You are currently browsing the category archive for the ‘3.-Cristianismo y compromiso por la justicia en el siglo XXI.’ category.

LA IGLESIA Y LOS CRISTIANOS, COMPROMETIDOS EN LA LUCHA POR LA JUSTICIA.

A continuación el Índice del Tema:

1.-La lucha por la justicia un compromiso que nace de la esencia del ser cristiano.

2.-¿ Qué es un cristiano comprometido ?

3.-El compromiso cristiano y Jesús de Nazaret.

4.-Trabajar contra la injusticia generadora de pobreza.

5.-Obrar siempre  con justicia.

6.-Luchar por la consecución de la justicia.

7.-Denunciar las injusticias.

 

¡ MIRAD A ESTE HOMBRE !

1.-LA LUCHA POR LA JUSTICIA UN COMPROMISO QUE NACE DE LA ESENCIA DEL SER CRISTIANO.

 

            Después de haber recordado en temas anteriores, la injusta situación de la pobreza en el mundo; , debemos ahora plantearnos que podemos y debemos hacer para encontrar alguna solución a estos problemas.

            De otro modo, caeríamos en el reproche del Señor al criado que no había negociado con el talento que le encomendaron: “Siervo malo y perezoso!”. Porque, como dice en el Sermón del Monte: “No todo el que me diga `Señor,  entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial”.

            En el último siglo, la Iglesia ha estudiado más profundamente su responsabilidad a la luz de la Palabra de Dios siempre permanente, en relación con las circunstancias del tiempo, siempre cambiante.

            Especialmente desde hace un siglo, con la Encíclica Rerum Novarum, de León XIII, hasta la última Encíclica social de Juan Pablo II, Centesimus Annus, ha reconocido y asumido su deber en la lucha a favor de los pobres y de los oprimidos.    

                Como un ejemplo entre tantos, recordemos el mensaje del Papa Pablo VI y de los padres sinodales, al final del Sínodo de 1974: “En nuestro tiempo, la Iglesia ha llegado a comprender más profundamente esta verdad, en virtud de la cual cree firmemente que la promoción de los derechos humanos es requerida por el Evangelio, y es central en su ministerio. La Iglesia desea convertirse más plenamente al Señor, y realizar su ministerio manifestando respeto y atención a los derechos humanos en su propia vida. Hay en la Iglesia una conciencia renovada del papel de la justicia en su ministerio. El progreso ya realizado nos anima a proseguir los esfuerzos para conformarnos más plenamente a la voluntad del Señor”

            Es importante descubrir, de acuerdo con las palabras de Pablo VI que el compromiso por la lucha de los derechos humanos es requerido por el Evangelio.

            De ahí que nos planteemos directamente que es lo que se entiende por compromiso cristiano o más concretamente que es un cristiano comprometido.

 2.-¿ QUÉ ES UN CRISTIANO COMPROMETIDO?

            Hoy en día es poco  frecuente hablar de cristiano fervoroso: preferimos decir cristiano comprometido. Sin embargo, durante mucho tiempo se empleó el  adjetivo «fervoroso». En principio no parecería una palabra  inadecuada. Significa «calor intenso», por lo cual la expresión  «cristiano fervoroso» podría hacer referencia a la fe caliente, a la fe que no radica sólo en la cabeza, sino también en el corazón, a la  fe irradiante y expansiva. Pero de hecho ese vocablo se aplicó sobre todo a la devoción y la piedad, los rezos, los actos religiosos  y caritativos.

            ¿Por qué se le dio a la palabra un significado tan parcial? Por una  razón muy sencilla: porque ésa era la orientación general de la  vida cristiana en aquel momento. Era un cristianismo fundamentalmente religioso y caritativo.

             A quien deseaba llevar una vida cristiana más intensa, se le orientaba a multiplicar sus actos de devoción y de caridad. Entre los primeros no podía faltarla misa y comunión diaria, que recibían así una connotación de  acto de piedad particular más que de celebración comunitaria.

            El cambio de palabra no fue una simple moda, sino el reflejo de un  cambio muy profundo. Inicialmente el término «compromiso» no fue de uso cristiano; se usaba en el campo sindical y político, para  expresar la toma de partido y la militancia en favor del movimiento obrero.

            Cuando se aplicó también a la fe por parte de los cristianos  participantes en el mismo movimiento, conservó, ampliado, su  primitivo significado: cristiano comprometido era el que, a partir de la fe y movido por ella, se enrolaba en el movimiento obrero y militaba en organizaciones sindicales o políticas.

            Digámoslo de nuevo con las palabras de Pablo VI :  El compromiso por la lucha de los derechos humanos es requerido por el Evangelio.

(Cf.www.mercaba.org/FICHAS/CATECUMENADO/patxi/loidi_05.htm).

 

SAN FRANCISCO DE ASÍ ABRAZADO A CRISTO. RIBALTA.

3.-EL COMPROMISO CRISTIANO Y JESÚS DE NAZARET.

 

            Si el compromiso cristiano es requerido por el evangelio ¿ Cuál es el compromiso de Jesús ? No decimos el compromiso del Evangelio sino el de Jesús, pues es Él es el Evangelio.

            El compromiso cristiano no tiene como objeto adherirse a una ideología, a un mensaje, el compromiso cristianos tiene como centro a una persona: Jesús de Nazaret, por lo mismo se trata de adherirse a su persona viviendo los valores vividos por Él e identificarse con su misión, que no fue otra que luchar para que la justicia de Dios se implantara entre los hombres: venga a nosotros tu Reino.

  SI QUIERES PUEDES LIMPIARME- QUIERO, QUEDA LIMPIO.

A).-JESÚS Y LA JUSTICIA:INCLUYENDO AL EXCLUÍDO.

 1.- Mostrando compasión hacia los excluidos socialmente: Los leprosos. Mateo,8,1-3; Lucas17,11-19, Marcos, 1,40-44.

  1. Protestando ante la desigualdad de género: La mujer:Lucas,10,38-42; Mateo, 9,19-26; Juan 20,11-18.)

3.-Abrazando al excluido: Niños. 3.Lucas, 18,15-17; Mateo 18,1-7.

  EL BUEN SAMARITANO DE VAN GOHG.

B).-JESÚS Y LA JUSTICIA: DESAFIANDO PRÁCTICAS CULTURALES.

1.-Rechazando el racismo: Mujer samaritana. Juan ,1,4-42.

  1. Dignificando ciudadanos de segunda clase: El buen samaritano. Lucas10,25-37.
  2. Arriesgando su propia reputación: Borrachos y Prostitutas: Mateo, 9,9-13; Lucas7,36-50;Mateo 21,28-32.

    C).- JESÚS Y LA JUSTICIA: ENFRENTANDOSE AL PODEROSO.

 

  1. Desafiando conductas y prácticas injustas: Cobrador de impuestos. Lucas 19,1-10.
  2. Confrontando la arrogancia espiritual: Escribas y Fariseos : Lucas 6,1-11;Mateo, 23,1-28.
  3. Reordenando el Poder Político. Autoridades, Herodianos.Marcos,12,13- 17;Mateo 20, 20- 28.

EL RICO EPULÓN Y EL POBRE LÁZARO.

      D).-JESÚS Y LA JUSTICIA:IDENTIFICÁNDOSE CON LOS OPRIMIDOS.

 

  1. Identificándose e intercediendo por: el Pobre Hambriento, enfermo y oprimido: Lucas 14,12-14;!Mateos25,31-46.
  2. Buscando la conversión de los privilegiados: El joven rico, Nicodemo, Zaqueo. Lucas 18,18-27; Juan,3,1-16
  3. Liberando a los oprimidos por el diablo: Endemoniados: Marcos1,21-34; Lucas 4:16-21.

ESTA ESCRITURA QUE ACABAIS DE OÍR, SE HA CUMPLIDO HOY.

      E).-JESÚS Y LA JUSTICIA: DISTINTIVO DE SU MISIÓN.

 Lucas 4,15. El iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.

  1. Vino a Nazará, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura.
  2. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito:
  3. El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos
  4. y proclamar un año de gracia del Señor.
  5. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él.
  6. Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.»

———————————————————————————————————-

Lucas:7 17.Y lo que se decía de él, se propagó por toda Judea y por toda la región circunvecina.

18.Sus discípulos llevaron a Juan todas estas noticias. Entonces él, llamando a dos de ellos,

19.los envió a decir al Señor: «¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?»

20.Llegando donde él aquellos hombres, dijeron: «Juan el Bautista nos ha enviado a decirte: ¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?»

21.En aquel momento curó a muchos de sus enfermedades y dolencias, y de malos espíritus, y dio vista a muchos ciegos.

22.Y les respondió: «Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, se anuncia a los pobres la Buena Nueva;

  1. ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!»

 Cf.Salvation Army www1.salvationarmy.org/IHQ/www_ihq_isjc…/Jesus-y-la-Justicia.pd.

 4.-TRABAJAR CONTRA LA INJUSTICIA COMO GENERADORA DE POBREZA.

             Hoy la pobreza no es un hecho inevitable, considerada desde el punto de vista social. Por primera vez en la historia de la humanidad, disponemos de tecnología y de recursos suficientes para que nadie sea excluido de los medios de vida básicos, considerados como mínimos dentro de la propia sociedad.

            El problema en la actualidad no es de medios, sino de objetivos: querer o no querer. Los principales obstáculos para erradicar la pobreza ya no son técnicos, sino políticos y éticos. Por lo mismo, la pobreza que se tolera en medio de la abundancia es una grave injusticia social. De la misma manera, luchar por la justicia supone para la Iglesia en general y para cada uno de los cristianos en particular, una exigencia fundamental y una opción preferencial en favor de los pobres y de los oprimidos.

 5.-OBRAR SIEMPRE CON  JUSTICIA.

             Sería  un sarcasmo y un verdadero escándalo que los bautizados, que estamos llamados a superar la justicia humana mediante la caridad cristiana, no solamente no obráramos en caridad sino ni siquiera guardásemos el mínimo de la justicia.

         Hay que reconocer humildemente que no pocas veces hemos caído en ese pecado a lo largo de los siglos, contribuyendo así al desprestigio de la hermosa palabra caridad, alabando como muy caritativas a personas que daban a los pobres de limosna unas migajas de lo mucho que, por otra parte adquirían  injustamente, en sus empresas o negocios: no pagando un salario justo a sus trabajadores, no dándoles de alta en la seguridad social, no haciendo contratos fijos para tener una mayor capacidad para despedirlos, no dándoles el tiempo de vacaciones a las que tienen derecho etc.

HACIENDO LA DECLARACIÓN DE LA RENTA.

6.-LUCHAR POR LA CONSECUCIÓN DE LA JUSTICIA.

Todos y en muchas circunstancias tenemos la posibilidad y el deber de obrar con justicia hacia los demás: en el hogar, en el comercio, en la fábrica, en la oficina, en el ocio, en el campo, en los tributos municipales, autonómicos o estatales, en las compras y en las ventas, en los préstamos y en las deudas. De mil maneras, el cristiano puede hablar con su conducta, expresando así  el valor y la importancia que damos a la modesta pero indispensable y fundamental justicia humana, aunque nosotros la vivamos movidos por la gracia gratuita de Dios.

No existe ningún campo ni actividad alguna en la que el cristiano no pueda y deba incorporarse para luchar a favor de la justicia siempre que se trate de medios compatibles con el Evangelio: sindicatos y partidos políticos, asociaciones de vecinos, y asociaciones no gubernamentales de diversos movimientos en pro de los derechos humanos, la paz, la ecología, la defensa de los consumidores, etc.; desfilar en manifestaciones y firmar manifiestos; asistir a mítines y encuentros, círculos de estudio y conferencias, y tantas y tantas formas más de colaborar con todos aquellos que luchan por un mundo mejor y una sociedad más justa y solidaria.

 7.-DENUNCIAR LA INJUSTICIA.

          Teniendo en cuenta la gran complejidad de la economía actual, no podemos presentar soluciones simplistas y retóricas, que no harían más que desanimar a los posibles zaqueos de buena voluntad, aunque nosotros, los profetas, quedáramos con la conciencia tranquila y la autocomplacencia de mantener la imagen de defensores de los pobres.

           Este anuncio-denuncia tampoco puede reducirse a tratar de convertir, si es posible, a los ricos y al capitalismo salvaje y sus mecanismos opresores, sino que debe promover ante todo la liberación económica y social de las personas y de los pueblos oprimidos por la pobreza, la indigencia y la miseria, colaborando con ellos en su promoción con programas de desarrollo, asociaciones de libre comercio, foros y debates internacionales, etc., y también estimulando su propia iniciativa, su creatividad, su inventiva y su laboriosidad, sin dejarles caer en la pasividad, el victimismo o la inactividad.

         Aunque en ocasiones pueda resultar impopular, el profetismo cristiano debe ser partidario, pero no partidista; popular, pero no demagogo; animoso, pero no voluntarista; sencillo y evangélico, pero no ingenuo ni simplista.( Cf. Documento de reflexión de la Comisión episcopal de Pastoral social española  del 21 de Febrero de 1994).

FUENTES:   Las indicadas en el tema.       

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS Y EL MAL EN ALGUNOS TEXTOS DE ATEOS.

quijotediscipulo.

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

VISITAS

  • 1,883,697 hits

Imagenes Interesantes

Dark Buachaille

Chipped Glass - HMM..x

Spice Finch in the clown car bush Madrona Marsh Torrance 320

Lolita nie en bloc

Kazoku

To See the Light

Songs of siren

Macro Mondays "Chip(s)"

Macro Mondays – Chip(s)

Around the Sun

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: