You are currently browsing the category archive for the ‘13.- Siglo.Inocen.III. Honorio III. Grego. IX. Celest. IV. Inocen. IV.Alex. IV.Urbano IV.Clemente IV. Greg. X.Inocen V. Adrián V.Juan XXI.Nicolás III.Martín IV. Honorio IV. Nicolás IV. Celestino V’ category.

UNIVERSIDAD DE PARÍS.

PAPAS DEL SIGLO XIII.

INDICE:

INOCENCIO III.( (1198-1216).

HONORIO III.- (1216-1227)

GREGORIO IX (1227-1241)

CELESTINO IV. ( 1241)

INOCENCIO IV. ( 1243-1253 ).

ALEJANDRO IV. ( 1253- 1261)

URBANO IV. ( 1261-1264 ).

CLEMENTE IV. ( 1265-1268).

BEATO GREGORIO X. ( 1272-1276 ).

INOCENCIO V. ( 1276 ).

ADRIAN V. ( 1276)

JUAN XXI. ( 1276-1277).

NICOLÁS III.( 1277-1280 ).

MARTIN IV. ( 1281-1285 ).

HONORIO IV. (  (1285-1287).

NICOLÁS IV. ( 1288-1292 ).

SAN CELESTINO V. ( 1294).

INOCENCIO III. ( 1198-1216 ).

  Este es el esquema que seguiremos en la narración del pontificado de Inocencio III.

1.- Perfíl humano.

2.- Formación escolar.

3.-Nombramientos eclesiásticos.

4.- Actuación como cardenal en la iglesia de los santos Sergio y Baco.

5.-Elección como pontífice.

6.-Consagración como pontífice.

7.- Primeras actuaciones como pontífice.

8.- Acciones encaminadas a la recuperación de los territorios pontificios.

9.- Visita a los territorios recuperados.

10.- Intentos fallidos de recuperación de algunos territorios.

11.- Planificación de la quinta cruzada.

12.- Inocencio III y la Doctrina de la plenitud del poder papal.

13.- Celebración del IV Concilio Lateranense..

14.- . Aprobación de las Órdenes de los Hermanos Menores y de la Orden de predicadores.

15. Escritos del Papa Inocencio III.

16.- Muerte y sepultura.

17.- Bibliografia.

CRIPTA DE LA CATEDRAL DE  ANAGNI. ITALIA.

1.- PERFIL HUMANO.

Inocencio  tercero papa, hijo de Trasimundo  de los condes de Signia, y de Clarina de entre los nobles de la ciudad de Anagni en la Campania.

Fue un hombre de ingenio perspicaz y  de una tenaz  memoria, erudito en las ciencias humanas y divinas, elocuente tanto en la lengua vulgar como en la poética, ejercitado en el canto y salmodia; de mediana estatura  y bien parecido, a medias entre la prodigalidad y la avaricia, aunque muy generoso en las limosnas y suministros con los pobre  y en otras cosas más bien parco, a no ser que se tratase de algún artículo de primera necesidad .

            Severo con los rebeldes y contumaces pero amable con los humildes y piadosos;  fuerte y estable; flexible y astuto; defensor de la fe e impugnador  de la herejía; rígido en la justicia y piadoso en la misericordia; humilde en la prosperidad y paciente en la adversidad;  aunque por naturaleza un poco iracundo, era  fácil para perdonar .

UNIVERSIDAD DE BOLONIA.

2.- FORMACION ESCOLAR.

“Trabajó duramente en los estudios, primero en su ciudad , luego en París y finalmente en Bolonia y sobresalió entre sus condiscípulos en el estudio de la filosofía y teología, como atestiguan los varios opúsculos  que publicó y dictó.

            Antes de su pontificado publicó una obra sobre la Miseria de la condición humana, y  otro  de los Misterios de la Eucaristía ,y de las Cuatro clases de nupcias, después de su pontificado los libros de Sermones, Comentario sobre los salmos, los Libros de sus Cartas, Registros y Decretos que demuestran  su pericia tanto en el derecho humano   como en el divino.

3.- NOMBRAMIENTOS ECLESIÁSTICOS.

 “El Papa Gregorio VIII, de feliz memoria,  lo ordenó de subdiácono. El Papa Clemente III lo ordenó y nombró cardenal diácono cuando tenía 29 años de edad, asignándolo a la iglesia de los santos Sergio y  Baco de la que el  mismo había sido cardenal . Crecía pues, tanto en edad como en probidad ante Dios y el pueblo, de forma que todos pensaban  y esperaban  que alcanzaría  los  más elevados cargos.

Nota 9 al texto: Inocencio  nació el año de Cristo 1171 o 72. Antes de ser nombrado cardenal , fue canónigo de la Basílica de san Pedro  del Vaticano, como el mismo dice en sus cartas ( Lib. I, cart 296 y 536 ) dirigidas a los mismos  canónigos cuando ya había sido nombrado pontífice”.

IGLESIA DEDICADA A LOS SANTOS SERGIO Y BACO.

4.- ACTUACIÓN COMO CARDENAL EN LA IGLESIA DE LOS SANTOS SERGIO Y BACO.

 “No habían pasado dos años de su  nombramiento  como cardenal diácono de la iglesia de los santos Sergio y Baco, iglesia  que estaba  ruinosa y deforme , algo que se dejaba ver especialmente en la cripta de la basílica, cuando la restauró  a sus expensas: levantó  sus paredes, renovó  la techumbre, hizo un nuevo altar sobre una  nueva plataforma etc y nada más llegar al pontificado mandó construir  una entrada porticada con columnas  que pagó de los  ingresos adquiridos durante su cardenalato, sin recurrir a ningún otro recurso ni público ni privado, siendo esto motivo de admiración.”

IGLESIA DE SAN ANDRÉS IN VALLE.

5.- ELECCIÓN COMO PONTÍFICE.

Tras la defunción de   Celestino , algunos cardenales se reunieron  de inmediato en el Monasterio de san Andrés, en el monte Celio, donde podrían encontrarse  más libres  y seguros para llevar a cabo la elección del sucesor,  èl , con otros  cuantos, prefirió asistir a las exequias del difunto  pontífice en la basílica  Constantiniana, terminadas éstas fue a reunirse con los otros al lugar antes indicado.

            Una vez celebradas por  solos los cardenales  las misas en honor del Espíritu Santo, se sentaron para tratar de la elección del nuevo pontífice ,  pero  antes quisieron, arrodillados humildemente en tierra, saludarse, uno por uno,  con el beso de la paz.

            Hecha la exhortación de entrada,  eligieron a los escrutadores según costumbre , estos escrutaron en secreto  los votos escritos sobre un papel  y una vez  contados comunicaron al resto de sus hermanos que todos , excepto tres, habían coincidido en él; disputaron luego  acerca de su edad, pues tenía entonces treinta y siete años,  aunque al fin coincidieron todos en elegirlo  sumo pontífice por  su ciencia honestidad de su vida; y mientras él se resistía hasta derramar lágrimas, le pusieron el nombre de Inocencio, en lugar de Lotario que era su nombre anterior.

Hecha pública la elección lo condujeron en medio de alabanzas del clero y del pueblo, que había estado fuera  esperando, a la basílica  Constantiniana y desde allí al Patriarcado Lateranense  realizando todas las ceremonias acostumbradas tanto desde antiguo como recientemente. “

SAN PEDRO DEL VATICANO.

6.-CONSAGRACIÓN COMO PONTÍFICE.

   “Su elección fue celebrada el día sexto de los Idus de Enero del año de la Encarnación del Señor 1198 y como entonces era diácono , su ordenación de presbítero se dilató hasta el sábado de las cuatro témporas, en las nonas de las kalendas de marzo; y al siguiente domingo que se celebraba entonces la fiesta de la Catedra de san Pedro, fue  consagrado obispo en la Basílica de san Pedro, no sin algún signo admirado por todos.

            Participaron en su consagración, que él recibió con gran contrición de corazón y efusión de lágrimas, cuatro arzobispos y veintiocho obispos, seis cardenales presbíteros y nueve cardenales diáconos, y diez abades .

            Una vez hecha la consagración y coronado como pontífice  procesionó  desde la basílica de san Pedro al palacio lateranense acompañado de todos los que habían participado en la consagración, los subdíaconos, el coro, los escribanos, secretarios,  jueces, todos los senadores, nobles de la ciudad, generales… el pueblo le seguía entre cantos  de alabanza  a través   de las calles de la urbe engalanadas con coronas y flores. Llegados al   palacio lateranense  subieron a la planta superior llamada Leoniana y allí se celebró un banquete con el presbiterio distribuido según su categoría.”

7.-   PRIMERAS ACTUACIONES COMO PONTÍFICE.

“Inmediatamente después de su elección, el Pueblo Romano comenzó a instarle  vehementemente a que se ocupase de ellos como vasallos  y les diese los privilegios acostumbrados. Él ni pudo ni quiso darles una respuesta antes de su consagración.

            Pero después de  la consagración cuando el pueblo comenzó a reclamarle turbulentamente ,  deliberó diligentemente sobre las peticiones del pueblo. Mas como el estado de la Iglesia Romana era pésimo , dado que  desde el tiempo del senador  Benedicto  Carissimi  el Ducado Romano era patrimonio del Senado, del que el mismo Benedicto se había nombrado senador y  que además  sustrajo para sí Maritima y Sabinia nombrando allí los justiciarios y el emperador Enrique había ocupado todo el reino de Sicilia y todo el patrimonio de la Iglesia hasta las mismas puertas de la Urbe, excepto Campania, en la que se temía más al emperador que al papa, éste tomó la decisión de  escuchar al pueblo después que hubiera recuperado los territorios perdidos.

            Tomó igualmente la cautela  de ver cuáles eran los tesoros y bienes de la Iglesia y si con ellos  había suficiente  para atender a las necesidades debidas al pueblo y a los servidores  de la Iglesia, para ello dispuso que de forma secreta se hiciera un censo de los bienes de todas  las parroquias del Ducado y a partir de ahí hizo que se tomara al pueblo el juramento de fidelidad.”

File:Karte kirchenstaat.jpg

MAPA DE LOS ESTADOS PONTIFICIOS.

8.- ACCIONES ENCAMINADAS A LA RECUPERACIÓN DE LOS TERRITORIOS PONTIFICIOS.

“Al día siguiente de su consagración indujo al  prefecto de la Urbe  Pedro de Vicco, a sometérsele  y prestar juramento de fidelidad como su  vasallo .  Con este fin lo invistió con un manto al prefecto, que el mismo le donó,  y de este modo el que era  representante del emperador, que se había considerado dueño de Roma y del Estado de la Iglesia, se convirtió  en un empleado del papa.

            También los barones del Estado prestaron al papa el juramento feudal de fidelidad y enviando nuncios por todo el patrimonio de la Iglesia hizo que todos le prestaran el mismo juramento y excluidos los judiciarios del senado, nombró él otros judiciarios tanto dentro como fuera de la Urbe.

            Pero esto no fue suficiente para él, sino después de su elección destinó a dos cardenales presbíteros, a Cintio del título de san Lorenzo en Lucina y a Juan del título de santa Prisca en contra de Marcoldo con el fin de que devolviera a la Iglesia la marca de Ancona.

            Ante esto Marcoldo envió a dos obispos como legados suyos y al noble Ralberto Monaldi  para pedir al Papa que le  permitiera ir ante él  para hablarle en persona del dinero y los territorios  que le habían mandado devolver, jurando y comprometiéndose por escrito a devolver a la Iglesia los territorios

El  Papa sin embargo no fiándose de él no accedió a recibirlo tras la intercesión de tales legados.

            Ante esta resolución Marcoldo volvió a pedir  por medio de Guido cardenal presbitero del título de santa María del Trastévere  para que lo condujera seguro ante el Papa, algo que este volvió a negar por los repetidos incumplimientos  de las promesas  y juramentos hechos por la salvación de su alma . Marcoldo se excusó de estos incumplimientos  diciendo que él había firmado unos documentos si leerlos.

            Los cardenales lo excomulgaron librando a los de la Marca de Ancona del juramento de fidelidad  que recibieron las tierras como pertenecientes a la iglesia romana.

            Marcoldo entonces ofreció a la Iglesia una gran cantidad de dinero  con la condición de que le dejaran la administración de las tierras como vasallo del Papa, a lo igualmente se negó el pontífice conociendo la conducta del mismo.

            De esta forma volvieron a la fidelidad y posesión de las Iglesia todos los territorios de la Marca de Ancona, es decir: Ancona, Firmum, Camerinum, Fanum, Esin, Senegalia y Pensaunium.

            Conrado duque de Spoleto y Marqués De Asís, viendo como partes de sus territorios estaban ya volviendo a la posesión de la Iglesia hizo todos los esfuerzos por alcanzar la protección del Papa ofreciendo grandes cantidades de dinero, prometiendo someterse a la autoridad papal, pagar a los soldados necesarios para la protección de los territorios , llegando hasta ofrecer a sus hijos como rehenes. El Papa rechazó tal pacto debido a que el comportamiento de Conrado con sus súbditos había sido muy malo, castigándolos, privándolos de la libertad.

            Conrado terminó por firmar su renuncia antes los obispos así como la vuelta de los territorios a la Iglesia, de esta forma volvieron a la Iglesia: el ducado de Spoleto, el marquesado de Asís, con todos sus obispados y diócesis.”

CATEDRAL DE SPOLETO Y SU ENTORNO.

9.- VISITA A LOS TERRTORIOS RECUPERADOS.

“Terminada la celebración de los santos apóstoles, el Papa se dirigió al ducado de Spoleto pasando por todas las ciudades que había recuperado para la Iglesia, en todas ellas fue recibido con entusiasmo.

             Consagró diversas iglesias como la de san Eleuterio  y san Juan Evangelista, antes de llegar a Spoleto, una vez llegado a la capital del ducado encontró que en la misma había una gran escasez de agua de forma que las personas no podían satisfacer su necesidad. Las crónicas hablan del milagro allí realizado durante la visita del Papa pues a los pocos días de su estancia se vio como manaba de la roca un chorro abundante de agua que terminó por convertirse  en una fuente  permanente,  con la que se pudo satisfacer  la necesidad para las personas , a la misma  se llamó la Fuente Papal.

            Desde Spoleto  donde consagró un altar  en la iglesia de San Fortunato y nombro al rector del Ducado se dirigió a otras ciudades  del marquesado de Asís.”

10.- INTENTOS FALLIDOS DE RECUPERACIÓN DE ALGUNOS TERRITORIOS.

“A pesar de que Inocencio logró duplicar los territorios del Estado Pontificio no pudo lograr todo lo que en este aspecto quería y consideraba como propios de la Iglesia.Así encontró dificultad para lograr el Exarcado de Ravena, debido a que su arzobispo afirmaba que los  territorios del mismo pertenecían a la Iglesia de Ravena por una antigua concesión hecha por los papas y mostraba los documentos que atestiguaban tal concesión. Inocencio dejó las cosas como estaban pensando que de momento eso era lo más prudente.

            En cuanto a la  Toscana sólo incorporara una franja de territorio al Estado Pontificio, en el límite meridional, que comprendía a la ciudad de Montefiascone.

            Dejó igualmente sin tocar los territorios  pertenecientes al patrimonio de la Iglesia que en ese momento estaban regidos por la Condesa Matilde por no interferir en las disputas existentes a causa de la posesión del reino de Sicilia.

            Por último señalar la adquisición del Condado de Sora en el límite meridional del Estado, primero posesión del Condado de Sicilia y después pasa a la Iglesia por cesión de Federico II. ( Cf. ” Vita operaque. Gesta Innocentii. Auctore anonymo sed coaetaneo).

Escrita en latín y traducida literalmente por quijotediscipulo.

TIARA PAPAL.

11.-INOCENCIO III Y LA DOCTRINA SOBRE LA PLENITUD DEL PODER PAPAL.

“La  idea de la soberanía del papa según se había desarrollado desde la reforma gregoriana, se expresaba con el término derivado de León I (siglo IV), Plenitudo potestatis, el cual correspondía al Vicariato de Cristo que tiene el papa basado en el poder de Pedro.

            Inocencio III no  se limitó a ser sucesor y vicario de Pedro sino Vicario de Cristo., definición que pasará a sus sucesores como título oficial.

Esta idea  se convierte para Inocencio III en una idea central de la cual deduce una doctrina por la que él en cuento Vicario de Cristo  detenta el mayor poder tanto espiritual como temporal.  

            La supremacía del papa se explica también por que las palabras del profeta, .Te he puesto por encima de naciones y reinos., fueron consideradas por Inocencio III directamente aplicables al poder del Papa en su función oficial.

            Así la .Plenitudo potestatis. se manifestaba sobre todo en la pretensión papal de una jurisdicción de amplio abanico; ya que el cuerpo de los cristianos estaba encargado al papa, era competencia del papa gobernar este cuerpo de manera que al final consiguiese su último fin, es decir la salvación.

            De aquí derivaba la exigencia papal de una jurisdicción universal, que Inocencio basaba en la suposición de que el pecado destruyese la sociedad cristiana. Cada vez que había pecado en la sociedad cristiana entraba en juego la jurisdicción papal; como decía Inocencio .Ratione pecato el papa tiene el derecho de intervenir como árbitro en cada disputa, aunque fuese secular, temporal o montana.

            Inocencio III llevó  esta doctrina a su máxima expresión, ya en anteriores papados los papas había aplicado esta doctrina  en múltiples casos librando a los súbditos  del juramento de fidelidad  a sus señores, aplicando la excomunión o el interdicto de los territorios  considerándose poseedores del máximo poder espiritual , pero Inocencio III unió a este poder espiritual  también el máximo poder  temporal sobre emperadores y reyes. Una alegoría  utilizada para  para simbolizar esta plenitud era la de las dos espadas, otra la del .Sol y la Luna., en la cual la Luna, el emperador, recibía la luz del Sol, el papa. A veces la relación entre papa e imperio o poder civil se representa con la alegoría del Alma y el cuerpo., el Alma como elemento vivificador correspondía el papel del papado en la cristiandad, mientras la cristiandad asumía el papel del cuerpo, que no puede vivir sin el alma, el papa

            En aplicación  de esta doctrina reformó el rito de coronación de los emperadores, intervino en todas las cuestiones y enfrentamientos ocurridos durante su pontificado en los países cristianos, en el imperio, en Inglaterra, en Francia en los reinos cristianos de España …

            Estas ideas están plasmada en una carta del Papa al emperador que dice así:

Lettera sui due poteri, del Papa e dell’Imperatore, di cui il secondo deriva dal primo

Come Dio, creatore dell’universo, ha creato due grandi luci nel firmamento del cielo, la più grande per presiedere al giorno e la più piccola per presiedere alla notte, così egli ha stabilito nel firmamento della Chiesa universale, espressa dal nome di cielo, due grandi dignità: la maggiore a presiedere (per così dire) ai giorni cioè alle anime, e la minore a presiedere alle notti cioè ai corpi. Esse sono l’autorità pontificia e il potere regio. Così, come la luna riceve la sua luce dal sole e per tale ragione è inferiore a lui per quantità e qualità, dimensione ed e effetti, similmente il potere regio deriva dall’autorità papale lo splendore della propria dignità e quanto più e con essa a contatto, di tanto maggior luce si adorna, e quanto più ne è distante tanta meno acquista in splendore. Ambedue questi poteri hanno avuto collocata la sede del loro primato in Italia, il qual paese quindi ottenne la precedenza su ogni altro per divina disposizione. E perciò, se pure noi dobbiamo estendere l’attenzione della nostra provvidenza a tutte le province, tuttavia dobbiamo con particolare e paterna sollecitudine provvedere all’Italia, dove furono poste le fondamenta della religione cristiana e dove l’eccellenza del sacerdozio e della dignità si esalta con la supremazia della Santa Sede…

Data in Laterano il terzo giorno prima delle calende di novembre, 30 ottobre 1198.

            Con Inocencio III la idea de la cristiandad alcanzó su máxima expresión.(Cf. Vita operaque. Gesta Innocentii. Auctore anonymo sed coaetaneo.”. Esta obra escrita en latín ha sido traducida literalmente por quijotediscipulo.)

12.-PLANIFICACIÓN DE LA QUINTA CRUZADA.

  Inocencio III asumió la preparación de una nueva y auténtica Cruzada hacia Tierra Santa, e intentó asumir todo en sus propias manos

.           Típico de Inocencio es la concepción de la Cruzada como de una acción de toda la cristiandad, que no era sólo la suma de todos los fieles sino de una comunidad de fieles articulada en pueblos y reinos, a los cuales quería también dirigirse.

            La apelación para la Cruzada de 1213 se dirige a todos los .Christi fideli. y pide al Señor para restituir al pueblo cristiano la Tierra Santa para honor y gloria de su Santo Nombre. Este fue uno de los fines del Concilio  que tendrá la competencia de inducir a los príncipes y al pueblo cristiano, a clérigos y laicos a empeñarse en ir en ayuda de Tierra Santa.

            Al final del discurso inaugural del Concilio el papa se declara dispuesto a ejercer presiones sobre los reyes y príncipes de pueblos y reinos, con el fin de que se pongan en marcha para combatir la lucha del Señor y reivindicar la ofensa proferida al crucifijo, a utilizar los bienes de la sede apostólica para este fin, el imponer impuestos a las  diócesis y parroquias destinados a financiar este proyecto etc.

            Inocencio III no vio realizado su proyecto , sería Honorio III su sucesor quien lo llevaría a cabo.

13.- CELEBRACION DEL IV CONCILIO LATERANENSE.

 1215). Desde el comienzo de su reinado, Inocencio III se había propuesto reunir un concilio ecuménico, pero sólo al final del del mismo pudo hacerlo, con la bula del 19 de abril de 1213. Debía comenzar en noviembre de 1215 y de hecho se reunió el 11 de noviembre prolongándose sus sesiones hasta final del mes.

            El largo intervalo entre la convocatoria y la apertura del concilio así como el prestigio del pontífice reinante fueron responsables del gran número de obispos que asistieron. Normalmente se le cita en el derecho canónico como “El Concilio General de Letrán”, sin otra calificación o también como “El Gran Concilio”.

            Inocencio III se encontró rodeado por 71 patriarcas y metropolitanos, incluyendo los patriarcas de Constantinopla y Jerusalén; 412 obispos y 900 abades y priores. Los Patriarcas de Antioquía y Alejandría fueron representados por delegados. Aparecieron enviados del emperador Federico II y de Enrique, emperador latino de Constantinopla, de los reyes de Francia, Inglaterra, Aragón, Hungría, Chipre , Jerusalén y otros príncipes.

            El papa inauguró el concilio con una alocución cuyas visiones generales sobrepasaban el poder de expresión del orador. Dijo el papa que había deseado celebrar esta pascua antes de morir, se declaró listo para beber el cáliz de la pasión, por la defensa de la fe católica, por el socorro de Tierra Santa y para establecer la libertad de la iglesia.

             Tras el discurso, seguido por exhortaciones morales, el papa presentó al concilio 73 decretos o cánones, ya formulados, sobre los puntos más importantes de la teología moral y dogmática. Se definían dogmas, se decidían puntos de la disciplina, se tomaban medidas contra los herejes y finalmente se regulan las condiciones para la próxima cruzada.

            Los padres del concilio hicieron poco más que aprobar los 73 decretos que se les presentaron a su aprobación, pero eso fue suficiente para darles, así formulados y promulgarlos, valor de concilio ecuménico.

            La mayoría son largos y divididos en capítulos. Los siguientes son los más importantes:

• Canon 1: Exposición de la Fe Católica y del Dogma de la Transubstanciación.

• Canon 2: Condena de las doctrinas de Joaquín de Fiore y de Amaury.

• Canon 3: Procedimiento y pena contra los herejes y sus protectores. Condena de los Albigenses y Valdenses.

QUEMA DE LOS LIBROS DE LOS ALBIGENSES.

LA CRUZADA CONTRA LOS ALBIGENSES.

El siglo trece conoció varias herejías. La primera la de los Valdenses, que nació a finales del siglo XII, en el TEMA dedicado a este siglo nos hemos referido a ellos. Mayor difusión e importancia tuvieron los Albigenses así llamados por la ciudad de Albi en la que sus enseñanzas se extendieron casi a todos sus habitantes. Recibían también el nombre de Cátaros, “ los puros”, “ los perfectos”.

Estas herejías encontraron un ámbito propicio para su difusión en el anhelo de reforma que había en el pueblo cristiano, frente a las lacras de parte del clero y los obispos. El concilio de Lyón de 1245 hizo balance de los males de la Iglesia señalando como principales problemas la relajación de los clérigos, peligro de las amenazas de la cristiandad por parte de los turcos, inminencia de la invasión de los mongoles en Europa y sobre todo las guerras de Federico II, rey de Sicilia al que el concilio excomulgó.

A pesar de esos anhelos de perfección de los albigenses, éstos se alejaron tanto de la enseñanza de la Iglesia que en modo alguno podían ser aceptados por ella. No reconocían la existencia de una Iglesia visible, no admitían como sacramento más que el bautismo que solamente recibían los “perfectos.” El resto a la hora de la muerte.

Eran maniqueos en la concepción del universo, afirmaban la existencia de un principio del Bien y otro del Mal etc. etc. Los albigenses sentían un gran odio contra la Iglesia católica, odio que en muchas ocasiones se mostraba en el saqueo de templos, en atentados sacrílegos, asesinato de clérigos y fieles.

El IV Concilio de Letrán convocado por Inocencio III, condenó tanto a los Valdenses como a los Albigenses. A pesar de esta condena los Albigenses, apoyados por varios príncipes y señores feudales, por odio al papa, siguieron extendiéndose especialmente por el sur de Francia.

20120312015906-wwwa-b.jpg

SANTO DOMINGO PREDICANDO A LOS ALBIGENESES.

El papa Inocencio III empleó, en un principio, métodos suaves para su conversión, así envió algunos monjes para que les predicaran y convencieran de sus errores, luego mandó a Santo Domingo de Guzmán junto con otros compañeros, pensando que con el conocimiento de las verdades cristianas que los dominicos tenían, así como por su vida de pobreza y santidad, podrían lograr algún fruto con su predicación; al final todos estos medios resultaron inútiles, por lo que el papa terminó por convocar una Cruzada, solicitando la ayuda de los reyes de Francia, Alemania, reino de Aragón, aunque estos reyes se implicaron de alguna forma, el papa acabó enviando soldados contra ellos, capitaneados por Simón de Montfor quien terminó venciendo a reyes y señores que apoyaban a los herejes.

Por donde iban pasando los cruzados dejaban como trofeo cadáveres de enemigos colgados de los árboles, cuerpos carbonizados, mujeres y niños arrojados al fondo de los pozos. Con razón se dice que la cruzada contra los albigenses hace presente un fanatismo cruel impensable en unas fuerzas adheridas a la Iglesia católica.

La guerra contra los cátaros albigenses continuaría tras la muerte del papa Inocencio III, en los enfrentamientos entre cruzados y señores feudales que apoyaban a los albigenses hubo diversas alternativas, terminando el rey de Francia por agregar a su reino los territorios donde se encontraban la mayor parte de los albigenses que finalmente acabarían por desaparecer principalmente por obra de la Inquisición.

• Canon 4: Exhortación a los Griegos para que se vuelvan a unir a la Iglesia romana y capten su doctrina para según el evangelio, que hay sólo un pastor y un rebaño.

Canon 5: Proclamación de la primacía papal reconocida por toda la antigüedad. Después del papa se atribuye la primacía a los patriarcas en el siguiente orden: Constantinopla, Alejandría, Antioquía, Jerusalén ( Baste recordar al lector la larga oposición que precedió en Roma a este reconocimiento de Constantinopla como segunda en rango entre las sedes patriarcales.

• Canon 6: Los concilios provinciales deben celebrarse anualmente para la reforma de las costumbres, especialmente las del clero.

• Canon 8: Procedimiento en casos de acusación contra eclesiásticos. Este canon fue de considerable importancia hasta la Revolución Francesa, en asuntos de ley criminal no solo eclesiásticos sino también civiles.

• Canon 9: Celebración de culto público en lugares donde los habitantes siguen distintos ritos.

• Canon 11: Renueva las ordenanzas del concilio de 1179 sobre las escuelas libres para clérigos en conexión con cada catedral.

• Canon 12: Los abades y priores han de celebrar su capitulo general cada tres años.

• Canon 13: Prohíbe establecer nuevas órdenes religiosas, para que tanta diversidad no traiga confusión a la iglesia.

• Cánones 14-17: Contra las irregularidades del clero e.g., incontinencia, ebriedad, caza, asistencia a farsas y exhibiciones histriónicas.

• Canon 18: Prohíbe a sacerdotes diáconos y subdiáconos realizar operaciones quirúrgicas.

• Canon 19: Prohíbe bendecir el agua o el hierro ardiente empleado en los juicios de dios y ordalías.

• Canon 21, el famoso “Omnis utriusque sexus”, que ordena a todos los cristianos que lleguen a la edad de la discreción, confesar todos sus pecados al menos una vez al año a su párroco. Este canon confirma legislación y costumbres anteriores y se ha citado con frecuencia equivocadamente como una orden que por primera vez ordena la confesión sacramental.

• Canon 22: Antes de recetar para los enfermos, los médicos estarán obligados bajo pena de exclusión de la Iglesia, exhortar a los pacientes a que llamen a un sacerdote para que se preparen para su bienestar espiritual.

• Cánones 23-30: Regulan las elecciones eclesiásticas y la colación de los beneficios.

• Cánones 26, 44 y 48: Procedimientos eclesiásticos.

• Cánones 50-52: Sobre el matrimonio, impedimentos a las relaciones, publicación de prohibiciones.

• Cánones 78, 79: Judíos y musulmanes llevaran vestidos especiales para poder distinguirlos de los cristianos. Los príncipes cristianos deben tomar medidas contra las blasfemia contra Jesucristo.

El concilio legisló sobre la proyectada cruzada, impuso una paz de cuatro años a todos los pueblos y príncipes, publicó unas indulgencias y animó a los obispos a reconciliar a los enemigos. El concilio confirmó la elevación de Federico II al trono alemán y tomó otras medidas importantes. Los decretos fueron ampliamente publicados en los concilios provinciales.( Cf. Dez. Nºs 428-440. Enciclo. Católica en línea.)

File:Cr.domenicana.JPG

EMBLEMA DE LA ORDEN DE PREDICADORES: ALABAR, BENDECIR Y PREDICAR.

14.- APROBACIÓN DE LA ORDEN DE LOS HERMANOS MENORES Y DE LA ORDEN DE PREDICADORES.

            La contribución de Inocencio III  a la organización de la vida religiosa de la Iglesia es importante porque fue el artífice principal de la política que tuvo su expresión final en el canon 13 del Concilio Lateranense IV, que establece:

«Para que una excesiva diversidad de religiones (es decir, de reglas y de fundaciones religiosas) no conduzca a una seria confusión en la Iglesia de Dios, prohibimos firmemente que en el futuro se funden nuevas religiones; y quienquiera que desee convertirse a una nueva religión, tome alguna de las ya aprobadas. Igualmente, aquellos que deseen fundar una casa religiosa en el futuro, adopten la regla e institución de las religiones ya aprobadas. Prohibimos también que nadie presuma tener la condición de monje en diversos monasterios y que ningún abad presida varios monasterios».

            Se piensa que este canon fue el motivo de las dificultades que tuvieron la Orden de san Francisco y de Santo Domingo  para la aprobación de sus respectivas fundaciones La forma de vida que éstos proponían a sus seguidores se apartaba sustancialmente de la señalada en este canon. Hay autores  sin embargo, que  no consideran la intervención de Inocencio III como una limitación al desarrollo de nuevas órdenes. Sino que más bien la idea de Inocencio abrió «el camino para que nuevas fundaciones religiosas se desarrollasen individual y autónomamente sin multiplicar las reglas canónicas»

            El hecho concreto es que Inocencio III aprobó la orden de san Francisco verbalmente sin exigirle ningún estatuto concreto y la de santo Domingo al amparo de la Regla de san Agustín, lo que confirma la idea antes expresada de que Inocencio III lo que no deseaba era la multiplicación de Nuevas Reglas. El Papa Honorio III confirmaria posteriormente la aprobación de estas dos principales órdenes mendicantes.

 DOCUMENTA CATHOLICA OMNIA.

15.- ESCRITOS DEL PAPA INOCENCIO III.

 

Del Papa Inocencio III se conservan los siguientes escritos:

1.-”De Beatisima Virgine Maria et Filio ejus Jesu Christo encomium: Elogio de la Bienaventurada Virgen Maria y de su Hijo Jesucristo”

2.- “De contemptu mundi sive de miseria conditionis humanae  libri tres. Del desprecio del mundo o sobre la miseria de a condición humana tres libros. “

3.-”De quatripartita specie nuptiarum liber.” Libro de las cuatro especies de nupcias.

4.-”De vita et passione domini nostri Jesu Christi orationes tres efficicaessimae”. Tres oraciones eficacísimas de la vida y pasión de nuestro señor Jesucristo. De la vida y pasión. 

5.-”Dialogum inter Deum et peccatorem” ” Diálogo entre Dios y el pecador.”

6.- ” Encomium charitatis ” ” Elogio de la caridad.”

7.- “Himnum”” Himno”

8.-”Legis et sacramentis Eucharistiae libri sex.” ” Seis libros sobre la ley y el sacramento de la Eucaristía.”

9.-”Libellus de eleemosyna”” Librito sobre la limosna.”

10.-Orationes tres pro defensione et tranquillitate Ecclesiae.” Tres oraciones por la defensa y tranquilidad de la Iglesia.”

11.- Regula Ordinis Santi Spiritu.” ” Regla de la orden del Santo Espíritu.”

12.- Sermones.Sermones diversos. Sermones de los santos. Sermones del tiempo ordinario.

A estos escritos hay que añadir sus numerosas cartas, decretos, bulas etc.

MUSEO DE PERUGIA.

 16.-MUERTE Y SEPULTURA.

            Inocencio III murió de manera inesperada de fiebre,  en Perugia el 16 de  Julio 1216 tenía 54 años. Tenemos un testimonio del obispo Santiago de Vitry en una carta suya de octubre de 1216:

            . Después fui a una ciudad llamada Perugia y allí encontré muerto al papa Inocencio. No había sido todavía sepultado y de noche algunos le habían despojado de su vestidos preciosos con los cuales debía ser sepultado. Su cuerpo casi desnudo y fétido lo dejaron en la Iglesia. Yo he estado en aquella Iglesia y he visto con mis ojos cómo es breve y vana la gloria de este mundo. El día siguiente los cardenales eligieron a Honorio, un anciano Después bueno y devoto, muy simple y benévolo, el cual había dado casi todo lo que tenía a los pobres. Fue consagrado Sumo Pontífice el domingo después de su elección..

            No es el primer caso en que roban los vestidos de un papa o de un obispo muerto. La Edad Media es una época violenta.

            Inocencio III fue sepultado en Perugia. El papa León XIII que fue obispo de esta ciudad hizo trasladar el pasado siglo XIX los restos mortales de su predecesor a la Basílica Lateranense.

 BIBLIOGRAFIA. ” Vita operaque. Gesta Innocentii. Auctore anonymo sed coaetaneo.”Bullarium Cherubinii. Vita operaque ex Mansi. Las obras anteriores se encuentran todas escritas  en latín en Documenta catholica omnia… SS. Innocentius III. Vide etiam Enquiridium symbolorum nºs.427-440.

quijotediscipulo.

HONORIO III.- ( 1216-1227)

 1.- Vita operaque ex Mansi.

2.- Otras acciones de su pontificado.

 1.- VITA OPERAQUE EX MANSI.TRADUCCIÓN LITERAL DEL LATÍN.

   “Honorio III, de nombre Cencio,  nacido en Roma de la noble familia  Sabella, de camerario ( tesorero) de la santa  Iglesia Romana, el día 15 de las kalendas de agosto, del año del Señor 1216, un día después de la muerte de Inocencio III,  fue elegido pontífice Romano, en tiempos del emperador Federico II.

            Según creía el pueblo, había predicho públicamente  por revelación de san Pedro, que la ciudad santa de Jerusalén iba a ser recuperada en breve. Movidos por este rumor, según dice el  Uspergense, muchos romanos y germanos tomaron la cruz cruzada contra los sarracenos.

            Coronó a Roberto el hijo de Pedro como emperador de Oriente  y a Federico II como emperador de Occidente, éste sin tener en cuenta este beneficio , en contra del derecho y de lo prometido al pontífice una vez salido de Roma, según cuenta en su Crónica Tritermio,   se dirigió con un gran  ejército a Apulia, donde una vez ocupada  cometió múltiples atropellos. Subyugó igualmente la tierra de Sicilia dando muerte a muchos y esclavizando al resto de sus habitantes.

             Por este motivo Honorio lo excomulgó aunque por la intercesión del Rey de Jerusalén Juan de Brienne ( 1210-1220) le fue perdonada su culpa y se reconcilió con la Iglesia, bajo la condición de que devolviera todo lo que injustamente había ocupado y participara con su ejército en la recuperación de tierra santa.

            Dos años antes de la muerte de san Francisco confirmó la aprobación  de los Hermanos predicadores y de los Hermanos Menores, aprobando las Reglas de ambas órdenes.  El 22 de diciembre de 1216 aprobó la Regla de los Dominicos mediante la bula Religiosam vitam; el 29 de noviembre de 1223 aprobó la Regla de los Franciscanos mediante la publicación de la bula Solet annuere; y el 7 de enero de 1226 aprobó la Regla de los Carmelitas mediante la publicación de la bula Ut vivendi norman.”

 CONFIRMANDO  LA APROBACIÓN DE LOS FRANCISCANOS.      

A  este respecto  pienso que es oportuno insertar el Documento Cum secundum:1220-09-22- SS Honoris III –

            “Honorio, obispo, siervo de los siervos de Dios, a los dilectos hijos Priores y custodios de los hermanos menores, salud y apostólica bendición.

Según el consejo del Sabio, nada se debe hacer sin reflexión (Cf. Prov 13,16), a fin de que no acontezca que después debamos arrepentirnos.

            De ahí que es oportuno para quienquiera que tenga la intención de efectuar un propósito de vida más perfecta, que sus ojos precedan a sus pasos, es decir que mida las propias fuerzas con el criterio de la prudencia, para que no suceda, Dios no lo permita, que queriendo cosas más altas, su paso no se torne vacilante (Sal 65,9) y se vuelva hacia atrás, destinado a ser transformado en estatua de sal (Gen 19,26) insípida, porque no fue capaz de sazonar el sacrificio de sí mismo, que quería ofrecer a Dios, con la sal de la sabiduría.

             En efecto, así como el sabio llega a ser insípido si no tiene fervor, así, quien es ferviente se cubre de confusión si no tiene sabor. Por esa razón, casi en todas las formas de vida religiosa está prudentemente establecido que cuantos tengan la intención de abrazar las observancias regulares, las experimenten antes durante algún tiempo y sean probados en ellas, para que después no tengan motivos de arrepentimiento, que no los podría excusar de la imputación de ligereza. Por consiguiente, con la autoridad de las presentes cartas les prohibimos admitir a alguien a la profesión de su Orden, si antes no ha hecho el ano de probación. Y una vez hecha la profesión, ningún hermano se atreva a dejar su Orden, y a ninguno sea lícito aceptar a los que han dejado la Orden.

            Prohibimos además que alguno de ustedes pueda salir fuera de la obediencia con el hábito de su religión y corromper la pureza de su pobreza. Si alguno, pues, presumiera hacerlo, sea lícito a ustedes imponer a tales hermanos las censuras eclesiásticas hasta que se hayan arrepentido.

                        Dado en Viterbo, el 22 de septiembre de 1220, en el quinto año de nuestro pontificado.”( Cf. Documenta catholica omnia … SS. Honorius III.)

            Escribió a varios príncipes cristianos instándoles a la formación de un ejército  que luchase contra los Turcos y sarracenos.

File:Santa Maria Maggiore Roma interior 1883.jpg

FUE SEPULTADO EN LA BASÍLICA DE SANTA MARIA LA MAYOR DE ROMA.

            Después de la restauración de las Basílicas de san Lorenzo y Santa Bibiana , murió en el mes de Marzo del año del Señor 1227 , después de haber gobernado la iglesia durante  diez años y ocho meses. Fue sepultado en la basílica de Santa Maria la Mayor de Roma. ( Cf. Mansi  Nova. concil.  coll. T. XXII. )

 2.-OTRAS ACCIONES DE SU PONTIFICADO.

 

a)  Intervención en las Cruzadas a Tierra Santa.

 Al Papa Honorio III se debe la organización y realización de la  5ª Cruzada, algo que Mansi en la anterior reseña de su vida menciona muy de pasada. Sin embargo la preocupación del Papa por la conquista de tierra santa le acompañó durante toda su vida, hasta el punto de participar con los medios económicos propios de la Iglesia en su realización, estos recursos no sólo provenían de la Iglesia  de Roma, Para recaudar los fondos económicos necesarios estableció que tanto el Papa como los cardenales contribuirían a la causa, durante tres años, con la décima parte de sus rentas, mientras que el clero restante aportaría la vigésima parte.

            La cruzada se llevó a cabo dirigida por el rey Andrea II de Hungría, la que tras un efímero triunfo terminó siendo un fracaso completo.

            A pesar de este fracaso el papa Honorio no desistió en su empeño de reconquistar los santos lugares proponiendo la celebración de una sexta cruzada que al fin no se llevó a cabo por los designios del emperador Federico II.

 HONORIO CONFIRMANDO LA APROBACIÓN DE LA ORDEN DE PREDICADORES.

b) Encomienda a las órdenes mendicantes la evangelización del reino de Miramamolín.

 El califa musulmán  era conocido  en España con el sobrenombre de Miramamolín en tierras cristianas de los reinos españoles, deformación del título árabe amir al-mu’minin o “príncipe de los creyentes”.

1225-10-07- SS Honorius III – Vineae Domini Custodes

 

            Honorio obispo, siervo de los siervos de Dios, a lo hermanos predicadores y menores destinados por la Se de Apostólica al Reino de Miramamolín 19 [envía] salud y apostólica bendición.

            Puestos como custodios y trabajadores de la viña del Señor, aunque sin mérito nuestro, estamos en el deber de enviar a ella operarios, confiriendo a cada uno los ministerios en base a las actitudes de cada cual, para que según ellas puedan desarrollar mejor su labor.

            Por lo tanto, teniendo presente que ustedes han renunciado a ustedes mismos y han ansiado entregar su alma con el fin de conquistar para el Señor las almas de los demás, puesto que es sabido que ningún sacrificio es más agradable a Dios que el bien de las almas, la autoridad apostólica los envía al reino de Miramamolín, para que, anunciando el Evangelio del Señor Jesucristo, en cuanto se lo conceda, conviertan a los infieles, levanten a cuantos han caído renegando de la fe, sean el sostén de los débiles, el consuelo de los temerosos y el coraje de los fuertes.

            Para que puedan ejercer su ministerio con mayor seguridad, les concedemos que puedan, pero sólo en aquella región, predicar, bautizar a los Sarracenos que vengan a nuestra religión, reconciliar a los apóstatas, ordenar las penitencias y absolver a cuantos, excomulgados, no puedan cómodamente acudir a la Sede Apostólica. Séales también lícito pronunciar sentencias de excomunión contra aquellos que, en aquella región, se pasaren a la herejía.

            Prohibimos, asimismo, a cualquier cristiano que los expulse con violencia de aquella tierra.

            A ustedes, pues, ordenamos, en virtud de la santa obediencia, que no se atrevan a abusar de esta facultad, sino, como genuinos operarios de Jesucristo, compórtense de modo tan irreprensible, que puedan merecer el denario de la recompensa del divino Padre de familia, y que podamos con confianza destinarlos a tareas aún mayores.

Dada en Rieti, el 7 de octubre de 1225, en el décimo año de nuestro pontificado.”

 SAN GUILLERMO DE BOURGES.

c)  Canonizaciones.

Canonizó a San Guillermo, arzobispo de Bourges y a San Hugo. También elevó a los altares a San Lorenzo, arzobispo de Dublín, y a San Guillermo que había sido canónigo de la Congregación de San Víctor de París.

d) Compilación de diversos documentos .

Su Compilatio quinta, que reúne todos sus decretos, está conside­rada el primer libro oficial del derecho canónico.

 BIBLIOGRAFIA. La citada en el tema. Todo lo referente al pontificado de Honorio III en Documenta Catholica omnia…santorum paparum conspectus alphabetice

 quijotediscipulo.

 GREGORIO IX ( 1227-1241)

En el tratamiento de este pontificado seguiremos el siguiente índice:

 1.- Apuntes biográficos.

2.- Acceso y algunas acciones durante su pontificado.

3.-Algunos de sus escritos.

4.- Creación de la inquisición pontificia.

5.-Las órdenes mendicantes y el Papa Gregorio IX.

6.- Intentos para la unión de la iglesia oriental.

7.-Bula de Gregorio IX a la Universidad de París.

8.-Decreto sobre la necesidad de la  conservación de la terminología teológica de la tradicción.

 PARROQUIA DE SAN EUSTAQUIO.

1.-APUNTES BIOGRÁFICOS.

 Ugolino de Segni, nacido alrededor de 1145 en Anagni, en  la Campiña Italia.  Estudió en las Universidades de Bolonia y París. Sobrino del Papa Inocencio III.

Antes de su acceso al pontificado llevó a cabo importantes servicios a la Iglesia Romana, fue capellán papal, Cardenal diácono de san Eutasquio en 1198, un año después cardenal obispo de Ostia.

Fue enviado a Alemania como delegado papal junto con  León Brancaleone. A mediar  entre Felipe de Swabia y Otto de Brunswick, ambos aspirantes al trono  e imperio alemán tras la muerte del emperador Enrique VI.

En enero de 1217, Honorio III  lo hizo delegado plenipotenciario a Lombardía y Toscana  y le confió la predicación de la Cruzada en sus territorios .

En la coronación de Federico II en Roma, 22 de noviembre de 1220, el emperador tomo la cruz de manos de Ugolino e hizo el voto de embarcar para tierra santa en agosto 1221.

En marzo 14 de 1221, Papa Honorio comisionó a Ugolino para predicar la cruzada, también en  Italia central.

 2.- ACCESO Y ALGUNAS ACCIONES DE SU PONTIFICADO..

 Después de la muerte del Papa Honorio III (18 de marzo 1227)  fue elegido papa el 19 de marzo de 1227, tomando el nombre de Gregorio IX a pesar de su avanzada edad, más de 80 años

Su pontificado estuvo marcado por el conflicto con Federico II, emperador del Sacro Imperio romano. Cuando le pidió el cumplimiento de su promesa de embarcarse en una cruzada, Federico la aplazó aduciendo que estaba enfermo, el papa lo excomulgó.

El conflicto duró prácticamente durante todo su pontificado.  El emperador cambió su táctica en su relación con el pontífice en orden a verse libre de la excomunión pero siempre terminó por incumplir sus promesas por lo que fue excomulgado varias veces por razones diversas, por el escándalo y tumulto armado por la publicación de la excomunión en san Pedro el 23 de marzo de 1228 en el que el papa fue insultado y agraviado  por sus tropas en Roma, por la vuelta inesperada de tierra santa, por la invasión de los Estados pontificios etc.

            En realidad la convivencia entre ambos se hizo imposible por la diferente  idea que ambos tenían de sus poderes. El emperador negaba al papa el derecho de intervenir en los asuntos temporales, el papa por la idea aplicada en tiempos de Inocencio III que concebía  el poder papal como la suma potestad en la tierra.

El papa ordenó la predicación en Alemania de la urgencia de sustituir al emperador inmerso en la excomunión y haciendo extensiva la misma a todos los príncipes que lo apoyaran, pero el emperador se envalentonó al ver la fidelidad con todos sus súbditos le seguían.

El  papa se  decidió a convocar un concilio en Roma en Marzo de   1241 pero el emperador  se previno prohibiendo a los obispos a viajar a Roma, el mismo se marchó hacia la Urbe con su armada que dejó acampada cerca de la ciudad. Gregorio IX murió repentinamente el 22 de agosto de 1241 cercano a los 100 años de edad.

 SAN FRANCISCO DE ASÍS.

3.- ALGUNOS  DE SUS ESCRITOS.

Regula ordinis sororum pauperum       (1218/19)

Regula ordinis fratrum minorum       (1223)

Bulla «Privilegium Paupertatis»       (1228)

Bulla «Quo elongati»        (1230)

Edictum «Excommunicamus»        (1231)

Litterae ad priorem Bucardum et fratrem Theodoricum        (1231)

Bulla «Parens scientiarum»       (1231)

Litterae ad Patriarcham Antiochenum pro libertate Haymonis de Aquino        (1234)

Bulla «Rex pacificus»        (1234)

Libri V decretalium Gregorii IX        (1234, Raimundus de Penaforte conscripsit anno 1230)

Litterae ad Riccardum de Egido de Philippo de Aquino et monasterio Casinensi        (1236)

Litterae ad Henricum archiepiscopum Remensem       (1239)

Hymni .

4.- CREACIÓN DE LA INQUISICIÓN PONTIFICIA.

 Difícilmente se podrá comprender la persecución de los herejes llevada a cabo tanto por las autoridades civiles, como religiosas de la edad media si no partimos del hecho de que la herejía y los herejes fueran considerados por ambos poderes, como uno de los males mayores que podrían caer sobre la sociedad en que ésta nació: el grave delito de herejía.

¿Por qué y cómo la herejía llegó a ser considerada como un delito? Las causas de tal cambio fueron varias:
La primera la difusión de la religión católica que terminó por ser la única en toda Europa, siendo la principal causa de la unidad de sus pueblos.
La segunda, la unión entre la Iglesia y el poder civil que llegaron a confundirse de tal modo, que los reyes y poderes públicos consideraron que los asuntos de la Iglesia les competían también a ellos, entre otros la defensa de la Iglesia y de la fe, y los papas que los asuntos temporales eran también algo que también les afectaba a ellos, terminando por considerarse la autoridad suprema de la sociedad., tanto en lo material como en lo espiritual.
La tercera, la valoración que se hacía de la salvación eterna, ésta era el mayor bien, de tal forma que por alcanzarla debía ponerse en juego hasta la propia vida. El hereje, según se creía, ponía en peligro no sólo la salvación de su alma, sino también la de todos aquellos que le siguieran.
La cuarta, la idea de que los males que a la Iglesia y a la sociedad cristiana le sobrevenían: guerras entre los países cristianos, victoria de los enemigos del cristianismo, enfermedades, pestes, etc. etc. eran un castigo que Dios mandaba a los cristianos por sus pecados y especialmente por permitir las herejías, nacidas en su seno.
La quinta la politización de las herejías que promovían numerosas revueltas del pueblo por causa de la utilización de las mismas, por reyes, señores feudales, para sacar ventajas sociales.
La sexta la implantación del Derecho Romano, en varios países cristianos especialmente en los territorios del imperio germánico, a partir de la fundación por el emperador Federico II de la universidad de Bolonia en el siglo XII, que puso el Derecho Romano como materia central de su enseñanza, este derecho castigaba incluso con la muerte el delito de impiedad o herejía religiosa, tal como ocurrió en la Roma Imperial, siendo empleada durante tres siglos contra la Iglesia naciente.

LA PERSECUCIÓN DE LA HEREJÍA NACIÓ DEL  DERECHO CIVIL

 Desde el punto de vista histórico es evidente que la persecución contra los herejes no arrancó de los papas, sino de los príncipes seculares. No del Derecho Canónico sino del Derecho Civil.

Ya desde la época romana varios emperadores como Diocleciano, Constantino,Teodosio se ocuparon de perseguir a los herejes, especialmente a los maniqueos. También los emperadores de Oriente, así en el siglo IX Alejo Conmeno, al final de su reinado en el 1118, mandó buscar a Basilio jefe de los bogomilos, castigándolo a la hoguera y a sus discípulos a la cárcel.

En Occidente el 1023 por mandato del Rey Roberto de Francia, fueron quemados trece eclesiásticos acusados de maniqueos.
En Alemania los herejes eran ahorcados, así el 1052, el Emperador Enrique III, mandó ahorcar a un grupo de cátaros.
En Inglaterra el rey Enrique II habiendo sabido que había aparecido un grupo de cátaros, mandó que los marcasen la frente con un hierro ardiente, ordenando que nadie les diera alojamiento, por lo que terminaron muriendo de frío.
Pedro II el rey de Aragón mostró un rigor bárbaro contra los Valdenses. Contándose por miles los que exterminó.
De Felipe Augusto de Francia sabemos que hizo quemar a ocho cátaros en Troyes el año 1200, uno en Nevers el año 1201, otros muchos en 1204, y obrando como rey “cristianísimo y católico,” hizo quemar a todos los discípulos de Amaury de Chartres, hombres, mujeres, clérigos y laicos.

Basten estos ejemplos para evidenciar cómo las autoridades civiles se adelantaron a las eclesiásticas en el castigo a los herejes.

Los cronistas medievales refieren muchos casos en que el pueblo exigía la muerte del hereje, y no permitía que las autoridades se mostrasen condescendientes con ellos, por ejemplo Guillermo Nogent cuenta que en Soissons fueron descubiertos algunos herejes, el obispo Lisiardo no sabiendo qué hacer, pidió consejo al concilio de Beauvais, en su ausencia, el pueblo asaltó la cárcel, sacó fuera de la ciudad a los herejes y los abrasó entre llamas.

 LA INQUISICIÓN PONTIFICIA CREADA POR GREGORIO IX.

 La Inquisición Pontificia fundada por el papa Gregorio IX, era aquella que dependía directamente de la Santa Sede, quien encargó a los dominicos que en su nombre juzgasen y sentenciasen a los herejes, de acuerdo con las ordenanzas emanadas del papa.

¿Qué fue lo que movió al papa Gregorio IX a ocuparse directamente del delito de herejía?

Si el papa se decidió a la creación del Tribunal extraordinario dependiente de él, fue movido por la actuación del emperador Federico II quien en 1220 publicó una constitución en la que se atribuyó el derecho de perseguir a los herejes. Federico alude en sus decretos “a la plenitud del poder” “al origen divino de su autoridad” a su misión de proteger a la Iglesia” y afirma que “el sacerdocio y el sacro romano imperio tienen el mismo origen divino e idéntica significación”. Cualquiera creería que al astuto monarca le movía el más puro celo religioso, cuando en realidad sus fines eran políticos, además de la razón de orden público y la avaricia del dinero. Conforme a estos principios, en marzo de 1224 condenó a todos los herejes de Lombardía a ser quemados vivos o, al menos, a que se les cortase la lengua.
Ante estas actuaciones Gregorio IX en febrero de 1231 se decide a crear el Tribunal. Como dice Mons. Douais, Gregorio IX al instituir el tribunal de la inquisición trabajó por la civilización, ya que para proteger al hereje, la Iglesia no tenía más que un medio: juzgarlo ella misma. Por la misma razón había afirmado Menéndez y Pelayo, al tratar de los decretos y leyes de Pedro el Católico contra los herejes, que la Inquisición, era un evidente progreso al lado de semejante legislación.

De forma general está históricamente demostrado que la Iglesia al instituir la Inquisición dio forma jurídica a los juicios contra los herejes, librándolos de las condenas dictadas tras juicios sumarísimos, por la autoridad civil, así como de los linchamientos por parte del pueblo.

 SANTO DOMINGO DE GUZMÁN.

5.- LAS ÓRDENES MENDICANTES Y EL PAPA GREGORIO IX.

Las órdenes mendicantes de san Francisco y Santo Domingo creadas en los dos pontificados anteriores encontraron en Gregorio IX un gran apoyo.

Siendo obispo  de Ostia, Gregorio IX, quiso hacerse franciscano;  San Francisco lo quería como su padre y con espíritu profético  se dirigió a  él como “el obispo de todo el mundo y el padre de todas las naciones” también fue  devoto y  amigo de Santo Domingo y promovió los intereses de su orden En la muerte de Santo Domingo, presidió sus funerales en Bolonia en 1221.

LA BULA A SANTA CLARA .

Santa Clara y su orden estuvo como bajo la protección de Gregorio IX, como es certificado por los conventos, prueba de su estima es la bula dirigida a Clara que transcribimos a continuación:

Gregorio obispo, siervo de los siervos de Dios.

A las amadas hijas en Cristo, Clara y demás siervas de Cristo, congregadas en la iglesia de San Damián, del obispado de Asís: salud y apostólica bendición.

Como es manifiesto, deseando consagraros solamente al Señor, renunciasteis al deseo de las cosas temporales; por lo cual, vendidas todas las cosas y distribuidas a los pobres, os proponéis no tener en absoluto posesión alguna, siguiendo en todo las huellas de Aquel que por nosotros se hizo pobre, camino, verdad y vida.

Y no os ahuyenta de tal propósito el temor a la la penuria de cosas, porque la izquierda del Esposo celestial está bajo vuestra cabeza para sostener las flaquezas de vuestro cuerpo, que, con ordenada caridad, habéis sometido a la ley del espíritu. Y, por último, quien alimenta las aves del cielo y viste los lirios del campo, no os faltará en cuanto al alimento y al vestido, hasta que, pasando Él, se os dé a sí mismo en la eternidad, cuando su derecha os abrace más felizmente en la plenitud de su visión.

“Así pues, tal como nos lo suplicasteis, confirmamos con el favor apostólico vuestro propósito de altísima pobreza, concediéndoos, por la autoridad de las presentes Letras, que no podáis ser obligadas por nadie a recibir posesiones.

Por consiguiente, a nadie en absoluto le sea lícito quebrantar este escrito de nuestro otorgamiento, o contradecirla con temerario atrevimiento. Y si alguien se aventurase a intentarlo, sepa que incurrirá en la indignación de Dios todopoderoso y de sus bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo.

Dado en Perugia, el 18 de septiembre [de 1228], en el año segundo de nuestro pontificado.”

Gregorio IX  mostró su predilección por las órdenes religiosas especialmente por las mendicantes. El 17 de Enero de 1235, el aprobó la Orden de Nuestra Señora de  la Merced para  la redención de cautivos.

Canonizó a San Francisco de Asís, a Santo Domingo de Guzmán, a san Antonio de Padua, a San Virgilio obispo de Salzburgo, a santa Isabel de Turingia en Perugia.”

 SANTOS DE LA IGLESIA DE ANTIOQUIA.

6.-INTENTOS PARA LA UNIÓN DE LA IGLESIAS.

 Por un tiempo Gregorio IX vivió en la esperanza que el podría efectuar una reunión de Iglesias latinas y griegas.  Promovió el encuentro entre latinos y griegos en el que se trataron las diferencias  entre las dos iglesias .

Posteriormente promovió el encuentro entre  cuatro religiosos , dos dominicos y dos franciscanos , con el Patriarca, él mismo escribió al patriarca de  Costantinopla con este fin, el Patriarca le contestó diciendo que él no podía decidir nada sin el consentimiento de los Patriarcas de Jerusalén, Antioquía .

Se celebró un sínodo entre los Patriarcas en el que estuvieron presentes los delegados papales. Pero los griegos obstinadamente adhirieron a su doctrina concerniente a la procesión del Espiritu Santo y aseguraron que los latinos no podian válidamente consagrar pan sin levadura. El hecho es que los esfuerzos de Gregorio IX resultaron inútiles, aunque algunas iglesias tornaron a la obediencia de la sede romana.

AULA PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD DE PARÍS . SIGLO XIII.

7.- BULA DEL PAPA GREGORIO IX A LA UNIVERSIDAD DE PARÍS.

Esta Bula que emana de la Cancillería del Papa Gregorio IX (1227-1241) titulada “Parens scientiarum universitas” es del 13 de abril de 1231. Sigue A las cartas de Robert Legado Courçon (año 1215), confirmando los  privilegios sobre  la independencia judicial e intelectual en la Universidad de París. En ella, a su vez se marca el procedimiento para la incorporación de nuevos profesores, así como el juramento que ha de hacer el Canciller delante del Obispo  antes de su toma de posesión.

Se concede a la Universidad el derecho a la confección de programas, horarios de clase, celebraciones etc.

8.- DECRETO  SOBRE LA NECESIDAD DE CONSERVAR LA TERMINOLOGÍA TEOLÓGICA DE LA TRADICCIÓN DE LA IGLESIA.

            En este Decreto el Papa urge a los teólogos de París sobre la necesidad de conservar la terminología de la Tradición sobre las verdades de la fe, procurando no someter la doctrina católica a la terminología estrictamente filosófica, dado que la misma puede adulterar la Palabra de Dios. ( Cf. Dez. Enquiridium simbolorum nºss 442-443).

 BIBLIOGRAFIA. Documenta catholica omnia conspectus omnium rerum. Santorum Paparum conspectus litteraliter ordinata. SS. Gregorius VIIII.Cf. Mansi Lib XXII, y Enciclopedia católica en línea.

 quijotediscipulo.

CELESTINO IV. ( 1241)

1.- Biografía del Papa Celestino IV en Mansi.

2.-Otra biografía de Celestino IV.

1.-BIOGRAFIA DEL PAPA CELESTINO IV EN MANSI.

 Traducción del latín por quijotediscipulo.

 “Celestino IV  natural de Milán  de la noble familia de los Castiglioni, de cardenal de santa Sabina, por la integridad de su vida  y su excepcional  erudición, según el testimonio de los dos escritores de este tiempo,  Mateo París y Abad  Stadense , llegó al pontificado el año del Señor  de mil doscientos cuarenta y uno, bajo el imperio de Federico II.

            Afectado por la enfermedad y sus muchos años  después de haber detentado el pontificado dieciocho días , emigró de esta vida.

            Tras él, la sede estuvo vacante  durante veinte meses debido a que algunos cardenales  fueron apresados  por Federico . Por lo que pareció que no era ni seguro ni conveniente  llevar a cabo la elección de un nuevo papa mientras  que los cardenales  permaneciesen en cautividad.

            El Parisiense escribió que  Celestino  fue un papa cismático dado   que su  elección no obtuvo los dos tercios de los votos exigidos por  el decreto del Concilio  Lateranense. Abad  Stadense  dice que tras la muerte de los dos cardenales que impedían la elección, Celestino fue el sucesor legítimo de Gregorio, por lo que hay que decir que Celestino  gobernó la Iglesia sólo catorce días.( Cf. Mansi Tomo XXIII en Documenta catholica omnia…)

 BASÍLICA DE SANTA SABINA EN ROMA.

2.-  OTRA BIOGRAFIA DE CELESTINO IV .

  Nativo de Milán, sobrino del Papa Urbano III y probablemente un cisterciense; murió el 10 de noviembre de 1241. Fue nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX, al cual sucedió el 25 de octubre de 1241, en la cima de la guerra papal con el emperador Federico II. Murió después de un pontificado de quince días.

 Primer cónclave de la historia

 Debido a este corto período, Celestino IV, no tuvo importantes decisiones históricas, aunque el solo hecho de su elección fue un evento resaltante pues se llevó a cabo el primer Cónclave de la historia.

            Esto se produjo cuando los diez miembros del colegio Cardenalicio estaba reunido para la elección del sucesor de Gregorio IX, estos no se pusieron de acuerdo, tanta fue la dilación que el senador romano Mateo Rosso Orsini ordena el encierro bajo llave (Cum clavis) de los cardenales con el fin de que se apresuraran en la elección y para evitar que el emperador Federico II, con quien la Iglesia se encontraba en una lucha interna, no interviniera en la misma.

            Este encierro duró dos meses y en ese período fallecieron dos de los diez cardenales, por lo que cuando llegaron a un acuerdo solo votaron ocho de ellos. Es más, el propio Celestino IV no pudo ser consagrado debido a que falleció casi un mes después debido a las duras condiciones del encierro, aunque no sin antes excomulgar a Mateo Rosso Orsini, quien los encarceló.

            La práctica del cónclave sigue usándose actualmente aunque evidentemente, con mejores cuidados y distintas atenciones.( CF. www.ecured.cu/index.php/Celestino_IV )

quijotediscipulo.

INOCENCIO IV. (1243-1254) .

 En la narración del pontificado de Inocencio IV seguiremos el siguiente  programa :

 1.- Vida anterior a su elección.

2.-Elección al Pontificado.

3.- Su relación con el emperador Federico II.

4.- Actuaciones  de Inocencio IV como autoridad suprema en la cristiandad.

5.- Los escrito del Papa Inocencio.

6.- Otras actuaciones de su pontificado.

7.- Muerte y sepultura.

8.- Bibliografía.

CATEDRAL DE PARMA. ITALIA.

 1.-VIDA ANTERIOR A SU ELECCIÓN.

 Inocencio IV antes llamado  Sinibaldo, natural de Génova, de la familia de los condes de Lavagna. Estudió en Parma y Bolonia, donde se especializó en derecho romano y canónico  y  en donde enseñó por algún tiempo derecho canónico . Fue nombrado canónigo en  la catedral de Parma y en 1226 lo encontramos en Roma como auditor de la Curia.

            El año 1227 fue nombrado  cardenal presbítero  de san Lorenzo  por el papa  Gregorio IX, posteriormente vice-canciller de la iglesia romana y en 1235 obispo de Albenga en la riviera ligur italiana y posteriormente legado papal en el norte de Italia.

Durante esta etapa de su vida  Sinibaldo mantuvo una relación amistosa con el emperador Federico II, que tantos problemas creó a la sede romana durante el pontificado de Gregorio IX.

 2.- ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 El día 24 de junio del año del Señor 1243, y después de un interregno de un año y casi ocho meses , dice Mansi, y   con el  asentimiento común de los cardenales,  liberados de las cárceles del emperador;  fue elegido Sinibaldo  como sucesor de Celestino IV,  quien tomó el nombre de Inocencio IV.

            Se puede entender que el nombre elegido por el nuevo papa  implicaba una aprobación de la doctrina de Inocencio III acerca de la autoridad suprema del pontífice no sólo en los asuntos referidos a la Iglesia sino también a los poderes civiles, algo que se confirmaría en la actitud  que mantuvo con Federico II a quien parece que la elección de Sinibaldo no le resultó grata, sigue diciendo Mansi,  porque sabía que era un varón generoso y honesto y por eso temía que de cardenal amigo se convirtiese en pontífice enemigo.( CF. Mansi  Con. Novis. Recen. Cap. XVIII.)

 PUERTO DE GÉNOVA. ITALIA.

3.- SU RELACIÓN CON EL EMPERADOR FEDERICO II.

 Queriendo el nuevo Pontífice confirmar su antigua amistad  con Federico se dirigía hacia  la Ciudad  Castellana cuando por  el camino  se convenció de que iba a ser raptado, pidió entonces ayuda a los genoveses que le enviaron  una flota a Civitavecchia, mientras el papa estaba en Sutri, enterado el papa de su llegada salió disfrazado  durante la noche del 27-28 de junio hacia Civitavecchia, desde donde fue conducido por una nave a Francia, terminando por instalarse en Lyón hasta la muerte de Federico.

            Hasta la muerte de Federico se mantuvieron las tensiones entre el Papa y el Emperador, este intentó varias veces la reconciliación con el Papa quien nunca se fio de él, poniéndole siempre la condición de que libertara a los clerigos, obispos y sacerdotes que tenía encarcelados y que devolviera los bienes y ciudades pertenecientes al sede romana que había ocupado violentamente, algo que Federico no estuvo nunca dispuesto seriamente a llevar a cabo.

            El Papa mantuvo a él y a los seguidores del mismo la excomunión  que ya había recibido de Gregorio IX. En el concilio de Lyòn no sólo se renovó la excomunión sino que el emperador fue depuesto. El concilio se abrió el  24 de junio  de 1245 En él no huvo ningún decreto dogmático, prácticamente se centró en el tratamiento a dar a Federico.

            El emperador fue representado por Mateo de Suessa, quien ofreció nuevas concesiones si su amo era liberado de la excomunión , pero Inocencio las rechazó y, habiendo presentado nuevas acusaciones el 5 de julio en contra del emperador, en la segunda sesión, lo depuso solemnemente el 17 de julio.

            Aunque esta deposición  no produjo resultados inmediatos pues el emperador  en carta dirigida a los príncipes y reyes protestaba contra el derecho del Papa a disponer de los imperios y a castigar a los soberanos con penas temporales.

             Federico consiguió  que  el rey de Francia  Luis IX  se reuniese con el Papa en Cluny para obtener la reconciliación; pero   éste no logró nada de Inocencio.

             En 1246 Federico intenta una nueva  negociación y esta  directa, enviando al arzobispo de Palermo a Lyon con la promesa de cumplir las demandas papales y reparar todos sus abusos cometidos con la Iglesia . El Papa puso la condición de que el Emperador se presentara solo y sin arma por lo que el enfrentamiento continuó .

            Federico se dispuso a caer  sobre Lyon con su ejército; lo que conocido por el rey francés, san Luis, impidió su realización poniendo a disposición del Papa todas sus tropas. Pero, a causa de la condenación conciliar y de la predicación de los frailes mendicantes, el prestigio de Federico II había decaído mucho incluso en Alemania.

            En 1247 Guillermo de Holanda es elegido su sucesor, los clérigos partidarios de Federico II son privados de sus beneficios por el papa quien declaró la lucha contra Federico como una  cruzada en la que se concedía a quienes luchasen contra él las indulgencias y beneficios propios de los cruzados

            Federico vencido terminó  retirándose a Sicilia, donde murió  el 13 dic. 1250, rechazando la reconciliación con el Papa. Tras la muerte de Federico el Papa regresó a Roma.

 EL REINO DE SICILIA.

4.- ACTUACIONES DE INOCENCIO IV COMO AUTORIDAD SUPREMA DE LA CRISTIANDAD.

  El 19 de abril de 1251, Inocencio IV se dirigió a  Italia y entró  en Roma en octubre de 1253.

            La corona de Sicilia fue devuelta a la Santa Sede tras la deposición de Federico II;  aunque esta devolución no se hizo efectiva de forma inmediata  pues  Conrado IV y  Manfredo eran  quienes controlaban Sicilia por la fuerza de las armas.

            Después  de la muerte de Conrado IV el 20 de mayo de 1264, el papa finalmente reconoció las demandas a la corona por parte del   hijo de Conrado de dos años de edad.

Manfredo también capituló e Inocencio hizo su entrada solemne en Nápoles el 27 de octubre de 1254. Pero Manfredo pronto se rebeló y venció a las fuerzas papales en Foggia el 2 de diciembre de 1254.

            En Inglaterra, Inocencio IV protegió a Enrique III en contra de la nobleza laica y eclesial.

            En Austria, confirmó a Ottocar, el hijo del Rey Wenceslao, como duque en 1252.

            En Portugal, designó Alfonso III como administrador del reino, porque su pueblo había rechazado a Sancho III por su inmoralidad y tiranía.

5.-LOS ESCRITOS DEL PAPA INOCENCIO.

  Durante  el pontificado de Inocencio   se acentuó el proceso de centralización de la organización eclesiástica
Una de sus  obras escritas antes de su nombramiento como Papa  fue el  Apparatus in quinque libros Decretalium, Indroducción preparatoria a los cinco libros de las Decretales”

            Más tarde, siendo ya Papa, promulgó sus propias decretales y las envió a las universidades de Bolonia y París, para que fueran incorporadas en el lugar correspondiente de la compilación que con anterioridad había promulgado Gregorio IX.

            Entre sus escritos  se cuentan sus cartas, un total de 762.

            Una de estas cartas es la escrita el 6 de marzo del 1245 al obispo de Túsculo .

             En ella se abordan diversas cuestiones  de carácter dogmático, disciplinar y  litúrgico, referidas a los usos de la iglesia griega : sobre  la unción de los bautizados  adultos  por inmersión, sobre la reserva de la crismación en el bautismo a los obispos, sobre la consagración del crisma en la misa crismal del jueves santo, sobre la gravedad de la fornicación,  entre solteros.

            Esta obra  se publicó en Estrasburgo en 1477 siendo posteriormente reimpresa.eros, sobre la licitud de las segundas y terceras nupcias, sobre  la purificación  en el purgatorio etc.( Cf. Dez. nºs  449-457).

 SAN SILVESTRE DE VALLECAS. MADRID.

6.-OTRAS ACTUACIONES DE SU PONTIFICADO.

            1.-Promovió  las misiones en Prusia, Rusia, Armenia y Mongolia.

            2.- . Aprobó  la regla de los Silvestrinos el 27 de junio de 1247. La Orden Silvestrina es una rama benedictina, que nació en 1227, en Las Marcas, Italia, fundada por San Silvestre . Fue aprobada por Inocencio IV en 1248. Siguen la misma regla de San Benito, haciendo énfasis en la acogida de peregrinos y personas que buscan a Dios.        Sobre todo, acogen al otro como quien acoge a Cristo, y el signo devocional exterior es la devoción a la Santa Faz. Su carisma y misión están ordenados a hacer visible la espiritualidad de San Benito en el mundo, haciéndose presentes en diversas labores misioneras de la iglesia .

            3.- Aprobación de la Regla de las Doncellas pobres de Santa Clara.

            La segunda orden, o hermanas descalzas, ahora comúnmente llamadas Clarisas incluye a todos los diferentes monasterios de monjas enclaustradas que profesan la Regla de Santa Clara aprobada por Inocencio IV en 1253, ya sea que observen la misma en toda su exigencia original o de acuerdo a las dispensas otorgadas por Urbano IV, el 18 de octubre de 1263; o las constituciones compuestas por Santa Colette y aprobadas por Pío II, el 18 de marzo de 1458; o la reforma de María Lorenza Longo aprobada por Pablo III el 10 de diciembre de 1538, y conocida comúnmente como Clarisas Capuchinas.

            Las Hermanas de la Anunciación en cierto sentido, es una ramificación de la segunda orden, pero sigue ahora reglas propias diferentes de la regla de Santa Clara.

4.- Canonizó a los siguientes santos: Edmundo Rico, Arzobispo de Canterbury, el 16 de diciembre de 1246; Guillermo, obispo de St-Brieuc, en 1247; Pedro de Verona, inquisidor dominico y mártir, en 1253; Estanislao, obispo de Cracovia, el mismo año.

5.- “Inocencio creó varios cardenales en el concilio de Lyón y fue el primero que les permitió el uso del gorro ( solideo) rojo, con la intención, según afirma  Martino Polono, de que recordasen que debían estar dispuestos a derramar  su sangre en defensa de la religión cristiana y de forma especial en un tiempo en que la misma estaba siendo maltratada por el emperador Federico II.”( Mansi).

6.-” Amó y agasajó a los hombres sobresalientes de su tiempo entre ellos al cardenal Hugo de la orden dominicana, quien dividió los libros sagrados en capítulos y estableció las concordancias existentes en los evangelios. Instó a los varones doctos a que escribiesen obras  entre ellos a Alejandro de Ales, a Bernardo de Parma y al Compostelano.( Mansi)

7.-” Instituyó la solemnidad, con octava,  de la Natividad de la Santísima Virgen María :”( Mansi).

CATEDRAL DE NÁPOLES.

7.-MUERTE Y SEPULTURA.

            “Inocencio IV falleció el día 6 de diciembre del año 1254 en Nápoles , después de un pontificado de 11 años , 5 meses y 12 días. Fue sepultado, no en la basílica de san Lorenzo como dice Platina, sino en la catedral de Nápoles, donde todavía puede vedrse su sepultura“.( Mansi )

 BIBLIOGRAFIA.Mansi. Conciliorum novissima resentio. C.XIII en Documenta catholica omnia.Enciclopedia católica en linea.Enciclopedia GER CANAL SOCIAL. Inocencio IV.

quijotediscipulo.

 ALEJANDRO IV.( 1254-1261 ) .

 1.- Datos biográficos y su elección al pontificado.

2.- Actuaciones políticas de Alejandro IV.

3.- Diversas bulas y escritos.

4.- Bula sobre el reconocimiento de la santidad de santa Clara.

5.-Muerte y sepultura.

 CASTILLO CERCA DE ANAGNI.

1.-DATOS BIOGRÁFICOS Y SU ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

Alejandro IV  de nombre Rinaldo o según otros Ronaldo, natural de Anagni , oriundo de la noble familia de los condes de Segni como sus antecesores Inocencio III y Gregorio IX su tío  quien lo nombró cardenal en 1227 y obispo de Ostia en 1231.

Fue elevado al trono apostólico y cátedra de san Pedro a los quince días de la muerte de Inocencio IV el día 25 de diciembre, el mismo día de la celebración del nacimiento de Cristo, el año 1254  de la Salvación Humana, reinando el conde Guillermo  de Holanda.

 ALFONSO X EL SABIO EN EL LIBRO DE LAS CANTIGAS

2.- ACTUACIONES POLÍTICAS DE ALEJANDRO IV.

 En la disputa por la corona imperial  alemana que siguió a la muerte de Guillermo de Holanda (1256), el Papa apoyó los reclamos de Ricardo de Cornwall contra Alfonso de Castilla, de igual forma se opuso  a los herederos del emperador Federico II. Excomulgó a Manfredo quien mantuvo el reino de Sicilia a pesar de la oposición del papa , hasta que se retiró ante Carlos de Anjou.

Varios historiadores hablan de la política errática de Alejandro IV  en los asuntos políticos en los que estuvo inmersa últimamente la sede apostólica. Con él se puede decir que sufrió un duro golpe la idea de la Cristiandad rompiéndose la unidad entre los príncipes cristianos.

 PATIO DE LAS ESCUELAS. UNIVERSIDAD DE SALAMANCA.

3.- DIVERSAS BULAS Y ESCRITOS.

En 1255 aprueba la creación de la Universidad de Salamanca por Alfonso X, el Sabio, le concede sello propio y la licencia ubique docendi. De dar grados en todos los lugares del mundo.

En 1256 promulga la bula Liceo Ecclesiae Catholicae, por la que organizó los diversos grupos de ermitaños de inspiración agustiniana, en una sola y única Orden.

En 1260 dio  a San Alberto Magno, obispo de Ratisbona.  el  título de Doctor universalis.

. Aquel mismo año se formó, probablemente en Perusa, el primer movimiento de los peregrinos llamados flagelantes, uno de los fenómenos más característicos de la Edad Media, que recorrían centenares de leguas dirigiéndose hacia Roma y flagelándose durante el camino, en señal de penitencia.

Durante su pontificado, Alejandro IV  mantuvo su apoyo a las órdenes mendicantes, condenando algunos libros escritos en su contra especialmente de los franciscanos , cuidando no se rompiese la unidad de la orden, confirmó la  canonización  de Clara de Asís (1255) y a Iñigo de Oña (1259).

 SANTA CLARA DE ASÍS.

4.- BULA SOBRE LA VIDA Y VIRTUDES DE SANTA CLARA POR EL PONTÍFICE DEL 26 DE SEPTIEMBRE 1255.

 “Alejandro, obispo, siervo de los siervos de Dios, a todos los venerables hermanos arzobispos y obispos establecidos en el reino de Francia: salud y apostólica bendición.

 Clara, preclara en claros méritos, brilla clara en el cielo con claridad de insigne gloria, y con esplendor y sublimes milagros en la tierra. Brilla aquí abajo la estricta y excelsa religión de Clara, irradia en lo alto la abundancia de su premio eterno y su poder deslumbra a los mortales con magníficos signos.

            Esta Clara fue diplomada aquí con el privilegio de la máxima pobreza; en el cielo la recompensan con abundancia de inestimables riquezas; y los fieles católicos le rinden el más alto honor, con devoción cumplida.

            Aqui, sus obras luminosas hicieron brillar a Clara. La plenitud de la luz divina la ilumina en las alturas. Sus espléndidos prodigios la esclarecen admirablemente ante el pueblo cristiano.

            ¡Oh Clara!, dotada de tantos y tales títulos de claridad. Fuiste clara de verdad antes de la conversión, más clara desde aquella hora, preclara en tu vida claustral y, finalmente, clarísima, una vez apagada tu vida en el tiempo.

            A nuestro tiempo se le mostró en Clara un claro espejo de conducta; en el jardín celeste ella aporta el delicado lirio de la virginidad; por ella, en la tierra experimentamos la ayuda de los auxilios divinos.

 ¡          Oh admirable y dichosa claridad de Clara! ¡Cuanto más es el amor y la atención con que se estudia esta claridad en los hechos concretos, tanto más luminosa la descubrimos en cada uno!

 Brilló cuando vivía en el mundo, resplandeció aùn más en la vida religiosa, en su hogar fue un rayo de luz, en el claustro, fulgor resplandeciente. Brilló en vida, resplandece radiante tras la muerte. Fue clara en la tierra, y en el cielo inmensa claridad.

 ¡Cuán viva es la fuerza de esta luz, y qué vehemente su claridad! Mas esta luz permanecía cerrada en el secreto de la clausura, e irradiaba fuera destellos luminosos; se recluía en el estrecho cenobio, y se difundía por todo el mundo. Se recogía dentro y se extendía fuera. Porque Clara moraba oculta, mas su conducta era notoria. Clara callaba, mas su fama era un clamor. Se recataba en su celda, mientras su nombre y su vida se pronunciaban en las ciudades.

 Y no es extraño, pues una lámpara tan inflamada, tan reluciente, no podía quedar oculta sin iluminar y dar clara luz en la casa del Señor. Ni podía ocultarse un vaso de tales esencias sin emanar aromas, llenando de suave fragancia la casa del Señor. Es más, rompiendo en el angosto encierro de su celda el alabastro de su cuerpo, inundaba con los aromas de su santidad todo el edificio de la Iglesia… Sigue una reseña biográfica)

            Alégrese, pues, la madre Iglesia, que ha engendrado y formado a tal hija, madre fecunda de virtudes, que ha engendrado con sus ejemplos a una multitud de alumnas para la vida religiosa y las ha formado a la perfección, en el santo servicio de Cristo. Se alegre también el pueblo fiel y devoto, porque el Señor y rey de los cielos ha introducido, con tanta gloria, en su altísimo y resplandeciente palacio, a su hermana y compañera, que él se eligió como esposa. Así como saltan de júbilo los coros de los santos, al celebrarse en su patria celestial las nuevas nupcias de la esposa del Rey.

            Ahora, porque conviene que una virgen de Dios exaltada en el cielo sea venerada en la tierra, por la Iglesia universal, puesto que, tras una diligente y atenta investigación y examen riguroso de la santidad de su vida y de sus milagros, aunque sus claras gestas son ya bien conocidas en regiones de cerca y lejanas, Nos, con el consejo y el asentimiento común de nuestros hermanos y de todos los prelados que se encuentran actualmente en la Sede apostólica, fiados en la omnipotencia divina, con la autoridad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y con la nuestra, determinamos inscribirla en el catálogo de las vírgenes santas.

            Por tanto, os lo anunciamos a todos vosotros y os exhortamos expresamente, mediante estas cartas apostólicas, a celebrar con toda devoción y solemnidad la fiesta de esta virgen el 12 de agosto, y a mandar que la celebren vuestros fieles con la misma devoción, a fin de que podáis merecer tenerla ante Dios como vuestra buena y solícita protectora.

            Y Nos, por la misericordia de Dios todopoderoso, confiando en la autoridad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, para que la multitud del pueblo cristiano acuda a su venerable sepulcro con más ardor y más numerosos, y su fiesta se celebre con mayor afluencia de gente, concedemos para cada año la indulgencia de un año y cuarenta días a todos aquellos que con humildad y devoción, bien contritos y confesados, se acerquen al sepulcro de esta virgen el día de su fiesta o también dentro de la octava, para pedir su protección.

            Dado en Anagni el 26 de septiembre, en el año primero (1255) de nuestro pontificado”.  ALEJANDRO IV.

Escribió varias cartas decretales: 

Constitutio Cypria (MPG 140 1533 1562)  

Constitutiones (Cherubini vol 4 ff 292-295)  

Dignum Arbitramur  

Dignum Arbitramur et Congruum  

Inter Ea Quae Placita  

Nec Insolitum  

Petitionibus Vestris Benignum Impertientes .

  5.- MUERTE Y SEPULTURA.

 Alejandro murió el dia VIII de la kalendas de junio del año del Señor 1261. Su cuerpo fue enterrado en la Catedral de Viterbo pero se desconoce su ubicación exacta, ya que fue escondido por temor a que el cuerpo fuese profanado. Coincidiendo con el 750 aniversario de su muerte hay en marcha un proyecto internacional, dirigido por el arqueólogo español Alberto Pichardo, dedicado a la búsqueda de la tumba.

BIBLIOGRAFIA. Vita Operaque Alex IV Mansi Con.nov. res. Cap. XXIII en Documenta catholica omnia. Bulario de Alejandro IV. Ibidem. Enciclopedia católica en línea.

quijotediscipulo.

URBANO IV. (1261-1264).

 1.- Notas biográficas.

2.-Su elección como pontífice y primeros actos.

3.- Su actuación política.

4.- Actuaciones pastorales del Papa Urbano.

5.- Muerte y sepultura.

 1.-NOTAS BIOGRÁFICAS.

 De nombre de pila Jacques Pantaléon, hijo de un zapatero francés, nacido en Troyes, estudió en París. Llegó a ser canónigo de Laon y más tarde arcediano de Lieja, atrajo la atención de Inocencio IV en el Concilio de Lyon (1245) y en 1247 fue enviado en misión a Alemania.

            Allí su principal obra fue la restauración de la disciplina eclesiástica en Silesia y la reconciliación de los Caballeros Teutónicos con sus vasallos prusianos. Fue promovido a arcediano de Laon dos años después, y en 1251 fue enviado a Alemania del Norte con el encargo de obtener partidarios para la causa de Guillermo de Holanda, el candidato papal para el Imperio.

            Fue nombrado obispo de Verdún en 1253 y patriarca de Jerusalén en 1255, en un momento de gran dificultad y angustia para los cristianos de Tierra Santa. A la muerte de Alejandro IV (25 de Mayo de 1261), había vuelto a Occidente y estaba en Viterbo,donde había ido para rendir homenaje al futuro Papa.

 DE LA CIUDAD DE VITERBO. ITALIA.

2.- SU ELECCIÓN COMO PONTÍFICE Y PRIMEROS ACTOS.

 Cual sería su  sorpresa que  en el Cónclave de Viterbo  fue elegido  Papa,  pues los ocho cardenales reunidos en el cónclave  después de tres meses de deliberaciones no se ponían de acuerdo en la elección del nuevo papa y terminaron por elegirlo  pese a no ser cardenal ni de noble alcurnia, ni formar parte de los electores, siendo  consagrado el 4 de septiembre de 1261 inmediatamente después de su elección, con el nombre de Urbano IV, Urbano no residió nunca en Roma y estableció la curia en Orvieto y más tarde en Perusa. Aunque sería también aceptado por los romanos.

            No había pasado ni un año después de su elección  cuando  creó catorce nuevos cardenales. De estos, seis eran parientes o subordinados de los que le habían elegido, pero siete fueron franceses, incluyendo su propio sobrino y tres que habían sido consejeros de San Luis.

            Así Urbano se aseguró la mayoría en el Sacro Colegio, pero introdujo un partido francés que fue el factor principal en la política eclesiástica durante el resto del Siglo XIII y en el Siglo XIV se convirtió prácticamente en la totalidad del Colegio. Entre los nuevos cardenales había tres futuros Papas, Clemente IV, Martín IV, y Honorio IV, que iban a tener máxima participación en acabar y defender su obra.

 CORONACIÓN DE MANFREDO I,  REY DE SICILIA.

3.- SU ACTUACIÓN POLÍTICA.

Fue un inteligente diplomático, con destreza política a la que se unía una actitud enérgica y clara en sus decisiones .

            Afianzó  la influencia del papado negociando con Luis IX de Francia el advenimiento de Carlos de Anjou a Sicilia logrando a través de condiciones impuestas a Carlos de Anjou  el afianzamiento de la sede romana  en la isla.

            Entre las condiciones pactadasestán las que sigue: Sicilia nunca debería unirse al Imperio, su rey debía pagar un tributo anual, prestar juramento de fidelidad al Papa, y abstenerse de adquirir cualquier dominio considerable en el Norte de Italia; la sucesión también fue estrictamente regulada. El tratado de hecho “iba a ser el último eslabón en la larga cadena de actos que habían establecido la soberanía de la Santa Sede sobre Sicilia”

            Se opuso  a las aspiraciones de Ricardo de Cornualles y Alfonso X de Castilla en su intento de alcanzar la corona imperial.

            A mediados de 1262 era casi completa la  restauración del orden en los Estados Pontificios, el debilitamiento de las alianzas de Manfredo en Lombardía, y la resurrección de los aniquilados güelfos en Toscana.

            De esta forma  Urbano resolvió los dos problemas que le había dejado su antecesor  Alejandro IV: : la liberación de Sicilia de los Hohenstaufen mediante  el derrocamiento de Manfredo  y la restauración de la influencia que la Santa Sede había perdido en Italia.

               Pero  el problema de Sicilia iba unido, en parte, al problema de Oriente, en  1261, el emperador bizantino Miguel Paleólogo había puesto fin al Imperio latino, desalojando  de Constantinopla a su último rey Balduino II.

            El Papa, al relegar a  Manfredo, hizo imposible una alianza conjunta para ayudar al monarca destronado, a la vez que hizo más dificultosa la unión de las dos iglesias oriental y occidental  por los esfuerzos que realizaba queriendo restaurar el Imperio perdido.

            Tras varias tentativas, hubo de firmar una tregua con el Emperador bizantino.

            Parecido fracaso obtiene también en Inglaterra, al tomar parte por su rey, Enrique III, que estaba en lucha con sus propios barones. Éstos, por medio de los llamados «Provedimientos de Oxford», querían poner trabas a la autoridad real. Urbano condena tales manejos y manda como legado a Inglaterra a Guido Foulquois , a quien los nobles no dejan que pase el canal de la Mancha.

 4.-ACTUACIONES PASTORALES  DEL PAPA URBANO.

 

LA ACADEMIA DE RAFAEL SANZIO. VATICANO.

a)  La prohibición de las obras de Aristóteles.

 Con el ánimo de prevenir la difusión de los  errores de Aristóteles en materia teológica , un concilio local, en 1210, prohibió en París la enseñanza pública y privada de la filosofía natural y de la metafísica de Aristóteles, así como la de todos sus comentarios.

             En 1215, la prohibición se refrendó. No obstante, esto ni previno ni impidió que se leyeran esas obras en privado, y su popularidad creció rápidamente en el segundo cuarto del siglo XIII.

            En 1231, el Papa Gregorio IX, él mismo un amante del conocimiento, refrendó temporalmente la prohibición previa, y luego convocó a un concilio para examinar y corregir los escritos de Aristóteles, en caso de que algún error se encontrase en ellos.

            Con esta acción, el Papa esperaba hacer de estas obras algo conveniente para el mundo cristiano. Pero su comisión fracasó: ella no produjo ningún resultado positivo, quizás por la muerte de Guillermo de Auxerre, su miembro más distinguido.

            No hay que olvidar que los  cristianos conocieron  por primera vez la filosofía de Aristóteles a través de los comentarios  árabes e interpretaron, según una lectura árabe, que dicha filosofía contradecía la fe en importantes puntos de la doctrina. Fue necesario un esfuerzo riguroso para llevar a cabo nuevas traducciones de Aristóteles a partir de los originales griegos así como para escribir nuevos comentarios libres de las interpretaciones árabes.

            Hacia la década de 1260 fue muy aguda la necesidad de esas traducciones y de esos comentarios: en la Facultad de Artes de París surgió un averroísmo herético.

            El papado, una vez más, tuvo que actuar. En 1263, el Papa Urbano IV recordó a los estudiosos parisienses que el decreto de 1231, que parecía haberse vuelto letra muerta, aún estaba en vigencia.

            No obstante, no satisfecho con jugar un papel simplemente negativo en el asunto, este Papa comenzó a cumplir a su manera lo que el Papa Gregorio IX había intentado hacer en 1231.

             Santo Tomás de Aquino (1224/5-1274) fue convocado a la corte papal donde hubo de empezar con sus voluminosos comentarios a la obra de Aristóteles.  Guillermo de Moerbecke estaba también en la corte.

            Por petición de Santo Tomás, Guillermo hizo nuevas traducciones de las obras de Aristóteles directamente del griego. Ellas servirían de base para los comentarios de Santo Tomás.

             Más que ninguna otra cosa, el esfuerzo conjunto de Guillermo de Moerbecke y de Santo Tomás, bajo el patronazgo del Papa Urbano, convirtió a un Aristóteles potencialmente hostil en un Aristóteles aliado de la sabiduría cristiana, e hizo posible una asimilación vital y fructífera de su pensamiento.( Cf.http://www.filosofia.org/cla/ari/azc01vyo.htm).

 PANGE LINGUA GLORIOSI CORPORÍS MYSTERIUM…

b) Universalización de la celebración de la Festividad del Corpus Christi.

 Los orígenes de la celebración de la festividad del Corpus Cristi  se remontan hacia el siglo XIII, momento en que la monja agustiniana Juliana de Lieja comienza a realizar enérgicas peticiones para su celebración .

            Juliana de Lieja afirmaba que desde su juventud, Dios la habría instruido para que un día ella pudiera establecer la festividad del Cuerpo de Dios, solicitando entonces a numerosas personalidades de la iglesia, hasta llegar al Papa Urbano IV.

            Como los obispos podían ordenar fiestas en sus diócesis el obispo Robert de Thorete ordenó la celebración del Corpus Christi en el año 1246 para que se celebrara cada año subsiguiente. Años después Robert de Thorete y la monja Juliana de Lieja murieron, pero la celebración siguió siendo festejada por los habitantes de diversas ciudades.

            Hacia 1263 el Papa Urbano IV comienza a investigar los orígenes y autenticidad  del llamado Milagro Eucarístico de Bolsena, en el cual una hostia consagrada comenzó a sangrar. Un año después el Papa publicó una bula (Transiturus Corpus Christi)  en la que condenaba la herejía de Berengario de Tours sobre la transubstanciación eucarística.

            La muerte del Papa Urbano IV (el 2 de octubre de 1264), un poco después de la publicación del decreto, obstaculizó que se difundiera la fiesta. La fiesta fue aceptada en Cologne en 1306. El Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta. Publicó un nuevo decreto incorporando el de Urbano IV. Juan XXII, sucesor de Clemente V, instó su observancia ( Cf. revistea.com/historia/tag/papa-urbano).

 IMAGEN DEL CISMA DE ORIENTE.

c) Nuevo intento de la unión de las iglesias de oriente y occidente.

              El emperador  bizantino estaba deseoso y dispuesto  s trabajar por la unión de la Iglesias. El  Papa Urbano  buscó un entendimiento con Miguel paleólogo, y aquí también dio una duradera dirección a la política papal, poniéndola en el camino que condujo a la unión e las iglesias en el concilio de Lyon de 1274, aunque la duración de la misma fue breve como resultado de una unión más bien política que eclesial.

 EN EL MUSEO DE LA CIUDAD DE PERUGIA.

d) Muerte y sepultura.

 De sus escritos se conserva un volumen de Cartas, una paráfrasis del salmo Miserere y una descripción de Palestina titulada Jacobi Pantaleonis.

El Papa Urbano IV murió el 12 de octubre de 1264 y fue sepultado en Perugia, en la actualidad el epitafio de su sepulcro se  encuentra en el Museo de la ciudad de Perugia, dado el hundimiento de la iglesia donde directamente fue sepultado.

 FUENTES. Enciclopedia católica y las citadas a lo largo del tema.

quijotediscipulo.

 CLEMENTE  IV. ( 1265-1268).

1.- BIOGRAFIA EN ACI DIGITAL.

 Nació en Saint Giles (Francia). Elegido el 15.II.1265, murió el 29.XI.1268. Excomulgó a Corradino de Suecia, pero ello no sirvió para impedir la ocupación de Roma y Nápoles. Antes de ser sacerdote fue hombre de mundo. Vivió y murió en Viterbo.

File:Saint Giles moscow01.jpg

SAN GIL. ANÓNIMO

 

2.- BIOGRAFIA TRADUCCIÓN LITERAL DEL LATIN POR quijotediscipulo.

 “Clemente IV natural de Narbona, en la villa de san Egidio,  llamado antes  Guido Faulques, licenciado en derecho,  muerta su esposa con la que había estado casado, recibió las órdenes sagradas . Su ascenso en la Iglesia fue rápido; en 1256 era obispo de Puy; en 1259 arzobispo de Narbona; en diciembre de 1261 cardinal-obispo de Sabina.

            Fue elegido pontífice por aclamación de los cardenales , en las nonas de Febrero del año  del Señor 1265, durante el reinado de Ricardo rey de los romanos.

            Tras su elección en Perugia fue conducido por los cardenales vestido con un hábito  de mendicante con el que iba vestido a Viterbo donde fue coronado pontífice.

            Llegado a Italia Carlos de Anjou  entró en   Roma donde fue coronado rey de Sicilia y de Nápoles por los cardenales nombrados para este fin, con la condición de que había de pagar a la sede apostólica cuarenta mil ducados por año.

            Una vez creado Carlos Anjou  rey , después de la muerte de Manfredo vencido por él ,  Conradino,  desatendiendo la censura y los anatemas papales,  bien armado avanzó a la conquista de lo que él juzgaba su herencia,  viendo Clemente como recorría los campos de Viterbo  predijo que el joven , “era llevado como un cordero al matadero”, una profecía  que se cumplió  literalmente cuando, después del día fatal de Tagliacozzo (23 de agosto de 1268), Conradino cayó en las manos de Carlos y fue decapitado (el 29 de octubre) en la plaza del mercado de Nápoles.

            A Eduvigis reina de Polonia,  quien después de su muerte hizo muchos milagros, la puso en el número de los santos.

            Amó especialmente  a san Buenaventura. Fue liberal con los pobres, piadoso y modesto con todos y por decir algo que lo comprenda todo, no tuvo falta de ninguna de las virtudes.

            Las dos hijas que tuvo de su matrimonio entraron en un convento y les asignó como dote  a una sólo treinta libras y a la otra trescientas.

            A un clérigo familiar suyo que tenía tres prebendas le quitó dos,   diciendo que él no había venido a servir a la carne y sangre sino a solo Dios.

            Después de tres años y veintiún  días en que ocupó la sede apostólica  , falleció  siendo sepultado en la basílica de Santa María  ad gradum  en Viterbo en las calendas de diciembre del año mil doscientos sesenta y ocho.

            Después de su  muerte la sede apostólica  quedó sin pastor  durante dos años y nueve meses.

PERUGIA. ITALIA.

 3.-CARTAS.

 Del  Papa Clemente IV se  conservan varias cartas,  tres  trae Mansi , en la primera de ellas que lleva por título a Pedro Grosso amado hijo, le dice que no espere nada de él por el hecho de haber sido elegido pontífice encargándole  que comunique a todos sus familiares, que no vengan a visitarle y que vivan como si el fuese un simple clérigo, nombra en ella algunos de los familiares, posiblemente hermanos y sobrinos y sobrinas  y con una claridad inusitada les dice que prescindan de él para todo lo que pueda considerarse un privilegio, tanto de carácter económico como  social.

            Las otras dos son cartas dirigidas  una al obispo de Salzsburgo confirmando su nombramiento  de arzobispo en la misma sede y la otra al elegido como obispo de la diócesis pataviense. En ambas cartas les insta a que sean dignos de la misión que se les ha encomendado.

BASÍLICA DE VITERBO. ITALIA.

 4.- BULAS DEL PAPA CLEMENTE IV.

 En el Bullarium (Cherubini vol 1 ff 158-176), se encuentran varias Bulas emitidas por el Papa Clemente IV .Por ejemplo  la emitida en favor de las órdenes de santo Domingo y de los Frailes menores, les concede que puedan recibir limosnas de los fieles y conservarlas y administrarlas , siempre en favor  de sus comunidades.

En ella rechaza expresamente  la idea de algún obispo por la que  siendo los religiosos de estas órdenes ” muertos al mundo” deben prescindir de cualquier clase de posesión.

            Otra de las Bulas va dirigida al Maestro y Hermanos de la Milicia del Hospital de san Lázaro de Jerusalén mandándoles que permitan  que una vez al año los sus  Hermanos  puedan llevar a cabo una colecta  no poniéndoles impedimento alguno sino recibiéndolos amablemente.

            A los mismos en otra Bula les indica que no reciban en el Hospital a los leprosos  sino que  los deriven a los Hermanos que se ocupan de cuidar de los mismos y que permitan recibir limosnas con este fin.

            Otra Bula es la dirigida a los Cistercienses  modificando algunos puntos de sus Estatutos.

            El interés de estas Bulas  está en que ellas, así como sus cartas, nos informan de sus actividades eclesiales y no  como las vidas que suelen ocuparse preferentemente de sus actividades políticas.

 BIBLIOGRAFIA: Sacrorum Conciliorum Nova Amplissima Collectio Vol. XXIII, en Documenta catholica ominia conspectum omniun rerum. Bullarium Cherubini vol 1 ff 158-176. ibidem. Ver también Enciclopedia católica y su bibliografia.

quijotediscipulo.

BEATO GREGORIO X. (1272-1276).

1.- Sintesis.

2.- Una elección por compromisarios.

3.- Vida y obra del Papa Gregorio X.

4.- El Concilio de Lyon.

5.-Decreto en favor de los judíos.

1.-SÍNTESIS .

 Nació en Piacenza. Elegido el 27.III.1272, murió el 10.I.1276. Después de casi tres acuerdos con el Cónclave de Viterbo, el pueblo exasperado destejó el techo poniendo a los cardenales a pan y agua hasta que se decidieran. Proclamó el 14º Concilio Ecuménico. ( Cf. ACI Digital ).

JERUSALÉN EL LUGAR DEL TEMPLO Y LA MEZQUITA.

2.- UNA ELECCIÓN POR COMPROMISARIOS.

 La elección de Gregorio X es la primera elección  de un papa por medio de compromisarios , la razón de  tal elección  nació del hecho siguiente: Tras la  muerte de Clemente IV (29 nov. 1268  los cardenales reunidos en Viterbo estaban divididos en dos campos, el francés y el italiano. Ninguno de los dos lograba, después  de varias votaciones,  conseguir los dos tercios de la mayoría del voto ni querían ceder a los otros para elegir a un candidato al papado, por este motivo la sede apostólica estaba  vacante cerca de tres años.

En el verano de 1270 los dirigentes y burgueses de la ciudad de Viterbo, con la esperanza de forzar el voto, recurrieron a encerrar a los cardenales en el palacio episcopal donde  hasta se les cortó el suministro  de comida, teniéndolos a pan y agua. Por fin los cardenales llegaron a un compromiso  por los redoblados esfuerzos de los reyes de Sicilia y Francia.

            El sacro Colegio, que consistía entonces en 15 cardenales, designó a seis de entre ellos  para que puestos de acuerdo  emitieran  un voto final. Los seis delegados se reunieron el 1 de septiembre de 1271 y unieron los votos eligiendo a Teobaldo Visconti, archidiácono de Lieja que no era cardenal ni siquiera sacerdote.

El documento, tanto  del compromiso como de la elección  se conserva y tiene la siguiente  anotación previa:  “Hacía dos años, nueve meses y dos días que  la sede Romana estaba vacante, los cardenales electores se reunieron gran cantidad de veces para la elección del pontífice, aunque por las distintas facciones existentes entre ellos  no llegaban a ningún acuerdo. Por fin el año MCCLXXI en las kalendas del mes de septiembre , llegaron al compromiso por el que concedían a seis cardenales el poder de la elección. El primero que publicó el acta fue Luc. Wagddihgus Franciscanus  autor erudito y diligente de los anales de su orden, y después Orodic Reynaldus Baronii dignísimo continuador. El acta la tomaron del códice vaticano MS de las formulas   de Marino Ebulense , autor coetaneo, hombre natural de Francia  y que fue vicecancelario de la iglesia romana , nombrado después por Clemente IV ,arzobispo de Capua. Su obra , de la que este acta fue tomada , contiene las formulas e instrumentos  de la cancillería apostólica.”( Cf. G. Cossartii Admonitio ).

 PUENTE ROMANO DE CAPUA. ITALIA.

3.- VIDA Y OBRA DEL PAPA GREGORIO X.

 

Gregorio decimo, de nombre Teobaldo era natural de Piacenza y había estado un tiempo al servicio del cardenal Jacobo de Palestrina, había asido nombrado archidiácono de Lieja y acompaña do al cardenal Ottoboni en una misión a Inglaterra, y que el en el momento de su elección estaba en Ptolemaida (Acre) con el príncipe Eduardo de Inglaterra, en un peregrinaje a Tierra Santa.

Recibió la llamada de los cardenales para que volviera inmediatamente, comenzó su viaje de vuelta el 19 de noviembre de 1271 y llegó a Viterbo el 12 de febrero de 1271.

 Aceptó la dignidad y tomo el nombre de Gregorio X. El 13 de marzo hizo su entrada en Roma, donde el día 19 fue ordenado sacerdote. Su consagración como papa tuvo lugar el 27 de marzo del mismo año.

Al llegar a la sede los problemas  que de inmediato requerían su atención fueron, en primer lugar , la restauración de la paz entre las naciones cristianas y sus príncipes, la solución de los asuntos del imperio alemán, la corrección del modo de vida del clero y del pueblo, la unión de la iglesia Griega con Roma y la liberación de Jerusalén y Tierra Santa

En Italia intentó que se hiciera la paz entre güelfos y gibelinos, cuyas facciones arrasaban principalmente Toscana y Lombardía.

 Emitió un decreto de excomunión contra la ciudad de Florencia, cuyos burgueses se oponían a sus esfuerzos por traer la reconciliación.

Tras la muerte de Ricardo de Cornualles (1272) Gregorio avisó a los príncipes alemanes que eligieran un Nuevo príncipe pero se opuso a la candidatura de Alfonso de Castilla, rival de Ricardo al imperio.

Habiendo sido elegido Rodolfo de Habsburgo el 29 de septiembre de 1273, Gregorio X le conoció inmediatamente y le invitó a Roma a recibir la corona imperial. .

El papa y el emperador se encontraron en Lausana en octubre de 1273. Gregorio volvía del Concilio de Lyon.

Rodolfo emitió los votos acostumbrados por la defensa de la Iglesia Romana, tomo la cruz y pospuso hasta el próximo año su viaje a Roma. El papa consiguió de Alfonso de castilla la renuncia de sus derechos a la corona alemana.

En la clausura del concilio, que Gregorio había presidido en persona, viajó por Lausana, Milán y Florencia hasta Arezzo, donde murió el 10 de enero de 1276.    Aunque su pontificado fue tan corto, los resultados tuvieron consecuencias de larga duración., logrando mantener la paz y la armonía. Se le reverencia como santo por sus inusuales virtudes, en Roma y en algunas diócesis (Arezzo, Piacenza, Lausana). Su fiesta es el 16 de febrero.

 EL CASTILLO . LYON. FRANCIA.

3.-EL CONCILIO DE LYON.

 El Papa a los cuatro días de su consagración pontifical convocó un concilio en Lyòn el año 1271.Este  concilio se cuenta entre los concilios ecuménicos, haciendo el nº 14 entre ellos, se desarrolló en seis sesiones a las que asistieron unos quinientos obispos, sesenta abades y más de mil prelados o sus procuradores. El concilio se inauguró el 7 de mayo de 1274.

Entre las personas destacada se cuenta a San Buenaventura, que falleció durante las sesiones. Santo Tomás de Aquino falleció precisamente cuando se dirigía al mismo.

            Una resolución del concilio proveía que un décimo de  todos los beneficios de las iglesias en los próximos seis años se destinara para beneficio de tierra Santa,  con la intención de obtener los medios para la conquista de los santos lugares. Este diezmo tuvo éxito y la preparación de la cruzada  se hizo en Francia e Inglaterra, pero la misma no  se llevó a cabo.

Los embajadores del emperador griego Miguel Paleólogo  que llegaron a Lyon el 24 de junio juraron en la cuarta sesión del concilio (6 de julio) que el emperador había renunciado al cisma y habían vuelto a la obediencia debida a la Santa Sede. Pero esta unión, en la que el emperador había entrado por puras razones políticas no perduró.

Entre las cuestiones  disciplinares  dio normas para la reforma de la Iglesia,  denunció la forma de vida de muchos prelados y se procedió a deponer a varios obispos y abades por su indignidad.

Para evitar una situación parecida a la ocurrida en el nombramiento de Gregorio X  el concilio publicó la bula Ubi Periculum  en la que se establecían normas para la elección de un nuevo papa.

Entre los temas doctrinales se encuentran  temas como la procedencia del Espíritu Santo, el destino de las almas después de la muerte, los siete Sacramentos y el Primado del Papa.
Aprobó  la confesión de fe de Miguel Paleólogo, que el 1267 había propuesto el Papa Clemente IV y se convirtió en la formula de unión con las iglesias de Oriente.
Dio normas sobre las Ordenes militares, los Templarios y los Hospitalarios de San Juan de Dios . Se confirmaron los privilegios de las cuatro órdenes mendicantes: dominicos, franciscanos, agustinos y carmelitas. (  Cf . Dezinger  Enchiridion Symbolorum nºs 460-466 ).

 

4.-DECRETO EN FAVOR DE LOS JUDÍOS.

 “…en la medida en que los Judíos  han hecho un llamamiento para nuestra protección y ayuda, admitimos  la petición y les ofrecemos el escudo de nuestra protección a través de la clemencia de la piedad cristiana. De esta manera seguimos las huellas de nuestros predecesores de feliz memoria, los Papas de Roma – Calixto, Eugene, Alexander, Clemente, Inocencio y Honorio.

            Decretamos  además, que ningún cristiano debe obligar a ellos o alguien de su grupo para bautizarse  de mala gana. Pero si alguno  por convicción pidiere el bautismo, él será  un cristiano sin ninguna intriga.

            Por otra parte ningún cristiano se atreverá  a aprovechar, encarcelar, herir, torturar, mutilar, matar o infligir violencia sobre ellos, por otro lado nadie puede presumir, salvo por una acción judicial de las autoridades del país, para cambiar las buenas costumbres en el país donde viven  con el propósito de tomar su dinero o  sus bienes .

            Además, nadie podrá alterar en cualquier forma durante la celebración de sus fiestas, ya sea de día o de noche, con palos o piedras o cualquier otra cosa…

            Puesto que los Judíos no son capaces de dar testimonio en contra de los cristianos, decreto, además, que el testimonio de los cristianos contra los Judios no será válido a menos que exista entre estos cristianos algún judío que esté  allí con el propósito de ofrecer  el testimonio.

            Como ocurre en ocasiones que algunos cristianos pierden a sus hijos, los Judios son acusados por sus enemigos de que en  secreto se llevan  y matan  a estos niños cristianos y hacen con ellos sacrificios rituales   con el corazón y la sangre de esos mismos niños.

            Sucede, además, que los padres de estos mismos niños, o algunos otros enemigos cristianos de estos Judíos, en  secreto esconden a sus  mismos niños, con el  fin de perjudicar a estos Judíos, y con el fin de poderles  arrancar una cierta cantidad de dinero …

            Esto ha sido demostrado muchas veces   ser  falso por Judíos convertidos a la fe cristiana, sin embargo, muchos Judíos a menudo son  capturados y detenidos injustamente debido a esto…

            Decretamos todo esto  para poner fin a la maldad y la avaricia de los hombres malos, que nadie se atrevería a devastar o destruir un cementerio de los Judíos o para desenterrar los cuerpos humanos en aras de conseguir el dinero

             Por otra parte, si alguno, después de haber conocido el contenido de este decreto, intenta con  audacia actuar contrario a  él , además de sufrir el castigo que le corresponda por  su rango y posición, sea castigado con la pena de excomunión, a menos que haga reparar su audacia por recompensa adecuada. Por otra parte, queremos que sólo los Judíos que no han tratado de inventar para la  destrucción de la fe cristiana, se contempla fortalecer el apoyo de la protección …

            Dado en Orvieto por la mano del Magister John Lectator, vice-canciller de la Santa Iglesia Romana, el 7 de octubre en  la primera indicción [ciclo de quince años a], en el año 1272 de la encarnación divina, en la primera año del pontificado de nuestro maestro, el Papa Gregorio X

.

CATEDRAL DE ORVIETO. ITALIA.

 BIBLIOGRAFIA. Mansi Conciliorum Nova Amplissima Collectio Vol. XXIV pag 22 ss., en Documenta catholica omnia conspectum omniun rerum. Bullarium (Cherubini vol 1 ff 176-179) Sanctorum Paparum Conspectus Alphabeticus.html, ibidem.. Enciclopedia Católica en línea. Dezinger  Enchiridion Symbolorum nºs 460-466.

 quijotediscipulo.

INOCENCIO V. ( 1276 )

1.- Vida y obra en :www.biografiasyvidas.com/biografia/i/inocencio.

2.-Vida y obra en Mansi.

CAMINO DE LOS ALPES.

1.-VIDA Y OBRA EN: http://www.biografiasyvidas.com.

            (Pierre de Tarentaise; Moutiers, Saboya, 1224 – Roma, 1276) Papa (enero-junio 1276). Se apellidaba Tarentaise por pertenecer su familia a aquel lugar. Ingresó joven en la Orden de predicadores de Lyón, siendo todavía un niño. Fue enviado al convento de Santiago de París a recibir una educación según sus dotes excepcionales.

            Predicador elocuente, enseñó filosofía y teología en París y ejerció diversos cargos en su Orden, siendo su renombre tan grande como el de su contemporáneo y amigo santo Tomás de Aquino. Fue Maestro General de los dominicos.

            Como resultado de su fecundísimo magisterio quedan su título medieval de doctor y sus obras, editadas repetidamente tras su muerte. Entre ellas merecen destacarse Comentarium super quator libros sententiarum, De unitate formae, De materia coeli, De aeternitate mundi y De intellectu et voluntate. Fue predicador de la última cruzada a petición del propio san Luis.

            Contra su propia voluntad, fue nombrado arzobispo de Lyon en 1272. Fue elegido Papa en 1276, con el nombre de Inocencio, como sucesor de San Gregorio X. Murió el mismo año de su nombramiento.

            Carlos de Anjou le hizo erigir un suntuoso mausoleo de mármol en la basílica de Letrán, hoy desaparecido, y sus virtudes y prodigios le hicieron objeto de un culto espléndido entre los dominicos, la sede de Lyón y el pueblo romano, que León XIII ratificó solemnemente en 1898 inscribiéndolo en el martirologio romano.

 SANTO TOMÁS JUNTO A PEDRO LOMBARDO.

2.-VIDA Y OBRA EN MANSI.

 Traducción directa del latín por quijotediscipulo.

 Inocencio quinto, natural de Tarantasia que es una villa cercana al municipio Moûtiers población y comuna francesa, en la región de Ródano-Alpes, departamento de Saboya, en el distrito de Albertville;  antes de su pontificado llamado Pedro, religioso de la orden de Santo Domingo, por su ciencia y compresión de las Sagradas Escrituras, ( fue doctor en teología y escritor  de un  Comentario sobre los cuatro libros de las Sentencias así como de las cartas de san Pablo), creado obispo de Ostia,  fue elegido pontífice el dia XII de las kalendas de febrero del año 1276, en tiempos del emperador Rodolfo,  por los cardenales reunidos en cónclave en Arezzo de acuerdo  con lo establecido por el Papa Gregorio X.. Llegado a Roma fue coronado pontífice  en San Pedro.

            Fue, por ello, amante de la paz y tranquilidad social, dirigiendo todos sus pensamientos al logro de la paz entre todos.

            Envió varios legados a los etruscos ( toscanos) amenazándoles con la excomunión en el caso de que no depusiesen su armas contra los pisanos, ( de Pisa).

Amonestó a Miguel Paleólogo por actuar en contra de la profesión de fe proclamada en el concilio de Lyon.

            De forma semejante amonestó  a los venecianos y genoveses para que no se declarasen la guerra.

A los etruscos y florentinos que obedecieron los mandatos del pontífice los libró de la pena del entredicho con que había sido castigados.

            A  los venecianos y genoveses que iniciaron la guerra entre ellos, Inocencio V  papa amantísimo de la paz los habría  sin duda separado a no ser porque la muerte  se lo impidió, pues después de pasados  cinco meses y unos cuantos días murió , siendo sepultado en la basílica lateranense. 

quijotediscipulo.

Портрет Кардинала Таверы - Эль Греко

Adrián V (1276) ,

 Nació en Génova. Elegido el 11.VII.1276, murió el 18.VIII.1276 después de 39 días de pontificado. No fue consagrado. Puso orden en las reglas eclesiásticas. Suspendió las normas del Cónclave de Gregorio X. ( ACI Digital )

De nombre Ottobuono de Fieschi, comenzó su carrera en la Iglesia como capellán de su tío el papa Inocencio IV, quien en 1251 lo hizo cardenal diácono de San Adriano.

Durante el pontificado de Clemente IV, entre 1265 y 1268, actuó como legado en Inglaterra mediando en las disputas entre Enrique III y sus barones.

Elegido Papa el 11 de julio de 1276, su pontificado sólo duró cuarenta días ya que falleció el 18 de agosto siguiente sin haber sido ni tan siquiera ordenado sacerdote por lo que Pablo VI lo eliminó de la lista de papas oficial en 1975. ( Wikipedia ).

JUAN XXI. ( 1276-1277).

 Seguiremos este índice:

1.- Breve síntesis de su pontificado

1.-Su pontificado  en Mansi.

2.- Su pontificado en la Enciclopedia católica.

 

LISBOA CAPITAL DE PORTUGAL.

1.-BREVE SÍNTESIS DE SU PONTIFICADO.

 (Lisboa, c. 1220-Viterbo, 1277) Papa (1276-1277). Intervino en el segundo concilio de Lyon (1274) y buscó la unión con la Iglesia griega. Reorganizó las finanzas pontificias, mandó reformar la Universidad de París y favoreció a Carlos I de Nápoles en su rivalidad con Rodolfo de Habsburgo. Autor de unas Summulae logicales, de gran difusión.

 2.- SU PONTIFICADO EN MANSI.

 Traducción literal de latín por quijotediscipulo:

 “Juan de este nombre decimo nono, vulgarmente conocido como Juan XXI; antes llamado Pedro Hispano, natural de  Lisboa, médico de profesión, de obispo  tusculano fue elevado  a la suprema dignidad de la iglesia en Viterbo el 15 de septiembre del año del Señor  de 1276.

            Indujo a Miguel Paleólogo a publicar la profesión de fe prometida en el Concilio de Lyòn y a la vez  lo  amonestó y a los reyes orientales a que tomaran las armas para la defensa de la fe.

            Fue digno de una  alabanza especial  por la ayuda y beneficios  que prestó a los  estudiantes pobres de la facultad, y porque escribió libros de medicina y  tratados de lógica  y otro trato muy útil  llamado Tesoro de los pobres ,

            Sigfrido  en el libro 2º de sus Epítomes, dice de este Juan, al que equivocadamente llama  Juan XVIII; que mientras estaba escribiendo un libro que muchos califican de herético y perverso, de golpe se vino abajo la habitación en la que estaba , recibiendo tales heridas que a los quince días falleció mientras decía ¿ que hay de mi libro ? ¿ quién terminará mi libro

            Si algo de esto fuere cierto lo que se deduce  de ello es la admirable y especial providencia que Dios tiene de su Iglesia.

            Esto ocurrió después de un periodo de 8 meses y algunos días de pontificado.”( Mansi cap. XXIV. Conciliorum novísima resentio  en Documenta catholica omnia .. Mansi.)

 UNIVERSIDAD DE SIENA.

3.- SU PONTIFICADO EN LA ENCICLOPEDIA CATÓLICA.

 3.-1.- APUNTES BIOGRAFICOS.

Nacido en Lisboa, entre 1210 y 1220; entronizado en 1276; falleció en Viterbo, el 20 de Mayo de 1277. Hijo de Juliano, recibió el nombre de Pedro en su bautizo, y era conocido como Petrus Juliani o Petrus Hispanus. Después  de sus estudios iniciales en el colegio de la catedral de Lisboa, ingresó a la Universidad de París y asistió a conferencias sobre dialéctica, lógica y, más particularmente, aquellas sobre física y metafísica aristotélicas, dictadas por san  Alberto Magno..

3.-2.- FORMACIÓN  Y DOCENCIA UNIVERSITARIA.

            La filosofía natural de Aristóteles tenía un atractivo especial para Pedro. Con gran celo emprendió el estudio de medicina, y también el de teología, volviéndose muy cercano en especial al Minorite magister, Juan de Parma. Al término de sus estudios, en 1247 fue llamado a la Universidad de Siena como profesor de medicina, que en esa época pasaba por una etapa de gran expansión.       

            Aquí él escribió su “Summulæ logicales”, por casi trescientos años el libro de texto favorito sobre lógica. Las investigaciones de Stapper han establecido ahora, sin ninguna duda, la autoría de esta obra. En el siglo quince, la “Summulæ” fue traducida al griego por George Scholarius, y también fue traducida a otros idiomas.

            En contenido y forma, el libro está basado en el método vigente en la Universidad de París, y en el compendio de William Shyreswood, profesor de Pedro en ese lugar. Mientras enseñaba en Siena, él también reunió muchas recetas médicas.

 CATEDRAL DE BRAGA.

3.-3.- CARRERA ECLESIÁSTICA.

 Alrededor de 1261, Pedro l fue nombrado deán de la Iglesia de Lisboa, un cargo que posteriormente intercambió por el archidiaconado de Vermuy en la Diócesis de Braga.

            Probablemente de este período proviene su cercanía a Teobaldo Visconti. Cuando, en 1272, Teobaldo llegó a después  de su elección al papado como Gregorio X, nombró a Petrus Hispanus como su médico de cabecera.        Encontrándose en dicha función, Pedro escribió su “Thesaurus pauperum”, en el cual él daba un remedio para las enfermedades de cada parte del cuerpo.

             Este libro era extensamente utilizado, pero fue modificado en diversas oportunidades.

            La gran reputación de Pedro para aprender llevó a que el capítulo catedralicio lo eligiera Arzobispo de Braga en la primavera de 1273.

            Poco después, Gregorio X lo designó Obispo-Cardenal de Tusculum, y como tal se le menciona el 5 de Junio de 1273. Pero él siguió gobernando temporalmente la Sede de Braga hasta el 23 de Mayo de 1275, cuando el Papa nombró otro arzobispo.

            En Junio de 1273, Pedro acompañó a Gregorio X al Concilio General de Lyons, donde fue consagrado como obispo.

            Los dos sucesores de Gregorio X en la Santa Sede, Inocente V y Adrián V, gobernaron por muy corto tiempo. El segundo murió en Viterbo el 18 de Agosto de 1276, habiendo sido elegido el 11 de Julio anterior.

 3.-4.- ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 En un consistorio de cardenales, él había comentado sobre la alteración de los decretos de Lyon respecto al cónclave papal, y los había hecho suspender temporalmente.

            Después de la muerte de Adrián V, se prolongó el cónclave en Viterbo, a consecuencia de lo cual se produjeron disturbios que apuraron la elección, por lo que en la semana siguiente, el 13 de Setiembre, Petrus Juliani, Obispo-Cardinal de Tusculum, fue elegido Papa, y coronado como Juan XXI (realmente XX) el domingo siguiente (20 de Setiembre).

            El nuevo Papa expresó su voluntad de arreglar inmediatamente las normas para el cónclave. En la Bula “Licet felicis recordationis”, ratificando la voluntad de su predecesor, él también suspendió, con el consentimiento de los cardenales, los decretos emitidos en Lyons, y declaró su intención de emitir cuanto antes las nuevas normas. Ese mismo día (20 de Setiembre de 1276) él emitió otra Bula, dirigida contra quienes habían tomado parte en los disturbios durante el último concilio .

3.-5 .- ACTUACIÓN POLÍTICA.

File:Italia 1796-es.svg

a) Estados pontificios.

 El Papa se encontraba en condiciones de dedicar su atención a la situación política. Desde 1263, cuando Urbano IV había otorgado el Reino de Sicilia a Carlos de Anjou, éste había tratado poco a poco de reforzar su poder político en Roma y los Estados Papales.

            Carlos mismo fue a Viterbo para ganarse al nuevo papa, pero éste no estuvo de acuerdo con los planes de aquel. El 7 de Octubre, el rey ofreció el juramento de lealtad por Sicilia, en el que se establecía que Sicilia jamás se uniría con Toscana ni Lombardía, ni siquiera con el Imperio Romano.

            Sin embargo, el Papa no volvió a nombrarlo senador de Roma, ni lo hizo Vicario de Toscana ni Lombardía, honores que Inocencia IV le había conferido. En Noviembre, Juan envió un embajador con cartas a Rodolfo de Hapsburgo, invitándolo a enviar un plenipotenciario a la Curia para negociar con el plenipotenciario enviado por Carlos de Anjou respecto a la conclusión de la paz.      Tan pronto se lograra eso, Rodolfo partiría a Roma para recibir la corona imperial. Poco después, Juan inició las negociaciones con Rodolfo respecto a Romagna, el antiguo Exarcado  de Rávena, que él deseaba reincorporado definitivamente a los Estados Papales, tal como ya Inocencio  V había planteado.

 b) .- Con distintos reyes para la celebración de la Cruzada .

            En cuanto al cobro y utilización de los diezmos sobre todos los beneficios eclesiásticos, que había ordenado el Concilio de Lyon en preparación para una cruzada, el Papa emitió instrucciones diversas para los diferentes países. La cruz había sido tomada por Felipe III de Francia y Alfonso de Castilla y León, en Febrero de 1276.

            Felipe solemnemente declaró que encabezaría personalmente el ejército contra los Sarracenos, pero ambos reyes se vieron envueltos en una disputa por el Reino de Navarra.

             El Papa se esforzó por evitar la ruptura de hostilidades enviando, en Noviembre de 1276, legados a ambos monarcas, y quejándose a ambas partes mediante cartas muy serias y urgentes.

            Poco después de esto, Felipe tuvo que desmovilizar el gran ejército que había formado, y se arregló un tratado entre ambos reyes. Pero, en la primavera de 1277, los dos reyes nuevamente empezaron a prepararse para la guerra, y otra vez el Papa se vio obligado a enviar a sus legados como mediadores, teniendo éxito por segunda vez.

            Del Lejano Oriente llegaron por el Papa embajadores de Abaga, Khan de Tatary, quien también había enviado representantes al Concilio de Lyon

. El khan deseaba establecer una alianza con quienes promovían las Cruzadas para darles su apoyo; él también pidió que se le enviara misioneros.

El Papa envió embajadores a Carlos de Sicilia, Pedro de Aragón, Felipe de Francia, y Eduardo de Inglaterra, pero ninguno de dichos soberanos tenía intenciones serias de apoyar una cruzada. Juan mismo nombró misioneros para que fueran a Tatar, pero él falleció antes de que ellos iniciaran su viaje.

c)  En Portugal.

 Juan también se esforzó para obtener del Rey de Portugal una mejora de las condiciones eclesiásticas en ese país, pero su pontificado fue demasiado corto como para que él fuera testigo del logro de su objetivo.

 

d)  En Inglaterra.

 Él exigió al Rey Eduardo I de Inglaterra los tributos que ese país debía a la Santa Sede desde el reinado del Rey Juan (1215). También buscó la liberación de Eleanor, Condesa de Montfort, y el hermano de ella Amaury, a quienes el Rey Eduardo mantenía prisioneros. El Papa envió muchas cartas al rey y a los obispos ingleses sobre este asunto.

 3.-6.–TRABAJO POR LA UNIÓN DE ORIENTE Y OCCIDENTE.

 Los enviados del emperador bizantino, Miguel  Paleólogo, al Concilio de Lyon juraron que el emperador había renunciado al cisma, y que deseaba retornar a la obediencia a la Santa Sede.

            De esta manera el emperador buscaba obtener la protección del Papa contra los príncipes occidentales, que amenazaban su dominio. Enviados de Constantinopla ya habían llegado a la Curia durante el período de Inocencio V, y ese pontífice había designado un enviado a la Corte de Bizancio, quien falleció antes de salir de Italia.

            El Papa Juan nombró otros enviados, dos obispos y dos Dominicos, y les entregó instrucciones detalladas, así como cartas para el Emperador Miguel, su hijo Andrónico y el Clero Griego.

             En Abril de 1277, tuvo lugar en Constantinopla un sínodo bajo la presidencia del nuevo patriarca, John Beccus, quien apoyaba fervorosamente la unión de las Iglesias. En dicho sínodo, el emperador y su hijo abrazaron la Fe Católica Romana, y ratificaron todas las promesas hechas previamente en su nombre en el Concilio de Lyon.

            Los obispos reunidos en el sínodo reconocieron la supremacía papal y la doctrina de la Iglesia Romana, y el patriarca dirigió una carta al Papa, donde se explicaban satisfactoriamente todas las discrepancias menores en la enseñanza.

            El mensajero a quien se encargó esta epístola así como todos los documentos preparados por el emperador, no llegó sino hasta después de la muerte de Juan.

 PALACIO PAPAL EN VITERBO.

3.-8.- SU ACTIVIDAD COMO  ESCRITOR. CRÍTICAS INFUNDADAS.

 Aunque Juan demostraba su preferencia por la Universidad de París, tuvo especial cuidado de excluir todas las enseñanzas equivocadas desde su famosa cátedra de aprendizaje eclesiástico.

            Algunos cronistas aseguran que este Papa era enemigo de los monjes y frailes. Sin embargo, entre los documentos enviados por la cancillería papal bajo Juan XXI, hay numerosa cartas en las que él otorga privilegios y ratifica las donaciones a los monasterios.

En diversas ocasiones, también, él hizo evidente su gran respeto por las órdenes monásticas.

             Se desconoce en qué acto específico del Papa se basa semejante crítica adversa; sin embargo, en los relatos más confiables de su vida, no hay base para tal reproche. Durante este pontificado, el Cardenal Giovanni Gaetano Orsini, quien más tarde ascendió al trono papal como Nicolás III, ejerció gran influencia en el gobierno de la Iglesia.

            En medio de los quehaceres del papado, Juan halló tiempo para sus estudios científicos, con los que se sentía más a gusto que con los temas de la Curia. Para asegurarse la tranquilidad necesaria para esos estudios, hizo que añadieran un departamento al palacio papal en Viterbo, a donde podía retirarse cada vez que deseaba trabajar sin interrupciones.

 3.- 9.- MUERTE Y SEPULTURA.

 El 14 de Mayo de 1277, se derrumbó el departamento donde se encontraba solo el Papa; Juan quedó sepultado bajo las ruinas y falleció el 20 de Mayo, a consecuencia de las serias heridas que había recibido. Fue sepultado en Viterbo.

            Poco después de la muerte de este papa erudito, circularon diversos rumores, basados en sus grandes conocimientos médicos; incluso se le acusó de utilizar las artes mágicas. Unos cuantos cronistas monásticos, viéndolo como enemigo, apoyaron tales historias infundadas, quedando así con un estigma inmerecido la memoria de Juan XXI.

 BIBLIOGRAFIA.

 GIURAUD AND CADIER, Les Registres de Grégoire X et de Jean XXI (Paris, 1892-8); POTTHAST, Regesta Rom. Pont., II, 1710 sqq.; KOHLER, Vollständige Nachricht von Papst Johann XXI (Göttingen, 1760); STAPPER, Papst Johannes XXI in Kirchengesch. Studen, IV (Münster, 1899), 4; IDEM, Die Summæ logicales des Petrus Hispanus und ihr Verhaltnis zu Michael Psellus in Festschrift des deutschen Campo santo in Rom (Freiburg, 1897), 130-8; GOTTLOB, Die papstlichen Kreuzzugsteuern des 13 Jahrhunderts (Heiligenstadt, 1892); NEUBERGER AND PAGEL, Handbuch der Gesch. der Medezin, I (Jena, 1902), 682, doubt his authorship of the Thesaurus pauperum. For his work on the diseases of the eye, Liber de oculo, see PETELLA, Les connaissances philosophiques d’un médecin philosophe devenu pape in Janus, II (Amsterdam, 1897-98), 405-20, 570-96. The Liber de oculo was first edited, with a German version, by BERGER (Munich, 1899).

 J.P. KIRSCH  Transcrito por Kenneth M. Caldwell Traducido al español por Manuel Alvarez.

  quijotediscipulo.

NICOLÁS III. ( 1277-1280 ).

 1.-VIDA Y OBRAS EN MANSI.

 Traducimos literalmente del latín.

           Nicolás III de nombre Juan Cayetano de la nobilísima familia de los Ursinos, después de un interregno de seis meses, tras  grandes altercados, fue elegido pontífice en Viterbo el día 7 de las kalendas del mes de diciembre del año de Cristo 1277 con la oposición de Carlos rey de Sicilia que como Senador presidente del Cónclave presionaba  de múltiples formas para que fuese elegido un papa oriundo de Francia.

            Al comienzo de su pontificado  quitó a Carlos de Anjou la dignidad de senador romano y  de vicario de Toscana, prohibiendo seriamente que ningún príncipe accediese en adelante a tales cargos.

            Recibió el exarcado de Rávena con  toda la Flaminia y lo dio a su sobrino Bertoldo a quien previamente había hecho conde.

            Logró tras muchas amenazas que venecianos y anconitanos hiciesen las paces.

            Había decretado la creación, de la familia de los Ursinos, dos reyes uno para Etruria y el otro para Lombardía, aquel  para que vigilase a los alemanes de mas allá de los Alpes  y  a este para repeliera a francos y sicilianos.

            Es alabado por su generosidad y rectitud, por la probidad de vida y honestas costumbres. Amante de los hombres de letras, evitó  el personalismo en la distribución de los beneficios.

JARDINES VATICANOS.

Amplió el palacio vaticano con bellos edificios, y lo  rodeó  de jardines, restauró la iglesia y mandó pintar efigies de los papas. Lo mismo hizo con la basílica de san Pablo en la que aumentó el número de canónigos. Dividió en categorías a los eclesiásticos , asignándoles a cada uno su propio lugar para que los que viniesen de fuera pudieran halarlos fácilmente .

            Terminó las obras del palacio lateranense. Restauró el sancta santorum.

            Reedificó la Iglesia de san Juan a su expensas.

            Nunca celebraba la Eucaristía sin derramar lágrimas.

            Se ocupó en promover la Orden de los Hermanos Menores.

            Cubrió las vacantes en  con prontitud y prudencia.

            Reformó la Curia Romana.

            Todo lo que llevó a cabo lo realizó teniendo presente el bien común, precisamente  en esto lo acusan algunos diciendo que prefería a los suyos por encima de los demás.

            Aunque era muy frugal en sus comidas , murió repentinamente en la octava de la Asunción, después de haber ocupado la sede apostólica , tres años, ocho meses y  quince días. Fue sepultado en la basílica de san Pedro. Tras su muerte la sede quedó vacante  quince meses.( Mansi Conciliorum novissima resentiio   Cap. XXIVen Documenta catholica omnia…)

 

 2.- VIDA Y OBRA EN WIKIPEDIA.

 a)  Notas biográficas.

 Se llamaba Juan Gaetano y era de la familia Orsini. Subió a la Silla  de Pedro en 1277, y dio el relevo a Juan XXI. Permaneció en la Santa Sede de 1277 a 1280, y durante su reinado trabajó con ardor en restaurar los derechos de la Iglesia, y en poner paz entre los príncipes cristianos, especialmente entre Carlos de Anjou y Rodolfo de Habsburgo, y entre los príncipes de Francia y Castilla.      Envió una embajada a Constantinopla para afianzar la unión de las Iglesias griega y latina, que se había restablecido en el Concilio de Lyon de 1274, cuyo resultado prácticamente baldío.

            Fue un hombre de carácter enérgico y de vasta cultura, aunque se le ha tratado de nepotista por su excesiva afición a sus parientes.

File:Charles de France (1220-1285), comte d'Anjou.jpg

 b) Principales actividades.

 En 1277 el 25 de noviembre fue elegido papa, arruinando las ambiciones del rey siciliano Carlos I de Anjou al no renovar sus cargos de senador romano y vicario de Toscana.

•          En el año 1278 fuerza a Rodolfo I de Habsburgo a entregar al papado la provincia de Romagna.

•          Más adelante, forzó un equilibrio entre ambos gobernantes para proteger su propio reino.

            En 1279 decretó una bula que reunifica algún tiempo a los franciscanos tras una disputa interna sobre la interpretación de la pobreza perfecta.

•          Fue el primer pontífice del siglo que vivió en Roma con normalidad e hizo del Vaticano la residencia papal permanente.

 CASTILLO DE SANTÁNGELO. ROMA

c) Aportes a la arquitectura

A finales del caótico siglo XIII, el papa Nicolás III ordenó edificar un paso elevado (el Passeto) que conectara la Ciudad del Vaticano con el castillo de Sant’Angelo. Este paso debía servir como vía de escape rápida para los papas, pudiendo refugiarse estos en el castillo en caso de peligro. La Historia demostraría que la idea de Nicolás III fue acertada, porque varios papas tuvieron que recorrer aquellos ochocientos metros con mucha, mucha prisa…

 d) Muerte.

 Falleció súbitamente en 1280 y fue sucedido por Martín IV.

quijotediscipulo.

MARTIN IV. ( 1281-1285 ).

 1.- VIDA Y OBRA EN MANSI.

 Traducción literal del latín por quijotediscipulo.

  “Martín segundo de este nombre, antes llamado  Simón, Galo de nacimiento, en otro tiempo canónigo de Tour, varón piadoso  y santo, después de haber ejercido como legado pontificio de Francia, de cardenal presbítero del título de Santa Cecilia, fue creado  pontífice el día 8 de las Kalendas de Marzo del año del Señor 1281, en tiempo del emperador Rodolfo .

            Rehusó ser coronado en la ciudad de Viterbo  que por la violencia ejercida en  la ciudad,  estaba sujeta a un entredicho, siendo  consagrado en Orvieto el día 23 de Marzo, el mismo día de la Pascua el papa creó seis cardenales.

            A Carlos rey de Sicilia le devolvió , no sin alguna ignominia, la dignidad senatorial.

            Envió a Roma  un cardenal de la familia de los Ursinos que reconcilio a los Ursinos con los  Hannibalinos, donde  Ricardo  sujeto con un collar por el cuello se arrodilló humildemente a los pies del cardenal. Una vez reconciliados permitió que fuesen nombrados dos senadores , uno por cada familia.

            Excomulgó a Miguel Paleólogo por no haber cumplido lo que prometió en el Concilio de Lyón  acerca de la reconciliación de la Iglesia griega con la latina.

VÍSPERAS SICILIANAS.

            Excomulgó también a  Pedro de Aragón quien rompió el convenio de paz con Carlos y se apoderó de Nápoles y luego de Sicilia después del  terrible acontecimiento de las llamadas vísperas Sicilianas.

            Finalmente y después de ciertos enfrentamientos entre Guelfos y Gibelinos , aquejado por la enfermedad entregó su alma a Dios  en Perugia el año 1285 siendo sepultado solemnemente en su catedral, después de cuatro años , un mes y  seis días de haber presidido la Iglesia.

            En  su sepultura alcanzaron la salud  enfermos  sordos y ciegos, en testimonio de su santidad.” ((Mansi, Sacr. Conc. nova at ampl. Collectio XXIV 190 ss. en Documenta catholica omnia…) 

IGLESIA DE SAN MARTÍN DE TOUR.

2.- CARTAS DEL PAPA MARTÍN IV.

 Del Papa Martín se conservan cinco cartas, nos referimos a ellas a continuación.

            La primera va dirigida al padre General de la Orden de los Hermanos Menores, en ellas concede a todos los presbíteros de la Orden las facultades de predicar y de oír confesiones.

            Tour, en ella concede a esta Iglesia ciertos privilegios entre ellos la posibilidad de celebrar los sagrados

            La segunda carta va dirigida al Capítulo de la Iglesia  de Tour, en ella concede a esta Iglesia ciertos privilegios entre ellos la posibilidad de celebrar los sagrados  misterios y las festividades con un rito propio distinto del de la Iglesia romana.

            En la tercera que es más bien  una segunda parte de la anterior el Papa después de recordar que en se formó en la Iglesia de Tour  y que de ella recibió como un niño de los pechos de su madre el alimento,  concede a sus autoridades el privilegio de sancionar tanto a clérigos, como a seglares que pertenezcan a la misma, penas que  están reservadas a la sede apostólica, como pueden ser entredichos, suspensiones a divinis y excomuniones, siempre de acuerdo de lo que en esta materia estuviere determinado en los concilios.

            La cuarta carta contiene la excomunión del rey Pedro de Aragón, en ella después de justificar esta excomunión recorriendo la historia de las vicisitudes de la sede apostólica con el reino de Sicilia termina no sólo excomulgando al rey sino invitando a los súbditos a  llevar a cabo una verdadera cruza hasta alcanzar la deposición de Pedro no sólo en el reino de Sicilia sino también en el resto de sus posesiones.

            La quinta carta va dirigida a Eduardo I rey de Inglaterra mandándole y justificando el hecho de su mandato para que impidiera  el duelo entre Carlos de Anjou y Pedro III de Aragón que habían decidido celebrar en Burdeos  perteneciente entonces a la corona de Inglaterra.de Aragón, este que fue sólo un  intento de   duelo entre ambos reyes es un hecho històrico. Esta carta es una prueba de la verdad del hipotético duelo entre reyes.

            Ambos reyes deseaban acabar lo antes posible con esa guerra en la que estaban en juego el reino de Sicilia y Nápoles, así que acordaron inicialmente batirse en duelo y  el soberano sería quien saliera vencedor en el  duelo.

            Así de primeras fueron muy valientes, pero debieron pensárselo mejor, porque durante las negociaciones para acordar los detalles de la lucha sustituyeron el combate entre reyes por una batalla entre doscientos caballeros, cien por cada facción. Así pues, los caballeros que salieran vencedores darían el reino siciliano a su señor, Carlos de Anjou, o Pedro de Aragón.

            El día fijado para el lance fue el 1 de junio de 1283. Pero como no se había fijado una hora, cada rey acudió en momentos distintos del día, Pedro de Aragón por la mañana, y Carlos de Anjou por la tarde, sin coincidir, por lo que ambos se consideraron vencedores y acusaron al contrario de cobarde por no presentarse al encuentro. El hecho es que el duelo no se celebró y este intento  no produjo ningún efecto pues las luchas seguirían existiendo hasta el año 1303.. (Mansi, Sacr. Conc. nova at ampl. Collectio XXIV, 190) en Documenta catholica omnia…)

 

 CASTILLO DE MONTPENSIER.

3.-VIDA Y OBRA EN ENCICLOPEDIA CATÓLICA.

 Nació en el castillo de Montpensier en la vieja provincia francesa de Touraine en fecha desconocida, murió en Perugia el 28 de marzo de 1285. Como sacerdote disfrutó de un beneficio en Rouen por corto tiempo, tras lo cual fue canónigo y tesorero de la iglesia de San Martín en Tours.

            El rey Luis IX le hizo canciller de Francia en 1260 y el Papa Urbano VI lo nombró cardenal-sacerdote con la iglesia titular de Santa Cecilia en diciembre de 1262. Bajo Urbano VI (1261-4) y su sucesor, Papa Clemente IV (1265-8), fue legado en Francia con poderes para ofrecer el Reino de Sicilia a Carlos de Anjou bajo ciertas condiciones.

             Bajo el Papa Gregorio X (1271-76) fue enviado como legado a Francia por segunda vez con amplias facultades de erradicar los abusos que se extendían en la Iglesia de Francia. Ocupando dicha posición, presidió varios sínodos reformatorios, el más importante de los cuales se efectuó en Bourges en septiembre de 1276 (Mansi, Sacr. Conc. nova at ampl. Collectio XXIV, 165-180).

            Justamente seis meses después de la muerte del Papa Nicolás III, Simón de Brie fue elegido Papa por unanimidad en Viterbo el 22 de febrero de 1281, elección debida a Carlos de Anjou, presente en Viterbo que hizo que se encarcelara antes del cónclave a los dos cardenales más influyentes de la facción italiana, con la acusación de que estaban retardando la elección.

            El cardenal Simon de Brie aceptó la tiara con reticencia y eligió el nombre de Martín. Aunque él fue el segundo papa con el nombre de Martín, generalmente se le conoce como Martín IV porque desde el principio del siglo XIII los Papas Marino I (882-4) y Marino II (941-6) fueron incluidos en la lista de los Martín.

  PEDRO III DE ARAGÓN.    

Incapaz de ir a Roma donde odiaban a los Papas franceses y, no queriendo quedarse en Viterbo que estaba bajo interdicto por haber encarcelado a dos cardenales, Martín se fue a Orvieto donde fue coronado el 23 de marzo. Aunque era piadoso y bien intencionado, dependía enteramente de Carlos de Anjou, al que había nombrado a la influyente posición de senador romano.

            También le ayudó en sus esfuerzos por restaurar el Imperio Latino de Oriente, y excomulgó al emperador griego, Miguel Paleólogo, de Constantinopla, quien se oponía a los planes de Carlos de Anjou. Con este imprudente acto rompió la unión que se había logrado entre las Iglesia Griega y Latina en el Concilio de Lyons de 1274.

            Cuando Sicilia se libró mediante la fuerza del irritante yugo de Carlos de Anjou y dio rienda suelta a todo su odio contra Francia en la cruel masacre conocida como las Vísperas Sicilianas, Martín IV intentó por todos los medios conservar Sicilia para Francia.

            Excomulgó a Pedro III de Aragón, a quien los sicilianos habían elegido como rey, declaró confiscado su reino de Aragón y ordenó que se iniciara una campaña de exhortación contra él. Pero todos sus esfuerzos resultaron inútiles. Entre los siete cardenales nombrados por Martín IV estaba Benedetto Gaetano que después ascendería a la sede papal con el nombre de Bonifacio VIII.

 quijotediscipulo.

.File:PopeOnorioIV.jpg

HONORIO IV. (  (1285-1287).

 1.-Cargos antes de su nombramiento como pontífice.

2.- Vida y obra en Mansi.

3.- Otras acciones de su pontificado.

File:Cathédrale Saint-Etienne Châlons 220407.jpg

 CATEDRAL DE Châlons-sur-Marne

1.-CARGOS ANTES DE SU NOMBRAMIENTO COMO PONTÍFICE.

Se sabe muy poco de su vida antes de ser elegido papa. Mientras estudiaba en la Universidad de París tuvo una prebenda y una canonjía en la catedral de Châlons-sur-Marne. Después obtuvo el beneficio de rector de la iglesia de Berton, en la diócesis de Norwich.

SANTA MARÍA EN COSMEDIN.

En 1261 fue creado por Martín IV cardenal – diácono de Santa María en Cosmedin, también nombrado prefecto papal en Toscana y capitán de las tropas papales.

 Por orden de Clemente IV él y otros tres cardenales invistieron a Carlos de Anjou como rey de Sicilia, el 28 de julio de 1265 en Roma. Fue uno de los seis cardenales que eligieron a Gregorio X, el 1 de septiembre 1271 en Viterbo, por compromiso.

            En 1274 acompañó a Gregorio X al decimocuarto concilio general de Lyon y en 1276 fue uno de los cardenales a los que Adriano V envió a Viterbo con instrucciones para tratar con el rey Arnulfo I de Ausburgo su coronación imperial en Roma y sus futuras relaciones con Carlos de Anjou, rey de Sicilia.

            La muerte de Adriano V al mes siguiente hicieron inútiles las negociaciones con Rodolfo. Nada más se  sabe de él hasta que nueve años después fue elegido papa.

 MONTE CARMELO. HAIFA. ISRAEL.

2.-VIDA Y OBRA EN MANSI.

 Traducción  literal del latín por quijotediscipulo.

 “Honorio IV, nacido en Roma de la ilustre familia de los Savelli, anteriormente llamado Santiago, fue elegido pontífice en Perugia, el dia 4 de las nonas de abril del año del Señor 1285, en tiempo del emperador Rodolfo,

            Era de edad tan  avanzada edad y tan afectado por la gota que no podía estar de pie ni caminar. Al decir la misa tenía que sentarse en una banqueta y en la elevación sus manos eran levantadas por un artefacto mecánico. Sobresalió por su prudencia y por  sus consejos.

            Renovó la excomunión de Pedro III de Aragón dado que este no dejó de acosar por todos los medios al reino napolitano.

            No pasó mucho tiempo en el que renovó a el interdicto a los genoveses por no dejar de acosar a los pisanos.

            Muerto  Guido de Montefeltro que constantemente  molesto los territorios papales, recuperó Flaminia.

            Después de cambiar sus capas negras por blancas, confirmó la orden de los carmelitas, junto con  la orden de los Agustinos Ermitaños, antes excluidos en  París, no porque estas famosísimas  órdenes hubiesen aparecido durante su pontificado, sino para que no sólo estuviesen implantadas en las oscuras tierras de Asia y África sino para que  también fuesen conocidas en Italia y otras partes de Europa y creciesen y se extendiesen en ellas bajo el patrocinio de la sede apostólica . Pues la orden de los carmelitas es del tiempo de los apóstoles fundada en el Monte Carmelo del que traen su nombre. Por este tiempo se multiplicó  tanto en número de personas como de conventos.

            En cuanto a la orden de los ermitaños hay que decir que fueron fundados en la ciudad de Hipona de donde era obispo san Agustín del que toman su nombre, y creció y se desarrolló tanto en vida como en la muerte del santo.

            Desde aquí llegaron a Italia y a otras ciudades de Europa, reunidos en un mismo cuerpo , vistiendo el mismo hábito y unidos por  la regla  de san Agustín. Se les mandó que vivieran en las ciudades para que de este modo pudiesen ayudar a los obispos y a los párrocos en sus parroquias.

            Volviendo a la narración del pontificado de Honorio decir que durante todo su pontificado no creó más que un solo cardenal, Juan el obispo de Toscana.

Fue muy amable y cariñoso con todos sus alumnos, domésticos y fámulos, preocupándose por su estado y salud.

            Fue un varón bueno e íntegro, verdadero amador de las ciencias y de la honestidad de costumbres. Después de haber llevado felizmente  la navecilla de Pedro durante dos años y un día, entregó su vida a Dios en el palacio del Aventino donde había establecido su sede el día tercero de las Nonas de abril del año de Cristo de 1287, siendo conducido a San Pedro para ser sepultado.

            La Sede estuvo vacante durante diez meses, por la dispersión de los cardenales.( Cf. Mansi. T. XIV )

 

3.-OTRAS ACCIONES DE SU PONTIFICADO.

 Roma y los Estados Pontificios gozaron de un período de tranquilidad durante el pontificado de Honorio IV como no habían tenido durante muchos años. Tuvo la satisfacción de reducir al más poderoso y obstinado enemigo de la autoridad papal, el conde Guido de Montefeltro, que durante muchos años había resistido con éxito a las tropas papales.

            La autoridad papal era reconocida en todo el territorio papal que comprendía el Exarcado de Rávena, el ducado de Spoleto, el condado de Betinoro, las tierras Matildianas y la Pentápolis, es decir las ciudades de Rimini, Pesaro, Fano, Sinigaglia y Ancona.

            Los romanos estaban contentos por la elección de Honorio IV, ciudadano romano y hermano de Pandulfo, que el verano anterior había sido elegido como uno de los senadores anuales de Roma.

             Las revueltas ¡continuas en la ciudad durante el pontificado de Martín V no habían permitido que el papa residiera en Roma y ahora los romanos ele invitaron cordialmente a que hiciera de Roma su residencia permanente.

            Durante los  primeros meses de su pontificado vivió en el Vaticano, pero en otoño de 1285 se trasladó al magnífico palacio que acababa de levantar en el Aventino.

            Con el Norte de Italia, Honorio tenía poco trato al margen de lo puramente eclesiástico. El 16 de marzo de 1286 levantó el entredicho que Martín IV había puesto a Venencia imprudentemente porque la ciudad había rehusado equipar a la flota de Carlos de Anjou contra Pedro III de Aragón.

            En Florencia y Bérgamo logró que se abolieran las nuevas leyes hostiles a la iglesia y al clero.

            Las relaciones entre Honorio IV y el rey alemán Rodolfo de Ausburgo eran muy cordiales. Durante el pontificado de Adriano V (1276) se habían comenzado las negociaciones, que siguieron con Nicolás III (1277-1280) pero se habían suspendido por completo con Martín IV (1281-1285) al que no le gustaban mucho los alemanes.             Inmediatamente después del acceso de Honorio IV se recomenzaron los contactos y se decidió como fecha de la coronación el 2 de febrero, fiesta de la Purificación de la Virgen, en la Basílica Vaticana.

            El papa requirió a los obispos alemanes que contribuyeran a los gastos del viaje a Roma y hasta envió al cardenal Juan de Tusculum, el único que recibió la púrpura durante el pontificado de Honorio como legado a Alemania, Suecia y Rusia y otros países nórdicos para que acelerasen la expedición italiana del rey, pero la guerra de Rodolfo contra el conde Eberhard de Wurtemberg y otras disensiones lo impidieron.

            El legado presidió un concilio nacional en Würzburg, que comenzó el 16 de marzo de 1287. Los decretos que salieron son prácticamente los mismos que los del concilio general de Lyon de 1274. ( Cf. Enciclopedia católica).

 quijotediscipulo.

NICOLÁS IV.( 1288-1292).

 Este es el índice que seguiremos:

 1.- Síntesis de su pontificado.

2.-Teólogo, predicador y ministro general franciscano.

3.- Cardenal y Papa. primeras actuaciones.

4.-Actividad política.

5.- Actividad pastoral.

6.- Muerte y sepultura.

7.- La sede pontificia tras su muerte.

 1.-SÍNTESIS DE SU PONTIFICADO.

 Nació en Ascoli. Elegido el 22.II.1288, murió el 4.IV.1292. Puso orden en la Corte de Portugal. Favoreció el progreso en los estudios instituyendo la universidad de Montpelier. Potenció las misiones y combatió a los Sarracenos ayudado por las fuerzas de Génova. Fue el primer Pontífice franciscano. ( Cf. ACI digital ).

 2.-TEÓLOGO. PREDICADOR Y MINISTRO GENERAL FRANCISCO.

.

             El franciscanismo promovido por San Francisco consistía en poner en práctica los consejos evangélicos basados en la renuncia de los bienes materiales, en la predicación de la fe y moral cristiana, en el compromiso  con la vida social, permaneciendo en el mundo sin ser del mundo.

             Por eso consiguió atraer a numerosos prosélitos, especialmente entre los jóvenes, como ocurre siempre en tiempos de cambio. Tal fue el caso de Jerónimo Masci, natural de Áscoli Piceno, de una familia acomodada de la burguesía local, que le proporcionó desde el principio, una buena formación cultural y religiosa,  reforzada luego, sobre todo, durante su permanencia en el Sacro Convento de Asís, donde eran frecuentes las visitas de los papas con la curia romana.

            De 1255 a 1273 residió fray Jerónimo en su propia región, las Marcas, y en el Lacio, enriqueciéndose espiritual e intelectualmente y ejerciendo algunos cargos en la Orden, sin presumir nunca de ello, sino más bien todo lo contrario.

            En el capitulo general de la Orden de los Menores celebrado en Lyón el 12 de junio de 1272, el ministro general de entonces, San Buenaventura, lo envió a Dalmacia-Croacia como predicador y lector de teología. Sus Sermones, descubiertos en 1981, demuestran su alta preparación teológica y filosófica.

            Fray Jerónimo era querido por todos, y eso explica por qué, antes de ser general, fue enviado como embajador a las zonas más conflictivas de la Iglesia de entonces.

             A Constantinopla fue como legado apostólico para preparar la reconciliación de la Iglesia católica con la Iglesia greco-bizantina, una larga y delicada misión que dio como resultado la profesión de la fe católica y reconocimiento del primado del papa por parte del emperador bizantino Miguel VIII el Paleólogo. El acuerdo, por desgracia, duró sólo ocho años.

            Paolino de Venecia obispo de Pozzuoli en el siglo XIV lo llamaba “lector solemne, gran literato y muy religioso”. Y Juan Villani en sus “historiae florentinae”, basándose en la crónica de un autor contemporáneo del futuro papa, decía que fray Jerónimo, “fue elegido ministro general por su bondad y su ciencia”, después de la muerte de San Buenaventura, en 1274.

            El mismo confiesa que el tiempo de su cargo de general transcurrió “no sin dolor e inquietudes”, hasta el punto de que pensó en renunciar en 1276, pero fue confirmado de nuevo en la asamblea capitular de Padua. La Orden entonces contaba con 35.000 religiosos y 1.400 conventos repartidos en 34 provincias.

File:Rieti45.jpg

 PALACIO EN LA CIUDAD DE RIETI.

3.-CARDENAL Y PAPA: PRIMERAS ACTUACIONES.

 Jerónimo Masci fue nombrado cardenal el 12 de marzo de 1278, mientras se encontraba en París con el Maestro General de los Dominicos, tratando de reconciliar al rey de Francia Felipe III con el de Castilla, Alfonso X el Sabio.

            Mucho tuvo que insistir el papa Nicolás III para ponerle el capelo cardenalicio y despojarlo del sayo franciscano. Humilde y piadoso, el nuevo purpurado, según las crónicas de San Antonio de Florencia, hubiese hecho mejor el cocinero en un conventito que de cardenal de la Santa Iglesia Romana.

             Desde entonces abandonó sus misiones diplomáticas por las cortes de Europa y se retiró en su sede cardenalicia, hasta que fue elegido papa el 15 de febrero de 1288, y su entronización siete días después, con el nombre de Nicolás IV, después de un duro cónclave diezmado por la malaria. También en esta ocasión no quería aceptar, pero no tuvo más remedio, forzado por la insistencia de los prelados votantes y “en virtud de la obediencia”, como decía él mismo.

            En mayo siguiente se traslado con la Curia de Letrán a Rieti, donde escribió  la encíclica “ludicia Dei” por la que pedía al clero que colaborase en el ministerio diocesano.

            En su breve pontificado creó obispos y arzobispos para llenar sedes vacantes, confirmó la Regla a los Carmelitas y a los Ermitaños de San Agustín, suspendidos por el II Concilio de Lyón de 1274.

4.- ACTIVIDAD POLÍTICA.

 Nicolás IV siguió la política internacional de sus predecesores. La curia estaba compuesta por cardenales de varias tendencias políticas, entre los que destacaba la fuerte personalidad de Benedicto Caetani, futuro Bonifacio VIII, que convocó para el 1300 el primer Jubileo de la historia.

            En lo político, el ex-ministro general franciscano levantó el entredicho a Portugal y tuvo siempre en su mente la liberación de Tierra Santa de los musulmanes. Llegó incluso a convocar una Cruzada, pero el desinterés mostrado por las grandes monarquías europeas y las complicadas relaciones entre los reinos de Aragón y Sicilia hicieron fracasar la empresa.

 PAGODA CHINA.

5.- ACTIVIDAD PASTORAL

  Mayor éxito tuvo el papa franciscano en el campo misionero, pues los religiosos enviados por él alcanzaron los países más lejanos entonces conocidos. Digna de mención es la misión de fray Juan de Montecorvino a China.

            Las familias franciscanas recuerdan a este papa, sobre todo, por ser el autor de la bula “Supra montem” con la que promulgaba una regla específica para la Tercera Orden Franciscana u Orden Franciscana Seglar, en la que a través de 20 capítulos va determinando el estatuto por el que se ha de regir la llamada Tercera orden franciscana.

           Sus ciudades favoritas fueron Orvieto, donde colocó la primera piedra de su estupenda catedral (1290) y Asís, por la que manifestó siempreun continuo y gran afecto”, y a cuyo Sacro Convento de San Francisco concedió favores, indulgencias y magníficos regalos. Fue, seguramente, durante su pontificado cuando se empezó a ampliar la basílica inferior con las capillas laterales.

            En el campo científico dio gran impulso a la universidad de Montpellier (1289), mientras que no tuvo nunca un momento para visitar su ciudad natal Áscoli Piceno.

 SANTA MARIA LA MAYOR EN ROMA.

6-MUERTE Y SEPULTURA.

 Nicolás IV murió el 4 de abril de 1292 y fue sepultado en la basílica romana de Santa María la Mayor, junto a la cual había construido su residencia, rompiendo con la tradición de San Juan de Letrán como sede papal.

File:0 Basilique Saint-Pierre - Rome (1).JPG

BASÍLICA DE SAN PEDRO  DEL VATICANO EN ROMA.

 7.- LA SEDE PONTIFICIA TRAS SU MUERTE.

  Tras su muerte, la cátedra de Pedro permaneció vacante durante dos años y tres meses, hasta que los cardenales lograron llegar a un compromiso y eligieron sucesor a Pedro Morrone, obispo de Isernia, que subirá al solio pontificio con el nombre de Celestino V.     

            De ese modo se cierra el periodo de mayor esplendor del papado medieval, y se entra, casi coincidiendo con el cambio de siglo, en una época mucho más conflictiva y enrarecida, que acabará desembocando más tarde en el lamentable Cisma de Occidente.( Tomado literalmente de : “www.fratefrancesco.org/biogr/nicolas IV.htm  ).

 BIBLIOGRAFIA. Mansi Conciliorum novisima resentio cap XXIV en Documenta catholica omnia… Bularium  Cherubini Nicolaus IV en Documenta catholica omnia conspectus omiun rerum. Wikipedia Nicolás IV.

quijotediscipulo.

File:Celestinus quintus.jpg

PINTURA EN EL MUSEO DE AQUILA.

CELESTINO V ( 1294 ).

 1.- Elección.

2.-Su  Renuncia.

3.- Situación tras la renuncia.

4.- Texto de Eberardo en los Anales.

5.-Nombramiento del sucesor y su comportamiento con él

 1.- ELECCIÓN.

 Celestino V, anacoreta, Isernia. llamado Pedro Murrone, quien llevaba una vida solitaria en el Monte Murrone , ( de ahí su sobrenombre ) varón santísimo  que daría origen a la orden de los Celestinos. Después de un interregno de  dos años y cuatro meses, por ordenación divina fue elegido pontífice las nonas de Julio de 1294, en tiempo del emperador Adolfo .

            Los cardenales le habían persuadido para que fuese a Perugia, pero como sabía cual era el deseo del rey  Carlos II, se fue a Aquila donde fue recibido y coronado por una muchedumbre enorme de gente de toda clase y condición, dada la novedad   del suceso.

            Creó doce cardenales, hombres valiosísimos entre los que se encontraban dos eremitas.

            Pero como tanto por la magnitud de la carga, como por su inexperiencia en los asuntos de estado  llegó a considerarse poco idóneo para el cargo, determinando  renunciar al mismo.

 IGLESIA DE AQUILA. ITALIA.

2.- SU RENUNCIA.

 Cuando se conoció la noticia de que Celestino contemplaba renunciar, la excitación en Nápoles fue intensa. El Rey Carlos se opuso a tal decisión. Una procesión de clérigos y monjes rodeó el Castillo, y con lágrimas en los ojos y oraciones imploraron al Papa a que continuara al mando.

            Celestino no estuvo  de  acuerdo. Una semana más tarde (13 de Diciembre) la resolución de Celestino fue irrevocablemente firme; reuniendo a los Cardenales, leyó una constitución  en la que se decía que teniendo él la suprema autoridad de la iglesia y  por el bien de la misma, podía   renunciar y proclamar a los Cardenales libres para  hacer una nueva elección.

 3.- SITUACIÓN TRAS LA RENUNCIA.

 Su sucesor lo confinó en una estrecha celda en el Castillo de Fumone cerca de Anagni (Analecta Bollandiana, 1897, XVI, 429-30). Donde murió el 19 de mayo de 1293, a la edad de 95 años.

            Algunos años después de su canonización por Clemente V en 1313, sus restos fueron transferidos de Ferentino a la Iglesia de su orden en Aquila, donde son objeto hasta la fecha de gran veneración. por los muchos milagros hechos por su intercesión.

CASTILLO DE FUMONE. ITALIA.

 4.- TEXTO DE EBERARDO EN LOS ANALES.

 “Estoy seguro que a los lectores les resultará grato leer lo que el escritor de aquellos tiempos , Eberardo cuenta en los Anales de 1290:

            ” Muerto, dice, Nicolás IV, la sede apostólica estuvo vacante cerca de tres años, por las discordias entre los cardenales  y finalmente los mismos cardenales, según se cree por inspiración divina, estuvieron de acuerdo en elegir a un varón santísimo que durante cuarenta y más  años, se encontraba recluido en su celda , viviendo ascéticamente  bajo la regla de san San Benito, quien una vez elegido fue llamado Celestino.

            Cuando fue sacado de su celda no quiso ser conducido a caballo, sino únicamente sobre un pollino a imagen de Jesús en su entrada a Jerusalén, y mientras era conducido, como el e Señor, iba haciendo muchos milagros.

Cuando se dio cuenta que en la sede no podía guardar el recogimiento y silencio que tenía en la celda, consideró que debía renunciar a la sede”“, etc”( Cf. Mansi Sacrarun Conciliorum Novisima Resentio T. XXIV en Documenta catholica Omnia…También Bullariun Cherubini en idem.)

 5.-NOMBRAMIENTO DE SU SUCESOR Y COMPORTAMIENTO CON CELESTINO.

  Después de un período de nueve días bajo la legislación de Gregorio X, ( Ver pontificado ),  los Cardenales entraron al Cónclave y Benedecto  Caetani fue proclamado Papa con el nombre de Bonifacio VIII.

            Después de revocar muchos de los cambios hechos por Celestino, Bonifacio trajo a Roma a Celestino vestido ahora con ropas humildes.

            Lo forzó a tenerlo bajo custodia. Celestino permaneció en una celda en Abruzzi, escapó a San Germano ante la alegría de los monjes que lo ven reaparecer en Majella.

 Bonifacio ordenó su arresto; pero Celestino evadió a sus perseguidores por muchos meses resguardándose en las montañas y bosques.

            Finalmente trató de cruzar el mar Adriático hacia Grecia, pero, impedido de hacerlo por una tempestad, fue capturado a los pies del Monte Gargano y devuelto a las manos de Bonifacio quién lo confinó en una estrecha celda en el Castillo de Fumone cerca de Anagni.

Ahí, después de ayunar y orar durante nueve meses, cuidadosamente atendido y vigilado por dos monjes y rudamente tratado por los guardias, llegó al final de su extraordinaria vida a la edad de noventa y cinco años.

            Los motivos por los que Bonifacio  estuvo tan pendiente de la vida de Celestino tras su renuncia, no fue otro que evitar  un cisma, pues allí por donde el Papa Celestino iba el pueblo y el clero lo aclamaba pretendiendo que revocara su denuncia.

            La idea de que el papa Bonifacio maltrató y asesinó a Celestino es una calumnia sin ninguna base.( Cf. (Analecta Bollandiana, 1897, XVI, 429-30).

 NOTA:  CON ESTE PONTIFICADO TERMINAN LOS PONTÍFICES DEL  SIGLO  XIII.

 quijotediscipulo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

             

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

VISITAS

  • 1,983,968 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: