You are currently browsing the category archive for the ‘13.Siglo’ category.

ORDEN DE PREDICADORES. MENDICANTES DOMINICOS. SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA. EL SIGLO TRECE. Iª Parte.

El siglo trece es denominado por algunos como “el siglo de oro” de la Edad Media, lo que de tal denominación en nuestro TEMA más nos interesa no es su calificación, que desde varios aspectos podría ser discutida, sino la cantidad de sucesos que en él acontecieron en el seno de la  Iglesia; lo que nos obliga a dividir el TEMA en tres partes.

1.- Nuevas Cruzadas.

2.-El pacifismo de los primeros cristianos.

3- El papa Inocencio III  y la Cristiandad.

4.- Órdenes religiosas surgidas en este siglo.

5.- La Órden de predicadores.

6.- La órden franciscanas o de los Hermanos Menores.

1.-NUEVAS CRUZADAS.

 Cinco fueron las cruzadas llevadas a cabo a lo largo de todo el siglo XIII, desde el 1202 que tuvo lugar la primera de las cruzadas del siglo, hasta el 1270, completando así las ocho cruzadas realizadas en total, tres de la cuales se llevaron a cabo en el siglo anterior, como indicamos en su momento.

             Varios fueron los papas que impulsaron la celebración de las mismas: Inocencio III, Honorio III, Gregorio IX  e Inocencio IV. Los llamamientos papales tuvieron respuestas desiguales en cada una estas cruzadas por los reyes de Inglaterra, Francia, Alemania, Hungría, Duques y caballeros y pueblo cristiano, de una Europa que andaría por estas fechas rondando los treinta millones de habitantes.

            Si juzgamos las cruzadas por los fines buscados por ellas, es decir la conquista de los Santos Lugares, debemos decir que resultaron un completo fracaso; si las evaluamos desde otras perspectivas, el saldo positivo no fue tampoco muy grande:  el logro de una pobre y muchas veces rota  unidad de los países cristianos en una empresa religiosa común, la contención de la amenaza islámica sobre Europa, la comunicación entre pueblos de distinta cultura y religión, la apertura de relaciones comerciales entre pueblos distantes entre sí. Por el contrario muy negativos fueron varios de los hechos  ignominiosos ocurridos en ellas, como la conquista y saqueo, por parte de los cruzados, de Constantinopla, en la quinta cruzada, los sufrimientos y muertes de muchos de los participantes, las divisiones e intereses egoístas de los jefes de las expediciones etc. y sobre todo  la justificación de una guerra ofensiva promovida por la Iglesia católica La Iglesia pasó del pacifismo de los primeros cristianos a la guerra hecha en nombre de Dios y a través de la teoría de la guerra justa.

 DE CONSTANTINOPLA A ESTAMBUL.

2.-EL PACIFISMO DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS.

 El pacifismo de Jesús fue tan claro que los cristianos no sólo se negaron a participar en ninguna guerra sino que rechazaron incluso en alistarse en el ejercito. Orígenes afirma “No salimos con el Emperador a la guerra, aun cuando se nos obligue a ello” ( Cf. Contra Celso, lib. VIII núm.73) Existen testimonios de soldados que abandonaron el ejército al hacerse cristianos ( Cf. Tertuliano de Corona mílitis. Cap. XI. Taciano “ Discurso contra los griegos XI.” Sabemos también cómo se exigía a los que pedían el bautismo, antes de hacer el catecumenado la renuncia al estado militar, o no eran admitidos si sus padres eran militares.

             Es cierto que este pacifismo no solía crear problemas a la mayor parte de los cristianos porque el ejército se nutría de voluntarios, excepto a los hijos de los militares que eran obligados a alistarse en el ejército. Este fue el caso de san Maximiliano, hijo de militar, cuando fue llamado a incorporarse al ejercito se negó  diciendo: “ Yo no puedo ser soldado; yo no puedo hacer el mal, porque soy cristiano.” Su negativa le ocasionó la muerte. ( Cf. Martirio de san Maximiliano I; )

            Los testimonios de cristianos  no distinguían entre quien mata a un hombre en tiempo de paz  y quien lo hace en tiempo de guerra. ( Cf. Cipriano de Cartago,A Donato. 6) Tertuliano afirmó rotundamente que “ Cristo , al desarmar a Pedro, desarmó a todos los cristianos” ( Tertuliano De idolatría , cap. 19. nº 3)

 EL PAPA INOCENCIO III POR EL GIOTTO.

3.- EL PAPA INOCENCIO III Y LA CRISTIANDAD.

El pontificado de Inocencio III se puede considerar como la aplicación  de uno de los principios que integraban el concepto de Cristiandad: el de la autoridad papal sobre cualquier otra autoridad en las sociedades cristianas, tanto en lo espiritual como en lo temporal.

            Inocencio III puso orden en los Estados Pontificios, sometiendo a su autoridad a las familias nobles más importantes como los Colonna, Orsini, Frangipani.

            Fue señor feudal del reino de Sicilia, así como  de Inglaterra: Juan “sin tierra” se opuso a la designación de Esteban Langthon como arzobispo de Canterbury; el papa lo excomulgó y liberó a sus súbditos del juramento de fidelidad. Juan arrepentido pidió perdón al papa declarándose feudatario del mismo.

            También fue señor feudal de Aragón, cuando Pedro II, buscando la nulidad de su matrimonio con María de Montpelier, que por cierto Inocencio III no concedió, se ofreció voluntariamente como  feudatario del papa. Portugal, Hungría, Polonia buscaron igualmente la ayuda del papa frente a los usurpadores declarando por este motivo sus naciones como feudos papales.

            Inocencio III logró por completo la independencia de la Iglesia, liberándola de las intromisiones de reyes y señores feudales.

INOCENCIO III PAPA. APRUEBA LAS ORDENES MENDICANTES

4.- ÓRDENES RELIGIOSAS SURGIDAS EN ESTE SIGLO.

Trinitarios.- A finales del siglo anterior, el 1198 San Juan de Mata fundó la llamada orden  trinitaria con una finalidad muy específica: la “redención” de cautivos. Además de los tres votos clásicos de castidad, pobreza y obediencia, añadían un cuarto voto, por el que se obligaban a trabajar por la libertad de los cristianos hechos prisioneros  principalmente por musulmanes, en no pocos casos ofreciéndose ellos mismos a cambio de los prisioneros.

            Mercedarios.- Con un fin similar, San Pedro Nolasco fundó la orden Mercedaria en el año 1218, siendo aprobada por el papa Gregorio IX en 1235. Estas órdenes religiosas contarían pronto con una rama femenina, bien  monjas de clausura o religiosas dedicadas al cuidado de enfermos, pobres y ancianos. La orden mercedaria tiene en su haber 334 acciones de redención con unos 80.000 prisioneros rescatados, y unos 300 mártires entre sus filas.

            Las órdenes mendicantes. También este siglo conoció la aparición de las llamadas órdenes mendicantes, que surgieron, en primer lugar, como respuesta a las nuevas necesidades de la sociedad, una sociedad que estaba conociendo la creación de las ciudades, como ámbito nuevo de convivencia humana, y por otro, como reacción a la pérdida del fervor de los grandes monasterios que a través de los siglos acumularon riquezas, convirtiéndose en verdaderos feudos o señoríos, similares a los de los  señores feudales laicos, también como rechazo del enriquecimiento de no pocos pastores de la Iglesia, especialmente obispos, canónigos y racioneros, entregados al lujo, y a las actividades temporales.

            Estos no serán llamados monjes, pues no vivían en rígida clausura como ellos, sino abiertos a la sociedad  para anunciar el mensaje cristiano  en cualquier lugar, denominándose religiosos. Vivían en fraternidades literalmente de las limosnas del pueblo, sin tierras de labranza, ni rentas, ni productos fabricados por ellos.

            Entre las principales órdenes mendicantes se encuentran la de los  dominicos,  y los franciscanos

.

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN. EL GRECO.

 5.- LA ORDEN DE PREDICADORES.

 Los dominicos: llamada también Orden de los Predicadores, fue fundada por el español santo Domingo de Guzmán  apoyada por el papa Inocencio III y aprobada por Honorio III en 1216. Como indica su sobrenombre: Orden de Predicadores, su carisma era la transmisión del mensaje cristiano a través de la predicación, de la enseñanza y del estudio, dando en este campo  numerosos frutos que llegan a nuestros días. Entre sus filas son de sobra conocidos San Alberto Magno y su discípulo  santo Tomás de Aquino, cuya teología fue adoptada por los papas como la propia de la Iglesia Universal. Los dominicos, tras la muerte de su fundador continuaron extendiéndose por toda la Iglesia, y han llegado hasta nosotros.

            Desde 1216, año en que Honorio III aprobó la Orden de Predicadores, grandes figuras de la familia dominicana han engrandecido y adornado la historia de la Orden. Santos, teólogos, fundadores, predicadores.

            Frailes, monjas, hermanas, terciarios… son muchos los miembros de la Orden de Predicadores que a lo largo de los siglos han sido testigos vivos del carisma dominicano y ejemplo para los que caminamos tras sus pasos. En muchos de ellos la Iglesia ha reconocido el testimonio evangélico de su vida y los ha beatificado o canonizado. El número de santos y beatos de la Orden es de varios centenares, de los que un gran número fueron mártires en Extremo Oriente.

            La relación entre los dominicos y la devoción del rezo del Rosario es innegable aunque el Rosario, como forma actual, tuvo su prehistoria y su evolución. No fue una fórmula precisa y fija que la Virgen le entregara a Santo Domingo, tal como se representa en la iconografía. Ya se representaba así en dos cuadros del siglo XIII, destruidos en la revolución francesa y en los que aparecía la Virgen dando el rosario a santo Domingo.

Con este tipo de representaciones iconográficas se trata de expresar el don de la obra de santo Domingo, debida, aunque con elementos previos, a una iluminación sobrenatural, que le hizo estructurar y extender esta devoción en sus elementos fundamentales. Santo Domingo nace en 1170 y muere el año 1221. ¿Cuál es su obra como fundador del rosario? ¿Con qué prehistoria se encontró? Naturalmente se trata de la primera parte del Ave María, ya que el “Santa María” y las partes siguientes no se generalizaron en el rosario hasta principios del siglo XVII. Y hasta parece seguro que el nombre de “Jesús”, añadido a la primera parte del rezo avemariano, no se generalizó hasta mediados del siglo XIII.

Archivo:Santo Tomás de Aquino venciendo a los herejes.jpg

SANTO TOMÁS DE AQUINO

6.-LA ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES, O FRANCISCANOS.

       Otra de las órdenes mendicantes aparecida en este siglo es la de los Hermanos Menores o Franciscanos que tienen su origen en San Francisco de Asìs quien en un momento de su vida se sintió llamado  a reproducir literalmente la vida de Jesús; en 1208 escuchó en la iglesia de la porciúncula las palabras del evangelio: “id, proclamad que está cerca el reino de Dios. No llevéis oro ni plata…” Con algunos compañeros que se le unieron  va por los caminos proclamando la alegría de la buena nueva. Su lema es “paz y bien”, no emite ningún juicio sobre la Iglesia, pide solamente un espacio de libertad para vivir según el evangelio. Inocencio III aprueba en 1209, el género de vida de los que querían ser tenidos como los menores en la Iglesia.

.

LA MUERTE DE SAN FRANCISCO DE ASÍS.

Francisco predica con su vida y su palabra, sin ser ordenado  sacerdote, por humildad, no se creía digno de tal honor, tiene entonces doce compañeros, diez años más tarde son tres mil. El mensaje de paz, de sencillez, de imitación de Cristo se siguió extendiendo y multiplicando en la Iglesia y ha llegado hasta nosotros, en todos los que tras la muerte de Francisco, continuaron haciendo presente su carisma.

            No obstante la disminución numérica, la Familia religiosa Franciscana (200.000 miembros, de ellos 20.000 monjas contemplativas de la Segunda Orden y 35.000 frailes de la Primera Orden) sigue constituyendo una cuarta parte del total de los religiosos y religiosas del mundo.

Se trata de una fantástica fuerza espiritual para la vida del mundo, de una fuerza que debe encontrar sus propias expresiones en el mundo actual y encarnarse en las aspiraciones y en el entramado cotidiano de la vida de los hombres del tercer milenio.

            Las órdenes mendicantes pronto tuvieron una rama de mujeres, denominada la segunda orden  y junto a ello una tercera orden integrada por seglares que quieren vivir en el mundo, en sus casas y trabajos, el espíritu de sus fundadores, entre las santas de la tercera orden dominicana sobresale Santa Catalina de Siena  que tanto trabajó para el retorno de los papas de Aviñón a Roma.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO.

 1.-¿ Por qué crees que los grandes movimientos evangélicos de la Iglesia tuvieron en la mayor parte de los casos alguna persona que los promovió?

2.-¿ Qué presencia tienen los seglares en las nuevas órdenes surgidas en este siglo?

3.- ¿ Han sido las órdenes religiosas en la historia de la iglesia un elemento de comunión eclesial o más bien de dispersión.

  FACHADA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA.

SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA .

SIGLO TRECE. IIª PARTE.

1.- Herejías y concilios.

2.- Nace la Inquisición Pontificia.

3.- Los Estudios Generales, origen de las Universidades.

4.- Vida de la Iglesia. Santos y Santas del Siglo.

SANTO DOMINGO  Y LOS ALBIGENSES POR BERRUGUETE

1.- HEREJÍAS Y CONCILIOS .

El siglo trece conoció varias herejías. La primera la de los Valdenses, que nació a finales del siglo XII, en el TEMA dedicado a este siglo nos hemos referido a ellos. Mayor difusión e importancia tuvieron los Albigenses así llamados por la ciudad de Albi en la que sus enseñanzas se extendieron casi a todos sus habitantes. Recibían también el nombre de Cátaros, “ los puros”, “ los perfectos”.

Estas herejías encontraron un ámbito propicio para su difusión en el anhelo de reforma que había en el pueblo cristiano, frente a las lacras de parte del clero y los obispos. El concilio de Lyón de 1245 hizo balance de los males de la Iglesia señalando como principales problemas la relajación de los clérigos, peligro de las amenazas de la cristiandad por parte de los turcos, inminencia de la invasión de los mongoles en Europa y sobre todo las guerras de Federico II, rey de Sicilia al que el concilio excomulgó.

A pesar de esos anhelos de perfección de los albigenses, éstos se alejaron tanto de la enseñanza de la Iglesia que en modo alguno podían ser aceptados por ella. No reconocían la existencia de una Iglesia visible, no admitían como sacramento más que el bautismo que solamente recibían los “perfectos.” El resto a la hora de la muerte.

Eran maniqueos en la concepción del universo, afirmaban la existencia de un principio del Bien y otro del Mal etc. etc. Los albigenses sentían un gran odio contra la Iglesia católica, odio que en muchas ocasiones se mostraba en el saqueo de templos, en atentados sacrílegos, asesinato de clérigos y fieles.

El IV Concilio de Letrán convocado por Inocencio III, condenó tanto a los Valdenses como a los Albigenses. A pesar de esta condena los Albigenses, apoyados por varios príncipes y señores feudales, por odio al papa, siguieron extendiéndose especialmente por el sur de Francia.

El papa Inocencio III empleó, en un principio, métodos suaves para su conversión, así envió algunos monjes para que les predicaran y convencieran de sus errores, luego mandó a Santo Domingo de Guzmán junto con otros compañeros, pensando que con el conocimiento de las verdades cristianas que los dominicos tenían, así como por su vida de pobreza y santidad, podrían lograr algún fruto con su predicación; al final todos estos medios resultaron inútiles, por lo que el papa terminó por convocar una Cruzada, solicitando la ayuda de los reyes de Francia, Alemania, reino de Aragón, aunque estos reyes se implicaron de alguna forma, el papa acabó enviando soldados contra ellos, capitaneados por Simón de Montfor quien terminó venciendo a reyes y señores que apoyaban a los herejes.

Por donde iban pasando los cruzados dejaban como trofeo cadáveres de enemigos colgados de los árboles, cuerpos carbonizados, mujeres y niños arrojados al fondo de los pozos. Con razón se dice que la cruzada contra los albigenses hace presente un fanatismo cruel impensable en unas fuerzas adheridas a la Iglesia católica.

La guerra contra los cátaros albigenses continuaría tras la muerte del papa Inocencio III, en los enfrentamientos entre cruzados y señores feudales que apoyaban a los albigenses hubo diversas alternativas, terminando el rey de Francia por agregar a su reino los territorios donde se encontraban la mayor parte de los albigenses que finalmente acabarían por desaparecer principalmente por obra de la Inquisición.

  2.- NACE LA INQUISICIÓN PONTIFICIA.

La decretal del Papa Lucio III dio origen a la Inquisición Episcopal, de ella nos ocupamos al estudiar el siglo XII. Esta Inquisición no logró sus fines, resultando poco eficaz , por ello el papa Gregorio IX creó en 1232 la Inquisición Pontificia a la que confió velar por la pureza de la fe católica, encargando especialmente a los dominicos el descubrimiento y juicio de los herejes. Como el tema de la Inquisición es uno de los asuntos que se sigue empleando como arma arrojadiza contra la Iglesia católica, le dedicaremos LA TERCERA PARTE DEL TEMA exclusivamente para hablar de ella.

DE ESTUDIO GENERAL A UNIVERSIDAD .

3.-LOS ESTUDIOS GENERALES ORIGEN DE LAS UNIVERSIDADES.

El siglo XIII se caracterizó por la aparición y multiplicación de las Universidades, el proceso de este nacimiento podíamos describirlo así: Las antiguas escuelas monásticas y las catedralicias no respondían a las necesidades de los tiempos, algunas de estas se fueron desarrollando convirtiéndose en Estudios Generales, así denominados porque recibían alumnos de fuera de las diócesis en las que estaban ubicados, y además concedían títulos que eran reconocidos fuera de las mismas; contaban con Estatutos propios. De aquí surgieron las universidades. El nombre de Universidad dice relación a su organización, pues en sus orígenes se constituían en GREMIOS bien de alumnos o de profesores, o de ambos a la vez, como el conjunto (UNIVERSITAS) de profesores y alumnos, unidos por un fin común: el del saber .

Inicialmente  estas universidades eran independientes de cualquier poder bien civil o religioso, siendo similar a los GREMIOS fundados para otros fines. Pero pronto comenzaron a recibir privilegios y reconocimientos por parte de la autoridad civil, o del papado, terminando por depender del poder que las reconocía, o fundaba. Así nacieron las Universidades de Bolonia, después la de París, Padua, Nápoles, Toulouse, Praga, Viena, Colonia, Palencia, Salamanca, Valladolid etc. la mayoría de estas Universidades eran de carácter pontificio, siendo el reconocimiento por parte del papado el que daba a la universidad su mayor valor, pues tanto los grados que en ella se concedían, el de Bachiller, Licenciado; Doctor o Maestro, como la determinación de las materias en ellas enseñadas dependía del poder papal, por eso se llamaban Universidades Pontificias. Las materias más comunes de estas universidades eran la de Teología, Derecho, Filosofía, Medicina, Artes o Humanidades. De un total de 44 universidades europeas antes del siglo XIV, 31 contaron con un documento fundacional pontificio.

PROCESIÓN  DEL CORPUS EN EL SIGLO XIII.

4.-VIDA DE LA IGLESIA. SANTOS Y SANTAS DEL SIGLO.

Bien podemos afirmar que en el siglo XIII la fe católica impregnaba toda la vida de los habitantes de Europa: la religiosidad, los cultos religiosos, sus fiestas, los nombres de personas, de los gremios, la cantidad y variedad de templos, el culto a las reliquias de los santos, vida sacramental, devociones populares etc. etc. abundaban por doquier. Esta fe en no pocos casos, producía frutos morales influyendo en las costumbres tanto individuales como sociales, los mejores testigos de ella fueron los santos y santas; en este siglo se cuentan 193 en total.

Entre ellos hay mártires, monjes, religiosos y religiosas, sacerdotes, obispos y seglares, mas a la vez que hacemos esta afirmación de que la fe católica impregnaba toda la vida de la sociedad, no podemos decir lo mismo de los comportamientos morales, esta fe coexistía con el pecado, con los vicios y la corrupción moral, estando presente en todos los estamentos y clases sociales, de tal forma que la moral y las buenas costumbres no se correspondían con la universalidad de la fe. Nombramos algunos aspectos de la vida religiosa propios de este siglo:

ESTE ES EL SACRAMENTO DE NUESTRA FE.

El cuarto Concilio de Letrán ordenó la confesión y comunión anual. Se acordó que no se autorizarían nuevas órdenes sin el consentimiento de la Curia papal. Se adoptó oficialmente la palabra Transustanciación para referirse al cambio del pan y del vino en el Cuerpo y Sangre de Jesucristo. La palabra intenta explicar lo que sucede en el misterio eucarístico utilizando conceptos filosóficos procedentes de la filosofía aristotélica y que Santo Tomás aplicó a la eucaristía.

Entre los conceptos empleados sobresalen dos principalmente, el concepto de sustancia y el de accidente. Se entiende por sustancia la realidad que constituye al ser siendo el sustrato que permanece en todos los cambios producidos en el mismo, así la sustancia de cualquier persona individual es lo que permanece siempre estable a pesar de que la persona cambie de lugar, de dimensiones, de cualidades, peso, etc. y por accidentes aquellas cosas que cambian en el ser, permaneciendo éste el mismo.

En la eucaristía la sustancia del pan y del vino desaparecen siendo sustituida por la sustancia del cuerpo y sangre de Cristo, en cambio los accidentes del pan y del vino permanecen, por ello aunque nosotros veamos estos accidentes: color del pan, y del vino, sabor, cantidad, forma del mismo etc., sin embargo lo que hay ahí ya no es pan ni es vino, sino el cuerpo y sangre de Cristo.

Tal teoría no forma parte de nuestra fe sino que tiene como función racionalizarla dando una explicación de la misma, lo que no quiere decir que la tal teoría, no pueda ser sustituida por otras, con tal de que la fe permanezca invariable. En este mismo siglo se instituyó la celebración del Día del Corpus Christi, comenzando a extenderse la procesión con el Santísimo. Santo Domingo de Guzmán y su orden difundieron por todas partes el rezo del Rosario. La orden carmelitana aprobada también en este siglo, difundió la devoción al escapulario de la Virgen del Carmen.

PREGUNTAS PARA EL DIALOGO.

1.-A pesar de que la fe católica impregnaba toda la vida del siglo ¿ ¿Cómo se explica la inmoralidad existente en la mayor parte de la sociedad?

2.-El poder temporal de los papas alcanzó con Inocencio III su máximo esplendor. ¿ Fue este poder temporal el que favoreció que surgieran grupos como bogomilos, valdenses, cátaros albigenses abogando por una vida más conforme con el Evangelio?

3.-¿ Se puede considerar que la doctrina católica tiene una gran complejidad en su y moral por lo que resulta difícil su completa adhesión del pueblo a la misma?

AUTO DE FE DE LA INQUISICIÓN.

SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA.

EL SIGLO XIII. 3ª. PARTE.

LA INQUISICIÓN PONTIFICIA.

Este es el Índice que seguiremos en el Tema.

1.-El delito de herejía.

2.-La legislación civil contra la herejía.

3.-El por qué historico del nacimiento de la Inquisición Pontificia.

4. Los procedimientos de la Inquisición.

1.-EL DELITO DE HEREJÍA.

            Difícilmente se podrá comprender la persecución de los herejes  llevada a cabo tanto por las autoridades  civiles, como religiosas de la edad media si no partimos del hecho de que la herejía y los herejes fueran considerados por ambos poderes, como uno de los males mayores que podrían caer sobre  la sociedad en que ésta nació: el grave delito de herejía.

            ¿Qué se entendía  por herejía y qué por  hereje?

            .Para la Iglesia católica la herejía es una creencia contraria a cualquier verdad revelada.

            Hereje  es todo aquel bautizado que mantiene de forma pertinaz creencias distintas a las de la Iglesia   

La Enciclopedia Teológica precisa: “Según el canon de 1325 se considera como hereje a un bautizado que quiere mantener el nombre de cristiano, pero niega o pone pertinazmente en duda una verdad que debe aceptarse con fe divina y católica. El hereje no renuncia a toda la verdad de la fe católica, a diferencia del apóstata.”

            Estamos viendo como a través de los siglos han venido apareciendo no pocas herejías en el seno de la Iglesia católica. La actitud de la Iglesia con los herejes fue siempre la de la condena de los mismos, sirviéndose de  concilios locales, o universales; pero la condena en los primeros siglos de los  herejes era la de su exclusión de la Iglesia mediante la excomunión y otras penas canónicas, no se aplicaban castigos materiales. Llegó un momento, sin embargo, en el que la herejía fue considerada como un delito, algo que iba en contra, no sólo de las enseñanzas de la Iglesia, sino también contra las leyes civiles, a partir de esta consideración la persecución y castigo del hereje se llevaba a cabo por la autoridad civil, aplicándole un castigo de orden material, propio de la autoridad civil, que podía llegar incluso a la  pena de muerte.

 ¿Por qué y cómo la herejía llegó a ser considerada como un delito?

Las causas de tal  cambio fueron varias:

            La primera la difusión de la religión católica que terminó por ser la única en toda Europa, siendo la principal causa de la unidad  de sus pueblos.

            La segunda, la unión entre la Iglesia y el poder civil  que llegaron  a confundirse de tal modo, que los reyes y poderes públicos consideraron que los asuntos de la Iglesia les competían también a ellos, entre otros la defensa de la Iglesia y de la fe, y los papas que los asuntos temporales eran  también algo que también les afectaba a ellos,  terminando   por considerarse  la autoridad suprema de la sociedad., tanto en lo material como en lo espiritual.

            La tercera, la valoración que se  hacía de la salvación eterna,  ésta era el mayor bien, de tal forma que por alcanzarla debía ponerse en juego hasta la propia vida. El hereje, según se creía, ponía en peligro no sólo la salvación de su alma, sino también la de todos aquellos  que le siguieran.

La cuarta, la idea de que los males que a la Iglesia y a la sociedad cristiana le sobrevenían: guerras entre los países cristianos, victoria de los enemigos del cristianismo, enfermedades, pestes, etc. etc. eran un castigo que  Dios mandaba a  los cristianos por  sus pecados y especialmente por permitir  las herejías,   nacidas en su seno. 

            La quinta la politización de las herejías que promovían numerosas revueltas del pueblo por causa  de la utilización de las mismas, por reyes, señores feudales, para sacar ventajas sociales.

            La sexta la implantación del Derecho Romano, en varios países cristianos especialmente en los territorios del imperio germánico, a partir de la fundación por el emperador Federico II de la universidad de Bolonia en el siglo XII, que puso el Derecho Romano como materia central de su enseñanza, este derecho castigaba incluso con la muerte el delito de impiedad o herejía religiosa, tal como ocurrió en la Roma Imperial, siendo empleada durante tres siglos contra la Iglesia naciente.

2.-LA LEGISLACIÓN CIVIL CONTRA LA HEREJIA.

Ya desde la época romana varios emperadores como Diocleciano, Constantino, Teodosio  se ocuparon de perseguir a los herejes, especialmente a los maniqueos. También los emperadores de Oriente, así en el siglo IX Alejo Conmeno, al final de su reinado en el 1118, mandó buscar a Basilio jefe de los bogomilos, castigándolo a la hoguera y a sus discípulos a la cárcel.

            En Occidente el 1023 por mandato del Rey  Roberto de Francia, fueron quemados  trece eclesiásticos acusados de maniqueos.

            En Alemania los herejes eran ahorcados, así el 1052, el Emperador Enrique III, mandó ahorcar a un grupo de cátaros.

En Inglaterra el rey Enrique II habiendo sabido que había aparecido un grupo de cátaros, mandó que los marcasen la frente  con un hierro ardiente, ordenando que nadie les diera alojamiento, por lo que terminaron muriendo de frío.

            Pedro II el  rey de Aragón mostró un rigor bárbaro contra los Valdenses. Contándose por miles los que exterminó.

            De Felipe Augusto de Francia sabemos que hizo quemar a ocho cátaros en Troyes el año 1200, uno en Nevers el año 1201, otros muchos en 1204, y obrando como rey “cristianísimo y católico,” hizo quemar a todos los discípulos de Amaury de Chartres, hombres, mujeres, clérigos y laicos.

Basten estos ejemplos para evidenciar cómo las autoridades civiles se adelantaron a las eclesiásticas en el castigo a los herejes.

            Los cronistas medievales refieren muchos casos en que el pueblo exigía la muerte del hereje, y no permitía que las autoridades se mostrasen condescendientes con ellos, por ejemplo Guillermo Nogent cuenta que en Soissons  fueron descubiertos algunos herejes, el obispo Lisiardo no sabiendo qué hacer, pidió consejo al concilio de Beauvais, en su ausencia, el pueblo asaltó la cárcel, sacó fuera de la ciudad a los herejes y los abrasó entre llamas.

File:Gregory IX.jpg

EL PAPA GREGORIO IX.

3.-EL POR QUÉ HISTÓRICO DEL NACIMIENTO DE LA INQUISICIÓN PONTIFICIA.

 Ya dijimos en el Tema anterior que la Inquisición Pontificia era aquella que dependía directamente de la Santa Sede,  quien encargó a los dominicos que en su nombre juzgasen y sentenciasen a los herejes, de acuerdo con las ordenanzas emanadas del papa.

            ¿Qué fue lo que movió al papa Gregorio IX a ocuparse directamente del delito de herejía?

            Si el papa se decidió a la creación del Tribunal extraordinario dependiente de él, fue movido por  la actuación del emperador Federico II  quien en 1220 publicó una constitución  en la que  se atribuyó el derecho de perseguir a los herejes. Federico alude en sus decretos “a la plenitud del poder” “al origen divino de su autoridad” a su misión de proteger a la Iglesia” y afirma que “el sacerdocio y el sacro romano imperio tienen el mismo origen divino e idéntica significación”.

Cualquiera creería que al astuto monarca le movía el más puro celo religioso, cuando en realidad sus fines eran políticos, además de la razón de orden público y la avaricia del  dinero. Conforme a estos principios, en marzo de 1224 condenó a todos HEREJES DE  Lombardía a ser quemados vivos o, al menos, a que se les cortase la lengua.

      Ante estas actuaciones Gregorio IX  en febrero de 1231 se decide a crear el Tribunal. Como dice Mons. Douais, Gregorio IX al instituir el tribunal trabajó por la civilización, ya que para protejer al hereje, la Iglesia  no tenía más que un medio: Juzgarlo ella misma.

              Por la misma razón había afirmado Marcelino Menéndez y Pelayo, al tratar de los decretos y leyes de Pedro el católico con tra los herejes, que la Inquisición, era un evidente progreso al lado de semejante legislación.

4.-LOS PROCEDIMIENTOS DE LA INQUISICIÓN.

 De forma general está históricamente demostrado que la Iglesia al instituir la Inquisición dio forma jurídica a los juicios contra los herejes, librándolos de las condenas dictadas tras juicios sumarísimos, por la autoridad civil, así como de los linchamientos por parte del pueblo.

            La historia demuestra, igualmente, que los tribunales  de la Inquisición fueron los más equitativos, suponiendo un progreso en la legislación penal.

            La Inquisición medieval evitó con el juicio y condena de las herejías, mortandades  y revoluciones sangrientas que habrían surgido en Europa por efecto del caos religioso.

            En cuanto  a las condenas a muerte dictadas por el tribunal de la Inquisición , según Mons. Duoais en los autos de fe habidos en el espacio de quince años de 1308 a 1323, el inquisidor Bernardo Gui, pronunció 930 sentencias, de las cuales  42 fueron de pena capital, las absoluciones con libertad inmediata 139, y los condenados a cárcel 307, de las penas restantes, varias de las  cuales podían recaer en la misma persona, la mayoría eran penitencias como peregrinar a Tierra Santa, luchar contra los sarracenos, o llevar cruces distintivas en el vestido.

 PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO.

 1.- ¿ Te ha supuesto alguna novedad este tema sobre el nacimiento de la INQUISICIÓN PONTIFICIA.?

2.- ¿ Te parece que la mejor posición para conocer el pasado es situarse lo mejor posible en ese pasado.?

3.- ¿ No crees que a pesar de  la lógicas explicaciones que aparecen en el tema con relación al nacimiento de la Inquisición, ésta vino precedida por una larga desviación de la Jerarquía de la Iglesia de las actitudes propias de Jesús de Nazaret

NOTA: ESTE TEMA SE COMPLETA CON LA HISTORIA DE LOS PAPAS EN EL SIGLO XIII, QUE ESTÁ EN EL BLOG.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA IGLESIA EN EL EVANGELIO DE MATEO.

quijotediscipulo.

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la CARRASCO.

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

VISITAS

  • 2,064,119 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: