You are currently browsing the category archive for the ‘19 siglo.-Pío VII. León XII. Pío VIII.Gregorio XVI. Pío IX.’ category.

PAPAS DEL SIGLO XIX.  

ÍNDICE.

PÍO VII.( 1800-1823 ).

LEÓN XII. ( 1823- 1829 ).

PÍO VIII. ( 1829-1830 ).

GREGORIO XVI. (1831-1846).

PÍO IX ( 1846-1878 ).

 

.

  PÍO VII.( 1800-1823 ).

Estos son los puntos a desarrollar en el presente pontificado:

1-. Apuntes biográficos.

2.–Perfil humano y pastoral.

3.–Elección al Pontificado.

4.- Primera encíclica del Papa Pío VII

5- .Pío VII en Roma.

6.- Pío VII y Napoleón.

7-.Pío VII y sus relaciones con otros estados europeos.

8-.El restablecimiento de la Compañía de Jesús .9.-Muerte y sepultura

 

.

MONASTERIO BENEDICTINO DE SANTA MARÍA DEL MONTE. ITALIA.  

1.--APUNTES BIOGRÁFICOS.

 De nombre Luis Bernabé Chiaramonti, nació en Cesena, en los Estados Papales, el 14 de agosto de 1740.Su padre fue el Conde Scipione Chiaramonti, y su madre, de la noble casa de Ghini, fue una dama de una rara piedad, quien en 1763 entró al convento de las Carmelitas en Fano. Aquí ella tuvo la impresión de que su hijo llegaría al papado y que sufriría. Barnabé  recibió su primera educación en el colegio de los nobles de Ravenna. 

            A la edad de dieciséis años entró en el monasterio benedictino de Santa María del Monte, cerca de Cesena, donde fue llamado hermano Gregorio.

            Después  de completar sus estudios filosóficos y teológicos, fue nombrado profesor en Parma y en Roma, en los colegios de su orden. Enseñó en el monasterio de San Calixto. el  dia 21 de septiembre de 1765 fue ordenado sacerdote .

 Después de la elección  de Pio VI, quien era amigo de la familia Chiaramonti, ambos  eran naturales de Cesena, fue nombrado   abad  del Monasterio de San Anselmo de Roma, a los 34 años de edad.

            El nombramiento no satisfizo a todos y fueron entregadas varias quejas ante el papa, en contra del nuevo abad.

             La investigación probó, no obstante, que los cargos eran infundados, y Pio VI rápidamente le fue  otorgando  dignidades, primero  los obispados de Tívoli e Imola, y  el 14 de febrero de 1785 lo elevó  a cardenal con el título de san Calíxto. Permaneció en el obispado de Imola hasta el año 1816.

 PIO VII Y EL CARDENAL CAPRARA.

2.-PERFIL HUMANO Y PASTORAL.

   El obispo Chiaramonti  era de carácter noble, piadoso y amable  centrado en su labor pastoral como obispo, hasta el punto de que en medio del tumulto de las armas supo permanecer en su sede .Cuando en 1797 los franceses invadieron el norte de Italia, Chiaramonti como Obispo de Imola  dijo a sus diocesanos que  se abstuvieran de participar en ninguna forma de resistencia inútil, frente a las fuerzas abrumadoramente mayores del enemigo.      El pueblo de Lugo  que rechazó el someterse a los invasores  fue objeto de pillaje, hasta que el prelado, quien les había aconsejado no enfrentarse, se colocó de rodillas ante el general Augereau, este general  destacó en la campaña de Italia, donde llamó la atención de Napoleón después de la toma de Castiglione. Pero sus saqueos y crueldades le hicieron perder prestigio entre los altos cargos militares.

Que Charamonti se podía adaptar a nuevas situaciones, es algo que se evidencia de su homilía de Navidad de 1797. En ella declara no tener ninguna aversión a la democracia y en concreto con la República Cisalpina, como si no existiera ninguna oposición entre la forma democrática de gobierno y la constitución de la Iglesia La iguadad  no es una idea de los filósofos sino de Cristo y no creo que la religión católica esté en contra de la democracia… la virtud cristiana hace de los hombres buenos demócratas… A pesar de esta actitud, fue repetidamente acusado de traición en los procedimientos hacia la república, pero siempre tuvo éxito en reivindicar su conducta .El hecho es que no suscitó nunca ningún tipo de prevención en  Napoleón

.

3– ELECCIÓN AL PONTIFICADO.

 Como vimos en el pontificado de Pío VI , a su muerte la Iglesia se encontraba en un estado humanamente crítico: Los cardenales dispersos, Roma en manos enemigas, Francia en poder de la revolución , Los Países Bajos, Suiza,  el oeste de Alemania  y casi toda Italia  en manos de los franceses, dominadas por la ideas ateas y antireligiosas, Austria dominada por el Josefinismo, España corrompida y antirromana, Inglaterra y Rusia alejadas de Roma. pensaron que la Iglesia había muerto con el último Papa, tal como apareció en La Iglesia católica, decía Goethe, ha pasado a la historia como una ruina ilustre.  Muchos pusieron   en algún lugar: Pío VI el último Papa.

            Muchas eran las preguntas que se planteaban desde diversas instancias : ¿ Podría elegirse un nuevo Papa ? ¿ Donde ? Silos cardenales andaban dispersos y en Roma, evidentemente era imposible. ¿ Lo permitiría Francia que últimamente había soñado acabar con la Iglesia católica y hasta con el cristianismo en general?

             La historia se ha encargado de responder a estos hechos haciendo bueno el fracaso de todos aquellos que a lo largo de la historia  auguraron la desaparición de la Iglesia de Cristo: ” Mirad, había dicho el Señor, yo estoy con vosotros hasta el final de los siglos.

            Pío VI  antes de morir había dejado dispuesto que el cónclave se reuniera allí donde fuere posible reunir el mayor número de cardenales.

            El hecho  es que fue en Venecia donde lograron reunirse 35 cardenales de los 46 existentes. Los 11 restantes estaban dispersos por varias regiones. La reunión se realizó en el monasterio benedictino de  S. Jorge el Mayor de Venecia, bajo la protección del emperador Francisco II, quien por cierto vetó a alguno de los cardenales. El día 1 de diciembre de 1799 se inauguró el cónclave . Al principio obtuvieron algunos votos los cardenales Bellisoni , Matteis , Gerdil, ninguno de los cuales prosperó  afectado por diversos vetos.

            Al final y después de  tres meses, algunos de los cardenales neutrales, incluyendo Maury, sugirieron a Chiaramonti como un candidato apropiado y, con el cuidadoso apoyo del secretario de la reunión, Ercole Consalvi, fue electo. El nuevo papa fue  elegido el día 14 de Marzo  de 1800 y tomó el nombre de Pío VII. Fue  consagrado  el 21 de marzo de 1800 en la misma  Venecia por el cardenal Antonio María Doria  protodiácono  de Santa María ad Martyres

.

SAN JORGE MAYOR DE VENECIA.

 4-PRIMERA ENCÍCLICA DE PÍO VII.

 El día 15 de mayo estando todavía en Venecia Pío VII publicó su primera encíclica Diu satis: que comienza:  Durante bastante tiempo hemos permanecido callados…

            En ella comienza alabando la grandes virtudes de Pío VI  que tuvo que sufrir durante su pontificado toda clase de dificultades, especialmente en sus últimos días, obligado a viajar  cuando apenas tenía alientos y que dio en su muerte el gran ejemplo del perdón para todos aquellos que tanto mal le hicieron no sólo a él, sino a la Iglesia toda.

            Después hace alusión al sufrimiento de los cardenales dispersos por distintos lugares e impedidos a asistir al Cónclave de su elección.

            Pasa luego a describir las calamitosas circunstancia en las que se encuentra la Iglesia en los que el Pastor supremo se encuentra en dificultades para cumplir su misión.

            Por un momento, dice , las armas de los príncipes cristianos han restablecido el orden perturbado, pero los espíritus han quedado emponzoñados  de forma que las perturbaciones seguirán agitando el mundo sin que las legiones de soldados, ni guardias, ni fortalezas, ni muros podrán hacer nada. Sólo la Iglesia podrá vencer este mal, por eso pide a los príncipes y autoridades de los pueblos la dejen vivir en paz con sus propios principios y leyes, sin inmiscuirse en su misión y sin coartar su libertad.    

            La encíclica está firmada en la abadía de San Jorge el Mayor de Venecia el dia 15 de mayo de 1800, después de haber bendecido a toda la cristiand cristiandad

  

 

PUERTO DE PESARO. ITALIA .

— – 5– PÍO VII EN ROMA.

  El nuevo pontífice recibió en Venecia el homenaje de los príncipes cristianos por medio de sus embajadores. El día 6 de Junio salía de Venecia en un barco austriaco hacia Pesaro  dando vista a las ciudades de las costas del mar Adrático, en Pesaro recibió el homenaje de Carlos Manuel IV y de su esposa hermana de Luis XVI , reyes de Cerdeña, por cierto que Carlos Manuel después de enviudar y dejar a su hermono el reino de Cerdeña  en 1815 cuando tenía 64 años de edad entró en la Compañía de Jesús permaneciendo en  ella como novicio hasta su muerte en 1819.

             El Papa siguió su viaje y el día 21 de junio llegaba a Ancona y el 3 de Julio a Roma donde entró triunfalmente  siendo recibido de forma entusiasta por el pueblo.

.

 6.-PÍO VII Y NAPOLEÓN.

  a).- El primer Concordato .

 Unos meses antes de que Pío VII resultara elegido, en noviembre de 1799, Napoleón Bonaparte se hacía con la magistratura de primer cónsul de Francia tras haber derrocado al Directorio mediante un golpe de estado. Las futuras relaciones entre los Estados Pontificios y Francia quedaban desde entonces en manos de estos dos hombres.. Tampoco Napoleón siguió las tendencias anticlericales de las primeras fases de la revolución. En su pragmatismo político tuvo bien presente que las creencias religiosas estaban muy enraizadas en el pueblo francés y que era provechoso para sus designios mantener una amistosa relación con los poderes eclesiásticos, en especial con el papa de Roma.

            Cabía, pues, esperar un entendimiento entre ambas jerarquías. Napoleón indicó el dia 19 de junio de 1801 al cardenal Martiniana , obispo de Vercelli su deseo de entenderse con el Papa. Martiniana escribió a Pío VII y le informó de este deseo y el Papa respondió manifestando su buena disposición de ánimo.

            Inmediatamente el Papa  envió a Spina , arzobispo de Corinto y al servita Caselli  para entablar negociaciones. Estas comenzaron en Vercelli, después en Turín y últimamente en París. No faltaron obstáculos por una y otra parte para llegar a un acuerdo pero la firme voluntad del Papa y del Cónsul de llegar a un entendimiento triunfó sobre los obstáculos. El día 14 de julio estaba preparado el Concordato para la firma, tal preparación no se logró sin grandes dificultades pues las intenciones de Napoleón a la hora de firmar un Concordato eran muy diferentes de las de la Sede romana.

            El embajador  francés por mandato de Napoleón  pidió que el secretario de Estado del Papa , Consalvi, fuese a París el Papa accedió  y por fin el el 15 de Julio se presentó a la firma el documento con 17 artículos. Estos artículos  defendían y exigían la libertad de la Iglesia en todos los asuntos referidos a su organización , nombramiento de obispos, deposición de los mismos, reposición de algunos otros etc.     Napoleón quería que se le permitiese nombrar obispos constitucionales dependientes del Gobierno sin exigirles retractación alguna , el secretario de estado Consalvi marchó rapidamente a Roma , el Papa  no renunció a nada que pudiera mermar su poder como Pastor supremo  de la Iglesia en consecuencia depuso a obispos, nombró otros nuevos, obligó a renunciar a otros. Jamás se había visto en la Iglesia de Dios un acto semejante de la plenitud del poder del Papa.

            Hasta el mismo gobierno francés estaba pasmado del poder pontificio en el interior de la Iglesia, el  Concordato se firmo y de forma inmediata fue publicado por el Papa, mientras el Cónsul dilato su publicación  pues preparaba en silencio los artículos orgánicos que restablecerían en parte las libertades galicanas.

            El día 18 de abril se celebró una solemnísima ceremonia para la publicación del acuerdo, el Concordato apareció en Francia con los aditamentos de los artículos orgánicos, Roma al dar cuenta el 24 de Mayo de 1802 del hecho de la restauración en Francia del culto católico se quejó de los aditamentos unilaterales y pidió que se cambiase su contenido, el Cardenal Caprara  precisò los puntos en los que el Papa no podía transigir. A pesar de las protestas del Papa los artículos orgánicos tuvieron fuerza de ley en Francia.

            Asi y todo los frutos del Concordato fueron copiosos: la paz, el restablecimiento del culto católico, y de la vida cristiana en toda Francia; se abrieron las Iglessias , se inuaguró la predicación, apareció la sotana por las calles. Commenzaron a abrirse los seminarios, que los obispos confiaron a los Lazaristas; reaparecían con nueva vitalidad las Hermanas de la Caridad. Chateaubriand con su obra el Genio del Cristianismo , despertaba las conciencias suscitando simpatías por la religión católica.

b).- Coronación de Napoleón como emperador.

  Entretanto Napoleón  el día 14 de mayo de 1804 fue proclamado emperador hereditario de los franceses mediante un plebiscito de 3.600.000 contra 2.500.

            Napoleón soñaba con ser coronado solemnemente y en este sentido se invitó a Pío VII a que personalmente coronase al emperador . El 29 de octubre de 1804, Pio VII en un público Consistorio anunció su resolución  y el 2 de noviembre  acompañado de 7 cardenales y 4 obispos se dirigió  a París.  El día 2 de diciembre se llevó a cabo la ceremonia en la que Napoleón llevado de su soberbia cogió la corona se la impuso a sí mismo y después coronó a la emperatriz.

            Napoleón en sus sueños de grandeza , pensó hacer del papa su capellán mayor; le propuso  residir en Aviñón, o mejor en París, donde le habilitaría una zonas reservada .Pío VII se opuso como era previsible.

c).- Excomunión del emperador y  prisión  de Pío VII.

 Napoleón quería partir  para ser coronado como rey de Italia, el papa pudo encaminarse  hacia Roma , el día 16 de mayo entraba en Roma. Pero el emperador no cejaba en su empeño en ser coronado como rey de Italia  el 25 de mayo de 1805 se coronaba a sí mismo en Milán  con estas palabras: ” Dios me la ha dado y ay de aquel que se atreva a tocarla !

             Las aspiraciones del nuevo emperador eran demasiado ambiciosas como para supeditarlas a una buena armonía con el príncipe de la Iglesia, por lo que la aparente avenencia entre ellos feneció tan pronto como la rígida postura papal supuso un estorbo en la estrategia imperial del Bonaparte. Fue, de un lado, la negativa de Pío VII en 1806 a sumarse al bloqueo contra Inglaterra que Napoleón quería imponer a las naciones continentales y, de otro, la resistencia del papa ante la permanente tentativa del emperador de controlar la iglesia francesa lo que provocó la violenta reacción de éste. En 1809 se adueñó de los Estados Pontificios, los incorporó al imperio francés.

            Pio VII  excomulgó a Napoleón   el 12 de Junio se comunicó al emperador su excomunión, a pesar de la vigilancia francesa la Bula de excomunión fue fijada en las tres randes Basílicas romanas como consecuencia de ello el Papa  fue apresado el día 5 de julio  y  fue conducido a a Génova, y Grenoble  donde le retuvieron esperando órdenes del emperador. El 15 de agosto  fue llevado a Savona  siendo retenido como prisionero, retuvo a Pío VII como prisionero en Savona.

            Durante este tiempo el emperador  llevó a cabo un conjunto de desmanes cada uno de los cuales merecía la exclusión de la Iglesia: se divorció de Josefina, se casó con la archiduquesa María Luisa, hija del emperador de Austria, comenzó a proveer  obispados a cubrir vacantes, Pío VII encarcelado rechazaba cualquier arreglo de estas acciones, mientras el emperador desfogaba su ira contra él en repetidas cartas . Pío VII se contentaba con exclamar: ” Todas estas amenazas e insultos  los pongo a los pies del Crucificado y dejo a Dios que defienda mi causa, que es la suya”.

Posteriormente Napoleón dispuso la celebración de un Concilio nacional que se abrió el 17 de junio de 1811 en Notre Dame el cual terminó por ser suspendido por el mismo emperador.

CASTILLO DE TONTAINEBLEAU.

 

  —- d).- El Concordato de Fontainebleau.

 Pio VII seguía  incomunicado en Savona , hasta que el  9 de junio de 1812 recibió la orden de ponerse en camino . Según le escribía el mismo Napoleón , quería evitar que cayera en mano de los ingleses.

            El coronel Lagorse encerró al papa disfrazado en un coche cubierto junto con un cirujano y lo condujo primero a Alessandría, luego a Turín . El papa enfermó hasta el punto de recibir los últimos sacramentos. Sin embargo la noche siguiente tuvo que reemprender el viaje y el 20 de junio llegó a Fontainebleau más muerto que vivo.

Inesperadamente Napoleón se  presentó con su esposa María Luisa en Fontaineblau, pasó a visitar al papa al que trató co deferencia el día siguiente repitió la visita , después de 5 días de acaloradas disputas en las que Pio VII no era dueño de sí mismo se redactó un borrador de un nuevo concordato  que firmaron el día 25 de enero de 1813, lo que no era sino un proyecto que el papa había de consultar con los cardenales, Napoléon  lo dio por definitivo y lo publicó como tal, en los 11 artículos  que lo integraban el dicho concordato lesionaba todos los derechos de la Iglesia.

            Indirectamente se renunciaba a los estados pontificios. El Papa se negó a reconocer el concordato y se retractó de todas las concesiones hechas una vez consultados los cardenales a quien mandó que contestaran por escrito.

            Mientras tanto la estrella de Napoléon comenzó a declinar .

NAPOLEÓN EN LA ISLA DE SANTA ELENA.

 

 e).- Liberación de Pío VII.

  En marzo de 1814, tras una serie de fracasos militares cosechados por las armas imperiales y poco antes de que Napoleón se viera obligado a abdicar, el Papa fue puesto en libertad.

            Napoléon abdicaba el día 11 de abril en Fontainebleau y era relegado a la isla de Elba, mientras Luis XVIII volvía a Francia el día 3 de mayo de 1814.

                Un hecho también glorioso para la personalidad de Pío VII, fue que, después de la caída de su perseguidor Napoleón, él gustosamente ofreció refugio en su capital a los miembros de la familia Bonaparte.

             La Princesa Leticia, madre del depuesto emperador, vivió allí, al igual que sus hermanos Lucien y Luis, y su tío el Cardenal Fesch. Tanto perdón mostró Pío VII, que al escuchar de la severidad con la que el prisionero imperial era tratado en Santa Elena, requirió por medio del Cardenal Consalvi, alivio ante el Príncipe Regente de Inglaterra.

            Cuando escuchó de los deseos de Napoleón en cuanto a que se suministraran los oficios de un sacerdote católico, envió al Abad Vignali, como su capellán.

 f).- El Congreso de Viena  y la reorganización postnapoleónica.

 Pío VII pudo regresar a Roma y hacerse cargo del gobierno de los territorios de pertenencia eclesiástica.

            El Congreso de Viena de 1815 del que surgió la reordenación de la Europa postnapoleónica ratificó la existencia de los Estados Pontificios bajo jurisdicción de los Papas, si bien aquéllos se vieron ligeramente mermados en una pequeña franja de terreno que permaneció en poder de Austria.

 g).- El Concordato con  Luis XVIII.

 Después de la caída de Napoleón, un nuevo concordato fue negociado entre Pío VII y Luis XVIII. El mismo permitió un número adicional de obispos franceses y abrogó los Artículos Orgánicos. No obstante, la oposición liberal y galicana fue tan fuerte que nunca llegó a establecerse. Uno de los objetivos fue más tarde realizado cuando en 1822 la circunscripción de la Bula “Paternae Caritatis” erigió treinta nuevas sedes espiscopales.

 

SECRETARIO DE ESTADO  DE PIO VII CONSALVI A LA IZQUIERDA DE LA IMAGEN.

 7.– PIO VII Y SUS RELACIONES CON OTROS ESTADOS EUROPEOS.

 Como elementos de la restauración religiosa Pío VII firmó Concordatos con difrenetes estados europeos , con Francia en 1817, que como se ha dicho más arriba no culminó a gusto de la Iglesia hasta el 1822.

            La reorganización eclesiástica en Alemania se fue transformando en una creciente necesidad. Baviera  abrió a negociaciones en vista del concordato y fue seguida por Würtemburg. Pero Roma desea tratar más bien con la autoridad imperial, que con estados individuales, y luego de la supresión del Santo Imperio Romano en 1806, la finalidad de Napoleón fue la de obtener un concordato uniforme para toda la Confederación del Rin.

            En el Congreso de Viena (1814-1815) Consalvi en vano trató de restaurar la organización eclesiástica anterior. Rápidamente, luego de este evento, los estados alemanes se separaron y abordaron nuevas negociaciones con Roma y el primer Concordato fue concluido con Baviera  en 1817. Con Piamonte-Cerdeña  y Nàpoles en 1818.

            En 1821 Pío VII promulgó en la Bula “De salute animarum” el acuerdo concluido con Prusia, y el mismo año, la Bula “Provida Solersque”, estableció una nueva distribución de Diócesis en la provincia eclesiástica del Alto Rin. Un acuerdo con Roma, basado en concesiones mutuas fue también contemplado en Inglaterra respecto a los asuntos eclesiásticos irlandeses, especialmente en lo referente a los nombramientos episcopales. Los irlandeses rechazaron cualquier dependencia de los poderes civiles en los asuntos eclesiásticos, conservando así su libertad.

            Libertad similar prevaleció en la creciente iglesia de Estados Unidos, país en el cual Pío VII erigió en 1808, la Diócesis de Boston, Nueva Cork, Filadelfia, y Bardstown, con Baltimore como la sede metropolitana. A estas diócesis se agregaron las de Charleston y Richmond en 1820, y la de Cincinnati en 1821.

            El prestigio del pontificado inició su ascensión. Pío VII recibió la visita de varios soberanos como Francisco II en 1819, Federico y Gullermo de Prusia , en 1822. Países no católicos coo Prusia, Países Bajos, Rusia Würtemberg y Hanover mantenían sus embajadas en el Vaticano.

            Pio VII favoreció las artes y mantuvo buenas relaciones con   los artistas como el  veneciano Canova, el danés Thorwaldsen, el austríaco Führich, y  los alemanes Overbeck, Pforr, Schados y Cornelius.

            Pío VII agregó numerosos manuscritos e imprimió volúmenes para la Biblioteca del Vaticano, reabrió los colegios ingleses, escoceses, y alemanes en Roma, y estableció nuevas posiciones en el Colegio Romano. Reorganizó la Congregación de  Propaganda Fide , y condenó las Sociedades Bíblicas  en una bula del 21 de septiembre de 1821.

  EL BEATO JOSÉ DE PIGNATELLI. COMPAÑÍA DE JESÚS. – –

 

8.-RESTABLECIMIENTO DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS.

  Otra de las obras de Pío VII fue el restablecimiento de la Compañía de Jesús.

El  zar Paulo I pidió a Pío VII un breve en el que se le concediera que formalmente el restablecimiento de la Compañía, algo que le fue concedido.

            En 1804 Fernando IV pidió y obtuvo la restauración de la orden en sus dominios. El Jesuíta Beato José Pignatelli, zaragozano  dio los primeros pasos para la  restauración en toda Italia.

            El restablecimiento solemne de la Compañía de Jesús tuvo lugar el 7 de Agosto de 1814 mediante la Bula Sollicitudo omnium ecclesiarum. Este fue uno de los primeros actos llevados a cabo por el papa a su vuelta A Roma  después de su cautiverio , pues como el mismo decía en la Bula no se puede privar a la Iglesia en estos tormentosos años  de estos buenos remeros.

            La Orden fue restableciéndose poco a poco. En 1815 salieron de Moscú en 1820 de  toda Rusia pues ya no necesitaban de ese asilo.

            Poco a poco fueron volviendo a los lugares donde la Compañía estuvo fuertemente implantada:  Portugal, España, las antiguas colonias americanas , de esta forma los hijos de san Ignacio  sintieron posada sobre ellos la mano de la providencia

.

MAUSOLEO DEL PAPA PIO VII EN LA BASÍLICA VATICANA.

9.-MUERTE Y SEPULTURA.

   El 6 de julio de 1823, Pio VII se cayó en su apartamento. Producto de ello se fracturó una pierna. Fue obligado a guardar cama, sin que haya podido levantarse de nuevo.         

Durante su enfermedad, las paredes de la magnifica basílica de San Pablo fueron destruidas por el fuego. Una calamidad que nunca le fue revelada. El gentil y valiente pontífice expiró en presencia de su devoto Consalvi, quien rápidamente le siguió en su camino a la tumba.

            Falleció en Roma el 20 de agosto de 1823  y fue sepultado en la Basílica vaticana  en el mausoleo por del escultor Thorwaldsen.

                 Algunos han calificado de debil y apocado al Papa Pío VII, nada más equivocado que tal calificación, él supero con entereza de ánimo todas las contrariedades  en su largo pontificado en una época de las más difíciles de la vida de la Iglesia., que lo ha glorificado con el título de Siervo de Dios.

BIBLIOGRAFÍA.

 Enciclopedia católica en línea.Pío VII. En ella puede verse una amplia bibligrafia.

Wikipedia la enciclo libre. Pío VII.

Llorca, García Villoslada, P. Leturia, Montalbán: Historia de la Iglesia católica. Pio VII. T.IV págs 467 s.s. B.A.C. Madrid 1951.

Los textos en inglés e italiano de las Bulas y encíclicas de Pio VII pueden verse en Documenta catholica omnia… Santorum Paparum Compendium alph Pius VII.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN LA FILOSOFÍA DE DIDEROT.  quijotediscipulo.

LEON XII. (1823-1829).    

Este es el Índice del tema:

  1. -Apuntes biográficos.
  2. -Elección como Pontífice.
  3. -Síntesis de su actuación pontifical.
  4. – Sobre la prohibición del uso de la vacuna contra la viruela por León XII.
  5. -El Papa León XII y el acceso a la independencia de los países hispano-americanos.
  6. -Muerte y sepultura.
  7. – Fuentes.

 1-APUNTES BIOGRÁFICOS.

 De nombre  Annibale  della Genga Periberti di Fabriano, pertenecía a la familia de los condes de la Genga,  nació el 22 de Agosto de 1760, en el castillo della Genga, pueblo de la Marca de Ancona cerca de Spoleto . Fue el sexto de los diez hijos del conde Flavio Sermattei della Genga y de su esposa la condesa Maria Luisa Periberti di Fabriano.

            Se educó en Collegio Campana  de Osimo y en el Collegio Piceno de Roma. Posteriormente pasó a la Pontificia Accademia dei Nobili Ecclesiastici Academia Romana de Nobles Eclesiásticos, de Roma  donde fue ordenado sacerdote en 1783.

            Fue protegido del Papa Pío VI que lo nombró  el mismo año de su ordenación su secretario particular

            En  1784  fue designado nuncio  en Luceerna, Suiza. En 1790  regresó a Roma para ocupar una cátedra en la Ponticia Accademia dei Nobili Ecclesiastici y el cargo de prefecto del Seminario Vaticano.

             En 1792 fue nombrado canónigo de la Patriarcal Basílica Vaticana y abad comendatario del monasterio de  Monticelli.

            El 21 de febrero de 1794 fue designado arzobispo  titular de Tiro y tres días después consagrado obispo por el Cardenal-Duque por el  Cardenal- Duque de York. . Inmediatamente después fue trasladado a la nunciatura de Colonia, pero debido a la guerra tuvo que establecer su residencia en  Augsburgo,  donde vivió en compañía de Clemente Wenceslao,  del Arzobispado-Electorado de Trier y el Principado-Obispado de Augsburgo,

            Durante los muchos años que pasó en Alemania  completó varias misiones difíciles, las cuales lo llevaron muy cerca de las cortes de Dresde, Viena Munich y Sturgart y también de la de Napoleón.

            Después  de la ocupación de los  Estados de la Iglesia,  fue tratado por los franceses como prisionero de estado y vivió varios años en recluido en su abadía comendataria de Monticelli entreteniéndose con la música y la caza

            .En  1814 Della Genga fue designado para llevar las felicitaciones del papa al rey Luis XVIII de Francia  instaurado por el Congreso de Viena.

            En  1816 fue nombrado cardenal del título de Santa Maria in Trastevere y obispo de Senigallia con el título de arzobispo ad personam, no obstante su antagonismo con Consalvi.   En 1820  el papa Pío VII le dio la distinguida posición de cardenal vicario para la ciudad deRoma  y al año siguiente le nombró arcipreste de la  Basílica de Santa María la Mayor  y lo integró en diversas Congregaciones. Era hombre de grandes cualidades , de mucha experiencia  de la vida y de un exterior dignísimo, no compartía la política de Consalvi, tuvo con él algunos conflictos al ir a París , en nombre delPapa , a felicitar a Luis XVIII.

. —  EL PAPA LEÓN MAGNO Y ATILA.

  2.--ELECCIÓN COMO PONTÍFICE.

             El día 2 de septiembre de 1823 entraban en cónclave los cardenales. Eran 49. Austria,  mejor el emperador  Francisco I , por medio del cardenal Giuseppe Albani ,cardenal diácono de san Eustaquio,  impuso el veto  sobre el cardenal Antonio Severoli que había sido nuncio en Viena.

            La mayor parte de los cardenales, aparcado el favorito, optaron por un papa de transición  eligiendo el día 28 de septiembre, tras 26 días de cónclave , a Anibal Della Genga  que estaba muy enfermo, estando casi a las puertas de la muerte;  el mismo manifestó a los cardenales que acababan de elegir “a un hombre muerto”. Sin embargo, sorpresivamente se mejoró  y  el 5 de octubre  fue coronado por el cardenal Fabrizio Ruffo, protodiácono de S. Maria in Via Lata.

            Por veneración hacia el Papa León Magno , el nombre que eligió fue  el de León XII. Su misma debilidad física, demasiado evidente, no hace sino resaltar, por contraste, un vigor moral nada común. Habla con suavidad, con voz persuasiva e incluso, cuando tiene que reprender ignora la impetuosidad y la cólera.

3.--SÍNTESIS DE SU ACTUACIÓN PONTIFICAL.

 1El 26 de Diciembre dio un breve nombrando a Pins administrador del arzobispado de Lyon, consecuente con la petición del rey de Francia.

2.–En 1824 estipuló un tratado con el rey de Inglaterra, firmando éste como rey de Hannover señalando de manera precisa la organización del clero católico.

3.-Hasta el 3 de Mayo de 1824 no publicó su primera  encíclica Ubi primum que los Papas publican al ser exaltados al Pontificado. En ella advertía a los obispos que estuvieran atentos a los peligros de las ideologías filosóficas, y también en sobre aviso contra las sectas protestantes que con sus traducciones de las   Biblias propagaban varios errores, decía: «(…) las comúnmente llamadas Sociedades Bíblicas (…) trabajan por todos los medios con el fin de alcanzar una traducción de  la Santa Biblia  o más bien una mala traducción, hacia lenguas vulgares…”

4.-En el año 1825 anunció el Jubileo y la apertura de la Puerta Santa. La Bula Jubilar salió el 27 de Mayo de 1824.Muchos pensaron que el Jubileo sería un fracaso, pero los hechos desmintieron estos vaticinios.

5.-Quiso que fuera un Jubileo de acción de gracias por haber salido la Iglesia y en especial la Sede apostólica  de las dificultades y peligros en los que se vio inmersa. La afluencia de peregrinos fue  extraordinaria ; sólo la Cofradía de la Santísima Trinidad hospedó 98.595 personas.

6.- El 17 de Mayo de 1824 publicó un breve relativo a los jesuitas: Cum multa in urbe, por el cual les asignaba una cantidad de ayuda anual. Devolvió a los jesuitas el Colegio Romano instituyendo nuevas cátedras: de física, química y elocuencia, y quitó del Índice las obras de Galileo.

CORAL DE LA UNIVERSIDAD DE LA SAPIENZA. ROMA.

7.- Abrió de nuevo la Universidad de Roma: La Sapienza el 5 de noviembre de 1824, e instituyó una Congregación de estudios compuesta por cardenales y  prelados que dirigiese la enseñanza superior.

8.-El 30 de junio de 1824 publicó la bula Cum nos nuper, que suspendía las indulgencias durante el Jubileo extendido a toda la Iglesia.

9.-En el año 1824 celebró un Consistorio nombrando cardenal al arzobispo de Evora (Portugal), y a Gaisruck (arzobispo de Milán).

10.-Convino con Rusia un plan de igualdad sobre las bulas arzobispales, que diesen en Polonia y Rusia.

11.-El 20 de Diciembre de 1824, publicó un edicto de doce artículos sobre el culto divino y la veneración debida a las iglesias; se debían celebrar las misas con regularidad a las horas señaladas, cerrarse las iglesias al ponerse el sol, celebrar las funciones con música de capilla y no instrumental; se prohibió que los pobres pidiesen dentro de la iglesia, que se conversase en el coro y tampoco en las capillas durante los oficios o misa; los seglares no deberían entrar en la sacristía sin orden previa y que no se alquilasen sillas en las iglesias ni se hiciese ruido con ellas al transportarlas de un lugar a otro.

12.-El 25 de Enero de 1825 publicó una encíclica dirigida a todos los patriarcas, primados, arzobispos, obispos y Cristiandad en general, con el fin de obtener fondos para la reconstrucción de la basílica de San Pablo extramuros, que había sido destruida en parte por el incendio del año 1823.

13.-En la encíclica “Quo Graviora”, del 13 de marzo de 1825.condena la masonería

14.-En el mes de Marzo de 1825 publicó letras apostólicas contra los francmasones y los carbonarios.

15.-El 17 de mayo de 1825 dio un breve a los católicos de Holanda para prevenirlos del cisma de Utrecht.

16.-En Septiembre de 1826 consagró cardenales a Santiago Giustiniani, Vicente Macchi y monseñor Santiago Felipe Franzoni.

17.-A finales de 1826 publicó nuevamente letras apostólicas en forma de breves, por las cuales confirmó las reglas de la Congregación llamada de los Presbíteros seculares oblatos de la Santísima Virgen María. La Congregación de los Oblatos de la Virgen María es un instituto religioso compuesto por sacerdotes y hermanos coadjutor

 Ellos, llamados por el Espíritu Santo, se entregan totalmente al Padre haciendo los votos de pobreza, castidad y obediencia siguiendo a Jesús bajo la guía de María.

            Viven en comunidades y se dedica al servicio del reino de Dios en el espíritu y el carisma de su fundador. La congregación fue fundada por el  Padre Pío Bruno Lanteri, en 1816 en Pinerolo, Provincia de Turín (Italia) y fue aprobada por el Papa León XII en 1826.

            La fiesta patronal de la congregación es el día 12 de septiembre en el que se celebra el Dulce Nombre de María.En Agosto de 1827, por letras apostólicas celebró una convención con el rey de los Países Bajos.

BERLINA DE GRAN GALA. MUSEO VATICANO.

18.-El Papa León  mandó construir en 1826 una Berlina de Gran Gala  que es la joya de la colección  de los vehículos papales. Modernamente  se ha abierto una  exposición formada  con  las vehículos papales desde 1825 hasta nuestros días.. Merece la pena destacar además los nuevos coches de ceremonia pertenecientes a los pontífices y altos representantes de la Iglesia, como el automóvil del Cardenal Luciano Luigi Bonaparte, recibido en donación de su primo Napoleón III, emperador de Francia.

19.-En 1826 el Papa León XII aprobó la nueva Comunidad  del Sagrado Corazón de Jesús dedicada  al servicio de los pobres una obra totalmente gratuita, para niñas pobres, y un colegio con pensiones, para las que tenía buenas posibilidades económicas.

20.-El 2 de agosto de 1826, el Papa León XII dio a la sociedad fundada por Marie Madeleine d’Houet el nombre de “Fieles Compañeras deJesús” a petición de su fundadora quien dijo : “Por tener este nombre, Fieles Compañeras de Jesús denó sacerdote y allí dedicó su vida a la defensa de los esclavos negros. Murió en Cartagena de Indias en 1654 y fue canonizado por el Papa León XII en 1888.daría todo, todo lo que soy …”  Además el Papa León XII emprendió el estudio de las Constituciones de las que Marie Madeleine decía que le eran más queridas que la misma vida.

El 2 de agosto de 1985, la Santa Sede las aprobó y contienen los principios Ignacianos: Acompañamiento apostólico mediante el discernimiento para la misión -Servicio para la mayor gloria de Dios – el “magis” es : Unidad y diversidad. Destacar en la obediencia que nos envía en misión .Formación en libertad interior y madurez de espíritu.

21.- Canonización de san Pedro Claver. Pedro Claver nació a finales de junio de 1580 y estudió letras y artes en Barcelona. En 1602 entró en la Compañía de Jesús. Después de estudiar en Girona, Mallorca y Barcelona, marchó hacia Nueva Granada como misionero.En Colombia se  consagro a la evangelización de los negros.

            El mismo Papa lo declaró patrono de las misiones entre los negros. También es patrón de Colombia. En Verdú se conserva la partida de bautismo, la pila donde fue bautizado y parte de la casa donde nació, convertida hoy en Santuario

22.-Personalmente, León XII redujo los impuestos, hizo que la justicia fuera más barata, y logró encontrar financiación para ciertas mejoras públicas y poco a poco fueron saliendo disposiciones nuevas con relación a las hipotecas, puso especial empeño en la reforma de los estudios . Con la Bula Quod Divina Sapientia reformó los estudios eclesiásticos creando una Congregación para hacer más eficaz esa reforma.

23.- En el trato con los demás estados supo conservar buena armonía . Firmó varios concordatos  para bien de los católicos con Alemania, Países Bajos y Suiza.

 EDWARD JENNER VACUNANDO A UN NIÑO CONTRA LA VIRUELA. 

4.-SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL USO DE LA VACUNA CONTRA LA VIRUELA POR EL PAPA LEÓN XII.

              Es un sitio típico de las acusaciones contra la Iglesia el decir que León XII condenó la vacuna de la viruela, que como bien saben fue descubierta por el médico inglés Edward Jenner.

            En 1796, durante el momento de mayor extensión del virus de la viruela en Europa, un médico rural de Inglaterra, Edward Jenner, observó que las recolectoras de leche adquirían ocasionalmente una especie de «viruela de vaca» o «viruela vacuna» (cowpox) por el contacto continuado con estos animales, y que luego quedaban a salvo de enfermar de viruela común.

             Efectivamente se ha comprobado que esta viruela vacuna es una variante leve de la mortífera viruela «humana». Trabajando sobre este caso de inoculación, Jenner tomó viruela vacuna de la mano de la granjera Sarah Nelmes.

            Insertó este fluido a través de inyección en el brazo de un niño de ocho años, James Phipps. El pequeño mostró síntomas de la infección de viruela vacuna. Cuarenta y ocho días más tarde, después de que Phipps se hubiera recuperado completamente de tal enfermedad, el doctor Jenner le inyectó al niño infección de viruela humana, pero esta vez no mostró ningún síntoma o signo de enfermedad.

            El año que León XII sube al solio pontificio es el año de la muerte del descubridor de la vacuna que habrá pasado por una gran contradicción y dificultad en su propio pais para ser reconocido.

            Le llegaron a echar de la Asociación Médica por ello. Sólo la decisión de Napoleón en 1805 de vacunar a sus soldados  le dio el reconocimiento que necesitaba pues el ejército inglés al ver los buenos resultados no se iba a quedar atrás en usar el mismo arma. Así las guerras napoleónicas trajeron aparte de la muerte, la esperanza de vida a millones de personas al consolidar lo que hoy en día es algo fundamental en los sistemas de salud de cualquier nación civilizada.

LA VACUNA SE APLICA SOBRE  LOS ESTADOS PONTIFICIOS.            

           En Roma la vacuna se aplica desde que los Estados Pontificios estaban bajo la influencia y protección de los franceses y siempre a iniciativa del Papa Pio VII. Incluso había un consejo de vacunación creado por el Papa para evitar las epidemias de viruela vacunando a los recién nacidos. Curiosamente no solo es Napoleón, sino los católicos los que irán por delante en este uso de algo tan controvertido para la época como el inocular fluidos sanguíneos de bovino infectados de viruela de las vacas en el torrente sanguíneo del cuerpo humano (lo que se entendía como una especie de mezcla bestial, de bestialidad)

            La obra de caridad a los enfermos y la sanación de estos es siempre algo a lo que está muy atenta la Iglesia desde su alta tradición monástica que creó los hospitales.

            Sin embargo una y otra vez se nos repite que León XII condenó la vacuna de la viruela. ¿Cómo es esto posible si ya desde antes se vacunaba en tantos estados católicos e incluso en Roma existía una institución pontificia para aplicarla?

            Se ha hecho un sitio común de la apologética el citar al Padre Kefee que descubre la serie de citas y copias de unos autores a otros que descubre que el autor original que dice tal cosa en los años sesenta no da referencia alguna, a pesar de que dice citar un texto del Papa León XII, que desde luego no se encuentra en ninguno de sus escritos.

            Un estudio completito del asunto con la referencia del artículo del padre Kefee lo tienen aquí: http://bedejournal.blogspot.com/2009/03 … n-ban.html

            Este es el estudio del Padre Kefee (página 5 de la revista) titulado “Tracking a footnote” Que significaría más o menos “Siguiendo la pista de una nota a pie de página”http://www.catholicscholars.org/publica … ep1986.pdf.( Cf. Foros de discusión de Catholic.net • Ver Tema – Leon XII, la …www.es.catholic.net › … › Temas Controvertidos de la fe y la moral).

.

 

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS Y LA SANTA ALIANZA.

5.– EL PAPA LEÓN XII Y EL ACCESO A LA INDEPENDENCIA DE LOS PAÍSES DE HISPANO AMÉRICA.

             Durante el pontificado de León XII la mayor parte de los países hispano-americanos o había accedido a la independencia o estaban en proceso de alcanzarla.

            La  Sede Apostólica no pudo dejar de verse implicada en este hecho. Nos referimos a continuación a algunos de los acontecimientos ocurridos en este sentido durante el pontificado de León XII

.

 

FERNANDO VII REY DE ESPAÑA. GOYA.

 

a).- La encíclica Etsi iam diu

           El apoyo firme de la Santa Alianza a Fernando VII y la esperanza de que el virrey La Serna derrotara en el Perú a los ejércitos independentistas, animaron al rey español a pedir en mayo de 1824 que Vargas Laguna sondeara la opinión del papa en el sentido de estar dispuesto a suscribir un escrito, dirigido al clero americano, en que se exhortara a jefes y pueblos disidentes a la paz y sumisión.

            El 30 de junio, Vargas Laguna, marqués de la Constancia, respondió al soberano que el papa estaba en la mejor disposición de dirigir un comunicado al Nuevo Mundo pidiendo paz y respeto a la autoridad legítima, siendo cierto lo primero mas no lo segundo; el papa quería aprovechar la oportunidad y acercarse a aquellos feligreses tan abandonados, y hablarles de paz y concordia. El 26 de julio se giró la orden de que se iniciaran los trabajos para obtener la encíclica.

            El toma y daca que se desarrolló en su redacción son una prueba de la divergencia de políticas entre la Santa Sede y España con respecto a América; y si bien el papa ya no pudo hacer a un lado el compromiso, la presión que ejercieron entre sí ambas instancias hizo posible que, a pesar de haber quedado atrapado el Vaticano en la mirada legitimista y utópica de Fernando VII, se logró un texto ambiguo en el que no se plasmó, expresamente, la obediencia y la sumisión hacia el monarca hispano.

            Gracias al consejo de sus cardenales, del párrafo comprometedor -que causó tantas discusiones- se logró quitar la frase “si inculcáis instantemente a los pueblos que os están encomendados la obediencia debida al mismo soberano

            Nada gustó el texto en España, que al recibir la encíclica la congelaron y no hicieron  como se ha visto en los anteriores folletos o declaraciones, la figura del papa no fue tocada y cuando mucho se le creyó engañado o comprometido con la política de la Santa Alianza.

            Lorenzo Justiniano Araujo en la Defensa de los americanos contra la encíclica del papa es de los pocos que arremete contra él y le recrimina que haya querido abusar de nuestra pretendida ignorancia y falta de luces:

“Toda la moral pura del evangelio atropelláis, descaradamente, cuando intentáis persuadir que por ella misma estamos obligados a prestar obediencia a un tirano, que jamás tuvo otro derecho para subyugarnos que el de la fuerza y nuestra ignorancia y debilidad; pero felizmente llegó la época en que rayando sobre nuestro horizonte la aurora brillante de la ilustración, conocimos nuestros imprescriptibles derechos, y rompimos heroicamente las duras cadenas con que por tres centurias nos oprimieron los descendientes de los godos.”

            El ataque a la figura del papa se observa también en el escrito de Luis Espino (que firmaba Spes in Livo), Refutación completa a la carta del pontífice; el autor no cree que haya sido escrita por el papa y si éste hubiese sido el caso, n su análisis fray Servando percibió ese toma y daca entre Roma y España: de la lectura del documento no se infiere “lo que a su pie quiere […] si algo puede persuadir que la encíclica no fue forjada en la península [ibérica], es que no dice lo que el rey quiere que diga”: “Es una mera carta de cumplimiento […] una gatada italiana de aquellas con que la Corte de Roma se suele descartar de los apuros y compromisos en que la ponen las testas coronadas”.

           No existía la menor duda de que había sido sorprendido por informes “maliciosos“: lo nuestro, dice Espino, no fue una rebelión sino una causa justa para lograr nuestra independencia; si la encíclica iba dirigida a procurar la paz, mejor hubiera sido que no se escribiera ya que por su culpa se puede desencadenar una guerra de religión o provocar intranquilidad:

            ¿Y será posible que el discípulo de aquel Señor que vino a traer la paz al mundo quiera envolvernos en nueva guerra? […] ¿Será pastor legítimo de ovejas privilegiadas el que las conduce a la gruta de los lobos o gratos al ser supremo los defectos que abomina? “Seis son las cosas (dice el Espíritu Santo) que el Señor aborrece, y la séptima la detesta […] aquel que siembra discordias entre los hermanos.”

            Poco faltaba para llegar al siguiente paso que era el cisma, o cuando menos su posible vislumbramiento. Éste fue el caso del escrito de Fray  Servando Teresa de Mier sobre la encíclica que también atacó a la circular papal con el argumento de poder temporal y espiritual; del texto del padre Mier haremos resaltar dos cosas: la primera de ellas es que  es  que en su análisis fray Servando percibió ese toma y daca entre Roma y España: de la lectura del documento no se infiere “lo que a su pie quiere […] si algo puede persuadir que la encíclica no fue forjada en la península [ibérica], es que no dice lo que el rey quiere que diga”:[ ] “Es una mera carta de cumplimiento […] una gatada italiana de aquellas con que la Corte de Roma se suele descartar de los apuros y compromisos en que la ponen las testas coronadas”.  

 b).- Sobre la salida del arzobispo de Santo Domingo de Monseñor Pedro Valera.

             El 28 de julio de 1830, el Gobierno haitiano del Presidente Jean Pierre Boyer, provocó la salida del arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Pedro Valera, quien no ocultaba su simpatía con la Monarquía Española.

            Las relaciones entre el Arzobispo de Santo Domingo y el Presidente haitiano se desarrollaron con ciertas diferencias de criterios, a pesar de que el día que inició la ocupación de Santo Domingo, le dio el recibimiento formal.

            El sacerdote jesuita Antonio Lluberes, precisa que a comienzos de 1830 se agravó la situación. En el mes de enero llegó a Puerto Príncipe un comisionado del Gobierno español, Felipe Fernández de Castro, a reclamar la devolución de la antigua colonia de Santo Domingo a España.

            “El Gobierno haitiano no cedió a la exigencia, y aún más, se preparó para una eventual intervención militar española en la isla.“Una de las primeras medidas sería forzar la salida a la Habana del Arzobispo Valera (28 de julio de 1830), considerado un potencial aliado español, a quien sustituyó un sacerdote de Santiago, Tomás de Portes Infante, con el cargo de Vicario General y Gobernador eclesiástico.

            “Sin embargo, Boyer no quiso reconocer su autoridad hasta el 1 de septiembre de 1833, cuando tras la muerte de Valera se supo que desde 1826 el Papa León XII había dispuesto así la sucesión del Arzobispo”.

 FIRMA DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA

. c).- Sobre la independencia de Venezuela.

 La política vaticana también varía debido a las acciones  diplomáticas de Bolívar, quien envía a Roma delegados de Venezuela y de la Nueva Granada a plantear la situación partiendo de la realidad de la naciente república (1820), oficios que influyen en la construcción de una relación menos tirante. León XII anuncia que revisará la situación de Venezuela y de toda Hispanoamérica “con mayor cuidado” (1823), tendencia que se profundiza en adelante, cuando se hace cada vez más evidente que el proceso de la Independencia es irreversible. Entonces comienza la provisión de mitras vacantes, sin traumas y después de escuchar la opinión de las autoridades republicanas. Al año siguiente, el Vicario Apostólico destacado en Santiago de Chile anuncia el regocijo que producirá “el restablecimiento de las relaciones entre Su Excelencia el señor Libertador y el Supremo Pontífice”. Ahora Napoleón es un habitante del más allá, la Santa Alianza no determina la escena europea, el cardenal Consalvi ya no ocupa su despacho en Roma y Fernando VII sólo puede atender a duras penas los sucesos peninsulares. La Independencia de Venezuela recibirá la bendición apostólica. (Cf. eliaspinoitu@hotmail.com )

   

JOSÉ MATÍAS DELGADO Y LA PROCLAMACIÓN DE LA INDEPENDENCIA DEL SALVADOR.

 

e).- Sobre la excomunión del Presbítero Jose Matías Delgado.

 Hace 189 años, un 4 de mayo de 1824, el Congreso Constituyente de El Salvador, acordó nombrar Obispo al Pbro y Dr. José Matías Delgado, juramentado un año después, el cual era diputado y Presidente de la Asamblea, forjador de los primeros cimientos de la Patria Salvadoreña, y defensor contra el ataque expansionista del Emperador Agustín de Iturbide de México.

Recién tuve el beneplácito de tener en mis manos, la reciente tesis doctoral del Padre Luis E. Ayala Benítez, sobre la «Iglesia y la Independencia Política de Centroamérica: El caso del Estado de El Salvador (1808-1832)», en la cual adjunta una serie de documentos, entre decretos legislativos, edictos y bulas papales, matiza el impacto que tuvo esa etapa en la figura del Pbro. Dr. José Matías Delgado, el cual fue víctima de las circunstancias que se dieron en la época, derivado de su extraordinario liderazgo independentista, siendo  excomulgado injustamente por el Papa Pio VIII, 3 meses después que fue nombrado Papa, un 7 de julio de 1829 y que no se pudo concretizar por la ausencia del exiliado y archi-enemigo Arzobispo Casaus de Guatemala, ínterin que aprovechó el Gobierno de El Salvador, de derogar varias veces los decretos de nombramiento del Padre Delgado como Obispo y la Diócesis de San Salvador, lo cual fue a iniciativa de él mismo.

El Padre Matías Delgado falleció el 12 de noviembre de 1832, pidiendo a la Asamblea que repare su honor vulnerado.

Todo gira, alrededor del Derecho de Patronato o Patronato regio o indiano, el cual consistía en un conjunto de privilegios que los Papas otorgaban a monarquías europeas, en nuestro caso a los Reyes de España, para elegir personas que ocuparan puestos en la Iglesia Católica en la época colonial hispánica, a partir del Papa Julio II (1508). Derecho que por interpósito poder se lo habían tomado los diputados de la época, los criollos de la Independencia.

La interpretación del gobierno federal, local y sacerdotes, de los Derechos de Patronato a favor de las autoridades civiles, a causa de la independencia en Centroamérica y al no existir la legítima Corona Española que reclamara esos Derechos (Bonaparte destrono la Corona Española),  vrs la posición del Arzobispo Fary Raymundo Francisco Casaus y Torres de Guatemala, que debía de retornar a la Santa Sede; originó fuertes diferencias con implicaciones político-religiosas, alcanzando el cisma (elevado casi a nivel de herejía, por atentar contra el orden canónico de la Iglesia), con la  erección de una Diócesis en San Salvador y la elección de su Obispo por parte de las autoridades civiles salvadoreñas, constituyó uno de los momentos más difíciles, que tuvo que afrontar el Estado de El Salvador, la Iglesia Centroamericana y la Santa Sede, con los Papas León XII y Pio VIII. ( Cf. http://www.diariocolatino.com/…/El-Pbro-y-Dr-José-Matías-Delgado-fue-exco…)

.

ALTAR DE SAN LEÓN I EL MAGNO  EN LAS GRUTAS VATICANAS.

6.-MUERTE Y SEPULTURA.

 León XII, una persona temperamental e infatigable trabajador a pesar de su escasa salud, murió en Roma el 10 de febrero de 1829. Fue sepultado en las Grutas Vaticanas, delante del altar de san León I el Grande.

 7-FUENTES.

 Documenta catholica omnia conspectus omnium rerum… Santorum Paparum Compendium alph… Leo XII. Texto de Enciclicas , Bulas y Breves.

Gran Enciclopedia Rialp. Canal Social. 1991. León XII.

mercaba.org/Rialp/L/leon_xii_papa.htm

Antonio Rosales.http://www.sacerdotesyseminaristas.org/blogs/index.php/papas/258-leon-xii

HC Hernández: méxico y la encíclica etsi iam diu de león xii – Instituto de …

historicas.unam.mx/moderna/ehmc/ehmc13/167.html

Wikipedia: La Enciclopedia libre.

Llorca, García Villoslada, P. Leturia, Montalbán: Historia de la Iglesia católica. León XII.. T.IV págs 472 s.s. B.A.C. Madrid 1951.

Mas  las citadas en el cuerpo del Tema.

 

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CITAS DE ATEOS FAMOSOS Y SU VALOR PARA DEMOSTRAR QUE DIOS NO EXISTE.  quijotediscipulo  .     

PIO VIII. (1829-1830)

. Índice del tema:

  1. – Apuntes biográficos.
  2. – Carrera eclesiástica.
  3. – Elección y consagración como pontífice.
  4. – Visión sintética de su pontificado.
  5. – Muerte y sepultura.

VISTA DE CÍNGOLI. ITALIA.

1.-APUNTES BIOGRÁFICOS.

                Su nombre de nacimiento era Francesco Saverio Maria Felice Castiglioni Ghisleri. Fue el tercero de los ocho hijos del conde Ottavio Castiglioni y de la condesa Sanzia Ghisleri.

            Nació en Cingoli , ciudad  italiana   denominada “Balcón” de las Marcas,  la ciudad está casi toda circundada por murallas y el casco antiguo es notable  por sus callejuelas y callejones dónde se respira un aire medieval,  por los muchos  edificios nobiliarios. En  Cingoli existen 89 entre Iglesias y capillas en el casco antiguo y  también  por otras  calles. El  Museo Castiglioni es un ejemplo de Casa-museo que conserva las decoraciones de época, allí está la biblioteca del papa Pío VIII del que nos estamos ocupando.

            Francesco estudió  teología  en el Collegio de los  jesuítas  de  Osimo, cerca de Cingoli y más tarde ( 17955 )  se doctoró en  ambos derechos en la ciudad de Bolonia, también estudió arqueología y numismática;   . Este mismo año fue ordenado sacerdote. Fue nombrado vicario general en las ciudades pontificias de Anagni, Fano , Ascoli Piceno. Esto nos puede dar idea de su formación y saberes.

 VISTA DE FRASCATI. ITALIA.

2.--CARRERA ECLESIÁSTICA.

                  Ya en 1823 fue uno de los candidatos, pero no fue elegido hasta después del reinado de León XII. Ya en 1823 fue uno de los candidatos, pero no fue elegido hasta después del reinado de León XII.

                Las grandes cualidades intelectuales de Castiglioni , su sólida preparación cultural  junto con su acendrada piedad y humildad  le hicieron muy apto para el gobierno de las diversas diócesis que rigió.

            Consagrado Obispo de Montalto (1800), después ocuparía las sedes de Cesena y Frascati,  por Pío VII;  instó a éste, tras su ruptura con Napoleón, a permanecer firme en la defensa de los derechos de la Santa Sede. Tal actitud le valdría, por parte del Emperador, el destierro y la persecución, que soportó con indomable entereza.

            En el consistorio de 1816 fue creado cardenal,  su larga experiencia como gobernante y el elevado prestigio que gozaba en el episcopado italiano hicieron ver a Pío VII la conveniencia de incorporarlo, en forma más directa y personal, a la dirección suprema de la Iglesia. En Roma, secundó eficazmente las iniciativas del cardenal Consalvi, al que manifestó siempre una gran estima y admiración.

PALACIO DEL QUIRINAL. ROMA.

3.– ELECCIÓN Y CONSAGRACIÓN COMO PONTÍFICE.

               Tras la muerte  de León XII tuvo lugar  la apertura del cónclave en el Palacio del Quirinal  de  Roma,  el día 24 de febrero de 1829.

             Fue un cónclave  sin grandes controversias, pues tanto la personalidad de Castiglione , quien por cierto estuvo a punto de ser elegido en el cónclave  que eligió a Pío VII,  como las circunstancias  políticas concretas, ya desaparecido Napoleón,  permitieron  una elección relativamente rápida ya que el día 31 de marzo  salió elegido el cardenal  Castiglione quien a los 5 días fue consagrado en la basílica de santa Maria in Vía Latta.

 EL PAPA PÍO VIII EN LA SILLA GESTATORIA.

4.--VISIÓN SINTÉTICA DE SU PONTIFICADO.

 1.– Su primera encíclica.

         En el comienzo de su pontificado  prosiguió en diversos aspectos la obra de su predecesor. En su encíclica de inicio del Pontificado, “Traditi humiliati”, del  21 de mayo de 1829 condenó el indiferentismo religioso,  las sociedades secretas en especial la masonería y señalando  cómo el origen de la decadencia de la religiosidad y las perturbaciones religiosas de su tiempo  tenían  su origen , entre otras causas, en   las corrientes liberales y racionalistas que aplicadas en la traducciones de la Sagrada Escritura  tendían a la negación del origen divino de la revelación.

 2.-El breve Litteris altero abhinc armo, de 25 marzo 1830.

               En este breve decretó  que en la celebración de los matrimonios mixtos en los que la educación católica de los futuros hijos no hubiera quedado previamente establecida, los prelados sólo permitirían la asistencia pasiva del sacerdote.  Federico Guillermo IV de Prusia, quiso  someter los matrimonios mixtos, celebrados en sus estados católicos, a una legislación protestante, que prescribía, entre otros extremos, el que los hijos legítimos de tales matrimonios habían de ser educados en la religión paterna.

 3.– Consulta de un obispo al Papa sobre la usura.

                En  una audiencia el día 18 de agosto de 1830   al obispo de Rennes  de Francia , quien le expuso las disputas habidas en su diócesis acerca del cobro de intereses por los dineros prestados, contestó que los confesores podrían absolver a aquellos que cobrasen tales intereses  si los mismos eran moderados  e  igualmente en el caso de que el penitente no le haya planteado nada relacionado con el tema.

            Las divergencias en este tema tenían su origen en el diverso modo de interpretar la encíclica Vix pervenit  de Benedicto XIV en el año 1740 sobre la usura.  ( Cf. Dez. 1609.).

 

 4.La caridad del pontífice con los pobres y necesitados de los Estados Pontificios.

             Pío VIII trató también de mejorar la administración temporal de los dominios de la Sede romana y de mejorar las condiciones de vida de las clases más humildes. Para el logro de estos fines disminuyò los impuestos y procuró dar trabajo a los parados. Estas medidas y su caridad hacia los menesterosos le hicieron muy popular entre los súbditos del Estado Pontificio.  

5.-– Actuación del Papa en la Revolución de 1830 en Francia.

               Tras la caída del Imperio Napoleónico en 1815, la Santa Alianza restaura las monarquía absolutista de los Borbones en Francia. Sin embargo, se mantenían latentes muchas aspiraciones liberales y republicanas, que encontraron su cauce quince años después. Pero fue un conflicto político el que encendió la mecha de la Revolución de 1830, en un ambiente de descontento, dura crisis económica y hambre.

            En las elecciones para la Cámara Baja se habían consagrado como mayoría triunfadora los diputados liberales moderados. Pero el rey -Carlos X- decidió disolver esa Cámara a través de las llamadas “Ordenanzas de Julio” en las que además se limitaba el derecho al voto y se suspendía la libertad de prensa.

            Ante esto, el pueblo de París tomó las calles y junto con la Guardia Nacional se enfrentó durante 3 días al ejército real. Carlos X se vio forzado a abdicar. Los diputados liberales y la alta burguesía apoyaron a Luis Felipe de Orleans, también de la familia de los Borbones, y se promulgó una nueva Constitución de tinte liberal. El Papa actuó de moderador al reconocer a Luis Felipe como rey.

 3.-Logros en algunos países en favor de los católicos.

             A Pío VIII, le tocó ver y gozar grandes sucesos para la Iglesia. Por ejemplo, la independencia de la católica Bélgica, oprimida siempre en su fe por la Holanda protestante calvinista.

            No menos grande fue su satisfacción al conseguir la emancipación de los católicos en Inglaterra,  contribuyendo  a la aprobación del Catholic Emancipation Bill,  lo cual favoreció tanto a la Iglesia de Irlanda.

            En Estados Unidos se celebraba el famoso primer Concilio provincial de Baltimore, que impulsó tanto el joven catolicismo norteamericano.

            Asimismo, vio cómo, bajo el rey de Francia, se abrían en Argelia las misiones católicas.

            Tuvo también la satisfacción de ver cómo, siguiendo sus consejos, Don Pedro abolió en Brasil la esclavitud y el comercio de negros.

 7.-– La Ayuda de Pio VIII a los armenios.

              Los armenios en el Imperio Otomano residían en dos territorios, el territorio occidental, y en la Armenia otomana, o Armenia Occidental, que hace referencia al territorio oriental de la península Anatolia los armenios aspiraban  a lograr la independencia como pueblo, algo que nunca consiguió  a pesar de determinados

            Pio VIII este logro de la Sublime Puerta, nombre dado al sultán otomano, que a los armenios huidos se les devolviesen sus bienes robados y erigió para ellos una sede primada.

ANASTASIO BUSTAMANTE PRESIDENTE DE MEXICO.

 8.-Pio VIII y la independencia de los países hispano americanos.

                 En 1829 el papa Pío VIII ,el gobierno mejicano  de Anastasio Bustamante solicitó al pontífice elegir a los candidatos para ocupar seis diócesis vacantes y, aunque se solucionó el problema de dichas sedes,  no se logró el reconocimiento de la independencia de Méjico tan anhelada por los mejicanos.

            En 1815 los frailes del convento  de dominicos  entregaron al Libertador Simón Bolívar los dineros y las joyas del Santuario  de la Virgen del Rosario para apoyar la campaña libertadora. En 1821 el Libertador visitó el Santuario para dar gracias a la Virgen y a la comunidad dominicana. En 1829 el Papa Pío VIII declaró Patrona de Colombia a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá. El convento fue suprimido por el gobierno en 1836 y en 1881 el 22 de noviembre se vuelve a restaurar dando origen a la restauración de la Provincia Dominicana en Colombia.

            Pío VIII, en el tercer mes de su pontificado,  en un breve  excomulgó y suprimió  el obispado creado y ocupado   por  el presbítero don José Matías Delgado, prócer de la Independencia de Centroamérica, dado que la erección del mismo se hizo sin licencia de la Sede Apostólica   pero fundamentándose en el derecho de Patronato de los reyes de España, coligiendo que tal derecho debía pasar  al gobierno del Salvador  una vez que este obtuvo la independencia de España.

MONUMENTO FUNERARIO DE PÍO VIII EN EL VATICANO.

5.-MUERTE Y SEPULTURA.

   Falleció en  Roma el 1 de diciembre de 1830 y en 1846 sus restos fueron trasladados a las grutas  del Vaticano        

            En el libro de Gordon Thomas y Max Morgan-Witts tituladoPontífice. Un asesino para tres Papas” (Plaza&Janés, 1983) se dice que el cardenal Pericle Felici localizó entonces, en 1978, la autopsia que se hizo a Pío VIII: “La familia Chigi y también la de los Borghese han formado parte de la Corte papal durante siglos y han sido depositarias y discretas cronistas de los secretos de muchos Papas”.

            En el Diario original del príncipe Agostino Chigi, que fue mariscal de cónclave, a la muerte de Pío VIII  está el detallado relato de “la autopsia practicada, en secreto, al Papa al día siguiente de su muerte, para averiguar si había sido asesinado”. Los doctores que abrieron a Pío VIII informaron: “Los órganos, sanos; lo único que se advirtió fue cierta debilidad en los pulmones y algunos dijeron que tenía el corazón enfermo” (pp. 260-263).

 BIBLIOGRAFIA.

 Gran Enciclopedia Rialp. Canal Social. 1991. Pío VIII en http://www.mercaba.org/Rialp/L/PioVIII__papa.htm Llorca, García Villoslada, P. Leturia, Montalbán: Historia de la Iglesia católica. Pio VIII T.IV págs 474 s.s. B.A.C. Madrid 1951. Wikipedia la Enciclopedia libre : Pío VIII.diariocolatino.com/…/El-Pbro-y-Dr-José-Matías-Delgado-fue-exco…). Gordon Thomas y Max Morgan-Witts tituladoPontífice. Un asesino para tres Papas” (Plaza&Janés, 1983). Encíclica Vix pervenit  de Benedicto XIV en el año 1740 sobre la usura.  ( Cf. Dez. 1609.).

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:  LA PERSONALIDAD HUMANA DE JESÚS . quijotediscipulo.  

GREGORIO XVI. (1831-1846).

 

            Índice del Tema:

 

1.-Apuntes de su biografía.

2.-Vida monacal.

3.-Su marcha a Roma: publicación de su primera obra.

4.-  Al servicio de la Iglesia universal.

5.-Creación como cardenal.

6.-Prefecto de la Congregación de Propaganda Fide.

7.- El cónclave de su nombramiento.

8.- Elección tras el veto a varios papables.

9.- Síntesis de su pontificado: revueltas en los Estados Pontificios.

10.- Condenas de algunas doctrinas.

11.-Enfrentaciones con algunas cortes europeas.

12.-Viajes del Papa por los Estados Pontificios.

13.- Nuevos intentos de rebelión  en los Estados Pontificios.

14.-Interesado por el arte y la ciencia.

15.-Preocupación por las misiones.

16.- Muerte y sepultura.

 VISTA DE BELLUNO CON SU CATEDRAL.

1.-APUNTES DE SU BIOGRAFÍA.

 

“BARTOLOMÉ A L B E R T O CAI’PELLARI, tal es el nombre que llevaba en el siglo el personaje que nos ocupa,  nació en Belluno, ciudad episcopal del territorio veneciano, en 18 de Setiembre de 1765. Sus padres se llamaban Juan Bautista y Julia Cesa; y pertenecian al estado noble.

            Nuestro jóven recibió en la casa paterna las primeras lecciones do aquella sólida virtud que siempre le ha distinguido, y empezó en la ciudad de su naturaleza los estudios, que continuó después en Venecia; dirigiéndolos desde que tuvo al efecto la suficiente discreción, á la carrera sacerdotal, que desde luego se propuso seguir.

            Todavía le pareció que, no solo para dedicarse con mas ahinco a las ciencias en que empezaba á hallar sus delicias, sino principalmente para conservar su inocencia, nada podría ser tan conducente como abrazar la vida monástica: así es que se resolvió á tomar el hábito de benedictino en la congregación camaldulense, cuyo laudable proyecto realizó en 1783 en el monasterio de San Miguel de Mufano, de la misma ciudad de Venecia.

 

2.-  VIDA MONACAL.

 

            En esta ocasión cambió su nombre de bautismo por el de Mauro, nombre insigne en los anales de la urden de San Benito, emblema del saber y hasta cierto punto de la restauración de las letras.

            El joven Cappellari, cuya conducta había sido siempre arreglada, empezó á ser, desde esta época, ejemplar, y sobresaliente en su afición al estudio,’ hasta entonces no común, que terminaron por  absorber todos los momentos que no dedicaba á los deberes y prácticas de la religión.

            La sagrada teología y demás ciencias eclesiásticas, á la par de la historia y las bellas letras, y el cultivo de las ocho lenguas sabias, fueron la constante ocupación de Cappellari. en aquel apacible retiro: y grandes eran los progresos que en todos estos ramos hacia, acreditándose por ellos de un modo notable.

            Obtuvo dispensa de dos años de edad próximamente para ascender al sacerdocio, y celebró su primera misa en 1787.

 MONASTERIO DE SAN GREGORIO DE MONTE CELIO.

3.-  MARCHA A ROMA: PUBLICACIÓN DE SU PRIMERA OBRA.

 

            Continuaba adelantando mas y mas en los estudios con tanto ardor emprendidos, cuando sus superiores, penetrados de su mérito, y deseando sin duda proporcionarle ensayar sus talentos con mayores ventajas, le enviaron a Roma, asociándole al procurador general de la Orden, allí residente.

            Se trasladó, pues, el P . Mauro, en Agosto de 1795, á la capital del orbe católico, donde perfeccionó sus estudios; y entregado sin descanso á sus ocupaciones favoritas, compuso una excelente obra, que bastaría por sí sola para dar una idea muy elevada de su talento y sabiduría: hablamos del libro que publicó en 1799 bajo el título de ” T R I U N F O DE LA SANTA SEDE Y DE LA IGLESIA contra los ataques de los novadores, combatidos y rechazados con sus propias armas;” libro que, desde que salió á luz en Roma, llamó en alto grado la atención de todos los hombres instruidos, confirmando el superior concepto que de las felices disposiciones y vasta instrucción de su autor se tenía ya en la orden y fuera de ella; el libro  ha sido reimpreso una y otra vez en su original italiano, contándose en Venecia tan solo cuatro ediciones del mismo; y que la prensa reprodujo asi bien traducido en muchas otras lenguas…

            El Triunfo de la Santa Sede y de la Iglesia, tiene por objeto refutar las doctrinas del tristemente famoso Tamburini y otros, entre ellos Le-Gros, sobre la potestad pontificia, y sobre la autoridad de la Iglesia en general; insistiendo sobre todo el autor en sostener la infalibilidad del Papa, que establece como base fundamental en la materia…

            En Madrid se imprimió este precioso libro en l834, oficina de los hijos de Doña Catalina Piñuela; traducido al castellano por el presbítero D. Juan Diaz Baeza, familiar de su Santidad.

            Dicho esto seguimos con la biografia del P. Mauro.

            En 1800 fué nombrado vicario abacial  del monasterio de San Gregorio de Monte Celio. Cinco años después obtuvo la abadía del mismo. Más adelante se le confirió el cargo de procurador general de la congregación. Al fin fue elevado al alto destino de vicario general de ésta, con ocasión, según se dice, de haber sido nombrado cardenal el célebre P. Zurla, que se hallaba revestido de aquella dignidad monástica.             Prendas tan relevantes como las que en Cappellari brillaban, no habían de ser atendidas únicamente en el claustro.

 UNIVERSIDAD DE CAMERINO. ITALIA.

4.-AL SERVICIO DE LA IGLESIA UNIVERSAL.

 

            La Iglesia universal le había tomado en alta consideración, y los que se sucedían en la cátedra de San Pedro no podían menos de premiarle largamente, hasta allanarle el camino para el puesto más encumbrado á que puede ascender un mortal.

            Pío VII  distinguió en su aprecio á este monje ejemplar, humilde y bondadoso, cuya probada virtud, no menos que sus conocimientos vastísimos y su incansable laboriosidad, aseguraban su acierto en el desempeño de los cometidos más arduos y delicados. Nombróle, pues, aquel ilustre Papa, consultor de varias congregaciones: esto es, de la de negocios eclesiásticos, del santo oficio o de la inquisición, y de Propaganda fide. Además, le expidió el título de examinador de obispos, y le comisionó para la corrección de los libros de la Iglesia oriental.

            Durante el pontificado de que vamos hablando se cree que trabajó el P. Cappellari multitud de artículos para la excelente obra que bajo el título de Diccionario de Erudición Histórico-Eclesiástica se comenzó á publicar en Roma hace  pocos años  ocupando ya él mismo la cátedra de San Pedro, y de la cual han salido, según parece, de treinta á cuarenta volúmenes.

            Es verdad que esta obra no lleva el nombre del augusto personaje á quien se atribuye; mas no por ello deja de decirse con cierta seguridad que realmente ha compuesto el último Papa gran parte de sus artículos, y que cuantos comprende se han

dado á luz bajo su sabia inspección. Tal es la creencia común entre los hombres ilustrados de Roma.

            León XII, inmediato sucesor de Pió VII, condecoró mas y mas al P. Cappellari.           

Le confió el encargo de visitador apostólico respecto de las universidades de Perugia, Camerino, Macérala y Fermo, y á la vez el de proponerlo conveniente para reorganizar la instrucción pública en los estados pontificios.

            Así que los notables progresos que en este ramo se hicieron bajo el gobierno de León XII en aquel país, y de los cuales se puede formar idea leyendo la constitución que empieza Quod divina sapientia, débense muy particularmente á la privilegiada ilustración y exquisito celo del P. Cappellari. Se ha dicho que entre las obras de ciencias eclesiásticas que en consecuencia de aquel arreglo se imprimieron para servir de texto á la enseñanza en los estudios públicos respectivos, alguna ha sido formada bajo la dirección del que con tanto acierto había consignado el Triunfo dé la Santa Sede…y que corregida por éste antes de salir á luz, ha recibido mejoras muy considerables.

LA VIRGEN DE SAN SIXTO. RFAEL SANZIO.           

5.- CREACIÓN COMO CÁRDENAL.

         León XII, cada vez más convencido del eminente mérito de Cappellari, resolvió elevarle á la dignidad cardenalicia. Con efecto, en 21 de Marzo de 1825 le reservó – in petto, publicándole Cardenal presbítero en 13 de Marzo del año inmediato siguiente, y confiriéndole el título de San Calixto.

            Al dar á conocer esta promoción, León XII no pudo menos de hacer un particular elogio de las superiores cualidades que en el P . Cappellari concurrían.

            El Pontífice declaraba ser éste recomendable por la inocencia y gravedad de sus costumbres, y por su vasta instrucción, sobre todo en materias eclesiásticas; y que por sus circunstancias era tan benemérito á juicio de la Santa Sede, que esta había creído deber en justicia recompensar con la púrpura sus desvelos, su fidelidad y su celo.

            Cappellari, cuya elevación al cardenalato había sido recibida con aplauso por cuantos le conocían, fue agregado a varias congregaciones, en las cuales prestó servicios de la mayor importancia, así durante el pontificado de León XII como bajo el de Pío VII  Pero más particularmente se hizo notable por ‘la inteligencia, asiduidad y santo entusiasmo con que se aplicó á desempeñar las obligaciones de prefecto de la congregación de Propaganda Fide, cuyo cargo se le había conferido con el de jefe de la imprenta de la misma.

 

TERRITORIO DE PROPAGANDA FIDE EN EL SIGLO XIX.

6.-PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN DE PROPAGANDA FIDE.

 

            La Congregación de la que acabamos de hablar, es sin duda de las principales de Roma; sus atribuciones son vastísimas, como que alcanza a todo el mundo, y tienden en gran manera a realizar uno de los atributos esenciales de-la Iglesia de Cristo, por la predicación del Evangelio en todos los países accesibles á los sacerdotes católicos.           

Dando un impulso activo y eficaz á las sagradas expediciones de los misioneros, Cappellari se ejercitó para llenar de un modo muy satisfactorio, ocupando la cátedra de San Pedro, el deber de dilatar la sana doctrina aun por las regiones más remotas, estableciendo en ellas, no por la violencia sino por la convicción, juntamente con la creencia fuera de la cual no hay salud posible, el germen de una sólida civilización, que no es dable introducir en los pueblos que no conocen al verdadero Dios.

            Otros negocios confiados al Cardenal Cappellari acreditaron el alto concepto que de él tenían los Papas ya citados; siendo dignas de particular recuerdo entre estas

comisiones, la que recibió de pasar á Bélgica como Plenipotenciario para concluir un concordato con aquel Monarca; y la de intervenir en un convenio con los Estados-

Unidos, así como en otro con la Sublime Puerta sobre la emancipación de los armenios católicos.

             En todos estos encargos nuestro personaje supo corresponder dignamente a lo que de él se esperaba, acreditando aquel “profundo saber, aquel exquisito tacto y las demás superiores prendas que le harían  distinguido como Pontífice y como Soberano.

 CARDENAL ALEXANDRO ALBANI.

7.- EL CÓNCLAVE DE SU NOMBRAMIENTO.

 

Muerto el Papa Pío VIII entró en cónclave, por segunda vez el Cardenal Cappellari. Los candidatos que desde luego designaba la opinión para el pontificado, eran juntamente con nuestro benedictino, los Cardenales: de Gregorio, sujeto altamente recomendable para cuantos conocían sus virtudes y su saber, no menos que por los señalados servicios que prestara la Santa Sede en todos tiempos, y en especial durante el cautiverio de Pío VII. y  que era dignísimo del particular aprecio de los españoles, que nos gloriábamos contándole entre nuestros compatriotas; Pacca; célebre ministro del Papa últimamente referido  que fue decano por muchos años del sacro colegio; Zurla, religioso de la misma congregación á que pertenecía Cappellari, muy afamado por sus relevantes dotes; y algún otro de no tan superior nombradía, si bien respetables todos ellos y distinguidos entre los miembros de aquella eminentísima asamblea.

            Pero estaba más en boca  que otro alguno el cardenal Giustiniani [Santiago]; el cual había llegado á obtener en las votaciones del cónclave un número considerable de sufragios, esperándose ya que de un momento á otro quedase terminada la elección en su favor.

            Así las cosas, el difunto Cardenal español D. Juan Francisco Marcó y Catalán presentó, por comisión de nuestro gobierno, la protesta ó exclusión del caso contra

su colega así preferido por los sufragios del sacro colegio, usando, en nombre de aquel, de la regalía en cuya posesión se halla, de evitar por tal medio el advenimiento al Papado de un Cardenal que juzgue poco dispuesto á favorecer sus intereses.

            Esta exclusiòn era efecto de la impresión que habían dejado en los ánimos de nuestros gobernantes, ciertas contiendas que con ellos sostuviera Giustiniani siendo Nuncio en Madrid, en especial bajo el pontificado de León XII; habiendo quien añada, que particularmente éxcitó al ministerio español que pasó a sugerir al rey Fernando VII, la creencia de que estaba relacionado con  las confirmaciones de varios obispos pertenecientes á la parte del territorio de América de hecho emancipada de nuestro gobierno algunos años antes,  y que se habían otorgado por insinuaciones del Ex-Nuncio.

            Si la desconfianza de nuestra corte, motivo de la protesta elevada al cónclave,

se apoyaba principalmente en esta inteligencia, infundada era y mucho, a lo que nos dice un biógrafo de Gregorio XVI á quien debemos creer bien enterado en la

materia; dado que, según él mismo asegura, la institución canónica de los “prelados de aquellos países disidentes“, más bien fue concedida a instancias del Cardenal Cappellari  que, como prefecto de la Propaganda Fide , emitió su voto favorable a ella en tan grave conflicto, que  a las  instigaciones del antiguo representante de la Santa Sede cerca de Fernando VII. Siendo ello así, como es creíble, al verificarse la elección de Gregorio XVI, poco después, quedaron completamente burlados en el negocio de la protesta los cálculos de nuestros gobernantes.

            Vetado  el cardenal Giustiniani, hombre de instrucción y enérgico, cual lo habían acreditado sus escritos y su proceder en general hacia los ministerios constitucionales de España de 1820 á 1823, hasta que se le expulsó de este país por una nota que firmaba D. Evaristo San Miguel, uno de los últimos ministros de aquella época; excluido, decimos, por mediación del Emmo Ex-Nuncio Giustiniani, acaso se hubiera resuelto la elección en favor del cardenal Albani, que merecía toda la confianza del Austria y su protección, a no contarse de seguro con igual veto por parte de la Francia. Con tales antecedentes hubo de pensar el cónclave en otros candidatos.

 

8.-ELECCIÓN TRAS EL VETO A VARIOS PAPABLES.

 

Es fama que en este estado el Austria misma, no pudiendo continuar apoyando á su antiguo amigo Albani, y conociendo, de otro lado, las complicadas circunstancias en

que se hallaba la Europa como en adelante nos lo acreditarán los hechos, abrazó francamente la candidatura de Cappellari [contra el cual dicen haberse declarado en el cónclave de que resultó elegido PÍO VIII]; convencido de que en tan crítica situación, más bien que un cardenal dado á la política y decidido mas ó menos .por este ó el otro partido, convenía para Papa un hombre sin compromisos diplomáticos.

            Así que se adhirió de buen grado, afirman, al ejemplar monje Cappellari, que pertenecía a lo que se llamaba facción de los zelanti, es decir, de aquellos cardenales que en todo negocio miraban á la Religión con preferencia a la política al emitir su voto y al obrar en la esfera de sus atribuciones: bajo cuyo concepto el cardenal de San Calixto era, así para el Austria como para todos, una garantía de neutralidad con respecto á los asuntos temporales.

            No respondemos de que el Austria, no injusta en esta ocasión con Cappellari, haya tomado efectivamente en su obsequio una parte tan activa en el cónclave a  que nos referimos. Pero es indudable que sin duda a las consideraciones que acabamos de apuntar en gran parte, y sobre todo, al mérito eminente, nunca controvertido, de nuestro personaje, se debió su elevación a la dignidad más sublime que se conoce en la tierra, reunida en su favor una considerable mayoría de sufragios, formada hasta cierto punto, según noticias, de la multitud de ellos que se declarara por el Cardenal S. Giustiniani; y que una vez verificada la elección en los términos indicados, el Austria se felicitó de ella sinceramente, olvidando sus anteriores prevenciones, y reconociendo, como el resto del orbe católico, las elevadas prendas del ilustre monje cuya vida vamos á proseguir en los Anales de su interesantísimo pontificado.”

 

9.-SÍNTESIS DE SU PONTIFICADO: REVUELTAS EN LOS ESTADOS PONTIFICIOS.

 

Después de esta, que podemos llamar su preparación al pontificado, la duración del mismo y los variados acontecimientos de los que el nuevo Papa fue protagonista, que  sintetizamos a continuación.

 VISTA PANORÁMICA DE BOLONIA.ITALIA.

a).- Sublevación en los Estados Pontificios.

 

Apenas elegido, las llamas de la revolución se encendieron en todos los estados pontificios. Ya el 2 de febrero el duque de Módena había avisado al cardenal Albani para que el cónclave llegara a una rápida conclusión puesto que la revolución era inminente. Al día siguiente el duque cercó la casa de su anterior amigo Ciro Menotti, en Módena, y le arrestó junto con varios conspiradores.

La revuelta estalló en Regio y el duque huyó a Mantua, llevándose a los prisioneros. Los disturbios se extendieron con rapidez organizada. El 4 de febrero Bolonia estalló en desórdenes, expulsó de la ciudad al pro-legado y el 8 ha había izado la bandera tricolor en vez de la papal.

En quince días casi todos los estados pontificios habían repudiado la soberanía papal y el 19 el cardenal Benvenuti, enviado a reprimir la rebelión, fue hecho prisionero por el “Gobierno Provisional”. En la misma Roma la rebelión proyectada para el 12 de febrero apenas pudo ser evitada por el cardenal Benvenutti, nuevo secretario de Estado.

Las fuerzas papales eran incapaces de manejar la situación y Gregorio decidió pedir socorro a Austria.

Enseguida obtuvo respuesta: el 25 de febrero un potente ejército salió hacia Bolonia y el “Gobierno provisional“ huyó hacia Ancona. En un mes el movimiento había colapsado y el 27 de marzo el cardenal Benvenutti fue liberado por los líderes rebeldes con la condición de que el papa concediera una amplia amnistía.

El compromiso del cardenal no estaba sustentado por la autoridad y no fue ratificado ni por el gobierno papal ni por el general austriaco. Pero de momento la rebelión fue sometida y tras un intento abortado de tomar Spoleto, del que fueron disuadidos por el arzobispo Mastai-Ferretti, todos los líderes que pudieron huyeron del país. El 3 de abril el papa pudo afirmar que se había restablecido el orden. No es de extrañar que en  estas luchas se produjesen condenas, muertes, destierros … por los contendientes enfrentados.

 COLEGIO CARDENALICIO.

b). Reformas impuestas al Papa en el gobierno de sus estados.

 

En ese mismo mes, los representantes de los cinco poderes, Austria, Rusia, Francia, Prusia e Inglaterra se reunieron en Roma a considerar la cuestión de la “Reforma de los Estados pontificios”.

El 21 de mayo emitieron un memorandum conjunto urgiendo al gobierno papal reformas en lo judicial. La introducción de laicos en la administración, elecciones populares de los consejos comunales y municipales, la administración de las finanzas por un grupo elegido sobre todo entre laicos preparados.

Gregorio intentó llevar a cabo esas reformas a medida que las creía posibles pero había dos puntos en los que no iba a ceder: la elección popular de los consejos y el establecimiento de un Consejo de Estado compuesto de laicos, paralelo al Sagrado Colegio Cardenalicio. En una sucesión de edictos, fechados el 5 de julio, y el 5 y 21 de noviembre, se puso en marcha un plan de reforma de la administración y de los tribunales.

Las delegaciones habían de dividirse en una compleja jerarquía de gobiernos central, provincial y comunal y a la cabeza de cada uno de ellos debía ir un pro-legado, un gobernador o un alcalde, que representaba al papa y que estaban asistidos, y en cuestiones financieras controlados, por un consejo elegido por el gobierno de una lista triple.

Todos estos organismos habían de mantener al papa informado de los deseos y necesidades de sus súbditos. La reforma de la justicia, en lo tocante a la legislación civil, aun fue más completa. Se puso fin a la confusa multiplicada de tribunales (en Roma fueron abolidas no menos de doce de entre las quince jurisdicciones conflictivas, incluyendo la del uditore santísimo) y se establecieron tres jerarquías, compuestas cada una de tres tribunales civiles, una para Bolonia y las legaciones, una para la Romaña y las Marcas y una para Roma.

En cada una de éstas, el acuerdo entre dos cortes impedía que se siguiera apelando; la mayoría de las cortes debían estar ampliamente formadas por laicos preparados en derecho. Las cortes criminales no fueron reformadas tan radicalmente pero hasta en estas se puso fin al frecuente, vejatorio y tiránico secretismo e irregularidades que habían existido hasta entonces.

 GENERAL AUSTRIACO RADETSKY.

c) Renovación de las revueltas.

 

Estas reformas, sin embargo, a pesar de su amplitud estaban lejos de satisfacer al partido revolucionario. Las tropas austriacas se retiraron el 15 de julio de 1831 y para diciembre en gran parte de los estados pontificios campaba la revuelta.

Se destacaron tropas pontificas APRA  para ayudar a las legaciones pero el único resultado fue la concentración de 2000 revolucionarios en Cesena. El cardenal Alabani que había sido nombrado comisionado extraordinario de las legaciones apeló por iniciativa propia al general austriaco Radetsky, que envió tropas inmediatamente. Estas fuerzas se unieron a las del papa en Cesena, atacaron y derrotaron a los rebeldes y a finales de enero habían tomado en triunfo posesión de Bolonia.

Esta vez intervino Francia y como protesta contra la ocupación austriaca tomó y retuvo Ancona, en clara violación de la ley internacional. El papa y Bernetti protestaron enérgicamente y hasta Prusia y Rusia desaprobaron el hecho, aunque después de largas negociaciones el comandante francés recibió órdenes de reprimir los ultrajes de los revolucionarios en Ancona, el caso es que las tropas francesas no se retiraron de Ancona hasta que las austriacas lo hicieron de los Estados Pontificios, en 1838. La rebelión fue suprimida y no volvió a surgir en quince años.

 

10.- CONDENAS DE ALGUNAS DOCTRINAS.

GREGORIO XVI.

a):-  El breve “Sollicitudo Ecclesiarum”.

 

Pero entre todas estas alteraciones en sus estados, Gregorio no había estado libre de ansiedad por la fe en la Iglesia universal. Las revoluciones de Francia y los Países Bajos habían creado una situación difícil: se esperaba que el papa fuera la parte que condenaba los cambios y por otra parte se esperaba que los aceptara. En agosto de 1831 emitió un Breve, “Sollicitudo Ecclesiarum”, en el que reiteraba las afirmaciones de sus predecesores respecto a la independencia de la Iglesia y su rechazo a verse mezclado en las políticas dinásticas.

 

b).- Condena de Lamennais y de “L` Avenir”.

 

En noviembre de ese mismo año el abad de Lamennais y sus compañeros vinieron a Roma presentar al papa las cuestiones en disputa entre el episcopado francés y el director de “L ´Avenir”.

Gregorio los recibió amablemente, pero les hizo saber que por insinuaciones que el resultado de su apelación podía no serles favorable y que fueran muy prudentes en no presionar para conseguir una rápida decisión.

A pesar de la representación de Lacordaire, Lamennais persistió con el resultado de que, en la fiesta de la Asunción de 1832 el papa publicó la encíclica “Mirari vos”, en la que condenaba no solo la política de “L ´Avenir”, sino también muchas de las doctrinas sociales y morales que se manifestaban en las escuelas revolucionarias.

La encíclica, que ciertamente no puede ser considerada favorable a ideas que desde entonces se han convertido en lugares comunes de la política secular, levantó un tormenta de críticas en toda Europa.

Es de recordar, sin embargo, que muchos de sus adversarios no la habían leído con mucha atención y es con frecuencia criticada por afirmaciones que no están en el texto. Dos años después de su publicación el papa creyó necesario publicar otra encíclica “Singulari nos”, en la que condenaba el “Paroles d’un croyant”, la réplica de Lamennais a la “Mirari vos”.

 

c).- Condena  de otras doctrinas.

 

Pero los errores no sólo surgían en Francia. En Alemania, los seguidores de Hermes fueron condenados por la Carta Apostólica “Dum acerbissima”, del 26 septiembre de 1835. Y en 1844, al final de su pontificado, emitió la encíclica “Inter praecipuas machinationes”, contra la propaganda sin escrúpulos anti católica en Italia de la London Bible Society y la New York Christian Alliance, que entonces, como después, fueron responsables del éxito de convertir a los ignorantes católicos italianos en crueles anticlericales y librepensadores.

 MARÍA CRISTINA REINA DE ESPAÑA.

11.-ENFRENTAMIENTO CON VARIAS CORTES EUROPEAS.

 

En Portugal el acceso al trono de la reina María da Gloria fue la ocasión de un estallido de legislación anticlerical. El nuncio en Lisboa fue obligado a dejar la ciudad y la nunciatura fue suprimida. Se abolieron todos los privilegios eclesiásticos, los obispados cerrados por el ex rey Dom Miguel fueron declarados vacantes y las casas religiosa suprimidas. El papa protestó en consistorio pero su protesta solo llevó a medidas severas y sus esfuerzos no tuvieron éxito alguno hasta 1841, cuando la inquietud popular obligó a la reina a ceder.

En España la regente María Cristina pudo, durante la minoría de su hija la reina Isabel llevar a cabo un programa anticlerical. En 1835 se suprimieron las órdenes religiosas y después se atacó al clero secular: se dejaron sin obispo 22 diócesis y se admitió a sacerdotes jansenistas en el comité para la “reforma de la Iglesia”, además de confiscar los salarios de los curas.

En 1840 los obispos fueron echados de sus sedes y cuando el nuncio protestó contra los actos arbitrarios del gobierno, fue conducido hasta la frontera. En 1841 y con la encíclica Afflictas in Hispania Gregorio XVI protestaba de la injerencia del gobierno de Madrid en los nombramientos de la jerarquía eclesiástica y de la reciente supresión de las órdenes religiosas. Las autoridades españolas quedaban advertidas de las penas canónicas que sus decisiones comportaban.

La paz no volvió a la iglesia española hasta después de la muerte de Gregorio.

En Prusia, muy al principio de su pontificado causaba dificultades por la cuestión de los matrimonios mixtos. Pío VIII había tratado de ellos en el Breve de 28 de marzo de 1830. Pero no satisfizo al gobierno prusiano y von Bunsen, el embajador prusiano, intentó cambiar la política católica, por todos los medios honestos y deshonestos.

 El arzobispo de Colonia y los obispos de Paderbron, Münster y Tréveris fueron inducidos a no ejecutar la legislación papal las leyes papales; pero el arzobispo murió al año siguiente y su sucesor von Droste zu Vischering, era un hombre de calibre muy diferente.

En 1836 el obispo de Tréveris, sintiendo que se acercaba su fin, revelo toda la conspiración al papa. Los hechos se sucedieron rápidamente. El nuevo arzobispo de Colonia anunció su intención de obedecer a la Santa Sede y fue inmediatamente encarcelado por el gobierno prusiano.

Su arresto causó una indignación general en toda Europa y Prusia trató de justificar su acción inventando cargos contra el prelado. Nadie creyó la historia oficial y el arzobispo de Gnesen y Posen que había imitado el valiente ejemplo de su hermano en Colonia también fue apresado. Pero esta arbitraria acción levantó la indignación de los católicos alemanes y cuando el rey Federico Guillermo III murió en 1840, su sucesor estaba más dispuesto a llegar a acuerdos. Por fin, al arzobispo Droste zu Vischering le pusieron un coadjutor y se retiró a Roma; el arzobispo de Gnesen fue liberado incondicionalmente y la cuestión en disputa se decidió rápidamente a favor de la doctrina católica.

En Polonia y Francia no tuvo tanto éxito. En Polonia la religión católica estaba íntimamente unida con las aspiraciones nacionalistas. Como consecuencia se empleo toda la fuerza de la autocracia rusa en reprimirla. Con crueldad monstruosa los Uniatas Rutenos fueron metidos en la comunión ortodoxa. Las heroicas monjas de Minsk fueron torturadas y esclavizadas y más de 160 sacerdotes deportados a Siberia. Los católicos de rito latina no fueron mejor tratados. Encarcelaron a los sacerdotes deportaron a los prelados Gregorio protestó en vano y en 1845, cuando el emperador Nicolás le visitó en Roma echo en cara al autócrata su tiranía. Se dice que el Zar prometió cambiar su trato a la Iglesia, pero, como era de esperar, nada se hizo.

En Francia, el éxito del renacimiento católico había sido tan grande que los anticlericales estaban furiosos. Se presionaba al gobierno para que suprimiera a los Jesuitas, siempre los primeros en ser atacados.

Guizot envió a Roma a Pelegrino Rossi, antiguo líder del partido revolucionario en Suiza, a negociar directamente con el Cardenal Lambruschini, que había sustituido a Bernetti en 1836 como secretario de Estado. Pero Gregorio y Lambruschini se opusieron firmemente a los ataques a la Compañía. Entonces Rossi entonces volvió su atención al Padre Roothan, general de los Jesuitas y a través de la Congregación de Asuntos eclesiásticos, logró obtener una carta a los provinciales franceses avisando que los noviciados y otras casas debían gradualmente vaciarse o ser abandonados.

 

12.- VIAJES Y OTRAS ACTUACIONES DE GREGORIO XVI.

 

En agosto de 1841 emprendió un viaje por algunas de las provincias con la intención de estrechas relaciones con su gente. Atravesó Umbría hacia Loreto, de allí a Ancona y hacia Fabriano, donde visitó las reliquias de S. Romualdo, el fundador de los Camaldulenses. Vovió a Asís, Viterbo y Orvieto, llegando a Roma a principios de octubre.

El viaje había costado dos millones de francos, pero es dudoso de que consiguiera el resultado apetecido.

Esto indica su preocupación por el bienestar social de su gente que  se notó en la tunelación del Monte Catillo para prever la devastación de Tivoli por las inundaciones del río Anio, en el establecimiento de botes de vapor en Ostia, emisión de monedas decimales en los Estados Romanos, de una oficina de estadística en Roma, la reducción de varios impuestos y la re-compra del appanage de Eugeni Beauharnais, la fundación de baños públicos, hospitales y orfanatos.

En los cinco años de su pontificado canonizó a cinco santos, treinta y cinco beatos y se fundaron muchas ordenes nuevas o se les dio apoyo a otras, la devoción de los fieles a la Inmaculada Madre de Dios aumentó.

Tanto en su vida pública como privada Gregorio era notable por su piedad, amabilidad, simplicidad y firme amistad. Quizás no fuera un gran papa, o no estuviera a la altura de los complicados problemas de su tiempo, pero su devoción , su munificencia y sus trabajos, Roma y la Iglesia Universal están en deuda con él por los muchos beneficios.

 LA ROMAÑA .EN ITALIA.

13.-NUEVOS INTENTOS DE REBELIÓN EN LOS ESTADOS PONTIFICIOS.

 

El cardenal Lambruschini, en el que el papa confiaba más y más al hacerse viejo la dirección real de los asuntos de Estado, era más arbitrario e inaccesible a las doctrinas políticas modernas que Bernetti.

El descontento crecía y se hacía amenazador. En 1843 hubo intentos de revueltas en la Romaña y Umbría, suprimidas con severidad por los legados especiales, los cardenales Vanniocelli y Máximo. En septiembre 1835 la ciudad de Rímini fue capturada de nuevo por una fuerza revolucionaria, que sin embargo hubo de retirarse y buscar refugio en Toscana. Pero las apasionadas llamadas de Niccolini, Gioberti, Farini d’Azeglio, se extendieron por toda Europa y se temía con fundamente que los Estados Pontificios no sobrevivirían a Gregorio XVI.

Gregorio XVI ha sido tratado con escaso respeto por los historiadores posteriores, aunque no ha merecido su desdén. Es cierto que en  la cuestiones políticas se mostró opuesto al más mínimo progreso democrático.

 MUSEOS  ETRUSCO Y EGIPCIO EN EL VATICANO.

14.- INTERESADO POR EL ARTE Y EN LAS CIENCIAS.

 

                Su interés en el arte y el todas las formas de saber está claramente atestiguada por la fundación de los museos etrusco y egipcio en el Vaticano, así como el Museo Cristiano del Laterano, por el apoyo que daba a hombres como los cardenales Mai y Mexxofanti, Visconti, Salvi, Marchi, Wiseman, Hurter, Rohrbacher y Guéranger y por la generosa ayuda dada para reconstrucción de S. Pablo Extramuros y de Santa María degli Angioli en Asís., por las investigaciones en el Foro Romano y en las catacumbas.

            Gregorio XVI publicó no menos de 64 encíclicas.

CATEDRAL DE SAN FRANCISCO JAVIER EN ADELAYDA. AUSTRALIA.

 

15.- PREOCUPACIÓN POR LAS MISIONES.

 

Gregorio XVI había renovado casi enteramente el sacro colegio. A Su muerte solo quedaban dos cardenales de la creación de PÍO VII y siete de la de León XII; los cincuenta y tres restantes habían sido nombrados por el mismo Gregorio XVI, ; durante su pontificado fallecieron sesenta y seis cardenales, veintidos de ellos de su creación; resultando de esto que promovió ,setenta y .cinco. cardenales.

Erigió las s e d e s episcopales siguientes: En los Estados Pontificios: Poggio Mirteto. En el reino de las Dos Sicilias , Aci Reale, Caitanisseta, Giovenazzo, bocera de.Pagani, Noto, Ortona, Terliz, Tràpani. En Cerdeña: Tempio. En Bélgica: Brujas. En Irlanda: Galwai. En África : Argel. En la América meridional : Auacucho, San Carlos, Chacapoyar, san Juan de Cuyo, Guayaquil, Nueva-Pamplona, san  Salvador, Serena. En la América septentrional : California, Canadá Superior occidental, o sea, Toronto, Bajo Canadá o Montreal, Cabo-Bretón, Chicaya, Estrecho, Dubuque, Halifax, Hartford, Milwuanch, Nashville,Narchez, Nueva-Brunswick, Little Roch, Pittsburg,Vincennes. En Oceanía:Sydney, Adelayda,Hobartown, Perht en la Australia occidental.

Fundó en Inglaterra con dignidad y j jurisdicción episcopal, cuatro vicariatos apostólicos además de los distritos oriental, de Gales, de Lancaster y de York; con lo cual son actualmente ocho los vicariatos apostólicos ó distritos de aquel reino.

No se cuentan aquí otros muchos vicariatos apostólicos establecidos igualmente eon carácter y autoridad episcopal en todas las partes del mundo; cuyo número pasa de

treinta.

De las actas de los consistorios secretos, resulta que nuestro Papa ha creado cerca de ochocientos patriarcas ,arzobispos, obispos y abades: Los arzobispos y obispos

promovidos en su tiempo por decreto de la congregación de. Propaganda Fide, ascienden á cuarenta poco más o menos.

 

16.-MUERTE Y SEPULTURA.

 

Pero los días del insigne Gregorio estaban contados como los del resto de los hombres; y no pudieron prolongarse más allá del quinto mes del año de 1846. Daremos

una sucinta noticia dé los últimos momentos de nuestro personaje, ateniéndonos á las noticias que nos parecen más acreditadas.

            La enfermedad que produjo esta muerte tan sensible  cuanto poco esperada, ha sido en su principio una calentura catarral complicada con una erisipela y una hidrocele que desde algún tiempo antes acosaba al augusto difunto; y al fin una violenta inflamación en la llaga de la fuente que tenía abierta en la pierna izquierda.

            El día de la Ascensión, 21 de Mayo, gozaba el Santo Padre de excelente salud, y según costumbre, había pasado a la Iglesia de San Juan de Letrán; mas sin duda la fatiga que hubo de sentir al atravesar el largo trecho que separa al Vaticano de esta basílica, y acaso alguna corriente de aire que recibiese al subir á la tribuna desde la cual dio la bendición al pueblo, haciéndole oir por última vez su fuerte y sonora voz, determinaron una ligera calentura.

           

CHIESA NOUVA. ROMA

                Ningún temor serio hizo concebir este accidente; y el 26, fiesta de San Felipe Neri, S. S. había resuelto pasar a la Chiessa Nouva  y aun se habían dado las órdenes convenientes para recibirle. Mas, algunos minutos antes de la hora de salir del Vaticano el Santo Padre, se sintió bastante indispuesto: se había declarado una erisipela. El médico ordinario  no le permitió salir de palacio. La erisipela se extendió.

            La fuente artificial, que era de grande efecto para el Papa, se cerró al mismo tiempo; y haciendo un retroceso de los humores, resultó en la llaga una inflamación violenta, que el 28 dio a los médicos no poco cuidado.

            Sin embargo, la vigorosa organización del augusto doliente hacia esperar que superaría la fuerza de la enfermedad; y hasta el domingo 31 no se creyó en el Vaticano que peligrase la vida del Santo Padre.

            Así que no  se había pensado en tomar las medidas necesarias para administrarle los últimos sacramentos. En la noche del sábado al domingo, fiesta de Pentecostés, S. B. mandó celebrar misa en su misma cámara para comulgar, por devoción, no en forma de Viático. Esto dio motivo a que en la mañana del domingo se difundiese la noticia de que el Pontífice experimentaba algún alivio; mas hacia la tarde se aumentó la opresión; y por la noche se previno a los médicos más afamados de Roma que á la mañana siguiente se reuniesen en el Vaticano.

             Túvose, pues la consulta el lunes 1 de Junio  las 7 de la mañana: pero ya á las 5 el-Santo Padre había perdido el conocimiento, y apenas hubo Jugar á administrarle la Extrema unción. Ni monseñor el sacristán, ni el cardenal penitenciario mayor, ni el confesor de S. B., pudieron estar presentes á esta aflictiva ceremonia. El vicesacristán párroco del Vaticano, P. Agústin Proja, fue quien administró al Papa la unción en presencia del ministro de Estado, cardenal Lambruschini; el cual, bañado en lágrimas, no pudo tomar parte hasta el fin en este piadoso oficio, abandonándose despues al libre curso de su dolor.

            Las 8 serian cuando el cardenal vicario circuló a todos los párrocos y superiores de las comunidades religiosas la orden para decir la colecta pro Pontífice infirmo.

            Esta orden se comunicó, como á las demás iglesias, a la de San Gregorio,, residencia del cardenal Bianchi, camaldulense, confesor de S. S.

            En este momento S. Em. iba a empezar la misa; y al advertirle que había orden para decir la colecta mencionada, lo cual solo se manda cuando el Papa se encuentra en los últimos momentos,no pudo menos de sorprenderse y sentir el mas acerbo dolor.    Apenas concluyó el santo sacrificio, se trasladó, sumamente conmovido, al Vaticano, donde ya no encontró sino los restos inanimados del Pontífice, su hijo espiritual y su hermano en la congregación regular en que los dos habían profesado. Todos los generales de las órdenes religiosas que tienen privilegio de conceder indulgencias, llegaron igualmente, pero ya tarde, para aplicarlas á S. S.

            A las nueve y cuarto había espirado el Papa, cuya alma justa voló al seno de la Iglesia triunfante á recibir el premio debido á su celo apostólico y a sus relevantes virtudes.

            Murió á los 81 años. 8 meses y 14 días de edad; 15 años, 2 meses y 29 días de pontificado.

 BIBLIOGRAFÍA.

Vida de Gregorio XVI. Anales de su Pontificado. Especialmente en sus relaciones con la Iglesia Española. Por el DR. N.S.T. México 1854.IMPRENTA DE VICENTE SEGURA. Calle de Cadena nº 10. Sellos: UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN.DIRECCIÓN GENERAL DE BIBLIOTECAS. Capilla Alfonsina. Biblioteca Universitaria. Fondo Emeterio Valverde y Tello.

NOTA: En el tema los textos en letra cursiva están tomados literalmente del libro anterior.

Enciclopedia católica en Línea, copia literal, excepto titulares.

Llorca, García Viloslada, P. Leturia, Montalbán: Historia de la Iglesia católica. Gregorio XVI, T.IV págs 475 s.s. B.A.C. Madrid 1951.

Textos de todas las encíclicas de Gregorio XVI en Documenta catholica omnia Santorum Paparum Compendium alphab. SS. Gregorius XVI.

Denzinger: Enchiriddium Symbolorum: Gregorius XVI 1831-1846. Nºs 1611-1632.

 

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN LA FILOSOFÍA DE HUSSERL

quijotediscipulo.

     

PÍO IX ( 1846-1878 ).

 Estos son los puntos , con varios subpuntos del Tema:

1.- Datos biográficos previos a su elección.

2.- Misiones al servicio de la Iglesia .

3.- Elección como Pontífice .

4.- Un largo pontificado con decisiones importantes para la vida de la Iglesia.

5.-Muerte y sepultura.

6.-Fuentes.

 File:Senigallia-rocca01.jpg

CASTILLO EN SENIGALIA.

1.-DATOS BIOGRÁFICOS PREVIOS A SU ELECCIÓN.

 Nació en Senigallia (Italia) el 13 de Mayo de 1792. Su nombre de nacimiento era Giovanni Maria Giambattista Pietro Pellegrino Isidoro Mastai Ferretti. Fue el noveno hijo del conde Girolamo Mastai Ferretti y de su esposa Caterina Solazzi.

Fue bautizado el mismo día de su nacimiento, recibió el sacramento de la Confirmación en 1799 e hizo su Primera Comunión en 1803.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio  de los escolapios en Volterra entre 1802 y 1809
En 1809 se trasladó para Roma para continuar los estudios. Todavía no se había orientado hacia el sacerdocio pero vivía de modo ejemplar, como lo demuestran algunos propósitos hechos en 1810, al concluir un retiro espiritual: luchar contra el pecado, evitar cualquier ocasión peligrosa, estudiar “no por ambición de saber” más para el bien de los demás, abandono de sí mismo en las manos de Dios.

Ese mismo año salió de Roma  debido a disturbios políticos. Regresó en 1814 y para dar gusto a su padre, pidió ser admitido en la Guardia Noble del Papa, actividad que tuvo que abandonar debido a que sufría ataques epilépticos, y entonces,  siguiendo el deseo de su madre y su propia inclinación, estudió teología en el seminario romano de 1814-18. Mientras tanto,  mejoró de su enfermedad y pudo ser ordenado sacerdote el 10 de abril de 1819.

 

CATEDRAL DE SPOLETO.

2.- MISIONES AL SERVICIO DE LA IGLESIA.

 Celebró su primera misa en la Iglesia de Santa Ana de los carpinteros, del Instituto Tata Giovanni, del cual fue nombrado rector, permaneciendo como tal hasta 1823.

Desde el inicio se manifestó como hombre de oración, consagrado al ministerio de la Palabra y del Sacramento de la Reconciliación, y también al servicio de los más humildes y necesitados. De manera admirable unió la vida activa a la contemplativa. A pesar de estar siempre atento a las necesidades pastorales y sociales, vivía al mismo tiempo con gran recogimiento una intensa devoción eucarística-mariana. Era muy fiel a su meditación diaria y al examen de conciencia.
En 1820 dejo el Instituto Tata Giovanni para acompañar al Nuncio Apostólico, D. Giovanni Muzzi, a Chile. Allí permaneció hasta 1825. Según palabras de Mons. Pietro Capraro, Secretario de “Propaganda Fide”, “pocos pudieron ser escogidos en su lugar, dotado como era de profunda y sólida piedad, prudencia y clarividencia…, gran celo, deseo de servir a Dios y de ser útil al prójimo“.
En 1825 fue escogido como Director del Asilo de San Miguel, una importante institución religiosa, más al mismo tiempo complejo, que necesitaba una reforma eficaz.           Se dedicó a esta tarea con gran empeño, más sin descuidar las obligaciones habituales de su ministerio.

A los 36 años de edad, fue nombrado Obispo y destinado a la Arquidiócesis de Espoleto. Aceptó por obediencia y fue un modelo de celo pastoral, a pesar de los grandes sufrimientos.

En 1831cuando 4000 revolucionarios huyeron del ejército australiano y amenazaron con lanzarse sobre Espoleto, el arzobispo los persuadió de deponer las armas y desbandarse, indujo al comandante austriaco a perdonarlos y les dio suficiente dinero para regresar a sus hogares
            En 1832, fue transferido para otra diócesis turbulenta, Ímola, donde continuó con su estilo de predicador fructuoso y persuasivo, dispuesto a practicar la caridad con todos, celosos del bien sobrenatural y material de sus diocesanos, amante del clero y de los jóvenes seminaristas, promotor de iniciativas en favor de la educación de la juventud, muy sensible a la importancia y a las exigencias de la vida contemplativa, inflamado de devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen, bondadoso para con todos, más firme en sus principios.

El el 14 de diciembre de 1840 ,con apenas cuarenta y ocho años, fue nombrado Cardenal. presbítero con la iglesia titular de Santi Pietro e Marcellino, después de haberlo reservado in pectore desde el 23 de diciembre de 1839.

Permaneció en la diócesis de Imola hasta su elevación al papado. Su gran caridad y amabilidad lo hicieron amado por la gente, mientras que su amistad con algunos revolucionarios, le ganó fama de liberal.

 

CARDENAL LUIGI LAMBRUSCHINI.

3.-ELECCIÓN  COMO PONTÍFICE .

 

.               El 14 de junio de 1846, dos semanas después de la muerte de Gregorio XVI, cincuenta cardenales se reunieron en el Quirinal para el cónclave.

Estaban divididos en dos bandos, los conservadores, quienes favorecían la continuidad del absolutismo en el gobierno temporal de la Iglesia y los liberales, quienes deseaban reformas políticas moderadas.

Los conservadores apoyaban al  cardenal obispo de Sabina y secretario de Estado del papa Gregorio XVI, Luigi Lambruschini . Los liberales, en cambio, apoyaban alternativamente a dos candidatos: a Tommaso Pasquale Gizzi   título de Santa Pudenziana y antiguo nuncio apostólico el el reino de Cerdeña , y al cardenal Mastai Ferretti.

En la primera votación, Mastai Ferretti obtuvo quince votos  y los demás votos fueron para Lambruschini y Gizzi. Muchos pensaban que si Lambruschini no resultaba elegido, lo sería Gizzi con toda probabilidad.

Llegado el cónclave a un punto muerto a causa del desacuerdo, los liberales y moderados decidieron votar por Mastai Ferretti, una decisión que fue contraria al sentir de buena parte de los gobiernos de Europa.

El segundo día del cónclave, el día 16 de junio de 1846  Mastai Ferretti fue elegido papa con una mayoría de 36 votos, mientras que Lambruschini sólo obtuvo diez; Gizzi no recibió ningún voto. Dado que era de noche, no se realizó ningún anuncio formal, exceptuando la fumata blanca.

Muchos católicos creyeron  que Gizzi había sido elegido . De hecho, empezó a haber celebraciones en su ciudad natal, Ceccano, y sus ayudantes, de acuerdo con una antigua tradición, quemaron sus vestiduras cardenalicias.

A la mañana siguiente, se anunció la elección del cardenal Mastai Ferretti , cuando el nuevo papa apareció en el balcón, el clima fue de júbilo. Mastai Ferretti escogió el nombre de Pío IX en honor de Pío VII.

A las pocas horas de su elección llegó a  Roma  Karl Kajetan Gaisruck, cardenal del título de San Marco y arzobispo de Milán  que llevaba el veto del emperador Fernando I de Austria-Hungría de la elección de Mastai, pero los hechos ya se habían consumado. Pío IX fue entronizado el 21 de junio por el cardenal Ludovico Gazzoli, protodiácono de San Eustachio.

 

4.-UN LARGO PONTIFICADO ABUNDANTE EN HECHOS IMPORTANTES PARA LA IGLESIA.

De ellos nos ocupamos a continuación  de acuerdo con el siguiente programa:

1.- Primeras actuaciones .

2.-La pérdida de los Estados Pontificios.

3.-La múltiple actividad de orden pastoral del Papa.

4.- La encíclica cuanta cura.

2.-La celebración del Concilio Vaticano I.

3.- Definición de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

4.-Muerte y sepultura.

 

ZONA DEL GHETO JUDÍO EN ROMA.

1.-Primeras actuaciones.

 

Publicó su primera encíclica” Qui pluribus “el 9 de noviembre de 1846, sobre la fe y la religión el 9 de noviembre de 1846. A través de ella puede vislumbrarse cual sería el programa de su pontificado, que naturalmente estuvo sujeto a una cantidad de circunstancias imprevisibles.

En ella pide colaboración a todos los obispos de la Iglesia. señala cuales son los peligros con que se va a encontrar: relativización de la fe, falsas interpretaciones de las Sagradas Escrituras, indiferentismo y ateísmo religioso.

Aborda el tema de la razón y la fe señalando que no existe contradicción entre ellas por tener la misma fuente. Fundamenta la credibilidad de las verdades de la fe.

Anima a todos a no olvidar la importancia de su misión como pastores de la Iglesia, y los anima a confiar en la victoria de la Iglesia  asentada en su Fundador Nuestro Señor Jesucristo.

Pasa posteriormente a indicar algunas de las cosas más importantes en las que se han de ocupar los obispos de la Iglesia: Cuidado de las vocaciones, de los seminarios, de mantener el fervor y la vida espiritual  de los presbíteros.

Termina con un saludo afectuoso y su  bendición paternal.

Con relación a otros asuntos, relacionados con el ejercicio del poder temporal del Papa, se puede destacar  el nombramiento del  cardenal  Gizzi  como su secretario de Estado.

Pío IX tenía fama de ser un hombre culto, al ser elegido proclamó  instituyó La Consulta, una cámara deliberante de representación popular (pero elegida no por sufragio universal, sino censitario) que propició una mayor participación ciudadana en el gobierno de los Estados pontificios.

El nuevo papa estaba a favor de una reforma política. Su primer gran acto político fue la garantía de una amnistía general para los exiliados políticos y los prisioneros del 16 de julio de 1846. Este acto fue recibido con entusiasmo por la gente, pero muchos hombres prudentes tenían temores razonables al respecto.

Algunos reaccionarios extremistas denunciaron al papa de estar confabulado con los francmasones y los carbonari. No se le ocurrió a la naturaleza amable de Pío IX que muchos de los perdonados usarían su libertad para expandir sus ideas revolucionarias.    El papa, sin embargo, deseaba otorgar las reformas políticas que creía importantes para el bienestar de la gente y compatibles con la soberanía papal. El 19 de abril de 1847 anunció su intención de establecer un consejo de asesores (Consulta di Stato), compuesto de laicos de varias provincias del territorio pontificio. Esto fue seguido por el establecimiento de una guardia civil el 5 de julio y el gabinete el 29 de diciembre. También abolió el antiguo gueto judío de Roma.

 

2.-La pérdida de los estados pontificios.

 

PLACA CONMEMORATIVA DE LA MUERTE DE DOS CARBONARIOS EJECUTADOS. PLAZA DI POPULO. ROMA.

a).- Antecedentes.

 

En una biografia del Pontificado del Papa Pío IX no puede pasar de largo el hecho de la pérdida de los Estados Pontificios

            El hecho no se presentó de repente, sino que se vino gestando durante bastantes años, y hay que contar con estos cuatro puntos:

1.- todo era conducido por la masonería, los carbonarios y otros revolucionarios, los cuales pretendían, suprimiendo los Estados Pontificios, eliminar al Papa y con él a la Iglesia;

2.- pero es innegable que no todos pensaban ni querían eso: sino tener una Italia unida, como Reino o República, sin descontar nunca al Papa;

3.–aunque también es cierto que el Papa siempre defendió sus Estados, sin ceder jamás, por serle necesarios para su independencia;

4.- en el resto de las naciones, se miraba con cierta simpatía la formación de Italia, nación que nunca existió “sin más vínculo que la lengua y el nombre”, pero todos los católicos estaban con el Papa, el cual debía ser también soberano de un territorio que asegurase la independencia del Pontificado y de la Iglesia.

 

b).- Después de la elección de Pío IX.

 

                Elegido Pío IX en 1846, todos saludaron al nuevo Papa, por su fama de liberal, con manifestaciones extraordinarias de júbilo, y más al ver sus primeros actos de libertad a los presos etc. etc… Pero en aquellas manifestaciones continuas y el inacabable “¡Viva el Papa!”, muy pronto vieron los observadores que todo estaba promovido por los revoluciona-rios, apoyados en Roma por el fanático tabernero Cicervachio.

No tardaría en descubrirse todo. En un movimiento nacionalista de 1847, el perverso Mazzini pedía desde París hipócritamente al Papa ponerse al frente de aquella revuelta patriótica, aunque no obtuvo sino esta respuesta: “Yo sólo iré hasta donde me lo permita mi conciencia”.

Todo en apariencia iba contra la católica Austria, pero en realidad siempre era contra el Papa y los jesuitas, de modo que por las calles de Roma se gritaba en Junio de 1848: “¡Muera Cristo y viva Barrabás!”. Tal era el furor, que Pío IX pidió al general Padre Roothaan que se  marchasen de la Ciudad por seguridad.

El prestigioso Pellegrino Rossi cae asesinado a puñaladas por el hijo de Cicervachio, declarado héroe nacional; apuntan los cañones al palacio del Quirinal con el intento de incendiarlo, deshacen la guardia suiza, y el Papa quedaba preso de sus mismos súbditos. Firme en su puesto, se le presentan sin embargo el embajador de Francia, el representante de Baviera y el español Martínez de la Rosa, los cuales le aconsejan salir con ellos de Roma y lo llevan seguro a Gaeta, ya en el reino de Nápoles.

Era el 24 de Noviembre. En Febrero de 1849 se convocaba la Asamblea constituyente que declaraba al Papa privado del poder temporal y proclamaba la República Romana, que, en los planes de Mazzini, no era sino el principio de la anexión total a la República Italiana.

 

c). Intervención de varios países para liberar al Papa.

 

Austria, Francia, España y Nápoles determinan liberar al Papa.

Francia se lanza hasta Roma, la libera de las tropas de Garibaldi, caen bajo las balas Cicervachio y su hijo el asesino de Rossi, se destruye la Asamblea constituyente, y el Papa retornaba en Abril de 1850.

 LITOGRAFÍA DE JOSÉ GARIBALDI.

d).- Nuevos ataques.

Pero ya estaba sembrada firme en la cabeza del pueblo la idea de quitarle Roma al Papa como último reducto de sus Estados. En adelante, todo serán revueltas para asegurarse este fin.

Los personajes principales que llevaban la batuta de la comparsa revolucionaria eran el sacerdote filosofo Gioberti metido en el Gobierno del Piamonte; Garibaldi con tropas; Cavour, astuto diplomatico que dudaba entre Reino con Victor Manuel II como Soberano o Republica; y el mismo Victor Manuel que dejaba Turin en el Piamonte y venia a establecerse en Florencia. En veinte años se consumara poco a poco lo que fracaso en 1850.

El pueblo católico apoyara al Papa incondicionalmente. Las cortes europeas „Ÿ como la de Madrid, obediente a la masoneria„Ÿ, estaran en un tira y afloja constante entre la aparente fidelidad al Papa y el apoyo a la unidad italiana, como se expresaba el Embajador de Francia ante la Santa Sede: Todos están persuadidos de nuestra complicidad con el Piamonte”.

 

VICTOR MANUEL II.

e).-Pérdida definitiva de los Estados Pontificios.

 Cavour, más listo que nadie, desarrolló la idea: “Una Iglesia libre en un Estado libre”, con Roma como capital de la única Italia.

La Iglesia se convertiría en una esclava… En 1861 Víctor Manuel se proclamaba Rey de Italia. Pasada Venecia al Piamonte en 1866, se gritaba: “Italia queda hecha, pero no está completa”. Faltaba Roma.

Y desde ahora, lo único que faltaba era el reconocimiento del hecho por la Santa Sede. Pero el Papa se negó en absoluto, aunque no le quedaba suyo nada sino Roma.   Todo estaba estacionado, hasta que en 1870 Prusia vencía en Sedán a Francia, Napoleón III quedaba destronado, y las fuerzas italianas ya no tuvieron nada que temer.

Así que el 20 de Septiembre de ese año 1870 abrían a cañonazos la Porta Pia, entraban en Roma, el Gobierno de Italia se instalaba en el palacio papal del Quirinal, y el Papa se refugiaba en el Vaticano del que se negó a salir.

Pío IX y sus sucesores, hasta 1929 serán prisioneros del Gobierno italiano, pues Pío IX se negó a aceptar la Ley de Garantías que se le ofrecía en Mayo de 1971, y que copiamos aquí de nuestro texto:

“La persona del soberano Pontífice es inviolable y sagrada. Todo atentado contra él será castigado con las mismas penas que los atentados contra la persona del rey.

            El Gobierno italiano tributará al soberano Pontífice en territorio italiano honores de soberano. Se reserva a favor de la Santa Sede una suma que rente 3.225.000 liras. El soberano Pontífice gozará  de la posesión de los palacios del Vaticano, Letrán y Castelgandolfo, con todas sus pertenencias. Podrá comunicarse libremente con todos los obispos del mundo y con todo el mundo católico sin injerencia alguna de parte del Gobierno.

            Se le reconoce el derecho de mantener nuncios en las naciones y de recibir embajadores ante la Santa Sede. Los obispos de Italia serán nombrados por el Papa; se retirará el juramento de los obispos al rey y el placet y exequatur para toda publicación de carácter eclesiástico”.

Excelente, ¿verdad? Pues ni Pío IX ni sus sucesores lo quisieron admitir. Hubiera sido reconocer el robo y quedar sujetos al capricho de cada Gobierno, pues nadie lo garantizaba.

La toma de posesión de Roma por las tropas italianas fue acompañada de hechos ver-gonzosos, y pronto vinieron los actos que se podían esperar de un Gobierno que se adueñó de iglesias, monasterios, conventos… El caso era enriquecerse aunque fuera expulsando de ellos a todos sus moradores.

 

PROCLAMACIÓN DE LA REPÚBLICA ITALIANA EN VENECIA.

f).- El Papa Pío IX y el Reino de Italia.

 

El rey Víctor Manuel II fue  excomulgado, pero el Papa en Agosto de 1871 le mandó una carta autógrafa que le hiciera pensar ante Dios.

Le describe los desórdenes que se realizan en Roma y los atropellos del Gobierno contra iglesias, conventos de religiosos y religiosas, y le añade: “Todo esto y otras cosas más que podría decir, preparan los castigos con que Dios herirá a sus enemigos cuando la medida llegue a su colmo. Majestad: me duele el decirlo, pero esté seguro de que después de haber gritado ¡muera el Papa!, se gritará ¡muera el Rey!

            Por mi parte, estoy tranquilo y me pongo en las manos de Dios. ¿Puede decir V. M. que está igualmente tranquilo? Piense, pues, y reflexione. Ruego a Dios de todo corazón que os conceda las luces necesarias para salir de tantas tinieblas, y las fuerzas necesarias para libraros de tamaños males, y recibir en vuestra alma aquella paz que únicamente puede gozarse con Dios”.

            ¿Maldición del Papa? ¡Ni hablar!… ¿Profecía? ¡Clarísima! Víctor Manuel moría en Enero de 1778 un mes antes que el Papa, el cual le mandó al lecho de muerte un legado que le ayudase a salvar su alma.

No le permitieron la entrada. Pero el rey pudo recibir los Sacramentos por un capellán de palacio. ¿Y el “¡muera el Rey!” profetizado por Pío IX?… En Julio de 1900 era asesinado su hijo el rey Humberto I, sucedido en el trono por Víctor Manuel III, nieto del usurpador, el cual en 1944, viendo perdido todo, abdicó y murió en Alejandría en 1947. Porque un año antes, en 1946, vino el referéndum nacional de Italia: venció la República, con la monarquía de los Saboya eliminada por Constitución para siempre y con prohibición expresa de poder entrar en Italia ningún miembro de la familia real.

EL PAPA PIO IX EN EL BALCÓN DEL VATICANO DIRIGIÉNDOSE AL PUEBLO CONGREGADO EN LA PLAZA.

 3.-La múltiple actividad del Papa en lo pastoral.

1.- Creación de nuevas Diócesis y hechos en defensa de la Iglesia universal.

               En  el orden espiritual  su labor presenta muy diferentes facetas: aumentó las diócesis y vicariatos apostólicos en todo el mundo creando 29 arzobispados, 132 obispados , 32 vicariatos y 15 prefecturas apostólicas .

.           Apenas si hubo algún país, católico o protestante donde no fueran violados los derechos de la Iglesia.

En el Piamonte, el concordato de 1841 fue hecho a un lado, los títulos abolidos, laicizada la educación, se suprimieron los monasterios, órdenes religiosas fueron expulsadas y los obispos que se oponían a esta legislación anticlerical, fueron apresados o expulsados. En vano Pío IX protestó contra tales abusos en sus discursos de 1850, 1852, 1853 y finalmente en 1855, al publicar al mundo las numerosas injusticias que cometió el gobierno piamontés contra la Iglesia y sus representantes.

En Würtemberg logró establecer un concordato con el gobierno, pero debido a la oposición de los estados protestantes, nunca fue hecho ley y fue revocado por un veto real el 13 de junio de 1861. Lo mismo ocurrió en el Gran Ducado de Baden, donde el concordato de 1859 fue abolido en 1860. Igualmente hostil hacia la Iglesia era la política de Prusia y otros estados alemanes, donde las legislaciones anticlericales alcanzaron su máximo durante el notorio Kulturkampf, inaugurado en 1873.

 Los violentos ataques cometidos en Suiza en contra de los obispos y el clero fueron solemnemente denunciados por el papa en su Carta Encíclica del 21 de noviembre de 1873 y, como respuesta, el internuncio papal fue expulsado en enero de 1874.

El concordato que había concluido con Rusia, fue letra muerta y se cometieron horribles crueldades contra los católicos luego de la insurrección polaca de 1863 y se rompieron las relaciones con Roma en 1866.

La legislación anticlerical en Colombia fue denunciada en su alocución del 27 de septiembre de 1852  y de nuevo, junto con la de México el 30 de septiembre de 1861.

Se logró un concordato muy favorable para la Iglesia con Austria, pero la agitación protestante contra el concordato era tan fuerte, que el emperador se vio forzado a ratificar el matrimonio civil y las escuelas de leyes el 25 de marzo de 1868. En 1870, el concordato fue abolido por el gobierno austriaco y en 1874, las leyes fueron promulgadas, con lo que quedaban todos los asuntos eclesiásticos, menos la administración interna en manos del gobierno.

Con España, Pío IX concluyó un satisfactorio concordato el 16 de marzo de 1851 (Nussi, 281-297; “Acta Pii IX,” I, 293-341). Fue complementado por varios artículos el 25 de noviembre de 1859 (Nussi, 341-5),

Otros concordatos satisfactoriamente concluidos por Pío IX fueron aquéllos con:

Portugal en 1857 (Nussi, 318-21); Costa Rica, y Guatemala, 7 Oct., 1852 (Ib., 297-310); Nicaragua, 2 Nov., 1861 (Ib., 361-7); El Salvador, y Honduras, 22 Abril, 1862 (Ib., 367-72; 349); Haití, 28 Marzo, 1860 (Ib., 346-8); Venezuela, 26 Julio, 1862 (Ib., 356-61); Ecuador, 26 Sep., 1862 (Ib., 349-56).

2.-Sus Encíclicas.

Publicó notables alocuciones y numerosas encíclicas, en concreto 77 encíclicas,   6  constituciones apostólicas y 4 cartas apostólicas.

MONUMENTO AL CORAZÓN DE JESÚS EN ESPAÑA.

3.- La promoción de la vida sacramental.

 Una  de las  características de la vida sacramental promovida durante el pontificado de Pío IX como superación del jansenismo, es la mayor frecuencia en la recepción de los sacramentos, en especial de la Eucaristía y la Penitencia, así como un aumento de las devociones de los fieles católicos. En síntesis, y sin afán de exhaustividad, podemos enumerar:

– Aumento de la piedad eucarística y de la adoración al Santísimo Sacramento del Altar fuera de la celebración de la Eucaristía. Y así, en efecto, en 1851 Pío IX recomienda oficialmente la Adoración nocturna

– Otro rasgo de la superación del Jansenismo es la extensión a toda la Iglesia de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Pío IX proclama venerable a Santa Margarita María de Alacoque  y extiende la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús a toda la Iglesia .

En este sentido, es destacable la iniciativa para consagrar al Sagrado Corazón de Jesús individuos, familias, congregaciones religiosas, incluso Estados.  Hubo una petición presentada a Pío IX suscrita por casi todos los obispos y superiores de Órdenes religiosas y más de 1 000 000 de fieles laicos para consagrar el mundo entero al Sagrado Corazón de Jesús.

Redescubrimiento de Cristo: El jansenismo daba más importancia a la majestad abstracta de Dios que a Cristo “Perfectus Deus, Perfectus Homo”. Ahora la piedad se hace más cristocéntrica; de modo que, con propiedad, algunos autores señalan la espiritualidad de esta época como la del “redescubrimiento de Cristo.”

 

MÁRTIRES DEL JAPÓN.

4.- Concentraciones de obispos en Roma.

 En cuatro ocasiones reunió en torno a sí numerososs obispos de todo el mundo.

1.- Con ocasión de la definición de la Inmcalulada se vio rodeado de 54 cardenales, 46 arzobispos,  y 97 obispos.

En 1862 con ocasión de los mártires del Japón se reunieron con el unos 300 obispos.

El año 1867 para la celebración del centenario  de la muerte los apóstoles san Pedro y san Pablo se reunieron más de 500 obispos y la cuarta con ocasión de la celebración del Concilio Vaticano I.

 ESTATUA DE PÍO IX ORANDO EN SANTA MARÍA LA MAYOR DE ROMA.

5.- La encíclica Quanta Cura.

 

            En la encíclica Quanta cura fue la publicación del Sylabus. El “Syllabus” fue un documento de resonancia mundial, publicado el 8 de Diciembre de 1864. En 88 proposiciones exponía doctrinas ya anteriormente condenadas sobre el racionalismo, panteísmo, ateísmo, comunismo, masonería, indiferentísimo.

Se volvieron contra el Papa gobiernos, escritores, sectarios de todas las tendencias, y, lo más sensible, muchos católicos liberales, que querían unir su fe con una inadmisible independencia de la Iglesia.

 LA INMACULADA CONCEPCIÓN DEL ESPAÑOL ESTEBAN MURILLO.

6.-La Inmaculada Concepción.

 

             Casi apenas elegido Papa, y durante su destierro en Gaeta, preguntó a todos los obispos del mundo sobre su parecer y la fe de sus fieles en la Concepción Inmaculada de María desde el primer instante de su ser.

La respuesta del episcopado, sínodos, Órdenes religiosas, fue unánime y entusiasta: ¡Sí!… Y aquel 8 de Diciembre de 1854, rodeado de 54 cardenales, 46 arzobispos y 97 obispos, el Vicario de Cristo pronunciaba la soñada definición durante siglos.

Después, una persona amiga le preguntó al Papa familiarmente: -Santo Padre, ¿y qué sintió al definir el dogma de la Concepción Inmaculada de María?… A lo que el Papa respondió:

“Es tal lo que experimenté y lo que aprendí al definir el dogma que no puede expresarlo una lengua humana. Mientras Dios proclamaba el dogma por boca de su Vicario, Dios mismo le dio a mi espíritu un conocimiento tan claro y tan profundo de la incomparable pureza de la Santísima Virgen, que, abismada en la profundidad de aquel conocimiento, mi alma quedó inundada de delicias inenarrables, que no son de este mundo y que no pueden probarse más que en el Cielo. No dudo en afirmar que el Vicario de Dios necesitó de una gracia especial para no morir de dulzura bajo la impresión de este conocimiento y de la belleza incomparable de María Inmaculada”.

En el día siguiente de la definición dogmática de la Inmaculada, tenía el Papa la alegría de consagrar la nueva Basílica de San Pablo, destruida por un incendio el año 1823.

 

7.-El Concilio Vaticano I.

 

            Se inauguraba el 8 de Diciembre, 15° aniversario de la definición de la Inmaculada y 5° aniversario del Syllabus. El Papa contaba con la Virgen…

Nos es imposible seguir las vicisitudes de la magna asamblea. Lo iniciaban 747 Padres conciliares de todo el mundo, y las congregaciones generales en las que se discutían los problemas doctrinales y las cuatro sesiones, presididas por el mismo Papa, que determinaban definitivamente todo lo discutido, se llevaron casi ocho meses hasta que se hubo de interrumpir el Concilio por el estallido de la guerra franco prusiana en Julio de 1870.

Como podemos suponer, los obispos estaban divididos según sus ideologías y opiniones de manera que hubo congregaciones auténticamente tumultuosas.

La primera constitución, sobre la FE, aprobada en la sesión del 24 de Abril fue la Dei Filius, sin un solo voto en contra. En ella quedaban bien claras la doctrina sobre Dios, la relación entre la fe y la razón, de modo que ciencia y religión no se pueden contraponer ni estar reñidas desde el momento que una y otra proceden del mismo Dios. Toda la constitu-ción era contra el racionalismo, el materialismo, el panteísmo y el ateísmo reinantes.

La segunda constitución, la Pastor aeternus, fue el campo en que se libró una batalla te-rrible: la Infalibilidad Pontificia. Los obispos estaban divididos de manera irreconciliable. Franceses, alemanes, austriacos, con sus ideas galicanas, josefinistas, febronianas,  eran minoría, pero estaban irreductibles; mientras que todos los demás, italianos, españoles y americanos, todos a favor del Papa.

Al fin se aprobó en la sesión general del 18 de Julio: el Papa es infalible cuando hablando ex cathedra es decir, como Vicario de Je-ucristo, para toda la Iglesia, y en materia de fe y costumbres─, no se puede equivocar.

Los obispos franceses, opuestos a la infalibilidad, aprovechando el estallido de la guerra de Francia con Prusia, se marcharon el día antes para no votar. Todos los demás aprobaron la constitución, sancionada por el Papa, aunque después la aceptaron y firmaron también todos los franceses.

El Concilio se suspendió por la guerra franco prusiana y no se volvió a reunir más. El Vaticano II de 1962-1965 se consideró como nuevo Concilio y no reanudación del anterior.

 

 

FUNERAL DEL PAPA PÍO IX.

5.-MUERTE Y SEPULTURA.

 

Muerto Pío IX el 7 de Febrero de 1878, había dejado el Papa en testamento ser enterrado en el cementerio común de Campo Verano, es decir, en la iglesia adjunta de San Lorenzo, dentro de una simple urna de piedra con la inscripción: “Huesos y cenizas del Papa Pío IX”.

El traslado de los restos desde el Vaticano se demoró hasta la noche del 12 de Julio de 1881. Una multitud con antorchas formaba la piadosa procesión, pero la masonería había organizado en toda regla la manifestación criminal, que llenó de vergüenza al Gobierno, a Roma y a Italia ante todo el mundo.

Al llegar los venerandos restos al puente frente al Castel Sant‟Angelo, fue asaltado por grupos de energúmenos que empezaron a gritar: “¡Al río, al río!”… Se armó una auténtica revolución entre los pacíficos y devotos católicos y los emisarios de la masonería. La policía actuó enérgicamente, con órdenes y contraórde-nes, aunque al fin se pudo llegar a la basílica de San Lorenzo sin que los despojos del Papa ,“esa carroña”, escribía furioso un garibaldino aquel mismo día en un periódico─, fueran arrebatados a los portadores y arrojados al Tíber.

En una capilla preciosa embellecida para la beatificación, junto con la de Juan XXIII, el 30 de Septiembre del 2000─, está la urna de piedra con el cadáver incorrupto del querido Pío IX, Papa durante casi 32 años, el pontificado más largo de la Historia.

Sus enemigos pensaban que con él, quitándole Roma, acabarían con la Iglesia.

Pero el Papa había dicho proféticamente y con seguridad al arzobispo de Zaragoza al despedirlo ya en 1860: “El mundo me disputa este granito de arena sobre el que estoy sentado; pero trabajan en vano. La Tierra es mía; Jesucristo me la ha dado: a Él sólo habré de devolverla, y el mundo no podrá jamás arrebatármela”.

 

FUENTES.

Historia de la Iglesia católica. – Apostolado http://www.apostoladocmf.org/Download?nome…ext=.pdf&arquivo..

  1. Llorca, García Viloslada, P. Leturia, Montalbán: Historia de la Iglesia católica. Pío IX T.IV págs 478 s.s. B.A.C. Madrid 1951.

Henricus Denzinger: Enchiridium simbolorum pags 455-511. Ed. 24. E. Herder 1946. Barcelona.

Enciclopedia católica en línea : Pío IX.

Wikipedia la Enciclopedia libre: Pío IX.

Texto de las encíclicas y Constituciones de Pío IX: Documenta catholica omnia… santorum paparum conspectus alphabeticus: Pius IX.

Beato Pio IX, PapaACI Prensa: http://www.aciprensa.com › Recursos › Santos

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:  SAN JUAN DE ÁVILA Y LA RENOVACIÓN DE LA IGLESIA POR DENTRO.

  quijotediscipulo.         

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

VISITAS

  • 1,825,916 hits

Imagenes Interesantes

How Close am I

Sonata

Caution

Fire in the sky

"Moonlit Farmhouse" Line and Wash Watercolor. New YouTube Video.

Return to Me

Cromer Pier

Adagio of Strings

Fabrik Residences

Mute Swan 250317 (1)

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: