You are currently browsing the category archive for the ‘5.-María en el templo ante la profecía de Simeón y Ana la profetisa.’ category.

CIRCUNCISIÓN DEL SEÑOR. SIGLO XVI ESCUELA DE PÉROLI. PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN DE NTRA. SRA. DE MIGUELTURRA. C.REAL. ESPAÑA.

MARíA  EN EL TEMPLO ANTE EL PROFETA SIMEÓN Y ANA LA PROFETISA.. 

 1.- Texto. Lucas 2,22-40.

2.-Comentario pormenorizado.

 1.-TEXTO. LUCAS 2,22-40.

 21.-Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.

22.-Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor,

23.-como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor

24.-y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones , conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.

25.-Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo.

26.-Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor.

27.-Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él,

28.-le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:

29.-«Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz;

3o.-porque han visto mis ojos tu salvación,

31.-la que has preparado a la vista de todos los pueblos,

32.-luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»

33.-Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él.

34.-Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción –

35.-¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! – a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.»

36.-Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido,

37.-y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones.

38.- Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

39.-Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret.

40.-El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.

 EL ANCIANO SIMEÓN CON EL NIÑO JESÚS EN BRAZOS.

2.-COMENTARIO  PORMENORIZADO DEL TEXTO.

 VERSÍCULO 21  : Circuncisión  e imposición del nombre de Jesús.

 “Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.

            Este versículo es como una  introducción a toda la narración de la Purificación.

El evangelista parece pasar por alto sobre los dos acontecimientos que se incluyen en él, el primero el de la circuncisión  del que  no hace ninguna interpretación , ni reflexión teológica alguna aunque ciertamente la tiene , pero   posiblemente para Lucas la circuncisión es algo negativo, al hilo de lo que dice san Pablo :

Y vosotros alcanzáis la plenitud en él, que es la Cabeza de todo Principado y de toda Potestad;en él también fuisteis circuncidados con la circuncisión no quirúrgica, sino mediante el despojo de vuestro cuerpo mortal, por la circuncisión en Cristo.Sepultados con él en el bautismo, con él también habéis resucitado por la fe en la acción de Dios, que resucitó de entre los muertos. Y a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y en vuestra carne incircuncisa, os vivificó juntamente con él y nos perdonó todos nuestros delitos.( Col.10-13).

            Lo mismo ocurre con la imposición del nombre de Jesús  al Niño, que tiene también un gran significado, algo que Lucas conoce, pero lo que reseña es el cumplimiento del mandato del Ángel en el pasaje de la Anunciación: “. vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús”. ( Lc. 1,31).Allí ha explicado el significado y el porqué de ese nombre: 32. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; 33.-reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

 SIMEÓN RECIBE AL NIÑO Y A SUS PADRES EN EL TEMPLO. Hans Holbein el Viejo.

2.-VERSÍCULOS DEL 22-24: Purificación de los padres  y rescate del primogénito.

 Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor,como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señory para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones , conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.

            Estos versículos tienen como trasfondo dos costumbres judías: 1.- La de la consagración y  rescate del hijo primogénito  y 2.- la de la purificación de la madre  después del parto.

            Estos dos hechos según la ley, se   hacían en tiempos diferentes: la de la consagración y  rescate del primogénito, al mes del nacimiento :. “Todo primogénito que se presente a Yahveh de cualquier especie, hombre o animal, será para ti. Pero harás rescatar al primogénito del hombre y harás también rescatar al primogénito de animal impuro.Los harás rescatar al mes de nacidos, valorándolos en cinco siclos de plata, en siclos del santuario, que son de veinte óbolos. Los harás rescatar al mes de nacidos, valorándolos en cinco siclos de plata, en siclos del santuario, que son de veinte óbolos.

Este rescate recordaba la liberación de los primogénitos  de Israel,  el día que el Ángel del Señor hirió a los primogénitos de Egipto. Y no era obligatorio llevar al niño al Templo.

            La Purificación de la madre se hacía a los cuarenta días :Yahveh habló a Moisés y dijo:Habla a los israelitas y diles: “Cuando una mujer conciba y tenga un hijo varón, quedará impura durante siete días; será impura como en el tiempo de sus reglas.Al octavo día será circuncidado el niño en la carne de su prepucio;pero ella permanecerá todavía 33 días purificándose de su sangre. No tocará ninguna cosa santa ni irá al santuario hasta cumplirse los días de su purificación.Mas si da a luz una niña, durante dos semanas será impura, como en el tiempo de sus reglas, y permanecerá 66 días más purificándose de su sangre.Al cumplirse los días de su purificación, sea por niño o niña, presentará al sacerdote, a la entrada de la Tienda del Encuentro, un cordero de un año como holocausto, y un pichón o una tórtola como sacrificio por el pecado.El sacerdote lo ofrecerá ante Yahveh, haciendo expiación por ella, y quedará purificada del flujo de su sangre. Esta es la ley referente a la mujer que da a luz a un niño o una niña.Mas si a ella no le alcanza para presentar una res menor, tome dos tórtolas o dos pichones, uno como holocausto y otro como sacrificio por el pecado; y el sacerdote hará expiación por ella y quedará pura.( Lev.12, 1-8).

            Lucas ha unido los dos acontecimiento, el de la circuncisión y el de la purificación en uno sólo, posiblemente porque como no judío ni él ni a los que dirige su evangelio, no conocía la ley de una forma  detallada, y por otro lado lo que al evangelista le interesa es el dato de las profecías de Simeón y la profetisa Ana.

            El evangelista lo que quiere resaltar con  la reiterada  mención de la Ley del Señor, es que Jesús  se someterá a esa Ley  desde su nacimiento, algo que ya había dicho san Pablo: Pero cuando se cumplió el plazo envió Dios a su hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley.( Gal. 4-4).

        El evangelista probablemente  ha seguido el esquema de la narración del nacimiento de Samuel  en el que el niño es llevado al templo por sus padres  para ofrecerlo a Yahvé ( Cf. 1 Sam. Caps. 1-2).

 3.-VERSÍCULO 25. Descripción de Simeón.

 “Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo.”

  Tres son los rasgos con que Lucas describe a Simeón :

             1.- este hombre era justo y piadoso. Este rasgo era con el que se describían a los  anawin. En arameo, anawin quiere decir: “Hombre pobre, cuya riqueza es tener a Dios. Cree radicalmente en El, y teniéndolo en su ser, le basta para sobrevivir” Historicamente  los ‘anawin’  formaban un grupo, como un resto, cuya existencia se fundamentaba en la esperanza de que  Yhavé, liberaría con su Mesías a su pueblo. Esos eran los pobres de espíritu.

            2.-y esperaba la consolación de Israel, esta frase recuerda el lenguaje de la segunda y tercera parte del Libro de Isaías, caps 40-55 y 56-66, la palabra paraklesis

se repite con frecuencia en estos capítulos, dice por ejemplo en 66,12-13: 13. Como un niño  a quien su madre  consuela, así yo os consolaré  y por Jerusalén seréis consolados.

            3.-y estaba en él , el Espíritu Santo. La presencia del Espíritu Santo aparece en todas las narraciones de la infancia de Lucas como actor principal de todos los acontecimientos narrados en ella, aquí aparecerá tres veces siendo la fuente de inspiración de  la profecía de Simeón.

 EL TEMPLO INUNDADO POR LA GLORIA DEL SEÑOR.

4.- VERSÍCULOS 26-32. La revelación del Espíritu Santo  de la presencia del Señor en el templo.

 Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor.Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él,le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:

            El evangelista reitera la acción del Espíritu Santo en Simeón, fue este Espíritu quien le reveló la pronta venida del Mesías y el mismo Espíritu quien le impulsa a ir al templo, allí en el templo, que lleno de la gloria del Señor por la presencia del Niño, ve cumplida su promesa  tras la que entona su canto:

5.-VERSÍCULOS 29- 32. El Canto de Simeón y  el primer oráculo profético:

 «Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz;porque han visto mis ojos tu salvación,la que has preparado a la vista de todos los pueblos,luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»

            Con el Niño en sus brazos Simeón entona un cántico, que es un oráculo profético ,Simeón ha visto con sus ojos la salvación que el Niño traerá  a la vista de todos, a los gentiles lo mismo que al pueblo de Israel. El vocabulario de este canto parece tener como fuente las dos últimas partes del libro de Isaías: ” El Señor desnuda su santo brazo, a la vista de todas las naciones y verán los confines de la tierra la salvación de nuestro Dios”( Isa. 52,9-10) y ” Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones para que mi salvación alcance el confín de la tierra.”( Isa. 49,6).

 6.-VERSÍCULOS  33-35 :  María como destinataria del segundo oráculo profético.

 Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción –¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! – a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.»

            El evangelista, después de reseñar la admiración de los padres sobre lo que se decía del Niño, algo, por cierto, reiterado por Lucas en los relatos de la infancia,pone en boca de Simeón un segundo oráculo, una segunda visión trágica que afectará a María , la madre del Niño,;  se dirige a ella, por ser la primera en oir la palabra y aceptarla, la primera a la que llegó la buena nueva sobre Jesús.

             María ha de aceptar el reto del rechazo de su hijo por muchos pertenecientes al pueblo de Israel.

            Ahora  cambia el tono de las palabras del profeta, en el primer oráculo se ha hablado de la paz  mesiánica, pero Lucas conoce lo que el mismo Jesús decía de su paz: ” ¿ Pensáis que he venido a traer paz a la tierra ? Os digo que no, he venido a traer división…( Luc. 12,51-33).

            Esta división  será el origen de dos grupos, los que caen y los que son elevados , los que tropiezan en una piedra  y caen y los que ponen la piedra como fundamento de la casa, a aquellos que, por su rechazo,  se les quitará el reino y aquellos a los que se les dará  en sustitución de los mismos, esta es la caída y elevación constantemente reflejada en los evangelios y los Hechos.

            Esta visión trágica se refuerza al presentar a Jesús como bandera o signo de contradicción, en las mismas familias “el padre contra el hijo, la madre contra la hija, la suegra contra la nuera (Luc. 12,51-53),  entre el pueblo que aclama a Jesús y le sigue y las autoridades que le rechazan, para los que Jesús será signo de salvación y de condenación.

            La misma idea expresada  por Simeón con  el signo de la división y con la señal o bandera de contradicción , se expresa ahora  con el  símbolo de la espada , porque  es una espada de  discriminación que pondrá al descubierto las intenciones de muchos corazones.

            Pero la espada de discriminación será dolorosa   también sobre los que actúe positivamente pues    ” el que quiera salvar su vida la perderá “… ” nosotros lo hemos dejado todo…”” anda si quieres ser perfecto vete vende todo la que tienes, dáselo a los pobres y entonces ven y sígueme…” y así  todas las otras tribulaciones que han de pasar los seguidores de Jesús.

            Esta espada de discriminación traspasará también el alma de María pues: ¡y a ti misma,  una espada te atravesará el alma!aunque  ella estará al lado de los que son elevados,  de los que serán divididos tomando opción por Jesús, Ella estará junto a la Cruz con los seguidores de Jesús frente a los que lo rechazaron.

            ¿ Pero hay algún dato en el evangelio en el que esta espada de discriminación traspase de forma personal y  especial a María ?

            Hay un texto en los evangelios en el que la familia de Jesús, sus hermanos y su madre son  sustituidos por  una nueva familia de madre , hermanos, hermanas y madre una familia integrada por  los que cumplen la voluntad de Dios.  Dice a este respecto  Marcos en 3,31-35: 31:

            .Llegan su madre y sus hermanos, y quedándose fuera, le envían a llamar.Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan.»El les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?»Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Estos son mi madre y mis hermanos.Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»

            ¿ Podría haber  algo más doloroso para María que ser colocada fuera de la nueva familia de su Hijo ?

            Pero Lucas modifica este texto en 8,19-21:Se presentaron donde él su madre y sus hermanos, pero no podían llegar hasta él a causa de la gente.Le anunciaron: «Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte.»Pero él les respondió: «Mi madre y mis hermanos son todos aquellos ( no sólo los éstos de Mc) que oyen la Palabra de Dios y la cumplen.» de manera que la madre y los hermanos naturales superarán  la prueba de la espada de discriminación si oyen la Palabra de Dios y la cumplen.

            Lucas ya ha presentado en diversas escenas de la infancia a María como la esclava que escucha la palabra de Dios en la anunciación, y en la visitación alabada por Isabel porque ha creído que se cumplirán… , y en el nacimiento porque escuchaba y guardaba , todos estos sucesos en su corazón.

            Pero también María, como todos  los que oyen la Palabra de Dios y la cumplen, ha de sufrir la parte dolorosa de la espada de discriminación, pues la voluntad del Padre celestial de Jesús descarta todo apego humano entre él y su madre, lección que ella comenzará a aprender en la escena siguiente, cuando la pérdida de Jesús en el templo:

Cuando le vieron, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando.»El les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?» Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio.( Lc. 2,48-50).

 7.-VERSÍCULOS 36-38: La profetisa Ana reconoce a Jesús y habla  de Él.

 Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido,y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones.Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.”

            El evangelista presenta ahora a otra persona, Ana, que como Siméon va hacer su canto de alabanza a Dios  y  la presenta  con unos determinados detalles:          Poco significado puede tener el detalle de la pertenencia a una tribu de Israel poco importante , así como el de que era de edad avanzada, posiblemente son  simples detalles de carácter histórico

            Más incapíé hace en el detalle de su viudez y lo prolongado de la misma, hasta es posible que Lucas esté presentándola bajo el prototipo ideal de las viudas que conoce de las comunidades de Pablo.

            Por último subraya que no se apartaba del Templo , sirviendo a  Dios… ¿ es esta una caracterización de que  la contaba entre los anawin  que esperaban la liberación  de Israel ? posiblemente, aunque en el A. T. otras viudas son presentadas de forma semejante. por ejemplo Judit.

            Pero tras esta presentación  el evangelista  habla de que  ella, también como Simeón, había reconocido al Niño como el Salvador convirtiéndose  en anunciadora de la buena noticia  a todos aquellos que aguardaban la salvación de Israel.

EL NIÑO CRECÍA Y SE FORTALECÍA…

 8.-VERSÍCULOS 39-40: Conclusión del relato y de la infancia de Jesús.

” Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret .El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.”

            En estos dos versículos hay dos conclusiones en el 39 se cierra la narración  del texto que hemos analizado .

            En el 40 se cierra la narración referida a la infancia.

Lucas cierra este relato de forma similar a como la había hecho en el relato del nacimiento de Juan Bautista: Lc. 1,80. “El niño crecía y su espíritu se fortalecía.”y en el relato del nacimiento de Samuel se dice: “en cuanto al niño Samuel, iba creciendo y haciéndose grato tanto a Yahveh como a los hombres.( 1Sam.2,26).

Ya hemos dicho anteriormente que el relato del libro de Samuel ha podido servir de modelo a Lucas para su relato.

 BIBLIOGRAFIA.

 Textos de la Biblia de Jerusalén.

Raymond E. Brown: El nacimiento del Mesías. Comentario a los Relatos de la Infancia. Edit. Cristiandad . Madrid 1982.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA IGLESIA EN LAS CARTAS DE SAN PABLO.

 quijotediscipulo.

           

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

VISITAS

  • 1,931,238 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: