You are currently browsing the category archive for the ‘05.- La identificación con Cristo Crucificado y los estigmas de su pasión.’ category.

8 enero, 2012 in 05. La identificación con Cristo Crucificado y los estigmas de su pasión, HECHOS MILAGROSOS A TRAVÉS DE LA HISTORIA EN LA IGLESIA | Tags: , , , | Deja un comentario (Edit)

  

LA ORACIÓN DE JESÚS EN EL HUERTO POR EL GRECO.

LA  IDENTIFICACIÓN CON CRISTO CRUCIFICADO, Y LOS ESTIGMAS DE SU  PASIÓN .

La historia nos cuenta que algunos cristianos, especialmente católicos, llevan en sus manos, pies, costado y sienes las señales de la pasión de Cristo, con sus correspondientes intensos sufrimientos. Tales señales son llamadas estigmas ( marcas) visibles. Otros padecen únicamente los sufrimientos, sin mostrar señal externa alguna, y este fenómeno se denomina estigma invisible.

            De estos estigmas queremos ocuparnos en este tema de acuerdo con el siguiente esquema:

 1.- El fenómeno de la estigmatización.

2.-Espiritualidad que sustenta tales fenómenos.

3.- Opiniones acerca de las causas que producen los estigmas.

4.-Su valor con independencia de la naturaleza de las  causas que los produzcan.

 1.-EL FENÓMENO DE LA ESTIGMATIZACIÓN.

              La existencia del fenómeno de la estigmatización, que como se acaba de decir   consiste en que algunas personas llevan en las  manos, pies, costado y sienes  unas marcas o señales  de la pasión de Cristo, con sus correspondientes intensos sufrimientos, está tan bien fundamentada históricamente que, por regla general, ya ni siquiera la cuestionan los no creyentes, quienes ahora solamente buscan darles una explicación natural.

            Así, el médico librepensador, Dr. Dumas, profesor de psicología religiosa en la Universidad de la Sorbona, claramente admite los hechos (Revue des Deux Mondes, 1 de mayo, 1907), del mismo modo como lo hace el Dr. Pierre Janet (Bulletin de l’Institut Psychologique International, Paris, Julio, 1901).

            El número de estigmatizados se acerca a los trescientos a través de la historia entre ellos hay santos y santas beatificados o canonizados , que son los siguientes:

 1.-San Francisco de Asís (1186-1226);

2.-Santa Lugarda (1182-1246), una monja cisterciense;

3.-Santa Margarita de Cortona (1247-97);

4.-Santa Gertrudis (1256-1302), una benedictina;

5.-Santa Clara de Montfalco (1286-1308), una agustina;

6.-Santa Angela de Foligno (fallecida en 1309), una terciaria franciscana;

7.-Santa Catalina de Siena (1347-80), una terciaria dominica;

8.-Santa Liduvina (1380-1433);

9.-Santa Francisca Romana (1384-1440);

10.-Santa Coleta (1380-1447), franciscana;

11.-Santa Rita de Casia (1386-1456), agustina;

12.-Beata Osana de Mantua (1499-1505), terciaria dominica;

13.-Santa Catalina de Génova (1447-1501), terciaria franciscana;

14.-Beata Bautista Varani (1458-1524), clarisa Pobre;

15.-Beata Lucía de Narni (1476-1547), terciaria dominica;

16.-Beata Catalina de Racconigi (1486-1547), dominica

17.-San Juan de Dios (1495-1550), fundador de la Orden de la Caridad;

18.-Santa Catalina de Ricci (1522-89), dominica;

19.-Santa María Magdalena de Pazzi (1566-1607), carmelita;

20.-Beata María de la Encarnación (1566-1618), carmelita;

21.-Beata (Santa, N.T.) Maríana de Jesús (1557-1620), terciaria franciscana;

22.-Beato (San, N.T.) Carlos de Sezze (f. En 1670), franciscano;

23.-Beata (Santa, N.T.) Margarita María Alacoque (1647-90), visitandina (que únicamente tenía la corona de espinas

24.-Santa Verónica Giuliani (Julianis, en español, N.T.) (1600-1727), capuchina;

25.-Santa María Francisca de las Cinco Llagas (1715-91), terciaria franciscana;

26.-San Pio de Pietrelcina (1887-1968), capuchino italiano.

 CRISTO CRUCIFICADO POR DIEGO DE VELÁZQUEZ

2.- ESPIRITUALIDAD  QUE SUSTENTA TALES FENÓMENOS.

  Antes de entrar en el análisis de las causas de los  estigmas tanto visibles como invisibles, pensamos que es necesario hablar de la espiritualidad que sustenta tales fenómenos, pues este dato, que por otra parte ha sido olvidado por la mayor parte de quienes se han ocupado del análisis de este tema, aporta factores importantes para su comprensión.

            Todas las espirituales cristianas tienen como base el seguimiento de Jesucristo, tal base es expresada en frases como el  seguimiento de Jesucristo, imitación de  Jesucristo, testigos de Jesucristo identificación con Jesucristo, discípulos de Jesucristo etc. 

            A la hora de hacer realidad tal base unas, sin olvidar todos los aspectos  de la vida de Cristo,  se centran de forma preferente en algún aspecto de la vida de Jesús, vida oculta, servicio a los hombre, predicación evangélica,  práctica de los consejos evangélicos etc.

            El deseo de la identificación con Cristo Crucificado  es una de las espitualidades más seguidas en la iglesia católica desde sus orígenes, ya san Pablo decía:

            “ No quiero saber nada sino es de Cristo y este crucificado” o “Estoy  crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.”( Gal 2,20)

            “Pero lejos de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí, y yopará el  mundo. Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios. De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.”  ( Gal 6,14-17)

            Este deseo de la identificación con Cristo Crucificado ha llevado a muchos santos y santas a desear padecer con Cristo, a Santa Catalina de Sena: “ No puedo vivir yo coronada de rosas mientras él murió coronado de espinas” o “ padecer o morir”,de santa Teresa de Jesús,  esta espiritualidad ha producido textos como estos:

            No me mueve, mi Dios, para quererte/el cielo que me tienes prometido, /
ni me mueve el infierno tan temido/para dejar por eso de ofenderte. /Tú me mueves, Señor, muéveme el verte/ clavado en una cruz y escarnecido,/ muéveme ver tu cuerpo tan herido, /muévenme tus afrentas y tu muerte. /Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, /que aunque no hubiera cielo, yo te amara, /y aunque no hubiera infierno, te temiera. /No me tienes que dar porque te quiera, /pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero te quisiera.

            O este otro:“ Cuando yo , mi buen Jesús,  veo que de tu costado sale el hierro de esa lanza, esa lanza es una saeta de amor que me traspasa. Que ahora sepa todo el mundo que tengo yo el corazón herido. ¡ Oh corazón mío ¡ ¿ Cómo te guarecerás? No hay médico que lo cure sino es morir.

            ¿ Qué has hecho amor dulcísimo? ¿ Qué has querido hacer en mi corazón? ¡ Vienes aquí para curarme y hasme herido! ¡Vienes a enseñarme a vivir y hácesme loco!  ¡ Oh dulcísima herida ¡ Oh sapientísima  locura! Que  jamás me vea yo sin ti.

            No solamente la cruz, mas la misma figura que en ella tienes, nos llama tiernamente a amor: La cabeza tienes inclinada para oírnos y darnos besos de paz, con la cual convidas a los culpables, siendo tú el ofendido; los brazos tendidos para abrazarnos; el costado abierto para recibirnos en tus entrañas: los pies enclavados, para esperarnos y para nunca te poder apartar de nosotros.

            De manera que mirándote, Señor, todo me convida a amor: el madero, la figura, el misterio, las heridas de tu cuerpo; y, sobretodo, el amor interior que me da voces que te ame y que nunca te olvide mi corazón.

            Si de ti me olvidare, oh buen Jesús, sea echado en olvido de mi diestra; péquese mi lengua a los paladares sino no me acordare de ti y si no te pusiese como principio de mis alegrías.”( San Juan de Ávila Trat. Del Amor de Dios 406 s.s.)

            Es dentro de este ámbito donde hay que situar el fenómeno de los estigmas tanto visibles como invisibles.

            Se puede considerar que la parte esencial de los estigmas  tanto visibles   como invisibles consiste en el sufrimiento. Lo substancial de esta gracia es sentir piedad por Cristo, participar en sus sufrimientos, en sus aflicciones, y- con ello- en la expiación de los pecados que sin cesar se cometen en el mundo. Si el padecimiento estuviera ausente, las heridas se convertirían en un símbolo vacío, sería  una representación teatral, que sólo conducirían al orgullo.

 LA DUDA DEL APÓSTOL TOMÁS POR VERROCCHIO

3.-OPINIONES ACERCA  DE LAS CAUSAS DE LAS ESTIGMATIZACIÓN.

 En cuanto a las causas de este fenómeno algunos médicos, tanto católicos como no católicos  han sostenido que las heridas pueden haber sido causadas de modo enteramente natural.

            Otros por el contrario basados en un conjunto de pruebas como la naturaleza de las heridas, su permanencia, el olor a jazmín, que en muchos casos han exhalado, el hecho de no poder ser curadas por los médicos, el dato de que las mismas sólo se producen dentro del ámbito de la religión y que no se han podido producir casos similares en casos no relacionados con las mismas, en que son heridas que a pesar de su permanencia no se infestan, de que se producen de forma instantanea etc. afirman que no hay ninguna causa natural que pueda producir tal fenómeno, como sería, por ejemplo por la sola acción de la imaginación aunada a emociones muy vivas. En una persona profundamente impresionada por los sufrimientos del Salvador y penetrada por un gran amor, esta preocupación actuaría  físicamente reproduciendo en ella o en él las llagas de Cristo.

            El hecho  es que parece que no se han podido presentar casos en los que la imaginación haya producido un fenómeno claramente igual al de los estigmas.

            Otra prueba es la aportada por la discutida y rechazada por las comunidades científicas de la Iglesia  de Cienciología que podemos ver explicada en el siguiente texto:

            Estimado profesor Velmont: Soy médica dermatóloga y por eso le puedo decir con conocimiento de causa que la Medicina ignora el origen de los estigmas que algunas personas presentan, aunque se da por sentado de que se trata de un trastorno psicosomático, y esto a pesar de que hubo santos y santas que fueron célebres estigmatizados, como Francisco de Asís, Ana Catalina de Emmerich, Luisa Lateau, Teresa Neuman y el padre Pío. Si usted tiene alguna explicación sobre el origen de este fenómeno la Medicina se lo agradecerá. Dra. Beatriz A.

            RESPUESTA:

            Apreciada doctora: Desde ya le digo que la Medicina acierta al considerar a los estigmas un trastorno psicosomático (rectius: trastorno psicogénico) que nada tiene que ver con la santidad.

            Pero lo que la Medicina ignora es que son producidos por engramas, cuyo mecanismo es similar a la de una orden hipnótica de alto poder, porque por definición contienen dolor (el dolor potencia la orden hipnótica y por lo tanto también el engrama).

            Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

            Tal explicación como aparece en la respuesta dice que la medicina  ignora lo que son los engramas, con sólo esta frase se advierte de que estamos ante un explicación completamente acientífica rechazada por la ciencia que ni admite la existencia de tales engramas y menos aún la forma de liberarse de los mismos, es decir a través del Clear.

            Esta explicación está menos fundamentada  que lo que pretende explicar.

 Archivo:Ignatius of Antiochie icon.jpg

ICONO DE SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA DE SIRIA ECHADO A LOS LEONES. 

4.-EL VALOR DEL FENÓMENO DE LOS ESTIGMAS CON INDEPENDENCIA DE LAS CAUSAS QUE LO PRODUZCAN.

 Desde  mi punto de vista tiene escasa importancia que los estigmas sean de origen natural o sobrenatural, pues con independencia de este origen los estigmas tienen un gran valor en sí mismos.

            En primer lugar es necesario advertir que tanto el orden natural como el sobrenatural tiene su origen en Dios que es a la vez el autor de la naturaleza y del orden sobrenatural.

            Por otro lado la ciencia no tiene, tampoco en nuestros días, un conocimiento tan amplio de la naturaleza como para poder decir que es lo que supera o no las fuerzas naturales

            A su vez  la procedencia natural de estos fenómenos no  disminuiría en modo alguno el mérito que esas personas tienen por aceptar la prueba.

            Los casos conocidos de estos fenómenos se producen en personas que no tienen señal de anormalidad alguna, todo lo contrario, personas como Santa Teresa de Jesús, Santa Catalina de Sena, San Juan de Dios, San Francisco de Asís y otros  tienen una talla personal que ha perpetuado sus  grandes obras.

            En cualquier caso este fenómeno se convierte en un testimonio vivo del amor apasionado a Jesucristo y su deseo de identificación con El en las personas que lo experimentan.

            A su vez  este testimonio tiene un alcance testimonial para todos los hombres sean o no creyentes pues el mismo viene acompañado de admirables obras de bondad y santidad.

            Por último desde la perspectiva cristiana todo lo bueno, lo justo lo valioso… tiene en la gracia de Dios su último origen “ porque ni el que siembra, ni el que riega, ni el que siega es nada sino el que da el crecimiento Dios, según la afirmación de san Pablo, aunque esta gracia actúe, como ocurre en la mayoría de los casos ,desde la  estructura natural del hombre.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA EXPERIENCIA DE DIOS EN LA ORACIÓN MÍSTICA.

quijotediscipulo

 

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

VISITAS

  • 1,794,391 hits

Imagenes Interesantes

Fox Sparrow Wintertime Inceville Los Liones Canyon Los Angeles 051

My boys in Ireland

Red-tailed Hawk (X72_4493-1)

'Crystal Cavern' - British Columbia

Aplomado Falcon

Cool colours

International railroad bridge

Cap Formentor

51/365 2017

Morgengruß....

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: