un tema titulado(  impropiamente:) ” La Iglesia Católica es la mayor ONG del mundo.

             

            El Vaticano II afirma que la Iglesia “sin dejar de gozarse con las iniciativas de los demás, reivindica para sí las obras de caridad como deber y derecho propio que no puede enajenar.

            Por lo cual, la misericordia para con los necesitados y enfermos y las llamadas obras de caridad y de ayuda mutua para aliviar todas las necesidades humanas son consideradas por la Iglesia con singular honor”.

“Aprecien mucho, por consiguiente, los seglares y ayuden en la medida de sus posibilidades a las obras de caridad y a las organizaciones asistenciales, privadas o públicas, incluso las internacionales, con las que se hace llegar a todos los hombres y a todos los pueblos necesitados un eficaz auxilio, cooperando en esto con todos los hombres de buena voluntad”79 .

            Que las obras de caridad no solamente no excluyen sino que presuponen la lucha por la justicia, lo afirma también el mismo Concilio, como toda la doctrina del Magisterio: “Para que este ejercicio de la caridad sea verdaderamente irreprochable y aparezca como tal, es necesario (…) cumplir antes que nada las exigencias de la justicia, para no dar como ayuda de caridad lo que ya se debe por razón de justicia”80 . Y en la Gaudium et spes insiste en que el Concilio “pretende hacer un ardiente llamamiento a los cristianos para que con el auxilio de Cristo, autor de la paz, cooperen con todos los hombres a cimentar la paz en la justicia y el amor.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CRISTIANISMO Y COMPROMISO POR LA JUSTICIA EN EL SIGLO XXI.

 quijotediscipulo.

 

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

VISITAS

  • 1,983,729 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: