You are currently browsing the category archive for the ‘05.-Siglo. S. Anastasio. S. Inocencio I. S. Zósimo. S. Bonifacio I. S. Celestino I. S. Sixto I. S. León I Magno. S. Hilario I. S. Simplicio. S. Félix III ( II). S. Gelasio I. S. Anastasio II.’ category.

 

SIGLO V .PAPAS.

 INDICE.

1.-SAN ANASTASIO  I.

2.-SAN INOCENCIO I.

3.-SAN ZÓSIMO.

4.-SAN BONIFACIO I.

5.-SAN CELESTINO I

6.-SAN SIXTO III.

7.-SAN LEON I EL MAGNO.

8.-SAN HILARIO

9.- SAN SIMPLICIO.

10.-SAN FELIX III.( II)

11.- SAN GELASIO I.

12.- ANASTASIO II.

SAN  ANASTASIO I

 El corto pontificado de san ANASTASIO lo historiaremos de acuerdo con el siguiente INDICE:

1.- Acceso al pontificado romano.

2.-Su defensa del Papa Liberio.

3.-Actas del  primer  concilio de Toledo.

4.-El papa ANASTASIO y la condena de los donatistas.

5.- Anastasio y la condena del Origensmo.

6.- Otras acciones atribuidas a su pontificado.

1.-ACCESO AL PONTIFICADO. Elegido el 27. XI.399, murió el 10.XII.401.

MONASTERIO DE SAN ANASTASIO EN ROMA.

No hay ninguna noticia cierta acerca de su vida anterior a su nombramiento como papa, parece que nació en Roma de la familia de los Máximos. Fue elegido papa durante el imperio de Graciano, vivió el inicio de la amenaza de los bárbaros en el  imperio, sucedió a san Ciricio a los pocos días de su muerte el 27. XI.399, murió el 10.XII.401, por lo que su pontificado tuvo una duración de dos años y unos días.

2.- SU DEFENSA DEL PAPA LIBERIO.

Cuando tratamos el pontificado del papa Liberio( Cf. P. Liberio s. IV) hablamos de cómo el papa Anastasio lo defendió de la acusación de haber cedido a la persecución defendiendo una formula  semiarriana, hoy traemos el texto de san Anastasio en el que aparece esta defensa:

“Me da muchísima alegría el hecho cumplido por el amor de Cristo, por el que encendida en el culto y fervor de la divinidad, Italia, vencedora en todo el orbe, mantenía íntegra la fe enseñada de los Apóstoles y recibida de los mayores, puesto que por este tiempo en que Constancio, de divina memoria, obtenía victorioso el orbe, no pudo esparcir sus manchas por subrepción alguna la herética facción arriana, disposición, según creemos, de la providencia de nuestro Dios, a fin de que aquella santa e inmaculada fe no se contaminara con algún vicio de blasfemia de hombres maldicientes; aquella fe, decimos, que había sido tratada o definida en la reunión del Concilio de Nicea por los santos obispos, puestos ya en el descanso de los Santos.  

Por ella sufrieron de buena gana el destierro los que entonces se mostraron como santos obispos, esto es, Dionisio de ahí, siervo de Dios, dispuesto por las divinas enseñanzas, y, tal vez siguiendo su ejemplo, Liberio, obispo de Roma, de santa memoria, Eusebio de Verceli e Hilario de las Galias, por no citar a muchos otros que hubieran preferido ser clavados en la cruz, antes que blasfemar de Cristo Dios, a lo que quería forzarlos la herejía arriana, o sea llamar a Cristo Dios, Hijo de Dios, una criatura del Señor.  (De la carta de Anast I Dat mihi plurimum al obispo de Milán).

TOLEDO  ESPAÑA. SU CATEDRAL .

3.-ACTAS DEL PRIMER  CONCILIO DE TOLEDO.

  Durante el pontificado de san Anastasio I se celebró el primer Concilio toledano el 7 de septiembre del  año 400, se conservan las Actas del mismo en las que aparecen cuales eran en esa provincia romana las preocupaciones de la Iglesia. Transcribimos únicamente los titulares de sus conclusiones que nos ilustra acerca de la situación de la Iglesia en una de las provincias romanas del imperio de Occidente-.

“Reunidos en la iglesia de Toledo los obispos Patruino, Marcelo, Afrodisio, Alaciano, Jocundo, Severo, Leonas, Hilario, Olimpio, Floro, Orticio, Asturio, Lampio, Sereno, Leporio, Eustoquio, Aureliano, Lampadio y Exuperancio de Galicia, distrito lucense, municipio Celenis, en total diecinueve, que son los mismos que en otras actas promulgaron la sentencia contra los seguidores de Prisciliano y los folletos heréticos compuestos por éste. Estando sentados los presbíteros y de pie los diáconos y reunidos los demás que asistían al concilio, el obispo Patruino dijo:

 Porque cada uno de nosotros hemos empezado a obrar de distinta manera en nuestras iglesias, y de aquí se han originado escándalos que casi rayan en verdaderos cismas, si os agrada a todos vosotros decretemos lo que ha de hacerse por todos los obispos al ordenar a los clérigos. Mi parecer es que debe guardarse todo lo establecido antiguamente en el concilio Niceno, y que no debemos apartarnos de estas normas. Los obispos dijeron: Esto mismo nos agrada a todos de tal modo que si alguno, conociendo las actas del concilio Niceno, se atreviere a obrar de otro modo distinto del que está prescrito y creyere que no debe atenerse a ello, sea tenido como excomulgado, a no ser que por la reprensión de sus hermanos corrigiere su yerro:”

1.-De los presbíteros y diáconos, si después de su ordenación engendraren hijos.

2.-Que el penitente, si obliga la necesidad, pueda ser nombrado lector u hostiario.

3.-De aquellos que se casaron con viudas, que no sean nombrados diáconos.

4.-Que el subdiácono, si muerta su esposa se casare con otra, sea reducido a ostiario.

. 5.-Si el clérigo de cualquier orden fuere perezoso en acudir a la iglesia, sea depuesto.

6.-Que la joven religiosa no tenga familiaridad con los varones. 

7.-Que el clérigo cuya mujer pecare, tenga potestad de castigarla sin causarle la muerte, y que no se siente con ella a la mesa.  

8.-De aquel que después del bautismo se inscribiere en la milicia, no sea ascendido al diaconado.

9.-Que ninguna profesa o viuda, en ausencia del sacerdote cante en su casa el oficio sacerdotal o el lucernario.
10.-Que nadie admita entre el clero al que está obligado a otro sin consentimiento del señor o patrono.
11.-Que si algún poderoso despojare a cualquiera, y amonestado por el obispo no restituyere, sea excomulgado.

12.-Que ningún clérigo se aleje de su obispo y se dirija a otro.

13.-De aquellos que entran en la iglesia y no comulgan, queden excomulgados.

14.-Que se expulse como sacrílego al que recibiere la Eucaristía y no la consumiere.

15.-De aquellos que son excomulgados por los obispos, que ninguno se acerque a ellos.

16.-Que si cometiere adulterio la mujer consagrada a Dios, haga penitencia durante diez años.

17.-Que sea privado de la comunión aquel que teniendo ya esposa tuviere también una concubina
18.-Si la viuda del sacerdote o del levita se volviere a casar, sólo recibirá la comunión al fin de su vida.

19.-Si la hija religiosa del sacerdote o del diácono pecare, sólo recibirá la comunión al fin de su vida

20.-Que fuera del obispo nadie bendiga el crisma.

 Las conclusiones de este primer concilio toledano fueron aprobadas por el Papa san Anastasio.

 (Cf.Concilios visigóticos e hispano-romanos, edición preparada por José Vives, con la colaboración de Tomás Marín Martínez y Gonzalo Martínez Díez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas [España Cristiana, textos, vol. 1], Barcelona-Madrid 1963, págs. 19-33.}

SAN AGUSTÍN OBISPO DE HIPONA.

4.-EL PAPA ANASTASIO Y LA CONDENA DE LOS DONATISTAS.

  Durante el pontificado de Anastasio san Agustín ocupaba la sede  de Hipona para la que fue consagrado obispo  el año 395. Agustín fue el principal opositor del donatismo que seguía vivo en el norte de África. Como indicamos en su momento Donato mantenía una postura rígida negando la reconciliación de los lapsi, la invalidez del bautismo administrado por herejes así como posturas cercanas al catarismo. Su doctrina sobrevivió a su muerte siendo defendida por sus discípulos

El principal polemista donatista de este  momento era Petiliano, obispo de Constantina, sucesor  de Silvano. Agustín escribió dos libros en respuesta a una carta suya contra la Iglesia, añadiendo un tercer libro para contestar otra carta en la que Petiliano le atacaba a él mismo. Agustín entre otros argumentos recurría a la autoridad de los concilios que habían condenado a Donato y en especial a la postura de la sede romana: : “Esa es la roca contra la que las puertas del infierno no prevalecerán”.

Pero el argumento más práctico fue recordar cómo había obrado la Iglesia con los discípulos de Donato que se quisieron reintegrar a la comunión de la iglesia católica: Segundo había perdonado a los traidores; se concedía completa pertenencia a los malhechores como Optatus Gildonianus y los Circunceliones. Ticonio se volvió contra su propio grupo; Maximiano se había separado de Primatus de la misma forma que Mayorino de Ceciliano; los Maximianistas habían sido readmitidos sin ser bautizados de nuevo.

El Sínodo de Cartago (septiembre 401) había hecho mucho hincapié en esto hasta el punto de reclamar información a los magistrados sobre el tratamiento de los Maximianistas.

Este mismo sínodo restauró la regla, que se había abolido hacía tiempo, de que los obispos donatistas y el clero mantuvieran sus rangos si volvían a la Iglesia. El papa Anastasio I escribió al concilio urgiéndole la importancia de la cuestión donatista.

La valoración del papa Anastasio del problema donatista como una cuestión importante se pondría de manifiesto posteriormente pues terminó por convertirse en un cisma.

  SAN JERÓNIMO PENITENTE

5.- ANASTASIO Y LA CONDENA DEL ORIGENISMO.

  Las discusiones sobre Orígenes (185-por el 253)  y sus enseñanzas tuvieron un alcance  varios siglos después de su muerte  que va más allá de lo puramente doctrinal, una de estas disputas en la que los enfrentamientos y luchas tenían más bien un carácter personal que doctrinal  tuvo lugar en los comienzos del siglo V durante el pontificado de Anastasio.

Las enseñanzas más polémicas de Origenes que él como filósofo y teólogo expuso más bien como hipótesis, son las referentes a la interpretación de las Sagradas Escrituras, la teoría de la preexistencia de las almas y de su caída en pecado en una vida anterior; la teoría de la eternidad del mundo; la de la apocatástasis (restauración al final de los tiempos de todas las cosas y seres en Dios) la teoría de la subordinación del Hijo al Padre, etc

ORIGENES .

En esta primera polémica origenista  hubo una gran cantidad de actores intervinientes unos a favor y otros en contra de Orígenes, en lo más crudo de la polémica varios de los contendientes acudieron al papa Atanasio entre ellos s. Jerónimo quien escribió al papa que condenara el origenismo así como Teófilo patriarca de Alejandría:  quien hizo condenar los libros de Orígenes en el concilio de Alejandría del año 400, escribió a los obispos de Chipre y Palestina para atraerlos a su cruzada contra Orígenes, escribió cartas pastorales en 401, 402 y 404 contra la doctrina de Orígenes y envió varias  misivas al papa Anastasio pidiendo la condena del Origenismo..

Tuvo un éxito inesperado: los obispos de Chipre aceptaron su invitación de oponerse a los origenistas, los de Palestina, reunidos en Jerusalén, condenaron los errores que les fueron presentados añadiendo que entre ellos no se enseñaban.

El Papa Anastasio condenaba las proposiciones extraídas de sus libros que le presentaron tanto san Jerónimo como el Patriarca de Alejandría , a la vez que declaraba que Orígenes era un completo desconocido para él.

 6.- OTRAS ACCIONES ATRIBUIDAS A SU PONTIFICADO.

Ordenó que los sacerdotes no estuviesen sentados, sino en pie e inclinados, cuando se leyese o cantase el Evangelio en la Iglesia.

Que ningún peregrino, mayormente si era de lejanas iglesias fuese admitido en la clerecía si no traía fe de quién era, sellada y firmada de cinco obispos. Posiblemente para evitar la difusión de las herejías.

Celebró dos veces órdenes por el mes de diciembre, y ordenó en ellas a 8 presbíteros, 5 diáconos y 10 obispos.

Consagró la Iglesia llamada Crescentina en la región segunda, en la via Mamertina.

Estableció que quienes tuviesen un defecto físico invalidante no podían ser sacerdotes.

SAN MARTINO IN MONTI. ROMA.

7.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Habiendo  servido al Señor fielmente (porque no fue digno el mundo de gozarlo mucho tiempo, como dice San Jerónimo, su contemporáneo, pues fue hecho Pontífice por su gran santidad y pobreza apostólica a los 70 años y más de su edad murió  27 de abril del año 401.

Le dieron sepultura en el cementerio de Ursum Pileatum en la via Portuense. Hoy sus restos descansan en S. Martino ai Monti en Roma.

SAN INOCENCIO I

 En la exposición del Pontificado de Inocencio I seguiremos el INDICE siguiente:

1.-Perfil biográfico.

2.-Situación de la Iglesia  al Pontificado.

3.-Desarrollo del pontificado.

4.-Muerte y sepultura

 1.-PERFIL BIOGRÁFICO.

El “ Liber Pontificalis “ Afirma que nació en Albano, cerca de Roma, hijo de Inocencio, vivió y creció entre el clero romano. He leído en varias biografías que era hijo del papa anterior, hasta que tal hecho viene atestiguado por una carta de san Jerónimo que ni se cita , ni se indica nada para su localización.

Este dato sólo podría tener  verosimilitud si Anastasio lo engendró antes de recibir órdenes sagradas, la que es improbable,  pues como hemos visto en pontificados anteriores, entre ellos el de Siricio y el del mismo Anastasio su hipotético padre, quienes urgen la ley de la continencia por la que se permite a los clérigos contraer matrimonio aunque sin hacer uso del mismo ni engendrar hijos hasta el punto de privar del ejercicio del ministerio a aquellos que no fueran continentes .( Cf. Pont. de Siricio y Anastasio  en q.discipulo)

Por el desarrollo de su pontificado podemos deducir que Inocencio  fue hombre de carácter con  buena formación, especialmente en asuntos litúrgicos , y poco más, con relación a su vida anterior a su elección.

DECADENCIA DEL IMPERIO ROMANO.

2.-SITUACIÓN DE LA IGLESIA A SU ACCESO AL PONTIFICADO.

Fue elegido  papa el 22.XII.401, murió el 12.III.417. A su acceso al pontificado la Iglesia Romana tenía una reconocida categoría de sede primada, por más que la Iglesia universal estuviera sufriendo convulsiones de diversa índole, algunas de carácter puramente humano, rencillas entre personas del alto clero, por ejemplo y otras de carácter teológico, en las que se haría necesaria la intervención del papa.

Desde el punto de vista social  la Iglesia  se encontraba en una situación de privilegio como religión oficial del imperio, aunque la parte occidental de este  imperio siguió debilitándose  hasta tal punto de caminar hacia su extinción por la presencia de los llamados pueblos bárbaros quienes estaban a la puerta de Roma, a la que terminarían saqueando al  poco tiempo del acceso al pontificado de Inocencio I.

EL RIGORISMO DE LOS NOVACIANOS.

3.-DESARROLLO  DEL PONTIFICADO.

A)    ACTUACIONES DEL PAPA ANTE LAS HEREJÍAS.( Cf. Dez . Nº94 )

1.- Una de las primeras actuaciones de Inocencio frente a las herejías y los herejes fue la de desalojar a los Novacianos de varias de las Iglesias que regían en Roma(Cf.Socrates, Hist. Eccl., VII, ii )a su vez logró la expulsión de Roma de un tal Marcus, seguidor de Fotino,‘Sabelio el libio,Fotino, Marcelo el gálata y Pablo de Samosata dicen que de la virgen nació un mero hombre, pero niegan abiertamente que el Cristo eterno sea Dios.( Teodoreto, carta 151 ).

Con la Ley de Valentiniano III y Teodosio II (428) la secta novaciana perdería definitivamente sus iglesias en Roma y Alejandría, los emperadores controlaron  rigurosamente sus reuniones y todo tipo de manifestación pública ( Cf.Cod. Thcod. XVI,5,65; 3 ed. Th. Mommsen, 878; Cod. Just. 1,5,5).

  2..- Reafirmó la doctrina de sus antecesores sobre la validez del Bautismo administrado por herejes “ quia quamvis ab haereticis, tamen en Chisti nomine sunt baptizati” “porque aunque bautizados por herejes son bautizados en nombre de Cristo”( Cf. Ep. Ad Victricium epis. Rotomagensem, 16,feb. 404) M.L 20,475)

 3.-Consiguió que  el Emperador Honorio diera un decreto  desde Roma (22 Feb., 407) contra los Maniqueos, los Montanistas, y los Priscilianos ( Cf.Codex Theodosianus, XVI, 5, 40)

4.-.Intervino en las condenas de los origenistas y pelagianos.

La herejía pelagiana así llamada porque tuvo a Pelagio como su autor, afirmaba que la gracia de Dios no era necesaria para hacer obras que merecieran la salvación sino que el hombre con sus propias fuerzas podía realizar esas obras..

La Iglesia actuó con prontitud ante esta herejía, el año 411 Pelagio y Celestio marcharon a África huyendo de la invasión de Roma por Alarico ( a. 410) allí siguieron predicando sus enseñanzas. Ambos fueron denunciados como heréticos  ante el obispo Aurelio de Cartago quien en el 411 junto con varios obispos africanos, después de escuchar  a Celestio, el compañero de Pelagio, los condenan y excomulgan como herejes. Los partidarios de Pelagio . salen de la ciudad «condenados, no convencidos», como observa S. Agustín (De grat. Christ. et p. o. 2,3,4; PL 44,387-388)

SAN AGUSTÍN FUE EL MAYOR DIQUE DEL PEGIANISMO.

Hacia el 413 Pelagio aparece en Éfeso donde es ordenado sacerdote y continúa con la predicación de su doctrina. Marcha posteriormente a Palestina donde un sínodo  de 14  sacerdotes  reunidos por el obispo Juan de Jerusalén, acoge a Pelagio sin condenar sus enseñanzas. La doctrina pelagiana se propaga por Palestina, san Jerónimo que se encuentra en Belén denuncia tal doctrina como herética, un grupo de pelagianos ataca a San. Jerónimo y a las monjas de Bethlehem en su convento, un diacono fue asesinado, y una parte de la construcción fue incendiada. Juan, Obispo de Jerusalén, quien estaba enfrentado  con Jerónimo, debido a la controversia Origenista, no hizo nada para prevenir estos ultrajes.

Enterado  el Papa Inocencio  de estos incidentes escribe al obispo de Jerusalén Juan, reprochándole su negligencia y a  través de Aurelio, Obispo de Cartago, Inocencio envió a San Jerónimo una carta de condolencia, en la cual le informa que si Jerónimo daba los nombres de los culpables, el procedería con su autoridad en esta materia.

Poco después Heros y Lázaro obispos que estaban exilados, presentan por escrito un conjunto de proposiciones sacadas del libro de los Testimonios de Pelagio y otras proposiciones de Celestio. Tras esta acusación un grupo de obispos se reúnen en Lydia cerca de Jope, obligando a Pelagio a que explique su doctrina. Ninguno de los acusadores comparece y Pelagio . da explicaciones, admitiendo  la necesidad de la gracia, y -como dice S. Agustín- condena en Celestio lo que él mismo defiende en sus obras (Cf. De gratia Christi et p. o., 2,12,13-21: PL 44,391-396).

Los Padres del Sínodo  se dan por satisfechos y  absuelven a Pelagio de herejía. Sínodo miserable lo llama S. Jerónimo, mientras S. Agustín, en su libro De gestis Pelagii (PL 44,319,360), disculpa, por mal informados, a los Padres reunidos en Lidda.

El resultado de esta sentencia produjo en África una reacción inmediata,  el 416 reúnen dos Sínodos de obispos uno en Cartago y otro en Milevi, las actas de estos concilios recogen la condena de la herejía de Pelagio y Celestio, renovando así la excomunión del Sínodo de Cartago del año 411.

File:Pelagius.jpg

Informado el Papa Inocencio I de la resolución de ambos Concilios aprueba sus resoluciones y condena a ambos herejes. San Agustín enterado de la condena papal  en un sermón exclama: “ Causa finita est, utinam aliquando finiatur et error” La controversia ha terminado, ojalá alguna vez termine el error”( Sermón 131,10)

Pelagio envía al papa Inocencio una profesión de fe. Cuando esta llegó a Roma el Papa Inocencio I había fallecido. Su sucesor debería entender sobre este asunto, como veremos en su momento.

ALARICO Y EL FIN DEL IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE.

 B) ACTUACIÓN ANTE ALARICO.

 Vivió en toda su dramaticidad la invasión de los Godos mandados por Alarico. Éste llegó a las puertas de Roma por el 408 amenazando saquearla, terminó por levantar el asedio tras previo pago de un rescate y con la condición de que se lograra un pacto de paz que le favoreciera con el emperador romano Honorio

Salió de Roma una legación entre los que se encontraba el Papa Inocencio para convencer a Honorio de que firmase un tratado de paz con Alarico pero el emperador se negó y se hizo fuerte en Ravena.

Fue entonces cuando Alarico  entró en Roma el año 410 y la saqueó de forma que ni el papa ni los legados pudieron volver a ella, hasta que el papa Inocencio obtuvo del rey godo, que al fin de cuentas era cristiano arriano, que fueran perdonadas muchas vidas humanas y respetara las iglesias especialmente las basílicas de los dos apóstoles san Pedro y san Pablo que habían sido utilizadas como refugio por los romanos.

C) ACTUACIONES COMO CABEZA DE TODA LA IGLESIA.

 Una de las actuaciones tempranas  de Inocencio fue la referida a la conservación del Vicariato de la santa sede en Ilyria en una carta al Arzobispo Anysius de Tesalónica le informó sobre su nombramiento, reafirmó las decisiones de los papas  san Dámaso y Siricio ( Cf. Epis. I.) y renovó al Arzobispo  en una carta posterior el privilegio de confirmar y consagrar a los obispos de Ilyria . Fue el papa quien nombraría como Arzobispo   de Ilyria a  Rufo de Tesalónica .( Cf. Ep. XIII, Junio 412) De este modo la diócesis de Ilyria siguió unida a la iglesia occidental haciendo que la misma fuera un nexo entre la Iglesia Oriental y la Occidental.

 El 15 de febrero del 404, el papa Inocencio I respondió a  una carta de  obispo Victricio de Ruen  en la que éste le ´consultaba acerca de varios puntos referentes a la disciplina eclesiástica , el papa le contestó determinando punto por punto la práctica a seguir en los asuntos consultados: sobre la consagración de los obispos, sobre las disputas clericales y categoría de los mismo dentro de las dignidades eclesiástica, sobre la ordenación de los  presbíteros, sobre el celibato clerical, sobre el modo de proceder en la admisión de los Novacianos y Donatistas arrepentidos en el seno de la iglesia. ( Cf. Ep. II.)

 Cartas similares, de contenido disciplinar, o decisiones de casos importantes, fueron enviadas al obispo Exuperius de Toulouse (Ep. VI), a los obispos de Macedonia (Ep.VII), a Decentius, Obispo de Gubbio (Ep. XXV), a Felix, Obispo de Nocera (Ep. XXXVIII). Inocencio también remitió cartas mas cortas a varios otros obispos, entre ellos a dos obispos británicos, Máximo y Severo, en las que decretaba que quienes siendo sacerdotes hubieran tenido hijos deberían ser depuestos de su ministerio.( Ep. XXXIX.)

 En una carta al obispo de Tolosa del 20 de Febrero del año 405, Inocencio responde a una consulta del referido obispo  sobre el modo de proceder  a la hora de la muerte con aquellos que después del bautismo se entregaron a sus concupiscencias y vicios apartándose de la recepción de la Eucaristía durante su vida. El papa le contesta diciéndole que en tal situación los fieles han de ser perdonados y reconciliados con la iglesia:” El comportamiento con los tales que fue en principio más duro ha de verse inclinado en ese momento a la misericordia y el perdón”

 En la misma carta a Exuperio obispo Tolosanum le recuerda cuales son los libros canónicos  de la Sagrada escritura y a su vez cuales hay que tener como apócrifos enumerándole entre ellos las cartas de Matias, de Santiago el menor, de las de san Pedro y san Juan escritas por cierto Leucio  o bajo el nombre del apóstol san Andrés procedentes de Nexochride y Leónidas ,así como la atribuída a Tomás  y “ si de  cualquiera otras tuvieres noticia todas han de ser no sólo repudiedas sino también condenadas”( Cf. Den. Nºs 95-96)

En una carta de 27 de enero del año 417 a los obispos africanos les alaba por haber recurrido a la sede Romana en orden a saber cual era su pensamiento acerca de algunas cuestiones, lo que le da ocasión para hablar del primado e infalibiidad del Romano Pontífice: “ Hicisteis bien al aprobar la verdad de nuestro juicio  sabiendo que la Sede Apostólica está fundada sobre los Apóstoles y que su autoridad brota de este fundamento”( Cf. Msi. III 1071 I; y P.L. 20,582 c. y ss.; y Dez. Nº 100)

Asimismo en carta al obispo Rufo y otros obispos de Macedonia del 13 de Dic. de 414, les dice que los bautizados por los Fotinianos y Paulinianos han de ser rebautizados de nuevo puesto que el bautismo celebrado por aquellos no se administraba con la fórmula trinitaria por lo que había que considerarlos como inválidos, en cambio los Novacianos no debían ser bautizados de nuevo puesto que su bautismo está  hecho en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

En carta del 19 de Marzo del 416 dirigida al obispo Decentio le dice que el ministro de la Confirmación ha de ser el obispo quien sólo pueden hacer donación del Espíritu Paráclito, “los presbíteros sin embargo cuando bautizan pueden hacer la señal de la cruz con el crisma que ha sido consagrado por el obispo”

 En cuanto al ministro de la unción de los enfermos en la misma carta le dice que los presbíteros son ministros de este sacramento puesto que así lo dice expresamente el apóstol Santiago: “ Está enfermo alguno de vosotros, llame a los presbíteros para que oren sobre él y lo unjan con el óleo en el nombre del Señor, y la oración de la de salvará al enfermo y si tuviere pecado le será perdonado” ( Cf. Sant. 5,14 s.s.) ( Cf. Denz. Nºs 98-99 )

SAN PABLO GUIANDO A SAN JUAN CRISÓSTOMO.

D) SU ACTUACIÓN EN  DEFENSA DE SAN JUAN CRISÓSTOMO.

San Juan Crisóstomo obispo de Constantinopla fue perseguido por Eudoxia la emperatriz esposa del emperador de Oriente Arcadio, el motivo de tal actitud nacia de se sentía reprendida por Juan por su lujo y excesos en el vestir, en una ocasión en un sermón en  el que el Patriarca Juan comentaba el pasaje evangélico de la muerte de Juan el Bautista por la petición de la hija Herodías concubina de Herodes, la emperatriz se sintió aludida reafirmándose en su odio  hacia san Juan Crisóstomo.

Por medio de Teófilo el patriarca de Alejandría se convocó un Sínodo de Oak en el que  fue condenado Juan a marchar al exilio.  En su puesto fue nombrado patriarca de Costantinopla  Arsacio. Teófilo informó al papa Inocencio  de lo ocurriedo , quien no reconoció la sentencia del Sínodo, ni el nombramiento de Arsacio;  escribió una carta al clero y pueblo de Constatinopla donde censuraba la conducta de Teófilo al que convocó a la celebración de un nuevo Sínodo sugiriendo que el lugar de la celebración fuese Tesalónica.

SAN JUAN CRISÓSTOMO.

El papa informó a Honorio el emperador de occidente quien escribió a su hermano Arcadio el emperador de oriente urgiéndole a que convocara a los obispos orientales a la celebración de un Sínodo en Tesalónica Arcadio que era partidario de Teófilo, no hizo nada y el Sínodo no se celebró.

San Juan  Crisóstomo había recibido en su exilio una carta del papa consolándolo , posteriormente Juan escribió otra carta agradeciéndole su cuidado, a la que igualmente respondió el papa ( Cf. Epist. XI, XII) san Juan Crisóstomo no la recibió pues llegó después de su muerte el año 407.

Muerto Juan Crisóstomo no reconoció a Attico que había sido nombrado nuevo obispo de Constantinopla, hasta que el nombre de san Juan Crisóstomo no apareciese en la lista de Arzobispos de Constantinopla, algo que no ocurrió hasta la muerte de Teófilo el año 412 , en que Áttico acedió a las condiciones del papa. Inocencio continuó trabajando por el reconocimiento de san Juan Crisóstomo por parte de los obispos de oriente entre ellos el Patriarca de Antioquía, Alejandro,   quien logró la reconciliación de todos los obispos orientales divididos  por las pugnas arrianas, hacia los años 413-415, el papa escribió al patriarca antioqueno informándole de la celebración de un Sínodo en Roma de 20 obispos italianos terminándose de este modo el cisma suscitado desde las pugnas arrianas entre la iglesia de Antioquía y Roma.( Cf. Epis. XIX y XX )

BASÍLICA DE SAN VITALE EN ROMA.

E) OTRAS ACCIONES ATRIBUIDAS A SAN INOCENCIO I.

 Gracias a la generosidad de  Vestina una rica matrona romana, Inocencio mandó construir una basílica dedicada a los santos Gervasio y Protasio en Roma, que se conserva en la actualidad bajo el Título de san Vitale.

Finalmente se asegura que logró del Emperador Honorio la abolición de la lucha a muerte de los gladiadores en el Circo.

 4.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Murió el 17 de marzo del 417, siendo sepultado en  una basílica construída sobre las catacumbas de san Ponciano . Fue  pronto venerado como santo.

 SAN ZÓSIMO.

Son escasas las noticias que tenemos de este papa antes de su elevación a la sede romana. El Liber Pontificalis afirma su origen griego, y el nombre de su padre Abrahán.Para el conocimiento de su pontificado seguiremos el INDICE siguiente:

1.- Su pontificado.

2.-Tres actuaciones desafortunadas de Zósimo.

1.-SU PONTIFICADO. (417-418)

Sucede a Inocencio I a los pocos días de su muerte el 12 de marzo del 417, el 18 de marzo, hay quienes afirman que fue designado por  el mismo Inocencio antes de su muerte por recomendación de san Juan Crisóstomo, continuando un uso que pudo estar vigente en alguno de los pontificados anteriores, este uso trataría de legitimizarse posteriormente.

El papa san Símaco preocupado por alejar la amenaza del cisma que se había manifestado con ocasión de su propia elección,  quiso sancionar este tipo de elección  por medio de un decreto. El 1 de marzo de 499, reunió un sínodo en San Pedro, en el cual participaron 72 obispos italianos y se aprobó el llamado «decreto de Símaco», el primero que regulaba el nombramiento de los Romanos Pontífices. En lo sucesivo cada Papa establecería quién habría de sucederle. En caso de fallecer de improviso y sin haber podido indicar su voluntad al respecto, se procedería a la elección del nuevo Pontífice por parte del clero romano con exclusión de los laicos. Estas normas apenas se cumplieron. De hecho, a la muerte de Símaco, fue elegido unánimemente san Hormisdas (514-523) sin haber sido designado por aquél.

El pontificado de Zósimo duró  hasta el 27 de diciembre del 418.

CATEDRAL DE ARLÉS. FRANCIA.

2.- TRES ACTUACIONES DESAFORTUNADAS DE ZÓSIMO.

1. El apoyo de Zósimo al obispo de Arlés.

 Patroclus, obispo de Arles estuvo presente en la consagración de Zósimo como

Papa, lo que le  supuso ganarse la simpatía  y confianza del nuevo Papa, sobre el 22 de marzo, es decir a los pocos días de su consagración, le envió una carta en la que se concedía a la  sede de Arlés el carácter de diócesis metropolitana con relación a las diócesis  galas de Viena,Narbona y Marsella, y a su vez como legado o vicario papal para todas las Galias, ningún eclesiástico podría viajar a Roma sin la previa autorización del vicario papal. Esta decisión  fue considerada por  los obispos como una violación de sus derechos y como el origen de múltiples inconvenientes. Con este motivo escribieron varias cartas a Zósimo creando así un problema que quedaría sin resolver hasta el pontificado del Papa León I.(  DUCHESNE, Hist. ancienne de l’eglise, III, 227 sqq.; IDEM, Fastes episcopaux de l’ancienne Gaule, I (Paris, 1891), 93 sqq.)

 2.-La absolución de Pelagio y Coelestius.

  El pelagiano Celestio condenado en el Sínodo de Cartago del  año 411, condena ratificada por Inocencio I, llegó a Roma expulsado de Constantinopla con el deseo de ser readmitido a la comunión de la iglesia.

En el verano del 417  el papa se reunió en la basílica de san Clemente con los clérigos romanos para analizar las propuestas por las que Celestio había sido condenado en el Sínodo Cartaginense, Celestio presente en la reunión no sólo no rechazó las proposiciones  del Sínodo sino que aceptaba la doctrina expuesta en las cartas de Inocencio I e hizo una profesión de fe que fue aprobada por los reunidos. Zósimo no quedó convencido de la actitud de Celestio pero consideró que los obispos del Sínodo de Cartago habían obrado precipitadamente y convocó a los obispos africanos que tuvieran algo contra Celestio a que comparecieran en Roma en el plazo de dos meses.

Casi inmediatamente después de esto Pelagio escribió a Zósimo enviándole una confesión de fe  junto con un nuevo tratado sobre la gracia y el libre albedrío. El Papa reunió un nuevo Sínodo en Roma donde fueron examinados estos documentos. La Asamblea determinó la ortodoxia de Pelagio por lo que escribió a los obispos africanos defendiéndolo y rechazando las acusaciones contra él de los obispos.


SÍNODO DE CARTAGO.

El arzobispo Aurelio de Cartago convocó inmediatamente un Sínodo, el XVI, en la sede cartaginesa, el año 418 , en el que se establecía la doctrina de la iglesia rechazada por el pelagianismo. A continuación transcribimos los cánones de este Sínodo.

 Concilio Cartaginense 418 aprobado por Zósimo Cánones Dz 101 s.s.

Del pecado original y de la gracia.

 Can. 1. Plugo a todos los obispos… congregados en el santo Concilio de la Iglesia de Cartago: Quienquiera que dijere que el primer hombre, Adán, fue creado mortal, de suerte que tanto si pecaba como si no pecaba tenía que morir en el cuerpo, es decir, que saldría del cuerpo no por castigo del pecado, sino por necesidad de la naturaleza, sea anatema.

Can. 2. Igualmente plugo que quienquiera niegue que los niños recién nacidos del seno de sus madres, no han de ser bautizados o dice que, efectivamente, son bautizados para remisión de los pecados, pero que de Adán nada traen del pecado original que haya de expiarse por el lavatorio de la regeneración; de donde consiguientemente se sigue que en ellos la fórmula del bautismo “para la remisión de los pecados”, ha de entenderse no verdadera, sino falsa, sea anatema. Porque lo que dice el Apóstol: Por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte y así a todos los hombres pasó, por cuanto en aquél todos pecaron [cf. Rom. 5, 12], no de otro modo ha de entenderse que como siempre lo entendió la Iglesia Católica por el mundo difundida. Porque por esta regla de la fe, aun los niños pequeños que todavía no pudieron cometer ningún pecado por sí mismos, son verdaderamente bautizados para la remisión de los pecados, a fin de que por la regeneración se limpie en ellos lo que por la generación contrajeron.

Can. 3. Igualmente plugo: Quienquiera dijere que la gracia de Dios por la que se justifica el hombre por medio de Nuestro Señor Jesucristo, solamente vale para la remisión de los pecados que ya se han cometido, pero no de ayuda para no cometerlos, sea anatema.

Can. 4. Igualmente, quien dijere que la misma gracia de Dios por Jesucristo Señor nuestro sólo nos ayuda para no pecar en cuanto por ella se nos revela y se nos abre la inteligencia de los preceptos para saber qué debemos desear, qué evitar, pero que por ella no se nos da que amemos también y podamos hacer lo que hemos conocido debe hacerse, sea anatema. Porque diciendo el Apóstol: La ciencia hincha, más la caridad edifica [1 Cor. 8, 1]; muy impío es creer que tenemos la gracia de Cristo para la ciencia que hincha y no la tenemos para la caridad que edifica, como quiera que una y otra cosa son don de Dios, lo mismo el saber qué debemos hacer que el amar a fin de hacerlo, para que, edificando la caridad, no nos pueda hinchar la ciencia. Y como de Dios está escrito: El que enseña al hombre la ciencia [Ps. 93, 10], así también está: La caridad viene de Dios [1 Ioh. 4, 7].

LA GRACIA DE LA JUSTIFICACIÓN.

Can. 5. Igualmente plugo: Quienquiera dijere que la gracia de la justificación se nos da a fin de que más fácilmente podamos cumplir por la gracia lo que se nos manda hacer por el libre albedrío, como si, aun sin dársenos la gracia, pudiéramos, no ciertamente con facilidad, pero pudiéramos al menos cumplir los divinos mandamientos, sea anatema. De los frutos de los mandamientos hablaba, en efecto, el Señor, cuando no dijo: “Sin mí, más dificilmente podéis obrar”, sino que dijo: Sin mí, nada podéis hacer [Ioh. 15, 5].

Can. 6. Igualmente plugo: I,o que dice el Apóstol San Juan: Si dijéremos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros [1 Ioh. 1, 8], quienquiera pensare ha de entenderse en el sentido de que es menester decir por humildad que tenemos pecado, no porque realmente sea así, sea anatema. Porque el Apóstol sigue y dice: Mas si confesáremos nuestros pecados, fiel es El y justo para perdonarnos los pecados y limpiarnos de toda iniquidad [1 Ioh. 1, 9]. Donde con creces aparece que esto no se dice sólo humildemente, sino también verazmente. Porque podía el Apóstol decir: “Si dijéremos: “no tenemos pecado”, a nosotros mismos nos exaltamos y la humildad no está con nosotros”; pero como dice: Nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros, bastantemente manifiesta que quien dijere que no tiene pecado, no habla verdad, sino falsedad.

Can. 7. Igualmente plugo: Quienquiera dijere que en la oración dominical los Santos dicen: Perdónanos nuestras deudas [Mt. 6, 12], de modo que no lo dicen por sí mismos, pues no tienen ya necesidad de esta petición, sino por los otros, que son en su pueblo pecadores, y que por eso no dice cada uno de los Santos: Perdóname mis deudas, sino: Perdónanos nuestras deudas, de modo que se entienda que el justo pide esto por los otros más bien que por sí mismo, sea anatema. Porque santo y justo era el Apóstol Santiago cuando decía: Porque en muchas cosas pecamos todos [Iac. 3, 2]. Pues, ¿por qué motivo añadió “todos”, sino porque esta sentencia conviniera también con el salmo, donde se lee: No entres en juicio con tu siervo, porque no se justificará en tu presencia ningún viviente? [Ps. 142, 23. Y en la oración del sapientísimo Salomón:No hay hombre que no haya pecado [3 Reg. 8, 46]. Y en el libro del santo Job: En la mano de todo hombre pone un sello, a fin de que todo hombre conozca su flaqueza [Iob. 37, 7]. De ahí que también Daniel, que era santo y justo, al decir en plural en su oración: Hemos pecado, hemos cometido iniquidad [Dan. 9, 5 y 15], y lo demás que allí confiesa veraz y humildemente; para que nadie pensara, como algunos piensan, que esto lo decía, no de sus pecados, sino más bien de los pecados de su pueblo, dijo después: Como… orara y confesara mis pecados y los pecados de mi pueblo [Dan. 9, 20] al Señor Dios mío; no quiso decir “nuestros pecados” sino que dijo los pecados de su pueblo y los suyos, pues previó, como profeta, d éstos que en lo futuro tan mal lo habían de entender.

Can. 8. Igualmente plugo: Todo el que pretenda que las mismas palabras de la oración dominical: Perdónanos nuestras deudas [Mt. 6, 12], de tal modo se dicen por los Santos que se dicen humildemente, pero no verdaderamente, sea anatema. Porque, ¿quién puede sufrir que se ore y no a los hombres, sino a Dios mintiendo; que con los labios se diga que se quiere el perdón, y con el corazón se afirme no haber deuda que deba perdonarse?”

Los obispos africanos escribieron al Papa diciéndole que había sido engañado por los herejes; en respuesta Zósimo dijo que él no había establecido nada definitivo y que no lo haría sin haber consultado a los obispos africanos. En su carta “ Tractatoria Zósimo terminó condenando el pelagianismo y aprobando el Sínodo de Cartago y sus proposiciones.

MURALLAS DE LA ANTIGUA  ROMA.

3.-Sobre la apelación directa a Roma de los presbíteros.

Otro de los incidentes del Papa Zósimo fue el de la aprobación de la apelacióndirecta de los clérigos a Roma  que hubiesen sido condenados por sus obispos, en contra de la norma establecida de que previamente habrían de pasar por el propio metropolitano.

El caso concreto se presentó bajo la apelación de un tal Appiarius de Sicca sacerdote  que había sido excomulgado por su  obispo  por reiteradas actuaciones irregulares y escandalosas..

Zósimo aceptó la apelación y envió varios delegados a África para que se informaran de lo ocurrido. El Papa fundamentó su actuación sobre un decreto que creyó procedía del primer concilio de Nicea cuando en realidad el mismo era del Sínodo de Sárdica, que estaba colocado en los archivos romanos inmediatamente después de las actas del concilio niceno, sin ninguna señal que las distinguiera del referido sínodo.

La actuación del Papa no dejó de molestar a los obispos africanos que la consideraron contraria a  lo establecido por el Concilio de Nicea, que había rechazado esa norma. El problema continuó después de la muerte de Zósimo.

3.-OTRAS ACTUACIONES DEL PAPA..

 Del primado e infalibilidad del Romano Pontífice.

[De la Carta 12 Quamvis Patrum traditio a los obispos africanos, de 21 marzo de 418]

“Aun cuando la tradición de los Padres ha concedido tanta autoridad a la Sede Apostólica que nadie se atrevió a discutir su juicio y sí lo observó siempre por medio de los cánones y reglas, y la disciplina eclesiástica que aun vige ha tributado en sus leyes al nombre de Pedro, del que ella misma también desciende, la reverencia que le debe ;… así pues, siendo Pedro cabeza de tan grande autoridad v habiéndolo confirmado la adhesión de todos los mayores que la han seguido, de modo que la Iglesia romana está confirmada tanto por leyes humanas como divinas —y no se os oculta que nosotros regimos su puesto y tenemos también la potestad de su nombre, sino que lo sabéis muy bien, hermanos carísimos, y como sacerdotes lo debéis saber—; no obstante, teniendo nosotros tanta autoridad que nadie puede apelar de nuestra sentencia, nada hemos hecho que no lo hayamos hecho espontáneamente llegar por nuestras cartas a vuestra noticia… no porque ignoráramos qué debía hacerse, o porque hiciéramos algo que yendo contra el bien de la Iglesia había de desagradar…” ( Cf. Dez. 109 )

 Sobre el pecado original

 De la Carta Tractatoria a las Iglesius orientales, a la diócesis de Egipto, a Constantinopla, Tesalónica y Jerusalén, enviada después de marzo de 418]

 “Fiel es el Señor en sus palabras [Ps. 144, 13], y su bautismo, en la realidad y en las palabras, esto es, por obra, por confesión y remisión de los pecados en todo sexo, edad y condición del género humano, conserva la misma plenitud. Nadie, en efecto, sino el que es siervo del pecado, se hace libre, y no puede decirse rescatado sino el que verdaderamente hubiere antes sido cautivo por el pecado, como está escrito: Si el Hijo os liberare, seréis verdaderamente libres [Ioh. 8, 36]. Por Él, en efecto, renacemos espiritualmente, por Él somos crucificados al mundo. Por su muerte se rompe aquella cédula de muerte, introducida en todos nosotros por Adán y trasmitida a toda alma; aquella cédula —decimos— cuya obligación contraemos por descendencia, a la que no hay absolutamente nadie de los nacidos que no esté ligado, antes de ser liberado por el bautismo.”( Cf. Dez. 109 a)

 4.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Zósimo falleció el 27 de diciembre del 418. Fue sepultado en la Iglesia de San Laurencio en Agro Verano (cf. De Rossi, “Bulletino di arch. christ.”, 1881, 91 sqq.).

 

 SAN BONIFACIO I

1.-Perfil biográfico.

2.-Consagración papal tormentosa.

3.- Actuación como pontífice.

4.-Muerte y sepultura.

 1.-PERFIL BIOGRÁFICO.

 Poco que decir en este apartado, El Liber Pontificalis dice de sus orígenes: “Bonifatius, natione Romanus, ex patre Iocundo presbitero,Bonifacio , romano de nacimiento hijo de Iocundo presbítero. El dato  de que era hijo de un presbítero sólo puede tener credibilidad en el caso de que su padre lo hubiese tenido antes de recibir las órdenes sagradas,o  hubiera sido excluido del ministerio precisamente por haberlo tenido,  pues como hemos dicho en algún otro caso por estas fechas existía una rígida disciplina por la que los eclesiásticos que no guardasen la llamada Ley de la Continencia, debían ser excluidos de la práctica de su ministerio: quia ferro necesse est excidantur vulnera, quae fomentorum non senserínt medicinam” Es necesario curar con hierro las heridas que no respondieron a los fomentos medicinales.”(Ep. ad. Himerium de Siricio papa. Dez. Nº 89)

 Pudo ser  ordenado  presbítero por el Papa Damasus I (366-384) y delegado papal de  Inocencio I en Constantinopla (c. 405). Bonifacio,  según  indica su mismo nombre,  era muy estimado por su caridad, conocimientos, y buen carácter.

 2.- CONSAGRACIÓN PAPAL TORMENTOSA.

 El Liber Pontificalis de una forma muy esquemática nos narra los ncidentes ocurridos con ocasión de la elección de un nuevo papa tras la celebración de los funerales del papa Zósimo.

Un grupo de diáconos se reunió en la Basílica Lateranense con el fin de elegir al sucesor de Zósimo,  nombraron al archidiácono Eulalio, los presbíteros romanos y otros altos dignatarios eclesiásticos quisieron entrar en la basílica pero no les permitieron entrar, se marcharon y al día siguiente se reunieron en otra iglesia romana y eligieron como papa a Bonifacio, un anciano presbítero. El domingo 29 fueron consagrados los dos .” Eulalius vero ordinatur in basilica Constantiniana, Bonifatius autem in basilica Iuliae” .Eulalio en la basílica Constantiniana y Bonifacio en la basílica Juliana.” Afirma el Liber Pontificalis.

Después de la consagración ambos comenzaron a actuar como papas,  produciéndose como era de esperar choques  entre los partidarios de uno y otro.  El Prefecto de Roma, Symmachus, hostil a Bonifacio, informó del problema al Emperador Honorio que tenía la corte en Ravena  poniéndose de parte de Eulalio, mientras Bonifacio era expulsado de Roma.

.Sus partidarios, sin embargo, lograron hacerse oír por el emperador que convocó a un sínodo de obispos italianos en Ravena para discutir la situación (febrero, marzo, 419). El Sínodo no consiguió ningún acuerdo por lo que el emperador pidió a ambos contendientes que dejaran Roma  hasta que un Concilio General de obispos italianos, franceses y africanos dictaminase sobre el asunto.

Cercana la celebración de la Pascua, el 30 de marzo, Aquiles, obispo de Espoleto  fue nombrado para que presidiera las ceremonias pascuales en la basílica papal de san Juan de Letrán .Eulalius volvió y se presentó con sus partidarios en la basilica lateranense  para presidir las ceremonias del Sábado Santo, los soldados tomaron la basílica y expulsaron a Eulalio , haciendo posible que Aquiles celebrara los oficios.

BONIFACIO PUDO CONDUCIR LA BARCA DE PEDRO.

Como consecuencia de esto el emperador Honorio depuso a Eulalio y reconoció a Bonifacio como el papa legítimo. Este entró en Roma el 10 de abril  del 418 siendo aclamado por el pueblo. Así terminó un cisma que duró quince semanas.

“Eulalium vero miserunt foris in Campaniam.” “ A Eulalio lo enviaron fuera a Campania,” como obispo dice el Liber Pontificalis.Otras fuentes dicen que Eulalio fue designado Obispo de Nepi en Toscana.

CAMPANIA. ITALIA.

 3.-ACTUACIÓN COMO PONTIFICE.

 1.- Problemas pendientes.( Ver pontificado anterior)

 1.-Del pontificado anterior quedaron varios problemas pendientes que abordó el nuevo papa, el primero de ellos el poder dado por  Zosimus a Patroclus, Obispo de Arles,y a esta sede en detrimento de las sedes de Viena, Narbona y Venecia .

Bonifacio restableció  los poderes metropolitanos de las anteriores sedes Así él respaldó a Hilary, Arzobispo de Narbonne, en su elección de un obispo de la sede vacante de Lodeve, contra Patroclus que intentó designar a otro (422). Así, también, insistió para que Maximus, Obispo de Venecia  fuera juzgado por sus supuestos crímenes, no por un primado, sino por un sínodo de obispos galos, y prometió mantener estas decisiones. ( Cf. DUCHESNE, Fastes Episcopaux de l’Ancienne Gaul (Paris, 1894), I 84-109

2.-Otro de los problemas que quedó pendiente fue el referido al derecho de los clérigos de apelar directamente a Roma y en particular, en el caso de Apiarius. El Concilio de Cartago envió a Bonifacio el 31 mayo, 419, una carta diciéndole que el Concilio no había encontrado ningún canon del Concilio de Nicea en el que se decretase el derecho de los clérigos a la apelación directa a Roma, tal  como había dicho Zósimo en su carta monitoria, y que tal decreto era del Sínodo de Sárdica reprobado por el concilio Niceno. Bonifacio estuvo de acuerdo con los obispos africanos pero les pidió que observaran el decreto de Zósimo hasta efectuar una comprobación de los datos aportados por ellos.

El tercero de los problemas fue el de la actitud vacilante de Zósimo en la condena de Pelagio y el pelagianismo. Bonifacio apoyó ardientemente a San Agustín en su combate contra el  pelagianismo. Habiendo recibido dos cartas de Pelagio en las  que calumniaba a san Agustín se las remitió al mismo. En reconocimiento de esta lealtad Agustín dedicó a Bonifacio la respuesta a tales cartas contenidas en “Contra duas  Epistolas Pelagianorum Libri quatuor”.

 LAS LLAVES DE PEDRO.

 2.-Defensa del primado romano.

 1.-Escribió al Sinodo de Corinto reafirmando sus  decisiones para que  todos los hermanos entiendan que no hemos de retractarnos de nuestro juicio. Nunca se hable más de aquello que ha sido establecido por la sede Apostólica”( Msi IV 465 B; ML 50,431 B)

2.-En  carta a Rufo y demás obispos de Tesalónica les recuerda cual es la doctrina de la iglesia con respecto a la primacía de la sede romana sobre todas las iglesias, en ella les dice  cual es el orden de primacía del resto de las iglesias. ( Cf. ML. 20,776 A. Msi VIII 754 E. sq.)

3.- Defendió con autoridad la dependencia del Vicariato Romano sobre las provincias eclesiásticas de Illyrium establecido por el papa san Dámaso. El obispo de Thesalónica Rufo  era el vicario papal en ese territorio en tiempos de Bonifacio, lo que suponía la dependencia de los metropolitanos y obispos del vicariato al vicario.

En año 421 el papa se negó a confirmar la elección del obispo de Corinto si previamente no era reconocido por Rufo, esto sirvió de pretexto para que el emperador Teodosio II concediera al patriarca de Constantinopla el poder sobre las provincias de Illyricum. Bonifacio protestó ante Honorio, el emperador de occidente , por esta injerencia del emperador de oriente Teodosio, quien fue instado por Honorio para que rescindiera la promulgación de esa ley.

La Ley no fue promulgada , aunque se conservó en los códigos de Teodosio y de Justiniano. Esta ley sería causa de graves problemas para los siguientes papas. Por una carta del 11 marzo, 422, Bonifacio prohibió la consagración en Illyricum de cualquier obispo que Rufo no hubiera reconocido. ( Cf. P.L., XVIII, 397-406; XX, 745-792. )

SANTA FELICIDAD.

3.-Otras acciones de su pontificado.

Bonifacio estableció que ninguna mujer o monaguillo tocase o lavase la palia o pusiese incienso en la iglesia, sino el ministro, ni que ningún esclavo fuese ordenado, ni ejerciera ningún otro servicio curial.” ( Liber Pontificalis Bon. n.5)

“Hizo un oratorio en el cementerio de santa Felicidad, cerca de su cuerpo y adornó el sepulcro de la santa mártir Felicidad y de san Silvano dotándolos con una patena de plata; un lavamanos de plata; dos cálices pequeños; y  tres coronas de plata”( Liber Pontificalis Bon. nº 6)

Hic fecit ordinationem I per mens. Decemb., presbiteros XIII, diaconos III ; episcopos per diversa loca XXXVI” “ Celebró ordenaciones el I de diciembre: 13 presbíteros, 3 diáconos y 36 obispos de diversos lugares( Liber Pontificalis Bon.nº 7)

CEMENTERIO DE MÁXIMO Y SEPULTURA DE FELICITAS

4.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Elegido el 28 diciembre del 418; falleció en Roma, el 4 de septiembre del 422.

“Fue sepultado en la Vía Salaria junto al cuerpo de san Felicidad martir el día 8 de las Kalendas de noviembre. Terminó su pontificado el dia 4”( Liber Pontificalis Bon. nº 7 )

 

SAN CELESTINO I.

 Seguiremos en la exposición de su pontificado el siguiente INDICE:

1.-Perfil biográfico.

2.-Elección y tiempo de su pontificado.

3.- La Iglesia de África tras la invasión de los vándalos.

4.-Escritos del papa Celestino I.

5.-El Papa Celestino y el Concilio de Éfeso.

6.-Muerte y sepultura.

1.PERFIL BIOGRÁFICO

“Caelestinus, natione Campanus, ex patre Prisco, sedit ann. VIII m. X d. XVII. “Con estas palabras comienza el Liber Pontificalis las noticias que el mismo aporta sobre la vida de Celestino. A partir de ahí nada se dice más sobre su vida antes de ser consagrado papa, a no ser ciertas noticias no muy bien confirmadas de que vivió algún tiempo en Milán y de que en el Pontificado de Inocencio I era diácono de la Iglesia Romana.

Se dice de él que era de carácter recto y voluntad firme algo que necesitó para dirigir la Iglesia en tiempos dificultosos.

2.-ELECCIÓN Y COMIENZO DE SU PONTIFICADO.( 422-432)

Por una carta de san Agustín ( Cf . Ep.261) sabemos que Celestino I fue elegido papa sin obstáculos ni oposiciones como ocurriera en la elección de su antecesor san Bonifacio I. Su pontificado duró 9 años 10 meses y 16 días, desde 10 de septiembre del año 422 al 26 de julio del año 432.

Hay constancia de la amistad de Celestino y  Agustín, ya en el año 418 éste le escribió una carta en la que muestra la reverencia y valoración que hacía de Celestino ( Cf. Ep. 72) y en la carta anteriormente citada Agustín le pide ayuda a Celestino para zanjar sus dificultades con el Obispo de Fessula, Antonio.

En el año 431 , ya muerto san Agustín, el Papa Celestino escribió a los obispos de las Galias la carta Apostolici Verba praecepti en las que defiende la autoridad de san Agustín con estas palabras: “A Agustín, varón de santa memoria, por su vida y sus merecimientos, le tuvimos siempre en nuestra comunión y jamás le salpicó ni el rumor de sospecha siniestra; y recordamos que fue hombre de tan grande ciencia, que ya antes fue siempre contado por mis mismos predecesores entre los mejores maestros”

Siguió la misma postura  de Bonifacio I con relación a los problemas que tuvo que afrontar en su pontificado y que siguieron pendientes en el de Celestino.

El primero de ellos el relativo al Vicariato de Ilyria recordando a los obispos de estas diócesis  a respetar al obispo de Tesalónica, Vicario del Papa .

También confirma las prerrogativas de los obispos de Viena y Narbona frente a las pretensiones de la sede de Arlés.

El tema del derecho de apelación a la sede romana de los clérigos, ver caso de Apiario de Sicca,  que fue causa de disensiones en los dos pontificados anteriores con los obispos africanos, también continuó en este, dado que la postura de Celestino fue la de reservarse el derecho de oír y resolver las apelaciones, derecho que en realidad nunca negaron las diócesis africanas, aunque cuestionaron la forma concreta de actuación de los papas en este asunto

.

 3.- LA IGLESIA DE AFRICA TRAS LA INVASIÓN DE LOS VÁNDALOS.

Pertenece a estos años la tremenda invasión de Africa septentrional por parte de los Vándalos, que dejó moribunda a esa Iglesia. Genserico (428-477), el auténtico fundador del Reino vándalo, puso las bases del apogeo del mismo, pero también las de su futura decadencia. El cénit de su reinado y del poderío vándalo en África y el Mediterráneo lo constituyó la paz perpetua conseguida con Constantinopla en el verano del 474, en virtud de la cual se reconocían su soberanía sobre las provincias norteafricanas, las Baleares, Sicilia, Córcega y Cerdeña.

No obstante, desde los primeros momentos de la invasión (429-430) Genserico golpeó a la importante nobleza senatorial y aristocracia urbana norteafricanas, así como a sus máximos representantes, al  episcopado católico, procediendo a numerosas confiscaciones de propiedades y entregando algunos de los bienes eclesiásticos a la  iglesia donatista y a la nueva iglesia arrianaque pasó a ser la  oficial.

El rey Genserico aterrizó en  el norte de África con más de 80.000 hombres, incluyendo alanos, romanos, españoles, los antiguos esclavos y varios miembros de una tribu germánica con sus familias. . Se apoderaron de las tierras de los bereberes locales y algunos romanos cerca de Tingi (Tánger), de ahí que invadieron el país y se extendieron  por toda Mauritania.

No había límite de sus atrocidades y crueldades salvajes. Todo a su alcance fue devastada, con saqueos, asesinatos, torturas de todo tipo, bandolerismo, y un sinnúmero de crímenes abominables, sin ninguna piedad a hombres, mujeres, niños, sacerdotes y ministros de Dios. .

También destruyeron edificios de la iglesia. As the Vandals were Arians, made the war with the Catholic Romans especially bitter. Como los vándalos eran arrianos, hicieron la guerra a los católicos. A pesar de ello no pudo destruir las bases sociales dela Iglesia Católica que se convirtió así en un núcleo de permanente oposición política e ideológica al poder vándalo. Respecto de su propio pueblo, Genserico realizó en el 442 una sangrienta purga en las filas de la nobleza vándalo-alana. Como consecuencia de ello, dicha nobleza prácticamente dejó de existir, destruyéndose así el fortalecimiento de la misma, consecuencia del asentamiento y reparto de tierras. En su lugar, Genserico trató de poner en pie una nobleza adicta a su persona y a su familia. Elemento importante de dicha nobleza sería el clero arriano, favorecido con cuantiosas donaciones y reclutado entre bárbaros y romanos.

 4.-ESCRITOS DEL PAPA CELESTINO I.

La actividad del Papa Celestino se vio reflejada en los escritos que han llegado a nosotros, entre ellos tienen especial importancia sus cartas. Dieciséis son las cartas que han llegado a nosotros. Entre ellas las referentes a su actuación sobre los asuntos que quedaron pendientes del  pontificado de Bonifacio I a las que nos hemos referido anteriormente.

En su carta a los obispos de las Galias “ Cuperemus quidem habla sobre la reconciliación de los pecadores in artículo mortis en estos términos:

Hemos sabido que se niega la penitencia a los moribundos y no se corresponde a los deseos de quienes en la hora de su tránsito, desean socorrer a su alma con este remedio. Confesamos que nos horroriza se halle nadie de tanta impiedad que desespere de la piedad de Dios, como si no pudiera socorrer a quien a Él acude en cualquier tiempo, y librar al hombre, que peligra bajo el peso de sus pecados, de aquel gravamen del que desea ser desembarazado. ¿Qué otra cosa es esto, decidme, sino añadir muerte al que muere y matar su alma con la crueldad de que no pueda ser absuelta? Cuando Dios, siempre muy dispuesto al socorro, invitando a penitencia, promete así: Al pecador —dice—, en cualquier día en que se convirtiere, no se le imputarán sus pecados [cf. Ez. 33, 16]… Como quiera, pues, que Dios es inspector del corazón, no ha de negarse la penitencia a quien la pida en el tiempo que fuere...” ( Cf. Dz. Nº 111)

Con relación al que sería el mayor contenido de esta misma carta: sobre la autoridad de los obispos  de la Sede Apostólica  de tiempos pasados, en especial del Papa Inocencio I y Zósimo, referido a la necesidad de la gracia de Dios para todas las acciones merecedoras de la vida divina y participación en el cielo que durante siglos se había considerado doctrina de Celestino I , en la actualidad se atribuye con base segura a san Próspero de Aquitania ( Cf. Epist. Pedri diaconi a. 520 c. 8n. 7. ML 45,1775; De ecclesiásticis dogmatibus c. 22-32, ML.83 s.qs)

 Según san Vicente de Lerins de esa misma carta sería la recusación de aquellos que propalan novedades contrarias a las tradiciones y doctrinas de los santos padres:

LA CARTA DEL PAPA CELESTINO A LOS OBISPOS DE LAS GALIAS.

“En el Papa Celestino encontramos el mismo pensamiento. En la carta que envió a los obispos de las Galias, les reprocha que, de hecho, estaban en connivencia con los propagadores de novedades, en cuanto que su silencio culpable venía a envilecer la fe antigua y permitía, por consiguiente, que se difundieran las novedades impías. «Con toda razón -dice- debemos considerarnos responsables, si con nuestro silencio favorecemos el error. Estos hombres deben ser reprendidos; ¡no tienen la facultad de predicar libremente!».

A algunos podría planteársele la duda acerca de la identidad de las personas a quienes les está prohibido predicar según les plazca: si serán los predicadores de la antigua fe o los inventores de novedades.

Que el propio Papa hable y resuelva los dudas de los lectores. En efecto, añade: «Si eso es verdad…», es decir si es verdad eso de lo que algunos os han acusado, es decir, que vuestras ciudades y provincias se suman a las novedades, «si eso es verdad, que la novedad cese de lanzar improperios y acusaciones contra la antigüedad». El venerando parecer del bienaventurado Celestino no fue, pues, que la fe antigua dejase de oponerse con todas sus fuerzas a la novedad, sino más bien que ésta acabase ya de molestar y de perseguir a la antigüedad

«Si surge una nueva cuestión que no ha tocado ningún concilio, hay que recurrir entonces a las opiniones de los Santos Padres, al menos de los que, en sus tiempos y lugares, permanecieron en la unidad de la comunión y de la fe y fueron tenidos por maestros aprobados. Y todo lo que ellos pudieron sostener, en unidad de pensar y de sentir, hay que considerarlo como la doctrina verdadera y católica de la Iglesia, sin ninguna duda ni escrúpulo» (Commonitorium 434)

 EL SEMBRADOR. VAN GHOT.

 Anastasio Bibliotecario le atribuye unas Decretales dirigidas a los obispos a quienes dice :No permitamos sembrar en nuestra tierra otro grano que el que nos ha dejado en depósito el Divino Sembrador»: Cf.Sancti Celestini Epistolae et Decreta, P.L., L; Acta ss., X)

El Liber Pontificalis le atribuye varios decretos de carácter disciplinar:

” Este escribió  muchas constituciones y determinó que el salmo 50 de David fuese cantado por todos antes del comienzo de la misa algo que  anteriormente no se hacía , únicamente se recitaba la epístola del bienaventurado Pablo y el santo Evangelio. Este escribió una constitución para toda la iglesia referida principalmente a los asuntos de la religión que hoy se encuentra guardada en los archivos de la iglesia.”

El último acto oficial de Celestino, el envío de san Patricio a Irlanda, hecho que por sus consecuencias quizás sea el más importante de su pontificado.

Ya anteriormente Celestino había enviado (431) a Paladio como obispo de los irlandeses creyentes en Cristo.” Pero Paladio abandonó pronto a Irlanda y murió al año siguiente en Bretaña.

San Patricio, que había sido rechazado previamente, recibió esta misión evangelizadora y se convirtió así en partícipe en la conversión de un pueblo  que en los siguientes siglos  realizaría numerosas acciones para la evangelización de los nuevos pueblos.

SANTA MARÍA EN TRASTEVERE.

San Celestino Mostró gran dedicación y celo en el cumplimiento de sus funciones en los asuntos de la Iglesia Romana. . Restauró y embelleció la iglesia de Santa Maria en Trastevere, la que había sido víctima del saqueo de Roma, y también la iglesiade Santa Sabina además de decorar el cementerio de Santa Priscila con pinturas del concilio de Éfeso. Así nos lo dice el Liber Pontificalis.:

2 Hic dedicauit basilicam Iuli in qua optulit post ignem Geticum :patenam argenteam, pens. lib. XXV ; sciphos argenteos II, pens. sing. lib. VIII ; amas argenteas II, pens. sing. lib. X ; calices minores argenteos V, pens. sing. lib. III ; aquamanules argenteos, pens. lib. X ; candelabra argentea II, pens. sing. lib. XXX ; canthara cereostata aerea XXIIII, pens. sing. lib. XXX ; item coronas argenteas X, pens. sing. lib. X. ad beatum Paulum apostostolum farum cantharum, pens. lib. XXV, ex argento purissimo ; canthara argentea cireostata in gremio basilicae, pens. sing. lib. XX.

Ad beatum Paulum apostolum : farum cantharum argenteum, pens. lib. XXV ; canthara cyreostata XXIIII, pens. sing. lib. XX.

” Este confirió órdenes sagradas por el mes de diciembre a 32 presbíteros, 12 diáconos y a varios obispos por distintos lugares

 Ephesus Celsus Library Façade.jpg

BIBLIOTECA DE CELSO EN ÉFESO . ACTUAL TURQUIA

5.-EL PAPA CELESTINO Y EL CONCILIO DE EFESO.

 Los últimos días del pontificado  de Celestino se caracterizaron por la lucha en Oriente contra la herejía Nestorio.

Nestorio, nombrado patriarca de Constantinopla en 428 al principio de su nombramiento envió una carta al Papa Celestino en la   que mostraba su obediencia a la sede romana, mas cuando Celestino ayudado por la emperatriz Gala Placidia expulsó de Roma a Arrianos y pelagianos Nestorio los acogió en Constantinopla lo que levantó sospechas acerca de su ortodoxia.

Las enseñanzas de . Nestorio  han llegado a nosotros a través de san Cirilo de Alejandría y de Marius Mercator que hizo dos colecciones de documentos, unos relativos al nestorianismo y otros al pelagianismo.

La doctrina nestoriana afirmaba la existencia en Cristo de dos personas, una la persona humana y otra la divina, como consecuencia la Madre de Jesús no podía ser nombrada con el título de Madre de Dios, sino como Madre de la persona humana de Jesús.

A poco del acogimiento de Nestorio de los pelagianos llegaron a Roma rumores sobre las enseñanzas de Nestorio, el papa  Celestino comisionó a San Cirilo  Patriarca de Alejandría para que investigara e hiciera un informe sobre tales enseñanzas. San Cirilo encontró que Nestorio estaba enseñando abiertamente la doctrina de la doble personalidad de Cristo, informado por Cirilo el Papa en un sínodo romano del año 430 condenó solemnemente los errores de Nestorio, y mandó a Cirilo de Alejandría para que en su nombre excomulgara y depusiera  a Nestorio a menos de que en el plazo de 10 dias se retractara por escrito de su doctrina.

NESTORIO Y EL NESTORIANISMO.

El Papa a su vez escribió una  carta al mismo Nestorio al clero y pueblo de Constantinopla a Juan Patriarca de Antioquía, a Juvenal obispo de Jerusalén, a Rufo de Tesalónica  y a Flavia obispo de Filipos informándoles sobre la decisión tomada contra Nestorio.

Nestorio recurrió al emperador quien antes de la aplicación de la remoción de Nestorio hizo que se convocara en Éfeso un Concilio, el año 431 que sería el III Concilio Ecuménico.

Celestino envió a Arcadio y Proyecto, obispos, y a Filipo presbítero como legados suyos , quienes debían actuar en coordinación con Cirilo. Sin embargo, no debían involucrarse en discusiones, sino que debían juzgar las opiniones de los otros.

En todas sus cartas  el Papa Celestino propugna  que  la decisión última es la suya, así lo expresó el legado papa Filipo en la III sesión del Concilio :”A nadie es dudoso, antes bien, por todos los siglos fue conocido que el santo y muy bienaventurado Pedro, principe y cabeza de los Apóstoles, columna de la fe y fundamento de la Iglesia Católica, recibió las llaves del reino de manos de nuestro Señor Jesucristo, salvador y redentor del género humano, y a él le ha sido dada potestad de atar y desatar los pecados; y él, en sus sucesores, vive y juzga hasta el presente y siempre (v. 1824)

Cirilo y el concilio sólo deben llevarla a cabo, en caso de que  Nestorio no se retractara, éste se mostró obstinado rechazando los anatemas de Cirilo , y fue excomulgado y depuesto por el Concilio el cual se centró en los 12 anatemas o Capítulos de Cirilo contra Nestorio ( Cf. Dez. Nº 112 et sqs) “obligado por los cánones sagrados y las cartas de Nuestro Muy Santo Padre, Celestino, obispo de la Iglesia Romana.”

SANTA MARIA MADRE DE DIOS RUEGA POR NOSOTROS.

Se dice que todos los Padres conciliares repitieron las palabras del Papa: «Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte».

A los cuatro días de la celebración del Concilio llegó a Éfeso el Patriarca de Antioquía  Juan  con sus obispos y reunió a los partidarios de Nestorio en un Sínodo en el que condenaron y excomulgaron a Cirilo.  El emperador Teodosio II, fue y deportó tanto a Cirilo como a Nestorio, aunque al poco tiempo permitió a san Cirilo volver a su sede de Alejandría donde fue recibido entre aclamaciones del pueblo y del clero. Nestorio se retiró a un monasterio donde acabó sus días.

Estos acontecimientos lo que pusieron de relieve  fue que no fueron únicamente cuestiones dogmáticas las que entraban en juego sino también cuestiones de competencias entre las sedes patriarcales, las rivalidades entre la Iglesia Antioquena y las del norte de África venían de lejos.

Con relación al tema de la Cristología destacar que mientras las diócesis del patriarcado de Constantinopla y Antioquía tenían una cristología en la que se resaltaba la humanidad de  Cristo en las  iglesias africanas la espiritualidad estaba mas bien centrada en su divinidad algo  promovido por  los anacoretas de Egipto..

En Efeso se renovó también la condena de los Pelagianos ( Cf. Dez 126-127)

CATEDRAL DE MANTUA

6. MUERTE Y SEPULTURA.

Es incierta la fecha  exacta de su muerte. La Iglesia Latina celebra su fiesta el 6 de abril, el día en que su cuerpo fue colocado en las Catacumbas de Santa Priscila, de dondeel Papa san Pascual lo trasladó (820) a la iglesia de Santa Práxedes, aunque la catedral  de Mantua también dice tener sus reliquias.

La Iglesia Griega le tiene gran veneración por su condena Nestorio, y la proclamación de la Maternidad Divina de la Virgen Maria,;  celebra su fiesta el 8 de abril.

SAN SIXTO III.

Las noticias que tenemos de este papa, además de ser bastante concisas son tangenciales, es decir, las conocemos por  las referencias que se hacen al mismo en las vidas y sucesos de otras personas. Entramos directamente a transmitir estas noticias numerándolas tal como hace el Liber Pontificalis al referirse a su pontificado.

1.- ACTUACIÓN ANTE LA POLÉMICA PELAGIANA.

 1.- El Papa san Sixto vivió de lleno las polémicas tanto Pelagianas como Nestorianas aún antes de ser elegido papa, dado que el mismo era un sacerdote romano Xystus, natione Romanus, ex patre Xysto, dice el Liber Pontificalis, tocándole de cerca los sucesos de su  antecesor el Papa San Celestino I.Fue consagrado Papa el 31 de julio de 432; murió en el 440.

Con relación a la polémica  Pelagiana, Sixto III, además de la aprobación de la condena del Concilio de Efeso celebrado un año antes de sus ascenso al pontificado, tuvo una actuación impidiendo la reposición en su sede de Julián de Eclana una ciudad de la Apulia.

Cuando el Papa Zósimo publicó, en el 418, su Epistola Tractoria, Julián fue uno de los dieciocho obispos italianos que rechazó suscribir la condenación de Pelagio que ésta contenía. Como consecuencia de este rechazo fue exilado, por decreto del Emperador Honorio, quien emitió orden de destierro contra Pelagio y sus simpatizantes.

TUMBA DE SAN AGUSTÍN. EL DOCTOR DE LA GRACIA.

Expulsado de Italia en el 421, comenzó una activa campaña literaria a favor del pelagianismo, por sus escritos, pronto se ganó el puesto de líder intelectual del partido herético.

Se le considera el sistematizador de las enseñanzas de Pelagio y Celestio.

Sus escritos, contra las doctrinas que defendía San Agustín. Durante varios años, después de la expulsión de los pelagianos, la historia del conflicto pelagiano es solamente un recuento de la controversia entre Julián y Agustín.

La mayoría de la obras de Julián están perdidas, y son conocidas sólo mediante las copiosas citas encontradas en las obras de su gran adversario. Las principales de sus obras son: la carta a Rufo, Obispo de Tesalónica; la epístola a el Clero Romano, que Agustín, a petición del Papa Bonifacio, refutó en su obra Contra dos cartas de los pelagianos; la réplica a la obra de Agustín, De Nuptiis et Concupiscentia; y su contestación a la defensa que hizo Agustín de su propia obra. Expulsado de Italia, encontró refugio por un tiempo con Teodoro de Mopsuestia, quien a pesar de ser simpatizante suyo, terminó también condenándole.

Según Próspero de Aquitania  (“Chronic.” ad a. 439, in P. L., LI, 598), Julián se dirigió al Papa Sixto mostrándose arrepentido tratando de ser repuesto de nuevo en su sede  de Eclana  algo que impidió directamente  Sixto.

2.- ACTUACION ANTE LA POLÉMICA NESTORIANA.

 Con relación a la polémica nestoriana, además de la aprobación de la condena del Concilio de Efeso el papa Sixto trabajó por la reconciliación entre las sedes de Alejandría y Antioquia, que como indicamos en el pontificado anterior, además del carácter estrictamente teólogico tenía unas rivalidades ajenas entre los obispos de uno y otro patriarcado.

BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA.

El resentimiento entre Alejandría y Antioquía duró hasta el año 433, en que se llegó a una reconciliación. Juan de Antioquía aceptó la condenación de Nestorio; Cirilo de Alejandría, a su vez, firmó una profesión de fe, redactada muy probablemente por Teodoreto de Ciro, en la que se reconocía claramente la divina maternidad de la Virgen María.

SAN CIRILO PATRIARCA DE ALEJANDRÍA.

Cirilo tuvo prisa por escribir su epístola Laetentur Coeli y anunciar gozoso la paz al papa Sixto III, a Máximo de Constantinopla y a otros obispos significados, aunque  se vio obligado a defender su cristología una y otra vez.

Como Teodoro de Mopsuestia había sido maestro de Nestorio, hubo un movimiento en el sentido de condenarle también a él, y Cirilo casi llegó a hacerlo entre los años 438 y 440. Sin embargo, en su lecho de muerte se declaró contrario a que se diera ese paso, para evitar que la controversia se reavivara.

Se dice  también que  Sixto III intentó atraer a Nestorio a la comunión con la Iglesia aunque  sin conseguirlo lo que dio pie a malos entendidos propalados por los nestorianos que afirmaron que el papa no les era contrario.

3.- EL LIBER PONTIFICALIS  Y LAS CALUMNIAS CONTRA SIXTO.

 El Liber Pontificalis da cuenta de una historia que parece no tener más confirmación que la aportada por este documento, la transcribimos traducida de su texto original:

Traducimos:

GALA PLACIDIA, SU HERMANO Y SU MADRE.

“ Este ( Sixto) después de un año y ocho meses fue incriminado por un tal Basso. Al  mismo tiempo oyendo esto Valentiniano Augusto mandó que se reuniera un concilio ( un santo sínodo); y reunido este, con gran detenimiento, fue exonerado por los 56 obispos en el juicio sinodal , y Basso fue condenado por el sínodo, aunque   en el momento de su muerte no debía negársele el viático de la misericordia  de la iglesia .

2.-Oyendo esto Valentiniano Augusto junto con su madre Placidia Augusta conmocionados con santa ira, cambiaron el testamento de Baso  y todos sus bienes y pertenencias los pasaron a la iglesia católica. A los tres meses por disposición divina murió Basso. Sixto obispo se ocupó de su cuerpo envolviéndolo en lienzos y ungiéndolo con aromas con sus propias manos, y lo sepultó en privado junto a san Pedro Apóstol en el nicho de sus padres”

 4.-REFERENCIAS A OTRAS ACCIONES DE SIXTO .

  1.- En 433 el Papa Sixto III declaró que el estar de acuerdo con las decisiones del Obispo de Roma es estar de acuerdo con Pedro, quien vive en sus sucesores y cuya fe no falla. (Citado por Leslie Rumble y Charles M. Carty, Radio Replies (Rockford Illinois.: TAN Books, 1979). 3:95)

2.- Sixto III es autor de ocho cartas (en P.L., L, 583 ss.), mas no escribió “Sobre las riquezas”, “Sobre los falsos doctores” y “Sobre la castidad” (“De divitiis”, “De malis doctoribus”, “De castitate”), obras atribuidas al Santo.

3.- Hic fecit ordinationes III per mens. Decemb., presbiteros XXVIII, diaconos XII ; episcopos per diuersa loca XII.” Ordenó a 28 presbíteros, 2 diáconos y 12 obispos de diversos lugares( Liber Pontificalis nº8)

 INTERIOR DE LA BASILICA DE SANTA MARIA LA MAYOR.

4.- Según el autor del Tratado de las Indulgencias de Juan de Calzada escrito por el año 1838 el Papa SixtoIII concedió indulgencia  plenaria  a quienes visitasen la basílica de santa María la Mayor,  y afirma que este dato está tomado de los anales del Cardenal Baronio y de Mabillón.

5.- Se mostró conciliador con respecto a los nestorianos y veló por la conservación de los derechos de la Santa Sede sobre Ilyria. Lo primero fue causa de malas interpretaciones difundidas por los partidarios de Nestorio y lo segundo era un hecho recurrente desde el papado de san Dámaso I

 5.- RESTAURACIONES  Y EMBELLECIMIENTO DE EDIFICIOS EN ROMA.

BAPTISTERIO DE SAN JUAN DE LETRÁN.

En Roma restauró la basílica de Liberio, ahora conocida como Santa María Mayor, amplió la basílica de San Lorenzo de Extramuros y obtuvo del emperador Valentiniano III preciosos regalos para las Basílicas de san Pedro y Letrán, de este tiempo es la construcción del Baptisterio de san Juan de Letrán único en Roma, En el siglo XIII este Bautisterio tenía una gran importancia, mayor de la que hoy tiene, pues era todavía el único bautisterio de la ciudad de Roma.

El Liber Pontificalis se detiene en detallar todas la obras de embellecimiento de las diversas basílicas y añade que las mismas necesitaban tal restauración debido al saqueo de Roma por parte de Alarico.(  Cf.Lib. Pont. Nºs del 4-8)

6.-MUERTE Y SEPULTURA.

 “Qui etiam sepultus est uia Tiburtina, in crypta, iuxta corpus beati Laurenti. Et cessauit episcopatus dies XXII. “  Fue sepultado en la via Tiburtina, cerca del cuerpo del bienaventurado Lorenzo cesando su episcopado el dia 22 del año 440. Afirma el Liber Pontificalis.

SAN LEÓN I MAGNO.

 1.- Datos Biográficos.

2.–Escritos.

3.- Actuación ante la invasión de los bárbaros.

4.-Sus acciones a favor de  la conservación de la ortodoxia.

5.-Otras acciones de su pontificado.

6.-Muerte y sepultura.

 1.- DATOS BIOGRÁFICOS.

  Leo, natione Tuscus, ex patre Quintiano”” León Toscano de nacimiento, hijo de Quintiliano”( Liber Pontificalis I )nacido alrededor de año 390.

Los datos históricos hablan de que fue diácono de Celestino I. El 430 era arcediano de la Iglesia  papal.

Destacado por su saber teológico y elocuencia mostró su dominio  de la lengua latina. En uno de sus discursos manifiesta su  fervor por la Roma imperial enaltecida por el cristianismo, que llama su patria:   “La que era maestra del error se hizo discípula de la verdad… Y aunque, acumulando victorias, extendió por mar y tierra los derechos de su imperio, menos es lo que las bélicas empresas le conquistaron, que cuanto la paz cristiana le sometió. Y cuanto más tenazmente el demonio la tenía esclavizada, tanto es más admirable la libertad que le donó Jesucristo.”

El Papa Sixto III, a petición del emperador Valentiniano III, lo envió a las Galias con la misión de evitar el enfrentamiento entre Aecio comandante militar de la provincia y el magistrado Albino.

Estando en esa misión le sobrevino la muerte a San Sixto III,  era el 19 de julio del 440, llegándole la noticia de su elección, vuelto a Roma fue recibido con aclamación del pueblo siendo consagrado papa el 29 de septiembre del 440 estando en la silla de Pedro hasta el 461.

 SAN LEÓN MAGNO.

2.- ESCRITOS.

 Los escritos que han  llegado a nosotros no sólo nos hablan de la categoría intelectual y moral de León Magno sino que nos indican la labor llevada a cabo por él durante su pontificado y en especial sus acciones a favor de la ortodoxia católica.

Predicaba al pueblo en todas las fiestas y de él se conservan 96 sermones, que son verdaderas joyas de doctrina. A los que estaban lejos los instruía por medio de cartas. Se conservan 144 cartas escritas por San León Magno.

SAN LEÓN MAGNO Y SUS ESCRITOS.

El Liber Pontificalis se refiere a algunos de los  escritos papales con estas palabras:

“Igualmente el  beatísimo León arzobispo escribió muchas cartas sobre la fe las cuales se encuentran recopiladas en el archivo. Él confirmó con sus cartas  frecuentemente el Sínodo Calcedonense: ad Marcianum 12 cartas, a León Augusto 13 cartas, a Flaviano obispo 9 cartas, a los obispos orientales 18 cartas con las que aprobó la fe del sínodo”( Lib. Pont. Nº

5)Entre estas cartas son especialmente importantes la dirigida al Patriarca  Flaviano: “ Lectis dilectionis tuae” del 18 de Junio del 449, en la que le habla del Misterio de la Encarnación, exponiendo la doctrina contra Eutiques de la doble naturaleza en Cristo, divina y humana fue esta carta la que escucharon  los Padres presentes en el IV Concilio Ecuménico, proclamando  Pedro ha hablado por la boca de León ( Hrd.II, 305 E.)

Traducimos un  párrafo de la misma en la que habla del misterio de la Encarnación:

 “ Salvada pues la doble naturaleza, unida en una persona, la humildad fue recibida por la majestad, la debilidad por la fuerza, la mortalidad por la eternidad, y para pagar la deuda debida por la condición de nuestra débil condición, la naturaleza inviolable se unió a la naturaleza pasible: para que , lo que era necesario como remedio nuestro, que el mismo mediador de Dios y de los hombres, el hombre Cristo Jesús pudiera morir por razón de una de ellas, y no pudiera morir por razón de la otra. Pues el hombre nació con una naturaleza completa y perfecta y Dios verdadero con la suya, todo él con sus atributos y todo él con los  nuestros. “( Cf.Ml.54,763 A sqq; y  Dez. Nº143

Otra carta igualmente importante por la doctrina dogmática que contiene es la enviada a todos los obispos de Campaña el 6 de marzo a. 459, acerca del sigilo o secreto que se debe guardar de los pecados escuchados en confesión:

 “ Determino que se suprima del todo contra toda presunción de ser una regla apostólica,  esa usurpación  ilícita que he conocido hace poco es cometida por algunos. Se refiere a la penitencia que se exige a los fieles, que  la confesión  de cada uno de los pecados escrita en cualquier tipo de librito no se recite públicamente, cuando es suficiente con la confesión hecha a los sacerdotes de manera secreta  para cumplir con la obligación de las conciencias… Es pues suficiente  esa confesión , que en primer lugar se hace a Dios, y también al sacerdote, quien acede al ruego de los penitentes de sus pecados. Entonces pues en ultima instancia muchos podrían allegarse a la penitencia si no se publica ante los oídos del pueblo la conciencia del que se confiesa.” ( Cf Dez nº 145).

 EGO TE ABSOLVO A PECATIS ET CENSURIS.

Y en otra carta  dirigida a Teodoro obispo “ Solicitudinis quidem tuae” el año 452 habla de esta misma materia a cerca del sacramento de la penitencia.

Le recuerda que de varias formas la misericordia de Dios se hace presente en la vida de los hombres, no solo se perdonan los pecados por el bautismo sino también por medio del sacramento de la penitencia que Cristo Jesús nuestro Mediador ha instituido dando poder a la Iglesia para perdonar de esta forma los pecados, algo que se frustraría si los sacerdotes no escucharan las suplicas de los que acuden a ellos implorando el perdón. Y a través de la penitencia tengan acceso a la comunión.

Por lo tanto hay que evitar que los fieles no difieran la confesión día tras día por la actitud de los que han recibido de Dios el poder de perdonar los pecados . Salvaguardando lo establecido por los cànones de los padres acerca de aquellas personas que pecaron contra Dios apostatando de la fe.( Cf. Dz. Nº 146-47)En cuanto a sus Sermones es gozoso constatar el dominio que tenia de la lengua latina pero sobre todo  ver el contenido doctrinal que los mismos encierran. En el Enchiridium Patristicum de M.J Rouet de Journel S. S. podemos encontrar una abundante muestra de ellos desde el nº 2190 al 2214.

 Transcribimos un párrafo de alguno de ellos.

 1.-LA CUARESMA SÍNTESIS DEL COMBATE CRISTIANO.

 “Muchas batallas hay en nuestro interior: la carne combate contra el espíritu y el espíritu contra la carne. Si en esta lucha triunfa la concupiscencia de la carne, perderá vergonzosamente el espíritu su propia dignidad, y será para él una gran desgracia el servir, cuando debía mandar. Si, al contrario, se somete el alma a su Creador y se deleita en los dones celestiales, si pisotea los halagos del placer terreno y no consiente que en su cuerpo mortal reine el pecado, la razón tendrá el señorío según todo derecho, y ninguna ilusión del espíritu maligno echará por tierra sus fortificaciones, pues sólo tiene el hombre la paz y libertad verdaderas cuando la carne está regida por su juez, el espíritu, y éste gobernado por Dios, su Señor.. .

 3.-ACTUACIÓN ANTE LA INVASIÓN DE LOS BÁRBAROS.

 El Liber Pontificalis hace una ligera alusión a las acciones que hizo san León Magno como reparación del saqueo de Roma por parte de los bárbaros: Hic renouauit post cladem Wandalicam omnia ministeria sacrata”” Este renovó todos los ministerios sagrados después de la destrucción vandálica” ( Lib. Nº 6)

Por otras fuentes conocemos algunas circunstancias más explicitas sobre su actuación ante los bárbaros.

Mientras acaba con sus aclamaciones el concilio de Calcedonia, ya por el norte de Italia avanzaban, entre incendios, matanzas y desolación, los bárbaros hunos acaudillados por el feroz Atila; las frases consabidas de que “donde pisaba su caballo no renacía la hierba” y de que era “el azote de Dios” vengador de la disolución y pecados del imperio lascivo y decadente, encierran una realidad absoluta.

Vencida la barrera del Rhin, atravesados los Alpes, cruzando el Po, ya acampaban junto a Mantua los ejércitos hunos. En Roma todo era confusión, terrores y gritos de pánico. Sólo había una esperanza: la elocuencia y valor del Papa.

Se puso en camino hacia el Norte: algún senador y cónsul le acompañaban, tímidos, a retaguardia.

SAN LEÓN MAGNO  ANTE ATILA.

Y el Pontífice intrépido, revestido de pontifical y llevando el cruzado báculo en sus manos, se presenta en el campamento mismo de Atila: le pide piedad y, más, le intima la paz. Estupefacto el bárbaro caudillo le escucha y le atiende y hasta ordena la retirada, ante el pasmo de bárbaros y romanos.

Apoteósico fue el recibimiento del liberador en Roma. Grandes solemnidades y pompas triunfales lo celebraron.

Y para memoria perenne hizo San León fundir la estatua de Júpiter del  Capitolio y labrar con sus metales una estatua de San Pedro, que es la que hoy se venera con los besos en su pie a la entrada de la basílica principal del Vaticano.

Una segunda actuación del papa ante los vándalos no fue tan eficaz . Devastada el Africa de San Agustín, ocupadas las islas periféricas, desembarcados en la misma Italia,  los vándalos avanzaban sembrando la desolación y la muerte.

Pánico en Roma: desbandadas fugitivas encabezadas por el emperador Patronio Máximo, que asesinó a Valentiniano III y forzó a su viuda Eudoxia a unirse con él en apresurado matrimonio. Nada extraño que ella, desesperada, llamara al vándalo Genserico, ofreciéndole a Roma con sus puertas desguarnecidas.

No dio tiempo al Pontífice a salirle al encuentro como a Atila; pero aún pudo presentarse al invasor y rogarle que, al menos, respetara las vidas y no incendiara las basílicas romanas. Así lo concedió; pero en quince días que duró la invasión es incalculable el número de atropellos, saqueos, depredaciones y desmanes que saciaron la voracidad y fiereza de aquellos vándalos. Era la primavera del 455: en su retirada se llevó cautivas a la emperatriz y sus hijas.

IMAGENES DEL CONCILIO ECUMÉNICO

4.-ACTUACIONES A FAVOR DE LA ORTODOXIA..

 Los escritos conservados de León Magno atestiguan mejor que nadie estas actuaciones.

La carta XV fue escrita a Santo Toribio de Astorga, que le consultó el modo de obrar con los herejes priscilianistas.

Todavía permanecían los   ecos de las herejías nestorianas condenadas en el concilio de  Éfeso, ahora aparece una nueva denominada monofisicismo que afirmaba la existencia de una sola naturaleza en Cristo y esta divina, por lo que se anulaba la humanidad de Cristo que quedaba absorbida por la divinidad, Eutiques fue el propagador de la misma.

Agriando polémicas y rivalidades de Alejandría y Constantinopla, la disputa se envenenó, y por añadidura se hizo intervenir en ella a las potestades civiles de los emperadores excesivamente presentes en los asuntos eclesiásticos..

Estalló violenta la cuestión en un sínodo celebrado en Efeso el año 449. Ya el año anterior, en un sínodo regional convocado por Dióscoro, patriarca de Alejandría, hizo una razonada acusación contra Eutiques el docto  obispo Eusebio de Dorilea. Un poco rezagado se presentó al fin Eutiques. Era archimandrita o superior de un gran monasterio cercano a la metrópoli: vino rodeado de muchos de sus 300 monjes y de soldados de la corte imperial.

Fue condenado, pero no se sometió: promovieron algaradas, llenaron la ciudad de pasquines y apelaron al Papa, Luego se les une el eunuco Crisafio, favorito del emperador, y destierran al patriarca Flaviano, que a duras penas logró enviar también su informe al Papa, que hábilmente demoraba la respuesta para ganar tiempo e informarse.

El Papa escribió cartas a Eutiques, al mismo emperador, prometiendo un dictamen, que al fin fue la famosa Carta dogmática a Flaviano, de 13 de junio de 449,  de la que hemos traducido anteriormente un pasaje, en ella se condenaba el monofisitismo y se  afirmada la unión hipostática de las dos naturalezas en una sola persona divina.

Ni los monjes de Eutiques ni el emperador se dan por satisfechos. Convocan un nuevo sínodo en Efeso a los dos meses. El emperador impone la presidencia de Dióscoro y tiene como guardias armados a los monjes que acaudilla el fanático Bársumas. No se deja intervenir a los legados pontificios ni se lee la Epístola dogmática; son excluidos Flaviano y Eusebio, y por miedo votan la absolución de Eutiques 135 Padres conciliares.

Posteriomente los eutiquianos  convocan nuevo Sínodo con mayores violencias: deponen al patriarca Flaviano y a Teodoreto de Ciro y Eusebio de Dorilea, defensores de la ortodoxia. Los ánimos se exaltan: alborotan los monjes, dan alaridos los herejes, arrastran los soldados al patriarca, llévanlo al destierro: a duras penas pueden huir los legados pontificios. Uno de ellos corre a San León Magno y le informa. También, antes de morir, Flaviano protesta ante el Pontífice.

León Magno escribe su epístola 93, en la que condena lo ocurrido y califica al sínodo de latrocinio efesiano, frase enérgica con la que pasó a la historia el inválido conciliábulo.

Intenta el Papa sosegar los ánimos; escribe a Teodosio II y a Pulqueria, emperadores de Oriente; procura la intervención de Valentiniano III, emperador de Occidente y declara nulo cuanto se hiciera en los pasados sínodos, defiende a Flaviano y condena nuevamente las violencias de Dióscoro, que se apoyaba en Crisafio, favorito dominante del emperador.

La Providencia quiso remediar la situación y se vio clara la tragedia de los perseguidores de la recta doctrina. Crisafio, el eunuco, cayó en desgracia y fue ajusticiado, el emperador tuvo una caída mortal de su caballo. La emperatriz se casó con Marciano, hombre de paz que reprimió la audacia y violencias de los heresiarcas y llamó del destierro a los obispos perseguidos.

Inmediatamente escriben a San León Magno, haciéndole homenaje de admiración y obediencia, y le piden la convocación de un concilio ecuménico.

Realmente no hacía falta, respondió el Papa, puesto que ya la fe estaba definida en su Epístola dogmática. Pero accedió para mayor esplendor de la fe y solemne ratificación de sus definiciones: designó a sus legados, dos obispos y dos presbíteros, Lucencio, Pascasio, Basilio y Bonifacio. No admitió la legitimidad del patriarca Anatolio, entronizado en Constantinopla a la muerte de Flaviano, si antes no firmaba la sumisión a las decisiones papales; y dejó una presidencia subsidiaria a los emperadores para mantener el orden y prevenir los alborotos de los herejes. Se sometió el patriarca nuevo y asistió en la presidencia a los legados pontificios.

IV CONCILIO ECUMÉNICO. CALCEDONIA . SIGLO V.

El concilio, IV de los ecuménicos, se congregó en Calcedonia en octubre del 451. Asistieron 630 padres conciliares, de ellos cinco occidentales, dos africanos y los demás orientales. Más los representantes del Pontífice.

Ya en la primera sesión se presentó altanero Dióscoro con quince egipcios de su herejía, y tuvo la audacia de acusar al Papa: latravit, dicen expresivamente las actas, ladró contra San León Magno, pidiendo su excomunión. Se levanta Eusebio de Dorilea y con enérgica y documentada elocuencia venera al Papa, acusa a Dióscoro, que, viéndose en evidencia y rechazado por la inmensa mayoría, prorrumpe con los suyos en denuestos e injurias y acusa de nestorianos a los mejores paladines de la fe. Y al momento la asamblea propone el enjuiciamiento de Dióscoro y sus adeptos.

En la  segunda sesión,  se confesó la fe de Nicea, ratificó los doce anatemas de San Cirilo y, al terminar la lectura de la Epístola dogmática de San León Magno,  se prorrumpió en la famosa profesión de fe todo el Concilio: Pedro ha hablado  por León: Petrus per Leonem locutus est.

En las siguientes sesiones se condenó la herejía y la violencia de Dióscoro: el emperador le condenó al destierro, lo mismo que a Eutiques y los suyos.

Solemnísima fue la sesión sexta, con la presencia de los emperadores Marciano y Pulqueria. Se hizo solemne profesión de fe y de acatamiento al Papa.

Marciano  y habló de la paz y de poner término a las discusiones y polémicas doctrinales. Con ello se daba por terminado el concilio y los legados papales se retiraban,

Pero quiso Marciano que se aclararan algunos puntos personales y de disciplina.

En mal hora, pues subrepticiamente se incluyó entre los 28 cánones uno que, indudablemente, parecía igualar las sedes de Roma y de Constantinopla. Llegadas las actas a Roma, protestaron los legados, y San León Magno solamente aprobó las decisiones dogmáticas y doctrinales.

El Liber Pontificalis hace referencia al Concilio de Calcedonia indicando el numero de los obispos, sacerdotes y otros que se reunieron en el mismo, con la presencia del emperador Augusto Marciano  y de su esposa Pulqueria y  de los legados pontificios portadores de una carta del papa León, a la que nos hemos referido varias veces, así como la principal definición llevada a cabo en el mismo, que consistió en la condenación del monofisicismo, de mono en griego: una y phisys: naturaleza, es decir de la doctrina sostenida por Eutiques que afirmaba que en Cristo no había mas que una naturaleza y esta divina, proclamando la existencia de dos naturalezas una divina y otra humana.( Cf. Lib. Pont. Nºs 2,3,4)

 5.-OTRAS ACCIONES DEL  PONTIFICADO DE SAN LEÓN MAGNO.

 Primeramente aún tuvo el rasgo de enviar sus presbíteros y limosnas al Africa desolada. Y en Roma predicó la caridad, más aún con sus crecidas limosnas que con sus sermones apremiantes.

Tras el saqueo de Roma el papa se ocupó de la restauración de la destrucción llevada a cabo por Genserico, especialmente en las tres basílicas romanas de san Pedro, San Pablo y del Lateranense, el Liber Pontificalis la refiere con gran cantidad de detalles en los nºs del 6 al 9, terminando como en otras ocasiones hablando de las ordenaciones de presbíteros, diáconos y obispos: Hic fecit ordinationes IIII in urbe Roma per mens. Decemb., presbiteros LXXXI, diaconos XXXI ; episcopos per diuersa loca CLXXXV.”

6.-MUERTE Y SEPULTURA.

El 10 de noviembre del 461 murió santamente. Fue el primer papa calificado con el título de Magno: Grande,  otro pontífice del miso siglo V sería reconocido con el mismo título san Gregorio.

Qui etiam sepultus est aput beatum Petrum apostolum, III id. April. Et cessauit episcopatus dies VI. ( Lib. Pont.)

 

SAN HILARIO .

1.- Datos biográficos.

2.-Datos de su pontificado del Liber Pontificalis.

3.-El sínodo romano del 19 de noviembre del año 465.

4.-Cuidado del papa de las basílicas romanas.

5.-Muerte y sepultura.

1.-DATOS BIOGRÁFICOS.

“Hilarus, natione Sardus, ex patre Crispino; Hilario natural de Cerdeña hijo de Crispino. Informa el Liber Pontificalis.nº1.

Diácono al servicio de san León Magno fue enviado al Sinodo de Éfeso del 449, junto con Julio obispo de Pozzuoli, del que hablamos en el pontificado anterior ( Cf. San León I  ), donde fue testigo no sólo  de las violencias ejercidas  sobre Flabiano  patriarca de Constantinopla en el referido sínodo, sino también de las vejaciones que ellos como legados papales tuvieron que soportar.

Por una carta a la emperatriz Pulqueria, encontrada en una colección de cartas de León I (“Leonis I Epistolae” núm. xlvi., en P.L., LIV, 837 y s.), conocemos las dificultades que tuvo que sufrir para escapar con vida de Constantinopla y llegar a Roma para informar al Papa del sínodo que León Magno calificaría de latrocinio.

( Cf.San León I)

            Carecemos de otras noticias referentes a su elevación al pontificado romano.

 2.-DATOS DE SU PONTIFICADO  DEL LIBER PONTIFICALIS.

             De manera escueta describe el Liber Pontificalis las acciones del pontificado de Hilario  que elegido en 461 tras la muerte de León I, y que  con toda probabilidad recibió la consagración el 19 de Noviembre de 461, el Liber Pontificalis dice a continuación:

EUTIQUES.

” Este escribió un decreto dirigido a todas las iglesias orientales y cartas sobre la fe católica confirmando los tres Concilios de Nicea, Éfeso y Calcedonense contenidos en los escritos del santo obispo León; y condenó a  Eutiques, Nestorio y a todos sus seguidores así como al resto de herejes; confirmando la autoridad y primacía de la santa sede católica y apostólica. Este celebró un sínodo in la basílica de santa María durante el consulado de Hermenerico el 19 de noviembre.”

 Estas palabras las podemos entender como una síntesis del pontificado de Hilario. La verdad es que durante su pontificado debió seguir vigilante ante los herejías condenadas en los antedichos concilios, dado que las mismas continuaron estando presentes en la iglesia en diversos lugares, incluso de algunas de ellas quedan residuos en la actualidad .

 Nos detenemos en la descripción de la manera como el Papa  Hilario se vio en la necesidad de confirmar la autoridad y primacía de la santa sede católica y apostólica. Lo hacemos guiándonos por las actas del Sínodocelebrado el 19 de noviembre del 465 en la basílica romana de Santa María la Mayor, bajo la presidencia del Papa Hilario .

Anfiteatro de Arlés

 ANFITEATRO EN LA CIUDAD DE ARLÉS. FRANCIA

 3.- EL SÍNODO ROMANO DEL 19 DE NOVIEMBRE DEL AÑO 465.

a)  La carta de Hilario a los obispos de las Galias.

            Uno de los temas tratados en el Sínodo romano fue la forma de acceder al episcopado de Narbona  de Hermes. Éste, arcediano de la catedral gala fue nombrado obispo de una manera irregular, dos obispos galos llegaron a Roma para exponer esta circunstancia y otras cuestiones de carácter administrativo de las Galias.

            En una carta en viada a los obispos de Vienne, Lyon, Narbona y los Alpes el papa les informó de las decisiones tomadas con respecto a esos temas en el sínodo romano:

1.- Hermes conservaría el título de obispo de Narbona, sin embargo no podría ejercer como tal, por lo que todas sus decisiones en caso de tomarlas sería inválidas.

2.- Todos los años debía celebrarse un Sínodo en Arlés para decidir sobre la disciplina común a las diócesis, las decisiones del Sínodo debían comunicarse a la Sede Apostólica.

3.- Ningún obispo podría abandonar su diócesis sin permiso escrito  del metropolitano, en caso de la negación de tal permiso podría apelarse al Obispo de Arlés.

4.- Los obispos reunidos decidirían sobre la jurisdicción de las parroquias que reclamaba como propias el obispo Leoncio de Arlés.

5.-Las propiedades de las diócesis no podrían ser enajenadas sin  someter las causas de la enajenación al sínodo de obispos.

Poco después el Papa se encontró envuelto en otra disputa diocesana. En 463 Mamerto de Vienne había consagrado un obispo de Die, aunque esta iglesia, por un decreto de León I, pertenecía a  la diócesis metropolitana de Arlés. Cuando Hilario se enteró, encargó a Leoncio de Arlés que convocara un sínodo de obispos de las diócesis pertenecientes a ambas metrópolis.

El sínodo tuvo lugar y, fundándose en el informe entregado por el obispo Antonio, publicó un edicto fechado el 25 de Febrero de 464, en el que el obispo Veranus quedaba  encargado de advertir a Mamerto que, si en el futuro no dejaba de conferir ordenaciones irregulares  le serían retirados sus poderes episcopales.

Además  la consagración del obispo de Die debía ser sancionada por Leoncio de Arlés.

Los derechos metropolitanos de la sede de Embrun sobre las diócesis de los Alpes Marítimos también fueron protegidos contra las intromisiones del obispo Auxonius  en las diócesis de Niza y Cimiez.

 

PROVINCIA ROMANA  TARRACONENSE.

b) Intervención de Hilario en las diócesis hispanas.

 Entre las actas del Sínodocelebrado el 19 de noviembre del 465 en la basílica romana de Santa María la Mayor, bajo la presidencia del Papa Hilario (461-468),  además de la cuestión anteriormente estudiada con relación a las diócesis galas, se han encontrado varias cartas enviadas al Papa  por el metropolitano Ascanio y el resto de los obispos tarraconenses. Asimismo entre las mismas actas , se conserva la carta del papa Hilario, en respuesta a los obispos tarraconenses y en la que  el papa afirma haber recibido, otras cartas suscritas por los nobles de diversos rangos  del extremo occidental de la provincia tarraconense.

 La carta papal dice en su introducción:

  “Hilario obispo  a Ascanio y  a todos los obispos de la provincia  Tarraconense. Después que recibimos cartas de vuestro afecto  en las cuales pedíais que se rechazasen las propuestas del obispo Silvano de la sede calagurritana y, por el contrario, pedíais que se aprobasen los deseos demasiado ilícitos de los  Barcelonenses , nos consta que han sido enviadas cartas con firmas de los  diversos  honoratores y possessores turiasonenses, cascantenses, calagurritanos, varegenses, tritienses, livienses y viroviscenses: por   las cuales  excusaban las acciones que había provocado vuestra queja acerca de Silvano».

 En el cuerpo de la carta del papa se descubren los problemas que  le han planteado las diversas cartas a las que hace referencia la anterior introducción, estos los podríamos resumir así:

1) Silvano nombró un obispo, posiblemente en Tarazona, sin contar con el respaldo del metropolitano de  la provincia Tarraconense y a su vez   el nuevo nombramiento ocho años después para la misma sede muerto el primer obispo 2) Ascanio el metropolitano de la Tarraconense protesta junto con el obispo  de Caesaraugusta  ante el papa por la conducta de Silvano; 3 ) El dux Vicentius autoridad civil de la tarragonenses apoya a Ascanio 4) Ascanio apoya el nombramiento de Ireneo para la diócesis de Barcelona  5) Los nobles de las ciudades  Turiasu, Cascantum, Vareia, Tritium y Libia  apoyan a Silvano.

La Resolución de Hilario de forma general  fue que ninguna consagración era válida sin la sanción del metropolitano; que la elección de Ireneo como obispo de Barcelona  no era válida pues a ningún obispo se le permitía trasladarse de una diócesis a otra. En cuanto a los  obispos consagrados por Silvano en concreto  serían reconocidos si habían sido nombrados estando vacantes las sedes.

VISTAS DE LA CATEDRAL EN TARAZONA. ESPAÑA.

Aunque estas disposiciones plantean muchas preguntas en orden a la explicación de la conducta del papa lo que sí aparece claro es el ejercicio del poder papal en las diversas diócesis de la Iglesia.

Las actas del Sínodo Romano celebrado en Santa María la Mayor el año 465 y las cartas referidas   documentos de los que  se han tomado estos datos pueden verse en el Apéndice a la colección de Dionisio el Exiguo. Cf. M.L. (1844-1864), tomo LVIII, pág. 18. )

 c) Protesta de Hilario ante el emperador por la conducta  de Filoteo.

 El emperador Antemio ( 465-472) tenía un favorito llamado Filoteo, defensor de la herejía macedoniana  que hacía campaña en Roma a favor de la misma  En una de las visitas del emperador a San Pedro, el Papa abiertamente le habló de la conducta de su favorito  haciéndole prometer  junto a la tumba de San Pedro que haría todo lo posible por detener este mal.

SAN LORENZO MARTIR.

 4.- CUIDADO DEL PAPA POR LAS BASÍLICAS E IGLESIAS ROMANAS.

El Liber Pontificalis describe con detalle las acciones llevadas a cabo por el Papa en las diversas basílicas e Iglesias romanas señalamos únicamente los lugares:

 2 Hic fecit oraturia III in baptisterio basilicae Constantinianae, sancti Iohannis Baptistae et sancti Iohannis Euangelistae et sanctae Crucis3 Oratorium sanctae Crucis : confessionem, ubi lignum posuit dominicum4 nympheum et triporticum ante oratorium sanctae Crucis,5 Ante confessionem beati Iohannis :6 In basilica Constantiniana :7 Ad beatum Petrum apostolum :8 Ad beatum Paulum apostolum :9 Ad beatum Laurentium martyrem :10 In basilica beati Laurenti martyris :11 In urbe uero Roma constituit ministeria qui circuirent constitutas stationes 12 Hic omnia in basilica Constantiniana uel ad sanctam Mariam constituta recondit.

 “Este hizo en san Lorenzo un monasterio  y dos baños públicos en la parte baja del pretorio. Hizo también dos bibliotecas en el mismo lugar. Y otro monasterio  dentro de la ciudad de Roma”

            Estas referencias del Liber Pontificais a la construcción de monasterios por parte del papa nos traslada a una de las acciones más importantes que estaban llevándose a cabo en diversos lugares de la Iglesia universal durante este siglo V cual fue la difusión del monacato tanto masculino como femenino.

Además de los monasterios de Egipto relacionados con la vida de san Antonio Abad y san Pacomio en el siglo IV,  en este siglo comenzaron a aparecer fundaciones en otros lugares del occidente cristiano emulando la piedad oriental cristiana de mayor y más antigua tradicción monacal.

  Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en Santa Brígida quien  introdujo los monasterios femeninos en Irlanda ya en el siglo V, discípula de San Patricio se convirtió en una abadesa famosa de Irlanda y era respetada como erudita, educadora, consejera y experta en las artes de curación,  yse le dio el título de ” Patrona de la enfermería”

 “ Este administró órdenes sagradas una vez en el mes de diciembre  a 25 presbíteros,  diáconos  y 22 obispos en diversos lugares.”

BASÍLICA DE SAN LORENZO EXTRA MUROS. ROMA.

 5.- MUERTE Y SEPULTURA.

Qui etiam sepultus est ad sanctum Laurentium in crypta, iuxta corpus beati episcopi Xysti. Et cessauit episcopatus dies X. Fue enterrado en la iglesia de San Lorenzo Extramuros. Su fiesta se celebra el 17 de Noviembre.

SAN SIMPLICIO

 1.-Situación de la Iglesia al acceso a su pontificado.

2.-El concilio de Arlés sobre la gracia y la predestinación.

3.- Camino hacia la separación de la iglesia de oriente de la de occidente.

4.-El cisma de algunas iglesias de Egipto, Siria y Armenia.

5.- Otras actuaciones del pontificado de Simplicio.

6.-Muerte y sepultura.

 1.-SITUACION DE LA IGLESIA AL ACCESO A SU PONTIFICADO.

Simplicio , natural de Tívoli, hijo de Castino gobernó del 468 al 483, dice el Liber Pontificalis.

Durante su pontificado desapareció de forma definitiva el imperio romano de occidente en manos de los nuevos pueblos, los cuales venían años atrás presionando sus puertas. Fue Odoacro quien depuso al último emperador Rómulo Augústulo, dándose a sí mismo el título de rey de Italia..

Las repercusiones que tuvo  la  disolución del imperio en la Iglesia no se puede decir que en general  fueran  ni grandes ni negativas. La historia deberá corroborar esta afirmación.

Ciñéndonos al pontificado de Simplicio, la iglesia romana no se sintió prácticamente afectada por la actuación de Odoacro, quien a pesar de ser arriano no interfirió en su vida además de conservar la administración romana. El Liber Pontificalis no le dedica ni una línea al hecho del cambio de poder,  mientras que subraya, como veremos, las dificultades que tuvo que vencer provenientes de la vida interna de las diversas iglesias.

El tema las causas de la llamada caída del imperio romano de occidente, es uno de los temas que ha apasionado a los historiadores de todos los tiempos, ya desde los tiempos de san Agustín  y especialmente a los autores modernos y contemporáneos.

Entre las diversas opiniones habidas durante la historia se encuentra una que afecta directamente al cristianismo La “culpa del cristianismo” ha sido uno de los factores a los que más se ha achacado la crisis del imperio en el siglo V. Actualmente es una teoría sin peso y sin defensores, al menos en estricta puridad. Unir bajo un mismo punto de vista metodológico la progresiva crisis del mundo romano y la victoria del cristianismo, es una teoría, como mínimo, excesivamente simplista, que no responde a la realidad.  

Ya en la antigüedad tardía hubo historiadores paganos como Eunapio de Sardes y Zósimo que  echaban la culpa al cristianismo de haber corrompido las virtudes de la república romana con unos nuevos valores basados en la debilidad, en el pacismo, el  rechazo de la profesión militar, el amor al enemigo… atrayéndose la maldición de los dioses, algo que llevó a san Agustín y a san Cipriano a defender lo contrario en sus obras De civitate Dei e Historiarum.

.

BASILICA DE SANTA BIBIANA.

La Iglesia no volvió la espalda al Imperio y si algunos cristianos contribuyeron a debilitar la resistencia imperial, otros apelaron al patriotismo romano; durante el Bajo Imperio, el cristianismo triunfante sirvió de aglutinante a la sociedad romana. Además, en Occidente (Galia, Germania, Britania e Hispania), donde la crisis fue más aguda, el cristianismo tuvo una implantación limitada hasta entrado el s. V, mientras que fue precisamente el Oriente más cristianizado el que mejor sobrellevó la crisis. 

            En lo referente a las dificultades nacidas del interior de la iglesia a las que tuvo que hacer frente Simplicio están las nacidas de las herejías , especialmente del arrianismo  del monofisitismo de pelagianismo , las referidas a la aceptación del primado romano por parte de las iglesias de oriente, la sobrevenidas por la intromisión de los emperadores orientales en los asuntos de la iglesia. Nos vamos a referir a ellas de forma individualizada.

 CIUDAD DE ARLÉS.

2.-EL CONCILIO DE ARLÉS .SOBRE LA GRACIA Y LA PREDISTINACIÓN.

 Entre 475 y 480, años del pontificado de Simplicio, se convocó un Sínodo en Arlés  al cual asistieron treinta obispos,  en él se condenó la doctrina de Lúcido, sacerdote, sobre la gracia y la predestinación; de la retractación  hecha por el presbítero ante la condena de su doctrina por el sínodo, en su Memorial conocemos cual era en esta materia la fe de la iglesia, transcribimos algunos párrafos del Memorial:

Vuestra corrección es pública salvación y vuestra sentencia medicina. De ahí que también yo tengo por sumo remedio, excusar los pasados errores acusándolos, y por saludable confesión purificarme. Por tanto, de acuerdo con los recientes decretos del Concilio venerable, condeno juntamente con vosotros aquella sentencia que dice que no ha de juntarse a la gracia divina el trabajo de la obediencia humana; que dice que después de la caída del primer hombre, quedó totalmente extinguido el albedrío de la voluntad; que dice que Cristo Señor y Salvador nuestro no sufrió la muerte por la salvación de todos; que dice que la presciencia de Dios empuja violentamente al hombre a la muerte, o que por voluntad de Dios perecen los que perecen

. De tal modo, empero, afirmo la gracia de Dios que siempre añado a la gracia el esfuerzo y empeño del hombre, y proclamo que la libertad de la voluntad humana no está extinguida, sino atenuada y debilitada, que está en peligro quien se ha salvado, y que el que se ha perdido, hubiera podido salvarse.

Confieso también que Cristo Dios y Salvador, por lo que toca a las riquezas de su bondad, ofreció por todos el precio de su muerte y no quiere que nadie se pierda, Él, que es salvador de todos, sobre todo de los fieles, rico para con todos los que le invocan [Rom. 10, 12]… Ahora, empero, por la autoridad de los sagrados testimonios que copiosamente se hallan en las divinas Escrituras, por la doctrina de los antiguos, puesta de manifiesto por la razón, de buena gana confieso que Cristo vino también por los hombres perdidos que contra la voluntad de Él se han perdido. No es lícito, en efecto, limitar las riquezas de su bondad inmensa y los beneficios divinos a solos aquellos que al parecer se han salvado.

Orad por mi, señores santos y padres apostólicos.( Cf. Dez.160ª-160b)

Estos pues son  los puntos enseñados por el sínodo:
1. El libre albedrío colabora con la gracia, pero el libre albedrío sin la gracia nada puede.
2. Cristo murió por todos los hombres y no por unos cuantos escogidos.
3. El libre albedrío está debilitado más no extinguido.
4. Los que se condenan no lo hacen por voluntad de Dios.

 MIGUEL CELULARIO.

3.-  CAMINO HACIA LA SEPARACIÓN DE LA IGLESIA ORIENTAL .

 A)    Acacio patriarca de Constantinopla  apoya al romano pontífice.

Durante el pontificado de Simplicio se inició un camino hacia el cisma de la Iglesia oriental. En este inicio se introdujeron varios factores : la doctrina monofisita, la ambición de los humanos y la intervención del poder civil en los asuntos eclesiásticos. Una síntesis de los hechos acaecidos pone de manifiesto estos factores.

            Ya indicamos al hablar del Pontificado de san León Magno, cómo el concilio de Calcedonia celebrado el año 451, condenó el monofisismo. En ese concilio además se introdujo un canon, el 28, por el que se concedía a la sede patriarcal de Constantinopla los mismos derechos jurisdiccionales sobre las iglesias orientales que los detentados por la iglesia romana sobre las iglesias occidentales, concediendo a la Sede Romana sólo el privilegio de honor de ser la primera entre iguales. El papa León Magno no ratificó este canon.

El patriarca de Costantinopla Genadio  con el apoyo del emperador León II intentó conseguir la ratificación de este canon por el papa Simplicio, éste se opuso a tal ratificación fundado en la doctrina del primado de Pedro, a la vez que reducía los derechos del resto de los patriarcados orientales.

El sucesor del emperador Esteban II, Zenón,  apoyó  la propuesta de su antecesor, pero fue Basilisco quien en 467 , tras derrocar a Zenón, quien avivó la pugna monofisita. Buscando el apoyo de los monofisitas autorizó a los patriarcas depuestos Timoteo  Ailuros  de Alejandría  y a Pedro Fullón de Antioquía, volver a sus sedes, junto a eso mandó un escrito ( Enylikon) a Timoteo Ailurus para que lo firmase él y todos los obispos orientales, en el que ordenaba que sólo se reconocieran los tres primeros concilios ecuménicos y rechazasen el de Calcedonia en el que había sido condenado el monofisismo .

ACACIO PATRIARCA DE CONSTANTINOPLA.

Acacio que había alcanzado el patriarcado de Constantinopla tras la muerte de Genadio en 471, estuvo indeciso a la hora de proclamar el edicto imperial, el rechazo del edicto por   los abades, sacerdotes y monjes de Constantinopla  movió a Acacio a oponerse al emperador.

El papa escribió a Acacio una carta ( 9 enero de 476) exortándole a mantener la fe transmitida , : Hortor frater caríssime, ut modis ómnibus faciendae synodi perversorum conatibus resistatur …ut in conmune tractantibus, si quae esset oscuritas, sacerdotalis deliberacionis illuminaret auctoritas; sicut primum Arii ac deinde Nestorii, postremum Dioscori atque Eutychetis fieri cogit impietas…” “ Te ruego, hermano carísimo que de todos los modos posibles se resista a los intentos de los perversos de  aunarse entre si…para que si hay alguna duda acerca de las cosas comunes, la autoridad de la deliberacion sacerdotal  la ilumine; como ocurrió en primer lugar con Arrio, después con Nestorio y por último con Dioscoro y Eutiques…”  ( Cf. Den.159

Y en una carta carta a Basilisco del 10 de Enero de 476, Simplicio dice de la sede de Pedro en Roma: “Esta misma norma de doctrina apostólica se mantiene firmemente por sus sucesores (los de Pedro), a quien el Señor confió el cuidado de todo el rebaño de ovejas, a quien prometió no dejarle hasta el fin de los tiempos” (Thiel, “Rom. Pont.”, 182).

Cuando el emperador Zenón en 477 expulsó al usurpador y logró de nuevo el poder,  envió al Papa una confesión de fe católica, después de lo cual Simplicio (9 de Octubre de 477) le felicitó por su restauración en el poder y le exhortó a atribuir la victoria a Dios, que deseaba de este modo restaurar la libertad de la Iglesia.

Zenón retiró los edictos de Basilisco, desterró a Pedro Fullón de Antioquía y repuso a Timoteo Solofaciolo en Alejandría. No molestó a Ailuros por su avanzada edad, y de hecho éste murió pronto. Lo monofisitas no aceptaron a Solofacio y propusieron a Pedro Mongo para suceder a Ailuros . El emperador Zenón mandó a Pedro Mongo al destierro.

Solofacio en un momento de debilidad permitió que se pusiera en la lista de patriarcas alejandrinos a Dioscoro que había sido depuesto por ser monofisita. El papa escribió a Acacio para que recriminara a Solofacio su conducta y además lo nombro su delegado en oriente.

Por otro lado  los monofisitas de Antioquía suscitaron una revuelta contra el patriarca antioqueno  Esteban II y lo mataron .

B)  Cambio de actitud de Acacio.

            Acacio tras la muerte de Esteban II, consagró por su cuenta un nuevo patriarca en Antioquia. El papa reconvino a Acacio por haberse excedido en sus competencias.

A su vez muerto Solofacio patriarca de Alejandría los monofisitas propusieron de nuevo a Pedro Mongo para sucederle, mientras los católicos elegían a Juan Talaja , el emperador Zenón y Acacio se opusieron al nombramiento de Juan Talaja siendo partidarios del nombramiento del monofisita Pedro Mongo. Simplicio ante esa oposición aplazó la confirmación de Juan Talaja, pero protestó del nombramiento de Pedro Mongo. Mientras tanto Acacio y Pedro Mongo firmaron un acuerdo ( Henotikon) de unión entre monofisitas y católicos que fue aprobado por el emperador Zenón, en él no se reconocía más que las decisiones del concilio de Nicea y de Constantinopla contra los arrianos

A partir de este momento  Acacio vio  la oportunidad que parecía haber estado esperando desde el principio, de reclamar  para la sede patriarcal de Constantinopla  la  primacía de honor y jurisdicción sobre todas las iglesias orientales  lo que debía  no solo emancipar a los Obispos  de toda dependencia de Alejandría, Antioquia y Jerusalén, sino también del Romano Pontífice. Acacio, que estaba ahora totalmente congraciado con Zenón, indujo al Emperador a tomar partido a favor de Pedro Mongo.

El Papa Simplicio hizo una vehemente pero ineficaz protesta, y Acacio replicó presentándose como el centro de unidad para todo el oriente . En esta situación le sobrevino la muerte al Papa.( 483)

Acacio fue  engañoso hasta llegar a  la conspiración, pero esto puso al descubierto las ambiciones del Patriarca de Constantinopla y lo reveló, en palabras del Cardenal Hergenrother, como “el precursor de Focio”

DESIERTO DE EGIPTO.

3.- EL CISMA DE LAS IGLESIAS DE EGIPTO,  SIRIA Y ARMENIA .

            Durante el pontificado de Simplicio ocurrió otro suceso también doloroso para la Iglesia: el cisma de algunas de la iglesias monofisitas de Egipto, Siria y Armenia. Esta separación se perpetuó y ha llegado a nuestros días.

            Los monofisitas en la actualidad  se encuentran dispersos por las montañas, pueblos y desiertos de Armenia, Siria, Egipto y Abisinia. en Egipto y sus descendientes de  Abisinia y  los armenios (unos tres millones y medio) que  son, con mucho, los más numerosos.

      Con la excepción de la cristología de Calcedonia, las monofisitas poseen la mayor parte de las doctrinas, instituciones y ritos de la Iglesia ortodoxa griega aunque con una mayor simplificación. Niegan la existencia del purgatorio, afirman la existencia del Hades donde van los muertos hasta la espera de la segunda venida de Cristo, administran el bautismo por inmersión, admiten una especie de transustanciación de Cristo en la Eucaristía, así como el pan sin levadura para el sacramento, admiten el matrimonio de los presbíteros pero no de los obispos etc.

RUINAS DE UN CEMENTERIO ROMANO.

4.-OTRAS  ACTUACIONES DEL PONTIFICADO DE SIMPLICIO.

  1.- El papa Simplicio también se ocupó de las iglesias de occidente. Nombró al obispo de Sevilla, llamado Zenón, como el emperador, su vicario para toda la provincia de Hispania.

Ésta sufrió  también las consecuencias de la presencia de los suevos en la península, Réquila rey suevo desterró al obispo Sabino poniendo en su sede a Epifanio, que  gobernó hasta el 458. Sabino recuperaría la sede el 461.

2.-Cuando el obispo Juan de Rávena quiso incorporar la diócesis de Mantua a su sede metropolitana, y nombro un obispo para la misma  Simplicio se opuso reclamando los derechos de la sede romana: «Quien abusa de su poder -le dice- merece perderle».

3.- Dice el Liber Pontificalis : Hic constituit ad sanctum Petrum apostolum et ad sanctum Paulum apostolum et ad sanctum Laurentium martyrem ebdomadas ut presbyteri manerent, propter penitentes et baptismum : regio III ad sanctum Laurentium, regio prima ad sanctum Paulum, regio VI uel septima ad sanctum Petrum.”  Es decir   urgió a los presbíteros llamados cardenales que gobernaban en Roma los  distintos distritos, o semiparroquias, que  debían presidir los servicios divinos en las tres principales iglesias cementerios (San Pedro, San Pablo y San Lorenzo), y posteriormente en las mismas iglesias que habían sido elevadas al rango de patriarcales (como  Santa María la Mayor). A cada una de esas cuatro iglesias se le asignaron siete cardenales, con lo que sumaban  en total veintiocho.

BASILICA DE SAN ESTEBAN.       

4.-  “Éste dedicó una basílica a san Esteban en el monte Celio, en la ciudad de Roma, y la basílica al apóstol san Andrés, cerca de la basílica de santa Maria, y otra basílicacerca del palacio Liciniano, a la beata Bibiana mártir, donde descansó su cuerpo”

            5.-Sigue diciendo el Liber Pontificalis: Hic fecit ordinationes in urbe Roma III per mens. Decemb. et Febr., presbiteros LVIII, diaconos XI ; episcopos per diuersa loca LXXXVIII.

“Este ordenó en Roma y los meses de diciembre y febrero 58 presbíteros, 11 diáconos y 88 obispos para  diversos lugares.”

 6.-MUERTE Y SEPULTURA.

Hic sepultus est in basilica beati Petri apostoli, VI non. Martias. Et cessauit episcopatus dies VI.  Este fue sepultado en la basílica del bianaventura Pedro. Y terminó su episcopado el 6 de mayo.

            Es de notar que Odoacro tras la muerte de Simplicio quiso influir en la elección de su sucesor, con este motivo Basilio prefecto de Roma afirmó que Simplicio le había dicho que no se nombrase sucesor suyo nadie , sin su consentimiento. Tal pretensión del prefecto fue rechazada por el clero y pueblo romano que exigió que la elección se siguiera haciendo de acuerdo con las normas tradicionales.

SAN FELIX. III ( II)

1.- Apuntes biográficos.

2.-Situación de Italia durante  su pontificado.

3.-El problema central de la relación de la iglesia de oriente y occidente.

4.- La iglesia en África durante el pontificado de Felix

5.- Muerte y sepultura.

 1.-APUNTES BIOGRAFICOS

            El Liber Pontificalis al hablar del Papa Felix III nos da dos datos sobre su origen , dice:  “Felix natione Romanus, ex patre Felice presbitero de titulo Fasciolae: Félix romano de nacimiento hijo de Felice presbítero del título de la cinta”

El primer dato de interés es el referido a su padre del que se dice, en primer lugar que era un presbítero, que pertenecía a la familia senatorial Anicia,  una familia patricia la gens Anicia, de la que procedía el emperador Flavio Onicio Olibrio que ocupó el trono imperial del 23 de marzo del 472 hasta el 2 de noviembre del mismo año.

Con relación al dato de que era un presbítero   se afirma que éste estuvo casado antes de acceder a las órdenes sagradas, de su matrimonio tuvo a Félix y este sería a su vez padre de Gordiano, padre del que sería   papa con el nombre de Agapito I,  quien a su vez tuvo otro hijo llamado Gordiano que  sería el abuelo  del  Papa san Gregorio I el Magno. De ser ciertos estos datos tendríamos el primer caso dentro de la historia del papado en el que el mismo estuvo ligado a una familia.

Finalmente añade que el padre de Felix  era un presbítero del título Fasciolae; es decir, presbítero cardenal de la basílica que posteriormente sería dedicada a los santos Nereo y Aquiles.

File:Theodorich Ostrogot.jpg

 TEODORICO EL GRANDE.

2.- SITUACION DE ITALIA DURANTE SU PONTIFICADO.

  Sucesor del Papa Simplicio estuvo en la sede romana desde el 483 al 492.El Liber Pontificalis hace referencia a que su pontificado se desarrollo en los reinados de Odoacro y Teodorico: Hic fuit temporibus Odoacris regis usque ad tempora Theodorici regis.

            Esta mención del Liber Ponticalis no deja de tener sentido puesto que la presencia de estos dos reyes no dejaron de tener repercusiones en su ponticado. Ya dijimos cómo a la muerte de Simplicio quiso intervenir en el nombramiento del nuevo vo papa, algo que no es improbable sucediera.

            Odoacro después de destronar a Rómulo Augústulo optó por gobernar en Italia como un agente del emperador romano de Oriente, Zenón, a quien devolvió las insignias imperiales de accidente junto con una carta en la que le pedía que lo nombrara Dux de Italia, accedió el emperador dándole  el rango de Patricio, Julio Nepote el legítimo emperador de occidente sería su superior, tal superioridad fue solo aparente pues en realidad Odoacro llevó también el título de Rey de Italia hasta su muerte el año 480.

            Las relaciones  de Odoacro con la iglesia católica  fueron buenas hasta que Zenón pactó con Teodorico su nombramiento como rey de Italia el año 488 con la condición de que destronase a Odoacro , algo que consiguió con facilidad  derrotanto en Rávena a los ejércitos confederados de Odoacro, a quien terminaría por asesinar en una cena a la que le invitó con el fin de realizar un pacto.

            Teodorico de procedencia arriana intentó mantener un difícil equilibrio entre católicos y arrianos, concediendo a los arrianos el poder civil y a los católicos el administrativo.

CONSTANTINOPLA EXPULSANDO A LOS BÁRBAROS.

 3.- EL PROBLEMA CENTRAL DE LA RELACION DE LA IGLESIA DE OCCIDENTE Y ORIENTE.

 Las fuentes del pontificado de Félix nos hablan de que todo él estuvo ocupado por la solución del problema de las relaciones entre la santa sede y las iglesias de oriente.

            Del pontificado anterior heredó el problema del acuerdo entre los monofisitas y católicos tal como se recogía en el documento promovido por Acacio y Pedro Mongo que publicó el emperador Zenón, el llamado Henotikon, es decir documento para la unión.

            El Henotikon estaba redactado hábilmente como un intento de dar a las partes en liza lo que cada una pedía.

             Comenzaba  insistiendo en la fe de Nicea;  condenaba a Nestorio y Eutiques, Cristo es Dios y hombre, pero uno nada más. Condenaba a aquelllos que ponen división en Cristo y a los que hablaban de que en él hubiera nada aparente. Decía expresamente uno de la Trinidad se encarnó. Evitaba hablar tanto de persona como de naturaleza, así como de la fórmula católica de una persona con dos naturalezas y aprobaba la expresión uno de la Trinidad se encarnó de Pedro Fullo.

Habla respetuosamente de los tres primeros concilios pero lo hace de una forma despectiva del Concilio de  Calcedonia ( Cf. Evagrio Hist. Eccle. III,14 y Liberato Breviario ,XVII)

Pedro Mongo patriarca de Alejandría aceptó el documento, su rival católico Juan Talaia no lo firmó siendo desterrado. Algunos monofisitas rechazaron el documento y se separaron de Pedro Mongo dando lugar a las iglesias acéfalas de las que hablamos en el pontificado de Simplicio

Tampoco los católicos quedaron satisfechos con un documento que evitaba declarar la fe sobre el punto en disputa y aludía de esa forma a Calcedonia.  Los obispos tanto católicos como monofisitas extremos fueron depuestos de sus sedes.

            De todas partes de Oriente le enviaron quejas al Papa  suplicándole que defendiera la doctrina del Concilio de Calcedonia. Él entonces le escribió dos cartas, una a Zenón y otra a Acacio, exhortándolos a continuar defendiendo la fe de forma clara  como habían hecho antes (Epp. I y II Felicis III en Thiel, “Epistolae Rom. Pontificum genuinae” Braunsberg, 1868, vol. I, págs. 222-39).

Juan Atalaia , que estaba desterrado de Alejandría, llegó a Roma y dio un relato más detallado de lo que estaba sucediendo en Oriente. El Papa escribió dos cartas más, citando a Acacio a Roma para explicar su conducta (Epp. III y IV, ibid., pp. 239-241).

Los legados papales  que llevaban estas cartas a Constantinopla fueron encarcelados  tan pronto como desembarcaron, luego fueron obligados a recibir la Comunión de Acacio en una celebración  en la que escucharon a Pedro Mongo y otros monofisitas nombrados en los dípticos, terminando por venderse por dinero.

Tremissis-Zeno-RIC 0914.jpg

  EL EMPERADOR ZENÓN EN UNAS MONEDAS.

          Los monjes akoimetoi  de Constantinopla informaron de  esto al Papa, y éste convocó un sínodo en  Letrán el año 484 en el cual se juzgo y condenó a los legados que se vendieron por dinero y, depuso y excomulgó a Acacio (Epp. VI, VII, VIII, ibid., 243 sq.). Acacio replicó borrando el nombre de Félix de sus dípticos. Así comenzó el cisma de Acacio que duró treinta y cinco años (484-519). Los monjes de Constantinopla fueron los únicos en permanecer en la comunión con Roma, Acacio encarceló a su abad Cirilo.

Acacio mismo murió en cisma en 489. Su sucesor Flavio trató de reconciliarse con el Papa, pero se negó a renunciar a la comunión con los monofisitas y a omitir el nombre de Acacio de sus dípticos. Zenón murió en 491; su sucesor Anastasio I (491-518), comenzó manteniendo la política del Henotikon  pero gradualmente se hizo completamente monofisita

 Eufemio (490-96), patriarca después de Flavio , de nuevo trató de evitar  cisma, restauró el nombre del Papa a los dípticos, denunció a Pedro Mongo y aceptó a Calcedonia; pero se negó a quitar  los nombres de Acacio y Flavio de los dípticos. A la muerte de Felix el cisma continuó pasando a los pontifices siguientes. (Cf. Liber Pontificalis)

 4.-LA IGLESIA EN AFRICA DURANTE EL PONTIFICADO DE FELIX.

RUINAS ROMANAS EN CARTAGO.

 En África los vándalos arrianos, Genserico y su hijo Hunerico, persiguieron a intervalos a los católicos  y los expusan  obligándolos a exiliarse.Cuando se restaura la paz, muchos de aquellos que por temor cayeron en la herejía y habían sido rebautizados por los arrianos deseaban retornar a la Iglesia. Al ser rechazados por los que estuvieron firmes, apelaron a Félix. En 487 éste envía una carta a los obispos de África determinando  las condiciones para el retorno de  los arrepentidos.

Pese a profesar el arrianismo Hunerico  al comienzo de su reinado se mostró tolerante con los católicos. A requerimiento del emperador Zenòn llega a permitir en 481 la  elección de nuevo obispo católico  en Cartago.

Su política religiosa, sin embargo,  fue muy oscilante, hasta el punto de que, tras haber permitido el 1 de febrero de 484 un  encuentro entre obispos arrianos y católicos, el 24 de febrero del mismo año promulga un edicto por el que se declara a estos últimos herejes en caso de no abrazar la doctrina arriana. Numerosos clérigos parten al exilio, mientras que otros son confinados en el sur de su reino, torturados o muertos en la hoguera.

 5.-MUERTE Y SEPULTURA.

El Liber Pontificalis después de afirmar que Felix III:  presbiteris et diaconibus constitutum de omnem ecclesiam. Este confirió órdenes sagradas por dos veces en Diciembre, 18 presbíteros, 5 diáconos y 31 obispos para diversos lugares. Fue sepultado en la basílica de san Pablo apóstol extramuros. Cesando en su episcopado el 1 de marzo del 492.Tras su muerte se hizo un documento por los presbíterios y diaconos para toda la iglesia.

 

SAN GELASIO I.

            El Liber pontificalis nos ofrece el Indice que vamos a seguir en el tratamiento del pontificado de Gelasio I.

1.-Datos biográficos.

2.- Acesso al Pontificado

3.- Actuación contra los maniqueos.

4.- Su amor a los pobres.

5.-Actuación ante las Iglesias orientales .

6.-Escritos del Papa Gelasio

7.-La doctrina sobre las dos espadas.

8.-Otras acciones de su pontificado.

9.-Supresión de las Fiestas Lupercales.

10.- Muerte y Serpultura.

 1.- DATOS BIOGRAFICOS.

“Gelasius, natione Afer, ex patre Valerio, Gelasio, nacido en África, de Valerio su padre.” El Liber Pontificalis siempre que habla del origen de algún papa nos da únicamente el nombre del padre, nunca hace referencia a la madre.

Se dice que fue nacido en África, sería el primer papa procedente de aquellas Iglesias. Gelasio en una carta al emperador Anastasio ( Ep. 21,nº 1)   afirma que fue “romanus natus, romano de nacimiento”. Esta afirmación puede conciliarse con la del Liber Pontificalis, así :” nacido en África pero romano de nacimiento” es decir con ciudadanía romana desde su nacimiento.

Durante el pontificado de Felix III estuvo encargado de la conservación de los documentos papales.

 EL EMPERADOR ZENÓN AUGUSTO.

EL CISMA DE ORIENTE.

2.-ACCESO AL PONTIFICADO.( 492-496)

             Sedit ann. IIII m. VIII d. XVIII. Fuit autem temporibus Theodorici regis et Zenonis Aug. tuvo la sede apostólica desde el  492 al 496 en tiempos de Teodorico rey y de Zenón Augusto.

            Ya hablamos en el pontificado anterior de la posición de Teodorico en el imperio romano, en lo que se refiere al trato del catolicismo permitió su completa libertad aunque se consideraba con derecho a intervenir en la elección del papa y de juzgar a cualquier eclesiástico. El  se consideraba el protector del arrianismo y así intervendría ante Justiniano I a favor de los arrianos perseguidos por este emperador de oriente.

            Con relación al emperador oriental Zenón no tuvo tiempo de trato con él pues su pontificado coincidió con el reinado de Anastasio ( 491-518) con el que mantuvo excelentes relaciones.

3.- ACTUACIÓN CONTRA LOS MANIQUEOS.

“ En su tiempo se descubrió la existencia de Maniqueos en Roma mandando que fuesen deportados al destierro y quemó sus libros en las puertas de santa Maria

El maniqueísmo es una secta religiosa de muy antiguo origen que en la época cristiana mezcló su enseñanza con el credo católico. Lo característico de la secta es la admisión de dos principios igualmente poderosos, el principio de las tinieblas el  Mal y el principio de la luz, el Bien . Ambos principios son igualmente poderosos y eternos, los dos están en lucha constantemente. Cada uno tiene su propio imperio, sus servidores a través de los cuales ejercen su poder

Para defensa de su reino, el Bien, Padre de la Grandeza crea  al primer hombre, quien junto con sus cinco hijos son vencidos por el el Príncipe de las Tinieblas. Después de  sucesivas emanaciones nacidas de su seno el Padre de la Grandeza envía a un espíritu viviente , Jesús, que es  profundamente venerado en el maniqueísmo de forma que Mani el fundador se denominaba a sí mismo como el Apóstol de Jesucristo.

La moral maniquea consiste básicamente en la abstención de todo aquello que pueda ligar al hombre con la materia, el maniqueo perfecto es aquél que se abstiene de comer toda clase de carnes y de no beber ningún tipo de bebidas alcoholicas.. Prohibe hacer mal a cualquier prójimo, participar en las guerras, llevar armas para defenderse. Tampoco podrá matar a los animales, ni destruir plantas ni explotar la naturaleza. Nisiquiera trabajar. El más importante precepto es el de evitar todo contacto sexual, ni contraer matrimonio, ni engendrar hijos.

Esta moral inhumana no podía llevarse a la práctica por lo que Mani dividía a los maniqueos en dos grupos los electi, elegidos, y los audentes, oyentes . Participaban en las asambleas litúrgicas, practicaban la limosna y la pobreza, eran enemigos de toda ostentación .

El maniqueismo sería una doctrina que aparecería de forma recurrente durante muchos siglos, unas veces con el nombre de maniqueos o de cátaros, o de los puros etc.

Gelasio para descubrir quien era o no maniqueo determinó que se diera la comunión bajo las dos especies en la celebración eucarística, dada la prohibición maniquea de  tomar alcohol.

 4.-SU AMOR A LOS POBRES.

 Hic fuit amator pauperum et clerum ampliauit. Hic liberauit a periculo famis ciuitatem Romanam. Éste fue amante de los y acrecentó el numero  de clérigos. Éste libró a la ciudad de Roma del hambre”

            Su actividad benéfica le mereció el título de “ Pater Pauperum” “ Padre de los Pobres” Dionysio el Exiguo en la síntesis que hace de su vida afirma: “ amaba tanto a la beneficencia , que murió pobre, después de haber socorrido a innumerables necesitados”

            Expresión de este amor fue la insistencia que en sus cartas y escritos a los obispos hizo de la obligación de sus iglesias del cuidado de sus pobres. Renovó la que posiblemente era una costumbre anterior la división de los bienes provenientes de rentas de haciendas o de donaciones voluntarias en cuatro porciones: La primera para los pobres, la segunda para el mantenimiento de los edificios de los templos y el esplendor del culto divino, otra para el obispo y la última para el clero de esto habla de forma expresa en su carta XIV.

TEXTO DEL FALSO DECRETO ATRIBUIDO A GELASIO.

 5.-ACTUACIÓN ANTE LAS IGLESIAS ORIENTALES.

            El Liber Pontificalis menciona expresamente la actividad de Gelasio dirigida al mantenimiento de la ortodoxia así como su postura ante el cisma de Acacio que provenía del pontificado anterior.

            “Hic sub gesta synodi, cum fletu, sub satisfactione libelli, purgatum Mesenum episcopum reuocauit ; quem ecclesiae suae restituit, qui peccauerat in causa Acacii et Petri

“Este restituyó al obispo arrepentido Meseno quien con llanto le satisfizo mediante un escrito después de los hechos del sínodo restituyéndolo a su sede pues  había pecado en  la causa de Acacio y Pedro Mongo.”

  “Hic fecit constitutum de omnem ecclesiam”.

“ Este dio un decreto para toda la Iglesia.”

            El  llamado Decreto Gelasiano atribuido desde la Edad Media a este Papa. Parece probado sin embargo que no es obra sino que fue compuesto a principios del s. VI, probablemente al sur de las Galias. Es obra privada de un clérigo, que refleja las ideas romanas de su tiempo. En él se contienen: 1) Decisiones de un sínodo romano sobre el Espíritu Santo y el nombre de Cristo; 2) una lista de los libros prohibidos, apócrifos v heréticos; 3) una exposición sobre el primado de la Santa Sede romana.( Cf. B. Llorca. El Papa Gelasio I en línea”)

           “Huius temporibus iterum uenit relatio de Grecias eo quod multa mala et homicidia fierent a Petro et Acacio Constantinopolim. “

            “En su tiempo llegó una relación de los muchos males y crímenes acaecidos en las iglesias griegas a causa de Pedro y Acacio Constantinopla.”

 Eodem tempore fugiens Iohannis Alexandrinus episcopus catholicus et uenit Romam ad sedem apostolicam ; quem beatus Gelasius suscepit cum gloria, cui etiam et sedem secundam praebuit.”

“ Por este mismo tiempo  el obispo católico Juan Alejandrino llegó a Roma a la sede apostólica huyendo; el bienaventurado Gelasio lo recibió con honor y le buscó una segunda sede

El patriarca católico Juan Talaia fue  elegido en 482,  y desterrado por el emperador Zenón, por las intrigas de Pedro Mongo. En su exilio buscó refugio junto al Papa san Simplicio ( Cf. Pont.anterior)  que se esforzó infructuosamente por restablecer a Juan, pero éste nunca pudo regresar a su sede.  El Liber Pontificalis se debe referir a este Juan.

 “ Por estos mismos tiempos  hizo un sínodo que envió a todo el oriente y de nuevo condenó para siempre a Acacio y Pedro, si no mostraban su arrepentimiento y pedían por escrito se recibidos a la penitencia”

LA PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO.

6.- ESCRITOS DEL PAPA GELASIO.

            El Liber Pontificalis hace también referencia a la faceta de escritor del Papa Gelasio, dice a este respecto:

            “Hic fecit V libros aduersus Nestorium et Eutychem ; fecit et ymnos in modum beati Ambrosii ; item duos libros aduersus Arrium ; fecit etiam et sacramentorum praefationes et orationes cauto sermone et epistulas fidei delimato sermone multas.”

            “ Este escribió cinco libros contra Nestorio y Eutiques; compuso himnos como el bienaventurado Ambrosi; además escribió dos libros contra Arrio; compuso oraciones y prefacios para la administración de los sacramentos y escribió muchas cartas con un estilo elegante y moderado.”

            Como se ve el texto anterior nos muestra en apretado resumen la faceta de escritor del Papa Gelasio. Vamos a explicitar este resumen.

            En primer lugar están los libros que podríamos llamar dogmáticos en los que condena y expone la doctrina católica frente a las herejías de Arrio, que como sabemos negaba la divinidad de Cristo; de Nestorio que ponía en Cristo dos personas una humana y otra divina, negando en consecuencia la maternidad divina de Maria, y Eutiques  que negaba la existencia de las dos naturalezas en Cristo afirmando la única naturaleza y ésta divina.

            En segundo lugar están los libros litúrgicos al Papa Gelasio se le atribuye el Sacramentario llamado Gelasiano  que es el segundo sacramentario mas antiguo.

Desde antiguo le le atribuyó al Papa Gelasio aunque está fehacientemente demostrado que el mismo es obra de un autor del siglo VII, aunque es cierto que contiene himnos,  y oraciones de este Papa.

Hay de él un manuscrito del siglo VII-VIII que perteneció a la Abadía de san Dionisio de París pero que ahora se encuentra en la Biblioteca Vaticana señalado con Reg. 316-317. 

La fecha de su compilación  anda sobre el  750, y el  lugar de la misma se sitúa en la región de París, posiblemente en las abadías benedictinas de san Dionis o de Corbie.

El tercer grupo de escritos son sus cartas. Tenemos 42 extensas cartas y fragmentos de otras 49.

Entre estas cartas son de destacar la escrita a Honorio obispo de Dalmacia el 28 de Julio del 493. En ella entre otras cosas le habla de que los errores una vez condenados no debe volverse a tratar de ellos. El error o la herejía de la que le habla en concreto es de la pelagiana : “Se nos ha dicho que en las regiones de Dalmacia algunos han renovado la peste y zizaña sembrada  pelagiana… gracias a Dios que tenemos el acuerdo de tantos santos padres sobre la verdad expresada en múltiples sentencias… ¿ Acaso nos está permitido revocar lo que los santos padres han condenado y retractarnos de ella por los nefastos dogmas proclamados por los que se han separado de nosotros?…( Dez nº 161)

 Otra de las cartas importantes por sus contenido dogmático es la 42 del año 495.

            Uno de los temas al que hace referencia esta carta es al canon de la Sagrada Escritura, después de hacer referencia que tanto el Papa Gelasio como Dámaso dieron una relación de otra  de Juan el presbítero, y otras tres ( dos) del apóstol Juan. ( Cf. Dz. Nº 162) en la misma carta  confirma la relación de los libros apócrifos del Decreto Gelasiano.( Cf.Dez. nº 166)

TU ERES PEDRO … PERUGGINO.

            En la misma carta afirma con rotundidad el primado del Romano Pontífice y sienta las bases en las que se fundamenta este  primado que no es solo de honor sino de jurisdicción, y a su vez que el mismo no tiene su origen en  el consenso de las iglesias ni la proclamación de los sínodos y concilios “ sed evangélica voce  Domini et Salvatoris primatum accipit  dicens: Tu es Petrus es super hanc  petram edificabo ecclesiam meam , et portae inferí non praevalebunt adversum eam…” sino que el primado procede de las palabras del Señor y Salvador que dijo: tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella…

( Cf. 16,18 s.s.)

            Con relación al poder de la Iglesia para el perdón de los pecados afirma que el mismo alcanza a todos los pecados sin excepción ya que el Señor dijo a sus apóstoles : “lo que desatéis en la tierra quedará desatado en los cielos y lo que ateis en la tierra quedara atado en los cielos.”( Mt. 12, 32) Contra esta verdad no van las palabras del Señor en las que dice que quien peque contra el Espíritu Santo no será perdonado ni en este mundo ni en el otro,( 1ª Joh 15, 16-17) pues  las mismas suponen la falta de arrepentimiento del que pecare contra el Espíritu Santo, si uno se arrepintiere de él , la Iglesia puede perdonárselo.( Cf. Dez. 167)

DAD AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR  Y A…

 7.- LA DOCTRINA SOBRE LAS DOS ESPADAS.

            En una carta enviada al emperador Anastasio el Papa sienta la doctrina de las dos espadas o de los dos poderes que estaba llamada a ejercer durante toda la edad media  la base de la relación entre el poder de la Iglesia y el poder civil. Esta doctrina aparece con toda claridad en estas palabras que forman el núcleo principal de su carta al emperador: «Dos son los poderes, por los que se rige principalmente el mundo: el de los obispos y el de los reyes. De los dos, es tanto mayor el de los obispos, cuanto que también ellos tienen que dar cuenta a Dios sobre el comportamiento  de los mismos reyes». Luego establece los límites de ambos poderes, los declara independientes, pero con superioridad del poder espiritual.

            San Agustín basándose en las leyes romanas estableció la separación entre el poder civil y el religioso recurriendo a la figura de Melquisedec, rey de Salen y sacerdote eterno signo de sacerdocio de Cristo, afirmó que había dos poderes la auctoritas y la potestas, el derecho romano afirmaba la superioridad de la primera que era propia del poder religioso y la segunda que pertenecía al emperador. Esta teoría que Gelasio utilizó para librar a la Iglesia del poder de los emperadores de oriente que de forma  continuada se vinieron entrometiendo en el nombramiento de obispos, en la convocatoria de sínodos y concilios y hasta en la elección del papa precisamente en tiempos de Alarico, se desarrollaría posteriormente hasta llegar a su plenitud en el tiempo del papa Inocencio III.

 

SEPULCRO DE SANTA EUFEMIA.

 8.-OTRAS ACCIONES DE SU PONTIFICADO.

             Dice el Liber Pontificalis: Hic dedicauit basilicam sanctae Eufimiae martyris in ciuitate Tiburtina et alias basilicas sanctorum Nicandri, Eleutheri et Andreae in uia Lauicana, in uilla”

            Este dedicó la  basílica en la ciudad Tiburtina de  santa Eufemia mártir, y otras basílicas de los santos Nicandro, Eleuterio y Andrés en la via Laudicana dentro de la villa.

            “Sub huius episcopatu clerus creuit” “ Bajo su episcopado creció el número de clérigos”

            Hic fecit ordinationes II in urbe Roma per mens. Decemb. et Febr., presbiteros XXXII, diaconos II ; episcopos per diuersa loca LXVII.

            Este celebró  en Roma dos veces por los  meses de diciembre y febrero, 32 presbíteros,2 diáconos y 67 obispos por distintos lugares”

 EL LUPERCAL

El sexto de los tratados de Gelasio va dirigido contra el senador Andrómaco y los defensores de las Lupercalias, cuya supresión logró  el Papa.

Su nombre procede  de que  la  fiesta  que se centraba en el Lupercal, una gruta que se encuentra en el monte Palatino (lugar donde vivía Luperca, la loba que alimentó a los hijos gemelos de Marte,Rómulo y Remo)

En realidad la fiesta, en su origen era una liturgia de promoción   de la fertilidad. La fiesta estaba a cargo de los Lupercos, un colegio sacerdotal, que era elegido anualmente. Se ofrendaban cabras machos cabrios y otros animales y con sus pieles se hacían tiras con las que los sacerdotes iban azotando a hombres y mujeres.

Hay  poemas y escritos que hablan de  la influencia de los “Azotes de Lupercalia” en la fertilidad femenina que  eran más poderosos que los conjuros y pociones de las hechiceras para que las mujeres fuesen fértiles.

Las fiestas tras los decretos del emperador Teodosio decayeron perdiendo el significado inicial y se convirtieron en unas fiestas licenciosas, que nos recuerdan a los carnavales. Gelasio I ordenó su supresión, aunque no desapareció del todo la presencia en el mes de febrero de algo que estuviera relacionado con el sexo dando posiblemente origen a la fiesta de san Valentín mártir como el día de los enamorados.

10.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Qui etiam sepultus est in basilica beati Petri apostoli, XI kal. Decemb. Et cessauit episcopatus dies VII.

El cual fue sepultado en la basílica del bienaventurado Pedro Apóstol el 11 de las Kalendas de Diciembre. Y cesó su episcopado el dia VII.

 La Fiesta de san Gelasio se celebra el 21 de noviembre, el aniversario de su entierro aunque posiblemente éste fue el día de su muerte.

Anastasius II.jpg

 

ANASTASIO II.

La brevedad del pontificado de Anastasio II ((496-498) coincide con la escasez de datos sobre su vida, tanto anterior a su elección como de su pontificado.

            El Liber Pontificalis dice acerca de su origen: Anastasius, natione Romanus, ex patre Petro, de regione V caput Tauri” Anastasio , romano de nacimiento, en la región V cabeza del Toro, hijo de Pedro… A partir de ahí comienza a referirse a su actuación pontifical. Nosotros lo hacemos siguiendo el siguiente INDICE:

1.- Intentos de terminar con el cisma de Acacio.

2.-La condena de Traducianismo.

3.-Sobre la conversión de Clodoveo.

4.-Muerte y sepultura.

 1.-INTENTOS DE TERMINAR CON EL CISMA DE ACACIO.

            Anastasio heredó de pontificados anteriores el cisma de las Iglesias orientales denominado como el cisma de Acacio, que continuó muerto éste.

            El Papa en carta al emperador de oriente con su mismo nombre, Anastasio, año 496,  le dice estar deseoso de  terminar con el cisma: “No queremos que el desacuerdo entre las iglesias a continuar por más tiempo”.

            En esa misma carta le habla al emperador de que las personas, diáconos, presbíteros y obispos que hayan sido ordenados por Acacio de acuerdo con los ritos apropiados están válidamente ordenados,” pues así como los rayos del sol cuando pasan por un lugar putrefacto y fétido no quedan manchados por su suciedad , así tampoco la virtud del sacramento queda anulada por la indignidad del ministro” ( Cf. Dez. Nº 169)

            Junto a lo anterior  el Papa Anastasio recibió a la comunión de la sede apostólica al arzobispo Andrés de Tesalónica que había sino un ardiente seguidor de Acacio, después del arrepentimiento y su repudio del monofisismo, para lo que  envió   un diácono a Roma llamado Fótino.

Estos hechos dieron pie a un malentendido del clero y pueblo romano quienes entendieron que el Papa Anastasio estaba cediendo en la ortodoxia y entrado en acuerdos secretos con lo monofisitas, dando lugar a su rechazo y separación del mismo.

El Liber Pontificalis parece estar de acuerdo con la actitud del clero romano ante Anastasio cuando dice:” Por el mismo tiempo muchos clérigos y presbíteros se separaron de la comunión con él, pues sin el consejo de los presbíteros y de los obispos había entrado en relación con un diácono de Tesalónica llamado Fotino que era partidario de Acacio y además quiso atraer a Acacio y no pudo”

            Anastasio no logró ver el resultado de sus esfuerzos pues murió : por disposición divina de forma repentina, algo que es interpretado por el Liber Pontificalis como un castigo que además hizo que de forma injusta este Papa ( Cf.Lib. Pont. (ed. DUCHESNE), I, 258, fuese el segundo excluido de la lista de los santos y colocado en el infierno por Dante.

 2.-LA CONDENA DEL TRADUCIANISMO.

             Se entiende por Traducianismo la doctrina que afirmaba que el alma era engendrada por los padres de forma similar al cuerpo, de esta forma se aseguraba la transmisión del pecado original de padres a hijos.

            Esta teoría venía siendo enseñada por autores como Orígenes y Tertuliano, frente a ella otros autores afirmaban que las almas eran creadas directamente por Dios e  infundidas en el momento de la generación corporal por parte de los padres. El mismo san Agustín anduvo indeciso entre ambas teorías aunque nunca entendiera que el alma procedía de la generación corporal como Tertuliano sino que procedía del alma de los progenitores, asegurando de esta forma la transmisión del pecado original.(  Cf.Aug. Retractationes, 1, 1,3).

        En una carta a los obispos de las Galias del Papa Anastasio del 23 de Agosto del 498 aborda el tema del origen de las almas y del pecado original afirmando que las almas de cada uno de los hombres es creada directamente por Dios quien hizo al hombre a su imagen y semejanza y que como dice el libro del eclesiástico el que vive eternamente creó todas las cosas a la vez, infundiendo a cada una de ellas en el momento de la generación corporal, llamando al ser a todas las cosas que no son como si fueran. La trasmisión del pecado original se justifica porque los padres que engendran están ellos manchados por el pecado. ( Cf. Dez nº 170) En nota el autor del Enchilliridion dice: “ De huius epistulae , genuitate dubitatur:  Se duda acerca del origen de esta carta atribuida a Anastasio

 3.- SOBRE LA CONVERSIÓN DE CLODOVEO.

             Durante el pontificado de Anastasio ocurrió un acontecimiento de gran importancia para la iglesia católica, la conversión de Clodoveo rey de los francos al catolicismo. Esta conversión se debió  en gran parte al arzobispo san Remigio que a pesar del paganismo de  Clodoveo tenía un gran ascendiente sobre él, llegando a ser su consejero y también al influjo de su esposa Clotilde que era cristiana.

            Un hecho guerrero parece fue el último motivo de la conversión del rey Mientras se encontraba luchando contra los alamanes con el fin de extender su territorio hacia el este, su ejército se encontraba casi vencido. No sabiendo a qué otro dios pagano rezarle, Clodoveo ora entonces a Cristo y le promete que si gana la batalla se convertiría al cristianismo. En el centro de la batalla, cuando el mismo Clodoveo se encontraba acorralado y a punto de ser capturado, el jefe alamán es alcanzado por una flecha, lo que hizo que su ejército se fuera a la deriva y huyera despavorido.

En  el bautismo del rey celebrado por  san Remigio otros 3000 súbditos de del rey  se bautizaron con él

            Desde antiguo se habló de que el Papa Anastasio escribió una carta al rey congratulándose de su conversión, tal creencia se consideró sin base en el siglo XVII ( Cf. J. Kavet, Bibl. del ec des Chartres, 1885, XLVI, 258-59)

4.-MUERTE Y SEPULTURA..

             Hic fecit ordinationem I in urbe Roma per mens. Decemb., presbiteros XII ; episcopos per diuersa loca XVI. Qui etiam sepultus est in basilica beati Petri apostoli, XIII kal. Decemb. Et cessauit episcopatus dies IIII.

“ Este celebró ordenes sagradas por el mes de Diciembre, 12 presbítero y 16 obispos por distintos lugares. Fue sepultado en la basílica del bienaventurado apóstol Pedro en las XIII  Kalendas de diciembre y cesó su episcopado el día IV.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG.CITAS ATEAS DE ALBERT EINSTEIN.

 quijotediscipulo

 

 

.

.

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

VISITAS

  • 2,063,071 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: