You are currently browsing the category archive for the ‘16.Siglo. Alex VI.Pío III. Julio II.León X. Adrián VI.Clemente VII.Pablo III. Julio III.Marcelo II. Pablo IV.Pio IV. Pio V. Greg. XIII. Sixto V.Urbano VII. Greg. XIV.Inocencio IX.’ category.

PAPAS DEL SIGLO XVI.

ÍNDICE.

ALEJANDRO VI. (1492-1503).

PIO III. ( 1503 ).

JULIO II. ( 1503-1513 ).

LEÒN X. ( 1513-1521 )

ADRIÁN VI. ( 1522-1523)

CLEMENTE VII. ( 1523- 1534 ).

PABLO III. ( 1534-1549).

JULIO III, ( 1550-1555 )  .

MARCELO II.- ( 1555 ).

PABLO IV.- ( 1555-1559 ).

PIO IV.- ( 1559-1565 ).

SAN PÍO V. ( 1566-1572 )

GREGORIO XIII.(1572-1585).

SIXTO V. ((1585-1590).

URBANO VII.( 1590).

GREGORIO XIV. (1590-1591).

INOCENCIO IX. (1591)

 ALEJANDRO VI. (1492-1503). POR EL PINTOR JUAN DE JUANES.

Este es el índice del pontificado de Alejandro  VI.

1.- Notas biográficas.

2.-Su elección como pontífice.

3.-Primeros actos de su pontificado.

4.-Lo que debe Roma a la actuación de  Alejandro VI.

5.-Celebración del año Jubilar del 1500.

6.-Su actuación ante los descubrimiento de España y Portugal.

7.- Las relaciones entre Alejandro VI y el rey de Francia.

8.-Comportamiento moral del Papa Alejandro VI.

9.-Muerte y Sepultura.

10.- El juicio de la Historia sobre Alejandro VI.

 PLACA CONMEMORATIVA EN LA CASA DONDE NACIÓ ALEJANDO VI, EN JÁTIVA. VALENCIA. ESPAÑA.

1.-NOTAS BIOGRÁFICAS.

 Alejandro VI,  de nombre Rodrigo Borja, nació en Xátiva, cerca de Valencia, España, el 1 de enero de 1431. Sus padres fueron Jofre Lançol e Isabella Borja, hermana del Cardenal Alfonso Borja, posteriormente Papa Calixto III.

            Rodrigo no había aún hecho una elección definitiva de profesión cuando la elevación de su tío al papado (1455) le abrió nuevas perspectivas, Rodrigo tenía a la sazón 24 años, este hecho iba a condicionar por completo su vida,  que sin contar con su opinión fue destinada a la carrera eclesiástica:  su tío lo envió a estudiar leyes a la Universidad de Bolonia durante un año.

En 1456, a la edad de veinticinco años, fue creado cardenal diácono de San Nicolo in Carcere, y mantuvo ese título hasta 1471, cuando se convirtió en cardenal obispo de Albano.

Fue nombrado cardenal obispo de Porto y decano del Sagrado Colegio (Eubel, Hierarchia Catholica, II, 12). Su posición oficial en la Curia después del 1457 fue la de Vicecanciller de la Iglesia Romana. Incluso Guicciardini admite que “en él se combinaban una rara prudencia y vigilancia, una reflexión madura, un maravilloso poder de persuasión, una habilidad y capacidad de conducir los asuntos más complicados.”  

Al cumplir 29 años recibió una carta del Papa Pío II en la que éste le reprobaba fuertemente sus desmanes en Siena, que habían sido tan notorios que tanto el pueblo como la corte estaban escandalizados (Raynaldus Ann eccl. ad. an. 1460, n. 31).       Continuó con sus malas costumbres incluso después de su ordenación sacerdotal en 1468.

Alrededor de 1470 se relacionó con una dama romana, Vanozza Catanei, madre de sus cuatro hijos: Juan, César, Lucrecia y Jofre, nacidos, respectivamente, según Gregorovius (Lucrecia Borgia 13) en 1474, 1476, 1480.

File:Vannozza Cattanei.jpg

VANOZZA CATANEI.

2.-ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 Después de la  muerte de Inocencio VIII el 25 de julio de 1492,  se reunió el Colegio Cardenalicio para la elección del nuevo pontífice y entre los veintitrés cardenales que constituían el Colegio sólo unos pocos eran los que podían considerarse elegibles,  el cardenal, Ascanio  Sforza, de Milán, el cardenal Cibo, de Venecia  , el cardenal  Giulliano de Nápoles y el cardenal Rodrigo Borgia, de Valencia, eran sin duda alguna los cuatro más sólidos candidatos a ser el nuevo papa.

Para obtener el pontificado, alguno de los candidatos debía obtener el voto de dos tercios del colegio de cardenales, es decir, que el nuevo papa debía contar con al menos dieciséis votos cardenalicios a su favor, para ser reconocido como tal.

De todos los aspirantes, Rodrigo Borgia fue elegido, por un escaso margen en la requerida mayoría de dos tercios, asegurado por su propio voto, siendo proclamado papa en la mañana del 11 de agosto de 1492, bajo el nombre de Alejandro VI, en medio de rumores y acusación de simonía y sobornos para obtener la corona papal. Tales acusaciones   carecen de evidencia de peso para avalarlas, pues nunca hubo pruebas al respecto.

            Posiblemente su elección se   debió a su cargo de Vicecanciller de la curia  en la que estuvo unos 34 años, que le permitieron hacerse con las influencias políticas y el prestigio y experiencia alcanzados en los asuntos curiales, a lo que se añadió el hecho de que el cardenal Sforza sabiendo que él  no alcanzaría los votos necesarios para ser nombrado, dio  su voto y el de sus partidarios a Rodrigo  Borja en la esperanza de verse favorecido por él al llegar al papado..( Cf  Pastor, “Historia de los Papas”, también American Catholic Quarterly Review, abril, 1900 ).

Alejandro sería coronado en San Pedro el día  26 de agosto  y al paso de la procesión a San Juan de Letrán, fue recibido con ovaciones “mayores”, afirma el cronista, “que las que haya recibido cualquier otro pontífice”. lo que indica que los romanos aceptaron gustosamente su nombramiento considerándolo ya uno de los suyos.

3.-PRIMEROS ACTOS DE SU PONTIFICADO.

 Inmediatamente procedió a confirmar la buena opinión que de él tenían los romanos poniendo fin a la criminalidad que reinaba en la ciudad, y cuya gravedad se puede inferir del comentario que hace Infessura acerca de que se habían cometido doscientos veintidós asesinatos en el espacio de unos pocos meses. Alejandro ordenó que se hicieran investigaciones, que se ahorcara a cada criminal sin mayor preámbulo y que su casa fuera arrasada.

Dividió la ciudad en cuatro distritos, al frente de cada uno de los cuales puso a un magistrado plenipotenciario para que mantuviera el orden. Además, dispuso que el martes de cada semana fuera el día en que cualquier hombre o mujer pudiera hacerle conocer personalmente sus quejas, algo insólito e inusual en sus predecesores “y dice el cronista, se dedicó a ejercer la justicia en forma admirable”. Tan vigoroso método de aplicar la justicia cambió la faz de la ciudad en poco tiempo, cosa que el agradeció vivamente  el pueblo.

.
ARTESONADO DE SANTA MARIA LA MAYOR. ROMA.
4.-LO QUE DEBE ROMA A LA ACTUACIÓN DE ALEJANDRO VI.

 Posteriormente Alejandro puso su atención en la defensa y embellecimiento de la Ciudad Eterna. Convirtió el Mausoleo de Adriano en una verdadera fortaleza, capaz de soportar cualquier sitio.

Con la fortificación de la Torre Nona aseguró la ciudad contra ataques navales. Merece ser llamado el fundador de la Ciudad Leonina, la que él transformó en el barrio más de moda en Roma. Su magnífica Via Alessandrina, hoy día llamada Borgo Nuovo, continúa siendo hasta hoy la magna llegada a San Pedro. Bajo su dirección, Pinturicchio adornó el Appartimento Borgia en el Vaticano, indicándole el camino a su inmortal discípulo, Rafael.

Su memoria está asociada, claro, con los edificios que él construyó, pero también con los que construyeron reyes y cardenales a los que él convenció de hacerlo.

Durante su reinado Bramante diseñó, para Fernando e Isabel, esa joya exquisita de la arquitectura, el Tempietto, sobre el sitio conocido tradicionalmente como el del martirio de san Pedro.  El templete de San Pietro in Montorio, es obra del arquitecto Bramante erigido hacia 1502, del convento franciscano homónimo en Roma, actual Academia de España en la Urbe..

En 1500, el embajador del Emperador Maximiliano puso la primera piedra de la hermosa iglesia nacional de los alemanes, Santa Maria dell’ Anima. Para no quedarse atrás, el cardenal francés, Briconnet, erigió la Santa Trinità dei Monti, y los españoles Santa Maria di Monserrato.

A Alejandro le debemos los hermosos techos de Santa Maria Maggiore, en cuya decoración fue utilizado, según la tradición, el primer oro llevado de América por Cristóbal Colón. Aunque nunca presumió de grandes conocimientos, siempre apoyó las artes y la ciencia. Siendo aún cardenal había escrito dos tratados sobre asuntos canónicos y una defensa de la fe cristiana.

Reconstruyó la Universidad Romana y realizó generosas contribuciones para el mantenimiento de los profesores. Siempre se rodeó de personas muy cultas y sentía una predilección especial por los juristas. Su gusto por las representaciones teatrales fomentó el desarrollo del drama.

EN EL ANTIGUO GHETTO JUDÍO DE ROMA.

5.- CELEBRACIÓN DEL AÑO JUBILAR DE 1500

 Alejandro se ganó la enemistad de España, la difamación de muchos contemporáneos de mente estrecha y la gratitud de la posteridad gracias a su actitud tolerante hacia los judíos, por más que sufrió coacciones para que los desterrara o molestara.

Las grandes cantidades de peregrinos que llegaron a Roma en el año jubilar de 1500 constituyeron una magnífica demostración de la profundidad y universalidad de la fe popular.

La capacidad de la ciudad para albergar y alimentar tantos miles de visitantes de todas partes de Europa fue presionada al máximo, pero Alejandro no escatimó gastos ni esfuerzos para dar seguridad y comodidad a sus huéspedes. La política que había heredado de su tío era la de mantener la paz entre los Cristianos y de formar una coalición entre la potencias europeas en contra de los turcos.

En este año nacieron dos personas que tuvieron gran importancia para España: el emperador Carlos V y el doctor de la Iglesia san Juan de Ávila.

 COLÓN ANTE LOS REYES CATÓLICOS.

6.- SU ACTUACIÓN  ANTE LOS DESCUBRIMIENTOS DE ESPAÑA Y PORTUGAL.

Uno de sus primeros actos públicos fue evitar un choque entre España y Portugal acerca de los territorios recién descubiertos. Para ello trazó su línea de demarcación, acción de gran alcance pacificador y no de usurpación ni ambición.

La Bula Intercoetera hace referencia a su actuación en este asunto, éste es su texto traducido al español:

 INTER COETERA”

 Bula por la que donó a los Reyes Católicos las tierras situadas al occidente que no pertenecieran a otros príncipes cristianos. Del 4 de mayo de 1493

 1. Encabezamiento.

Alejandro Obispo, Siervo de los Siervos de Dios: A los ilustres carísimo hijo en Cristo Fernando Rey y carísima en Cristo hija Isabel Reina de Castilla, León, Aragón, Sicilia y Granada, salud y apostólica bendición.

 2. Título doctrinal.

 Entre todas las obras agradables a la Divina Majestad y deseables a nuestro corazón, esto es ciertamente lo principal; que la Fe Católica y la Religión Cristiana sea exaltada sobre todo en nuestros tiempos, y por donde quiera se amplíe y dilate, y se procure la salvación de las almas, y las naciones bárbaras sean sometidas y reducidas a la fe cristiana.

            De donde habiendo sido llamados por favor de la divina clemencia a esta sagrada cátedra de Pedro, aunque inmerecidamente; reconociéndoos como verdaderos Reyes y Príncipes Católicos, según sabemos que siempre lo fuisteis, y lo demuestran vuestros preclaros hechos, conocidísimos ya en casi todo el orbe, y que no solamente lo deseáis, sino que lo practicáis con todo empeño, reflexión y diligencia, sin perdonar ningún trabajo, ningún peligro, ni ningún gasto, hasta verter la propia sangre; y que a esto ha ya tiempo que habéis dedicado todo vuestro ánimo y todos los cuidados, como lo prueba la reconquista del Reino de Granada de la tiranía de los sarracenos, realizada por vosotros en estos días con tanta gloria del nombre de Dios; así digna y motivadamente juzgamos que os debemos conceder espontánea y favorablemente aquellas cosas por las cuales podáis proseguir semejante propósito, santo laudable y acepto al Dios inmortal, con ánimo cada día más fervoroso, para honor del mismo Dios y propagación del imperio cristiano.

 3. La noticia del descubrimiento.

 Hemos sabido ciertamente, como vosotros, que desde hace tiempo os habíais propuesto buscar y descubrir algunas islas y tierras firmes remotas y desconocidas, no descubiertas hasta ahora por nadie, con el fin de reducir sus habitantes y moradores al culto de nuestro Redentor y a la profesión de la Fe Católica, ocupados hasta hoy en la Reconquista del Reino de Granada, no pudisteis llevar al deseado fin, tan santo y loable propósito vuestro.

            Mas, reconquistada por fin el predicho Reino por voluntad divina, y queriendo poner en ejecución vuestro propósito, designasteis al caro hijo Cristóbal Colón, hombre apto y muy conveniente a tan gran negocio y digno de ser tenido en mucho, no sin grandes trabajos, peligros y gastos para que nos navíos y hombres aptos y preparados a tal empresa, buscase las tierras firmes e islas remotas y desconocidas, por el mar donde hasta ahora no se había navegado: quiénes con el auxilio divino, navegando por el Mar Océano han descubierto ciertas islas remotísimas y además tierras firmes, jamás halladas hasta ahora por nadie; en las cuales habitan muchas gentes, que pacíficamente viven, y que según se dice andan desnudos y no comen carne; a lo que vuestros enviados antedichos pueden conjeturar, las tales gentes, habitantes de las antedichas islas y tierras, creen en un Dios Creador que está en los Cielos, y parecen bastante aptos para recibir la Fe Católica y serles enseñadas buenas costumbres, confiándose en que se instruyeran, fácilmente se introduciría en dichas islas y tierras el nombre de Nuestro Salvador y Señor Jesucristo; y el citado Cristóbal, hizo ya, en una de la principales islas referidas construir y edificar una torre bien fortificada en la que situó varios cristianos de los que había llevado consigo para su custodia, y para que desde ella buscasen otras tierras firmes remotas y desconocidas; en las cuales islas y tierras ya descubiertas se han encontrado oro, especies y otras muchísimas cosas preciosas, de distinto género y diversa calidad.

 4. Fundamento evangelizador.

 Por donde, habiendo considerado diligentemente todas las cosas y capitalmente la exaltación y propagación de la fe católica como corresponde a Reyes y Príncipes Católicos, decidisteis según costumbre de nuestros progenitores, Reyes de ilustre memoria, someter a vosotros las tierras firmes e islas predichas y sus habitantes y moradores y convertirlos con el auxilio de la divina misericordia a la Fe Católica.

            Nos alabando mucho en el Señor ese vuestro santo y loable propósito, y deseando que sea llevado a su debida finalidad, de que el nombre de nuestro Salvador sea introducido en aquella regiones, os rogamos insistentemente en el Señor y afectuosamente os requerimos, por el sacro Bautismo en que os obligasteis a los mandatos apostólicos, y por las entrañas de misericordia de Nuestro Señor Jesucristo, para que decidiéndoos a proseguir por completo semejante emprendida empresa, con ánimo y celo ferviente hacia la fe ortodoxa, queráis y debáis conducir a los pueblos que viven en tales islas y tierras a recibir la religión católica, sin que nunca os intimiden peligros ni trabajos, teniendo gran esperanza y confianza de que Dios omnipotente os auxiliará felizmente en vuestras empresas.

 5. Concesión de privilegios.

            Y para que más libre y valerosamente aceptéis el encargo de tan fundamental empresa, concedido liberalmente por la Gracia Apostólica «motu propio», y no a instancia vuestra ni de otro que Nos lo haya sobre esto pedido por vosotros, sino por nuestra mera liberalidad, de ciencia cierta y con la plenitud de nuestra potestad apostólica, por la autoridad de Dios Omnipotente concedida a Nos en San Pedro, y del Vicario de Jesucristo que representamos en la tierra, a vosotros y a vuestros herederos y sucesores los Reyes de Castilla y León, para siempre según el tenor de las presentes, donamos, concedemos y asignamos, todas las islas y tierras firmes descubiertas y por descubrir, halladas y por hallar hacia el Occidente y Mediodía, fabricando y construyendo una línea del Polo Ártico que es el Septentrión, hasta el polo Antártico que es el Mediodía, ora se hayan hallado islas y tierras firmes, ora se hayan de encontrar hacia la India o hacia otra cualquiera parte, la cual línea diste de las islas que vulgarmente llaman Azores Cabo Verde cien leguas hacia el Occidente y mediodía, así que todas sus islas y tierra firme halladas y que hallaren, descubiertas y que se descubrieren desde la dicha línea hacia el Occidente y mediodía que por otro Rey cristiano no fuesen actualmente poseídas hasta el día del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo próximo pasado del cual comienza el año presente de mil cuatrocientos y noventa y tres, cuando fueron por vuestros mensajeros y capitanes halladas algunas de las dichas islas con todos los dominios de las mismas, con ciudades, fortalezas, lugares y villas, derechos, jurisdicciones y todas sus pertenencias.

            Y a vosotros y a vuestro dichos herederos y sucesores os hacemos, constituimos y deputamos señores de ellas con plena y libre y omnímoda potestad, autoridad y jurisdicción. Decretando no obstante que por semejante donación, concesión, asignación nuestra, a ningún Príncipe Cristiano que actualmente poseyere dichas islas o tierras firmes antes del dicho día de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo pueda entenderse que se quita o se deba quitar el derecho adquirido.

 6. Obligación misionera.

            Y además os mandamos, en virtud de santa obediencia, que así como lo prometéis y mandamos, lo cumpliréis por vuestra gran devoción y regia magnanimidad, habréis de destinar a las tierras firmes e islas antedichas varones probos y temerosos de Dios, doctos instruidos y experimentados para adoctrinar a los indígenas y habitantes dichos en la fe católica e imponerlos en las buenas costumbres, poniendo toda la debida diligencia en todo lo antedicho.

 7. Exclusividad de la donación.

 Y severamente prohibimos a cualquiera personas, sean de cualquier dignidad inclusas la imperial y la real, estado, grado, orden o condición, bajo pena de excomunión «latae sententiae», en la cual incurran por el mismo hecho si lo contrario hicieren, que no pretendan ir alas islas y tierras firmes, hallada y que se hallaren, descubiertas y por descubrir, hacia el Occidente y mediodía, fabricando y construyendo una línea desde el Polo Artico al Antártico, ya sean tierras firmes e islas halladas y que se hubieren de hallar hacia la India o hacia cualquiera otra parte, la cual línea diste de cualquiera de las islas que vulgarmente llaman las Azores y Cabo Verde cien leguas hacia el Occidente y Mediodía como queda dicho, para grangear mercaderías o por cualquier causa, sin especial licencia vuestra y de vuestros herederos y sucesores.

            Y porque también algunos Reyes de Portugal descubrieron y adquirieron en las regiones de África, Guinea y Mina de Oro otras islas, igualmente por apostólica concesión hecha a ellos, y les fueron concedidas por la Sede Apostólica diversos privilegios, gracias, libertades, inmunidades exenciones e indultos, Nos os concedemos a vosotros y a vuestros herederos y sucesores mencionados, que en las islas y tierras descubiertas por vosotros y que se descubrieren del mismo modo podáis y debáis poseer y gozar libre y lícitamente de todas y cada una de las gracias, privilegios, exenciones, libertades, facultades inmunidades e indultos, pues queremos que se encuentre expresado e incluido suficientemente en las presentes, como si estuviese aquí transcrito palabra por palabra, para que sea como si a vosotros citados herederos y sucesores hubiesen sido especialmente concedidos.

            Así pues con igual motu, autoridad, ciencia y plenitud de Potestad Apostólica y como especial donación graciosa concedemos todo ello en todo y por todo, a vosotros y a vuestros indicados herederos y sucesores, con la misma extensión y amplitud.

 8. Revocación.

            No obstante Constituciones y Ordenaciones Apostólicas y todo lo que fuere concedido en Letras dadas después y cuales quiera otras en contrario, confiando en el Señor, de quien proceden todos los bienes, Imperios y Dominios, que dirigiendo El vuestros actos, si proseguís esa santa y laudable empresa en breve vuestros trabajos y solicitudes conseguirán feliz éxito con bienandanza y gloria del nombre cristiano.

 9. Cláusula de validez para traslados.

            Y como sería difícil hacer llegar las presentes letras a cada uno de los lugares donde sería procedente llevarlas, queremos y ordenamos, libre y conscientemente, que a sus transcripciones, instrumentadas de manos de Notario público al efecto rogado, y legalizada con el sello de alguna persona constituida en dignidad eclesiástica o el de la Curia eclesiástica, se les tribute y atribuya en juicio o fuera de él, doquiera fuesen presentadas y exhibidas la misma fe que se dispensaría a las presentes.

 10. Cláusula penal.

            Por consiguiente, ningún humano use infringir este documento de nuestra encomendación exhortación, requerimiento donación, constitución, deputación, mandamiento, inhibición, indulto, extensión, ampliación voluntad y decreto, o con temerario atrevimiento contravenir. Y si alguno presumiere intentarlo, sepa que ha incurrido en la indignación de Dios omnipotente y de sus apóstoles San Pedro y San Pablo.

            Dado en Roma, en San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor mil cuatrocientos y tres, el día cuatro de mayo, de nuestro Pontificado año primero. Alejandro VI.( Cf.  Alexandrus VI .Santorum Paparum Conspectus Alphabeticus en Documenta Catholica omnia…)

 7.- LAS RELACIONES DE ALEJANDRO VI CON EL REY DE FRANCIA.

 El rey francés estuvo en constante enfrentamiento con el rey francés, todo ello producido por la ambicién  del Rey Carlos por el reino de Nápoles. Todos los intentos de este chocaron con la férrea oposición del Papa, hasta el punto de verse amenazado con la invasión de Roma por el francés.

            . En septiembre de 1494, los franceses cruzaron los Alpes y el día último de ese mismo año entraron en Roma, sin necesidad de utilizar ninguna otra arma, según comenta el mismo Alejandro sarcásticamente (Commines, VII, 15), que la tiza con que señalaban los albergues para sus tropas.

Los barones del Papa desertaron uno tras otro. Colonna y Savelli fueron traidores desde el comienzo, pero lo que él sintió más profundamente fue la traición de Virginio Orsini, el comandante de su ejército. Cualquier otro papa más santo que Alejandro hubiese cometido el error fatal de inclinarse ante la fuerza bruta y rendirse incondicionalmente al conquistador de Italia; el más heroico de los papas no podría haber sostenido con mayor firmeza la estabilidad de la Santa sede en ese momento crucial.

Desde lo alto de las murallas que se derrumbaban, en el castillo de Sant’ Angelo, cuyas defensas no estaban aún completas, él miraba calmadamente hacia la boca del cañón francés. Y con la misma intrepidez hacía frente a la camarilla de los cardenales de Della Rovere que a gritos pedían su deposición.

Al cabo de una semana quien tuvo que capitular fue Carlos. Este reconoció a Alejandro como legítimo papa, ante el enorme disgusto de Della Rovere, y confesó “su filial obediencia”, dice Commines, “con toda la humildad posible”, pero no obtuvo del Pontífice ningún reconocimiento de sus derechos sobre Nápoles.

Carlos entró en Nápoles el 22 de febrero de 1495, sin tener que dar un solo golpe. Ante su llegada, el poco popular Alfonso abdicó en favor de su hijo Ferrantino, y este último, al no recibir ningún apoyo, se retiró a buscar la ayuda de España.

Carlos desperdició dos meses en inútiles intentos por convencer al Papa, con promesas y amenazas, de que sancionara su usurpación, y mientras tanto una alianza poderosa integrada por Venecia, Milán, el Imperio, España y la Santa Sede, se estaba formando en contra suya. Finalmente, el 12 de mayo él se coronó a sí mismo, pero el siguiente mes de julio lo encontró huyendo a Francia a través de sus aliados italianos. Para el fin de ese año los franceses habían retornado a Francia.

 LUCRECIA BORJA.

8.-EL COMPORTAMIENTO  MORAL DE ALEJANDRO VI.

A pesar que estas y otras acciones semejantes podrían merecerle un lugar envidiable en los anales del papado, Alejandro continuó como papa el estilo de vida que había manchado su cardenalato (Pastor, op. cit., III, 449 152).

Tuvo un desmedido amor a sus hijos, haciendo todo lo posible por retribuirlos, hacerlos ricos y poderosos, sin que se pueda decir que para lograr este fin no dejó de hacer actos merecedores de una dura calificación moral. Cesar llegó a ser prácticamente el dueño de todos los Estados de la Iglesia en Italia.

Es muy creíble el informe del embajador de Ferrara acerca de que el Papa había decidido mantener a sus hijos  lejos de Roma, pues todos los esfuerzos que hacía para promoverlos socialmente señalaban hacia España

A lo largo de su vida, según algunos, Alejandro VI engendró un total de diez descendientes entre hijos e hijas: Pedro Luis, nacido en 1462 de madre desconocida, que ocuparía el primer ducado de Gandía; Girolama, nacida en 1469 de madre desconocida; Isabel, nacida en 1470 de madre desconocida. César, nacido en 1474 de sus relaciones con Vanozza de Catanei, su más famosa amante; Juan, nacido en 1476 también de Vanozza, que llegó a ser segundo duque de Gandía; la famosa Lucrecia, nacida en 1480 de Vanozza, duquesa de Ferrara; Jofré, nacido en 1482 de Vanozza, príncipe de Squillace. Laura, nacida en 1492 de Giulia Farnese. Giovanni, nacido en 1498 de madre desconocida; duque de Nepi y Camerino. Rodrigo, nacido en 1503 de madre desconocida, quien llegó a ser abad de Cicciano di Nola. Sin embargo, esta destacada descendencia fue mantenida dentro de una relativa discreción y no fue un elemento especialmente llamativo en la época en que vivió.( Cf. http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=alejandro-vi-papa‎)

CESAR BORJA.

Una semana después de su coronación como Pontífice, Alejandro nombró a  su hijo César arzobispo de Valencia, pero César ni partió para España ni tampoco recibió las órdenes sagradas.

También el hijo menor, Jofre, fue impuesto a la Iglesia española. Ulterior evidencia de que el Papa estaba decidido a mantener a sus hijos lejos de su corte fue que hizo que su hija Lucrecia se comprometiera en matrimonio con un noble español. El matrimonio, sin embargo, jamás se llevó a cabo.

Era una costumbre establecida que los papas tuvieran representantes personales en el Sagrado Colegio Cardenalicio, de modo que Alejandro eligió para este puesto de confianza al hijo de su hermana, el Cardenal Giovanni Borgia.

Esto indica que su propósito de mantener a sus hijos lejos de Roma debió y puede ser razonablemente atribuido a los perversos consejos de Ascanio Sforza, a quien Borgia había premiado con la vicecancillería, y que actuaba de facto como su primer ministro.

URNA  DE CALIXTO III Y ALEJANDRO VI. IGLESIA  ESPAÑOLA DE MONSERRAT. ROMA

9.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Aún robusto y vigoroso a sus setenta y tres años, Alejandro anticipaba aún muchos años de reinado, por lo que procedió a fortalecer su posición llenando las arcas de su tesorería mediante métodos de dudosa moralidad.

El Sagrado Colegio contaba con tantos de sus seguidores y paisanos que no tenía nada que temer en ese aspecto. Disfrutaba y se reía de los chistes burlones que circulaban por ahí, en los que se le acusaba de crímenes increíbles, y ni siquiera intentó defender su reputación.

La guerra se había iniciado entre Francia y España por la repartición de los botines. Alejandro no había decidido a cuál lado apoyar de modo más ventajoso para él, cuando su carrera terminó abruptamente.

El 6 de agosto de 1503, el Papa había cenado con César y otras personas en la casa del Cardenal Adriano da Corneto en una villa posesión de este último, y en forma imprudente permaneció al aire libre hasta pasada la media noche. Todos los comensales pagaron su descuido cayendo víctimas de la peligrosa fiebre romana. El día 12 el Papa hubo de guardar cama. El día 18 se concluyó que no tenía posibilidades de sobrevivir; se confesó, recibió los últimos sacramentos y esa noche expiró.

La rápida descomposición y la apariencia hinchada del cuerpo dieron pie a las sospechas de envenenamiento, que se convirtieron en creencia común. Tiempo después se corrió el rumor que el Papa, por equivocación, había tomado una copa de vino envenenado que su anfitrión había preparado. Lo que sí es totalmente verídico es que el veneno que lo mató es el del mortal microbio de la campagna romana [Pastor, op. cit., III, 469-472; Creighton, Hist. of the Papacy (Londres, 1887), IV, 44]. Sus restos descansan en la iglesia española de Santa María de Monserrat.

INTERIOR DE LA IGLESIA ESPAÑOLA DE NTRA. SRA. DE MONSERRAT. ROMA.

10.- EL JUICIO DE LA HISTORIA SOBRE ALEJANDRO VI.

 Un juicio imparcial de la carrera de este personaje extraordinario debe  distinguir entre el hombre y su cargo. No es la institución papal la que debe ser juzgada, sino el hombre que la dirigió.

Pero los tesoros de la Iglesia, su carácter divino, su santidad, la revelación divina, la gracia de Dios, la autoridad espiritual, como bien se sabe, no dependen del carácter moral de los funcionarios de la Iglesia. Aún el más elevado de los sacerdotes no puede disminuir ni una jota del valor intrínseco de los tesoros espirituales que se le han confiado.”

Los historiadores católicos han sido tan parcos en su defensa que a mediados del siglo XIX Cesare Cantu podía escribir que Alejandro VI era el único Papa que nunca tuvo un apologista. No obstante, ya desde ese tiempo algunos escritores católicos, tanto en libros como periódicos, han intentado defenderlo de las acusaciones más dolorosas de sus contemporáneos.

En particular, merecen mencionarse dos: el dominico Ollivier, “Le Pape Alexandre VI et les Borgia” (Paris, 1870), de cuya obra únicamente apareció un volumen, que trata sobre el cardenalato del Papa; y “Papa Alessandro VI secondo documenti e carteggi del tempo”, de Leonetti (3 vols., Bologna, 1880).

Estos y otros documentos fueron ocasionados, en parte, por un laudable deseo de quitar un estigma que pesa sobre la buena reputación de la Iglesia Católica, y en parte, por las groseras exageraciones de Víctor Hugo y otros, que se permitieron todo tipo de libertades al tratar un nombre tan indefenso como detestado.

Mas no se puede afirmar que esas obras hayan correspondido al celo de sus autores. Dr. Pastor las cataloga a todas ellas como fracasos. Tal es la opinión de Henri de l’Epinois en la “Revue des questions historiques” (1881), XXIX, 147, un estudio que hasta Thuasne, el hostil editor del “Diario de Burchard”, llama “la guía indispensable de los estudiosos de la historia de los Borgia”. Esa opinión es compartida por el Bollandist Matagne, en la misma revista, en sus ediciones de 1870 y 1872 (IX, 466-475; XI, 181-198), y por Von Reumont, el historiador católico de la Roma medieval, en Bonn. Theol. Lit. Blatt (1870), V. 686. Dr. Pastor considera que la publicación de los documentos en el suplemento del tercer volumen de la edición de Thuasne del Diario of Burchard (Paris, 1883) convierte en “imposible para siempre” cualquier intento de salvar la reputación de Alejandro VI.

El Cardenal Hergenroether (op.cit. II, 583) cree que por ello mismo hay menos razón que sustente las acusaciones falsas que se han añadido a la lista, por ejemplo ,su intento de envenenar al Cardinal Adriano da Corneto y sus relaciones incestuosas con Lucrecia (Pastor, op. cit., III, 375, 450-451, 475). Otras acusaciones, dice el mismo autor, ya han sido tratadas con cierto éxito, por Roscoe en su “Vida de León X”; por Capefigue en su “Eglise pendant les quatre derniers siècles” (I, 41-46), y por Chantrel, “Le Pape Alexandre VI” (París, 1864).

Contrariamente, si bien algunos escritores inmorales han tratado de sacar provecho de los indecentes párrafos que salpican las obras de Burchard e Infessura, no existe hoy ningún motivo que pueda considerarse mejor que en los días de Raynaldo y Mansi para ocultar o pervertir los hechos de la historia. “Soy católico”, dice Mansi. de l’Epinois (loc. cit.), “y un discípulo del Dios que aborrece la mentira. Yo busco la verdad, toda la verdad, y nada más la verdad. Aunque nuestro débiles ojos no reconozcan al principio su utilidad, y les es más fácil descubrir peligros y daños, la debemos proclamar sin miedo”.

El mismo excelente principio es afirmado por León XIII en su carta del 8 de septiembre de 1889 a los Cardenales De Luca, Pitra y Hergenroether acerca del estudio de la historia de la Iglesia: “El historiador de la Iglesia no tiene la facultad de disimular ninguna de las pruebas que la Iglesia ha debido soportar a causa de los pecados de sus hijos, y aún a veces de sus propios ministros”.

Hace mucho tiempo León Magno (440-461) declaró en su tercera homilía de Navidad que “la dignidad de Pedro no sufre merma ni siquiera en algún sucesor indigno” (cujus dignitas etiam in indigno haerede non deficit). La misma indignación que causa siempre la vida licenciosa de algún gran clérigo (expresado de forma noble por Pío II en la carta ya mencionada al Cardenal Rodrigo Borgia) es en sí misma un tributo al elevado ideal que la Iglesia ha presentado por tanto tiempo y con tanta magnitud al mundo a través de tantos santos ejemplos, y ha sido la causa, consecuentemente, de que en tiempos recientes se exija tanto a los sacerdotes. “A estos últimos no se les perdona nada”, dice De Maistre en su gran obra “Du Pape”, “porque todo se espera de ellos, y los vicios que son soslayados en Luis XIV se convierten en algo ofensivo y escandaloso en un Alejandro VI” (II, c. xiv). ( Cf. Enciclopedia Católica JAMES F. LOUGHLIN Transcrito por Gerard Haffner Traducido por Javier Algara Cossío ).

quijotediscipulo.

PIO III. ( 1503 ).

1.-Notas Biográficas.

2.- Elección al pontificado.

1.-NOTAS BIOGRÁFICAS.

(Francesco Todeschini Piccolomini). Nacido en Siena, el 29 de mayo de 1439; elegido el 22 de septiembre de 1503; fallecido en Roma, el 18 de octubre de 1503, después de un pontificado de cuatro semanas. Piccolomini era hijo de una hermana de Pío II. Pasó en  su niñez estrecheces económicas ,hasta que  su tío lo llevó a su casa, le dio sus apellidos y armas y vigiló su adiestramiento y su educación.

Estudió leyes en Perugia e, inmediatamente después de recibir el doctorado como canonista, fue designado por su tío arzobispo de Siena, y, el 5 de marzo de 1460, cardenal-diácono con el título de San Eustaquio.

El mes siguiente le enviaron como legado a la Marca de Ancona, con el experimentado obispo de Marsico como consejero. “La única objeción sobre él”, dice Voigt (Enea Silvio, III, 531),” era su juventud; para la administración de su legación.

En su posterior conducta en la curia, demostró ser un hombre de carácter limpio y polifacética capacidad”. Fue enviado por Pablo II como legado a Alemania cargo que desempeñó con eminente éxito, el conocimiento del alemán que había adquirido en casa de su tío fue una gran ventaja.

Durante los mundanos reinados de Sixto IV y Alejandro VI se mantuvo lejos de Roma tanto tiempo como le fue posible. Segismundo de Conti que lo conoció bien nos dice que “no tenía ningún momento desocupado; tenía su tiempo para el estudio antes del alba; pasaba las mañanas en oración y sus mediodías concediendo audiencias a las que tenían fácil acceso los más humildes. Tenía tanta templanza en la comida y la bebida que sólo se permitía una cena cada dos días.

“Todavía era éste el excelente hombre a quien Gregorovius en su “Lucrecia Borgia”, sin ningún fundamento, otorga una docena de hijos, la calumnia fue repetida por Brosch y Creighton.

File:Lazio Roma SAndreaValle1 tango7174.jpg

2.-ELECCIÓN AL PONTIFICADO Y MUERTE.

Tras la muerte de Alejandro VI, el cónclave no pudo unificarse sobre los candidatos principales, d’Amboise, Rovere, y Sforza; por ello la gran mayoría dio sus votos a Piccolomini que, aunque sólo contaba con sesenta y cuatro años, estaba, como su tío, torturado por la gota y envejecido prematuramente.

Tomó el nombre de Pío III en honor de su tío, fue coronado el 8 de octubre., después de recibir los órdenes sacerdotal y episcopal. La tensión de la larga ceremonia fue tan grande que el papa sucumbió bajo ella. Fue enterrado en San. Pedro; pero sus restos fueron después trasladados a S. Andrea del Valle dónde descansa al lado de Pío II.

PASTOR, Historia de las Papas, VI, 185 ss.; PANVINIO, Continuación de Platina; VON REUMONT, Gesch. der Stadt Rom; ARTAND DE MONTOR, Historia de las Papas (Nueva York, 1867).JAMES F. LAUGHLIN Transcrito por Herman F. Holbrook Ut in omnibus glorificetur Deus per Iesum Christum Traducido por Quique Sancho( Cf.  http://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_P%C3%ADo_III

quijotediscipulo.
.
.

JULIO II. (1503-1513).

Este es el esquema que seguiremos:

 1.- Apuntes biográficos.

2.-Una fulgurante carrera eclesiástica.

3.-Intentos fallidos para alcanzar el pontificado.

4.-Nombramiento como pontífice.

5.-Un pontificado centrado en el logro del mayor  poder papal.

6.- Su actividad como pastor universal de la Iglesia.

7.-Convocatoria del  Concilio de Letrán.( 1512-17) .

8.- Lo que debe el arte al Papa Julio II.

9.-Muerte y sepultura.

10.- Bibliografia.

 1.-APUNTES BIOGRÁFICOS.

 Giuliano Della Rovere nació el 5 de diciembre de 1443, en Albisola, en Italia, perteneciente en la actualidad a la provincia de Savona Su núcleo central se divide en dos partes: la que está al norte del ferrocarril, a 1 km del mar, y la que queda al sur, que aun formando parte de la municipalidad toma el nombre de Albisola Capo, de la cual una parte se encuentra bajo el nivel del mar.

Ésta última tiene un amplio paseo costanero que se une al de su vecina oriental, Albisola Marina, Giuliano nació en Albisola Superiore, hijo de Rafael Della Rovere y Teodora Manerota, de origen griego.

            Se hizo franciscano como su  tío Francisco della Rovere, y fue educado bajo su protección  en Perugia. Con la elevación de su tío al papado como Sixto IV el 9 de agosto de 1471, comienza la carrera pública de Giuliano.

EL MOISÉS DE MIGUEL ANGEL. S. PEDRO IN VINCULI.

2.-UNA FULGURANTE CARRERA ECLESIÁSTICA.

El 15 de diciembre de 1471, fue creado Cardenal Sacerdote de San Pedro en Vincoli,. Ocupó las sedes episcopales de Carpentras (1471-2), Lausanne (1472-6), Catania (1473-4), Coutances (1476-7), Mende (1478-83), Viviers (1477-9), Sabina (1479-83), Bologna (1483-1502), Ostia (1483-1503), Lodève (1488-9), Savona (1499-1502), Vercelli (1502-3), y la Sede del Arzobispado de Avignón (1474-1503). Además era Abad comendador de Nonantola, Grottaferrata, y Gorze, y cobraba las rentas de otros varios beneficios eclesiásticos.

Estos grandes ingresos, sin embargo, no eran gastados por él en vana pompa y disipación, Giuliano era patrocinador de las bellas artes, y gastaba la mayor parte de su dinero superfluo en la erección de magníficos palacios y fortalezas.

En esta época su vida privada estuvo lejos de ser ejemplar, pues fue padre de tres hijas, la más conocida de las cuales, Felice, entregó en matrimonio a Giovanni Giordano Orsini en 1506.

En junio de 1474, Giuliano fue enviado a la cabeza de un ejército para restaurar la autoridad papal en Umbría. Tuvo éxito en reducir a Todi y Spoleto pero para el sojuzgamiento de Citth di Castello necesitó de la ayuda del Duque Federico de Urbino.   En febrero de 1476, fue enviado como delegado a Francia para regularizar los asuntos de su Arquidiócesis de Aviñón, y probablemente para oponerse al concilio que Luis XI intentaba convocar en Lyon.

En 1480 fue enviado como delegado a los Países Bajos y Francia para lograr tres cosas: solucionar la disputa concerniente a la herencia Burgundiana entre Luis XI y Maximiliano de Austria, para obtener la ayuda de Francia contra los Turcos, y para lograr la liberación del Cardenal Balue a quien Luis XI había tenido en custodia estricta desde 1469 a causa de actos traicioneros. Las intrigas de Jean de la Balue causaron la decapitación de Carlos de Melun en Loches en 1468 por orden de Luis XI; sin embargo, ese mismo año, perdió la confianza del rey tras haberse entrevistado con Carlos el Temerario y fue excluido del Consejo.

Luego, intrigó con Carlos contra el rey, pero su correspondencia secreta fue interceptada y, el 23 de abril de 1469, fue acusado de traición. Detenido y encarcelado en Loches, fue trasladado posteriormente al castillo de Onzain, cerca de Blois, donde permaneció once años encarcelado .

 Después de completar exitosamente su misión volvió a Roma al comienzo de 1482, acompañado por el liberado Cardenal Balue. En ese momento estaba precisamente irrumpiendo una guerra entre el papa y Venecia por un lado y Ferrara por la otra.

Giuliano hizo varios intentos por restaurar la paz, y fue probablemente instrumental en la disolución de la alianza Veneto-Papal el 12 de diciembre de 1482. También protegió a la familia Colonna contra la cruel persecución del Cardenal Girolamo Riario en 1484.

INCENDIO DEL BORGO. ESTANCIAS DEL VATICANO. RAFAEL.

3.-INTENTOS FALLIDOS PARA ALCANZAR  EL PONTIFICADO.

 Después de la muerte de Sixto IV el 12 de Agosto de 1484, Giuliano jugó un papel vergonzoso en la elección de Inocencio VIII. Viendo que sus posibilidades  para el papado eran extremadamente pequeñas, empeñó todos sus esfuerzos en asegurar la elección de un papa que fuera más bien un títere en sus manos. Vio a tal persona en el débil e irresoluto Cardenal Cibo, quien debía su cardenalato a Giuliano. Para lograr la elección de su candidato no tuvo escrúpulos en recurrir al soborno. Cibo ascendió al trono papal como Inocencio VIII el 29 de agosto de 1484, y fue grandemente influenciado durante los ocho años de su pontificado, por el fuerte y enérgico Giuliano.

Después de la muerte de Inocencio VIII el 25 de julio de 1492, Giuliano nuevamente aspiró al papado pero su gran influencia durante el pontificado de Inocencio y su pronunciada simpatía por Francia lo había hecho odioso a los cardenales.

Era lo suficientemente inteligente para comprender la situación. Estaba, sin embargo, poco dispuesto a ver que la tiara fuera al Cardenal Rodrigo Borgia, no porque este último fuese un candidato inmerecido, sino debido a su personal aversión hacia los Borgia.

A pesar de los esfuerzos de Giulano en contrario, Rodrigo Borgia fue el candidato exitoso, y ascendió al trono papal como Alejandro VI el 11 de agosto de 1492. Temiendo por su seguridad en Roma, Giuliano se retiró hacia su fortificado castillo en Ostia hacia fines de 1492.

Una aparente reconciliación entre Alejandro VI y Giuliano tuvo efecto en julio de 1493, pero Giuliano no confió en la sinceridad del papa y huyó vía Génova a la corte de Carlos VIII de Francia, a quien indujo a hacer una expedición a Italia con el propósito de destronar a Alejandro VI.

Giuliano acompañó al rey en su expedición, pero mediante liberales concesiones Alejandro ganó a Carlos para su bando. En el tratado concertado entre ellos, se estipulaba que Giuliano permanecería en posesión de todas sus dignidades y beneficios, y se la garantizaría una segura y pacífica residencia en Roma.

Giuliano, sin embargo, aún temía las maquinaciones secretas de Alejandro y regresó a Francia. Otra aparente reconciliación tuvo lugar en junio de 1497, cuando Giuliano asistió al papa en los asuntos matrimoniales de Cesar Borgia. Pero la desconfianza de Giuliano hacia Alejandro subsistía. Se evadió de Roma, pasando la mayor parte de su tiempo en Francia e Italia Septentrional. Fue nuevamente un fuerte candidato para el papado, pero su gran ambición no sería todavía realidad. El enfermo y viejo Francisco Piccolomini ascendió al trono papal como Pío III, pero murió el 18 de octubre de 1503, después de un reinado de pocos  días.

Después de la muerte de Alejandro de 1503, volvió a Roma el 3 de septiembre para tomar parte de la elección del nuevo papa. BR

 BRAMANTE PRESENTA A PABLO II EL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE LA BASILICA DE SAN PEDRO.

4.-NOMBRAMIENTO COMO PONTIFICE.

 Tras la muerte de Pío III  Giuliano marchó a Roma para participar en el cónclave , sus posibilidades para ser elegido Papa no fueron mayores que en otras ocasiones . Para asegurarse su suceso hizo grandes promesas a los cardenales y no dudó  en emplear el soborno.
Para acceder al papado necesitaba el voto de los once cardenales españoles para lo que fingió amistad con César Borgia, a quien debía largos años de exilio,  le prometió su ayuda su ayuda para los proyectos futuros del condottiero  pero una vez elegido reveló un odio a muerte. Los cardenales unieron sus votos en Giuliano, quien como papa tomó el nombre de Julio II.  Fue elegido el 26.XI.1503.

JULIO II  EN EL CUADRO  EXPULSIÒN DE HELIODORO DEL TEMPLO .RAFAEL                                         

5.-UN PONTIFICADO  CENTRADO EN EL LOGRO DEL MAYOR PODER PAPAL.

Posiblemente no se habría encontrado uno de los personajes más aptos para alcanzar tal objetivo,  consiguió la total recuperación de los Estados Pontificios , poniéndose en varios casos a la cabeza del ejército papal como soldado, pero sus aspiraciones llegaban más alla del logro del Patrimonio de San Pedro

Su ambición era liberar a la Italia completa de su sujeción a los poderes foráneos, y especialmente liberarla del amenazante yugo de Francia. Sus esfuerzos para obtener la ayuda del emperador Maximiliano, Enrique VIII de Inglaterra y Fernando de España se probaron fútiles por el momento pero los suizos y los venecianos estaban dispuestos a tomar su lugar contra los franceses.

Julio II inauguró las hostilidades deponiendo y excomulgando a  su vasallo, el Duque Alfonso de Ferrara, quien apoyaba a Francia.

Luis XII contraatacó convocando un sínodo de obispos Franceses en Tours en Septiembre de 1510, donde fue decretado que el papa no tenía derecho a hacerle la guerra a un príncipe extranjero, y, en caso que llevara a cabo tal guerra, el príncipe extranjero tenía el derecho de invadir los Estado Pontificios  y apartar a sus súbditos de su obediencia al papa. El sínodo también amenazó al papa con un concilio general.

Sin tomar en cuenta este sínodo, Julio nuevamente asumió el comando personal de su ejército y fue hacia la Italia del Norte. En Bolonia  cayó severamente enfermo, y probablemente habría sido capturado por los franceses de no haber sido por la oportuna aparición de los venecianos.

Se había apenas mejorado , cuando, enfrentando la inclemencia del tiempo, marchó contra Mirandola a la que tomó el 20 de enero de 1511. El 23 de mayo de 1511, los Franceses bajaron sobre Bolonia, a la que Julio II había dejado nueve días antes, echaron a las tropas papales y reinstalaron a los Bentivogli

Algunos de los cardenales estaban disconformes con la política anti Francesa del papa, y cinco de ellos fueron tan lejos como para convocar un concilio cismático en Pisa el 1 de septiembre. Estaban apoyados en su cisma por el Rey de Francia y por algún tiempo también por el Emperador Maximiliano. . Cuatro cardenales se reunieron en Pisa provistos con el voto de los cardenales ausentes. Varios obispos y abades estaban también allí así como los embajadores del rey de Francia. Se celebraron siete u ocho sesiones, en la última de las cuales suspendieron al papa Julio II, después de lo cual los prelados huyeron a Lyon

 El papa buscó entonces ayuda de España, Venecia e Inglaterra, pero antes de completar las negociaciones con esos poderes él cayó peligrosamente enfermo. Desde el 25 al 27 de agosto de 1511, su estado fue desesperante.

Pero Julio II se recobró el 28 de Agosto, y el 4 de Octubre fue formada la así llamada Santa Alianza con el propósito de liberar a Italia de la dominación de Francia.

En el comienzo la Alianza incluía solamente al papa, los venecianos y España, pero Inglaterra se le unió el 17 de noviembre, y fue pronto seguida por el emperador y por Suiza.

Bajo el liderazgo del brillante Gaston de Foix los Franceses fueron al principio exitosos, pero tras su muerte, tuvieron que ceder a las fuerzas superiores de la Alianza, y, siendo derrotados en la sangrienta batalla de Ravenna el 11 de abril de 1512, fueron llevados más allá de los Alpes. Bolonia se sometió nuevamente a Julio II y las ciudades de Parma, Regio, y Piacenza fueron agregadas a los Estados Pontificios. De esta forma prácticamente toda Italia se vio liberada del asedio de los franceses.

6.- SU ACTIVIDAD COMO PASTOR DE LA IGLESIA UNIVERSAL.

Aún así no olvida sus deberes como cabeza espiritual de la Iglesia.

Estuvo libre de nepotismo; oyó misa casi diariamente y a menudo la celebraba él mismo; emitió una estricta Bula contra la simonía en las elecciones papales y otra contra los duelos; erigió diócesis en las recientemente descubiertas colonias Americanas de Haití (Española), Santo Domingo y Puerto Rico; condenó la herejía de Piero de Lucca concerniente a la encarnación el 7 de Setiembre de 1511; emitió varias ordenanzas para las reformas monásticas; instituyó la aún existente Capilla Julia, una escuela para canto eclesiástico y que estaba para servir como alimentadora de la Capilla Palatina; y finalmente convocó el Quinto Concilio de Letrán .

Durante su pontificado creó en diversas ocasiones unos 27 cardenales, y numerosos obispos por toda la Iglesia.

7.-CONVOCATORIA DEL CONCILIO DE LETRÁN.(1512-17).

Cuando fue elegido papa Julio II prometió bajo juramento que convocaría pronto un concilio general. Sin embargo el tiempo pasó y su promesa no se cumplió.

Tras la celebración del conciliàbulo de Pisa . El papa convocó por la Bula de 18 de julio de 1511, para que se reunieran el 19 de abril en el S. Juan de Letrán con el fin de celebrar el prometido concilio.

Declaró que su conducta antes de ser elegido papa era una promesa de su sincero deseo de celebrar un concilio y que tras ser elegido había estado buscando oportunidades para reunirlo y que por esa razón había tratado de establecer la paz entre los príncipes cristianos y que las guerras que se habían declarado contra su voluntad no tenían otro objeto que el restablecimiento de la autoridad pontificia en las Estados de la Iglesia.

A continuación reprochaba a los cardenales rebeldes por lo irregular de su conducta y de lo inverosímil de convocar un concilio de la Iglesia universal sin su cabeza. Les indicaba que los tres meses que habían acordado para la reunión era demasiado poco tiempo para reunir a todos los obispos en Pisa y que dicha ciudad no tenía ninguna de las ventajas ni requisitos para una asamblea de tal importancia. Finalmente declaraba que nadie debía dar importancia a los actos de los cardenales. La bula fue firmada por 21 cardenales.

La victoria francesa en Rávena (11 abril, 1512) impidió la apertura del concilio antes de 3 de mayo, día en que los Padres se reunieron en la Basílica Laterana.

Estaban presentes 15 cardenales, los Patriarcas Latinos de Alejandría y Antioquía, 10 arzobispos, 56 obispos, algunos abades y generales de las órdenes religiosas, los embajadores del rey Fernando y los de Venecia y Florencia. Convocada por Julio II, la Asamblea le sobrevivió y fue continuada por León X, celebrando la sesión nº 12 y última el 16 de marzo de 1417.

En la tercera sesión, Matthew Lang, que había representado a Maximiliano en el concilio de Tours, leyó un acta por la que el emperador repudiaba todo lo que se había hecho en el Concilio de Tours y Pisa.

En la cuarta sesión el abogado del concilio demandó la revocación de la Pragmática Sanción de Bourges.

La muerte de Julio II el 21 de febrero de 1513 trajo buenas nuevas para el concilio ya que Luis XII de Francia (14981515) dejó de apoyar al conciliábulo pisano mientras que los cardenales disidentes expresaron su apoyo al nuevo papa León X (El nuevo pontífice romano fue continuador del concilio y se ocupó de algunos temas, que habían quedado pendientes.

El 19 de diciembre de 1513 se celebró la octava sesión en la cual se declaraba la definición dogmática de la inmortalidad individual del alma humana contra la tesis del filósofo Pedro Pomponazzi (14621525), aunque sin mencionarlo expresamente. En esta sesión se aprobó un decreto en el cual se reducían considerablemente las tasas de la curia romana.

El concilio se centró luego en algunos aspectos de la reforma de la Iglesia. En la sesión novena, celebrada el 5 de mayo de 1514, se tomaron medidas para que la provisión de obispados y abadías recayese sobre personas dignas y se hiciera según la normativa canónica. También se legisló sobre la enseñanza del catecismo.

EL 14 de mayo de 1515 se celebró la décima sesión donde se abordo el tema de los llamados «montes de piedad» para evitar los préstamos usurarios, también se limitó la exención de los religiosos y se estableció la censura de libros.

En la oncena sesión, celebrada el 19 de diciembre de 1516, hubo una tensa discusión entre los regulares y el clero secular a propósito de la predicación; también se aprobó en ella la bula que confirmaba el Concordato con el rey de Francia y la abolición de la «pragmática sanción» galicana.

A pesar de los esfuerzos realizados quedaban aún sin solventar los grandes temas de la reforma de la Iglesia. El 16 de marzo de 1517 se concluía el V Concilio de Letrán, y no deja de ser significativo que el 31 de octubre del mismo año Martín Lutero (1483-1546) proclamara sus 95 tesis en la ciudad de Wittemberg.

EL JUICIO FINAL. MIGUEL ÁNGEL.

8.- LO QUE DEBE EL ARTE AL PAPA JULIO II.

Fue el gran impulsor del Renacimiento en Roma, ciudad a donde fueron llamados Bramante, Miguel Angel y Rafael. Apoyó los principios que habrían de inspirar a la Ciencia moderna. El lema que sirve de conclusión al Concilio de Letrán, resume el sentir general de aquel tiempo y se le puede aplicar: “Los mundos de la belleza, de la razón y de la ciencia del orden político, tienen lugar señalado en el reino de Dios sobre la Tierra”.

Encargó a Miguel Ángel un ambicioso monumento sepulcral nunca terminado y la bóveda de la Sixtina; al Bramante la nueva iglesia de San Pedro; a Rafael, las Estancias Vaticanas. Para él erigió Miguel Ángel una estatua delante de San Petronio, en Bolonia, destruida por la furia del pueblo.

BASÍLICA DE SAN PEDRO.VATICANO.

9.- MUERTE Y SEPULTURA.

 Murió cuatro meses después de la finalización de los frescos de la bóveda de la capilla Sixtina,  en la noche del 20 al 21 de febrero de 1513. Había dicho a los cardenales reunidos en torno a su lecho, que había sido el más grande de todos los pecadores y que no había regido a la Iglesia como debía. Fue sepultado en Roma.

MAUSOLEO DEL PAPA JULIO II.

10.-BIBLIOGRAFIA.

 Enciclopedia Católica. Julio II en http://www.mgar.net/var/julio2.htm‎. Francisco Javier Paredes Alonso, Maximiliano Barrio, Domingo Ramos-Lissón y Luis Suárez: Diccionario de los Papas y Concilios. Volumen IV: Concilios y Apéndices Barcelona: Editorial Ariel 1999,, 1ra Edición. ISBN: 84-344-0513-X. The Catholic Encyclopedia, Volume IX. Published 1910. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, October 1, 1910. Remy Lafort, Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York. Bularium Cherubinii. Mansi Vita  SS Julii II. Omnium Sacrorum Conciliorum novissima resentio T. XXXII. Documenta catholica omnia conspectus omnium rerum SS. Julius II.

 QUIZÁS TABIÉN LE INTERESE DEL BLOG: SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA MÚSICA: EL SIGLO XVI.

 quijotediscipulo.

File:Raffael 040.jpg

LEON X.- (1513-1521). OBRA DE RAFAEL.

  Estos son los puntos que desarrollaremos referentes a la vida y pontificado de León X.

 1.- Visión sintética de su biografía.

2.-Juan de Médicis  antes de elección como Papa.

3.-Su elección como pontífice y el perfil humano de su pontificado.

4.- Amigo y protector de artistas , de fiestas y Diversiones.

5.- Actuación política de León X.

6.-Continuación del Concilio Lateranense V. XVIII ecuménico.

7. El Papa León X y el cisma luterano.

8.- Muerte y sepultura.

SANTA TERESA DE ÁVILA.RUBENS.

1.-VISIÓN SINTÉTICA DE SU BIOGRAFIA.

  A continuación presentamos en síntesis la biografía de  León X, que nos puede servir de  enunciación de los puntos que pretendemos desarrollar:

Juan de Médicis.(Florencia, 1475-Roma, 1521) Papa florentino (1513-1521). Hijo de Lorenzo el Magnífico, se instaló en Roma siendo cardenal. Legado en Bolonia, fue hecho prisionero por los franceses (1511). Restauró a los Médicis (1512), otorgando cargos eclesiásticos a miembros de su familia. En materia religiosa continuó los trabajos del V Concilio de Letrán. Firmó un concordato con Francisco I de Francia (1516) y nombró defensor fidei a Enrique VIII de Inglaterra. En 1520 excomulgó a Lutero. Encargó a Rafael y a Miguel Ángel diversos trabajos en el Vaticano y en Florencia.

File:Firenze.Duomo05.JPG

 CATEDRAL DE FLORENCIA.

2.-JUAN DE MÉDICIS ANTES DE SU ELECCIÓN COMO PAPA.

  Juan nacido  11 dic.1475, era el segundo hijo de Lorenzo el Magnífico (1449-1492) y Clarisa Orsini, destinado a la iglesia desde su niñez. Recibió la tonsura en 1482 y en 1483 fue nombrado Abad de Font Douce en la diócesis Francesa de Saintes y nombrado Protonotario Apostólico por Sixto IV.

Tomó posesión de las rica Abadía de Passignano en 1484 y de Monte Cassino, en 1486. Debido a la constante presión de Lorenzo y sus embajadores, Inocencio VIII en 1489, le creó cardenal, con 13 años, con la condición de que no utilizara las insignias y privilegios de su oficio durante tres años. Mientras tanto completó su formación con los más distinguidos humanistas y sabios Angelo Poliziano, Marsilio Ficino y Bernardo Dovizi (más tarde Cardinal Bibbiena).

De 1489 a 1491 Giovanni de Médicis estudió teología y derecho canónico en Pisa, con Filippo Decio y Bartolomeo Sozzini. El 9 de marzo de 1492, en Fiesole, fue investido con la insignia de cardenal y el 22 de marzo entró en Roma.

Al día siguiente fue recibido por el Papa en consistorio con las ceremonias acostumbradas.

LORENZO EL MAGNÍFICO.

Al mes siguiente se trasladó a Florencia por la muerte de su padre  y volvió a Roma para la elección papal, en la que  resultó  elegido  Alejandro VI,  por lo que Giovanni permaneció en Florencia desde agosto 1492 hasta la expulsión de los Médicis en 1494, cuando tuvo que huir de su ciudad natal disfrazado de monje franciscano.

Tras varios intentos inútiles de restaurar la primacía de su familia, llevó una vida de literaria y artística. Su liberalidad, mecenazgo y mala administración de sus recursos le llevaron a dificultades, de hecho permaneció hasta el final como un mal administrador, llevando una forma de vida mundana que sin embargo sobresalía en dignidad, corrección y conducta irreprochable sobre la mayoría de los cardenales.

Hacia el final del pontificado de Julio II (1503 -1513)  el papa estuvo peligrosamente enfermo y el cardenal Médicis ya espiraba a sucederle. En octubre de 1511 fue legado en Bolonia y Romagna y tenía esperanzas de que su familia recuperara el gobierno de Florencia, pues los florentinos habían apoyado a Julio II contra los cismáticos del Sínodo de Pisa. ( Cf. Pont. Ant.) por cuya razón el papa apoyaba a los Médicis. Pero el cardenal sufrió otro revés: el  ejercito, papal y español, con el que estaba aliado fue derrotado en Rávena en 1512 y él fue hecho prisionero. Pero aquella había sido una victoria pírrica, porque los franceses pronto perdieron todas sus posesiones en Italia y el cardenal que fue llevado  a Francia, logró escapar.

Se restableció la supremacía de los Médicis en Florencia en septiembre de 1512 y este inesperado cambio de la fortuna de su familia fue el preludio de honores más altos.

DE LA CAPILLA DEL PAPA LEÓN X. FLORENCIA.

3.-ELECCIÓN  Y PERFIL HUMANO, DE SU PONTIFICADO.

 Julio II murió el 21 de febrero de 1513 y el 11 de marzo Giovanni de Médicis, de 38 años, fue elegido papa. En el primer escrutinio sólo recibió un voto. Sus partidarios, los cardenales jóvenes, esperaron hasta el momento oportuno. La elección halló la aprobación hasta de Francia, aunque aquí y allí surgieron las dudas sobre si el joven papa estaría a la altura de sus responsabilidades .

            Sus contemporáneos sin excepción alaban  y admiran su permanente buen carácter, que nunca perdió del todo ni en las adversidades y dificultades. El mismo era alegre y quería ver a los demás igual. Era bondadoso y liberal y nunca rehusó un favor ni a sus familiares ni a los compatriotas florentinos que invadieron Roma consiguiendo puestos oficiales.

De la misma manera procedía con otros solicitantes, artistas y poetas. Su generosidad era ilimitada, cordial no falsa ni por vanagloria. No era ostentoso ni daba importancia al ceremonial.

León era muy culto, muy sensible a todo lo bello, orador refinado y escritos inteligente, con una buena memoria y buen juicio de maneras dignas y majestuosas. Se reconocía por todos , hasta por los que no eran amistosos con él, que era religioso sin fingimientos y que cumplía estrictamente sus deberes religiosos. Oía misa y leía su breviario diariamente y ayunaba tres veces a la semana.

En su vida privada como papa mantuvo la irreprochable reputación que tuvo como cardenal. Su carácter muestra una mezcla de cualidades buenas y menos buenas.

Generoso en las obras de caridad, con los conventos, hospitales, soldados jubilados, estudiantes pobres, peregrinos, exiliados, impedidos, ciegos enfermos; todos los desafortunados eran tenidos en cuenta y distribuía cada año más de 6000 ducados en limosnas. En estas circunstancias no es sorprendente que el gran tesoro dejado por Julio II desapareciera en dos años. En la primavera de 1515 las arcas estaban vacías y León no volvió a recobrarse de esta ruina financiera.

Se  recurrió a varios métodos dudosos y reprensibles para conseguir fondos.         Creó nuevas oficinas y dignatarios y los más apetecibles se pusieron a la venta.

Indulgencias y jubileos degradados completamente se convirtieron en transacciones monetarias, pero sin aval pues el tesoro estaba exhausto. Los ingresos papales alcanzaban de 500.00 0 a 600.000 ducados. La corte papal que con Julio II necesitaba 48.000 ducados, costaba ahora el doble.

File:RAFAEL - Madonna Sixtina (Gemäldegalerie Alter Meister, Dresde, 1513-14. Óleo sobre lienzo, 265 x 196 cm).jpg

 MADONNA SIXTINA. RAFAEL.

4.-AMIGO Y PROTECTOR DE ARTISTAS DE FIESTAS Y DIVERSIONES.

  Aunque él mismo era moderado, le encantaba dar banquetes y entretenimientos caros, acompañados de fiestas y reuniones, y a pesar de su indolencia sentía una fuerte pasión por la caza, que cada año emprendía a gran escala.

Era desde su juventud un entusiasta amante de la música que atrajo a su corte a los más distinguidos músicos. En la mesa le gustaba oír improvisaciones y, aunque es difícil de creer, a juzgar por su dignidad y gustos artísticos, el hecho es que disfrutaba del humor y los gruesos chistes de los bufones. Su descaro al hablar y sus increíbles apetitos le encantaban. El mismo era un maestro del ridículo y de la caricatura. Tampoco los rechazaba espectáculos preferidos por los romanos buscadores de placer, como las luchas con toros y otras cosas parecidas.

Cada año se divertía, durante el carnaval con máscaras, música, representaciones teatrales, danzas y carreras

La fama de León X se debe a su promoción de la literatura, ciencia y arte. Bajó él , Roma se convirtió más que nunca el centro del mundo literario. El cardenal Diario escribió en 15151 Erasmo de Rótterdam:” Hombres de letras se apresuran desde todas partes a venir a la Ciudad Eterna, que su patria común, su apoyo y su protectora”

También sucede con la poesía italiana que es más prolífica que notable.

La arqueología recibió un importante impulso. Uno de sus más ilustres representantes fue Manetti.

En la promoción del arte se lograron mejores resultados aunque él era inferior en gusto y juicio que su predecesor Julio II. León favoreció la pintura sobre otras ramas del arte, y ahí están las producciones inmortales de Rafael, que había sido llamado a Roma en 1508 por Julio II y permaneció en ella hasta su muerte en 1520.

La protección que también dio al genio de su maestro es lo más importante que puede reclamar León a la posteridad. Lo mucho que ya había conseguido Rafael, se convirtió en más digno y grande bajo León. pintó, hizo esbozos y grabados de obras de arte antiguas, modeló en arcilla, diseñó palacios, dirigió obras de otros por orden del papa, aconsejó y ayudó tanto a los maestros de la obra como a los obreros. “Todo lo que trata del arte se lo pasa el papa a Rafael”, escribió un embajador en 1518.

La decoración de los Logia Vaticanos que hicieron los discípulos de Rafael bajo su dirección y con sus diseños. La más exquisita de estas pinturas es la Madonna sixtina y la “Transfiguración “. Sin embargo la Escultura declinó bajo León X.

Miguel Ángel ofreció sus servicios y trabajó de 1516 a 1520 en una fachada de mármol para la iglesia de S. Lorenzo en Florencia, pero no la terminó.

File:Francis1-1.jpg

 FRANCISCO I REY DE FRANCIA.

5.- ACTUACIÓN POLÍTICA DEL LEÓN X.

 La relación del Papa  León estuvo centrada en dos fines el primero la realización de la cruzada  contra los turcos y sobre todo  el mantenimiento de los Estados Pontificios , especialmente contra Francia.

En 1517 envió un exhaustivo memorial a todos los príncipes de Europa tratando, en vano, de unirlos en un esfuerzo común. Las respuestas de los poderes fueron muy variadas.

Sospechaban unos de otros y naturalmente cada uno estaba centrado en sus propios intereses.. León respondió a una amenazadora carta del sultán declarando una tregua de 5 años en la cristiandad, realizando procesiones religiosas y predicando la cruzada (1518). El papa mostró gran resolución pero sus esfuerzos fracasaron por falta de cooperación por parte de los poderes. En 1519 el papa se convenció de que no había posibilidad de realizar ese proyecto.

En cuanto al segundo objetivo, es decir la conservación de los Estados  Pontificios, León mantuvo una fluctuante actuación, haciendo alianzas  y rompiéndolas cuando consideraba que esto era necesario.

Unas veces contra Francia aliándose con Maximiliano e Inglaterra, otras veces con Francia, especialmente en tiempos de Francisco I, en ocasiones con la república de Venecia.

 La actitud de León respecto a la sucesión imperial estaba influida en primer lugar por su preocupación por el poder e independencia de la Santa Sede y la llamada libertad de Italia.

Ninguno de los candidatos era aceptable para él y Carlos, si era posible, menos que Francisco debido a la preponderancia que se seguiría de su elección. El papa hubiera preferido a un príncipe elector alemán, el de Sajonia o más tarde el de Brandenburgo. Navegaba, como siempre, con dos brújulas, manteniéndose a distancia de los dos rivales con un doble juego que jugó con maestría inigualada; hasta logró concluir simultáneamente una alianza con ambos.

Las guerras de la Liga de Cambrai  son expresión de cómo Italia se convertiría en Campo de batalla para los  que tenían puestos sus ojos en la posesión de la misma: Francia, Alemania, Venecia estas guerras terminarían el 3 de diciembre con la Paz de Bruselas  que favoreció a Venecia y a Francisco I que se quedaría con Lombardía.

 SALA EN EL PALACIO LATERANENESE. ROMA.

6.- CONTINUACIÓN DEL CONCILIO LATERANENSE  V.XVIII ECUMÉNICO.

Durante el pontificado de León X se celebraron cuatro sesiones  de este concilio iniciado por el Papa Julio II.

En la sesión VIII celebrada el 19 de diciembre de 1518,  entre otros asuntos se condenó la doctrina de los Neo- Aristotélicos acerca del alma humana.( Cf. Bula Apostolici Regimini . Dez n` 738 .

En la sesión IX se promulgo   una bula.( Cf. Bula Apostolici Regimin . Dez, nº 738)  que trataba exclusivamente de las reformas de la Curia y de la Iglesia.. Se regularon la provisión de beneficios y procedimientos consistoriales, haciendo más difíciles la deposiciones eclesiásticas y los traslados, al mismo tiempo que se prohibían los beneficiados comendatarios y se restringían las uniones y reservas de beneficios y las dispensas para obtenerlos.

Se tomaron medidas para reformar la administración de la Curia y las vidas de los cardenales, clérigos y fieles. Se declaró la obligación de la instrucción religiosa de los niños.

Se establecieron severos castigos para los eclesiásticos blasfemos, incontinentes, negligentes o simoníacos. Los beneficios de la Iglesia no podían dedicarse a fines seculares. Debían respetarse las inmunidades del clero y abolir toda clase de supersticiones.

En la Sesion X por la Bula Intermultiplices 28 de abril 1515 entre otros temas se trat’o de la Usura y de la creacion de Montes de Piedad.( Cf.  Dez. n 739.)

En la Sesion XI  en la Bula Pastor aeternus  se  trató de la cura de almas, particularmente con la predicación. Y especialmente de la relación entre el Papa y los Concilios.( Cf. Dez. nº 738).

 Estas medidas, infelizmente, no fueron lo impuestas con suficiente rigor y la muy necesitada genuina reforma no se realizó.( Cf. Enciclopedia católica )

7.-EL PAPA LEON X  Y  EL CISMA LUTERANO.

 El suceso más importante de Pontificado  fue sin duda fue sin duda el cisma provocado por Martín Lutero bajo el nombre de Reforma luterana.

La Reforma protestante tuvo lógicamente un caldo de cultivo. Dicha Reforma nació de la piedad de finales de la Edad Media, sobre todo, de la “devoción moderna”, donde se favorecía una búsqueda apasionada de Cristo en el evangelio; pues las deficiencias y defectos de algunos hombres de la iglesia romana cada día eran más palmarios y evidentes, debido al ambiente renacentista en lo que tenía de mundano, y del que no se sustrajeron algunos papas, obispos y monasterios.

Pero también nació en el momento en que comenzaba a surgir una nueva civilización europea y cristiana. La cultura medieval se juntaba con el Renacimiento y del consorcio de los dos se podía esperar un mundo nuevo. Todo parecía confluir a esta visión primaveral: el invento de la imprenta, el descubrimiento del mundo antiguo en las obras de los clásicos, el del mundo americano por Cristóbal Colón y las naves de España, el de oriente por los marinos portugueses; florecen ciencias nuevas; la aparición en la historia de la clase media.

La reforma de la Iglesia ya venía exigiéndose desde tiempo atrás. Lutero no hizo más que acercar la llama a la pira de leños secos y dispuestos…La hoguera fue colosal.

Las causas de la reforma  fueron varias:

La  primera causa es sin duda la decadencia de la autoridad pontificia, agudizada durante el período de Aviñón. Allá los papas multiplicaron los casos y beneficios reservados a la curia para aumentar las rentas pontificias, lo cual fue ocasión de innumerables protestas.

Disminuye todavía más el prestigio del papado con motivo del cisma de occidente, cuando el pueblo no sabe dónde está la verdadera cabeza de la iglesia. Se acostumbran a no obedecer al papa romano. La doctrina de los teólogos y de la universidad sobre la preeminencia del concilio sobre el pontificado supone una profunda herida en el prestigio y la autoridad del sucesor de Pedro. A esto se añade que durante el siglo XV y XVI, los papas se preocupan más de lo temporal y político que de lo religioso. Se convierten en príncipes seculares e intentan crear un reino para sí y sus familiares, como los demás príncipes de Italia.

Una segunda causa hay que descubrirla en la decadencia de la teología escolástica, junto con el falso misticismo. De aquí nacen errores radicales. Los humanistas desprecian a los teólogos, y se preocupan más por la forma externa, que por el fondo y contenido.

Los protestantes no sólo desprecian a los teólogos, sino también a la misma teología, pues la consideran opuesta al cristianismo. El falso misticismo influye en el fideísmo protestante y se convierte en médula de la piedad calvinista. La teología ha derivado en dialéctica ociosa. Pero la mística sin el fundamento de la teología puede terminar en un misticismo peligroso.

Una tercera causa está en los abusos y corruptelas de los clérigos y en la avidez de recursos de la curia romana. Esto, aunque grave, no debería causar un rompimiento, pero sí exigía una reforma. Los abusos no son una causa propiamente dicha, sí lo es el ambiente de fastidio que ellos crean, y el odio contra la jerarquía y el clero que provocan. Desde el concilio de Vienne (1311-1312) resuena el grito de reforma. Ni los concilios de Constanza (1414-1418) y Basilea (1431-1447) consiguieron éxito alguno en materia de reforma. Y, ¿de quién vendrá la reforma? Reina la máxima confusión. O está cerca ya el fin del mundo –piensan algunos-, o es la hora del Anticristo, o Dios prepara un gran castigo.

EMPERADOR CARLOS V. TIZIANO          

Todo esto indica que el campo estaba preparado. Bastó que Lutero lanzase su consigna de reforma y de vuelta al primitivo cristianismo, para que muchos le siguiesen.

Y una cuarta causa: la condición político-social de Europa y especialmente de Alemania, donde se acentúa un acusado nacionalismo frente a la política imperial de Carlos V. Muchos príncipes y nobles alemanes serán de los primeros en adherirse a la causa revolucionaria de Lutero.

            El monje agustino Martín Lutero fue el protagonista de este doloroso cisma en la Iglesia católica. Qué duda cabe que en un inicio Lutero se movió por una actitud verdaderamente religiosa, pues quería una iglesia más pura y acorde al evangelio. Pero con el paso del tiempo las pasiones irascibles le hicieron explotar y desobedecer a la autoridad papal, pues Lutero era violento e intransigente. Se ordenó de sacerdote, no tanto por vocación sincera, sino por el deseo de no condenarse, dado que él sentía dentro de sí muy fuerte la concupiscencia.

El príncipe Alberto compró al Papa León X el arzobispado de Maguncia. Para que Alberto pagara, León X le concedió publicar una indulgencia para recabar dinero destinado a la construcción de la catedral de Maguncia y de la basílica de san Pedro en Roma .

LUTERO PUBLICÓ SUS 95 PROPOSICIONES SOBRE LAS INDULGENCIAS.

Indignado Lutero publicó 95 proposiciones acerca de la doctrina de las indulgencias, mezclando reproches contra la autoridad eclesiástica, y las clavó en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg. Lutero rechazaba la falsa seguridad que daban las indulgencias, pues el cristiano no puede comprar la gracia de Dios. Lutero en estos primeros momentos se mostraba moderado en su ataque al papado y no pensaba en romper con Roma. Sus tesis tuvieron un enorme éxito a través de Alemania y de toda Europa. Erasmo las aprobó con entusiasmo.

Durante tres años, los miembros de su orden y algunos enviados de Roma intentaron persuadirle a corregir sus afirmaciones. Pero la disputa despertó el nacionalismo alemán.

Lutero se presentó como el campeón de un pueblo cansado de los procedimientos fiscales de la corte romana y de la acumulación de los bienes eclesiásticos en Alemania. Lutero, enardecido por esto, apeló a la reunión de un concilio y comenzó a criticar duramente al papa y la autoridad eclesiástica.

En junio de 1520, la bula pontificia “Exsurge, Domine” condenaba 41 proposiciones de Lutero. Tenía dos meses para obedecer y enmendarse. Lutero quemó solemnemente la bula el 10 de diciembre de 1520.

En enero de 1521 fue excomulgado. Convocado a la dieta de Worms para que explicara su pensamiento, ante la asamblea de los príncipes del imperio y ante el emperador Carlos V, rey de España y emperador de Alemania, Lutero afirmó que se sentía obligado únicamente por la Escritura y por su conciencia, y mantuvo sus posiciones. Fue desterrado del imperio y tuvo que ocultarse en mayo de 1521. En su retiro tradujo la Biblia al alemán. En la ciudad de Espira se llevaría después a cabo una asamblea con el fin de apagar el incendio que ocasionó Lutero.

ÓRGANO DE LA IGLESIA LUTERANA DEL ESPÍRITU SANTO.ALEMANIA.             

Estos son los puntos doctrinales de Lutero que contrastaban con la doctrina de la Iglesia católica:

a) Sólo la Escritura: ni Tradición ni Magisterio son necesarios. La única fuente de la verdad revelada es la Escritura, y cada quien la interpreta a su manera (libre examen).

b) Sólo la fe, sin obras: nuestras obras están corrompidas, porque estamos empecatados desde la punta de la cabeza hasta los pies; por tanto, nuestras obras no merecen nada. Sólo hay que creer en Cristo que nos tiende su manto de misericordia. La salvación, dice, proviene de la fe, no de las obras ni de la recepción de los sacramentos.             Para Lutero no existe el libre albedrío, sino que la concupiscencia es invencible, pues el hombre, después del pecado original, quedó incompleto, sin fuerzas ni libertad. Por tanto, si nuestras obras no valen para Lutero, tampoco valen nuestras oraciones y misas por los difuntos. Nuestros actos –sigue diciendo- son pecaminosos. Sólo la fe le salva . Para Lutero, Dios lo hace todo, el hombre no hace nada.

            c) Sólo el bautismo y la eucaristía: niega los demás sacramentos. Pero, aunque admitía la eucaristía y una cierta presencia de Cristo en ella, negaba su carácter sacrificial y la transubstanciación. Para él el orden sagrado no era un sacramento y negaba toda diferencia entre sacerdotes y laicos. Y no admitía la confesión hecha a un sacerdote. Tampoco el matrimonio para él era sacramento y por lo mismo admitió el divorcio. Más tarde el discípulo de Lutero, Melanchton, redacta en latín y alemán un documento que será la cartamagna del luteranismo y toma el nombre de “Confesión de Augsburgo”.

d) Sólo Cristo: por tanto, rechazó los intermediarios, pues creía que toda mediación humana era negar la mediación única de Cristo y hacer depender del hombre su propia salvación. Por lo mismo rechazó el culto a la Virgen y a los santos, y negó que la iglesia tuviera poder de alcanzar la remisión de las culpas a base de indulgencias.

e) Sólo la Iglesia invisible. Él acepta la Iglesia, pero la concibe como la comunidad interior e invisible de los creyentes; en consecuencia rechaza su estructura visible y jerárquica, querida por Cristo. (es.catholic.net/conocetufe/876/3032/articulo.php?id=20812

File:Lazio Roma SMMinerva1 tango7174.jpg

SANTA MARIA SOPRA MINERVA. ROMA‎

 8.-MUERTE Y SEPULTURA.

Después de haber caído enfermo de bronconeumonía, el Papa León X murió el 1 de diciembre de 1521, tan de repente que los últimos sacramentos no pueden ser administrados, pero las sospechas  de los contemporáneos de haber sido eran infundadas. Fue enterrado en Santa Maria sopra Minerva, Roma, en un sarcófago sencillo y sin arte.

quijotediscipulo.

ADRIÁN VI. (1522-1523) .

1.- Notas biográficas.

2.-Elección como pontífice.

3.- Algunas acciones de su corto pontificado.

4.-La soledad de un Papa ante los graves problemas de una Iglesia.

EN LA CIUDAD DE UTRECHT.

 1.-NOTAS BIOGRÁFICAS.

 Llamado Adriano Florensz; nació en Utrecht (1459) en el seno de una familia humilde: su padre era artesano; estudió filosofía, teología y derecho canónico, en la célebre Universidad de Lovaina, donde también practicaría la docencia. .

Su comentario al cuarto libro de las Sentencias y sus doce «Quodlibeta» lo muestran como escolástico tardío fuertemente aficionado a las cuestiones canónicas y casuística moral. Durante toda su vida fue conocido por su sobriedad y su piedad.

            Ordenado sacerdote, fue Adriano un hombre comprometido con el círculo humanista de reforma interna de la Iglesia.  El emperador Maximiliano le encomendó la educación de su nieto el futuro emperador Carlos V..

En 1515 acudió a Castilla para defender los derechos sucesorios sobre los reinos hispánicos de Carlos V. En 1516 fue nombrado obispo de Tortosa e inquisidor general de la Corona de Aragón y del reino de Navarra.

En 1517 obtuvo el birrete cardenalicio y, al año siguiente, tras la muerte del cardenal  Cisneros, fue nombrado inquisidor general de la Corona de Castilla. Entre 1520 y 1522, el cardenal Adriano ocupó la regencia de la Corona de Castilla con ocasión de la ausencia de Carlos I de España para su coronación imperial de Alemania.          Durante este período le tocó sofocar la revolución de las Comunidades de Castilla con la ayuda de la nobleza castellana.(  Cf. http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=adriano-vi-papa‎ ).

 CIUDAD DE VITORIA. ESPAÑA.

2.-ELECCIÓN COMO PONTÍFICE.

 El   año  del Señor 1522, el día 5 de los Idus de Enero  en tiempos del Emperador Carlos V, por influjo del cardenal de Médicis y la aceptación de todos los cardenales, fue elegido Pontífice.

Recibió la noticia de su nombramiento cuando se encontraba en la ciudad de Vitoria, y mientras se dilataba el viaje planeado por mar, fue visitado con gran reverencia por los Príncipes de las Galias.

Llegó a Roma el día 8 de las kalendas de octubre, siendo coronado en el Vaticano en  una sencilla ceremonia por causa de la  calamitosa peste que había invadido la  Urbe.

Como sucedió con algunos otros Pontífices, no cambió su nombre. Era fuerte y robusto de cuerpo  pero de  vivaz  ingenio.

PUERTO DE OSTIA. ROMA.

3.-ALGUNAS ACTUACIONES DE SU CORTO PONTIFICADO..

Traducción del latín de la Vida de Adrián VI de Mansi, por quijotediscípulo.

“Indicar que  ya desde su acceso al pontificado se encontró con que las arcas de la sede apostólica estaban exhaustas hasta el punto de que al dar colación de algún beneficio escasamente podía darle lo debido al mismo por lo que solía decir :  se debería desear  que los hombres fueran  para los beneficios no los beneficios para los hombres.

            Introdujo la moderación en los gastos de la curia y sede romana, por lo que algunos lo tacharon de tacaño.

            Hizo la guerra a Segismundo Malatesta al que expulsó de Arimio ayudado por el conde de Ferrara y Urbino  y abrogó los decretos con los que los Papas Julio y León habían sido sancionados.

            Apresó al cardenal Soderino reteniéndolo en la cárcel por las cartas y hechos  realizados contra el Papa y el emperador Carlos V.

            En  este tiempo Solimán, señor de los turcos, tenía cercada la ciudad de Rodas durante tres meses  Adriano quiso enviar  en socorro de aquella la infantería que había traído de España, y que por persuasión de algunos  mandó a Lombardía para reforzar con ella las fueras del Emperador, y así el general  Felipo ViIladamo, maestre de la caballería de Rodas, después de haber  combatido bravísimamente, la rindió  con ciertas condiciones, y esta herida recibió la christiandad por causa de la locura, que así se llama, de los reyes que peleaban unos contra  otros, sin poder por esta razón socorrer a Rodas.   

            Con encendido celo programó cosas útiles a la Iglesia si  a los Godefridos, Tancredos, Balduinos Robertos  las hubiesen aprobado. Se entregó con ánimo esforzado a corregir la corrupción del clero de la Urbe.

SAN ANTONINO DE FLORENCIA Y SAN VICENTE FERRER. O.P.  FERNANDO YANEZ DE LA ALMEDINA.

            Puso en el catálogo de los santos al alemán Benón de Meissen, y a san Antonino arzobispo de Florencia.

            Como sospechó que Francisco I rey de Francia se estaba preparando para la invasión de  Italia con un gran ejército, el Pontífice acudió a diversas partes para formar una alianza, al Cesar, a Inglaterra, Hungría  Venecia, y a otras partes de Italia.

            Dice Surio que algo en verdad ridículo sucedió en Wittenberg pues Carolstadio y Melanchthon principales discípulos de Lutero, tomado ocasionalmente de sus escritos, que había que persuadir a los jóvenes estudiantes, que no se entregasen al estudio de Platón, Aristóteles, Cicerón y otros escritores pues los mismos se habían dedicado a escribir mentiras e imposturas, por lo que los mismos había que encomendarlos al fuego de Vulcano, sino que únicamente se dedicasen al estudio de las Sagradas Escrituras y que no era lícito a los cristianos dedicarse  a escribir otros libros, sino a aquellos necesarios para su comprensión dedicando su vida a cumplir lo que  dice el Génesis : comerás el pan con el sudor de tu frente.

            Y para seguir así los primeros consejos del infame Lutero, Carlstadio se hizo agricultor en Wittberg y Melanchthon anteriormente pintor, mandó a los jóvenes estudiantes que echados los libros  de las artes liberales al fuego,  y se dedicasen a oficios de  trabajos manuales.

            Y mientras Lutero se entregaba  a una exaltación presuntuosa, uno y otro se dedicaron a traducir  calumniosamente a los escritores, príncipes y reyes  católicos.

            Adrián después de estos sucesos enfermó gravemente y  abandonó este mundo, el día 8 de las kalendas de Octubre del año del Señor 1523, después de haber ocupado la sede un año  y seis meses completos. Tras su muerte la sede  estuvo vacante durante cuatro días. Fue sepultado en San Pedro y su sepulcro está adornado con la siguiente inscripción : Adriano VI. Este es  el lugar de quien no hizo nada infeliz  en su vida, aunque imperase.” ( Cf. Mansi Conciliorum omnium Novisima resentio cap 32 en Documenta catholica omnia conspectus omnium rerum ).

            Nota. Algunas de las  fechas que Mansi da en su narración de la Vida de Adrián no coinciden con la mayoría de otras fuentes, consideramos que éstas otras son las más probables.

 LUTERO ANTE LA DIETA DE WORMS.

4.-LA SOLEDAD DEL PAPA ANTE LOS GRAVES PROBLEMAS DE LA IGLESIA.

 El Papa Adriano accedió a su elección  con la confianza de poder ayudar a la Iglesia en la terrible encrucijada en que la misma  se encontraba.

Las tareas que así se le imponían sólo podían ser dominadas por el nuevo papa, si lograba restablecer la unidad política y religiosa de la cristiandad.

Para ello era menester una reforma de la iglesia, que habría de comenzar por la curia. Sólo así podía la Iglesia recobrar la confianza como condición para actuar de potencia ordenadora de occidente.

En su discurso del consistorio, el 1.° de septiembre pidió Adriano ayuda a los cardenales para su doble proyecto: la unión de los príncipes cristianos para combatir al turco y la reforma de la curia. El mal — dijo el papa — había tomado tales proporciones que, en dicho de san Bernardo, los cubiertos de pecados no llegaban ya a percibir el mal olor de los vicios. Los cardenales tenían que ir delante del clero restante con su buen ejemplo.

             En el consistorio de 26 de marzo de 1523 pidió el cardenal de Santa Croce la confirmación de los indultos y privilegios concedidos por León X. Cuando el cardenal le recordó la inaudita amabilidad con que los cardenales lo habían llamado a la cúspide del pontificado, Adriano contestó “que lo habían llamado al martirio y a la cárcel. Allí tenía una Iglesia agotada y pobre, y así les debía muy poco; ellos habían sido antes más bien sus verdugos”.

Cuando se propuso abolir los cargos superfluos y poner en la calle a los beneficiarios del pródigo tren de vida de León X, la extrañeza y aversión subieron de punto en muchos sectores hasta convertirse en odio exasperado.

Contra todas las previsiones  el papa se quedó en Roma, mientras se marchaban  los cardenales y la mayor parte de los empleados. Sólo a fines de 1522 pudo trabajar de nuevo la curia regularmente.

Para la ejecución de la reforma faltaban colaboradores. Los pocos holandeses y españoles de quienes se fiaba, se movían con dificultad en un medio que les era desconocido y, con sus torpezas, provocaban aún mayor resistencia. Las desilusiones alimentaban la desconfianza del papa frente a su circunstancia.

Esto aumentó  su soledad y lo determinó a hacer muchas cosas por sí mismo. «Extranjero entre hombres de confianza extranjeros, el papa holandés no podía situarse bien en el mundo que le salió al paso en Roma» (Pastor)

Cuanto más lenta iba la reforma de la curia, tanto más difícil se hacía la situación del papa en Alemania.  Adriano envió a su legado Francesco Chieregati a Nuremberg, a la dieta convocada para el 1 de septiembre de 1522, pero que no se reunió hasta el 17 de noviembre.

Hasta el 10 de diciembre no hizo el legado referencia a la situación religiosa en Alemania La herejía  de Lutero era más amenazadora que el peligro turco, y el papa exigía la ejecución del edicto de  Worms.

Los estamentos dieron respuesta reservada, y mostraban poca inclinación a ocuparse de esta delicada cuestión. Sólo el príncipe elector Joaquín de Brandeburgo, llegado el 23 de diciembre, la planteó con energía, apoyado por el archiduque Fernando y el arzobispo de Salzburgo.

EL PAPA ADRIANO VI CON LA TIARA.

El 3 de enero de 1523 leyó el legado piezas que le habían sido remitidas, un breve y una instrucción en que el papa lamenta, ante el peligro turco, el peligro religioso creado por Lutero.

Peor que la herejía de éste, es el hecho de que, no obstante la condenación papal y el edicto imperial, haya hallado entro los príncipes favorecedores y secuaces. Al papa le parece increíble que «una nación tan piadosa se haya dejado apartar del camino que señalaron el Salvador y los apóstoles, por obra de un frailecillo (fraterculum) que ha apostatado de la fe católica… como si sólo Lutero fuera sabio y… tuviera el Espíritu Santo, y la Iglesia hubiera caminado entre las tinieblas de la locura y por el camino de la perdición, hasta que la vino a iluminar la nueva luz de Lutero».

Por modo semejante argumenta el papa en su instrucción; pero aquí no sólo se lamenta y condena el error y la escisión de la Iglesia por el movimiento luterano, sino que descubre sus causas más profundas y, con inaudita franqueza, confiesa la culpa de la curia y de la Iglesia.

Al mismo tiempo pide paciencia, pues abusos tan profundamente arraigados no pueden extirparse de un golpe. «Dirás también que confesamos sinceramente que Dios permite esta persecución de su Iglesia por los pecados de los hombres, especialmente de los sacerdotes y prelados… La sagrada Escritura dice en alta voz que los pecados del pueblo, tienen su origen en los pecados del clero…

 Sabemos muy bien que también en esta santa sede han acaecido desde muchos años atrás muchas cosas abominables: abusos en las cosas espirituales, transgresiones de los mandamientos, y hasta que todo esto se ha empeorado. Así, no es de maravillar que la enfermedad se haya propagado de la cabeza a los miembros, de los papas a los prelados. Todos nosotros, prelados y eclesiásticos, nos hemos desviado del camino del derecho, y tiempo ha ya que no hay uno solo que obra el bien (Sal 13 [14], 3).

 Por eso todos debemos dar gloria a Dios y humillarnos ante su acatamiento; cada uno de nosotros debe considerar por qué ha caído y ha de preferir juzgarse a sí mismo que no ser juzgado por Dios el día de la ira. Por eso prometerás en nuestro nombre que pondremos todo empeño porque se corrija ante todo esta corte romana, de la que tal vez han tomado principio todas estas calamidades; luego, como de aquí salió la enfermedad, por aquí comenzará también la curación y renovación.        Sentimonos tanto más obligados a realizar estos propósitos, cuanto el mundo entero desea esa reforma…

Sin embargo, nadie se maraville de que no arranquemos de golpe todos los abusos, pues la enfermedad está profundamente arraigada y tiene múltiples capas. Hay que proceder, por tanto, paso a paso y curar primero con buenas medicinas los males más graves y peligrosos, a fin de no embrollar más las cosas por una reforma precipitada. Porque con razón dice Aristóteles que todo súbito cambio de una comunidad es peligroso».

Finalmente, el 5 de febrero de 1523, respondieron los estamentos al nuncio. Un proceso contra Lutero provocaría gravísimos desórdenes, si antes no se reformaba la curia romana de la que, por confesión de todos, había partido el mal, y no se abolían los gravamina de la nación alemana. De acuerdo con el emperador, el papa debía convocar lo antes posible, a más tardar dentro de un año, un libre concilio cristiano, en una ciudad alemana.

Entretanto, el príncipe elector de Sajonia cuidará de que ni Lutero ni sus partidarios escriban y publiquen nada nuevo. Los estamentos seculares y eclesiásticos se comprometerán entretanto a impedir toda predicación levantisca y tratar de que sólo se predique el verdadero, puro, auténtico y santo evangelio según la aprobada interpretación de la Iglesia y de los santos padres.

No menos primaria fue la reacción de Lutero y Melanchthon, que publicaron entonces el libelo: Interpretación de dos espantosas figuras, de un asno papal de Roma y un novillo monacal de Freiberg, halladas en Meissen (1523) (WA 11, 369-385). Lutero no creyó valiera la pena considerar las buenas intenciones de Adriano. El papa es para él un magister artium de Lovaina; «en la misma universidad se coronan asnos semejantes». Por boca del papa hablaba Satanás.

En su solicitud por la Iglesia, en que la curia lo dejaba solo, buscó el papa ayuda de fuera. En diciembre de 1522 rogó a su compatriota Erasmo, al que conocía de Lovaina, a que empleara su erudición y talento literario contra los «nuevos herejes».

Ningún servicio mayor podía prestar a Dios, a su patria y a toda la cristiandad. Para ello lo invitaba a que fuera a su lado a Roma, donde dispondría de libros abundantes y tendría oportunidad de tratar con hombres doctos y piadosos.

El príncipe de los humanistas había felicitado a Adriano al comienzo de su gobierno, y dedicándole la edición del comentario de Arnobio a los salmos..

 En una segunda carta ofreció al papa su consejo. Adriano rogó al sabio que viniera a Roma o le hiciera conocer lo más pronto posible sus propuestas.

Había que encontrar los medios adecuados, a fin de desterrar, «mientras aún era curable, aquel mal espantoso, de las fronteras de nuestra nación»

. Erasmo previno al papa contra el empleo de la violencia, y le aconsejó juntar en torno suyo un círculo de hombres insobornables, dignos y libres de odiosidad personal.       Pero él se negaba, alegando como excusa los achaques de su salud. En Basilea podía trabajar más. Si iba a Roma y por el mero hecho de ir tomaba abiertamente partido, sus escritos perderían peso.

Adriano VI se hundió bajo el peso de tanto desengaño, y, el 14 de septiembre de 1523, moría a los 13 meses no cumplidos de pontificado. Este breve tiempo y las circunstancias desfavorables malograron el cumplimiento de grandes esperanzas. Tanto más se acreditaba la melancólica palabra del papa, que se escribió sobre su sepulcro en la iglesia alemana de Roma: «¡Cuánto depende del tiempo en que cae la acción aun del mejor hombre!». (Cf.mercaba.org/FICHAS/Apologetica.org/lutero_reforma_09.htm‎)

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: SÍNTESIS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA. SIGLO I.

 quijotediscipulo.

CLEMENTE VII. (1523-1534).

 Estos son los puntos a desarrollar en el tema:

 1.- Datos biográficos.

2.- Elección al pontificado y sus primeros pasos.

3.-El ” saco” de Roma.

4.-Coronación del emperador Carlos V.

5.- El problema de la Reforma y las Dietas imperiales en tiempos de Clemente VII.

6.-Enrique VIII de Inglaterra y la separación de la Iglesia católica.

7.- Algunos aspectos de la vida de la iglesia en el Pontificado de Clemente VII.

8.- Muerte y sepultura.

 VISTA DE FLORENCIA.

1.- DATOS BIOGRÁFICOS.

 Clemente , cuyo nombre de pila era Julio de Médicis , cuando nació fue descrito como “Hijo natural del Magnífico Juliano de Médici nacido por parte de madre de una  muchacha que no tenía marido, Fioretta, hija de Antonio”

En un documento encontrado en la Palatina se informa: “Julio, hijo del Mco. Juliano de Médici, nacido el día 6 de marzo de 1478, que fue después el papa Clemente VII…”  nació en Florencia meses antes a la muerte de su padre Giuliano, asesinado en Florencia, en medio de los disturbios posteriores a la conspiración de Pazzi.

Aunque sus parientes no estaban propiamente casados, se alega que se habían desposado “per sponsalia de presenti”, por ende, Julio, en virtud de un conocido principio del Derecho Canónico fue declarado hijo legitimo.

El joven fue educado por su tío, Lorenzo el Magnifico. Se le nombro Caballero de Rodas y Gran Prior de Capua.

Con la elección de su primo Juan de Médicis al papado como León X, súbitamente se convierte en una persona con grandes influencias.

 Fue nombrado cardenal el 28 de Septiembre de 1513, y tuvo el favor  de ser el mayor director  de las políticas papales durante todo el pontificado de León X.

Era uno de los candidatos favoritos en el cónclave en el  que salió  elegido  Adrián VI. Aun así, y a pesar de su cercana relación con el León X, el Cardenal de Médicis no perdió influencia bajo el pontificado de Adrián VI.

Julio, según un historiador moderno era, “educado, inteligente, respetable e industrioso, aunque poco emprendedor y menos decidido” (Armstrong, Charles V, I, 166).

File:Juan de la Corte Prendimiento Rey Francia.jpg

FRANCISCO I DE FRANCIA EN PAVÍA.

2.-ELECCIÓN AL PONTIFICADO Y SUS PRIMEROS PASOS.

            Clemente, cuyo anterior nombre era Julio , era hijo de Julián de Médicis, fue nombrado Arzobispo de Florencia por su primo León, después  ya cardenal , recibió el puesto de encargado de todos los asuntos de la política papal. Habiendo administrado bien estos asuntos, una vez muerto Adrián fue nombrado papa con la ayuda de los cardenales Colonna y  Cornario el año del Señor de 1523 el día 14 de las kalendas de Diciembre en tiempos del emperador Carlos V.

             El cónclave en que resultó elegido Papa duró 50 días, debido a las diferencias de opinión que existían entre los cardenales partidarios del Emperador y del rey de Francia. Al final, se impusieron los imperiales y se procedió a la elección del cardenal  Médici, que fue saludado con universal alegría y recibido con gran expectación.

            Pese a tales esperanzas, el pontificado de Clemente VII estuvo lleno de vacilaciones e indecisiones. Cuando tomaba una decisión era incapaz de llevarla a cabo, porque, a causa de su exagerada tendencia política, no sabía desentenderse de las dificultades; el temor constante de peligros reales, y con demasiada frecuencia sólo imaginarios, paralizaba todas sus empresas y no le dejaba proceder de una manera resuelta y consecuente.

Cuando Clemente fue elegido Papa el emperador Carlos y el rey de Francia Francisco I estaban en guerra, el Papa quiso interponerse entre ambos con el fin de lograr la paz, pero ya al año de su elección el pontífice  había concluido un tratado secreto con Francia.

FRANCISCO I ES HECHO PRISIONERO.

La guerra entre Francisco y las fuerzas imperiales siguió hasta que  en Pavía (Febrero de 1525), culminó  con la derrota y la cautividad del Rey de Francia, dándole a Carlos la oportunidad de vengarse. Pero este utilizó su victoria con moderación. Los términos del tratado de Madrid (14 de Enero de 1526), no eran extravagantes, pero aparentemente Francisco los firmó con la intención de no cumplir sus promesas, aunque confirmó la mayoría con solemnes juramentos.

El que Clemente se hiciera participe de la perfidia del rey francés y  organizara una liga con Francia, Venecia y Florencia firmada en  Coñac el 22 de Mayo de 1526 quizás puede explicarse por el miedo de la presencia del emperador en Italia y especialmente en Florencia  pero los delegados de Carlos, no logrando avances con el Papa, se aliaron con los Colonna. Sin conocimiento del emperador  el 20 de Septiembre de 1526, Colonna súbitamente atacó Roma, acorralando a Clemente en el castillo de San Ángelo, mientras sus huestes saquearon el Vaticano.

Carlos denunció la acción de Colonna, pero le sacó ventaja al éxito logrado por este. Le sigue un periodo de vacilación. En un momento Clemente logro una tregua con el emperador, luego se volvió  desesperadamente hacia la Liga, posteriormente debido  a un leve éxito rompe de nuevo  las negociaciones con los representantes imperiales y renueva las hostilidades , finalmente firma una tregua con Carlos por ocho meses, donde promete el pago inmediato de 60,000 ducados como indemnización.

Como se ve el Pontífice se mostró muy inseguro cambiando constantemente sus pactos.

SAQUEO DE ROMA POR LAS TROPAS DEL EMPERADOR.

3.-ELSACODE ROMA.

Para recuperar su libertad el rey de Francia  firmó el tratado de Madrid, pero inmediatamente lo rompió y volvió a levantarse en armas contra el emperador. Es aquí donde interviene Clemente VII, pues le ofreció su apoyo para liberarse del influjo que el emperador tenía en Italia.

Este, tras consultar a sus teólogos y tranquilizar su conciencia, ataca militarmente con sus Lansquenetes la ciudad de Roma y la captura (1527).

Se hizo el ataque con una fuerza de veinte mil hombres integrados por italianos y españoles a quienes se agregaron diez mil jóvenes luteranos cuyo jefe decía: “Quisiera ahorcar al papa con mis propias manos”. El ataque fue brutal. La soldadesca arrasó cuanto encontró a su paso.

. El 5 de Mayo llegan a sus murallas, Clemente apenas pudo refugiarse en el Castillo de San Ángelo, y por ocho días el “Saqueo de Roma” continuó en medio de horrores sin paralelo en la historia de las guerras. “Los luteranos”, según una fuente imparcial, “se gozaron en quemar y desacrar aquello que el mundo adoraba. Iglesias fueronprofanadas , mujeres y aun las religiosas ultrajadas, embajadores saqueados, cardenales secuestrados, se burlaron de los dignatarios y las ceremonias religiosas, y los soldados pelearon entre si por los despojos” (Leathes in “Camb. Mod. History”, II, 55). Parece probable que Carlos V no estaba verdaderamente implicado en los horrores que sucedieron. Pero no tuvo objeción a que el papa cargara con las consecuencias de su ambigua diplomacia, y permitió que permaneciera virtualmente como un prisionero en el Castillo de San Ángelo por más de siete meses

“Saqueo de Roma– en español se dice entrar a saco- se denominó este hecho; el franciscano cardenal Quiñones reprochó duramente al emperador Carlos V diciéndole que no merecía llamarse emperador sino más bien general de Lutero.

Pero otros predicadores decían: “Roma, haz penitencia, esto es castigo de Dios”. Y todos clamaban por la reforma de la Iglesia. Clemente VII estuvo prisionero de Carlos V hasta fines de 1527.

 CARLOS V ES RECIBIDO POR EL PAPA.

4.-CORONACIÓN DEL EMPERADOR CARLOS V.

 La ambivalencia de Clemente ya había ofendido a los otros miembros de la liga, y sus pedidos no fueron cálidamente correspondidos. También, el necesitaba desesperadamente el apoyo imperial para enfrentarse  a los luteranos en Alemania y para reinstalar a los de Médicis en el gobierno de Florencia, del cual habían sido expulsados.

El efecto combinado de estos factores y el fracaso de los intentos franceses en Nápoles moverían a Clemente a entrar en negociaciones con el emperador.

.Después, ya liberado,  de su estancia   en Orvieto y Viterbo, Clemente retorna a Roma, y para finales de Julio de 1529, la Santa Sede llegó a un acuerdo con  Carlos V.   El acuerdo fue sellado el 24 de Febrero de 1530 en Bolonia donde Carlos fue solemnemente coronado; este acuerdo le dio a Italia una muy necesitada paz.

 DIETA DE SPIRA.

5.- EL PROBLEMA DE LA REFORMA Y LAS DIETAS IMPERIALES EN TIEMPOS DE CLEMENTE VII.

 Desde la Dieta de Worms (1520), el problema de la Reforma pasó a ser una cuestión fundamentalmente política que debía resolver Carlos V.

En la Dieta de Spira (1526), Carlos se vio obligado a mantener una actitud conciliadora debido a las amenazas militares que suponían el avance turco por el Este y la creación de la Liga de Cognac, formada por Francisco I de Francia, el papa Clemente VII, Venecia, Milán y Florencia.

Para obtener subsidios, el Emperador acabó permitiendo que cada gobernante de los Estados y ciudades del Imperio administrara sus asuntos religiosos como gustase. Más tarde, la segunda Dieta de Spira (1529) impuso una serie de prohibiciones a los reformistas para que pararan de realizar cambios religiosos, respetasen los derechos de las autoridades católicas y devolvieran las propiedades expropiadas; la protesta presentada por los reformistas les valió el calificativo de “protestantes”.

            En la Dieta de Augsburgo (1530), Carlos estaba en una situación ventajosa. La Paz de Cambray con Francia en 1529 y la reconciliación con Clemente VII tras el Saco de Roma de 1527 permitieron que Carlos I fuera coronado emperador del Sacro Imperio por el Papa en Bolonia.

Carlos fue con la intención de acabar con el conflicto religioso para poder obtener fondos y así poder hacer frente a la costosa política exterior del Imperio.

En la asamblea, los Estados protestantes estaban liderados por el Landgrave Felipe de Hessen y por el duque Juan de Sajonia, hermano del fallecido Federico. De los teólogos, destacaron Felipe Melanchthon por los protestantes, ya que Lutero aún seguía proscrito y no podía abandonar Sajonia, y Johannes von Eck por los católicos.

En la misma, los protestantes presentaron la Confesión de Augsburgo, un documento redactado en última instancia por Melanchton que incluía la doctrina luterana pero suavizada para que fuera aceptada mínimamente por los católicos.

No obstante, Eck y compañía no lo aceptaron pese a algunas modificaciones y los protestantes no estaban dispuestos a renunciar a las bases de su doctrina. Como resultado, Carlos condenó plenamente el luteranismo sin hacer concesiones. De vuelta en sus Estados, los príncipes y ciudades protestantes fundaron la Liga de Esmalcalda en diciembre de 1930 para hacer frente a la amenaza del Emperador.

Por su parte, Lutero criticó las decisiones de las últimas dietas en dos obras. En Comentarios al edicto de Augsburgo no atacaba al Emperador sino que se cebaba con el legado papal Campeggio y con Clemente VII. Amonestación del doctor Martín Lutero a sus queridos alemanes fue una obra realizada a instancias del Landgrave para alentar a los reformistas a que resistieran frente a un eventual ataque de Carlos V y legitimaba el derecho de resistencia militar de los soberanos protestantes.

            En la Dieta de Ratisbona (1532) Carlos cambió de parecer y acordó una tregua con los protestantes, por la cual los asuntos religiosos se mantendrían como hasta entonces hasta la convocatoria de concilio. La solución de este cambio era nuevamente el avance de Solimán, que había conquistado Hungría y amenazaba Viena.            La siguiente dieta no se convocaría hasta nueve años después, durante de los cuales Carlos había vencido a los turcos en Túnez (1536) y había expulsado a Francisco I de Milán.     Además, Clemente VII había muerto y le había sucedido Pablo III, que estaba a favor de la convocatoria de un concilio.

 ENRIQUE VIII DE INGLATERRA Y ANA BOLENA.

6.-ENRIQUE VIII DE INGLATERRA Y LA SEPARACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA.

 Enrique VIII  perteneciente a la dinastía Tudor (Greenwich, 1491 – Westminster, 1547). Sucedió a su padre, Enrique VII, en 1509.

Este príncipe culto e inteligente empleó su brillantez contra la reforma protestante lanzada por Lutero en 1520, mostrándose enérgico «defensor de la fe» católica (título que le dio el papa León X por el Tratado de los siete sacramentos que escribió en 1521).

Pero esta situación cambiaría a raíz del conflicto desatado con la Iglesia por el problema sucesorio: el primer matrimonio del rey con la viuda de su hermano, Catalina de Aragón, no le había dado herederos varones, por lo que Enrique VIII pidió al papa la anulación del matrimonio so pretexto del parentesco previo entre los cónyuges (1527); el papa, prisionero de Carlos V (que era sobrino de Catalina), negó la anulación y Enrique VIII decidió romper con Roma, aconsejado por Thomas Cranmer y Thomas Cromwell.

Para ello Enrique VIII se armó de argumentos recabando de diversas universidades europeas dictámenes favorables a su divorcio (1529); y aprovechó el descontento reinante entre el clero secular inglés por la excesiva fiscalidad papal y por la acumulación de riquezas en manos de las órdenes religiosas para hacerse reconocer jefe de la Iglesia de Inglaterra (1531).

En 1533 hizo que Cranmer (a quien había nombrado arzobispo de Canterbury) anulara su primer matrimonio y coronara reina a su amante Ana Bolena, dama de honor de Catalina, con quien se había casado en secreto.

El papa Clemente VII respondió con la excomunión del rey, a la que Enrique VIII opuso el cisma de la Iglesia de Inglaterra, aprobado por el Parlamento (Ley de Supremacía, 1534).

La Iglesia de Inglaterra quedó desligada de la obediencia de Roma y convertida en una Iglesia nacional independiente cuya cabeza era el propio rey, lo cual permitió a la Corona expropiar y vender el patrimonio de los monasterios; los católicos ingleses que permanecieron fieles a Roma fueron perseguidos como traidores (y ejecutado su principal exponente, Tomás Moro, en 1535). ( Cf www.biografiasyvidas.com/biografia/e/enrique_viii.htm‎)

7.- ALGUNOS ASPECTOS DE LA VIDA DE LA IGLESIA EN EL PONTIFICADO DE CLEMENTE VII.

  En los aspectos eclesiásticos el pontificado de Clemente no tuvo mancha. Dos reformas franciscanas, la de los capuchinos y la de los recoletos, tuvieron en él un patrón favorable. Estuvo atento al tema de la cruzada contra los turcos, y otorgó mucho estimulo a las misiones en el extranjero.

No desatendió la evangelización de  las tierras descubiertas por España en tierras americanas, apoyando  las acciones de las órdenes religiosas y la creación de nuevas diócesis.

Celebró 9º   año santo.( 1525).

Permaneció la mayor parte de su pontificado en Roma a pesar de las pestes y saqueos que debió soportar la Urbe durante su pontificado hasta el punto de que la ciudad quedó reducida a unos 30.000 habitantes  

            Tuvo conciencia de la necesidad de la Reforma aunque se opuso a la celebración de un Concilio Universal que la abordara.

Un ejemplo de reforma fue la del oficio divino que debían recitar diariamente los sacerdotes y los monjes. Muchos líderes eclesiásticos suplicaban se hiciera una modificación de tan usado libro.

El papa Clemente VII encargó dicha tarea al español Francisco Quiñones, nacido en l485 y consagrado cardenal en 1527. Para realizar tan monumental empresa se rodeó de tres sacerdotes españoles expertos.

Realizaron una reforma drástica. La mayoría de la Biblia se leería cada año. La primera versión del Breviario de Quiñones apareció en 1535. Pronto se hicieron varias ediciones.

             El Breviario provocó una tormenta de protestas por parte de los profesores de la universidad de la Sorbona de París y por otros conservadores. Al año siguiente apareció otra edición un poco más moderada que superó más de cien ediciones en diferentes partes de Europa. Continuó en popularidad hasta que el papa Pío V la suprimió en los años 1560 en favor de otra mucho más conservadora. Los sacerdotes seguían prefiriendo el breviario de Quiñones, y se lo llevaron a las Américas, a Asia y a África. Este breviario influiría muchísimo en el reformador inglés Tomás Cranmer quien lo usó para crear su obra del Libro de Oración Común.

            Como patrón del arte, fue muy afectado por el saqueo de Roma y los otros desastrosos eventos de su pontificado. Pero estuvo atentamente interesado en el arte, y según Benvenuto Cellini poseía un gusto excelente.

Clemente también fue un patrón de Rafael y de Miguel Ángel, quien pintó el gran fresco “El Juicio Final” en la Capilla Sixtina, por ordenes suyas.

 DETALLE JUICIO FINAL. CAPILLA SIXTINA. MIGUEL ÁNGEL.

8.-MUERTE Y SEPULTURA.

 Murió  el 25 septiembre de 1534.Sus restos mortales fueron depositados en S. Pedro, y más tarde trasladados a Santa  María sopra Minerva.

La mayoría de los historiadores emiten un juicio negativo del pontificado de Clemente VII quien no supo abordar con lucidez  el cisma de Lutero, y menos aún  el problema  de la separación de la Iglesia de Inglaterra por su lentitud en la resolución del problema del divorcio del rey y las falsas expectativas creadas en el mismo.( Cf. Enciclopedia católica. )

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG : LA PERSONALIDAD HUMANA DE JESÚS.

 quijotediscipulo.

PABLO III. (1534-1549).PINTADO POR TIZIANO.

Estos son los puntos que desarrollaremos en el tema:

1.- Apuntes biográficos.

2.-Su elección al pontificado y primeros pasos.

3.-Hacia la convocatoria del concilio universal.

4.-Apertura del concilio de Trento.

5.- Tema de las siete primeras sesiones del concilio.

6.- Texto de la bula In  apostolatus culmine.

7.- Carta del obispo Fray Julián Garcés a Pablo III.

8.-  Bula del Papa Pablo III sobre la esclavitud de los indios y su capacidad para recibir la fe.

9.-Otras acciones de su pontificado.

10.- Muerte y sepultura.

 GENERAL AL ALEJANDRO FARNESIO.

1.-APUNTES BIOGRÁFICOS.

 Nació en Roma o Canino el 29 de febrero de 1468;  de Nombre  Alejandro, pertenecía a la noble  familia italiana de los Farnese, de ahí el apellido unido a su nombre Alejandro Farnese, Por parte de madre era de la familia Gaetani, también procedió Bonifacio VIII.

            Alejandro recibió la mejor educación que su tiempo podía ofrecer; primero en Roma, donde tuvo a Pomponio Leto por tutor; después en Florencia en el palacio de Lorenzo el Magnífico, donde forjó su amistad con el futuro León X, quien era seis años mayor que él.

Alejandro vivió en esta etapa de su vida  en un ambiente renacentista, con todo lo que esto implicaba: dedicación secular, vida mundana sin paliativos que, antes de llegar al sacerdocio, le dio varios hijos naturales:  : PauloConstanzaRanucio, y Pedro Luis, que más tarde serían legitimados por Julio III.

Sus contemporáneos alaban su aprovechamiento en todos los campos del saber del Renacimiento, especialmente su dominio del latín clásico y el italiano.

Con tales ventajas de origen y talento, su avance en la carrera eclesiástica fue rápido y seguro.  Fue nombrado protonotario de la curia bajo Inocencio VIII.

El 20 de septiembre de 1493  el Papa Alejandro VI lo nombró cardenal-diácono con el título de Santos Cosme y Damián. hizo la mayor parte de su carrera eclesiástica sin ser sacerdote, aunque cardenal no se ordenó de sacerdote  hasta 1519.

Bajo Clemente VII fue cardenal obispo de Ostia

Portó la púrpura por más de cuarenta años, pasando a través de varias promociones, hasta llegar a decano del Sagrado Colegio. En concordancia con los abusos de su tiempo, acumuló numerosos beneficios opulentos, y gastó sus inmensos ingresos con una generosidad que le ganaron el elogio de los artistas y el afecto del  pueblo romano.

Su habilidad innata y talento diplomático, adquiridos por su larga experiencia, le hicieron sobresalir por encima de sus colegas en el Sagrado Colegio, así como su Palazzo Farnese excedía en magnificencia a todos los otros palacios de Roma. El hecho de continuar creciendo en favor bajo el mandato pontífices tan diferentes en carácter como los Borgia, Rovera y los Médici es prueba suficiente de su diplomacia.

.           Pronto, sin embargo, su vida va a ir registrando una crisis muy clara, de la que saldrá un Farnesio con un estilo nuevo. En 1509 su actuación como obispo de Parma refleja un cambio al nombrar como vicario de la diócesis a Guidiccioni, lleno de preocupaciones pastorales; en 1513 toma contacto con el Concilio V de Letrán como representante del papa en su apertura y, a continuación, se impone por todos los medios el cumplimiento de las directrices conciliares en su diócesis  como cardenal obispo de Parma; en 1519, con ocasión del sínodo celebrado para tornar eficaces estas medidas, el cardenal se muestra ya identificado del todo con la nueva línea pastoral.

 PABLO III Y SUS SOBRINOS  ALEJANDRO Y OCTAVIO.

2.- SU ELECCIÓN AL PONTIFICADO Y PRIMEROS PASOS.

 En dos ocasiones previas estuvo a corta distancia de la tiara, cuando en el cónclave de 1534, casi sin la formalidad de una votación, fue proclamado sucesor de Clemente VII. Tenía 67 años

El que las facciones que dividían al Sacro Colegio concordaran en elegirle se debió a su a su reputación y a la buena voluntad de los cardenales. Se le reconoció universalmente como el hombre del momento, y la piedad y celo, que le había caracterizado después de ser ordenado sacerdote, causaron que la gente olvidara las extravagancias de sus años previos. De hecho, en dos previas ocasiones, estuvo a corta distancia de la tiara, cuando en el cónclave de 1534, casi sin la formalidad de una votación, fue proclamado sucesor de Clemente VII

El pueblo romano se regocijó con la elección a la tiara del primer ciudadano de su ciudad desde el Papa Martín V. Pablo III fue coronado el 3 de noviembre, y no perdió tiempo en emprender las más urgentes reformas.

            Su punto de partida le coloca a enorme distancia de su antecesor  pues, en lugar de comprometerse en los conflictos franco-imperiales, seguirá una diplomacia menos quebradiza, aunque difícil, y basada en una estricta neutralidad, algo perceptible en las constantes y recurrentes disputas entre Francisco y Carlos,  a pesar de que Carlos le urgía a que apoyara el imperio y sometiera a Francisco a la censura de la Iglesia.

            Supo  asimilar, por otra parte, la enseñanza del frustrado Conc. V de Letrán y se lanzará por una reforma integral que llegue también a los más altos organismos de la curia.

            Pablo III emprendió tan vigorosamente la reforma de la corte papal que pavimentó el camino a los cánones disciplinarios de Trento. Nombró comisiones para reportar abusos de cualquier tipo; reformó la Cámara Apostólica, el Tribunal de la Rota, la Penitenciaria y la Cancillería. Resaltó el prestigio del papado haciendo por sí mismo lo que sus predecesores habían reservado a la acción de un concilio.

CATEDRAL DE  MANTUA.

3.-HACIA LA CONVOCATORIA DEL CONCILIO UNIVERSAL.

Durante su papado, dio a entender con claridad que su gestión tenía como meta la convocatoria de un Concilio universal; pero procedió con una táctica bien definida y condicionada por su larga carrera política previa, que le permitió observar la raíz de los fracasos de anteriores intentos similares a los suyos.

Los nombramientos  de Paulo III al colegio cardenalicio, iban con esta intención Junto con otros nombramientos de juristas curiales que constituían la resistencia organizada a las innovaciones, eligió a todo un equipo que haría posible la reforma tridentina: Pole, Caraffa, Sadoletto, Álvarez de Toledo, Morone, Cervini, Fregoso, Cortese, Badia y, a la cabeza de todos ellos por su prestigio y su capacidad, Contarini.

Poco después de su ascenso, el 2 de junio de 1536, Pablo III convocó a un concilio general a reunirse en Mantua en mayo del siguiente año, pero la oposición de los príncipes protestantes y la negativa del Duque de Mantua para asumir la responsabilidad de mantener el orden frustraron el proyecto.

Expidió una nueva bula, convocando un concilio en Vicenza para el 1 de mayo de 1538, cuyo principal obstáculo fue la renovada enemistad entre Carlos V y Francisco I.

IGLESIA DE SAN VICENTE. VIZENZA. ITALIA.

El anciano pontífice les indujo a sostener una reunión con él en Niza y concluyó una tregua de diez años. Como muestra de buena voluntad, una nieta de Pablo se casó con un príncipe francés, y el emperador entregó a su hija Margarita en matrimonio a Ottavio, el hijo de Pier Luigi, fundador de la dinastía Farnese de Parma.

            Muchas causas contribuyeron a la demora de la apertura del concilio general. La extensión de poder que una Alemania reunificada podría colocar en manos de Carlos era intolerable a Francisco I, que él, que perseguía la herejía en su propio reino con tanta crueldad que el mismo Papa le instó a mitigar su violencia, se convirtió en aliado jurado de la Liga de Esmalcalda, estimulándolos a rechazar todas las aperturas a la reconciliación.

El mismo Carlos no era en menor medida culpable, ya que, a pesar de sus deseos de reunir un concilio, se le hizo creer que las diferencias religiosas de Alemania podrían ser zanjadas por conversaciones entre los dos bandos.

Estas conferencias, como todos los intentos de resolver las diferencias fuera de los canales normales de la Iglesia, condujeron a una pérdida de tiempo, y causaron mucho más daño que bien. Carlos tenía una falsa idea de los oficios de un concilio general.

En su deseo de unificar a todos los bandos, buscaba una fórmula vaga a la cual todos se pudieran suscribir, un relapso a los errores de los emperadores bizantinos. Por otro lado, un concilio de la Iglesia debía formular la fe con tal precisión que ningún hereje se pudiera suscribir a ella. Tomó varios años convencer al emperador y sus asesores que el catolicismo y protestantismo era tan opuestos entre ellos como la luz y la oscuridad.

4.-APERTURA DEL CONCILIO DE TRENTO.

A pesar de que Carlos y Francisco I terminaron sus rencillas en el Tratado Crespi , se vio  que el  emperador había formado una agenda propia, bastante diferente a la del Papa en algunos puntos importantes.

Dado que los protestantes repudiaban un concilio presidido por el pontífice romano, Carlos estaba resuelto a someter a obediencia a los príncipes por la fuerza de las armas, a lo cual Pablo no objetó, y prometió ayudarle con trescientos mil ducados y veinte mil soldados de infantería; pero le agregó sabiamente la cláusula de que Carlos no entrara en tratados por separado con los herejes y no realizara acuerdos perjudiciales a la fe o a los derechos de la Santa Sede.

Entonces Carlos argumentó que el concilio debía prorrogarse hasta que la victoria se decidiera a favor de los católicos.

Mas aún, previniendo que la lucha con los predicadores de la herejía resultara más obstinada que el conflicto con los príncipes, urgió al Pontífice a evitar declarar dogmas de fe por el momento, y confinar las tareas del concilio a la aplicación de la disciplina; el Papa no estuvo de acuerdo con ninguna de estas propuestas.

Finalmente, después de interminables dificultades, se efectuó la primera sesión del Concilio de Trento el 13 de diciembre de 1545.

5.- TEMAS DE LAS SIETE PRIMERAS SESIONES DEL CONCILIO.

En siete sesiones, la última el 3 de marzo de 1547, los Padres enfrentaron intrépidamente los más importantes asuntos de fe y disciplina. Sin escuchar las amenazas y reconvenciones del bando imperial, formularon para siempre la doctrina católica sobre las Escrituras, pecado original, justificación y los Sacramentos.

Estos fueron los temas tratados:

            Sesiones I y II: Celebradas el 13 de diciembre de 1545 y el 7 de enero de 1546, respectivamente. Cuestiones preliminares y orden del concilio.

            Sesión III: Celebrada el 4 de febrero de 1546. Se reafirmó el Credo Niceno-constantinopolitano.

            Sesión IV: Celebrada el 8 de abril de 1546. Aceptación de los Libros Sagrados y las tradiciones de los Apóstoles. Se declararon la Tradición y las Sagradas Escrituras como las dos fuentes de la revelación. La Vulgata se consideró la traducción aceptada de la Biblia.

            Sesión V: Celebrada el 17 de junio de 1546. Decreto sobre el Pecado original.

SesiónVI: Celebrada el 13 de enero de 1547. Decreto de la Justificación en 16 capítulos (se reafirmó el valor de la fe junto al de las buenas obras). Cánones sobre la justificación. Ésta fue la sesión más importante del primer período.

Sesión VII: Celebrada el 3 de marzo de 1547. Cánones sobre los sacramentos en general. Cánones sobre el sacramento del bautismo. Cánones sobre el sacramento de la confirmación. Reforma de pluralidades, exenciones y asuntos legales del clero.

            Sesión VIII: Celebrada el 11 de marzo de 1547. Se acepta el traslado a Bolonia para huir de la peste.

Sesión IX: Celebrada el 21 de abril de 1547 en Bolonia. Prórroga de la sesión.

Sesión X: Celebrada el 2 de junio de 1547 en Bolonia. Prórroga de la sesión.( Cf Dez. nºs 782-873 )

            El 21 de abril, el Papa, para evitar un cisma, prorrogó el concilio indefinidamente. La sabiduría de la enérgica acción del concilio, en establecer tempranamente las verdades fundamentales del credo católico, fueron pronto evidentes, cuando el emperador y sus asesores semi-protestantes le impusieron a Alemania su religión interina, que era aborrecida por ambos bandos.

            El Papa Paulo III, que había apoyado al emperador en la guerra de Esmalcalda, resistío  su intromisión en asuntos de teología, y su distanciamiento continuó hasta la muerte del Pontífice.

            El 11 de octubre de 1551  en el Pontificado de Julio III , se reanudaría el concilio tridentino.

Entrada de la UASD

UNIVERSIDAD DE SANTO DOMINGO.

6.- TEXTO DE LA BULA  IN APOSTOLATUS CÚLMINE .

1538, octubre, 28.  Roma.  Bula de fundación de la Universidad de Santo Domingo (Isla Española), en el convento de los dominicos, expedida por PauLo III.

            Paulus episcopus, Servus Servorum Dei. 

            Ad perpetuam Rei Memoriam.  In Aposto­latus culmine, disponente Domino, meritis licet imparibus constituti, ac gratos Deo, et Reipublicae christianae fructus, qui ex literarum studio provenire noscuntur, intra nos­tri cordis arcana revolventes, ad ea, per quae singulis fidelibus etiam Religiosis sub regulari observantia Altissimo famulantibus, eorum Praelatis id maxime requirentibus, ut studo hujusmodi insistendo, laborum suorum honores, et praemia consequi valeant, opportune consulitur, libenter intendimus, et in his partes Apostolicae providentiae, prout id in Domino conspicimus salubriter expedire, favorabiliter impartimur.

             Sane pro parte dilectorum filiorum Magistri Provincialis Provinciae Sanctae Crucis nun­cupatae secundum morem Ordinis Fratrum Praedicatorum, ac Prioris, et Fratrum do­mus Sancti Dominici, Civitatis etiam, Sancti Dominici, dicti Ordinis Nobis nuper exhi­bita, petitio continebat, quod alias ipsi, attendentes quod habitatores Insularum Maris Oceani, in quibus dicta Civitas consistit, infideles existebant, et idola colebant, unde cupientes infidelitatem hujusmodi radicitus extirpare, ac arbores inibi fructiferas plan­tare, ipsorumque infidelium Civitatem praedicationibus, et vitae exemplo illuminare, innumerabiles utriusque sexus personas ex eisdem habitatoribus sub lavacro regene. rationis ad christianae Religionis cultum mediante divina gratia direxcrunt, ac ad fidem catholicam converti procurarunt, et a tempore conversionis hujusmodi citra inibi Verbum Dei incessanter praedicando uberrimos in agro Domini fructus collegerunt.

             Et si in dicta Civitate, quae admodum insignis existit, et in regione valde remota, ac sa­crarum literarum prorsus ignara consistit, et ad quam ex circumvicinis Insulis homi­num multitudo copiosa, tam inibi habitando, quam negotiandi causa conflucre solet, et in qua studium apostolica auctoritate noviter erecturn viget generales pro directione dicti studii, quod caret privilegias et indultis Apostolicis sufficientibus ad promociones gradatium concedi solitorum in Universitatibus studiorum Generalium Regnorum Hispa­niae, quibus dictae Insulae subesse noscuntur, similis universitas Generalis Doctorum, Magistrorum et Scholarium cum sigillo, et arca, aliisque solitis insigniis, praeeminentiis, libertatibus, exemptionibus et immunitatibus ad instar oppidi de Alcala, Toletanae Dio­cesis, aliarum Universitatum praedictarum perpetuo erigeretur, et institueretur ex hoc profecto dicta Civitas multiplicatis propterca illius habitatoribus per amplius decorare­tur, ac illius, et dictarum Insularum incolae, et habitatores, in Religione Christiana fer­ventius instruerentur, ipsique Provincialis, ac Prior, et Fratres ad majora virtutum, et caritatis opera impendendum promptius invitarentur, corumque honoribus, et commo­ditatibus quamplurimum consuleretur. 

File:Aulamagna.jpg

 AULA MAGNA UNIVERSIDAD DE SANTO DOMINGO.

Quare pro parte Provincialis, Prioris, et Fratrum Nobis fuit humiliter supplicatum, ut in eadem Civitate unarn similem Universitatem doc­torum, Magistrorum, et Sebolarium ad instar dictac Universitatis de Alcala, ut pracfer­tur, quae per unum Regentem, seu Rectorem, nuncupandum, regi, et gubernari debeat, perpetuo erigere, et instituere, quodque illius pro tempore scholares, tam seculares, quam Ordinum quorumcumque Regulares, etiam undequaque venientes, inibi in quacumque, licitia tamen, literarum facultate, eorum cursibus peractis, aliasque servatis servandis, prout moris est, in aliis Universitatibus praedictis, ad Baccalaurcatus, et litamen debito centiae , ac Doctoratus, et Magisterii solitos gradus hujusmodi, praevio examine, et assistentibus ibidem quatuor in eadem facultate Doctoribus, per Priorem praefattim, ac dictae Uníversitatis Sancti Dominici Regentem pro tempore existentes no­minand;s, seu deputandis, et illorum votis juratis, se promoveri facere, illorumque so­lita insignia recipere, ac illius Doctores, et Magistri in dicta facultate, et illis non exis­tentibus, Regens dictae Unisversitatis, vel Episcopus Sancti Dominici pro tempore existentes, eosdem Scholares ad dictos gradus promoveré, illorumque solita insignia sibi impendere, necnon quoties opus fuerit Lectores illuc conducere, sibique lectores assigna­re, et de silariis competentibus, dummodo ad hoc facultates suppetant, providere, ac statutal et ordinationes desuper ad instar Universitatum praedictarum condere, illa­que mutare, corrigere, et reformare, aliaque in praemissis, et circa ea neccessaria, et opportuna, prout eis videbitur, facere possint, statuere, et ordinare, aliasque super his opportune providere de benignitate Apostolica dignaremur.

             Nos Provincialem, Priorem, et Fratres, praefatos, et eorum singulos specialibus favoribus, et gratiis prosequi vo­lentes, et a quibusvis excomunicat;onis, suspensiones et Interdicti, aliisque Ecclesiasticis sententiis, censuris, et poenis a jure, vel ab homine, quavis occasione, vel causa latis, si quibus quomodolibet innodati existunt, ad affectum praesentium duntaxat conse­quendum harum serie absolventes, et absolutos fore consentes, hujusmodi supplicationi­bus inclinati, in eadem Civitate unam siriiilem Universitatem Doctorum, Magistrorum, et Scholarium ad instar dictar Universitatis de Alcala, quae per unum Regentem, seu Rectorem nuncupandum regi, et gobernari debeat, Apostolica auctoritate praefata teno­re praesentium, crigimus, et instituimus, cuodque illius Scholares tam saeculares, quam Ordinum quorumeunque Regulares, undecunque venientes, inibi in quacunque licita tam,in, literarum facultate, eorum cursibus peractis, aliasque servatis servandis, prout moris est in Universitatibus praedictis, ad Baccalaureatus, et Licentiae, ac Doctoratus, et Magisterii Gradus hujusmodi praevio tamen debito examine, et assistentibus ibidem in eadem facultate quatuor Doctoribus, per Priçrem, ac dictae Universitatis Sancti Do­minici Regentem, praefatos, pro tempore, nominatis, seu deputatis, et illorum votis iu­ratis se promoveré facere, illorumque solita insignia recipere necnon Doctores, et illis non existentibus Regens, vel Episcopus Sancti Dominici praefati cosdem scholares, ad dictos Gradus promoveré, illorumque solita insignia sibi impendere, ac quoties Opus fuerit, illuc lectores conducere, sibique lecciones assignare, ac de salariis competentibus, dummodo ipsorum Universitatis Sancti Dominici facultates suppetant, providere; nec­non stattita, et ordinationes desuper ad instar universitatum praedectarum condere, illaque mutare, corrigere, et reformare, aliaque in praemissis, et circa ea necessario et opportuna, prout cis videbitur, facere libere, et licite possint, et valcant, auctoritate, ct tenore praedictis, statuimus, et ordinamus; et insuper quibusvis Baccalaureis, Licen­tiatis, Doctoribus et Magistris in ipsa Universitate Sancti Dominici ad dictos gradus res­pective pro tempore promotis, quod omnibus et singulis tirivilegiis, indultis, immuni­tatibus, exemptionibus, libertatibus, favoribus et gratiis, quibus tam in de Alcala, quam Salmanticen, seu alia quacunque dictorum Regnorum Universitate, itixta illius ritus, et mores, ad singulos Gradus praedictos respective promoti utuntur, potiuntur, et gau­dent, seu uti, potiri, et gaudere paterunt quomodolibet in futurum, uti, potiri, et gau­dere, similiter libere, et licite valeant, auctoritate, et tenore praemissis concedimus, et indulgemus. 

File:Facultaddeeconomiarf3.png

      COLEGIO DE CIENCIAS SOCIALES. UNIVERSIDAD     

Non obstantibus Apostolicis, ac in Provincialibus, et Synodalibus Concilliis editis, generalibus vol specialibus constitutionibus, et ordinationibus, privilegias quoque, indultis, et litteris Apostolicis Universitatibus Regnorum hujusmodi, et illarum singulis, sub quacunque verborúm forma, etiam motu proprio, concessis, confirmatis, et innova­tis, ac Regnorum eorundem Pragmaticis sanctionibus, et statutis municipalibus, etiam confirmatione ADostolica, vel quavis firmitate alia roboratis: quibus omnibus, etiamsi pro illorum sufficienti derogatione de illis, eorumque totis tenoribus specialis, specifi­ca, expresa, et individua, non autem per clausuras generales idem importantes, mentio, seu quaevis alia expressio habenda, aut exquisita forma servanda foret, et in eis cavea­tur expressc, quod iilis nullatenus derogari posint, illorum omnium tenores, ac si de verbo ad verbum insererentur praesentibus pro sufficienter expressis, ac modos, et for­mas ad id servgndos pro individuo servatis habentes, illis alias in suo robore perman­suris, hac vice duntaxat specialiter, et expresse derogamos, ceterisque contrarias quibus­cunque. 

            Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostrae absolutionis, erectionis, institutonis, stgtitti, ordinitionis, concessionis, indulti, erogationis et voluntatis infrin­gere, vel ei ausu temerario contraire.  Si quis autem hoc attentate praesumpserit, in­dignationem Omnipotentis Dei, ac Beatorum Petri, et Pauli, Apostolorum ejus se noverit incursurum. 

            Datus Romae apud Sanctum Petrum Anno Incarnationis Dominicae Millesimo Quingentesimo Trigesimo Octavo, quinto Kalendas Novembris, Pontificatus nostri Anno quarto. .( Cf. SS Paulus III en Documenta Catholica omnia, conspectus santorum paparum alphabeticus

CATEDRAL DE TRAXCALA

7.- CARTA DEL OBISPO FRAY JULIÁN GARCÉS  A PABLO III.

 A Nuestro Santísimo Padre Paulo III, sumo Pontífice de la Iglesia, desea salud eterna fray Julián Garcés, de la Orden de Predicadores, primer Obispo de Tlaxcala en las Indias de la Nueva España.

 A continuación ponemos  los enunciados de la carta que nos orientan sobre su contenido:

 1.-Saludo y preámbulo.

No habrá pereza, Santísimo Padre, para declarar a V.S. lo que tengo entendido acerca del tierno rebaño que de pocos días a esta parte se incorporó en el de la Iglesia, para que el espíritu de V. S. se pueda regocijar en Dios nuestra salud.

            Y por no causar fastidio con largos preámbulos, mayormente a V.S., a cuyo cargo está acudir a tantos y tan graves despachos de todo el mundo, quiero desde luego entrar contando el caso.

            2.-  Las buenas disposiciones y aptitudes de los niños indígenas para  su evangelización.

            3.- Las  infundadas denuncias sobre su incapacidad para la fe

4.- La Respuesta eclesiológica a la denuncia.

5.-Contra los que sostienen la opinión de la incapacidad para la fe de los que son aptísimos para todas las artes.

            6.-El testimonio personal de fray Julián sobre los indios nacido de su trato con ellos.

7.-Los españoles, también fuimos paganos y pecadores antes del cristianismo

8.-Los indios antes de la llegada de los españoles: eran también bárbaros, pero tenían su propia  cultura

8.-Capacidad de los indios para realizar el sacramento de la confesión

9.-Otras muestras de la grandiosidad  del cristianismo entre los indios

            10.-Testimonios ejemplares de la fe entre los indígenas

11.-Esta nueva Iglesia indiana a imagen de la primitiva Iglesia…

            12.- El pedido concreto al Papa

13.-El oro que hay que extraer de las Indias es la conversión de los indios

14.- El obispo le recuerda al Papa sus deberes…

SAN JUAN DE ÁVILA QUE SE ENTREVISTÓ CON EL OBISPO JULIÁN PARA IR CON ÉL  AMÉRICA, PROYECTO NO REALIZADO POR QUE EL ARZOBISPO DE SEVILLA LE MANDÓ QUEDARSE EN ANDALUCÍA.

A V.S. puso el Soberano rey de los Cielos por su condestable en la tierra que así los llaman los reyes del mundo para que siempre persevere velando en su puesto y oficio, que es mirar por una y otra parte a donde hay mayor necesidad de enviar soldados y compañeros y ropas y bastimentos que se hayan de repartir entre la gente del ejército, porque si por falta de la paga o por faltar gente de caballos o peones, hay descuido en las cosas de la guerra y van a menos toda la culpa ha de ser del proveedor. Pero acudiendo V.S. a todo como los esperamos le está guardada, como es justo, la corona gloriosa de la bienaventuranza.”

Cf. Lobato Casado, A., El obispo Garcés, OP, y la bula «Sublimis Deus», en: Los Dominicos y el Nuevo Mundo. Actas del I Congreso Internacional (Madrid 1988) 739-795.

Fray Julián Garcés Obispo de Tlaxcala

INDIOS ABORIGENES MEXICANOS

8.- BULA DEL PAPA PABLO III SOBRE LA ESCLAVITUD DE LOS INDIOS Y SU CAPACIDAD PARA RECIBIR LA FE.

A todos los fieles cristianos a los que este escrito pueda afectar , salud en Cristo nuestro Señor y  bendición apostólica.

            El Dios sublime amó tanto a la raza humana que Él ha creado al hombre de tal manera que pudiera participar , no sólo en lo bueno que otras criaturas disfrutan , sino que  la dotó de la capacidad de alcanzar el  inaccesible e invisible Supremo Bien y contemplarlo  cara a cara , y puesto que el hombre , según el testimonio de las escrituras sagradas , ha sido creado para disfrutar de la vida y la felicidad eterna, la cual ninguno puede obtener sino mediante la fe en nuestro Señor Jesucristo, es  por ello necesario que posea la naturaleza y de las facultades que les permitan  recibir la fe , y que todo el que está dotado debe ser capaz de recibir esa misma fe .

             Tampoco es creíble que nadie que tenga capacidad para desear la fe y sin embargo, estén  privados de la facultad más necesaria para que pueda recibirla.. De ahí que Cristo, quien es la Verdad misma , que nunca ha fallado y nunca puede fallar , dijo a los predicadores de la fe que él escogió para ese cargo ” Id y haced discípulos a todas las naciones. “ Dijo que todos, sin excepción ,porque todos son capaces de recibir las doctrinas de la fe.

            El enemigo de la raza humana, que se opone a todas las buenas acciones con el fin de llevar a los hombres a la perdición, envidiando  todo esto, inventó una forma que podría obstaculizar la predicación de la palabra de salvación de Dios para el pueblo indio : y que ha inspirado a sus seguidores   los cuales para complacerlo , no han dudado en publicar en el extranjero que los indios del Oeste y el Sur , y otras personas de las que tenemos conocimiento reciente deben ser tratados como bestias estúpidas creadas para nuestro servicio, pretendiendo que ellos son incapaces de recibir la fe católica.

            Nos , que , aunque indigno, tengo el ministerio  en la tierra el  poder que nos ha conferido nuestro  Señor para buscar con todas nuestras fuerzas que esas ovejas de su rebaño que están fuera en el redil confiado  a nuestro cargo , considero , sin embargo , que los indios son verdaderos hombres y que no sólo son capaces de entender la fe católica sino que  también , según nuestra información , desean sobremanera recibirla.

            Deseosos de dar amplio remedio para estos males , definimos y declaramos por estas Nuestras cartas , o por cualquier traducción de las mismas firmado por cualquier notario público y sellada con el sello de cualquier dignidad eclesiástica , a la que se dará el mismo crédito que a los originales , que , a pesar de lo que haya sido o pueda ser dicho por el contrario, los dichos indios y todas las demás personas que posteriormente  puedan ser descubiertas por los cristianos, no pueden de ninguna manera ser privados de su libertad o de la posesión de su propiedad, a pesar de que no tengan  la fe de Jesucristo , y que pueden y deben , libre y legítimamente , gozar de su libertad y la propiedad de sus bienes ; ni deben ser  esclavizados de ninguna manera, debería ocurrir lo contrario, por lo tanto cualquier acción en este sentido  será nula  y no ha de tener ningún efecto.

            En virtud de nuestra autoridad apostólica definimos y declaramos por las presentes letras , o por cualquier traducción de la misma firmado por cualquier notario público y sellada con el sello de cualquier dignidad eclesiástica , la cual por lo tanto obliga a la misma obediencia que los originales , que los dichos indios y otros pueblos pueden  convertirse a la fe de Jesucristo por la predicación de la palabra de Dios y por el ejemplo de una buena y santa vida.

Fecha: 29 de mayo 1537.( Cf. SS Paulus III en Documenta Catholica omnia, conspectus santorum paparum alphabeticus

9.- OTRAS ACCIONES DE SU PONTIFICADO.

.           Los quince años de su pontificado contemplaron la completa restauración de la fe y piedad católica.

Fue sucedido por muchos santos pontífices, pero ninguno de ellos poseía todas sus imponentes virtudes.

En Roma su nombre aparece por toda la ciudad que él renovó. La capilla paulina, la obra de Miguel Ángel en la Sixtina, las calles de Roma que él amplió y enderezó, los innumerables objetos de arte asociados con el nombre de Farnese, todos hablan elocuentemente de la notable personalidad del pontífice que cambio el curso de la marea en favor de la religión.

Concedió  el título de ciudad a Santiago de Guatemala,.

En 1542 estableció el Santo Oficio como cámara de apelación final en casos de herejía , siendo así como dio comienzo a la Inquisición Romana  Puso en marcha el Ïndice de libros prohibidos por la Iglesia ,

Y si a todo esto agregamos el favor otorgado por Pablo a las nuevas órdenes y congregaciones religiosas que entonces surgían, los capuchinos, barnabitas, teatinos, jesuitas, ursulinas, y muchas otras, debemos confesar que su pontificado fue uno de los más fructíferos en los anales de la Iglesia.

 TUMBA DE PABLO III.  Diseñada por Miguel Ángel y construida por Gugliermo de la Porta.

10.- MUERTE Y SEPULTURA.

 El final de Paulo llegó súbitamente. Pablo III utilizó su posición como pontífice para aumentar el poder y las posesiones de su familia. Dio a su hijo ilegítimo, Pier Luigi, el título de Confaloniero o Gonfalone de la Iglesia y la posesión de la ciudad de Castro con el título de Duque de Castro, otorgándole la posesión de tierras desde el Mar Tirreno al Lago de Bolsena, así como el área de Ronciglione y muchos otros feudos más pequeños.

En 1545, Pablo entregó, de la tierra que pertenecía a los Estados Pontificios, los territorios más al norte de Italia a su hijo, quien tomó el título adicional del duque de Parma. Dos años más tarde Pier Luigi fue asesinado por sus nuevos súbditos bajo el mandato español. A pesar de las intrigas de Carlos V, el Papa reaccionó rápidamente y estableció a Ottavio, hijo de Pier Luigi, en el trono ducal.   Estos fueron sus principales fallos.

Después del asesinato de Pier Luigi, el Papa quedó sumido en la tristeza  y al poco cayó víctima de una fiebre violenta y murió en el palacio del Quirinal a la edad de ochenta y dos años.

Sus restos reposan en la Basílica de San Pedro en la tumba diseñada por Miguel Ángel y construida por Gugliermo de la Porta.  No todos los Papas reposan en monumentos correspondientes a su importancia en la historia de la Iglesia; pero pocos estarían dispuestos a objetar el derecho de Alejandro Farnese a descansar justo bajo la silla de Pedro.

BIBLIOGRAFIA. Mansi Vita et opera Pauli III  Conciliorum omniun novísima resentio cap XXXII. ec.aciprensa.com/wiki/Papa_Pablo_III‎. Cortesía de Editorial Rialp. Gran Enciclopedia Rialp, 1991 http://www.mercaba.org/Rialp/P/paulo_iii_papa.htm‎. SS Paulus III en Documenta Catholica omnia, conspectus santorum paparum alphabeticus“.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: PAPAS SIGLO I.

quijotediscipulo.

JULIO III. (1550-1555).

Estos son los puntos que desarrollaremos en el tema:

1.-Notas biográficas.

2.-Elección al pontificado.

3.-Actuación política del Papa Julio III.

4.-Reapertura del Concilio de Trento.

5.- Temas aprobados  en el Concilio de Trento en el Pontificado de Julio III.

6.- Otras acciones de su pontificado.

7.-Últimos años del pontificado de Julio III.

 

 CATEDRAL DE PAVÍA.

1.-DATOS BIOGRÁFICOS.

De nombre Giovanni Maria Ciocchi del Monte. Nacido en Roma, el 10 de septiembre de 1487;  hijo de un jurista romano famoso, tras estudiar jurisprudencia y teología en Perugia, en la que funcionó un Estudio General  desde  el siglo XIII, junto con el derecho distribuyéndose el alumnado a partir de su fundación entre él y la universidad de Bolonia y  en Siena con una universidad , fundada en 1240 y famosa por sus facultades de Derecho y Medicina,  aún se encuentra entre las más importantes de Italia. Siena rivalizó con Florencia en las artes a lo largo de los siglos XIII y XIV.

Sucedió a   Antonio del Monte su tío, en el arzobispado de  Siponto ciudad estratégica por su posición sobre el Adriático,  en 1512, cargo que desempeñará hasta que, en1520,  sea nombrado obispo de Pavía. reteniendo, sin embargo, la administración de Siponto.

             Después se le nombró vice-legado de Perugia, y bajo Clemente VII fue dos veces designado prefecto  o gobernador de Roma. vice-legado en Bolonia y auditor de la Cámara Apostólica bajo Pablo III, Papa que lo elevó al cardenalato el 22 dic. 1536.

Después del Saqueo de Roma (1527) él era uno de los rehenes dados por Clemente VII a los partidarios del emperador Carlos y habría sido muerto por  el Landsknechte, es decir por el grupo de soldados imperiales que hacían un uso generalizado de los arcabuces y más tarde, del mosquete.  y que estuvieron presentes en el saqueo de Roma. en Campo di Fiori, de no haber sido liberado en secreto por el Cardenal Pompeyo Colonna.  Este era partidario y amigo de Carlos V que en 1530  lo nombró arzobispo de Morale  y durante las frecuentes ausencias del Virrey de Nápoles Filiberto Colonna ejerció el virreinato interino; a la muerte de éste, en 1530 el emperador Carlos V  lo nombró virrey de Nápoles, puesto que ocupó hasta su muerte.

En 1534, Juan María  fue nombrado legado de Bolonia, de la Romagna, de Parma, y de Piacenza. El Papa Paulo III lo nombró el Cardenal Sacerdote de SS. Vitalis, Gervasius, y Protasius el 22 de diciembre de 1536, y elevado a la dignidad de obispo cardenal en la Diócesis de Palestrina el 5 de octubre de 1543 y auditor de la Cámara Apostólica.

Ya para 1542 se le había confiado el trabajo preparatorio para la convocatoria del Concilio de Trento, y en un consistorio efectuado el 6 de febrero de 1545, fue designado primer presidente del Concilio En este cargo  él abrió el concilio en Trento el 13 de diciembre con una oración corta (cf. Ehses, “Concilium Tridentinum”, IV, Freiburgo im Br., 1904, p. 516).

En el concilio él representó los intereses papales contra el Emperador Carlos V, con quien tuvo conflictos en varias ocasiones, sobre todo cuando el 26 de marzo de 1547, él transfirió el Concilio a Bolonia.

 

FUE CORONADO EL 22 DE FEBRERO DE 1550.

2.-ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 Después de la muerte de Paulo III el 10 de noviembre de 1549, los cuarenta y ocho cardenales presentes en Roma entraron en conclave el 29 de noviembre  y se prolongó hasta el 8 feb. 1550. Esta prolongación se debió a las divisiones existentes entre los diversos cardenales entre los que había tres grupos Imperiales, los franceses, y los seguidores  de la familia  Farnese a la que pertenecía el anterior Papa Pablo III.

Los Farnese en principio se unieron con los imperiales y propusieron a Reinaldo Polo y a Juan de Toledo como sus candidatos. El partido francés rechazó a ambos y, aunque en minoría, ellos fueran fuertes para  prevenir la elección de cualquiera de los dos candidatos.

Los partidarios de los  Farnese y el grupo de cardenales franceses  finalmente alcanzaron un acuerdo y se decantaron por   el Cardenal del Monte, que fue debidamente elegido el 7 de febrero de 1550, después de un conclave de diez semanas, aunque el emperador lo había excluido expresamente de la lista de candidatos. Elegido el 7 de enero tomó el nombre de Julio III y  fue coronado el  22 de febrero de 1550.

CATEDRAL DE PARMA.           

3.-ACTUACIÓN POLITICA DEL PAPA JULIO III.

 Digamos de forma genérica que Julio III , no supo mantenerse en las guerras internas de los pequeños estados italianos, motivo principal de los enfrentamientos entre  Carlos V y el Rey de Francia.

En cumplimiento de promesas hechas en el conclave, Julio devolvió Parma a Ottavio Farnesio unos días después de su nombramiento.  quien debía cederlo a su suegro  Carlos Ven cumplimiento de un compromiso anterior.

Para retener el ducado Octavio no tuvo reparo en pedir la ayuda del rey francés, quien estuvo presto a concedérsela por su rivalidad con el emperador entonces Julio se alió con el emperador, le quitó a Farnese su territorio heredado, y envió tropas bajo la orden de su sobrino Giambattista del Monte para cooperar con el Duque Gonzaga de Milan para la captura de  Parma

El  ejército francés marchó a proteger Parma del asedio de Ferrante  Gonzaga .Cuando la situación parecía desesperada para el Farnesio, consiguió llegar a un acuerdo con su imperial suegro.

.           El éxito de las armas francesas en Italia del Norte también obligó a Julio el 29 de abril de 1552, a hacer una tregua con Francia, en la cual se estipulaba que Farnese debía permanecer en posesión pacífica de Parma durante dos años.

Desalentado por su fracaso como aliado de Carlos V, el Papa en adelante se abstuvo de interferir en los asuntos políticos de Italia. Él se retiró a su lujoso palacio, la Villa Giulia, que él había erigido en la Plaza  del Populo. Aquí él pasó la mayor parte de su tiempo en facilidad y comodidad, de vez en cuando haciendo un esfuerzo débil para reformar la Iglesia instituyendo unos comités de cardinales para cumplir los objetivos de dicha reforma

. Otro asunto en el  que se  hizo presente la actuación de Julio III fue  la restauración del catolicismo en Inglaterra.  pues durante su pontificado la religión Católica fue temporalmente restaurada en Inglaterra por la Reina María, quien sucedió a Eduardo VI en el trono inglés en 1553.

Julio envió al Cardenal Reginaldo  Polo como legado a Inglaterra con plenas facultades para ser usadas a su discreción en los intereses de la restauración Católica. En febrero de 1555, El Parlamento Inglés envió a Julio III una embajada para informarle de su sumisión sin reservas a la supremacía papal, pero la embajada estaba todavía en camino cuando el Papa murió.

PIAZZA DE DOUMO. TRENTO.

 4.-REAPERTURA DEL CONCILIO DE TRENTO.

Como se indicó  el Concilio fue suspendido antes de la muerte del Papa Pablo III, Julio. III procuró desde el primer momento su reapertura. En una Bula, fechada el 13 de noviembre de 1550, Julio transfirió el Concilio  de Bolonia  a Trento,

Condición para ello era  la aceptación tanto de Carlos V, como de Enrique II. Una comisión cardenalicia, designada al efecto por el Papa, acordó en 1550 la reapertura del Concilio en Trento, previamente Julio III desconvocó la celebración del mismo en Bolonia Carlos V accedió a ello pero  Enrique II se opuso ante el temor de que la reunificación religiosa de Alemania fortaleciese el poder imperial, disminuido entonces por sus dificultades con los príncipes protestantes alemanes.

 El Papa garantizó a Francia que el Concilio dedicaría toda su atención a las cuestiones eclesiásticas, sin ocuparse para nada de las políticas, y respetaría todos los privilegios de los reyes franceses.

             Pese a las reservas de Francia, Julio .III aprobó el 14 nov. 1550 la Bula convocando la continuación del Concilio; aprobada también por Carlos V, la Bula fue publicada solemnemente en Roma el 1 en. 1551, convocando el Concilio para el 1 de mayo del mismo año fecha en el que el mismo se reanudó.

El 1 de mayo, según lo previsto, se abrió de nuevo el Concilio, cuyas sesiones se prolongaron hasta que en abril de 1552,  la guerra declarada entre Carlos V y el elector Mauricio de Sajonia hizo imposible su continuación. El Papa decidió la suspensión del Concilio el 15 abr. 1552 y el 28 abr. su decreto se publicó en Trento. El 19 de mayo tenía lugar la famosa huida de Innsbruck de Carlos V escapando de las tropas protestantes reunidas por el elector de Sajonia.

La situación del emperador debido a  la  lianza de los príncipes alemanes con Enrique II de Francia en el Tratado de Chambord,( !552)  quien tomó las plazas imperiales de Metz, Toul y Verdún, al tiempo que los turcos tomaban Trípoli y Mauricio de Sajonia traicionaba la confianza de su Emperador Carlos y le atacaba en Innsbruck, pudiendo escapar por los nevados pasos de los Alpes para salvarse en Italia.

La huida de Innsbruck supone una humillación para el Emperador y además fracasa estrepitosamente al intentar recuperar Metz (1553). La solución definitiva se alcanzará en la Paz de Augsburgo de 1555 por la que cada príncipe podrá determinar la religión de su territorio (cuius regio, eius religio), y la posición del Emperador quedará irremediablemente debilitada en el interior del Imperio.

Las disensiones internas del Imperio, y la casi irreductible oposición del rey de Francia, frustraron en buena parte las posibilidades que pudiera haber tenido el Concilio tridentino, bajo Julio  III, para reducir el protestantismo o evitar al menos las guerras de religión.

Sin embargo en lo que se refiere a  la reforma y asentamiento de la doctrina católica   el Concilio fue  notable e importante.

5.-TEMAS APROBADOS  EN EL CONCILIO  DE TRENTO  DURANTE EL PONTIFICADO DE JULIO III.

 Sesión XIII, 11-10-1551. Decreto de la Sagrada Eucaristía.

Cap. 1.- Sobre la presencia real de N.S.J. en el sacramento de la Eucaristía.

Cap. 2.- Sobre la razón de la institución de este sacramento.

Cap.3.- Sobre la excelencia de este sacramento, sobre el resto de los mismos.

Cap. 4.-Acerca de la Transubstanciación.

Cap. 5.- Del culto y veneración de este sacramento.

Cap. 6.-De la reserva de este sacramento para llevarlo a los enferemos.

Cap.7.- De la preparación para la recepción de la Eucaristía.

Cap. 8.- Del uso sobre de este admirable sacramento.

Tras estos capítulos siguen 11 Cánones en los que se reprueban distintas doctrinas sobre el sacramento Eucarístico.

Sesión XIV. 22-11-1551. Doctrina sobre el sacramento de la penitencia.

Cap. 1.- Sobre la necesidad de la institución de este sacramento.

Cap. 2.-Sobre la diferencia entre el sacramento de la penitencia y el bautismo.

Cap.3.- Sobre las partes y frutos de este sacramento.

Cap. 4.- Acerca de la contrición.

Cap. 5.- Sobre  la Confesión.

Cap. 6.- Acerca del ministro y absolución de este sacramento.

Cap.-7.- Sobre los casos reservados.

Cap. 8.-Sobre la necesidad de la satisfacción y su fruto.

Cap. 9.-Acerca de los actos satisfactorios.

Sesión XIV. Doctrina sobre el sacramento de la extrema unción.

Cap. 1.- Sobre la institución de este sacramento.

Cap. 2.-De los efectos de este sacramento.

Cap. 3.- Acerca del ministro de este sacramento y del tiempo en que debe administrarse.

Siguen después catorce Cánones sobre el Sacramento de la Penitencia. Tras ellos cuatro Cánones sobre la extrema Unción.( Dez. nºs. 873 a. 929 ).

El Decreto sobre el Sacramento de la Eucaristía, lo  habían preparado y discutido los mejores teólogos de la época, entre ellos los españoles Laínez , Salmerón y Melchor Cano ..

Junto a ello  una amplia serie de textos de reforma de la disciplina, referentes sobre todo a facilitar el ejercicio de la autoridad episcopal, a la vida clerical y al ordenamiento judicial, fueron también aportados por esta segunda etapa del Concilio tridentino.

IGLESIA JESUÍTICA DEL GESÚ. ROMA.

6.-OTRAS ACCIONES  DEL PONTIFICADO DE JULIO III.

En 1551 firma el acta de creación de la Universidad Mayor de San Marcos en Lima.

Atendió muy en especial a las misiones orientales, coincidiendo con su pontificado la obra misionera de S. Francisco Javier.

Protegió a la Compañía de Jesús, y a instancias de San Ignacio publicó la Bula para la fundación del Collegium Germanicum el 31 de agosto de 1552, y lo concedió un subsidio anual.

Hasta mediados del siglo XVI, los fieles católicos comían huevos sin ningún reparo los días de vigilia, e incluso en Cuaresma, porque las autoridades eclesiásticas consideraban que, de acuerdo con el relato del Génesis, aves y peces, al haber sido creados el mismo día, procedían igualmente del mar y por tanto, no habían de ser considerados como carne. Sin embargo, el papa Julio III cambió de opinión hacia 1552, prohibiendo los huevos como alimento de Cuaresma.

En esta prohibición se halla el origen del simbolismo de los llamados huevos de Pascua, que se hacían cocer en un baño de granza y eran presentados para su bendición, en el Viernes Santo y comidos tradicionalmente en el Domingo de Resurrección, durante el banquete pascual.

El Jubileo  de 1550) .El Papa Pablo III preparó el Jubileo, y el Papa Julio III celebró el Jubileo. Como estuvo marcado por la muerte de un Papa y la elección de otro, el tiempo se retrasó, y al celebrarse el Jubileo el tiempo se prolongó hasta la Epifanía siguiente. Fue significativa la acogida de los romanos hacia los peregrinos, especialmente hacia los más pobres.

 PLAZA DI POPOLO. ROMA.

7.-ULTIMOS AÑOS DEL PONTIFICADO DE JULIO III.

Los tres últimos tres años de su pontificado  el Papa permaneció retirado   posiblemente este retiro puede  haber sido causado por los ataques frecuentes y severos de la enfermedad de gota que padecía. Él se retiró a su lujoso palacio, la Villa Giulia, que había erigido en la Plaza  del Populo.

El gran defecto en su pontificado fué el nepotismo. Poco después de su acceso otorgó el purpúreo a su indigno favorito Innocenzo del Monte, un joven de diecisiete años a quien él había recogido en las calles de Parma algunos años antes, y quién había sido adoptado por el hermano del Papa, Balduino. Este acto dio ocasión a algunos rumores muy desagradables con respecto a la relación del Papa con Innocenzo.

Julio era también muy pródigo en el otorgamiento de dignidades eclesiásticas y beneficios para sus familiares. Julio III falleció el 23 marzo  1555  después de 5 años de pontificado.( Cf. Enciclopedia católica. Canal Social, Enciclopedia GER. Sacrorum Paparum Conspectus alphabeticus SS Julius III, Bullarium Cherubini, en Documenta Catholica Omnia Conspectus omnium rerum .)

 QUIZÁS TAMBIEN LE INTERESE DEL  BLOG: DIOS EN LA FILOSOFÍA DE SANTO TOMÁS.

quijotediscipulo.

MARCELO II ( 1555).

 1.-VIDA Y OBRA  DEL PAPA MARCELO. SEGÚN MANSI.

 Traducción literal del latín por quijotediscipulo:

Marcelo nacido  en Montepulciano, en Etruria, hijo de Ricardo Cervino y Casandra  Bencia,  siendo aún adolescente fue nombrado secretario del Papa Paulo III  y posteriormente secretario  privado y consejero  del cardenal Alejandro Farnesio, sobrino del Papa

            Desempeñó el cargo de nuncio apostólico, y posteriormente, sin ninguna apetencia por su parte, creado cardenal de la Santa Cruz de Jerusalén.

            Emigrado  el Papa Julio de la tierra de los vivos, fue elegido pontífice de forma unánime por los 39 cardenales el día 5 de los idus de mes de Abril del año 1555 y al día siguiente de su elección fue coronado reteniendo el nombre de Marcelo.

            Prohibió a sus familiares que  viajasen a Roma; a dos sobrinos de su hermano Alejandro  que estaba educando,  no quiso recomendárselos a nadie.

            Por aquellos dias  Juan Calvino tuvo que huir de la ciudad de Paris al ser acusado de ser el coautor de un discurso con ideas de la Reforma Protestante,  pronunciado  por Nicolas Cop, rector de la Universidad de Paris. 

            Por el mismo tiempo, dice Genebardus, que además del grupos Luteranos, Zuinglianos, Calvinistas, Servetianos, Anabaptistas, surgieron una gran cantidad de grupos nuevos y otros muchos  nacidos de la escisión de otros, con doctrinas las más dispares, de manera que casi todas las verdades y prácticas de la fe cristiana fueron cambiadas y revisadas según las opiniones de cada grupo.

            El Papa Marcelo tenía en proyecto la realización de varias reformas tanto de la curia como de toda la Iglesia, pero por la brevedad de su pontificado que no llegó  22   días, no pudo realizar, pues atacado por una apoplejía pasó a mejor vida, siendo sepultado en san Pedro.”( Cf. Mansi Sacrorum Conciliorum Novissima Resentioi Cap 33. Documenta catolica omnia conspectus omiun rerum .)

 GIOVANNI PIERLUIGI.

2.-LA MISA DEL PAPA MARCELO.

Giovanni Pierluigi (1525-1594) nació en la ciudad italiana de Palestrina. De pequeño fue niño de coro en Santa María la Mayor en Roma y en 1544 obtuvo su primer empleo de maestro de coro y organista en la iglesia más grande de su ciudad natal.

En 1551 fue maestro de canto y director del coro infantil en la capilla de San Julián, de San Pedro, y en 1555 miembro del coro del Papa en la Capilla Sixtina.

Este nombramiento era una transgresión del reglamento porque Palestrina estaba casado, por lo que el papa Pablo IV no tardó en despedirlo. Destinado a otra iglesia, se convirtió en director de un nuevo seminario de música en Roma, y en 1571 fue repuesto en su cargo anterior.

Se cuenta que en 1562 el Concilio de Trento estaba a punto de suprimir la música de coro en la Iglesia católica cuando Palestrina presentó tres misas que había escrito con la esperanza de introducir un nuevo estilo de música que resultara más apropiado para la liturgia.

Una de ellas, la famosa Missa Papae Marcelli (Misa del Papa Marcelo) fue elegida por el Consejo cardenalicio que consideró que respondía perfectamente a sus propósitos, y cuando fue cantada en presencia del Papa, éste la aceptó también y se abandonó la propuesta del Concilio.

La realidad es más bien que se pretendía una reforma de la música de coro y que el Concilio de Trento trataba de prohibir toda música que estuviese contaminada de elementos mundanos y de lenguaje no religioso, pero no que quisiera suprimir la música religiosa polifónica.

El Concilio nombró una comisión para examinar el repertorio y la organización del coro del Papa. Dos cardenales pidieron oír cantar al coro. Es probable que el coro cantase alguna de las misas de Palestrina (tenían tres en su repertorio). Lo cierto es que los cardenales quedaron complacidos y no se hizo nada relacionado con ello.

.(  Cf.  musicaliturgia.wordpress.com/…/giovanni-pierluigi-da-palestrina-musica…‎)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:ABRIRSE A DIOS SIN MIEDO.

 quijotediscipulo.

File:PauloIV.jpg

PABLO IV. (1555-1559 ).

 Reproducimos  traducida literalmente de Mansi la Vida y pontificado de Pablo IV, acompañándolo de los titulares exigidos por el texto:

File:Iglesia de San Millán y San Cayetano (Madrid) 02b.jpg

 SAN CAYETANO EN LA FACHADA DE SU IGLESIA EN MADRID.

a) Datos biográficos.

 Napolitano , oriundo de la noble familia de los Caraffa, llamado antes de su pontificado Juan Pedro, insigne por su ciencia, sabiduría y virtud, elegido para múltiples delegaciones de la sede romana

             Había profesado en la Orden de Clérigos Regulares  cuyos miembros son comúnmente conocidos como teatinos fundada por él en 1524 en Roma  junto con san Cayetano de Thiene.

 b) Elección y Coronación.

 Fue elevado al cardenalato por el Papa PabloIII, hasta su elección como pontífice el  día 10 de las kalendas del mes de junio del año del Señor de 1555,  el mismo día de la Ascensión, en tiempos de los emperadores Carlos V y Fernando, tomando el nombre de Pablo

            Coronado al domingo siguiente; emitió un Decreto en el que mandaba  que quienes estuviesen en posesión de  un beneficio adquirido  de forma ilegítima o comprado por dinero, debían devolverlo

.c).- Actitud con los judíos romanos.

 Recluyó a los judíos en una parte de la Urbe a los que prohibió ejercer la usura También fueron obligados a llevar públicamente señales distintivas en sus vestimentas que permitieran identificarlos con facilidad. Los hombres debían llevar sombreros, verde claro, y las mujeres velos o mantones del mismo color.

 d.-)  Normas diversas para el pueblo y clero romano.

  Rescindió muchos de los decretos de Julio III.         

            Nombró duque al Prefecto de Roma, dictó al clero normas relativas a  su forma de vestir y de las comidas; reformó el oficio penitencial, quiso que los beneficios y bienes de la Iglesia no fuesen detentados sino por  personas dignas y merecedoras de ellos; amplió  las funciones de las Autoridades de la Urbe. Confirmó todos los privilegios que los pontífices habían concedido al pueblo romano. Nombró a cien nobles  guardianes de la Urbe a los que institucionalizó como orden ecuestre. Por todos estos motivos el pueblo agradecido le erigió una estatua en el Capitolio.

MONASTERIO DEL ESCORIAL MANDADO CONSTRUIR POR FELIPE II TRAS LA VISTORIA DE SAN QUINTIN

 e.-) Apasionado comportamiento contra los reyes españoles.

 Al poco tiempo se puso en evidencia el enfrentamiento del Papa  contra Felipe II   rey de las Españas ,  el pontífice apremió al rey de Francia , para que atacase las posesiones españolas en Italia. Así pues, Enrique II  dirigió contra las posesiones hispanas en el sur de Italia un ejército al que se sumaron tropas pontificias al mando del Duque de Guisa pero el duque de Alba  al frente de un nutrido y bien adiestrado ejército español no esperó a que el enemigo llegase hasta él, sino que tomó la iniciativa y marchó hacia Roma. Batió a los franceses en todos sus encuentros ocupando diversas plazas pertenecientes a los Estados Pontificios.

            Su mermada fuerza se desmoronó finalmente cuando  el 10 de Agosto  de ese año las tropas de Felipe II infligieron a las francesas el rotundo descalabro de san Quintín. El duque de Alba entró en Roma sin oposición; allí encontró al Papa destrozado y rendido que suplicaba la paz. Se le concedió. Pablo IV se comprometió a no fomentar ni hacer la guerra al monarca español y a no realizar nuevas fortificaciones en las plazas de soberanía eclesiástica. Alcanzada la paz retiró las condenas que había lanzado contra el rey retirado Carlos I , su hijo  Felipe  y el Duque de Alba.

 f.-)  Renovación del tribunal de la inquisición.

Renovó el tribunal de la Inquisición  al que adjudicó 16 cardenales, entre los que ocupó un lugar principal el cardenal Alejandrino.  Promulgó un catálogo de libros prohibidos.

g.-) Represiones de eclesiásticos y familiares

Privó al cardenal Pole de Inglaterra de su delegación y llamándolo  venir a Roma, para someterlo a juicio inquisitorial, hecho que no se produjo porque se lo impidió la decisión de la reina inglesa María Tudor;  sometió al Tribunal de la Inquisición a obispos  y otros religiosos, entre ellos al Cardenal Juan Morone al que mandó encarcelar.

Ordenó con todo rigor a religiosos y monjes que habían salido de sus conventos que se reintegraran de nuevo a los mismos.

Enterado de que sus familiares, a quienes había protegido y enriquecido, estaban cometiendo toda clase de desmanes y hasta crímenes, los expulso de la Urbe y los despojó de todos los beneficios.

 

h.-) Renovación del Colegio cardenalicio.

 En diversas ordenaciones  creó  19 cardenales y renovó la Cátedra de san Pedro.

 EL MILAGRO EUCARÍSTICO.

i.-)  Un hecho prodigioso

En el mismo año, como muchos   seglares de Polonia exigiesen tomar la comunión con el  cáliz como si  Cristo no estuviese entero en cada una de las especies eucarísticas , el Romano Pontífice envió a Luis Lipomano obispo de Verona al rey de Polonia  Segismundo ,  para que juzgase sobre el problema resultando que encontró una solución milagrosa en la que apareció  cual era la verdadera doctrina.

            En efecto habia un judío llamado Bishain o Benedicto en una villa de Polonia llamada Chatazeto que tenía una criada cristiana llamada Dorotea a la que continuamente importunaba para que le llevase una hostia consagrada, hasta que un día en el que había ido a celebrar la Pascua y había tomado la Eucaristía en el pago de Capzo, la sacó de la boca y la colocó en un paño y se la llevó a su amo.

            Éste junto con amigo suyo la llevó a la sinagoga y allí comenzaron a apuñalarla varias veces, cuando de pronto comenzó a sangrar abundantemente hasta el punto de que con unas cucharas recogían la sangre y la echaban  en una copa.

Conocido este hecho y denunciado al Rey Segismundo que estaba de viaje en Vilna que es la capital de Lituania, mandó a su segundo al lugar para que investigara y advirtiera del castigo de este crimen.

            Asi que Dorotea  con su amo judio y todos los que habían participado en el delito, excepto uno que había huido, fueron condenados al fuego. De esta forma muchos y el mismo  Rey de Polonia, fueron de forma indudable  y admirable  enseñados  sobre la verdad relativa a la Eucaristía enseñada por la Iglesia católica.

JUAN CALVINO.

 j.-) Sucesos  relativos a los reformadores.

 Por estos tiempos en concreto el día  anterior de la nonas del mes de septiembre tuvo lugar un encuentro entre católicos y protestantes en Wormatia motivado por las ideas de Flacio Ilyrico. En esta reunión estuvieron presentes por parte de los protestantes  doce ministros, al principio de la reunión preguntaron los católicos que cuántos de ellos admitían la Confesión  Augustana, pues la condición establecida previamente era que únicamente se entablaría el diálogo con aquellos que admitiesen esta Confesión.

            Así estuvieron reunidos durante dieciséis  días repasando diversas doctrinas de la Confesión sobre la ley evangélica, el libre albedrío, sobre la justificación, de los sacramentos, sobre el valor de las obras y la liturgia cristiana.

            De los doce se vio que cinco no admitían doctrinas de la dicha Confesión, y como los siete restantes no se decidieron a rechazar a estos cinco, determinaron suspender la reunión pues se consideró que de esta forma no podrían llegar a ningún acuerdo.

            En los días de Pablo, dice Genebrardo que deseando Juan Calvino celebrar la Cena en las ferias de otoño en Francoforte  del año 1556 con los  ministros de este lugar, fue rechazado porque su doctrina era similar a la de Zuinglio.

MONASTERIO DE YUSTE. ESPAÑA.

 k.-) Renuncia de Carlos V y muerte del Pontífice Pablo.

 Por este tiempo el emperador Carlos fue el primer Habsburgo que gobernó en tres continentes y desde la abdicación de Carlomagno, en el siglo IX, la Europa cristiana no había visto un estado cristiano de tales dimensiones que para mantener integrado el vasto sistema político de la Monarquía Católica se vio obligado a viajar durante toda su vida.

            El  líder incansable dotado del don de las lenguas: llegó a hablar flamenco, francés, castellano e italiano, que tuvo que enfrentarse con enemigos poderosísimos entre ellos Solimán el Magnífico, Barbaroja, Francisco I y el protestantismo, defensor de la Iglesia, …afectado por el tedio de las cosas terrenales y deseando ocuparse de los bienes celestiales, después de  abdicar  del imperio en favor de su hermano Fernando, y de  todos los demás  reinos en su único hijo Felipe II, se retiró a llevar una vida religiosa vivida en la soledad del claustro, algo que llevó a cabo sin consultar con el optimo pontífice.

Pablo IV después de gobernar la iglesia durante  cuatro años y más de tres meses, dejó la tierra de los vivos en el año del Señor de 1559 el día XV de las kalendas de septiembre. Después de su muerte la sede estuvo vacante durante  cuatro meses y siete días, ( Cf. Mansi  Vita Pauli IV, Sacrorum conciliorum novisima resentio t. 33, en Documenta Catholica omnia conspectus omnium rerum, ).

 CAPITOLIO ROMANO.

l) Juicio sobre su pontificado.

 En la narración anterior se puede leer entre líneas algunos aspectos destacados más expresamente por otras biografías de Pablo IV :

1.- Fue un Papa íntegro en su moralidad, que así y todo no se vio libre de nepotismo.

2.- Tuvo un sincero deseo de la renovación de la iglesia y a ello dedicó su pontificado.

3.- Consideró que tal renovación la pudo hacer él solo sin recurrir al concilio.

4.- Pecó de extrema rigurosidad en su deseo reformador..

5.- Se dejó llevar de la pasión frente a la dinastía de los Ausburgo.

6.- Algunos de estos aspectos pueden explicar la reacción que produjo su muerte: persecución y pillaje contra su familia; tumultos populares; derribo de la estatua de mármol que le dedicaron en el Capitolio, el asalto a las cárceles de la inquisición.

(Cf. Enciclopedia católica. Pablo IV y  Gran Enciclopedia GER Canal social Pablo IV).

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERES DEL BLOG: PAPAS SIGLO V.

quijotediscipulo.

PIO IV. (1560-1565).

 1.-DATOS BIOGRÁFICOS

 Pio IV hijo de Bernardino de Médicís y de  Cecilia Serbelloni de Milán, llamado con anterioridad de su pontificado Juan Ángel . Su padre se había establecido en Milán y ganaba su sustento recaudando impuestos.

Hizo sus primeros estudios en Pavía, después en Bolonia, consagrándose a la filosofía, medicina y leyes, consiguiendo el grado de doctor en ésta última. Después de su decisión de abrazar el estado eclesiástico marchò a Roma donde se ganó la confianza de los Papas que  lo distinguieron encomendándole diversas misiones Clemente VII, lo nombró protonotario,   Pablo III  lo empleó en el gobierno de muchas ciudades de los Estados Pontificios . En el último año del papado de Pablo III, fue creado cardenal-sacerdote con el título de S. Pudenziana y  Julio III lo nombró legado en Romagna y comandante de las tropas papales.

2.- ELECCIÓN,  CORONACIÓN COMO PONTÍFICE Y PRIMEROS PASOS.

 Una vez que Pablo IV dejó  la tierra de los vivos fue elegido pontífice el mismo día de la vigilia del nacimiento del Señor del año de 1559 siendo coronado el 6 de enero de 1560 y tomó el nombre de Pío IV

El cónclave en el que fue elegido  se demoró más de tres meses,  ni el grupo francés ni el español podían ganar la elección. Entonces, principalmente, a través de los esfuerzos del cardenal Farnesio, el cónclave por aclamación se pronunció en favor de Juan   Ángel Medici.

Iniciado su pontificado perdonó todos los delitos y excesos cometidos en el pontificado anterior.

Confirmó el traspaso del imperio de Carlos a su hermano Fernando.

Absolvió a todos los que fueron condenados por sospecha de herejía, entre ellos al cardenal Morone. Destacando en todo por su bondad en claro contraste con su antecesor

Sin embargo el   aborrecimiento popular hacia los Caraffa le obligó a un proceso contra los parientes de Pablo IV; como resultado del cual, el cardenal Carlo Caraffa y su hermano a quien Pablo había dado el ducado de Paliano, fueron condenados y ejecutados.

REPRESENTACIÓN DEL PURGATORIO.

3.-CONTINUACIÓN DEL CONCILIO DE TRENTO Y SUS SESIONES.

El Papa  viendo en el Concilio un medio imprescindible para curar los males de la Iglesia decide convocarlo para su tercera y última etapa el 29 nov. 1560.

 El 18 de Enero de 1562 se abren las sesiones.

La sesión XXI del 16 de julio de 1562 trató de la comunión bajo las dos especies y de los niños

Cap. I  trata de como los laicos y clérigos no celebrantes no están obligados por derecho divino a comulgar bajo las dos especies.

Cap. II.-  Acerca del poder de la Iglesia para decidir acerca del modo de celebrar el sacramento eucarístico.

Cap. III.-Que Cristo está presente en cada una de las dos especies todo e íntegro.

Cap. IV.- Que los párvulos no están obligados a la recepción del sacramento.

Siguen cinco cánones acerca de la comunión bajo las dos especies y de la comunión de los párvulos.

La sesión XXII celebrada el 17 de septiembre de 1562 trató de la celebración del santísimo sacrificio de la Misa.

Cap. I.- Acerca de la institución del sacrificio de la Misa.

Cap.II.- El sacrificio de la Misa es verdaderamente propiciatorio para los vivos y difuntos.

Cap. III.-Sobre las misas en honor de los santos.

Cap.IV.- El canon de la Misa.

Cap. V.-Acerca de las solemnes ceremonias del sacrificio de la Misa.

Cap. VI.- Sobre la Misa en la que sólo comulga el sacerdote.

Cap. VII.-Sobre el agua a mezclar con el vino.

Cap.VIII.- De cómo la Misa no se ha celebrar en lengua vulgar y se han de explicar a los fieles sus ceremonias.

Siguen después 9 Cánones sobre el Santo Sacrificio de la Misa.

En la Sesión XXIII celebrada el 15 de julio de 1563 se trató de la doctrina del sacramento del Orden.

Cap. I.- Sobre la institución del sacramento del Orden.

Cap. II.- Sobre las 7 órdenes.

Cap. III.- El Orden es verdadero sacramento.

Cap. IV.- Acerca de la jerarquía eclesiástica y del orden.

Siguen 8 Cánones sobre el sacramento del orden.

En la sesión XXIV celebrada el 11 de Noviembre de 1563 se trató del sacramento del matrimonio.

            Después de la exposición doctrinal acerca de la sacramentalidad del matrimonio siguen  12 Cánones definitorios.

En la sesión XXV  celebrada el 3 y 4 del mes de diciembre de 1563. se confeccionó el Decreto sobre el Purgatorio

            De la invocación, veneración de las reliquias y de las imágenes de los santos.

            Sigue el Decreto sobre las Indulgencias.

En la Bula Injuntum nobis  del Papa Pio IV fue promulgada la Profesión de Fe Tridentina.

SAN CARLOS BORROMEO.

4.-CLAUSURA DEL CONCILIO TRIDENTINO.

El 4 diciembre de . 1563 se daba como concluido el concilio  , que el mismo Pio. aprueba de modo general, primero, en el Consistorio del 30 dic. y luego por medio de la bula de 26  enero de . 1564

En la sesión de clausura los padres presentes en el concilio aclamaron al Papa diciendo : Al Beatísimo Padre Nuestro Papa Pio Pontífice de la Santa Iglesia Universal por muchos años y memoria eterna.

            Una vez clausurado el Concilio, los padres se fueron marchando a sus propios lugares y el Papa asumió con prontitud la aplicación de las conclusiones conciliares, obligó de forma especial a los obispos a la residencia, se ocupó de la recta interpretación de los decretos conciliares, para ello nombró una comisión de Cardenales . Obligó a la recitación de la Profesión de Fe tridentina antes de la asunción de cualquier cargo o beneficio eclesiástico.

 PUERTA PÍA EN ROMA.

5.-ACCIONES LLEVADAS A CABO POR EL PAPA EN LA URBE ROMANA.

 Las guerras y catástrofes naturales habían deteriorado muchos lugares de la Urbe romana, ya más libre de las preocupaciones pastorales, se ocupó de la restauración de todas aquellas que había sufrido deterioro y de la construcción de nuevos lugares para el embellecimiento de Roma, así la vía y Puerta pía, construyo el Seminario Romano, la Iglesia de Santa María de los Ángeles, ensanchó la ciudad Leonina, la puerta del Pueblo.

Entre todas las mejoras con las que se relaciona su nombre, una de las más útiles fue la fundación del taller pontificio de impresión para la edición de libros en todos los idiomas. Proporcionó los profesionales necesarios y puso la institución bajo la hábil superintendencia de Pablo Minutius.

Además de los grandes gastos en los que incurrió para la fortificación y embellecimiento de Roma, Pío contribuyó con centenares de miles de scudi al apoyo de la guerra contra los turcos en Hungría.

Durante su pontificado los grupos reformados se fueron multiplicando y enfrentándose unos con otros.

En diversas ordenaciones creó  45 cardenales.

BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES. ROMA

6.-MUERTE Y SEPULTURA.

  El Papa Pio IV murió el día V de los idus del mes de Diciembre estando a su cabecera san Carlos Borromeo y San Felipe Neri. Fue inicialmente sepultado en san Pedro y posteriormente trasladados sus restos a la Iglesia de santa María de los Ángel el 1583.

De él emite el siguiente juicio Muratori: “Pío IV” tenía faltas (¿quién está libre de ellas?); pero no es nada comparado con su muchas virtudes. Su memoria será siempre bendita por haber llevado a una gloriosa finalización el Concilio de Trento; para haber reformado todos los tribunales romanos; para haber mantenido el orden y la abundancia en sus dominios; para haber promovido a cardenales a hombres de gran mérito y especial habilidad literaria; finalmente, por haber evitado excesos hacia sus parientes, y enriquecido Roma con la construcción de tantos bellos edificios”.

BIBLIOGRAFIA: Mansi Sacrorum Conciliorum Novissima resentio Vita Pii IV. T 33.Bullarium Cherubini en Documenta Caholica Omnia Conspectus omnium rerum,…S. Santorum Paparum .. S.S. Pius IV. Enciclopedia Católica. Pio IV en Enciclopedia GER Canal Social. Dezinger Enchiridium Simbolorum nºs 929 a -1000).

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN LA FILOSOFIA DE ARISTÓTELES.

quijotediscipulo.

SAN PÍO V (1566-1572) .

  Este es el índice que seguiremos en el desarrollo del pontificado de san Pio V :

 1.-Su infancia.

2.-Formación y Profesión con los dominicos.

3.- Al servicio de la Sede Apostólica.

4.- Elección al Pontificado.

5.- Un verdadero programa de reforma.

6.- Publicación del Catecismo Romaano.

7.- Reforma litérgica.

8.-El impulso a la Inquisición romana.

9.- La victoria sobre los turcos en Lepanto.

10.-Inglaterra perdida para el catolicismo.

11.-Otras acciones durante el pontificado de Pio V.

12.- Muerte y sepultura.

13.- Bibliografía.

1.-SU INFANCIA.

 Antonio Ghislieri nació en Bosco (localidad entonces dependiente del ducado de Milán y hoy perteneciente a la provincia piamontesa de Alessandria), el 17 de enero de 1504, siéndole impuesto en el bautismo el nombre del santo del día: san Antonio, abad e iniciador de la vida cenobítica

            Hijo de Pablo Ghislieri y Dominica Augeria. su familia paterna era originaria de Bolonia y descendía de estirpe senatorial, sin embargo se encontraban en la pobreza , su padre era pastor  de ovejas (patre opilione).

            Aunque era un niño muy inteligente, sin embargo hasta los 14 años tuvo que dedicarse a cuidar ovejas en el campo, porque los padres  no tenían con qué costearle estudios.

             Pero la vida retirada en la soledad del campo le sirvió mucho para dedicarse a la piedad y a la meditación, y la gran pobreza de la familia le fue muy útil para adquirir gran fortaleza para soportar los sufrimientos de la vida

2.-   FORMACIÓN Y PROFESIÓN  CON LOS DOMINICOS.

  Se cuenta que una familia rica notó que su hijo se comportaba mejor desde que era amigo de Ghislieri y entonces dispuso costearle los estudios para que acompañara Antonio y le ayudara a ser mejor. Y así pudo ir a estudiar con los Padres Dominicos en cuyo convento de Voghera fue admitido a los catorce años y llegar a ser religiosos de esa comunidad. Nunca olvidará el futuro Pontífice este gran favor de tan generosa familia.

            En 1521, a sus diecisiete años, profesa en la Orden de Predicadores, en Vigevano, tomando el nombre de Miguel, de allí pasó del monasterio de  Voghera y   después a  Bolonia en  cuya Universidad completa su formación. realizando su “currículum” filosófico – teológico.

             Fue ordenado sacerdote en  Génova en 1528.  Posteriormente cumple el ministerio de Lector de Filosofía y de Teología en Pavía donde enseñaría durante dieciséis años.

            También  desempeñó varios cargos  como maestro de novicios y prior de algunos conventos dominicos, en los que anticipó las reformas que habría de poner en práctica como pontífice.

            Pero no sólo  se mostró  reformador en el ámbito disciplinario  sino también en el doctrinal (de lo que había ya dado pruebas en sus años de aprendizaje al sostener en  Pavía treinta tesis en defensa del papado y contra las herejías de su tiempo.

            En contraste con la laxitud moral imperante a la sazón en la Iglesia Católica, Ghislieri se mostró severo y estricto, lo cual le granjeó cierta fama entre sus superiores como un enérgico reformador y fue nombrado  inquisidor en Como.

 LA IGLESIA DE LA MINERVA EN ROMA.

3.- AL SERVICIO DE LA SEDE  APOSTÓLICA.

   Fue tal su celo en la defensa de la ortodoxia que el papa Julio III lo nombró comisario general de la Inquisición Romana por recomendación del cardenal Gian Pietro Caraffa.

            Ejemplo de pobreza, humildad, amabilidad  e inagotable actividad, Todo lo edifica sobre la oración. Su vida testifica la palabra del apóstol Pablo: “¿No sabéis que sois templos  de Dios y que el Espíritu de Dios habita en Vosotros?”

            Sufre  con las vicisitudes de los pobres, siente cariño por los cristianos de Roma, que si en un principio fueron muy entusiastas con él, después lo apreciarán como a un padre. En Roma reformó las costumbres del clero y del laicado.

            Convertido  Pedro Caraffa papa con el nombre de Pablo IV, nombró a fray Miguelo  Ghislieri obispo de Sutri y Nepi el 4 de septiembre de 1556. El 14, en la festividad de la Exaltación de la Cruz, el celoso dominico recibía la consagración episcopal en la Capilla Sixtina, de manos del cardenal Giovanni Michele Saraceni, asistido por los obispos Giovanni Beraldo de Telese y Nicola Majorano de Molfetta.

            Pablo IV le confió también la Inquisición de Milán y Lombardía. El aprecio que le tenía el Romano Pontífice se hizo patente cuando lo creó cardenal presbítero  en el consistorio del 15 de marzo de 1557, entregándole el rojo capelo y asignándole el título de Santa María sopra Minerva  en Roma, nueve días más tarde.

            Al año siguiente, el cardenal Ghislieri era nombrado Gran Inquisidor. En 1559, a la muerte de su benefactor el papa Caraffa, participó en el cónclave que eligió a Giovanni Angelo de Médicis  que tomó el nombre de Pío IV.

            El 17 de marzo de 1560 fue trasladado el cardenal dominico a la sede de Mondovì en el Piamonte. De esta manera alejaba de Roma Pío IV a aquel en quien veía un incómodo opositor, que se mantenía fiel a los Caraffa, familiares de Pablo IV.

             Ello no impidió que se opusiera eficazmente a la pretensión del Papa de crear cardenal a un adolescente: Fernando de Médicis, hijo del Gran Duque de Toscana, que hubo de esperar a tener la mayoría de edad.

            Gobernó su nueva diócesis de acuerdo con el espíritu del concilio ecuménico, lo que le valió más de un disgusto con el duque de Saboya, a quien no quería permitir la conculcación de los derechos de la Iglesia.

            En uno de esos conflictos salió en defensa de la joven congregación barnabita, fundada por san Antonio María Zaccaria y una de las pioneras de la reforma tridentina.

            Entretanto, moría en Roma el 9 de diciembre de 1565 el papa Pío IV.

SAN PIO V EN LA MINERVA DE ROMA

 

4.-ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 Reuniose el cónclave el 20 de diciembre del mismo 1565

             Se daba la circunstancia que el Sacro Colegio contaba justo setenta miembros en aquel momento Sin embargo, dieciocho cardenales se hallaban ausentes, uno murió durante el cónclave y dos se pusieron enfermos y no pudieron votar.

            En total, pues, fueron cuarenta y nueve los purpurados que se hallaron presentes en la elección –el 7 de enero de 1566– del cardenal Alejandrino, que fue posible gracias a su buena fama y al apoyo decidido de Carlos Borromeo,. Tenía  sesenta y dos años de edad

             Se cuenta que Michele Ghislieri, al serle comunicada formalmente su elección dijo: “Cuando me hice dominico, tuve fundadas esperanzas de salvarme; al convertirme en cardenal, me entraron las dudas; ahora que soy el Papa, casi puedo desesperar de ello” (Factus primum Dominicanus coepi de salute mea sperare; dein Cardinalis dubitare, nunc factus Papa plane desperare).

            Tomó el nombre de Pío V en homenaje a su predecesor,.Fue coronado el 17 de enero, diez días después de su elección según la costumbre  el dia de su cumpleaños, por el cardenal Giulio Feltrio de la Rovere, proto-diácono de San Pedro ad Vincula. Comenzaba un reinado decisivo y fecundo aunque no destinado a ser prolongado.

            . Pío V  rehusó la celebración del banquete a cardenales, embajadores  nobles y príncipes, así como las celebraciones   tras su consagración y ordenó que todo lo que se iba a gastar en ello, se empleará en darles ayudas a los pobres y en llevar remedios para los enfermos más necesitados de los hospitales. .

             En lo personal, no cambió sus morigeradas costumbres: siguió durmiendo sobre un jergón de paja y conservó sus hábitos  de dominico bajo los ropajes pontificales esta decisión personal, dicho sea de paso y como dato curioso, parece –según algunos– haber influenciado en lo sucesivo el atuendo de los Papas, cuya sotana conservó desde entonces el color blanco de los frailes predicadores, que reemplazó al rojo, el propio de los Romanos Pontífices
Cuando recién posesionado, iba en procesión por Roma, vio en una calle al antiguo amigo Antonio, aquel cuyos padres  le habían costeado a él los estudios y lo llamó y lo nombró gobernador del Castillo Santángelo, que era el cuartel del Papa.

             La gente se admiró al saber que el nuevo Pontífice había sido un niño muy pobre y comentaban que había llegado al más alto cargo en la Iglesia, siendo de una de las familias más pobres del país.
Pío V parecía un verdadero monje en su modo de vivir, de rezar y de mortificarse. Comía muy poco. Pasaba muchas horas rezando. Tenía tres devociones preferidas La Eucaristía (celebraba la Misa con gran fervor y pasaba largos ratos de rodillas ante el Santo Sacramento) El Rosario, que recomendaba a todos los que podía.      Y la Santísima Virgen por la cual sentía una gran devoción y mucha confianza y de quién obtuvo maravillosos favores.
Las gentes comentaban admiradas: – Este sí que era el Papa que la gente necesitaba” Aunque era flaco, calvo, de barba muy blanca y bastante pálido las gentes comentaban: “El Papa tiene energías para diez años y planes de reformas para mil años más”.

CARDENAL  SIRLETO.

 5.- UN VERDADERO  PROGRAMA DE REFORMA.

 Una vez sobre la sede pontificia san Pío V dio inmediatas muestras de su voluntad de poner en práctica el nuevo espíritu de auténtica reforma de la Iglesia, in capite et in membris.

            Formó una comisión presidida por los cardenales Borromeo, Sirleto, Alciati y Savelli para acabar con la relajación del clero secular romano e imponer la nueva disciplina tridentina dando gran importancia a la residencia de párrocos, canónigos y obispos a residir en sus  beneficios.

            Tuvo especial cuidado en que se llevara a cabo  una  norma emanada del Concilio Tridentino de la creación de  lugares de formación tanto teológica y como moral  para los aspirantes al sacerdocio, siendo ésta una de las acciones que propiciarían en no mucho tiempo un verdadero cambio en toda la Iglesia, con la aparición de los Semimarios en las diócesis.

            El mismo año de su elección se reunía en Alemania la dieta  general del Imperio, celebrada en Ausburgo, el 26 de marzo de 1566; Pío V impuso, a través de sus representantes, las nuevas directrices del Concilio  en los estados católicos de Alemania, intentando detener de este modo la influencia de la Reforma protestante .

            El Papa hubo de vencer las reticencias del Emperador. Maximiliano II, que, educado entre protestantes, se mostraba simpatizante hacia el luteranismo, aunque deseaba sinceramente el entendimiento entre católicos y reformados.

            El cardenal legado Gian Francesco Commendone, enviado por san Pío V al Imperio y Polonia, supo ganarse la simpatía de los príncipes católicos y logró que la Dieta de Augsburgo aceptara los decretos tridentinos.

             Pero su mayor logro fue convencer al Emperador para sostener la causa católica. De este modo quedó preparado el campo para la fecunda acción recatolizadora de san Pedro Canisio en Alemania.

            En cuanto a Polonia, se reafirmó como la avanzada católica en el extremo oriental de Europa, lo que compensaba de algún modo la total defección de los reinos escandinavos.

            En Francia, azotada por las guerras de religión, el Papa apoyó decididamente al partido católico contra los hugonotes, que habían adquirido una gran preponderancia y constituían una seria amenaza, pretendiendo tomar el poder. Puso en guardia a la reina madre Catalina de Médicis contra el entorno hugonote de su hijo el rey Carlos IX.

             Estos y otros hechos muestran la idea  de Pio V expresada mediante la bula In cœna Domini  sobre  la supremacía de la iglesia de Roma y de su cabeza visible sobre todos los poderes civiles y sobre quienes los ostentaban.

6.-PUBLICACIÓN DEL CATECISMO ROMANO.

            La primera disposición importante del papa Ghislieri relativa a la puesta por obra de los decretos tridentinos fue la publicación en 1566 del Catecismo Romano (Catechismus Romanus ad parochos), en el que se ofrecía a todos los sacerdotes con cura de almas un compendio de la doctrina católica, tal como había sido expuesta y definida y expuesta en el Concilio Tridentinoconcilio para que la expusieran al pueblo.

             Su importancia es tal que hasta la aparición del Catecismo de la Iglesia Católica en 1992 gozó de la máxima autoridad como manual y guía de teología. En realidad, el texto había sido encargado por Pío IV a una comisión de teólogos de renombre bajo la supervisión del cardenal Carlos  Borromeo, el cual, una vez terminada la versión italiana y revisada por el cardenal Sirleto, dispuso que fuera traducida al latín clásico por los humanistas Julius Pogianus y Paolo Manuzio (hijo del célebre impresor Aldo Manuzio, que publicó las obras de Erasmo).

            La estructura del catecismo dio la pauta, en lo sucesivo, para todos los libros de esta clase, hallándose dividido en cuatro partes: 1) el estudio del Credo o Símbolo de los Apóstoles (lo que hay que creer), 2) el estudio de los siete Sacramentos (lo que hay que recibir), 3) el estudio del Decálogo (lo que hay que obrar) y 4) el estudio de la Oración dominical o Pater noster (lo que hay que esperar).

MISAL ROMANO.

 7.-REFORMA LITÚRGICA.

 Pero no sólo en lo doctrinal actuó san Pío V lo establecido en Trento: especial relieve cobra su obra de codificación litúrgica,. En la Iglesia Católica siempre hubo variedad de ritos, pero así como en el Oriente se conservó su multiplicidad, en Occidente se fue tendiendo poco a poco a la unidad, gracias sobre todo al carácter universal del latín.

             Un primer intento de reforma en este campo  fue la referida al Oficio Divino,  el cardenal Quiñones, franciscano español, que compuso por orden de Clemente VII el Breviarium Sanctae Crucis, que conoció un grandísimo éxito entre el clero.

            Pío V, renovó la comisión tridentina para la reforma del breviario (que se hallaba trabajando en ello desde el pontificado de su predecesor) y estableció como principio que no se debía hacer tabla rasa de la tradición litúrgica de la Iglesia, sino conservar lo que era herencia cierta de los Padres y los aportes de los siglos anteriores que valía la pena mantener, así como corregir y extirpar los elementos inauténticos que se habían deslizado dentro de la liturgia del oficio.

            Así pues, mediante la bula Quod a Nobis de 9 de julio de 1568, Pío V publicaba la primera edición típica del Breviarium Romanum, que establecía de modo estable para lo sucesivo la regla del oficio divino en el ámbito del rito romano.

            Con los mismos criterios de respeto a la venerable tradición litúrgica de la Iglesia de Roma y afán de unidad en la plegaria emprendió el Papa también la revisión del Misal, que se imponía una vez publicado el Breviario por el principio de conformidad de la misa y el oficio.

             El Santo Padre convocó a los sabios más diligentes y eruditos para que estudiaran los códices de sacramentarios y misales disponibles entonces en la Biblioteca Apostólica Vaticana.

            Su labor fue encomiable y dio por resultado una edición del Missale Romanum que era básicamente la misma de la primera del misal de la Curia Romana que dio la imprenta en 1474 (Mediolanense), la cual a su vez podía rastrearse hasta el misal de la época de Inocencio III y el Concilio IV de Letrán (siglo XIII), que era deudor de los sacramentarios más antiguos (entre ellos el gregoriano).

            De esta manera, puede concluirse que san Pío codificó y canonizó el rito romano transmitido y en uso en la curia papal desde la Antigüedad y expurgado de los añadidos abusivos de la Edad Media (tropos, prosas, etc.). Y ello hizo con respeto de ciertos usos particulares que pudieran acreditar una cierta antigüedad (doscientos años) y continuidad, los cuales podrían coexistir con su misal.

            Éste fue promulgado mediante la celebérrima bula Quo primum tempore de 14 de julio de 1570, en la cual, además, hizo constar un indulto perpetuo para que cualquier sacerdote pudiera rezar o cantar la misa con arreglo al rito establecido por aquélla y que reinaría incontestado en el ámbito latino por exactamente cuatrocientos años.

            Esta forma de la misa ha permanecido esencialmente intacta hasta hoy; en 1970, a raíz del Concilio Vaticano II, el papa Pablo VI promulgó un nuevo rito.

8.- EL  IMPULSO A LA INQUISICIÓN ROMANA.

 La Congregación de la Sacra, Romana y Universal Inquisición del Santo Oficio era al tiempo que nos ocupa una estructura de reciente creación, habiendo sido instituida por Pablo III mediante la bula Licet ab initio de 21 de julio de 1542.

            Consistía en una comisión permanente de cardenales y prelados bajo la directa dependencia del Papa que tenía por objeto mantener y defender la integridad de la fe católica contra los errores, herejías y falsas doctrinas.

             Para ellos contaba con un tribunal que entendía en toda clase de causas en las que estaban en juego la fe y las costumbres y castigaba a los infractores de acuerdo a un procedimiento establecido que se había ido perfilando gracias a la experiencia de la Inquisición medieval, institución de circunstancia establecida por Lucio III y perfeccionada por Inocencio III, Honorio III y Gregorio IX para reprimir el movimiento cátaro, pero que, con el transcurso del tiempo adquirió una presencia permanente, siendo confiada a los dominicos.

            Bajo el pontificado de san Pío V los autos de fe adquirieron una relevancia y regularidad con las que se buscaba la ejemplaridad y el escarmiento. Los procesos tenían más garantías que en los tribunales seculares. De hecho, el arzobispo toledano Bartolomé de Carranza se salvó de una condena segura por la Inquisición española gracias a la intervención del Papa, que abocó en 1567 su causa a la Inquisición romana, por la que, después de muchas complicaciones, acabó siendo absuelto

            Otra iniciativa del papa Ghislieri a favor de la ortodoxia fue la creación de la Congregación del Índice en 1571 con el objeto de mantener actualizado el Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum, catálogo de obras cuya lectura se consideraba perniciosa para las almas.

            El Índice había sido publicado por primera vez Pablo IV en 1559 (Index Paulinus) por indicación del Concilio de Trento. Una segunda edición salió bajo Pío IV en 1564 (Index Tridentinus).

             Gracias a san Pío V y el nuevo dicasterio por él fundado, fue posible, pues, ir poniendo al día regularmente el Índice. A la Congregación del Índice llegaban todos los libros sospechosos de contenido herético, peligroso o escandaloso. Eran cuidadosamente examinados y, si procedía, oportunamente expurgados de las partes juzgadas nocivas o totalmente proscritos.

            Su última edición aparecería bajo Pío XII 1948, desapareciendo definitivamente en 1966 por decisión de Pablo VI.

 LA VICTORIA DE LEPANTO. PAOLO VERONESE.

9.-LA VICTORIA SOBRE LOS TURCOS EN LEPANTO.

 Los mahometanos amenazaban con invadir a toda Europa y acabar con la Religión Católica. Venían desde Turquía destruyendo a sangre y fuego todas las poblaciones católicas que encontraban. Y anunciaron que convertirían la Basílica de San Pedro en pesebrera para sus caballos. Ningún rey se atrevía a salir a combatirlos.

Por este  motivo  promovió el papa la Liga Santa  en la que participaron España, Venecia y los propios Estados Pontificios  con participación de Génova  . Al frente de las fuerzas combinadas puso el papa a a D. Juan de Austria el hermano de padre de Felipe II  a quien definió, utilizando la cita evangélica referida a Juan el Bautista, como «un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan».

            Las capitulaciones de la Liga fijaban detalladamente los recursos militares con que había de contribuir cada uno de los participantes. El papa asumía el compromiso de aportar 12 galeras aparejadas y dispuestas, 3.000 soldados de infantería y 270 jinetes con sus monturas.

            Puso como condición para estar seguros de obtener de Dios la victoria, que todos los combatientes deberían ir bien confesados y habiendo comulgado. Hizo llegar una gran cantidad de frailes capuchinos, franciscanos y dominicos para confesar a los marineros y antes de zarpar, todos oyeron misa y comulgaron. Mientras ellos iban a combatir en las aguas del mar, el Papa y las gentes piadosas de Roma recorrían las calles, descalzos, rezando el rosario para pedir la victoria.

            Los mahometanos los esperaban en el mar lejano con 60 barcos grandes de guerra, 220 barcos medianos, 750 cañones, 34,000 soldados especializados, 13,000 marineros y 43,000 esclavos que iban remando

            Los dos ejércitos se encontraron en el golfo de Lepanto, cerca de Grecia.

El Papa oraba por largos ratos con los brazos en cruz, pidiendo a Dios la victoria de los cristianos.

            Los jefes de la armada católica hicieron que todos sus soldados rezaran el rosario antes de empezar la batalla. Era el 7 de octubre de 1571 a mediodía. Todos combatían con admirable valor, pero el viento soplaba en dirección contraria a las naves católicas y por eso había que emplear muchas fuerzas remando. Y he aquí que de un momento a otro, misteriosamente el viento cambió de dirección y entonces los católicos, soltando los remos se lanzaron todos al ataque. Uno de esos soldados católicos era Miguel de Cervantes. El que escribió El Quijote.

            Don Juan de Austria con los suyos atacó la nave capitana de los mahometanos donde estaba su supremo Almirante, Alí, le dieron muerte a éste e inmediatamente los demás empezaron a retroceder espantados.

            En pocas horas, quedaron prisioneros 10,000 mahometanos. De sus barcos fueron hundidos 111 y 117 quedaron en poder de los vencedores. 12,000 esclavos que estaban remando en poder de los turcos quedaron libres.

            En aquel tiempo las noticias duraban mucho en llegar y Lepanto quedaba muy lejos de Roma. Pero PíoV que estaba tratando asuntos con unos cardenales, de pronto se asomó a la ventana, miró hacia el cielo, y les dijo emocionado:Dediquémonos a darle gracias a Dios y a la Virgen Santísima, porque hemos conseguido la victoria”.

            Varios días después llegó desde el lejano Golfo de Lepanto, la noticia del enorme triunfo. El Papa en acción de gracias mandó que cada año se celebre el 7 de octubre la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y que en las letanías se colocara esta oración “María, Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.

SEPULTURA DE  JOHN FELTON.

10.- INGLATERRA PERDIDA PARA EL CATOLICISMO.

 Tras el cisma anglicano de Enrique VIII y la implantación del protestantismo bajo Eduardo VI por obra de Cranmer, y el   intento de vuelta a Roma con María Tudor (1553-1558).

             Su muerte sin hijos de su esposo Felipe II de España hizo recaer la corona en su hermanastra  Isabel (la hija de Ana Bolena),. La nueva reina era en realidad escéptica en materia de religión, por lo que su decisión de favorecer el protestantismo fue simplemente el producto de un pragmático cálculo político.

             La abierta hostilidad con Roma tuvo como motivo el apoyo de san Pío V a la infortunada reina escocesa María Estuardo, de conducta un tanto imprudente pero sincera y ferviente católica, que había sido hecha prisionera y obligada a abdicar en 1567

            . Con ello Escocia quedó a la completa merced de los presbiterianos (calvinistas). La reina María logró escapar de sus súbditos rebeldes y pidió la hospitalidad de su prima Isabel I, la cual respondió haciéndola apresar y encerrar sucesivamente en diferentes castillos.

            Y es que Isabel temía por su corona al ser la Estuardo en derecho la legítima reina de Inglaterra, pero su acto arbitrario provocó que sus vasallos católicos –ya hartos del hostigamiento de que eran objeto por su religión– se soliviantaran y prepararan un complot contra la que consideraban una usurpadora, para destronarla y poner en su lugar a la reina María, con la ayuda de Felipe II.

            El levantamiento de 1569 fracasó y fue duramente castigado por Isabel, que hizo morir cruelmente torturados a más de mil católicos. El Papa reaccionó mediante la bula Regnans in excelsis de 25 de febrero de 1570, por la excomulgaba a Isabel I, desligando a sus súbditos del juramento de fidelidad, algo que en esta época no tenía ninguna vigencia.

.           A John Felton, que se atrevió a fijar la bula papal en las puertas del palacio del obispo de Londres, se le capturó y sometió a una muerte atroz. Inglaterra se perdía definitivamente para la Iglesia católica.

 LOS SANTOS NIÑOS SAN JUSTO Y PASTOR.ALACALÁ DE HENARES. MADRID. ESPAÑA.

11.-OTRAS ACCIONES  DEL PONTIFICADO DE PIO V.

 En 1567, Pío V promulgó una bula papal, en la que ordenaba que fuesen trasladadas parte de las reliquias de los Santos Justo y Pastor  desde Huesca a Alcalá de Henares ciudad donde había nacido y martirizado

            En  la bula “De Salute gregis Dominici”1.er de noviembre de 1567, l prohibió los espectáculos  taurinos, “estos sangrientos y vergonzosos espectáculos dignos de los demonios y no de los hombres“, así como cualquier participación activa o pasiva en ellos.

            En julio de 1571 declaró  a la Universidad San Marcos de Lima como Pontificia, ello durante el gobierno del virrey Francisco de Toledo en el Perú, y el reinado del rey  Felipe II.

También es digna de mención  la prohibición Papal  de enajenar o mediatizar el patrimonio territorial de la Iglesia;,

 Condenó en la Bula ” Ex omnibus afflicionibus de 1 de octubre de 1567   las  79 tesis del profesor de Lovaina Miguel Bayo sobre la gracia afines al pelagianismo y después a jansenismo, tal  como se ve en las cinco  primeras que dicen :

1.-Ni los méritos del ángel ni los del primer hombre aún íntegro, se llaman rectamente gracia.
2.-Como una obra mala es por su naturaleza merecedora de la muerte eterna, así una obra buena es por su naturaleza merecedora de la vida eterna.
3.- Tanto para los ángeles buenos como para el hombre, si hubiera perseverado en aquel estado hasta el fin de su vida, la felicidad hubiera sido retribución, no gracia.
4.- La vida eterna fué prometida al hombre íntegro y al ángel en consideración de las buenas obras; y por ley de naturaleza, las buenas obras bastan por sí mismas para conseguirla.
5.- En la promesa hecha tanto al ángel como al primer hombre, se contiene la constitución de la justicia natural, en la cual, por las buenas obras, sin otra consideración, se promete a los justos la vida eterna.

CAPILLA SIXTINA DE SANTA MARÍA LA MAYOR. ROMA.

12.-MUERTE Y SEPULTURA.

            Aquejado de mal de piedra debido a una hipertrofia prostática, San Pío V murió rodeado de sus cardenales el 1º de mayo de 1572, a la edad de 68 años.

            Fue beatificado por Clemente X en 1672 y canonizado por Clemente XI el 4 de agosto de 1712.

            Sus restos reposan en una urna situada en la Capilla Sixtina de la basílica romana de Santa María la Mayor.

            Celébrase su fiesta el 5 de mayo de acuerdo con el calendario del Misal que lleva su nombre y que por sí solo es ya un motivo suficiente para venerar su gloriosa memoria.

 13.-BIBLIOGRAFIA.(  S.S. Pius V en Mansi sacrorum conciliorum novissima resentio T. 34 en Documenta Catholica Omnia. Bullarium Cherubinii, ibidem, . http://www.ewtn.com/spanish/saints/PíoV_4_30.htm‎. Rodolfo Vargas Rubio : infocatolica.com/blog/…php/1310140842-san-pio-v-el-papa-de-las-refo. Pío V – Wikipedia, la enciclopedia libre es.wikipedia.org/wiki/Pío_V. Gran Enciclopedia GER Canal Social. Enciclopedia católica en línea.)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ.

quijotediscipulo.

GREGORIO XIII. (1572-1585).

 1.- Biografía en Mansi:

2.-Texto de la Bula Inter Gravissimas de Gregorio XIII.

3.-Algunos Concilios y Sínodos locales celebrados y aprobados por Gregorio XIII.

 1.-BIOGRAFIA EN MANSI.

 Traducción  literal del latín por quijotediscipulo:

 Gregorio XIII, nacido en Bolonia hijo de Cristóbal Boncompagni, llamado Hugo, educado en la honestidad, muy bien instruido en las disciplinas liberales y sobresaliente  por su saber jurídico , en el cual se doctoró obteniendo su título magna cum laude así como en los servicios que llevó a cabo  requerido por varios Papas.

            Pablo IV lo colocó en el número de los cardenales bajo el título de san Sixto y lo nombró delegado papal en España.

            Una vez que  Pio V  fue trasladado del mundo de los vivos, fue elegido sucesor suyo  el día 13 de mayo del año del Señor 1572 en tiempo de Maximiliano y Rodolfo II emperadores. Durante su pontificado se consagró en cuerpo y alma a defender y acrecentar la República Cristiana.

            Gregorio XIII no escatimó esfuerzos para promover una expedición contra los turcos , comenzando por invertir dinero y otros auxilios;  para esta causa nombró a Antonio Colonna  general de la marina pontificia  .

            Pero porque en el oriente las cosas iban cada vez peor, al año siguiente mandó al Arzobispo Lanciano como legado ante los príncipes católicos, y al cardenal Ursino ante el rey Cristianísimo para que rehacieran la Liga Santa.

            Las cosas, sin embargo, sucedieron de una forma completamente contraria , pues los Venecianos , olvidándose de su compromiso, pactaron una tregua con los turcos.

FELIPE II. TIZIANO.

            El Papa aceptando los hechos, dedicó todos sus pensamientos, cuidados y consejos, para  que los emperadores ayudasen al rey Cristianísimo y Católico a extirpar  a Luteranos y Calvinistas, a quien ayudó en los costes y otros  medios a su alcance.

            Con el fin de guardar y propagar la fe creó y dotó  veinte colegios en diversos lugares.

            Se preocupó de que se construyeran en la Urbe graneros para almacenar los granos y otras viandas; abrió nuevas calles  y plazas derivando a las  fuentes allí construidas un agua limpísima .

            En el año 1575, proveyó con  caridad y paternal cuidado, que los llegados de fuera a la Urbe, con motivo del Jubileo, tuvieran las viandas necesarias.

            Logró que su legado Cardenal Moroni  con prudencia y autoridad  obtuviera la concordia entre los diversos bandos causantes de grandes disturbios entre genoveses.

            Consiguió que se pusieran de acuerdo las distintas facciones existentes  en el nombramiento del rey de Polonia de forma que Esteban I Báthory de Somlya  fue   rey   quien después    juró  y prestó obediencia al Papa .

            Gregorio XIII envió al jesuita Antonio Possevino como nuncio a Rusia, para mediar entre el zar Iván IV y el rey Esteban Bathory  de Polonia. No sólo logró un arreglo amistoso entre los dos gobernantes, sino que obtuvo para los católicos rusos el derecho de practicar su religión abiertamente.

SEMINARIO TRIDENTINO.

            Ordenó  que todos  los decretos del Concilio Tridentino iniciado por Pablo III y terminado por Pablo IV, fuesen cumplidos en su totalidad  y sin discusión, en este sentido consideró de gran importancia para la iglesia la apertura de seminarios en todas las diócesis, algo que el mismo llevó a cabo en distintos lugares.

            Construyó  y dotó la magnífica capilla   gregoriana en la Basílica de san Pedro y ennobleció la sepultura del gran doctor san Gregorio Nazianceno.

            Se preocupó de embellecer  el pórtico  el Palacio del Quirinal  puliendo su pórtico y adornándolo  con pinturas en 1580 .

            En el año 1581 varió el calendario acomodándolo al movimiento del sol.

. DOCUMENTOS DE MÁRTIRES CRISTIANOS EN BIBLIOTECA JAPONESA.            

Bajo su pontificado el 22 de marzo  del año 1585 llegaron   Roma cuatro embajadores japoneses, que habían sido enviados por los reyes conversos de Bungo, Arima y Omura, para agradecer y jurar y prestar obediencia al Papa por el paternal cuidado que le había demostrado a su país al enviarles los misioneros jesuitas que les habían enseñado la religión de Cristo Jesús Nuestro Señor.

            La tierra japonesa se encuentra en la parte extrema de la India y es tan grande que excede a Italia más del doble y está tan distante de nosotros que sus  habitantes pueden llamarse nuestros antípodas.

            Finalmente y  después de haber hecho tantos y tan grandes  beneficios a la Iglesia terminó el currículo terreno  de Gregorio XIII con  su dichosa muerte. el año del Señor 1585 , después de ocupar la sede doce años, diez meses y veintisiete días. Su cuerpo fue sepultado en la Capilla gregoriana de san Pedro.

            En tiempos y días diversos  creó treinta y tres cardenales.

            Fue un desde luego un varón paciente, bondadoso con los pobres y con todos aquellos que se alegraban con la causa de la religión, ràpido, agudo y serio en sus respuestas; paciente para escuchar y de fácil acceso para todos; aficionado a los estudios  piadosos y especialmente a la jurídicos, invirtiendo todo el tiempo que le dejaban sus muchas y grades preocupaciones,  en la lectura y el estudio.” Cf. Mansi Vita S.S.  Gregorius XIII   en Mansi sacrorum conciliorum novissima resentio T. 34 en Documenta Catholica Omnia .  

            Su juventud no fue inmaculada. Mientras estuvo e n Bolonia tuvo un hijo, llamado Giacomo, con una mujer  soltera. Continuó con su mentalidad mundana y aficionado a la ostentación hasta después de entrar en el estado clerical, pero desde el momento que fue elegido Papa siguió los pasos de su santo  predecesor y estuvo completamente imbuido con la conciencia  de la enorme responsabilidad que conllevaba su elevada posición.

 2.-TEXTO DE LA BULA INTER GRAVISSIMAS DE GREGORIO XIII.

 Bula Inter Gravissimas. 1584-02-24- SS Gregorius XIII.

Gregorio XIII, tal como se indicado en su biografía llevó a cabo la reforma del calendario, el calendario vigente en su tiempo era el Calendario  Juliano que instauró Julio Cesar en el año 46 antes de Cristo, éste  fue sustituido por el Calendario Gregoriano, ahora vigente,  que es seguramente el acontecimiento que  ha hecho de Gregorio XIII un personaje de popular notoriedad.

Instaurado el 4 de octubre de 1582 el nuevo calendario vino a solucionar el problema que planteaba el hecho de que el año Juliano tenía 11 minutos y 14 segundos más que el año solar, lo que había provocado que la diferencia acumulada hiciera que el equinoccio de primavera se adelantara en diez días.

Gregorio XIII, asesorado por el astrónomo jesuita Christopher Clavius  promulgó el 24 de febrero de 1582 por la Bula Inter gravisimas, en la que establecía que después  del jueves 4 de octubre de 1582  seguiría el  viernes 15 de octubre del mismo año 1582, eliminando diez días  y de esta fase desaparecería el desfase con el año solar, y para que no volviera a repetirse tal desfase , se eliminaron en el nuevo calendario tres años bisiestos cada cuatro siglos.

             La Bula comienza hablando de cómo al Romano Pontífice le compete llevar a la práctica uno de los acuerdos de Concilio de Trento  y entre ellos el ajustar el calendario para eliminar el desfase producido desde  el primer Concilio de Nicea celebrado en  el 322  en el que se había fijado el momento astral en que debía celebrarse la Pascua  y, en relación con ésta, las demás fiestas religiosas móviles.

 Este es el texto original, los subrayados son de quijotediscipulo:

 “Gregorius episcopus servus servorum Dei, ad perpetuam rei memoriam.

            Inter gravissimas pastoralis officii nostri curas, ea postrema non est, ut quæ a sacro Tridentino concilio Sedi Apostolicæ reservata sunt, illa ad finem optatum, Deo adiutore, perducantur.

            Sane eiusdem concilii patres, cum ad reliquas cogitationes breviarii quoque curam adiungerent, tempore tamen exclusi, rem totam ex ipsius concilii decreto ad auctoritatem et iudicium Romani Pontificis retulerunt.

            Duo autem breviario præcipue continentur, quorum unum preces laudesque divinas festis profestisque diebus persolvendas complectitur, alterum pertinet ad annuos Paschæ festorumque ex eo pendentium recursus, solis et lunæ motu metiendos.

Atque illud quidem felicis recordationis Pius V, prædecessor noster, absolvendum curavit atque edidit.

            Hoc vero, quod nimirum exigit legitimam kalendarii restitutionem, iamdiu a Romanis Pontificibus prædecessoribus nostris et sæpius tentatum est; verum absolvi et ad exitum perduci ad hoc usque tempus non potuit, quod rationes emendandi kalendarii, quæ a cœlestium motuum peritis proponebantur, propter magnas et fere inextricabiles difficultates, quas huiusmodi emendatio semper habuit, neque perennes erant, neque antiquos ecclesiasticos ritus incolumes (quod in primis hac in re curandum erat) servabant.

            Dum itaque nos quoque, credita nobis, licet indignis, a Deo dispensatione freti, in hac cogitatione curaque versaremur, allatus est nobis liber a dilecto filio Antonio Lilio, artium et medicinæ doctore, quem quondam Aloysius eius germanus frater conscripserat, in quo per novum quemdam epactarum cyclum ab eo excogitatum, et ad certam ipsius aurei numeri normam directum, atque ad quamcumque anni solaris magnitudinem accommodatum, omnia quæ in calendario collapsa sunt, constanti ratione et sæculis omnibus duratura, sic restitui posse ostendit ut calendarium ipsum nulli umquam mutationi in posterum expositum esse videatur.   Novam hanc restituendi calendarii rationem, exiguo volumine comprehensam, ad christianos principes celebrioresque universitates paucos ante annos misimus, ut res quæ omnium communis est, communi etiam omnium consilio perficeretur; illi cum, quod maxime optabamus, concordes respondissent, eorum nos omnium consensione adducti, viros ad calendarii emendationem adhibuimus in alma Urbe harum rerum peritissimos, quos longe ante ex primariis christiani orbis nationibus delegeramus. Ii cum multum temporis et diligentiæ ad eam lucubrationem adhibuissent, et cyclos tam veterum quam recentiorum undique conquisitos ac diligentissime perpensos inter se contulissent, suo et doctorum hominum, qui de ea re scripserunt, iudicio, hunc, præ ceteris, elegerunt epactarum cyclum, cui nonnulla etiam adiecerunt, quæ ex accurata circumspectione visa sunt ad calendarii perfectionem maxime pertinere.

            Considerantes igitur nos, ad rectam paschalis festi celebrationem iuxta sanctorum patrum ac veterum Romanorum pontificum, præsertim Pii et Victoris primorum, necnon magni illius œcumenici concilii Nicæni et aliorum sanctiones, tria necessaria coniungenda et statuenda esse: primum, certam verni æquinoctii sedem; deinde rectam positionem XIV lunæ primi mensis, quæ vel in ipsum æquinoctii diem incidit, vel ei proxime succedit; postremo primum quemque diem dominicum, qui eamdem XIV lunam sequitur; curavimus non solum æquinoctium vernum in pristinam sedem, a qua iam a concilio Nicæno decem circiter diebus recessit, restituendum, et XIV paschalem suo in loco, a quo quatuor et eo amplius dies hoc tempore distat, reponendam, sed viam quoque tradendam et rationem, qua cavetur, ut in posterum æquinoctium et XIV luna a propriis sedibus numquam dimoveantur.

            Quo igitur vernum æquinoctium, quod a patribus concilii Nicæni ad XII Kalendas Aprilis fuit constitutum, ad eamdem sedem restituatur, præcipimus et mandamus ut de mense Octobri anni MDLXXXII decem dies inclusive a tertia Nonarum usque ad pridie Idus eximantur, et dies, qui festum S. Francisci IV Nonas celebrari solitum sequitur, dicatur Idus Octobris, atque in eo celebretur festum Ss. Dionysii, Rustici et Eleutherii martyrum, cum commemoratione S. Marci papæ et confessoris, et Ss. Sergii, Bacchi, Marcelli et Apuleii martyrum; septimodecimo vero Kalendas Novembris, qui dies proxime sequitur, celebretur festum S. Callisti papæ et martyris; deinde XVI Kalendas Novembris fiat officium et missa de dominica XVIII post Pentecostem, mutata litera dominicali G in C; quintodecimo denique Kalendas Novembris dies festus agatur S. Lucæ evangelistæ, a quo reliqui deinceps agantur festi dies, prout sunt in calendario descripti.

            Ne vero ex hac nostra decem dierum subtractione, alicui, quod ad annuas vel menstruas præstationes pertinet, præiudicium fiat, partes iudicum erunt in controversis, quæ super hoc exortæ fuerint, dictæ subtractionis rationem habere, addendo alios X dies in fine cuiuslibet præstationis.

Deinde, ne in posterum a XII Kalendas Aprilis æquinoctium recedat, statuimus bissextum quarto quoque anno (uti mos est) continuari debere, præterquam in centesimis annis; qui, quamvis bissextiles antea semper fuerint, qualem etiam esse volumus annum MDC, post eum tamen qui deinceps consequentur centesimi non omnes bissextiles sint, sed in quadringentis quibusque annis primi quique tres centesimi sine bissexto transigantur, quartus vero quisque centesimus bissextilis sit, ita ut annus MDCC, MDCCC, MDCCCC bissextiles non sint. Anno vero MM, more consueto dies bissextus intercaletur, Februario dies XXIX continente, idemque ordo intermittendi intercalandique bissextum diem in quadringentis quibusque annis perpetuo conservetur.

            Quo item XIV paschalis recte inveniatur, itemque dies lunæ, iuxta antiquum Ecclesiæ morem ex martyrologio singulis diebus ediscendi, fideli populo vere proponantur, statuimus ut, amoto aureo numero de calendario, in eius locum substituatur cyclus epactarum, qui ad certam (uti diximus) aurei numeri normam directus, efficit ut novilunium et XIV paschalis vera loca semper retineant. Idque manifeste apparet ex nostri explicatione calendarii, in quo descriptæ sunt etiam tabulæ paschales secundum priscum Ecclesiæ ritum, quo certius et facilius sacrosanctum Pascha inveniri possit.

            Postremo, quoniam partim ob decem dies de mense Octobri anni MDLXXXII (qui correctionis annus recte dici debet) exemptos, partim ob ternos etiam dies quolibet quadringentorum annorum spatio minime intercalandos, interrumpatur necesse est cyclus literarum dominicalium XXVIII annorum ad hanc usque diem usitatus in Ecclesia Romana, volumus in eius locum substitui eumdem cyclum XXVIII annorum, ab eodem Lilio, tum ad dictam intercalandi bissexti in centesimis annis rationem, tum ad quamcumque anni solaris magnitudinem, accommodatum; ex quo litera dominicalis beneficio cycli solaris, æque facile ac prius, ut in proprio canone explicatur, reperiri possit in perpetuum.

Nos igitur, ut quod proprium pontificis maximi esse solet exequamur, calendarium immensa Dei erga Ecclesiam suam benignitate iam correctum atque absolutum hoc nostro decreto probamus, et Romæ una cum martyrologio imprimi, impressumque divulgari iussimus.

            Ut vero utrumque ubique terrarum incorruptum ac mendis et erroribus purgatum servetur, omnibus in nostro et sanctæ Romanæ Ecclesiæ dominio mediate vel immediate subiecto commorantibus impressoribus, sub amissionis librorum ac centum ducatorum auri Cameræ Apostolicæ ipso facto applicandorum; aliis vero, in quacumque orbis parte consistentibus, sub excommunicationis latæ sententiæ ac aliis arbitrii nostri pœnis, ne sine nostra licentia calendarium aut martyrologium, simul vel separatim, imprimere vel proponere, aut recipere ullo modo audeant vel præsumant, prohibemus.

Tollimus autem et abolemus omnino vetus calendarium, volumus que ut omnes patriarchæ, primates, archiepiscopi, episcopi, abbates et ceteri ecclesiarum præsides novum calendarium (ad quod etiam accomodata est ratio martyrologii), pro divinis officiis recitandis et festis celebrandis, in suas quisque ecclesias, monasteria, conventus, ordines, militias et diœceses introducant, et eo solo utantur, tam ipsi quam ceteri omnes presbyteri et clerici sæculares et regulares utriusque sexus, necnon milites et omnes christifideles, cuius usus incipiet post decem illos dies ex mense Octobri anni MDLXXXII exemptos. Iis vero, qui adeo longinquas incolunt regiones, ut ante præscriptum a nobis tempus harum literarum notitiam habere non possint, liceat, eodem tamen Octobri mense insequentis anni MDLXXXIII vel alterius, cum primum scilicet ad eos hæ nostræ literæ pervenerint, modo a nobis paulo ante tradito, eiusmodi mutationem facere, ut copiosius in nostro calendario anni correctionis explicabitur.

Pro data autem nobis a Domino auctoritate hortamur et rogamus carissimum in Christo filium nostrum Rodulphum Romanorum regem illustrem in imperatorem electum, ceterosque reges, principes ac respublicas, iisdemque mandamus ut quo studio illi a nobis contenderunt, ut hoc tam præclarum opus perficeremus, eodem, immo etiam maiore, ad conservandam in celebrandis festivitatibus inter christianas nationes concordiam, nostrum hoc calendarium et ipsi suscipiant, et a cunctis sibi subiectis populis religiose suscipiendum inviolateque observandum curent.

Verum, quia difficile foret præsentes literas ad universa christiani orbis loca deferri, illas ad basilicæ Principis Apostolorum et Cancellariæ Apostolicæ valvas, et in acie Campi Floræ publicari et affigi; et earumdem literarum exemplis, etiam impressis, et voluminibus calendarii et martyrologii insertis et præpositis, sive manu tabellionis publici subscriptis, necnon sigillo personæ in dignitate ecclesiastica constitutæ obsignatis, eamdem prorsus indubitatam fidem ubique gentium et locorum haberi præcipimus, quæ originalibus literis exhibitis omnino haberetur.

Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostrorum præceptorum, mandatorum, statutorum, voluntatis, probationis, prohibitionis, sublationis, abolitionis, hortationis et rogationis infringere, vel ei ausu temerario contraire. Si quis autem hoc attentare præsumpserit, indignationem omnipotentis Dei ac beatorum Petri et Pauli apostolorum eius se noverit incursurum.

Datum Tusculi, anno Incarnationis dominicæ MDLXXXI, sexto Kalendas Martii, pontificatus nostri anno X (  Cf. SS Gregorius XIII Santorum Paparum Conspectus Aphabeticus en Documenta catholica omnia…).

 3.-ALGUNOS CONCILIOS Y SÍNODOS  LOCALES CELEBRADOS Y APROBADOS POR  EL PAPA GREGORIO XIII.

Uno de los aspectos que mejor expresan la entrega del Papa Gregorio XIII a la Reforma  de la Iglesia y a la aplicación de los decretos del Concilio de Trento son los muchos Concilios y Sínodos locales que durante su pontificado tuvieron lugar, nos referimos a algunos que contaron de forma expresa con la aprobación del Papa.

 1.- Sínodo  provincial celebrado en Avignon el año 1581 y presidido por el Legado Papal Cardenal Carlos Borromeo.

 Ïndice de los capítulos del Sínodo.

 1.- De la  fe y la religión.2.-Fórmula de la Profesión de fe.3.-Del culto divino en general.4.-De los sacramentos.5.- De la Sagrada Eucaristía.6.- Del matrimonio.7.-De los obispos y su Capítulo.8.-Del oficio de los obispos.9.-De los oficios de los  Curas y de los otros presbíteros de las parroquias.10.-De los monasterios.11.-De la Jurisdicción eclesiástica. 12.-De la fundación de los seminarios y régimen  de los escolares.

 2.- Sínodo Provincial de Reims celebrado el año 1583 y presidido por el Legado Papal Ludovicus Luysia Cardenal  Presbítero de la Santa Iglesia Romana .

Índice de los capítulos :

1.-De la fe católica y de las causas para su profesión. 2.-Fórmula de la Profesión de fe.3.-Del Culto divino.Del Breviario y del Misal para el uso litúrgico. 5.- De las fiestas. 6.- De los sortilegios y de otros hechos contrarios a la fe cristiana.7.-De los sacramentos en general.8.- Del Bautismo.De la Confirmación. 10.-De Penitencia.De la Eucaristía. 12.-Del matrimonio.De la reforma del Matrimonio según el Concilio Tridentino. 14.- De Orden.De la Extrema Unción.16.- De las sepulturas.17.-De los seminarios.De los clérigos en general.19.-De los regulares y de sus monasterios.20.-De los Curatos.De los Capítulos y de los canónigos.22.-De los obispos.23.- De los simoniacos y fiduciarios.24.-De la  usura.De la Jurisdicción.De la visitación.Del Sínodo diocesano.Del Sínodo provincial.29.-Nombre de los obispos que asistieron a este Concilio Provincial de Reins. Breve apostólico sobre la confirmación de este Concilio provincial.

 3.- Concilio Provincial celebrado en Burgos  bajo la autoridad del Arzobispo de Burgos D.D. Antonio Prevocio Sansaco.

Índice de  los capítulos:

 Los omitimos en razón de la brevedad pero coinciden casi literalmente con el Índice del anterior Concilio Provincia de Reins.( Cf.  Mansi Sacrorum conciliorum novissima resentio T. 34 en Documenta Catholica Omnia Conspectus omnium rerum.)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN LA FILOFÍA DE DESCARTES.

    quijotediscipulo.  

     

SIXTO V. ((1585-1590).

 1.- Vida y obra del Papa Sixto V según Mansi.

2.- Texto de algunas Constituciones del Papa

1.-VIDA Y OBRA DEL PAPA SIXTO V SEGÚN MANSI.

 Traducción literal del latín por quijotediscipulo, también los titulares y subrayados.

 a) Notas biográficas.

 “Sixto, nacido de padres oscuros en el pueblo de los Montes Altos en el marquesado de Ancona, de nombre Félix, ingresó, aún  adolescente , en  la Orden de los franciscanos, llamados Conventuales.

            Hizo notables progresos en la Orden adquiriendo una  egregia erudición  con una singular elocuencia,  por lo que fue galardonado con diversos  y honrosos cargos.

 b) Elección y consagración.

 De Vicario general de la Orden pasó a ser Cardenal obispo de santa Águeda y tras la muerte del Papa Gregorio,  fue elegido pontífice  el día 14 de abril del año 1585, y coronado solemnemente en las kalendas del mes de mayo.

            Con el fin de alcanzar la fuerza necesaria  para cumplir sus grandes responsabilidades ,  ordenó la celebración de un Jubileo Universal en el que implorar  el auxilio divino.

            Favoreció la estancia de los Príncipes Japoneses llegados a Roma con gran pompa y los despidió  honrándolos  con  amplios agasajos.

 c) Severas y fructíferas  actuaciones.

 Como desde el inicio de su pontificado se opuso de un modo, hasta excesivamente severo, a todos los que en Italia se había injustamente apropiado de los bienes de la iglesia, persiguiendo el bandolerismo y otros nefastos hechos ,  se ganó una tremenda y terrible animadversión hacia su persona, que luego se tradujo en paz no sólo para Roma sino también para toda Italia.

 OBELISCO DE LA PLAZA DE SAN PEDRO.

d) Actuaciones urbanísticas en la ciudad romana.

 En el embellecimiento de la Urbe y de sus edificios , dejó a grande distancia a sus antecesores  .

            Edificó tres palacios uno in Vinea ( sic), otro en el Monte de los Caballos ( Quirinal) y el tercero  en el Laterano.

            . Colocó el obelisco que estaba en el Circo de Nerón  frente a la Basílica de San Pedro en memoria del martirio de San Pedro. Se le conoce como el “testigo mudo”, pues junto a este se crucificó a Pedro. La esfera de bronce de la cúspide que, según la leyenda medieval, contenía los restos de Julio César, fue reemplazada por una reliquia de la Cruz de Cristo. Otro lo llevó a la Basílica de Santa María la Mayor, otro al  Laterano y finalmente levantó otro  junto a Santa Maria del Popolo.

            Construyó una Capilla regia  a la que trasladó el pesebre del nacimiento del Salvador.

            Destinó  y dotó al completo  un xenodochio u  hospital a perpetuidad   para la atención y manutención de los pobres.

            Trasladó la Biblioteca Vaticana a un lugar más esplendoroso  cómodo, dotándola espléndidamente.

            Extrajo agua del Monte Quirinal llevándola  a  fuentes distribuidas por distintos lugares  de la Urbe, para uso y comodidad de los vecinos. También construyo un lavadero a las  afueras de la ciudad para el uso de las mujeres más pobres que vivían en ellas. Abrió nuevas y amplísimas vías .

            Destinó en el Laterano un lugar, decorado  con pinturas.  para bendecir al  pueblo reunido.

            Ubicó la Escala Santa abierta para venerar  la preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo  en un lugar más noble y la decoró de forma que moviera  a una mayor devoción. Reparó la casa de santa Sabina y afirmó  su cúpula.

            De tal forma actuó en la Urbe que no sólo se puede decir que la embelleció sino que más bien  la renovó totalmente: y esto no por  un puro afán artístico, su idea era poner al servicio del cristianismo las bellezas de la antigüedad pagana; con esta   y en una solemne ceremonia a la que asistió gran multitud de pueblo colocó  en la cúspide de las columnas de Trajano y Marco Aurelio las estatuas de S. Pedro y S. Pablo, símbolo de la sustitución de la Roma paganizante del Renacimiento por otra Roma, centro de la iglesia universal.

e) Otras acciones de su pontificado.

 1.-Unió en matrimonio a algunos de sus familiares con las nobles familias de los Ursinos y Colonnas.

            2.-Aunque en la obras anteriormente dichas tuvo  que  invertir grandes sumas de dinero, dejó cinco miriadas de oro en el erario público para la expedición de la Tierra Santa en la que nunca dejó de pensar.

            3.-Decretó que el número de cardenales no sobrepasara los 70, entre los cuales debería haber no menos de cuatro doctores  en teología, que debían de ser escogidos entre  miembros de las órdenes mendicantes . Su nombramiento se  haría en un solo Consistorio anual, en el mes de diciembre. Creó 33 cardenales en diversos tiempos.

            4.-Declaró a san Buenaventura doctor de la Iglesia y mandó que su fiesta se celebrase dos días al año.

            5.-Añadió al calendario las festividades de varios santos santos .

            6.-Hizo una versión latina  de la traducción  griega de los Setenta que consideró anticuada y que llevó a cabo el cardenal  Antonio  Caraffa , terminando una obra por la que el Pontífice quedó muy agradecido.( Esta versión de la Vulgata causo muchas protestas por lo que no llegó a ver la luz pública ).

f).-Muerte y sepultura.

 Atacado por una inesperada enfermedad por la que perdió el habla  de forma inmediata, salió de esta vida  el día 17 de agosto de 1590 . Fue sepultado junto a san Pedro, después de haber ocupado la sede apostólica durante cinco años, cuatro meses y tres días. La sede estuvo vacante dieciocho días.

 2.-   TEXTO DE ALGUNAS CONSTITUCIONES Y  BULAS DE SIXTO V.

 1.-CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA  EFFRAENATAM contra el aborto por Sixto Pp. V, traducida al catellano.

            Contra aquéllos que procuran el aborto por cualquier modo o manera, o que propinan pócimas de esterilidad, o las toman, y los que les dan ayuda, consejo o consentimiento.

 S I X T O    V    O B I S P O SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS . PARA PERPETUA MEMORIA DE ESTE HECHO.

 

            Desenfrenada,  infame y degradante audacia y licencia de pecar contra el precepto de la ley divina de no matar de los perdidísimos hombres, hemos notado, ha sido frecuentemente reprimida con santísimas leyes y por varias Constituciones (Apostólicas); por lo tanto Nosotros que somos puestos por el Señor en el supremo trono de justicia estamos compelidos y obligados, por justísima razón aconsejados, a renovar en parte las antiguas leyes y en parte ampliarlas para reprimir a la atroz y brutal monstruosidad, con justo castigo, de aquéllos que no tienen temor de cruelísimamente matar a fetos que todavía se esconden en las maternas entrañas.        ¿Quién no abominará y detestará tan execrable fechoría por la cual ciertamente se pierden no solamente los cuerpos, pero lo que es más grave, las almas?

            ¿Quién no condenará a gravísimos suplicios la impiedad de aquél que excluye, una alma creada a la imagen de Dios, por la redención de la cual Nuestro Señor Jesucristo derramó su preciosísima Sangre y que es capaz de la Bienaventuranza eterna y que es destinada para el consorcio de los Ángeles, de la bienaventurada visión de Dios, y así ha impedido en cuanto podía a la reparación de las celestiales mansiones y moradas y ha quitado a Dios el servicio de su criatura? ¿y a quién ha privado de la vida a los hijos antes que ellos pudieran ver luz natural o cubrirse con la protección del cuerpo materno de la salvaje y bárbara crueldad?

            ¿Quién no aborrecerá la libidinosa y sanguinaria crueldad de los hombres impíos, o cruel libídine, que ha procedido hasta tal grado, que procuran venenos para extinguir dentro de las vísceras maternas a los fetos concebidos y derramarlos, afanándose con nefaria fechoría para que perezca su prole antes bien que viva, o si ya vivía matarla?

             ¿Quién finalmente no condenará a los gravísimos suplicios, penas y castigos las fechorías de aquellos que con venenos, pócimas, perniciosas medicinas y perversas acciones introducen esterilidad en las mujeres para que no conciban ni alumbran? 

            A los maléficos, dice Señor a San Moisés, no sufrirás que vivan: porque se oponen contra la voluntad de Dios demasiado impúdicamente; los cuales, como dice San Jerónimo, mientras la naturaleza recibe semen, después de haber recibido lo fomenta y cuida, fomentado y hecho un cuerpo distingue en miembros, mientras tanto entre estrechez del vientre la mano de Dios siempre está obrando, y el mismo Creador del cuerpo es también del alma, y esta gente desprecia demasiado impíamente a la bondad del Alfarero, esto es del mismo Dios, quien plasmó el hombre y lo ha hecho y querido ya que esto mismo lo atestigua San Ambrosio: no es un pequeño y baladí don de Dios dar hijos propagadores del género humano. 

            Es un don Divino la fecundidad de la madre.  Por esta cruel fechoría al mismo tiempo los padres son privados de sus hijos que han engendrado; los hijos engendrados de la vida; las madres de los premios del matrimonio; la tierra de sus cultivadores; el mundo de aquéllos que lo conocerían; Iglesia del gozo de un número crecido y aumentado del pueblo devoto. 

            Por lo tanto no sin razón el Sexto Sínodo de Constantinopla ha decretado y sancionado que las personas que a sabiendas dan medicinas abortivas y las que reciben venenos que matan a los fetos son sujetas a las penas para los homicidas.    Además, por el vetusto Concilio de Lleida fue prevenido, dispuesto y decretado que aquéllos que se esforzaban y se atrevían a matar a los fetos concebidos del adulterio, o en los vientres de las madres hayan estrellado y deshecho con algunas pócimas, si después recurran arrepentidos a la bondad y mansedumbre de la Iglesia, deberían insistir durante el resto de su vida a la oración, llanto y humildad, y si fuesen Clérigos, son irregulares y no les es lícito recuperar el oficio del ministerio  y son sometidos y afectados por todas las graves Penas de la ley Eclesiástica y profana los que maquinan criminalmente matar al niño en el útero de su madre o para que las mujeres no conciban o para que los fetos concebidos sean expulsados.

            # .1. Nosotros, por lo tanto, después de haber reprimido la temeridad de aquellos que violan el derecho del matrimonio y presumen en cuanto pueden disolver el vinculo indisoluble o con algunos más torpes incestos no tienen vergüenza de, queremos esforzarnos en cuanto el Señor Nos da fuerza para exterminar también estos males especialmente en nuestros tiempos: Todos y cualesquiera hombres y mujeres, de cualquier estado, grado, orden o condición, también Clérigos, seculares y de cualquier Orden religiosos, de cualquier dignidad y preeminencia Eclesiástica o mundana refulgentes y esclarecidos, por cuanto por sí o por terceras personas interpuestas hayan cometido o procurado el aborto del feto o su expulsión con golpes, venenos, medicamentos, pócimas, pesas, labores impuestos a las preñadas mujeres, o por otros desconocidos y muy rebuscados medios  así que realmente sigue el aborto, y aún las mismas grávidas mujeres, que han hecho a sabiendas lo antedicho, incurren en las penas por el derecho divino y humano propuestas e infligidas por Sanciones Canónicas y Constituciones Apostólicas como también por el derecho civil contra verdaderos homicidas quienes realmente han perpetrado el asesinato  voluntario y por esta Nuestra Constitución válida a perpetuidad decretamos y ordenamos que sean extendidas antedichas penas, leyes y Constituciones a los casos susodichos. (N.B. que en los Estados Pontificios había pena de muerte y se aplicó por homicidio voluntario y todavía actualmente hay pena de muerte en el Estado de la Ciudad de Vaticano por el tratado de Letrán del año 1929).

            # .2. A aquéllos que son Clérigos “ipso facto” privamos y decretamos inhábiles en el futuro, para recibir todo y cualquier Privilegio Clerical, Oficio, Dignidad y Beneficios Eclesiásticos que de tal modo vacantes, reservamos a la disposición de la Sede Apostólica a perpetuidad. 

            Así que los que hayan cometido este delito como los que hayan perpetrado homicidio voluntario según los decretos del Concilio Tridentino, aunque aquel crimen no fuese probado, por orden judicial, ni fuese por otra razón público, pero estuviera oculto, ellos no podrían de ningún modo ser promovidos a las Sagradas Ordenes o ministrar y servir en las recibidas, ni es lícito conferirles algún Beneficio Eclesiástico, aunque no tengan cura de almas, pero deben carecer a perpetuidad de todo Beneficio y Oficio.

            # .3. Aún los que no son Clérigos, y hayan perpetrado tales crímenes, decretamos y declaramos que no sólo incurren en las susodichas penas, sino que son inhábiles para recibir Órdenes y otros antedichos beneficios y cosas.

            # .4. Queremos que aquéllos que son sujetos al foro Eclesiástico, y hayan sido descubiertos que han delinquido según lo antedicho, sean degradados y depuestos por un Juez Eclesiástico y entregados a la Curia y poder secular que les aplique el suplicio que es dispuesto contra laicos verdaderamente homicidas y asesinos por las leyes divinas y civiles.

            # .5. Además decretamos las mismas penas para aquéllos que propinan pócimas y venenos (y anticonceptivos) de esterilidad para que sean impedimento de concebir fetos y para los que cuidan hacerlos y promoverlos.

            # .6. Por lo tanto mandamos y ordenamos a todos y a cada uno de los Jueces ordinarios y delegados, Eclesiásticos y Seculares, a los cuales corresponde la legítima jurisdicción por razón del delito o personas a proceder contra reos de crímenes de tales causas criminales, sin embargo, entre ellos hay lugar para prevención, para que en estos delitos, que más de las veces son cometidos ocultamente, deben proceder no solamente por acusación y delación, sino también por inquisición y por sencilla denunciación ,y admitir testigos de otra manera “de jure” inhábiles, para probación de estos delitos, teniendo en cuenta por arbitrio de los mismos Jueces, de las personas, causas y sus cualidades, como también de cualquier que sea circunstancia, y que castigan finalmente a todos que hayan sido culpables como Nos hemos decretado y sancionado.

            # .7. Además para proveer y precaver por la gravedad de este brutal, cruel, inhumano, terrible, feroz, horrible y monstruoso delito con penas y censuras espirituales para todos y cada una de las personas de cualquier estado, grado, Orden o condición, tanto laicos como Clérigos, Seculares y de cualquier Orden religiosa, también para mujeres, seglares o profesas en cualquier Orden religiosa, las cuales personas, como actores principales, o cómplices, a sabiendas hayan dado ayuda, consejo, favor, pócima, o hayan dado a sabiendas cualquier medicamento del género susodicho, aún escribiendo cartas privadas, o dado recibos o con palabras o señales hayan ayudado o aconsejado para cometer tal fechoría, además de las susodichas penas, declaramos que son “ipso facto”  excomulgadas.

            # .8 …..

            # .9. Decretamos que para todo y cada uno de lo premiso y antedicho es anulada, y casada la facultad y autoridad de juzgar e interpretar de otro modo o manera a todos y cualquiera de los Jueces ordinarios o delegados, aún para los Auditores de las causas del Palacio Apostólico, y a Cardenales de la Santa Romana Iglesia, en cualquier causa o instancia, y se debe juzgar y sentenciar que es nulo, vano e inválido, cualquier atentado contra susodicho por cualquier autoridad a sabiendas o por ignorancia.

 # .10… # .11 …

            # .12. A ningún hombre es lícito infringir o con audacia temeraria oponerse a esta página de Nuestra aprobación, innovación, sanción, estatuto, derogación de las voluntades y decretos.  Si alguien presumiera hacer este atentado debe saber que incurría en la indignación de Dios Omnipotente y de los Bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo.

 SAN BUENA VENTURA. DOCTOR SERAFICUS.

3.-1588- SS Sixtus V – Bulla TRIUNFANTES HIERUSALEM.

 En ella el Papa declara a San Buenaventura doctor de la Iglesia universal. Hace en ella esta descripción del santo Franciscano.

2 .  San Buenaventura Por haber nacido en Bagnoregio en la Toscana, a fin de poder satisfacer la promesa piadosa de su madre , entró en la adolescencia en la Religión de San Francisco , a través de cuyas huellas aún recientes del nuevo soldado de Cristo avanza con humildad y en constante , bebió la observancia más saludable de las normas regulares con tal ardor del espíritu y la avidez del corazón, que no dejó de aparecer  en él la más alta santidad , y con la inocencia y la castidad de la vida, la santa humildad , la paciencia , la mansedumbre , el desprecio de las cosas terrenas , el deseo de los celestiales, fue un ejemplo para y la admiración de todos .

            Inflamado de tal gran dulzura y el fervor del amor divino , su espíritu estaba tan absorto en Dios , que ya como uno se introduce en la bodega de la esposa y se bebe con el mejor vino de la caridad, que parecía mirar por todas partes en Jesucristo crucificado y El sufrimiento, y habitar en sus heridas .

            Verdaderamente a esta santidad de vida excepcional a este hombre de Dios se unió a la gran alabanza de la doctrina excepcional, con Dios, para disponer , por lo que para su gloria y la utilidad de la Iglesia , no sólo haría grandes progresos en el ejemplo , pero en palabra y la erudición.

 4.- 1588-02-11 – SS Sixtus V – CONSTITUTIO INMENSAE ETERNAE.

 Comienza de este modo la Constitución  dándonos el argumento de la misma: ” Institución de quince congregaciones de cardenales  de la Santa Iglesia Romana , con la concesión compartida de jurisdicción, con el fin de hacer más fácil la expedición, por la Curia Romana,  de causas y negocios  de la república Cristiana  y del estado Eclesiástico.”

 EL FORO BOARIO. ROMA.

5.-CONSTITUCIÓN 11ª DEL PAPA SIXTO V.

 “El  Pontífice  Sixto V concede a los hermanos de la Orden de Redención de cautivos  de la B. Virgen de la Merced, moradores, antes, en  la Iglesia de Santa Rufina en el Trastévere, la Iglesia de San Adriano en el foro Boario.”

            El Foro Boario era una zona de la Roma antigua  situada en la ribera izquierda del río Tíber entre el Campidoglio  y el Aventino . También se conocía como tal una plaza en la misma zona, en la cual se producía el mercado de animales especialmente de bueyes.

BIBLIOGRAFÍA. (  Cf. SS . SIXTUS V. Santorum Paparum Conspectus Aphabeticus en Documenta catholica omnia…) Todas las Constituciones.

MANSI VITA SIXTI V PAPAE Cf. Litera M. in Documentacatholica omniaconspectus omnium rerum.Hay una extensa y buena Bibliografia en Gran Enciclopedia GER. Canal Social . Sixto V.

QUIZÁS TABIÉN LE INTERESE DEL BLOG:EL DIOS DE LA NEW AGE.

quijotediscipulo.

URBANO VII.( 1590).

            Nació en Roma. Elegido el 15.IX.1590, murió el 27.IX.1590. Demostró índole bondadosa y caritativa. Hubiera impuesto a su gobierno los decretos del tridentino pero se enfermó de malaria. Dejó todos sus bienes a obras de beneficencia. murió después de 13 días de pontificado. ( Cf. ACI. Digital ).

quijotediscipulo.

GREGORIO XIV. (1590-1591)

BREVE RESUMEN DE SU PONTIFICADO.

            Nació en Cremona. Elegido el 8.XII.1590, murió el 16.X.1591. Hombre honesto y de naturaleza ascética  fue engañado por su consejero poco competentes. Confirmo el derecho de asilo en las embajadas cerca de la S. Sede. Excomulgó Enrique IV que se había puesto de acuerdo con los reformistas después adjuro. ( Cf ACI digital ).

 EL PAPA GREGORIO XIV EN LA ENCICLOPEDIA CATÓLICA.

Estos son los puntos tratados en la Enciclopedia.

1.- Notas biográficas y perfil humano

2.- Elección al Pontificado.

3.-Actuación política ante el rey Enrique IV.

4.- Muerte y sepultura.

5.- Commentario y texto latino de la Bula” Sedes Apostólica.”

 1.-NOTAS BIOGRÁFICAS Y PERFIL HUMANO.

 NICCOLÒ SFONDRATI). Nacido en Somma, cerca de Milán, 11 feb., 1535; m en Roma, 15 oct., 1591. Su padre, Francesco, un senador milanés había sido creado cardenal, tras la muerte de su esposa, por Pablo III, en 1544.

            Niccoló estudió en las universidades de Perugia y Papua, fue ordenado sacerdote y después nombrado obispo de Cremona en 1560. participó en el concilio de Trento 1561-1563, y fue creado cardenal – presbítero de Sta. Cecilia por Gregorio XIII el 12 de diciembre de 1583. Participó en las sesiones del concilio de Trento ,11561-1563, y fue creado cardinal-presbítero de Santa Cecilia por Gregorio XIII el 12 de diciembre de 1483.

            Desde su juventud había sido un hombre piadoso y morigerado. Antes de entrar al estado eclesiástico fue un compañero constante de Carlos Borromeo y siendo cardenal, íntimo amigo de Felipe Neri, cuya vida intentaba imitar.

 2.-ELECIÓN AL PONTIFICADO.

 Urbano VII murió el 27de septiembre de 1590, se eligió a Sfondrati para sucederle el 5 de diciembre de 1590, después de un prolongado cónclave de más de dos meses y tomó el nombre de Gregorio XIV.

            El nuevo papa no había aspirado a la tiara. Cuando el cardenal Montalvo fue a su cámara a comunicárselo, lo encontró de rodillas en oración ante el crucifijo. Cuando al siguiente día fue elegido rompió a llorar y las dijo a los cardenales ”¡Que Dios os perdone! ¿qué habéis hecho?”.

 3.-ACTUACIÓN POLÍTICA  FRENTE AL REY ENRIQUE IV.

            .Una vez elegido papa dio su apoyo decidido a la Liga Francesa y tomó enérgicas medidas contra Enrique de Navarra, a quien Sixto V había declarado hereje en 1585 y excluido de la sucesión al trono francés.

            De acuerdo con la ley sálica después de la muerte de Enrique III en 1589, Enrique de Navarra debía sucederle, pero por entonces prevalecía la idea de que ningún protestante podía ser rey de Francia, mayoritariamente católica. Los nobles amenazaban con alzarse contra él a no ser que prometiera hacerse católico. Para reconciliarse con la nobleza y con el pueblo de su reino, Enrique declaró el 4 agosto de 1589 que se haría católico y defendería la religión católica en Francia.

            Cuando Gregorio XIV fue elegido papa, Enrique aún no había cumplido su promesa y parecía que había poca esperanza de que lo hiciera. El papa entonces decidió ayudar a la Liga Francesa en su esfuerzo para deponer a Enrique por la fuerza de las armas, asunto en el que le apoyaba Felipe II de España.

            En una carta de advertencia al concilio de París de 1 de marzo de 1591 renovó la sentencia de excomunión contra Enrique y ordenó al clero, nobles, funcionarios de la justicia y al Tercer estado que renunciaran a él, bajo amenaza de severas penas. Envió a demás un subsidio mensual de 15.000 sendi a París, enviando a su sobrino Ercole Sfondrati a la cabeza de las tropas papales.

 4.-MUERTE Y SEPULTURA.

 En medio de estas operaciones contra Enrique murió Gregorio XIV tras un corto pontificado de 10 meses y 10 días. Murió a los 57 años de edad. Fue sepultado en s. Pedro.

 5.- ALGUNAS OTRAS ACCIONES DEL PAPA.

 Gregorio XIV creó cinco cardenales entre los que estaba su sobrino Paolo Camillo Sfondrati..

            Intentó en vano que Felipe Neri aceptara la púrpura. El 21 de septiembre de 1591 elevó a la dignidad de orden religiosa a la Congregación de los Padres de la Buena Muerte (Clerici regulares ministrantes infirmis) fundada por S. Camilo de Lellis.

            En su Bula “Cogit nos” de 21 de marzo de 1591, prohibió bajo pena de excomunión todas las apuestas sobre la elección papal, la duración del pontificado o la creación de cardenales.

            En un decreto de 18 de abril de 1591 ordenó la reparación que había que dar a los indios de Filipinas por sus conquistadores siempre que fuera posible y mandó bajo pena de excomunión que todos los esclavos indios de las islas fueran liberados.

            Nombró una comisión para revisar al Biblia Sixtina y otra para continuar la revisión del Breviario. La primera celebró la primera sesión el 7 de febrero de 1591 y la segunda el 21 de abril del mismo año. Respecto a estas dos comisiones ver Baümer “Geschichte des Breviers” (Freiburg im Breisgau, 1895), pp. 479-90.

 Bibliografía RANKE, History of the Popes (London, 1906), II, 33-8; BROSCH, Geschichte des Kirchenstaates (Gotha, 1880), I, 300 ss.; PALATIUS, Gesta Pontificum Romanorum (Venecia, 1688), IV, 425-36; CIACONIUS-OLDONIUS, Historioe Romanorum Pontificum (Roma, 1677), IV, 213 ss.

            The Catholic Encyclopedia, Volume VII. Published 1910. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, June 1, 1910. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York .

Traducido por Pedro Royo.

4.- COMENTARIO Y  TEXTO LATINO DE LA  BULLA ” SEDES APOSTÓLICA(1591-06-01).

            El Papa Gregorio XIV  confirma en esta Bula la condena del Papa Sixto V contra el aborto, en ella se comienza por constatar que la misma no ha producido el fruto que se esperaba, por lo que desea mitigar las penas que Sixto V inpuso en su Constitución. ( Cf. Sixto V ).

            Tal mitigación fundamentalmente consiste en que las penas canónicas impuestas no quedan en su totalidad reservadas a la Sede Apostólica , sino que cualquier obispo, presbítero, religioso con jurisdicción para escuchar confesiones y perdonar pecados, puede absolver en el foro de la conciencia a quienes se  confiese y arrepientan del pecado. En cuanto a los efectos externos de las censuras estos quedarán reservados a la Sede Apostólica.

            Introduce la Bula otra variación por la que quienes intervengan en el aborto de un feto inanimado, quedan libres de las censuras de la Bula del Papa Sixto, remitiendo al foro común las penas a aplicar en estos casos, dice expresamente el Papa: Como si las penas derivadas de la referida Constitución nunca hubiesen existido.

            Es de notar que cuando en la Bula del Papa Gregorio se habla de fetos inanimados se está haciendo eco de una doctrina de la época  en la que se hablaba de fetos animados e inanimados. Un feto animado era aquel a quin Dios ya le había infundido el alma humana, mientras que los inanimados eran los que no habían recibido tal alma.

            Los teólogos discutían si los fetos inanimados eran ya fetos humanos, admitiendo por algunos el aborto de los mismos. El magisterio de la iglesia nunca admitió ningún tipo de aborto.

            A continuación el texto íntegro de la Bula Papal.

            Los subrayados y los apartados del texto  son de quijotediscipulo.

            “Sedes Apostolica pia Mater assidue sentiens ponderis sibi incubentis in procuranda salute animarum, pretioso Christi Domini sanguine redemtarum, gravitatem, et magnitudinem, in re tanti momenti, ut par est, magis in dies solicita, eumdemque optimum finem semper ante oculos propositum habens, nihil unquam intentatum praetermittit eorum, quae ad fidelium animas in viam salutis dirigendas judicat pertinere.

            Quare nemini mirum videri debet, si interdum quidem contumacium fidelium audaciam poenarum severitate deterret. Rursus eisdem, si ad corredire velint, et peecavi veniam humiliter exposcere, maternum aperit sinum, viamque ad poenitentiam sternit faciliorem, ac mansuetudine congrua rigorem temperat, prout in Domino conspicit salubriter expedire.

            §. 1. Dudum siquidem fel. record. Sixtus Papa V Pradecessor noster, justiae Zelo accensus, contra procurantes abortum faetus tan animati, quam inanimis, ejusque gravissimi sceleris participes, et adjutores nec non contra eos, qui mulierum faecumditatem impediret, et sterilitatis potiones, seu venena praeberent Constitutionem edidit, sub dato 4 Kal. Novembris Pontificatus sui anno 5. per cuam ultra diversas spirituales, et temporales poenas, etiam inter alia Excomunicationis sententiam contra eos promulgavit, sibique, et Successoribus suis tantum absolvendi facultatem reservavit, prout in eadem Constitutione plenius continetur.

            §. 2. Cum igitur postmodum experientia docuerit ex remedio hujusmodi, non que sperabatur, utilitatem et fructum provenisse, verum potius multis Satanae [220] malitia ad pecandum inductis, dificiliori oh soli Sedi Apostolicae reservatam absolvendi facultatem, reddito ad penitentiam aditu, eos a nefariis hujusmodi flagitiis perpetrandis non solum non retraxisse, sed etiam plurimorum, sacrilegiorum gravissimorumque peccatorum et scelerum occasinem dedisse.

             Nos propterea animadvertentes, gladium Ecclesiasticae Disciplinae, praesertim quo ad, Censuras, penas spirituales, ita exercendum esse, ut ad medicinam tendat, non ad perniciem animarum, eternunque Pastorem, cujus vices in terris gerimus, quamtum (divina ejus gratia adjutrice) possumus, imitari volentes, qui venit animas hominum salvare, non perdere, neminique quantumcumque graviter, et enormiter deliquerit, viam salutis praeclusit, quin potius ad eam assequendam copiosa remedia adhibuit, ac nobis reliquit et simul utilius censentes, ubi nec de homicidio, nec de animato foetu agitur, poenas non imponere duriores illis, quae per Sacros Canones, et legos prophanas sunt inflictae, habita super hoc cum Venerabilibus Fratribus nostris S. R. E. Card. super negotiis, et consultationibus Episcoporum deputatis, matura deliberatione, de eorum Consilio Constitutionem praedictam sic duximus moderandam, ut a peccato et excommunicatione contra personas ibi expressas lata, tam quo ad eos, qui hactenus deliquerunt, quam quo ad illos, qui post nostram Constitutionem in eisdem casibus deliquerint, quilibet Presbyter, tam saecularis, quam cujusvis Ordinis Regularis ad Christi fidelium confessiones audiendas, et ad hos casus specialiter per loci Ordinarium deputatus, plenam, et liberam in foro conscientiae tantum, absolvendi habeat facultatem, eamdem prorsus, quam idem Sixtus V. Praedecessor noster, sibi ac suis Successoribus reservavit.

§. 3. Quo vero ad poenas procurantium Abortum foetus inanimis, aut exhibentium mulieribus, vel [221] sumentium venena sterilitatis, aut quoqumque modo auxilium, vel consilium eis dantium, in praedicta Constitutione contentas, Constitutionem praefatam in ea parte, ubi de his agit, ad terminos juris communis, ac Sacrorum Canonum, et Conc. Trident. Dispositionem, auctoritate Apostolica tenore praesentium, tam quo ad praeterita, quam quo ad futura, perpetuo reducimus, perinde ac si eadem Constitutio in hujusmodi parte numquam emanasset.

            §. 4. Non obstantibus eadem Predecessoris nostri Constitutione, quam quo ad reliqua omnia, praeter contenta in hac nostra Constitutione, in suo robore omnino permanere volumus, ceterisque contrariis quibuscumque.

            §. 5. Volumus autem, ut praesentium transumptis, Notarii publici manu subscriptis, et sigillo Praelati Ecclesiastici munitis eadem prorsus fides habeatur in judicio, et extra illud, quae eisdem originalibus haberetur, exhibitis, vel ostensis.

            §. 6. Nulli ergo omnimo hominum liceat hanc paginam nostrarum moderationis, reductionis, et voluntatum infringere, vel ei ausu temerario contraire. Si quis autem hoc attentare praesumpserit, indignationem Omnipotentis Dei, et Beatorum Petri, et Pauli Apostolorum ejus se noverit incursurum.

            Datum Romae in Monte Quirinali anno Incartionis Domin. 1591. Prid. Kal. Junii Pontificatus nostri anno 1. ( Cf. Documenta catholica omnia conspectus omnieun rerum..Satorum Paparum Conspectus Alpabeticus html )

 

quijotediscipulo.

CATEDRAL DE BOLONIA-

 INOCENCIO IX. (1591)

            (Giovanni Antonio Facchinetti; Bolonia, 1519 – Roma, 1591) Papa (octubre-diciembre 1591). Cursó la carrera de derecho en Bolonia, doctorándose en 1544. Posteriormente se trasladó a Roma, donde ejerció el cargo de secretario del cardenal Nicolás Ardinghelli.

            Fue elegido sumo pontífice el 29 de octubre de 1591, como sucesor del papa Gregorio XIV, y falleció a los dos meses de ser elevado al solio pontificio, en diciembre del mismo año. Los cardenales lo eligieron para satisfacer a Felipe II.

            A causa de la duración muy corta de su pontificado, no tenemos mucha materia para tratar en torno a su pontificado. Sin embargo, podemos subrayar que participó en el  Concilio de Trento en 1562 después de ser nombrado obispo.Además, fue el nuncio del papa Pío V en Venecia en 1566 y consiguió la alianza entre España y Venecia contra los turcos.

            En su corto reinado dio sabias disposiciones para la conservación de los bienes de la iglesia romana y para la prosperidad de sus súbditos en tiempos de gran carestía.    Logró contener una terrible  epidemia de peste y combatió con gran eficacia el bandidaje y las diversas sectas interiores.

            Se ocupó de dictar medidas para aliviar la miseria de los romanos, disminuyendo impuestos onerosos y haciendo otras reformas.

            Dejó numerosas obras, casi todos ellas manuscritas, como Moralia quaedam theologica; Adversus Machiavellem; Nonnulla in libros politicorum Aristotelis; Notae in Platonis opera; De recta gubernandi ratione, etc.

A su muerte le sucedió Clemente VIII con que termina el siglo XVI y da comienzo el XVII.

quijotediscipulo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

abril 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

VISITAS

  • 1,853,126 hits

Imagenes Interesantes

sunset and ship

Irchelpark

Portrait de Maman renarde et son renardeau | Jardin botanique de Montréal | Montréal

Val d'Orcia

The Winter Morning

Turbulent seas

The Yellow Wall

A rainbow rises from the sea

Alone with Immensity

Just a few scratches

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: