You are currently browsing the category archive for the ‘16.Siglo.’ category.

LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

Presentamos el TEMA de acuerdo con el siguiente INDICE:

 1.- Un tema tabú para muchos católicos.
2.- La “leyenda negra” en torno a la Inquisición española: creadores y difusores.
3.- Origen y causas de su aparición.
4.-Desarrollo histórico de la misma.
5.- Procedimientos de la Inquisición Española.
6.-Cifras de condenados por la Inquisición en sus cerca de 4 siglos de existencia.

7.-Juicio sobre la Inquisición española.

SAN JUAN DE ÁVILA SUFRIÓ FUE  PROCESADO  POR LA INQUISICIÓN

1.-UN TEMA TABÚ PARA MUCHOS CATÓLICOS.

En su momento nos ocupamos de la Inquisición, tanto episcopal como pontificia,( ver siglo 13 segunda parte) nos toca ahora hablar de la Inquisición española, pues es necesario advertir que la misma sólo existió en España diferenciándose de las dos anteriores.
Para muchos católicos hablar de la Inquisición española se ha convertido en un asunto vergonzante, algo que les llena de confusión admitiendo, de entrada, que todo lo que se mal-dice de ella tiene detrás pruebas históricas irrefutables, aportando una torpe y chocante defensa como la que escribió José de Maistre en sus “ Cartas a un gentilhombre ruso sobre la Inquisición española” : Todo lo que este tribunal tiene de severo y temeroso, y sobre todo la pena de muerte, es obra del gobierno… Toda la clemencia, por el contrario, es cosa de la Iglesia. Tal afirmación no es exacta pues, como veremos, esta Inquisición fue una institución tanto de los reyes españoles como de la Iglesia

.

IMAGEN DE LA ENTREGA DE LAS LLAVES DE GRANADA A LOS REYES CATÓLICOS.

2.-LA “LEYENDA NEGRA” EN TORNO A LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA: CREADORES Y DIFUSORES”

En los juicios que sobre la Inquisición española, han llegado prácticamente hasta nosotros, subyace el odio a todo lo español que dio origen a “ una leyenda negra” que desfiguró por completo toda la acción española en el mundo: ésta leyenda afectó a sus reyes, especialmente a Felipe II, al descubrimiento de América, al trato dispensado a los indios, a la evangelización de las colonias americanas etc. un odio que tenía como base la necesidad de hacer desaparecer la hegemonía española del siglo XVI alimentado por los países anglosajones, así como por Francia enemiga de España, hasta la imposición de un Borbón en el trono español.

HENRY KAMEN DIFUSOR DE LA LEYENDA NEGRA ESPAÑOLA.Ciñéndonos al tema de la Inquisición la polémica anti-inquisitorial estuvo alimentada por protestantes, ideologías revolucionarias, anticlericales y liberales además de los escritores panfletarios pagados por el cardenal Richelieu, el más célebre de ellos le Motte Le Vayer, cuyos panfletos anti-españoles que le pidió el cardenal, ocupan el tomo II de sus obras completas

.

 LE MOTTE LE VAYER.


Todo lo que se reprocha a la Iglesia con relación a la Inquisición
: las falsas denuncias, la ausencia de abogados, la sentencia dada por adelantado, la ejecución en las llamas purificadoras, las horribles torturas, la cantidad de los procesos y de los represaliados, etc. no tiene ningún fundamento verdaderamente histórico, hay que analizar los hechos pasados, como decía Miguel de Cervantes, sin que ellos se separen “ni un ápice de la verdad” En el caso de la Inquisición española, la historia ha sido el único testigo que no ha sido tenido en cuenta.

EL CARDENAL FRANCES  RICHELIEU.

3.- ORIGEN Y CAUSAS DE SU APARICIÓN.

Antes de entrar de lleno en el origen y causas de la Inquisición española, hemos de hacer notar que durante toda la edad media en España no existe ningún racismo de los cristianos españoles ni hacia los judíos ni hacia los islámicos. Durante la edad media habría sobre un 10% de población judía en España: “ Ilustres familias cristianas, afirma Américo Castro, se habían mezclado durante la edad media con gente judía, por motivos económicos, o por la belleza de las mujeres judías; antes del siglo XV, nadie se escandalizaba por ello”
La tolerancia y convivencia de las tres culturas eran tales que el Epitafio del Rey Fernando III el Santo, en la catedral de Sevilla estaba escrito en latín, castellano, árabe y hebreo, chocan contra esta tolerancia la actitud de los franceses que expulsarían a los judíos de Francia el 1394 y los ingleses el 1290.
Dicho esto se puede afirmar que la Inquisición española dirigida contra los judíos tuvo como origen y causa la tolerancia. De esta tolerancia nace un poder de los judíos en los distintos campos de la vida española completamente desproporcionado a su número.
Entre los judíos los hay que de forma abierta practican su religión, otros están convertidos sinceramente al cristianismo, formando el grupo de los llamados cristianos nuevos y finalmente están los cripto-judios que se muestran como convertidos pero que siguen practicando su religión en la clandestinidad, son estos diversos grupos quienes se hacen presentes en la vida española: dominan las financias, son prestamistas de los reyes, casi monopolizan la medicina, entran en la corte, en la nobleza, en la Iglesia, en la policía, en la Santa Hermandad, hasta el punto que el rey Fernando el Católico, según el historiador británico Enry Kamen, era de sangre judía por parte de su madre.
Ante esta situación, en la que el cronista Diego de Valera, también de sangre judía, afirma:” que los cristianos nuevos oprimían a los viejos en los modos más varios”, los cristianos-viejos van a reaccionar de una forma violenta, cada vez más sistemática. En 1391 se produce una matanza de judíos que se extiende por la mayor parte de España, posteriormente las revueltas se suceden cada vez con mayor frecuencia, entre los dos bandos, judíos y cristianos viejos, en 1449 en Toledo, Córdoba, Ciudad Real, el 1467 en Sepúlveda, en 1473 en Andalucía.
El 1474 el baño de sangre se produce en Segovia pero en este caso se produce un hecho definitivo, los Reyes Católicos son testigos del mismo: “ todavía hay manchas de sangre en las calles, y en los muros de las casas. La ciudad apesta por la gran cantidad de carnicerías, de cadáveres y de ruinas”
Los reyes se deciden a adoptar una salida, y son los cristianos nuevos sinceramente convertidos quienes la apoyan y piden, los reyes están seguros de encontrar entre los conversos sinceros, los elementos necesarios para llevarla a cabo, la salida sería la creación de la Inquisición que tendría como fin descubrir a los falsos conversos, y expulsar de España a los no convertidos, los cristianos nuevos sinceramente conversos urgen por ello a los reyes lleven a cabo las medidas dichas como la mejor defensa de sus hermanos de sangre. Los reyes católicos pidieron al papa los poderes para crear un tribunal real.

DE SANTA TERESA DE JESÚS, UNA CRISTIANA NUEVA.

El papa Sixto IV, opuesto en principio a esta creación, terminó por acceder a la petición de los reyes, mediante la bula Exigit sincerae devotionis de 1478, así nacería la Inquisición española. Seguidamente el papa nombró Inquisidor General al dominico Tomás de Torquemada, pariente del cardenal Juan de Torquemada, ambos del linaje de los judíos convertidos a nuestra santa fe católica, según el testimonio de Hernando del Pulgar, igualmente cristiano nuevo.

INQUISIDOR GENERAL TOMÁS DE TORQUEMADA.

4.-DESARROLLO HISTÓRICO DE LA MISMA.

La Inquisición española se inició tras la bula de Sixto IV en 1474 siendo definitivamente suprimida en 1834. Los sucesivos reyes que gobernaron España la mantuvieron viva cerca de 400 años, considerando a la misma como un bien para la nación española.
El tribunal de la Inquisición se ocupó de muy distintos asuntos. 1.-Inicialmente de los falsos conversos judios, 2.-posteriormente de los islámicos,  3.-luego de los convertidos al protestantismo, 4.-así como de los iluminados y dejados, 5.-la prohibición de libros contrarios a la fe, también 6.-de diversos pecados como la blasfemia, la bigamia, la adivinación, los pecados llamados nefandos: la sodomía y la homosexualidad, también de la brujería cuando ésta iba unida con el culto al demonio, 7.-la solicitación sexual del confesor al penitente, 8.-el matrimonio de los religiosos, 9.-los delitos contra el tribunal de la Inquisición etc.

5.-PROCEDIMIENTO DE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

Veamos ahora de una forma concreta como actuaba el tribunal inquisitorial. Los subrayados de esta sección están tomados en su mayor parte de las Instrucciones de Torquemada así como de las del Inquisidor Valdès.

 LOPE DE VEGA Y . FAMILIAR DE LA INQUISICIÓN

El principio del proceso era la recepción de denuncias, que podrían provenir de personas del pueblo, de otros procesados, y hasta del mismo inculpado, también de los llamados “familiares” de la Inquisición que tenían como finalidad la vigilancia y protección del Tribunal.
Los “ familiares” eran conocidos por todos, en contra de lo que afirma Kamen, “sin que se guardara ninguna pista de su nombramiento,” aún hoy día pueden encontrarse numerosos documentos en los que aparece el nombre, clase social, así como el nombramiento de los mismos.

En los autos de fe los “familiares” desfilaban y estaban presentes con el resto de los asistentes al mismo. Estos “familiares” solían ser elegidos entre los notables de las ciudades: podían ser labradores ricos, intelectuales como Lope de Vega, nobles como Juan Suárez de Toledo de la familia de los Condes de Oropesa.
Tras las denuncias, el denunciado disponía de un tiempo llamado “de gracia” de 30 o 40 días de duración, en el que podía presentarse voluntariamente al tribunal mostrando su arrepentimiento, beneficiándose de una absolución secreta a fin de preservar la naturaleza de su falta.
Las declaraciones recibidas de otras personas “en el tiempo de gracia” no eran secretas:” sino por escrito, ante los inquisidores, un notario, dos testigos miembros del personal de la inquisición o en su ausencia elegidos entre personas honradas y con juramento del declarante”. Durante este tiempo de gracia no podían imponerse al acusado sino “ penitencias saludables para su alma”.
El denunciante era sometido a un interrogatorio tan riguroso como el que se hacía al mismo denunciado. Después el denunciante debía nombrar por lo “menos dos testigos capaces de confirmar sus declaraciones.”
Antes de proceder al arresto del acusado se tomaban aún tres medidas,”las proposiciones sacadas una a una de las mismas palabras de los testigos” debían ser declaradas heréticas por una comisión de calificadores, no inquisidores, “sino teólogos de ciencia y conciencia probadas.” La decisión de los calificadores, debía tomarse tras la deliberación y votación de los mismos, “tal votación debía quedar consignada”. Si la calificación era negativa, o no merecedora de un castigo importante, no se hacía ninguna diligencia más.
Si la calificación era positiva el procurador debía preparar una orden de arresto, esta orden sólo podía ser ejecutada por el inquisidor después de haber “meditado de nuevo el asunto”
Tras el encarcelamiento se procedía al embargo de los bienes de quien todavía era un acusado. El embargo no era una expropiación sino una acción encaminada a poner bajo tutela los bienes del acusado. El administrador designado pagaba las deudas que parecían “claras y limpias.”

Hacía vender los bienes perecederos o daba los bienes en alquiler, pero no podía hacerlo más que en subastas públicas. Al final del embargo el administrador rendía cuentas.
Si el acusado tenía hijos y otras personas a su cargo, las Instrucciones del Inquisidor general Valdés, estipulaba que el administrador debía dar dinero a estos hijos o personas dependientes: “ viejos, niños, mozas o aquellos que por otras causas no podrían vivir honradamente fuera de la casa del acusado.” Si la acusación no era de “herejía formal” el acusado podía nombrar a una persona de su confianza para la administración de sus bienes : “ a fin de que puedan sustentarse él mismo, la mujer, sus hijos, y que estos puedan beneficiarse de la mejor gestión como parezca al acusado”

Los bienes pues en ningún caso eran secuestrados como escribe Kamen,” Todo arresto era acompañado de la incautación de los bienes del acusado” Bartolomé Bennasar habla a favor de la verdad cuando dice: “ Podríamos reproducir aquí cantidad de ejemplos en que los bienes son efectivamente devueltos” Lo único que se hacía era ponerlos bajo administración y no siempre como se ha dicho

.

AUTO DE FE DE GOYA.

¿ Qué decir de las cárceles inquisitoriales?

De cuchitril, sombrío, sucio húmedo”, en el que el procesado “era atacado por las ratas,” dice Pierre Dominique. “Donde se consumía durante años, sin tener otro sustento que pan y agua” afirma el historiador israelita M. Kayserling. Eran como el infierno de Dante.
Tales afirmaciones son muy distantes de la verdad. En primer lugar, con frecuencia, la Inquisición española no pocas veces no tenía cárcel ninguna. Las Instrucciones de Torquemada manda, en muchos casos que la prisión sea la propia casa del procesado.

Lo mismo dice Valdés en sus Instrucciones:” En muchas Inquisiciones no hay prisión”. Además en el caso de la existencia de prisión, si los acusados fueran pobres o estuvieran enfermos quedaban excusados de ella. A los pobres encarcelados se les permitía salir durante el día a pedir limosna. Los acusados tenían una habitación propia, incluso se les permitía traer su propia cama. Aún más, el encarcelado puede ejercer su profesión, en este caso el gobernador de la prisión debe “ hacer traer las cosas necesarias para su oficio”

CÁRCEL PUBLICA DEL SIGLO XVI DE MATARRAÑA . TERUEL.ESPAÑA.

La realidad es que las prisiones de la Inquisición eran infinitamente mejores que las prisiones civiles., y en no pocos casos un infierno deseado, pues hubo situaciones en las que algunos recluidos en las prisiones civiles se autoinculpaban del delito de herejía con el fin de ser llevados a la cárcel de la Inquisición, y como afirma un tal Hernando Díazque en su casa no había comido tanta carne.”

Digamos algo también sobre ”las horribles torturas” sufridas por los acusados.

 En la actualidad los historiadores especializados están todos de acuerdo en que el número de las torturas en la Inquisición española es fruto de la propaganda protestante y anti-española que comenzó a extenderse en el siglo XVI y que más tarde se desarrollaría, a partir del siglo XVIII llegando a ilustrarla con grabados de los aparatos empleados para la misma , a este respecto Lea afirma:” La creencia popular según la cual la cámara de tortura inquisitorial era el teatro…de un encarnizamiento particular para arrancar confesiones es un error imputable a los escritores sensacionalistas, que han explotado la credulidad populary Kamen precisa “ En una época en la que la tortura estaba universalmente extendida en las cortes criminales de toda Europa, la Inquisición española seguía una política de moderación y de circunspección que permite juzgarla favorablemente.”
Los archivos son los que también nos aportan los datos a este respecto, así en los 300 procesos emprendidos antes del 1500 en el Tribunal de Toledo, no hay más 5 o 6 casos de tortura o sea el 2%. El Inquisidor Valdés en sus Instrucciones escribe:” Los Inquisidores deben tener gran cuidado de que la sentencia de tortura sea justificada y no siente precedente”
Esta actitud frente a la tortura venía de lejos en la Iglesia católica.

El papa Nicolás I en los años 866, la rechaza: “Si el que la sufre, por falta de fuerza para resistir la tortura, se confiesa culpable sin serlo, ¿quién comete la iniquidad, sino aquel que le violenta para que haga esta falsa confesión?” Y el Decreto de Graciano, primera recopilación del Derecho Canónico, en el siglo XII, recoge la prohibición de la tortura del papa Nicolás I: “La confesión debe ser espontánea” y no arrancada.
Fue el papa Inocencio IV, en su Bula Ad extirpenda del 15 de mayo de 1252 quien permite un uso controlado de la tortura en los tribunales de la Inquisición, pero no la introduce dentro del Derecho Canónico sino que para justificar su uso se remite a la utilización de la misma por los tribunales reales y señoriales..
Los mismos inquisidores, que emplearon poco la tortura, la rechazan de forma explícita en el Directorio de Eimerico, que escribe “ la tortura es engañosa e ineficaz.

EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA EL FRENTE POPULAR ASESINÓ EN QUINCE DÍAS MÁS RELIGIOSOS QUE LA INQUISICIÓN EN 400 AÑOS.

6.-CIFRAS DE LOS CONDENADOS POR LA INQUISICIÓN EN SUS CERCA DE 4 SIGLOS DE EXISTENCIA.

Los historiadores modernos tras el estudio de los documentos existentes en los fondos de la Suprema, actualmente conservados en el Archivo Histórico Nacional proporciona información de 49.092 juicios comprendidos entre los años 1560 a 1700, según el cálculo de Gustav Hennigsen “ Sólo un 1% más o menos de los acusados debieron ser ejecutados.” O sea, 500 personas durante 140 años.
Con relación los años de 1480 a 1504 el franciscano Tarsicio de Azcona, señalado por Joseph Pérez con el título de “ historiador escrupuloso” quien no dice nada que no haya sacado de los archivos afirma “ Los condenados a la pena de muerte durante el reinado de Isabel la Católica fueron ciertamente unos centenares.”
La inexistencia de documentación en los fondos de la Suprema relativa a otros tribunales como los de Toledo, Valencia, Ciudad Real, etc. no permiten dar el número exacto de los condenados por la Inquisición española en los cerca de 400 años de su existencia.

LAS SEIS ESPOSAS DEL REY ENRIQUE VIII

7.- LAS OTRAS “INQUISICIONES.”

Hablamos brevemente de los procedimientos empleados “en otras inquisiciones” y tribunales de la época, no tanto para mostrar que otros eran peores sino para situar los hechos en el contexto cultural de una época.
En Inglaterra la reforma de Enrique VIII ajustició en unos años a 2 cardenales, 2 arzobispos, 18 obispos, 13 abades, 500 priores y monjes, 38 doctores de universidad, 12 duques y condes, 164 caballeros, 124 ciudadanos y 110 mujeres. En Inglaterra también, los puritanos de Cromwell llevan a cabo una carnicería con el pueblo católico irlandes : 40.000 víctimas asesinadas o vendidas como esclavos sólo en Oradours de Drogheda y en Wexford en 1649.
En Alemania
y en toda la zona luterana, la historia, a partir de la Reforma es una sucesión de horrores que produjo centenares de miles de víctimas: guerra de los caballeros, guerra de los campesinos, subversión anabaptista, resultado de la incitación, en muchos casos, del mismo Lutero.
En Francia las guerras de religión produjeron cientos de miles de víctimas y las represiones civiles de la herejía eran extraordinariamente sangrientas, testigos son las hogueras que arden desde el año 1530: las 300 víctimas de las matanzas de los valdenses ordenadas por Francisco I; las 500 condenas a muerte dictadas por el Parlamento de París en los años 1547 a 1550.
A todo esto hay que añadir las decenas e incluso centenas de miles de víctimas de la represión de las “ brujas” en la Alemania luterana, en Gran Bretaña y en la Suiza calvinista. Una represión que la Inquisición española evitó, pues en la Iglesia católica la brujería en si misma nunca fue considerada como herejía, más bien una creencia supersticiosa sin ningún fundamento racional. Sólo cuando la brujería comenzó a relacionarse con el diablo, se ocuparía de ella la Inquisición

.

PADRE, PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN.

7.-JUICIO SOBRE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA.

Con dijimos al hablar de la Inquisición Pontificia la verdad histórica sobre las Inquisiciones en la Iglesia Católica más que ser una sombra podría calificarse de una luz, más si pensamos que tales hechos nacieron en una sociedad y en una Iglesia que dice haber nacido de las enseñanzas de Jesús de Nazaret y unas comunidades primitivas que sufrieron en sus mismas carnes persecuciones y tormentos similares a los producidos en esa sociedad y en las Inquisiciones no podemos por menos de juzgarlas como una sombra por haber desarrollado unos comportamientos tan ajenos a sus fuentes, que parecen más bien estar fundados en el Derecho Romano que en la vida y enseñanza de Jesús de Nazaret.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO.

1.- ¿Se puede decir tras el seguimiento de hechos narrados por la Historia que la misma necesita una actitud semejante a la que decía Cervantes en el Quijote: “ Amicus Plato sed magis amica véritas? Amigo es Platón pero más amiga aún es la verdad.
2.-¿ Consideras que es suficiente para justificar las inquisiciones de la Iglesia católica la verdad histórica y desapasionada de las mismas?
3.-¿ Es positivo para la fe católica hoy la publicación de sus sombras y errores históricos?

 

SÍNTESIS DE HISTORIA DE LA IGLESIA.

 El siglo dieciséis. Segunda parte.

 Los acontecimientos del siglo XVI fueron tan importantes para la vida de la Iglesia católica y su futuro, que no los podemos resumir hasta tal punto de sólo hacer mención de ellos. Ya en el TEMA anterior hablamos del hecho del descubrimiento de América  de un modo bastante esquemático, en éste  deberemos hacer lo mismo con otros no menos importantes:

1.- Martín Lutero y su reforma de la Iglesia.

2.-Doctrina Luterana.

3.-Otras “reformas” de la Iglesia.

 1.- MARTIN LUTERO Y SU REFORMA DE LA IGLESIA.

 Como hemos visto en TEMAS  anteriores, la Reforma de la Iglesia era un clamor que se venía escuchando hacía ya varios siglos. La reforma que la mayoría del pueblo cristiano demandaba, era principalmente una reforma moral, es decir una reforma que terminase con los vicios y pecados de la Iglesia de Cristo tanto en sus jerarquías como en muchos de sus fieles. A pesar de este clamor la fe permanecía en toda su integridad, mas  los intentos llevados a cabo con este fin fracasaron por las más diversas causas, en cambio  no fracasó la promovida por el monje agustino llamado   Martín Lutero,  tal reforma sin embargo,  no fue la que el  pueblo cristiano demandaba y de la que La Iglesia estaba necesitada, sino una que terminó en un Cisma que atacacó las bases cristianas  de la Iglesia, tal como aparece en la doctrina enseñada por Lutero acogida y seguida por varias naciones europeas.

            En una síntesis de la historia de la Iglesia como la nuestra resulta prácticamente imposible relatar el proceso por el que se llegó a una situación de ruptura entre Lutero y la Iglesia. En este proceso intervinieron factores del más diverso orden.

En primer lugar los factores sicológicos vividos por el alma de Lutero, en segundo término los aspectos teológicos en juego que pasaron por un proceso evolutivo hasta llegar a la ruptura, también los culturales en el siglo en el que imperaban  el humanismo y el valor del individuos, así como los políticos y hasta económicos, sin olvidar las actitudes irresponsables de la jerarquía católica, entre ellos la del  mismo papa León X entregado más a las ideas y prácticas renacentistas que al bien de la Iglesia.

             Damos a continuación algunos aspectos de la doctrina luterana como ha llegado hasta nosotros.

 MARTIN LUTERO QUEMA LA BULA PAPAL.

2.- DOCTRINA LUTERANA.

 Estos son las  principales verdades en las que Lutero se separa de la Iglesia.

1.-Sólo la Sagrada Escritura: es la única fuente de las verdades reveladas, y no la Tradición ni el Magisterio de la Iglesia. según la afirmación católica. El sentido de la Sagrada Escritura está al alcance de cualquier creyente, pues el Espíritu Santo inspira a quien la lee para que no se equivoque. Es el llamado libre examen.

2.- Sólo la fe  salva sin necesidad de hacer buenas obras. El hombre está corrompido de tal forma que es incapaz de hacer ninguna obra buena que merezca la salvación. La salvación proviene de la fe fiducial, no de las obras ni de los sacramentos.

3.-Sólo hay dos sacramentos: el bautismo y la Eucaristía, aunque concede que en ella se encuentra Cristo presente, la misma no es un sacrificio.

4.-Sólo Cristo es nuestro mediador. Ni la Virgen ni los santos, de modo que su culto es inútil e idolátrico.

5.- La Iglesia visible no existe, sólo la invisible  y espiritual formada por los creyentes. Por ello rechaza su estructura visible y jerárquica, no hay ni sacerdotes, ni religiosos, ni obispos ni el Romano Pontífice, al que en alguna ocasión calificó como el Anticristo.

            ¿Qué decir de estas  enseñanzas?

            De forma general que todas ellas son contrarias a la Sagrada Escritura y a la secular doctrina de la Iglesia; de ser ciertas, habría que decir que la Iglesia de Cristo no existió o estuvo equivocada con anterioridad a la llegada de Lutero, nada menos que mil quinientos años, a pesar de la promesa de Cristo que dijo: “Mirad que yo estoy con vosotros todos los días hasta el final de los tiempos.”

¿Qué decir de cada una de estas enseñanzas en particular?

1.- Con respecto a que sólo la Sagrada Escritura es la única fuente de la Revelación divina, afirmar que la Revelación, especialmente el Nuevo Testamento, nació de la Tradición, de modo que la misma Sagrada Escritura fue primero Tradición y posteriormente Escritura. Jesús no dejó nada escrito, ni mandó a sus discípulos que escribieran nada de lo por Él enseñado, sino que dijo “ Id  por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura” Algunos de los escritos del Nuevo Testamento aparecieron casi 100 años después de la resurrección del Señor, cuando ya la Iglesia estaba implantada por muchos lugares. Esta Iglesia nació de la Predicación de los apóstoles, después de la de  sus discípulos, algunos de los cuales pusieron por escrito las enseñanzas del Señor,  La Sagrada Escritura no contiene todas las verdades reveladas  o lo están de un modo tan sintetizado que fueron posteriormente explicitadas

-2.- Con relación a la afirmación de que la Sagrada Escritura no necesita ser explicada ni interpretada por nadie, sino que el Espíritu Santo inspira a quien la lee, según la doctrina luterana del Libre Examen, lo primero que se ocurre decir es que Lutero que negó a la Iglesia y  al Romano Pontífice la infalibilidad, se la concede, sin embargo, a cualquier creyente que lea la Sagrada Escritura por la asistencia del Espíritu Santo. Consecuencia en muchos casos de esta doctrina del Libre Examen, es la multiplicación de las Iglesias Cristianas, nacidas ya en tiempo de Lutero y que no han dejado de salir hasta nuestros días.  Muchas de estas iglesias están en la actualidad   integradas en el Consejo Mundial de las Iglesias,

            El Consejo Mundial de Iglesias es la principal organización ecuménica internacional. Fue fundado por 147 iglesias el 23 de agosto de 1948 en Ámsterdam .Su sede está en Ginebra Suiza; a él están afiliadas 348 iglesias que se denominan cristianas con creencias muy distintas entre sí, y en muchos casos contrarias las unas de las otras,  todas hipotéticamente salidas  de la Sagrada Escritura.

3.- –Con referencia la enseñanza de Lutero de que sólo la fe salva sin necesidad de las buenas obras, es  igualmente  contraria a la Sagrada Escritura. y a la Tradición eclesial. Diríamos que esta doctrina es el centro de la enseñanza de Lutero, y que tiene su origen en lo que podríamos  llamar con el historiador Daniel  Rops  “el Drama de Martín Lutero,” angustiado por el hecho de la inseguridad de su salvación nacida de su dificultad de vencer y liberarse del pecado.  Tal drama, según el mismo Lutero afirma, desapareció el día en que comprendió la enseñanza de san Pablo que afirma que “El justo vive por la fe! Enseguida,  dice, me sentí renacer, y me pareció entrar por las puertas abiertas de par en par, en el mismo paraíso

.VENID BENDITOS DE MI PADRE…

            La enseñanza de la Escritura y de la Tradición católica es que el hombre dañado por el pecado es incapaz con solas sus fuerzas  de hacer ninguna obra que merezca la salvación, la misma fe en la que Lutero pone la justificación y salvación, no puede tenerla el hombre por sus propias fuerzas,” sin mí no podéis hacer nada,” dice el Señor, mas ayudado con la gracia que Dios concede gratuitamente a toda persona por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo, es capaz no sólo de creer en El, sino  de realizar obras merecedoras de esa salvación.

Como dice el Señor: “El que cree en mí hará las mismas obras que yo hago y aún mayores” o “Es necesario nacer de nuevo”, San Pablo a cuya enseñanza se acogió Lutero, afirma que la  justificación y salvación “nace de la fe que obra por la caridad” “ Ya podría tener una fe capaz de mover montañas si no tengo amor no soy nada”  Y el apóstol Santiago decía claramente que la fe sin obras está muerta.”San Agustín  decía a este respecto: “El que te creó sin ti, no te salvará sin ti”

            El resto de las afirmaciones de Lutero son consecuencia de esta doctrina pues  la justificación y salvación, es un  asunto entre Cristo y Dios, sin ninguna intervención del hombre, que a pesar de la muerte del Señor sigue estando corrompido  e incapacitado para hacer ninguna obra merecedora del cielo, de modo que la justificación luterana es algo externo al  hombre, mientras que la justificación católica hace del hombre un ser nuevo, transformado en una nueva criatura “ por el agua y el Espíritu Santo,” según decía Jesús a Nicodemo.

            Lutero se casó con una antigua religiosa, Catalina Bora “para burlarse del diablo y sus satélites…”

 3.-OTRAS REFORMAS CONSECUENCIA DE LA ACTITUD DE LUTERO.

 Después del Cisma luterano hubo nuevas separaciones de la Iglesia. Hacemos un recuento de ellas.

a)      Los anabaptistas predicaban la necesidad de un nuevo bautismo. Coincidían con los luteranos en que solo la fe salva. Negaban la presencia de Cristo en la Eucaristía, rechazaban toda autoridad no solo eclesiástica sino también civil.

b)      Calvino, seglar francés que se unió a las ideas reformistas, pero desarrolló una doctrina propia según la cual Dios ya tiene predestinados a unos para el cielo y otros para el infierno, con independencia de sus obras.

c)      Zwinglio fascinado por las ideas de Lutero, defendió la Escritura como única fuente de la verdad en la Iglesia. Condenó el culto a las imágenes, el celibato de los sacerdotes, llegando a negar el sacramento de la Eucaristía.

d) Juan Knox sacerdote católico escocés, fundó la iglesia presbiteriana.

e)      Los anglicanos  nacieron de la actitud de Enrique VIII rey de Inglaterra que al no concederle el papa la invalidez de su matrimonio con Catalina de Aragón,  proclamó la independencia de la Iglesia anglicana, poniendo al rey como cabeza de la misma.

FELIPE  II DE ESPAÑA. TIZIANO.

 4.-ESPAÑA Y LA REFORMA LUTERANA.

España quedó prácticamente libre de la presencia protestante, por obra principalmente del Rey Felipe II que cuidó el nombramiento de los obispos presentando a aquellos que además de estar bien formados fuesen fieles cumplidores de su misión. Algunos brotes luteranos fueron cortados por la Inquisición.

      Mientras Europa se sumergía en el Cisma, la Iglesia española tuvo en este siglo su siglo de oro. De la Iglesia católica española nos ocuparemos más detenidamente en el siguiente TEMA, tercera parte del siglo dieciséis.

PREGUNTAS PARA EL DIALOGO.          

 1.-¿ Cuál crees debe ser la actitud entre ellas, de todas las iglesias que se llaman cristianas, también  la católica?

2.-¿ Consideras que el proselitismo entre los cristianos de distintas confesiones está de acuerdo con el Evangelio?

3.-  ¿ Piensas que es posible que se de entre los cristianos una unidad en la caridad aunque no sea posible en la verdad? 

SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA.

EL SIGLO DIECISEIS.

TERCERA PARTE.

 De los sucesos acaecidos en el siglo XVI no podemos pasar por alto los que a continuación enumeramos.

 1.- La reforma católica de la Iglesia: El Concilio de Trento.

2.-Nuevas órdenes y Congregaciones religiosas.

3.-El siglo de oro de la Iglesia española.

 4.- Actividad misionera de la Iglesia.

 1.- LA REFORMA CATÓLICA DE LA IGLESIA: EL CONCILIO DE TRENTO.

  La tan ansiada reforma de la Iglesia, tantas veces intentada y siempre fracasada llegó con el Concilio de Trento celebrado del 1545 al 1563 bajo los papados de Paulo III, Julio III y Pío IV.

            Al referirse a este concilio hay quienes lo califican como el de la contrarreforma luterana, tal denominación no es exacta pues en él se abordaron una cantidad de temas que venían ya de lejos en la Iglesia, con anterioridad al cisma luterano, y por otro lado, sería admitir el cisma luterano como si hubiera sido una reforma de la Iglesia, algo muy distante de la verdad.

El fin del concilio de Trento fue asegurar la ortodoxia, corregir las costumbres, mantener la unidad de la Iglesia, buscar medios para la reforma y formación de los clérigos y promover la santidad de todo el pueblo cristiano. El logro de estos fines bien se pueden calificar no sólo de reforma sino de renovación de la Iglesia que tras su celebración y aplicación de los  decretos conciliares apareció con el esplendor de un nuevo rostro.

            Tres fueron las etapas del concilio la primera de 1545 a 1547, siendo papa Paulo III. La segunda de 1551 a 1552 bajo el papado de Julio III. La tercera de 1561 a 1563, con el papa Pío IV.

            Es de notar la notable presencia que la Iglesia española tuvo en este concilio. No menos de un millar de personas a lo largo de las tres sesiones. De los 236 padres conciliares 66 eran españoles. De los cerca de 325 teólogos asesores del concilio 110 fueron españoles. Con relación a la presencia de los religiosos españoles hubo 24 dominicos, 21 franciscanos, 6 jesuitas, 5 agustinos, 3 jerónimos, 2 santiaguistas, 1 benedictino, 1 capuchino y 1 carmelita.

            Además de los declaraciones referentes a la doctrina católica, negadas por Lutero, el concilio decretó cuarenta y dos artículos que pueden considerarse como la esencia de la reforma promovida por el tridentino, entre ellos:  la obligatoriedad de la residencia  de los obispos en sus  diócesis, las visitas pastorales a todas las parroquias e instituciones presentes en las mismas, la obligación de la predicación,  las condiciones que debían  tener los candidatos al sacerdocio, sobre la disciplina del clero, la administración de los sacramentos, la colación de beneficios etc.

El 15 de julio de 1563 se aprobó el decreto que mandaba  la creación de los seminarios,  sólo por  este decreto hubiera  merecido la pena  la celebración del concilio, ya que a partir de su aplicación, cambió radicalmente la vida de la Iglesia. Este tema de la creación de los seminarios fue presentado por el arzobispo Guerrero de Granada, a instancias de nuestro paisano  san Juan de Ávila quien consideraba que la vida de la Iglesia dependía en gran medida, de la formación y santidad de sus ministros. Los seminarios conciliares fueron surgiendo cumpliendo esa doble misión: la de la formación intelectual y la formación moral de los candidatos al sacerdocio.

 SAN IGNACIO DE LOYOLA. RUBENS.

2.-NUEVAS ÓRDENES Y CONGREGACIONES RELIGIOSAS.

  El concilio de Trento impulsó una serie de órdenes e instituciones que  facilitaron la reforma tridentina y la renovación de la Iglesia. Entre ellas:

El oratorio del Divino amor: Nació en Roma en tiempos de León X, más que una orden religiosa fue un movimiento de renovación espiritual, que albergaba tanto a clérigos como a seglares, siendo su fin principal difundir el amor a la Eucaristía  y la comunión frecuente, impulsaron este movimiento Pedro Caraffa, Sadoleto, ambos cardenales y san Cayetano de Thiene.

            Los teatinos como el pueblo los llamaba, tienen como fundadores a Pedro Caraffa y san Cayetano de Thiene, era  una orden integrada por clérigos dedicados especialmente a la predicación  de los que hoy denominaríamos alejados de la Iglesia. Santa Teresa afirma “ser amiga de los teatinos”. Esta Congregación tiene también una rama femenina.

            Barnabitas, fundados por Antonio María Zacaría, así llamados por fijar su residencia en el monasterio de san Bernabé, era una Congregación de clérigos especializados en la instrucción religiosa del pueblo y  en la formación juvenil.

            Santa Ángela de Merici fundadora de las Ursulinas dedicadas a la formación de las madres de familia y educación de formadores de niños y jóvenes.

            San Felipe Neri, fundador del Oratorio integrado por laicos y sacerdotes dedicados al culto divino y al servicio de enfermos y peregrinos.

            El español san Ignacio de Loyola fundó la Compañía de Jesús llamados también Jesuitas, integrada por clérigos regulares. El cuarto voto de obediencia, por el que se obligaban a ponerse directamente al servicio del Papa, indica su disposición de dedicarse a todas las necesidades de la Iglesia, allí donde fueran requeridos por el pontífice.

            La Compañía de Jesús se difundió con rapidez de manera que a la muerte de san Ignacio contaba con doce demarcaciones o provincias que se extendían, desde Europa, al Japón y al  continente americano,  recién descubierto. Los jesuitas fundaron colegios, universidades, seminarios, estudios generales, introduciendo nuevos métodos de enseñanza así como una espiritualidad representada por los Ejercicios Espirituales, que en frase de San Francisco de Sales “ han hecho más santos que letras contienen.”

            Es de notar cómo estas y otras instituciones de la Iglesia  centraron su atención  en la formación de los sacerdotes tanto regulares como seculares, por considerar que la renovación de la Iglesia no dependía tanto de la existencia de buenas leyes  sino de la existencia de buenas personas capaces de cumplirlas, según decía san Juan de Ávila quien trabajó también en la enseñanza y formación del clero secular rodeándose de una corona de discípulos a quienes  orientó a que se integrasen en la Compañía de Jesús, pues vio realizada en ella sus propósito de formador de sacerdotes.

 3.-EL SIGLO DE ORO DE LA IGLESIA ESPAÑOLA.

Acabamos de hablar de la presencia de los españoles en el Concilio de Trento, nos hemos referido también a la fundación de la Compañía de Jesús que nació en España en este siglo y en este siglo inició también su actividad en nuestra patria, además de esto, indicamos cómo el cisma luterano tuvo escasa incidencia en nuestra España, de modo que mientras Europa estaba inmersa en la división entre católicos y protestantes, en España se estaba viviendo una renovación eclesial que abarcaba los más diversos ámbitos de la vida de la Iglesia. Tal renovación estaba encabezada por la santidad de muchos de sus obispos, cuya elección tanto cuidaba  Felipe II de acuerdo con el derecho de presentación que le habían concedido los papas, baste recordar al obispo de Valencia Santo Tomás de Villanueva.

            En este siglo se desarrolla una teología espiritual así como una metodización de la vida espiritual, que se muestra en las distintas vías entendidas como medios para esa vida: la vía del recogimiento, la de los alumbrados, la del arte de servir a Dios, la vía del beneficio y del buen amor, el eramismo o philosofía  Christi, la vía de la extirpación de los vicios e implantación de las virtudes. Son numerosos los nombres que generan esta teología espiritual nombramos a algunos: Hugo Balma, Francisco de Osuna, Laredo y Bernabé de Palma,. Tomás de Jesús. Juan de Jesús, Fray Juan de los Ángeles, Bretón, Antonio de Rojas, San Juan de Ávila y otros muchos.

Los libros de espiritualidad se multiplican y alimentan una espiritualidad afectiva, la Imitación de Cristo, Vita Christi del Cartujano, Estímulo del amor divino de Jaime de Milán; las obras de san Buenaventura, de santa Catalina de Siena, de Angela de Foligno; La escala del paraíso, de san Juan Clímaco; el Libro del amigo y del amado de Raimundo Lulio. Etc.etc.

            Este siglo fue testigo de los grandes místicos españoles como santa Teresa de Jesús, quien en sus libros: Camino de perfección, las Fundaciones, el Libro de su vida, el Castillo interior y las Moradas; y san Juan de la Cruz  en sus obras: Subida al Monte Carmelo, Noche oscura del alma, Cántico espiritual, Llama del amor viva,  nos describen el proceso interior de la persona hasta llegar a los grados más altos de la perfección.

            Numerosas fueron las aportaciones a la teología dogmática también en la España del siglo XVI. Causas de estas aportaciones fueron, entre otras, poner en las universidades de Salamanca y Alcalá  la Suma teológica de Santo Tomás como libro de texto, aplicar al estudio teológico un nuevo método que conciliaba la especulación racional con el estudio positivo de las fuentes, es decir de la Sagrada Escritura y de las enseñanzas de los  santos padres y de los concilios.  Nombres como Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Juan de Medina,  Melchor Cano, Diego Lainez  y otros supieron desterrar el verbosismo vacío de la escolástica decadente.

MUERTE DE SAN FRANCISCO JAVIER. GOYA.

 4.-ACTIVIDAD MISIONERA DE LA IGLESIA.

 A raíz de los nuevos descubrimientos se abre el periodo de las grandes misiones que irán extendiendo el catolicismo por los territorios de América, África Asia y Oceanía. Este siglo XVI abrirá el Oriente a la evangelización, con un San Francisco Javier que fue a Goa, Malaca, Japón, llegando a la frontera de China. Otros jesuitas llegaron al Congo en 1547, a Marruecos en 1549 y a Etiopía en 1555. Cien jesuitas evangelizaron en la India, formándose nuevas diócesis en territorios asiáticos. La amputación que supuso para la Iglesia católica el cisma luterano en Europa, fue compensado ampliamente con la incorporación a la misma, de los nuevos territorios.

 PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO.

 1.-¿ Que te sugiere, bien positivo o negativo, la lectura de este tercer tema referente al siglo XVI?

2.- ¿ Que opinión te merece la Compañía de Jesús fundada en este siglo ?     

3.-¿ Desde el punto de vista de nuestra cultura actual cómo ves la dependencia que la Iglesia católica tiene del clero ?

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: SINTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA EL SIGLO II

quijotediscipulo.

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la CARRASCO.

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

VISITAS

  • 2.282.916 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: