You are currently browsing the category archive for the ‘La Inquisición española.’ category.

.

LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Presentamos el TEMA de acuerdo con el siguiente INDICE:

1.- Un tema tabú para muchos católicos.

2.- La “leyenda negra” en torno a la Inquisición española: creadores y difusores.

3.- Origen y causas de su aparición.

4.-Desarrollo histórico de la misma.

5.- Procedimientos de la Inquisición Española.

6.-Cifras de condenados por la Inquisición en sus cerca de 4 siglos de existencia.

7.- La responsabilidad de la Iglesia.

SELLO DE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

1.-UN TEMA TABÚ PARA MUCHOS CATÓLICOS.

En su momento nos ocupamos de la Inquisición, tanto episcopal como pontificia,( ver siglo 13 segunda parte) nos toca ahora hablar de la Inquisición española, pues es necesario advertir que la misma sólo existió en España diferenciándose de las dos anteriores.

Para muchos católicos hablar de la Inquisición española se ha convertido en un asunto vergonzante, algo que les llena de confusión admitiendo, de entrada, que todo lo que se mal-dice de ella tiene detrás pruebas históricas irrefutables, aportando una torpe y chocante defensa como la que escribió José de Maistre en sus “ Cartas a un gentilhombre ruso sobre la Inquisición española” : “Todo lo que este tribunal tiene de severo y temeroso, y sobre todo la pena de muerte, es obra del gobierno… Toda la clemencia, por el contrario, es cosa de la Iglesia.” Tal afirmación no es exacta pues, como veremos, esta Inquisición fue una institución tanto de los reyes españoles como de la Iglesia.

EL CARDENAL RICHELIEU EN EL CONSEJO DE ESTADO.

2.-LA “LEYENDA NEGRA” EN TORNO A LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA: CREADORES Y DIFUSORES

En los juicios que sobre la Inquisición española, han llegado prácticamente hasta nosotros, subyace el odio a todo lo español que dio origen a “ una leyenda negra” que desfiguró por completo toda la acción española en el mundo: ésta leyenda afectó a sus reyes, especialmente a Felipe II, al descubrimiento de América, al trato dispensado a los indios, a la evangelización de las colonias americanas etc. un odio que tenía como base la necesidad de hacer desaparecer la hegemonía española del siglo XVI alimentado por los países anglosajones, así como por Francia enemiga de España, hasta la imposición de un Borbón en el trono español.

Ciñéndonos al tema de la Inquisición la polémica anti-inquisitorial estuvo alimentada por protestantes, ideologías revolucionarias, anticlericales y liberales además de los escritores panfletarios pagados por el cardenal Richelieu, el más célebre de ellos le Motte Le Vayer, cuyos panfletos anti-españoles que le pidió el cardenal, ocupan el tomo II de sus obras completas.

Todo lo que se reprocha a la Iglesia con relación a la Inquisición: las falsas denuncias, la ausencia de abogados, la sentencia dada por adelantado, la ejecución en las llamas purificadoras, las horribles torturas, la cantidad de los procesos y de los represaliados, etc. no tiene ningún fundamento verdaderamente histórico, hay que analizar los hechos pasados, como decía Miguel de Cervantes, sin que ellos se separen “ni un ápice de la verdadEn el caso de la Inquisición española, la historia ha sido el único testigo que no ha sido tenido en cuenta.

LOS REYES CATÓLICOS ISABEL Y FERNANDO.

3.- ORIGEN Y CAUSAS DE SU APARICIÓN.

Antes de entrar de lleno en el origen y causas de la Inquisición española, hemos de hacer notar que durante toda la edad media en España no existe ningún racismo de los cristianos españoles ni hacia los judíos ni hacia los islámicos. Durante la edad media habría sobre un 10% de población judía en España: “ Ilustres familias cristianas, afirma Américo Castro, se habían mezclado durante la edad media con gente judía, por motivos económicos, o por la belleza de las mujeres judías; antes del siglo XV, nadie se escandalizaba por ello”

La tolerancia y convivencia de las tres culturas eran tales que el Epitafio del Rey Fernando III el Santo, en la catedral de Sevilla estaba escrito en latín, castellano, árabe y hebreo, chocan contra esta tolerancia la actitud de los franceses que expulsarían a los judíos de Francia el 1394 y los ingleses el 1290.

Dicho esto se puede afirmar que la Inquisición española dirigida contra los judíos tuvo como origen y causa la tolerancia. De esta tolerancia nace un poder de los judíos en los distintos campos de la vida española completamente desproporcionado a su número.

Entre los judíos los hay que de forma abierta practican su religión, otros están convertidos sinceramente al cristianismo, formando el grupo de los llamados cristianos nuevos y finalmente están los cripto-judios que se muestran como convertidos pero que siguen practicando su religión en la clandestinidad, son estos diversos grupos quienes se hacen presentes en la vida española: dominan las financias, son prestamistas de los reyes, casi monopolizan la medicina, entran en la corte, en la nobleza, en la Iglesia, en la policía, en la Santa Hermandad, hasta el punto que el rey Fernando el Católico, según el historiador británico Enry Kamen, era de sangre judía por parte de su madre.

Ante esta situación, en la que el cronista Diego de Valera, también de sangre judía, afirma:” que los cristianos nuevos oprimían a los viejos en los modos más varios”, los cristianos-viejos van a reaccionar de una forma violenta, cada vez más sistemática. En 1391 se produce una matanza de judíos que se extiende por la mayor parte de España, posteriormente las revueltas se suceden cada vez con mayor frecuencia, entre los dos bandos, judíos y cristianos viejos, en 1449 en Toledo, Córdoba, Ciudad Real, el 1467 en Sepúlveda, en 1473 en Andalucía.

VISTAS DE LA CATEDRAL DE SEGOVIA CON LA CATEDRAL AL FONDO.

El 1474 el baño de sangre se produce en Segovia pero en este caso se produce un hecho definitivo, los Reyes Católicos son testigos del mismo: “ todavía hay manchas de sangre en las calles, y en los muros de las casas. La ciudad apesta por la gran cantidad de carnicerías, de cadáveres y de ruinas”

Los reyes se deciden a adoptar una salida, y son los cristianos nuevos sinceramente convertidos quienes la apoyan y piden, los reyes están seguros de encontrar entre los conversos sinceros los elementos necesarios para llevarla a cabo, la salida sería la creación de la Inquisición que tendría como fin descubrir a los falsos conversos, y expulsar de España a los no convertidos, los cristianos nuevos sinceramente conversos urgen por ello a los reyes lleven a cabo las medidas dichas como la mejor defensa de sus hermanos de sangre. Los reyes católicos pidieron al papa los poderes para crear un tribunal real.

El papa Sixto IV, opuesto en principio a esta creación, terminó por acceder a la petición de los reyes, mediante la bula Exigit sincerae devotionis de 1478, así nacería la Inquisición española. Seguidamente el papa nombró Inquisidor General al dominico Tomás de Torquemada, pariente del cardenal Juan de Torquemada, ambos del linaje de los judíos convertidos a nuestra santa fe católica, según el testimonio de Hernando del Pulgar, igualmente cristiano nuevo.

EL TRIBUNAL DE LA INQUISICIÓN.

4.-DESARROLLO HISTÓRICO DE LA MISMA.

La Inquisición española se inició tras la bula de Sixto IV en 1474 siendo definitivamente suprimida en 1834. Los sucesivos reyes que gobernaron España la mantuvieron viva cerca de 400 años, considerando a la misma como un bien para la nación española.

El tribunal de la Inquisición se ocupó de muy distintos asuntos. 1.-Inicialmente de los falsos conversos judios,2.- posteriormente de los islámicos,  3.-luego de los convertidos al protestantismo, 4.-así como de los iluminados y dejados,5.- la prohibición de libros contrarios a la fe, 6.-también de diversos pecados como la blasfemia, la bigamia, la adivinación, los pecados llamados nefandos: la sodomía y la homosexualidad, también de la brujería cuando ésta iba unida con el culto al demonio, la solicitación sexual del confesor al penitente, el matrimonio de los religiosos, los delitos contra el tribunal de la Inquisición etc.

5.-PROCEDIMIENTO DE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

Veamos ahora de una forma concreta como actuaba el tribunal inquisitorial. Los subrayados de esta sección están tomados en su mayor parte de las Instrucciones de Torquemada así como de las del Inquisidor Valdès.

El principio del proceso era la recepción de denuncias, que podrían provenir de personas del pueblo, de otros procesados, y hasta del mismo inculpado, también de los llamados “familiares” de la Inquisición que tenían como finalidad la vigilancia y protección del Tribunal.

Los “ familiares” eran conocidos por todos, en contra de lo que afirma Kamen, “sin que se guardara ninguna pista de su nombramiento,” aún hoy día pueden encontrarse numerosos documentos en los que aparece el nombre, clase social, así como el nombramiento de los mismos. En los autos de fe los “familiares” desfilaban y estaban presentes con el resto de los asistentes al mismo. Estos “familiares” solían ser elegidos entre los notables de las ciudades: podían ser labradores ricos, intelectuales como Lope de Vega, nobles como Juan Suárez de Toledo de la familia de los Condes de Oropesa.

Tras las denuncias, el denunciado disponía de un tiempo llamado “de gracia” de 30 o 40 días de duración, en el que podía presentarse voluntariamente al tribunal mostrando su arrepentimiento, beneficiándose de una absolución secreta a fin de preservar la naturaleza de su falta.

Las declaraciones recibidas de otras personas “en el tiempo de gracia” no eran secretas:” sino por escrito, ante los inquisidores, un notario, dos testigos miembros del personal de la inquisición o en su ausencia elegidos entre personas honradas y con juramento del declarante”. Durante este tiempo de gracia no podían imponerse al acusado sino “ penitencias saludables para su alma”.

El denunciante era sometido a un interrogatorio tan riguroso como el que se hacía al mismo denunciado. Después el denunciante debía nombrar por lo “menos dos testigos capaces de confirmar sus declaraciones.”

Antes de proceder al arresto del acusado se tomaban aún tres medidas,”las proposiciones sacadas una a una de las mismas palabras de los testigos” debían ser declaradas heréticas por una comisión de calificadores, no inquisidores, “sino teólogos de ciencia y conciencia probadas.” La decisión de los calificadores, debía tomarse tras la deliberación y votación de los mismos, “tal votación debía quedar consignada”. Si la calificación era negativa, o no merecedora de un castigo importante, no se hacía ninguna diligencia más.

Si la calificación era positiva el procurador debía preparar una orden de arresto, esta orden sólo podía ser ejecutada por el inquisidor después de haber “meditado de nuevo el asunto

Tras el encarcelamiento se procedía al embargo de los bienes de quien todavía era un acusado. El embargo no era una expropiación sino una acción encaminada a poner bajo tutela los bienes del acusado. El administrador designado pagaba las deudas que parecían “claras y limpias.” Hacía vender los bienes perecederos o daba los bienes en alquiler, pero no podía hacerlo más que en subastas públicas. Al final del embargo el administrador rendía cuentas.

Si el acusado tenía hijos y otras personas a su cargo, las Instrucciones del Inquisidor general Valdés, estipulaba que el administrador debía dar dinero a estos hijos o personas dependientes: “ viejos, niños, mozas o aquellos que por otras causas no podrían vivir honradamente fuera de la casa del acusado.” Si la acusación no era de “herejía formal” el acusado podía nombrar a una persona de su confianza para la administración de sus bienes : “ a fin de que puedan sustentarse “ él mismo, la mujer, sus hijos, y que estos puedan beneficiarse de la mejor gestión como parezca al acusado” Los bienes pues en ningún caso eran secuestrados como escribe Kamen,” Todo arresto era acompañado de la incautación de los bienes del acusado” Bartolomé Bennasar habla a favor de la verdad cuando dice: “ Podríamos reproducir aquí cantidad de ejemplos en que los bienes son efectivamente devueltos” Lo único que se hacía era ponerlos bajo administración y no siempre como se ha dicho.

¿ Qué decir de las cárceles inquisitoriales? “De cuchitril, sombrío, sucio húmedo”, en el que el procesado “era atacado por las ratas,” dice Pierre Dominique. “Donde se consumía durante años, sin tener otro sustento que pan y agua” afirma el historiador israelita M. Kayserling. Eran como el infierno de Dante.

Tales afirmaciones son muy distantes de la verdad. En primer lugar, con frecuencia, la Inquisición española no pocas veces no tenía cárcel ninguna. Las Instrucciones de Torquemada manda, en muchos casos “que la prisión sea la propia casa del procesado. Lo mismo dice Valdés en sus Instrucciones:” En muchas Inquisiciones no hay prisión”. Además en el caso de la existencia de prisión, si los acusados fueran pobres o estuvieran enfermos quedaban excusados de ella. A los pobres encarcelados se les permitía salir durante el día a pedir limosna. Los acusados tenían una habitación propia, incluso se les permitía traer su propia cama. Aún más, el encarcelado puede ejercer su profesión, en este caso el gobernador de la prisión debe “ hacer traer las cosas necesarias para su oficio”

La realidad es que las prisiones de la Inquisición eran infinitamente mejores que las prisiones civiles., y en no pocos casos un infierno deseado, pues hubo situaciones en las que algunos recluidos en las prisiones civiles se autoinculpaban del delito de herejía con el fin de ser llevados a la cárcel de la Inquisición, y como afirma un tal Hernando Díaz “que en su casa no había comido tanta carne.”

Digamos algo también sobre ”las horribles torturas” sufridas por los acusados. En la actualidad los historiadores especializados están todos de acuerdo en que el número de las torturas en la Inquisición española es fruto de la propaganda protestante y anti-española que comenzó a extenderse en el siglo XVI y que más tarde se desarrollaría, a partir del siglo XVIII llegando a ilustrarla con grabados de los aparatos empleados para la misma , a este respecto Lea afirma:” La creencia popular según la cual la cámara de tortura inquisitorial era el teatrode un encarnizamiento particular para arrancar confesiones es un error imputable a los escritores sensacionalistas, que han explotado la credulidad popular” y Kamen precisa “ En una época en la que la tortura estaba universalmente extendida en las cortes criminales de toda Europa, la Inquisición española seguía una política de moderación y de circunspección que permite juzgarla favorablemente.”

Los archivos son los que también nos aportan los datos a este respecto, así en los 300 procesos emprendidos antes del 1500 en el Tribunal de Toledo, no hay más 5 o 6 casos de tortura o sea el 2%. El Inquisidor Valdés en sus Instrucciones escribe: “Los Inquisidores deben tener gran cuidado de que la sentencia de tortura sea justificada y no siente precedente

Esta actitud frente a la tortura venía de lejos en la Iglesia católica. El papa Nicolás I en los años 866, la rechaza: “Si el que la sufre, por falta de fuerza para resistir la tortura, se confiesa culpable sin serlo, ¿quién comete la iniquidad, sino aquel que le violenta para que haga esta falsa confesión?” Y el Decreto de Graciano, primera recopilación del Derecho Canónico, en el siglo XII, recoge la prohibición de la tortura del papa Nicolás I: “La confesión debe ser espontánea” y no arrancada.

Fue el papa Inocencio IV, en su Bula Ad extirpenda del 15 de mayo de 1252 quien permite un uso controlado de la tortura en los tribunales de la Inquisición, pero no la introduce dentro del Derecho Canónico sino que para justificar su uso se remite a la utilización de la misma por los tribunales reales y señoriales..

Los mismos inquisidores, que emplearon poco la tortura, la rechazan de forma explícita en el Directorio de Eimerico, que escribe “ la tortura es engañosa e ineficaz.”

 TORTURAS ATRIBUIDAS A LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

6.-CIFRAS DE LOS CONDENADOS POR LA INQUISICIÓN EN SUS CERCA DE 4 SIGLOS DE EXISTENCIA.

Los historiadores modernos tras el estudio de los documentos existentes en los fondos de la Suprema, actualmente conservados en el Archivo Histórico Nacional proporciona información de 49.092 juicios comprendidos entre los años 1560 a 1700, según el cálculo de Gustav Hennigsen “ Sólo un 1% más o menos de los acusados debieron ser ejecutados”. O sea, 500 personas durante 140 años.

Con relación los años de 1480 a 1504 el franciscano Tarsicio de Azcona, señalado por Joseph Pérez con el título de “ historiador escrupuloso” quien no dice nada que no haya sacado de los archivos afirma “ Los condenados a la pena de muerte durante el reinado de Isabel la Católica fueron ciertamente unos centenares.”

La inexistencia de documentación en los fondos de la Suprema relativa a otros tribunales como los de Toledo, Valencia, Ciudad Real, etc. no permiten dar el número exacto de los condenados por la Inquisición española en los cerca de 400 años de su existencia.

LAS SEIS ESPOSAS DE ENRIQUE VIII DE INGLATERRA.

7.- LAS OTRAS “INQUISICIONES.”

Hablamos brevemente de los procedimientos empleados “en otras inquisiciones” y tribunales de la época, no tanto para mostrar que otros eran peores sino para situar los hechos en el contexto cultural de una época.

En Inglaterra la reforma de Enrique VIII ajustició en unos años a 2 cardenales, 2 arzobispos, 18 obispos, 13 abades, 500 priores y monjes, 38 doctores de universidad, 12 duques y condes, 164 caballeros, 124 ciudadanos y 110 mujeres. En Inglaterra también, los puritanos de Cromwell llevan a cabo una carnicería con el pueblo católico irlandes : 40.000 víctimas asesinadas o vendidas como esclavos sólo en Oradours de Drogheda y en Wexford en 1649.

En Alemania y en toda la zona luterana, la historia, a partir de la Reforma es una sucesión de horrores que produjo centenares de miles de víctimas: guerra de los caballeros, guerra de los campesinos, subversión anabaptista, resultado de la incitación, en muchos casos, del mismo Lutero.

En Francia las guerras de religión produjeron cientos de miles de víctimas y las represiones civiles de la herejía eran extraordinariamente sangrientas, testigos son las hogueras que arden desde el año 1530: las 300 víctimas de las matanzas de los valdenses ordenadas por Francisco I; las 500 condenas a muerte dictadas por el Parlamento de París en los años 1547 a 1550.

A todo esto hay que añadir las decenas e incluso centenas de miles de víctimas de la represión de las “ brujas” en la Alemania luterana, en Gran Bretaña y en la Suiza calvinista. Una represión que la Inquisición española evitó, pues en la Iglesia católica la brujería en si misma nunca fue considerada como herejía, más bien una creencia supersticiosa sin ningún fundamento racional. Sólo cuando la brujería comenzó a relacionarse con el diablo, se ocuparía de ella la Inquisición.

AUTO DE FE DE LA INQUISICCIÓN ESPAÑOLA.

8.-LA RESPONSABILIDAD DE LA IGLESIA.

Como se indica en el tema de la Inquisición Pontificia, la historia es el mejor testigo para desentrañar los hechos del pasado, aplicado en este caso a la Inquisición Española los hechos son los hasta aquí relatados; tal relación podría llevarnos a la conclusión de que la Inquisición más que ser motivo de un juicio condenatorio de la historia, para la Iglesia es en realidad una de la multitud de luces que la historia pone ante nuestros ojos.

Más lo hechos aquí relatados no liberan a la Iglesia de la responsabilidad por los mismos, aunque no hubiese existido más que un tribunal inquisitorial en el que fuera condenado un solo hereje, se libraría la Iglesia de ser condenada por el juicio de la historia, por el olvido de los valores evangelicos que tales actuaciones supusieron.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO.

1.- ¿Se puede decir tras el seguimiento de hechos narrados por la Historia que la misma necesita una actitud semejante a la que decía Cervantes en el Quijote: “ Amicus Plato sed magis amica véritas? Amigo es Platón pero más amiga aún es la verdad.

2.-¿ Consideras que es suficiente para justificar las inquisiciones de la Iglesia católica la verdad histórica y desapasionada de las mismas?

3.-¿ Es positivo para la fe católica hoy la publicación de sus sombras y errores históricos?

QUIZÁS TAMBIEN LE INTERESE DEL BLOG: LA INQUISICIÓN PONTIFICIA.

quijotediscipulo.

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

VISITAS

  • 2,043,948 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: