You are currently browsing the category archive for the ‘10.- Bis. Síntesis de la Historia de la Iglesia en Haití.’ category.

CELEBRANDO LA INAUGURACIÓN DEL TEMPLO CATÓLICO  MAYOR EN HAITÍ.

SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA EN HAITÍ.

Estos son los puntos a desarrollar en el Tema:

 1.- Isla La Española.

2.-División de la Isla y nacimiento de Haití.

3.- La Iglesia católica en Haiti. El Concordato con la Santa sede. Año 1860.

4.-La Iglesia católica ante la dictadura de los Duvalier.

5.-La Iglesia católica hoy en Haití. Estructuras,

6.-Algunos datos actuales de la Iglesia católica en Haití.

7.- Desafíos pastorales de la Iglesia católca en Haití.

8.-La situación de algunas instituciones eclesiales tras el terremoto de 2010.

9.- Cáritas Haití.

1.-ISLA LA ESPAÑOLA.

 La Iglesia católica en la República de Haití tiene sus raíces en la Época de la colonización, con la llegada de los primeros europeos conducidos por Cristóbal Colón,  a la isla bautizada con el nombre de la Española el 3 de mayo de 1492. Prácticamente hasta finales del siglo XVII en concreto hasta el 1697 en que España cedió a Francia la parte occidental de la Española por el Tratado de Ryswick naciendo el Saint. Domingue francés la historia de la Iglesia católica en Haiti es la misma que la historia de la Iglesia católica en la República Dominicana, esta parte de la historia puede verse en el tema del blog: Síntesis de la historia de la Iglesia en la República Dominicana.

 Los antecedentes del nacimiento de Haiti vienen  de comienzos del siglo XVII en que debido  a la competencia que los criollos de la parte occidental de la Española hacían a los de la parte oriental donde se encontraba la metrópoli, Santo Domingo el gobernador español Antonio de Osorio ordenó entre 1605 y 1606 la despoblación de la zona central y oeste de la isla con el fin de frenar esa práctica.

 2.-DIVISIÓN DE LA ISLA Y NACIMIENTO DE HAITÍ.

 Con el tiempo, las zonas despobladas de la parte oeste se fueron poblando de los bucaneros, hombres , que se dedicaban a cazar vacas y cerdos salvajes para bu canear, es decir, ahumar la carne y venderla a los navíos que navegaban por las aguas del mar Caribe. así como los filibusteros, los aventureros que sin patente ni comisión de Gobierno alguno invadían territorios ajenos a mano armada ambos de origen francés.

Primero ocuparon la Isla de la Tortuga y luego La Española propiamente dicha; entre ellos se encontraba Bertrand d’Ogeron, que tuvo éxito en el cultivo del tabaco, y que reclutó a muchas familias coloniales francesas de MartinicaGuadalupe. Más tarde estos poblamientos determinaron que la parte occidental de la isla buscara la independencia del resto dando lugar al nacimiento de Sant-Domingue

 La lucha por la independencia en Saint-Domingue se desarrolló en varias etapas, la última: en 1804  fecha en que la logró tomando el nombre de Haití, de esta forma la isla Española quedo dividida en dos partes dando origen a dos países: La República Dominicana y Haití.

 3.-LA IGLESIA CATÓLICA EN HAITÍ : EL CONCORDATO CON LA SANTA SEDE  DE 1860.

 Desde la independencia, Haití padeció una serie de gobiernos autárquicos, y hasta conoció una experiencia imperial con Faustín I, un ex esclavo que gobernó entre 1847 y 1859.

 Durante esos años Haití se convirtió en un lugar al que acudían todos los sacerdotes en situación irregular, de vida escandalosa, en rebeldía con sus prelados.

A Faustín I le sucedió el general Nicholas Fabre Geffrad, que se mantuvo en la presidencia hasta el 13 de mayo de 1867, años en los que restauró la república respetando la Constitución, consiguiendo el reconocimiento de Estados Unidos y restableciendo las relaciones con la Santa Sede mediante la firma del concordato en 1860. Esto trajo como consecuencia que llegaron al país sacerdotes que, aunque pocos en número, lograron conquistar a la élite, estableciendo centros de enseñanza.

Haití tiene una historia que la separa de la tradición hispánica y la acerca a la francesa, por lo que, , el Concordato  celebrado por la Santa Sede con la República de Haití siguió de cerca el modelo del concordato celebrado en 1801 por Napoleón lo que quedaba expresado desde el primero de sus artículos que, según el modelo francés, afirmaba que: “la religión católica, apostólica y romana, que es la religión de la gran mayoría de los haitianos, estará especialmente protegida, así como sus ministros, en la República de Haití y gozará de los derechos y atribuciones que le son propios”.

En relación con los arzobispos y obispos, se definía que la ciudad de Puerto Príncipe, capital de la república de Haití, era erigida en arzobispado, debiendo ser establecidas lo antes posible las diócesis que dependerían de esta metropolitana, así como otros arzobispados y obispados si era necesario; las respectivas circunscripciones serían reguladas por la Santa Sede, de acuerdo con el gobierno de Haití (artículo 2), el que se obligaba a acordar y mantener a los arzobispos y obispos un tratamiento anual conveniente según los fondos del tesoro público (artículo 3)

Desde la firma de este concordato las relaciones entre la Iglesia y el Estado han sido reguladas por este concordato y sus notas integrativas. Para la ejecución del mismo se concluyó un convenio el 6 de febrero de 186, por el que se procedió a la organización territorial de la República en cinco diócesis, tomando como base la división política y civil del país, incluida la suficiente dotación estatal; y con el mismo fin, el 17 de junio de 1862 se firmó un nuevo convenio por el que se fijaba las asignaciones del clero y la intervención del mismo en la instrucción pública, así como la ayuda al mantenimiento del seminario menor y a la formación de los candidatos al sacerdocio.

El primer seminario de vocaciones haitianos fue construido sesenta años después de firmar el Concordato. En su inauguración, 4 sacerdotes católicos de origen haitiano se registraron en todo el territorio. Ellos esturdieron en Francia la filosofía y la teología

Con no pocas dificultades, incluida una denuncia formal en 1881, este concordato, complementado con nuevos convenios, sigue vigente.( Cf.Los concordatos celebrados entre la Santa Sede y los países …www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=

 4.- LA IGLESIA CATÓLICA ANTE  LA DICTADURA DE LOS DUVALIER.

La dictadura duvalierista de Haití se inició en el año de 1957 con el ascenso de François Duvalier a la presidencia. A partir de ese momento Duvalier emprendió una sistemática caza de la oposición hacia su gobierno con el apoyo de su cuerpo paramilitar, los llamados Tontons Macoutes.

De est modo, hizo frente a una multitud de intentos de golpe de Estado e invasiones desde el exterior logrando un eficaz control social a través de la represión, que aniquiló todo vestigio de participación u oposición a su régimen.

Duvalier violó y modificó consteantemente la Constitución haitiana estableciendo la presidencia vitalicia en el año 1964 y hereditaria en 1971, momento en el que fallece repentinamente, tomando el relevo su hijo Jean Claude Duvalier quien gobernó hasta el año 1986.

En el nivel ideológico, François Duvalier tergiversó la corriente de la “Negritud” emprendiendo una ataque étnico de “los negros” frente al del sector mulato del país. Esto le sirvió, en un principio, el amparo de las clases medias negras, así como también de las masas populares en su gran mayoría negras.

Dentro de su grandilocuencia “nacionalista”, Duvalier, como etnólogo, vio en la religión uno de sus más efectivos posibles para el control social. Aprovechando el elevado sentido religioso del haitiano, utilizó el culto vudú y a la iglesia católica para hacerse obedecer y respetar.

 Si bien la corriente ideológica de la “Negritud” revaloraba el contenido cultural del vudú como parte de las raíces africanas, el manejo que hizo de éste François Duvalier lo convirtió en su herramienta de control social.

CRISTIANISMO Y VUDÚ EN HAITÍ.

El impacto del vudú y su beneficio político se explican, retomando a Myrto Celestin, porque “las creencias, los mitos, las leyendas de nuestro Folclore; el sentido de lo sagrado, tan fuerte en el vudú, y el temor, al igual que el misterio que crean los ritos mágicos del vudú, fueron explotados al máximo por el etnólogo y el médico”. Sin embargo, con el fallecimiento de François Duvalier en el año 1971, este arbitrio ideológico se fue disipando gradualmente.

La dictadura duvalierista pretendió servirse de la religión y en concreto de la Iglesia católica de varias formas para el mantenimiento del régimen, la respuesta de ésta varió de acuerdo con los circunstancias,

 Aprovechando una vez más la retórica nacionalista, François Duvalier apeló a la creación de un clero nacional, en contra del clero extranjero que acaparaba las jerarquías católicas.

Debe señalarse que hasta antes de la entrada de Duvalier a la presidencia, las principales diócesis se encontraban bajo la potestad de obispos extranjeros. A partir de 1959, emprendió un fuerte ataque frente a la jerarquía católica que terminó con la deportación de algunos obispos y clérigos, hechos que llevaron a la excomunión de Duvalier por el Papa.

Según testimonio del sacerdote jesuita y rector de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, Venezuela, “En el período de 1960 a 1964 se expulsaron de Haití varios ministros, como el Monseñor Poirier, los obispos Robert y Remy junto a otros seis padres franceses y dieciocho jesuitas francocanadienses, acusados de resistencia abierta al régimen e implicados en robos a los tesoros arqueológicos de la isla”, (Ugalde, 1986, p. 163).

En 1966, el opresor Duvalier llegó a un arreglo con el Vaticano y fue nombrada una nueva jerarquía católica con su total aprobación. De esta forma, la iglesia se convirtió en un instrumento benigno en manos de François y Jean Claude Duvalier, el cuál les brindó su apoyo incondicional.

Las relaciones estrechas entre iglesia y dictadura empezaron a flaquear a mediados de la década de 1970 cuando se cuestionó y redefinió la prédica religiosa y su vinculación con los valores de justicia y libertad en un entorno de represión cotidiana.

 En tanto que el gobierno perdió el apoyo de una manera progresiva, la iglesia empezó a llevar a cabo críticas moderadas a las actividades más escandalosas del gobierno. Posteriormente, la iglesia católica esgrimió la defensa de los derechos humanos como una de las banderas en su lucha antidictatorial.

JUAN PABLO II EN HAITÍ.

Con la visita del Papa Juan Pablo II a Haití en el año 1983 y su contundente desaprobación al régimen con el mensaje de que “es necesario que algo cambie aquí”, la Iglesia reforzó su actitud desafiante frente al duvalierismo.

Asimismo, una parte escindida de la Iglesia oficial, La iglesia de base, con una tesitura más extrema que la primera se sumó a la protesta frente al duvalierismo. “Desde inicios de los años 80, miembros de la iglesia, de la “pequeña iglesia”, empezaron a evidenciar su compromiso con la población que vivía en condiciones de extrema miseria”.

¿Pero cuál era la importancia que jugaba la Iglesia en el ocaso de la dictadura duvalierista?

En valoración de Marian McClure, la única institución que podía incrementar los niveles de participación política en 1986 era la Iglesia, ya que en un régimen opresor como el haitiano, era capaz de canalizar la frustración del campesino y motivarlo para pasar de esta manera a la acción política.

De esta forma, junto con la actitud combativa de los estudiantes y de un pueblo cansado de 29 largos años de gobierno dictatorial, la iglesia se convirtió en una parte trascendental en el ocaso de Jean Claude Duvalier en febrero de 1986, así como en un actor imprescindible para la conformación de un movimiento político. Aunque, la lucha frente a la dictadura no había concluido aún, ya que en lugar de Jean Claude Duvalier, se afianzó el ejército en el gobierno haitiano frente a la gran decepción de las frágiles fuerzas democráticas del país.( Duvalierismo, los dictadores que aterrorizaron y desvalijaron Haití …www.teinteresasaber.com/2015/06/duvalierismo-los-dictadores-que.htm)

 5.-LA IGLESIA CATÓLICA  EN el  HAITÍ DEL SIGLO XXI .ESTRUCTURAS.

 La Iglesia católica tiene en Haití dos Archidiócesis y ocho diócesis y son las siguientes:

Archivo:Cathédrale de Cap-Haïtien.jpg

CATEDRAL DE NTRA, SRA DE LA ASUNCIÓN DE LA ARCHIDIÓCESIS,

 1.- ARCHIDIÓCESIS DE CAP-HAÍTIEN.

 Información general

 Tipo de jurisdicción: Archidiócesis

Elevada: 7 de abril de 1988

Metropolitan See

Rito: latín (o romano)

País: Haïti

Kilómetros cuadrados: 2,200 (849 Millas cuadradas)

Dirección postal: Archeveche, BP 22, rue 19-20 H, Cap-Haïtien, Haïti, WI

Teléfono: 2262-0071; 2262-1365

Fax: 2262-1278

 DIÓCESIS SUFRAGÁNEAS:

 Fort-Liberté

Hinche

Les Gonaïves

Port-de-Paix.

LA CATEDRAL DESPUÉS DEL TERREMOTO. ACTUALMENTE SU RECONSTRUCCIÓN QUE TARDARÁ UNOS 10 AÑOS  ESTÁ ACTUALMENTE EN LICITACIÓN. 

2.-ARCHIDIÓCESIS DE PUERTOPRÍNCIPE.

 Información general

 Tipo de jurisdicción: Archidiócesis

Erigido: 3 de octubre de 1861

Metropolitan See

Rito: latín (o romano)

País: Haïti

Kilómetros cuadrados: 5,500 (2,124 Millas cuadradas)

Sitio Web Oficial: http://archidiocesedepaup.org/

Dirección postal: Archevêché, BP 538, 6 rue Saint-Laurent, Puerto Príncipe, 6110 Haïti, WI

Teléfono: 2811-9898 / 9

 DIÓCESIS SUFRAGÁNEAS.

 Anse-à-Veau et Miragoâne

Jacmel

Jérémie

Les Cayes.

 ( Cf. Catholic hierachia Haití).

 6.-ALGUNOS  ACTUALES DATOS DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HAITÍ ,

 Número de fieles: sobre 10  millones.

Arzobispos 4 de ellos  2 eméritos 14 Obispos, administran alrededor de 200 parroquias y escuelas la animación de los centros religiosos y pastoral o de espiritualidad.

En Haití, en 2006 había 692 sacerdotes (religiosos y diocesanos) repartidos en el siguiente orden: Arquidiócesis del Capo Haitiano: 72 Arquidiócesis de Puerto Príncipe: 274 Diócesis de Anse à Veau-Miragoâne (Creada en 2008) … Diócesis des Cayes 83 Diócesis de Fort-Liberté 35 Diócesis des Gonaïves 59 Diócesis de Hinche 43 Diócesis de Jacmel 41 Diócesis de Jérémie 50 Diócesis de Port-de-Paix 35.

En el número siguiente hay una relación de Congregaciones y Órdenes religiosas tanto masculinas como femeninas que trabajan en Haiti. Ademas de ellas se encuentran y trabajan en Haiti los Dominicos ,Franciscanos, Capuchinos,  Jesuitas. Los hermanitos de María: Instituto autóctono de derecho pontifical. Se asentaron en Haití en 1985. Los hermanos de Santa Teresa: Sociedad de sacerdotes de Saint-Jacques” Y otras órdenes.( Cf. Catolic hierarchia Haití)

 7.-DESAFIOS PASTORALES DELA IGLESIA CATÓLICA E N HAITÍ.

 En el mismo informe continental, se lee que la dinámica pastoral de la comunidad eclesial de Haití está fuertemente marcada por la realidad de pobreza y desigualdad social que caracteriza este país”. Ante esta realidad “la Iglesia reconoce que la sociedad haitiana, es una sociedad que se ha olvidado del bien común, que posee una baja autoestima, una desconfianza en sí misma y es una sociedad marcada por la desintegración familiar con débil liderazgo”.

En el escenario eclesial, se lee que hay una realidad “poco alentadora”. Esto a raíz de que al haber sido reconocido el Vudú como una religión más, “la vida espiritual del pueblo haitiano está marcada por el sincretismo, existen haitianos vudúes que se reconocen a su vez como cristianos y viceversa”.

“La Iglesia haitiana, junto a estas problemáticas, reconoce también que esta es una nación que canta y baila, que posee una gran riqueza espiritual en torno a la religiosidad popular y a las vocaciones especialmente enfocadas a la misión”, es lo que subraya el Observatorio Pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano – Celam (OPC), sobre la Iglesia del país caribeño.

POBREZA EN HAITÍ

Nuevos retos

Siendo conscientes de esta realidad, la Conferencia Episcopal Haitiana se ha trazado como tareas pastorales urgentes “estar al lado del pobre, compartir su dolor, hacerse uno con él, en pos de una vida digna consolidada y dinamizada por el desarrollo de los derechos humanos fundamentales”.

Lejos de cualquier sombra de asistencialismo, el OPC destaca la voluntad de la comunidad eclesial por “incentivar y acompañar  proyectos en pro de la justicia, equidad y servicio al pueblo haitiano”.

Es fundamental también para ello, “fortalecer la formación permanente, a nivel espiritual, intelectual y eclesial, de los agentes de pastoral, sacerdotes y seminaristas”.

CONGRESO DE HAITÍ.

Relación Iglesia-Estado

Como se lee en el OPC, “la historia constitucional y religiosa de Haití da cuanta que esta nación de acuerdo con sus normativas constitucionales y legales, siempre ha intentado mantener la igualdad de todas las confesiones religiosas y la libertad de las mismas”.

Sin embargo se destaca quela Iglesia católica en Haití cuenta con una serie de “beneficios” frente a las demás confesiones religiosas, enmarcados específicamente en el financiamiento para la construcción y mantenimiento de los templos y catedrales. 

Televisora Don Bosco y Tele Soeil,

Comunicación para la comunión

Para llevar a cabo su labor, la comunidad eclesial haitiana ha desarrollado ampliaménte el trabajo con los medios de comunicación, especialmente la radio.

Destaca la conocida televisora Don Bosco y Tele Soeil, así como una red eficaz de radios que emiten desde casi todas las diócesis.

Frutos de santidad

Hay un esclavo que recuperó su libertad en Haití y que hoy es reconocido como venerable por la Iglesia. Se trata del laico Pierre Toussaint (1766-1853).

Heredero de un importante fortuna, se casó con la esclava Juliette Noel sin tener descendencia, y durante una epidemia de fiebre amarilla, Pierre Toussaint fundó asilos y hospicios para niños huérfanos.

Muerto en olor de santidad en Nueva York a la edad de 87 años, fue declarado venerable en 1996, por lo que prosigue su proceso de beatificación.

Un santuario para María

Los católicos haitianos veneran a la Virgen del Perpetuo Socorro en su propio santuario edificado en Béle-Aire, cerca de Puerto Príncipe, por los misioneros redentoristas.

Cuenta la tradición que ante una terrible epidemia de viruela que azotaba el país en 1883, los devotos acudieron a la Virgen y le hicieron una novena. Fue así que la epidemia habría cesado milagrosamente, por lo que se decidió nombrarla “patrona” del país.

En 1993 se celebró el centenario del milagro y del nombramiento de la Virgen como patrona de Haíti. El papa Juan Pablo II visitó Haití en 1992 para esta celebración y puso al país bajo el amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro.( Cf. La Iglesia en América Latina: HAITÍ – ZENIT – Espanol https://es.zenit.org/articles/la-iglesia-en-america-latina-haiti)

 8.- LA SITUACIÓN DE ALGUNAS INSTITUCIONES ECLESIALES TRAS EL TERREMOTO DE 2010.

La tarde del 12 de enero de 2010 un sismo de 7.3 grados en la escala de Richter sacudió Haití. El epicentro se localizó a 15 kilómetros de Puerto Príncipe (capital), en los días posteriores se registró una serie de más de 26 réplicas de hasta 5.9 grados.

Según las cifras oficiales ofrecidas por el gobierno un año después del terremoto, los efectos fueron devastadores: 316,000 muertos, 350,000 heridos y mas de 1.5 millones de personas perdieron su hogar, del total de damnificados, a la fecha, 80 mil personas continúan viviendo en campamentos.

La Conferencia Española de Religiosos recopiló la mayor información posible sobre la situación, tanto de la población afectada como de las comunidades religiosas que están contribuyendo a las labores de rescate, estos son los datos:

CON  IMAGENES DEL TERREMOTO EN HAITI.

1.-HERMANOS DEL SAGRADO CORAZÓN.

 De los 65 hermanos todos están a salvo y sin daños físicos. No sucede lo mismo con las obras. Le College Canado-haitien classique ha quedado completamente destruido. En su derrumbamiento ha fallecido un número aún indeterminado de alumnos y algún profesor. Lo mismo ha sucedido con el College Saint-Jean Baptiste. La casa del noviciado, en Thor también ha resultado destruida, pero sin víctimas personales.

2.-MERCEDARIAS DE LA CARIDAD.-

Las Mercedarias de la Caridad, tienen una comunidad en Jacmel. Es un Centro nutricional, que ha sido afectado en su estructura, pero no destruido del todo. Las hermanas están vivas.

Se organiza la ayuda desde la Casa Provincial de República Dominicana. En principio las hermanas van y vienen con ayuda de alimentos, sábanas y material sanitario al Hospital de Jamani en la frontera, hasta que puedan entrar definitivamente en Haití. Alguna hermana haitiana ha ido en un grupo intercongregacional organizado por la CONDOR (Confer dominicana) además de ayudar en lo que se puede, como intérprete. El Centro Nutricional de Jacmel se ha habilitado para acoger a los niños que deambulan solos y perdidos por las calles.

3.-DOMINICAS DE LA PRESENTACIÓN..-

La Provincial de las Dominicas de la Presentación (con comunidades en el país) sabe que la casa de las hermanas se derrumbó en parte, aunque las dominicas están ilesas. Peor suerte han corrido los niños alumnos del centro que mantienen allí. La escuela se derrumbó sobre ellos y se supone que han fallecido todos.

4.-HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA.

Las Hermanas están durmiendo a cielo raso, en camas de chiripa, ellas y las muchachas. Las FMA de Santo Domingo están organizando llevar colchones ligeros. Duermen en las sillas, intentando estar atentas también a quien quisiera entrar en sus casas, o en lo que queda de ellas.

En la Comunidad de Petion Ville, la más afectada por el seísmo, han quedado cuatro de las siete FMA. Las otras, las más mayores se han trasladado a la casa Provincial que es más segura. Petion Ville también es sede del aspirantado, y todas las aspirantes han sido enviadas a la casa Provincial, aquí están todas juntas, en la parte frontal de la casa. La parte de la casa Provincial donde estaban hospedadas las internas se ha caído toda, y las 40 muchachas están con ellas, al raso.

5.-REDENTORISTAS: Saint Gérard, parroquia

En Puerto Príncipe tienen dos comunidades: Saint Gérard, parroquia, y Saint Clément (rue Bois-Patate, Turgeau) con sus estudiantes profesos y demás seminaristas. Todos los cohermanos en Puerto Príncipe están sanos y salvos. De nuestras casas e Instituciones, el monasterio Saint Gérard sigue en pie pero dañado. La iglesia Saint Gérard ha quedado totalmente destruida; sólo algunos lienzos de pared han quedado en pie y el techo de chapa metálica no se ha caído. La escuela Saint Gérard (primaria y secundaria) se desplomó con sus 300 estudiantes y profesores dentro; casi todos han resultado muertos.

 6.-SALESIANOS.

 Entre las miles de víctimas se encuentran las personas vinculadas a la Familia Salesiana de Haití. En la capital, Puerto Príncipe, el colegio San Juan Bosco y la Obra de las Pequeñas Escuelas de Padre Bonhem, dirigida por los salesianos, han sido de las más afectadas. En esta obra, colegio y casa de acogida para chicos de la calle, se estiman que han quedado bajo los escombros alrededor de 500 alumnos.

7.-CLÉRIGOS DE SAN VÍCTOR.-

Los Viatores, religiosos y los asociados que trabajan en Haití están, a salvo. El cohermano Jean-Michelin Cadet de la parroquia de Grande Goâve, sufrió lesiones en una pierna, pero ha sido evacuado a Republica Dominicana para recibir tratamiento médico. Mientras que los Viatores han tenido buena suerte, muchos de sus amigos y familiares no la han tenido. El edificio principal de los –Viatores en Haití, Villa Manrèse, ahora se encuentra en ruinas. La recepcionista y por lo menos otros cuatro empleados murieron cuando la estructura del primer piso se desplomó. Por lo menos dos invitados de la Villa también perdieron la vida.

La casa de la comunidad y la parroquia Grande Goâve fueron destruidas. Las casas en el vecindario de Cazeau cerca del aeropuerto no sufrieron daños y ahora sirven de refugio para otros Viatores que sus casas fueron destruidas, también algunos Viatores optaron por permanecer con la gente de Grand Goâve y de la Villa Manrèse, durmiendo al intemperie y haciendo su trabajo apostólico con sus parroquianos de la mejor manera que puedan.

9.-LOS MONFORTIANOS.

 Han perdido doce de sus seminaristas – muertos entre las ruinas de CIFOR -, un Instituto de teología para religiosos de Haití donde acababan de terminar una reunión juntamente con otros seminaristas incluidos los nuestros. Los Redentoristas, a apenas terminada la reunión, habían partido a pie mientras los demás se quedaban allí esperando el coche que los iba a llevar a casa.

Además, su iglesia de Saint Louis Roi de France, cerca de nuestra casa de Saint Clément en Bois Patate, se derrumbó sobre la gente que oraba en ella. No hay noticias sobre el número de víctimas que hubo en dicha iglesia como tampoco en la residencia adjunta a la iglesia. No tenemos noticias sobre sus demás comunidades e instituciones.

10.-LOS OBLATOS EN HAITI

Han perdido también a cinco seminaristas en circunstancias semejantes a las de los Montfortianos

.11.-Los Sacerdotes de la Santa Cruz

Han sido protegidos por el P. André así como todos sus seminaristas; igual que les ha sucedido a las Hermanas.

12.- LAS HERMANAS MISIONERAS DE CRISTO REY.

 Las Hermanas Misioneras de Cristo Rey se han salvado todas, a excepción de las Hermanas que trabajaban en el hospital para leprosos de Sigueneau (Léogâne), a 15 Kms de Puerto Príncipe, y del que no hay noticias.

13.FRANCISCANOS.

Los franciscanos, tienen tres comunidades allí. Ningún fraile ha muerto, pero una de las casas ha quedado destruida, así como un dispensario médico que atienden.

14.-CARMELITAS DESCALZAS.

 La hermana Jacqueline Marie de la Trinite, priora del monasterio de carmelitas descalzas de Puerto Príncipe (Haití), ha confirmado que todas las hermanas de la comunidad se encontraban “sanas y salvas”.

 15.- RELIGIOSAS DE JESÚS-MARIA.

 Hay tres comunidades. Todas las hermanas están vivas, alguna herida, y tratando de ayudar y acompañar a tantos que sufren.( Cf Situación de las congregaciones misioneras en Haití www.fundacioncorazonistas.org/…haiti/57-situacion-de-las-congregaciones-misionera..)

 9.-CARITAS HAITÍ.

 Fundada en 1975, Caritas Haití es una organización social cuya misión es construir una sociedad más justa y más solidaria. La Oficina Nacional coordina la Caritas diocesana que opera en todo Haití, su equipo administrativo y alrededor de 4.000 voluntarios que son miembros de la parroquia Caritas.

Haití enfrenta muchos retos y trata de reconstruir después del violento terremoto que devastó un tercio de su territorio en enero de 2010.

Caritas Haití está involucrada en acompañar a las comunidades para que puedan desempeñar un papel clave en su propio desarrollo. Todos sus programas y subprogramas están dirigidos a públicos específicamente organizados: grupos de mujeres, plantadores, comités de riego, grupos de crédito, cooperativas de crédito solidario, clubes de madres, etc.

Las principales áreas de operación incluyen actualmente: gestión de riesgos y desastres, agricultura y medio ambiente, fortalecimiento institucional, agua y saneamiento, economía solidaria, igualdad de género, infraestructura y vivienda, salud y nutrición.

Programas:

Ayuda humanitaria de emergencia : fomento de la capacidad de las poblaciones para hacer frente a situaciones de emergencia y desarrollo de sistemas de prevención e intervención;

Desarrollo comunitario : creación de capacidad y organizaciones locales;

Promoción de los derechos de la mujer : animar a las mujeres a participar en las actividades de desarrollo, mejorar su educación, desarrollar las capacidades en materia de representación y organización;

Agricultura : apoyo a las organizaciones agrícolas con el fin de maximizar la producción y los ingresos, mejorar la gestión ambiental y la construcción y renovación de los sistemas de riego;

Asistencia financiera : promoción de una economía estable mediante el desarrollo de capacidades de producción y la oferta de financiación y planes de microcrédito para ayudar a los más pobres a salir de la trampa de la pobreza;

Atención de salud : mejora del acceso a los servicios de salud, acceso a atención médica de alta calidad, e implementación de capacitación en sistemas de salud y saneamiento.

Los socios de Caritas Haití son :

Cáritas Italia, Caritas Brasil, Caritas España, Caritas España, Caritas España, Cáritas España, Cáritas España, Cáritas España, Cáritas de Puerto Rico, Desarrollo y Paz (Cáritas Canadá), Cáritas Ecuador, Cáritas Seúl, Cáritas Alemania, Cáritas Alemania, Cáritas Alemania, Cáritas Alemania, Caritas España, Caritas España, Caritas España, Caritas España, Inglaterra y Gales (CAFOD), Linda Vista Center, Caritas Escocia (SCIAF), Caritas República Dominicana.( Cf. Haití – Caritas Internationalis www.caritas.org/es/donde-estamos/america-latina-y-el-caribe/haiti/)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA.

 quijotediscipulo.

 1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

VISITAS

  • 2,063,071 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: