You are currently browsing the category archive for the ‘19.-Sor Juana Inés de la Cruz entre el amor divino y profano.’ category.

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ O Juana de Asbaje y Ramírez

LA INSPIRACIÓN POÉTICA DE SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ  ENTRE EL AMOR DIVINO Y EL PROFANO.

             Con la esperanza de que el título pueda verse justificado en los  puntos del tema los colocamos aquí:

 1.- Breve reseña biográfica.

2.-Obra literaria.

3.-La inspiración poética de Sor Juana Inés de la Cruz entre el amor divino y el profano.

EL TEMPLO CATÓLICO  DE AMECAMECA. MEXICO.

 1.-BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA.

             Sor Juana Inés de la Cruz nació en la hacienda de San Miguel Nepantla, Estado de México, el 12 de noviembre de 1648. Su nombre, antes de tomar el hábito, fue ya que fue hija natural de la criolla Isabel Ramírez de Santillana y el vizcaíno Pedro Manuel de Asbaje.

            Siendo pequeña, Sor Juana se crió con su abuelo materno Pedro Ramírez, en la hacienda de Panoayan. Su genio se manifestó desde temprana edad: habiendo estudiado apenas las primeras letras en Amecameca.

            A los tres años Sor Juana ya sabía leer, a los siete pedía que la mandaran a estudiar a la Universidad y a los ocho escribió una loa para la fiesta de Corpus.

            En 1656, a la muerte de su abuelo, su madre envió Sor Juana a la capital a vivir a la casa de su hermana, María Ramírez, esposa del acaudalado Juan de Mata.

            Ahí Sor Juana Inés estudió latín “en veinte lecciones” con el bachiller Martín de Olivas, bastándole solamente esas pocas para dominar esta lengua, cosa que se demuestra en la maestría de varias de sus obras, sobre todo en los villancicos, que contienen versos latinos.

            Sor Juana leyó mucho durante toda su vida tanto autores clásicos romanos y griegos como españoles.

Amecameca de Juárez vor dem Iztaccíhuatl

VISTA PANORÁMICA DE AMECAMECA.

            En 1664 Sor Juana ingresó a la corte como dama de compañía de la virreina, Leonor María Carreto, marquesa de Mancera, a la que dedicó algunos sonetos con el nombre de Laura. El virrey, admirado, hizo reunir a cuarenta letrados de todas facultades para someterla a un examen sin igual del cual, por supuesto, salió triunfante, dejando admirados a los sabios por haber contestado con sabiduría toda pregunta, argumento y réplica que estos le hicieran.

            Harta de la vida cortesana, Sor Juana decidió entrar a un convento porque, según ella misma dice, “para la total negación que tenía al matrimonio era lo más decente que podía elegir en materia de la seguridad de mi salvación”.

            Primero entró al convento de San José de las Carmelitas Descalzas en 1667 pero salió de ahí a los tres meses, aquejada de enfermedad  por la severidad de la regla y el rigor de la orden. Después ingresó a la mucho más flexible orden de las jerónimas, en el convento de Santa Paula, donde por fin profesó el 24 de febrero de 1669.

CONVENTO DE SANTA PAULA  Y ESCULTURA DE SOR JUANA. MÉXICO.

            En el convento, donde vivió lo que le quedaba de vida, Sor Juana Inés de la Cruz hizo oficios de contadora y archivista pero, más que nada, se dedicó al estudio y a la escritura.

            Dentro de su celda -que era individual y espaciosa- llegó a poseer más de 4,000 volúmenes, instrumentos musicales, mapas y aparatos de medición y a tener conocimientos profundos en astronomía, matemáticas, lengua, filosofía, mitología, historia, teología, música, pintura y cocina, por citar solamente algunas de sus disciplinas favoritas.

            Murió mientras ayudaba a sus compañeras enfermas durante la epidemia de cólera que asoló México en el año 1695.

 FIRMA AUTÓGRAFA DE SOR JUANA.

2.-OBRA LITERARIA.

             Aunque su obra parece inscribirse dentro del culteranismo de inspiración gongorina y del conceptismo, tendencias características del barroco, el ingenio y originalidad de Sor Juana Inés de la Cruz la han colocado por encima de cualquier escuela o corriente particular.

            En la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz hallamos numerosas y elocuentes composiciones profanas (redondillas, endechas, liras y sonetos), entre las que destacan las de tema amoroso, como los sonetos que comienzan con “Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba” y “Detente, sombra de mi bien esquivo“. En “Rosa divina que en gentil cultura” desarrolla el mismo motivo de dos célebres sonetos de Góngora y de Calderón, no quedando inferior a ninguno de ambos.

 

            También abunda en ella la temática mística, en la que una fervorosa espiritualidad se combina con la hondura de su pensamiento, tal como sucede en el caso de “A la asunción“, delicada pieza lírica en honor a la Virgen María.

            Sor Juana empleó las redondillas para disquisiciones de carácter psicológico o didáctico en las que analiza la naturaleza del amor y sus efectos sobre la belleza femenina, o bien defiende a las mujeres de las acusaciones de los hombres, como en las célebres “Hombres necios que acusáis”.

            Los romances se aplican, con flexibilidad discursiva y finura de notaciones, a temas sentimentales, morales o religiosos (son hermosos por su emoción mística los que cantan el Amor divino y Cristo en el Sacramento. Entre las liras es célebre la que expresa el dolor de una mujer por la muerte de su marido “A este peñasco duro”, de gran elevación religiosa.

            Mención aparte merece Primero sueño, poema en silvas de casi mil versos escritos a la manera de las Soledades de Góngora

  MONUMENTO A SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ.

          En el terreno de la dramaturgia escribió una comedia de capa y espada de estirpe calderoniana, Los empeños de una casa, que incluye una loa y dos sainetes, entre otras intercalaciones, con predominio absoluto del octosílabo; y el juguete mitológico-galante Amor es más laberinto, pieza más culterana cuyo segundo acto es al parecer obra del licenciado Juan de Guevara.

            Compuso asimismo tres autos sacramentales: San Hermenegildo, El cetro de San José y El divino Narciso; en este último, el mejor de los tres, se incluyen villancicos de calidad lírica excepcional. Aunque la influencia de Calderón resulta evidente en muchos de estos trabajos, la claridad y belleza del desarrollo posee un acento muy personal.

            La prosa de la autora es menos abundante, pero de pareja brillantez. Esta parte de su obra se encuentra formada por textos devotos como la célebre Carta athenagórica (1690), y sobre todo por la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz (1691), escrita para contestar a la exhortación que le había hecho (firmando con ese seudónimo) el obispo de Puebla para que frenara su desarrollo intelectual.

            De menor relevancia resultan otros escritos suyos acerca del Santo Rosario y la Purísima, la Protesta.

 ( Cf. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juana_ines.htm)

LA PASTORA MARCELA DEL  HIDALGO DON QUIJOTE DE MIGUEL DE CERVANTES

 3.-LA INSPIRACIÓN POÉTICA DE SOR JUANA DE LA CRUZ ENTRE EL AMOR DIVINO Y EL PROFANO.

             Leyendo la obra de sor Juana Inés de la Cruz me ha venido a la mente la historia de Marcela en el Quijote, posiblemente la vida y la obra de Sor Juana Inés  sea una imagen de lo que Cervantes pinta allí  y de lo que pone en labios de Marcela:

            Yo nací libre , y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos: los árboles de estas montañas son mi compañía , las aguas claras de estos arroyos mis espejos con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado, y espada puesta léxos.

            A los que he enamorado con la vista he desengañado con palabras: y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna á Grisóstomo ni á otro alguno, el fin de ninguno de ellos , bien se puede que antes le mató su porfía que mi crueldad… El cielo aun hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo de amar por elección es escusado…Si yo conservo mi limpieza con la compañia de los árboles ¿porqué ha de querer que la pierda el que quiere que la tenga con los hombres?..

             La conversación honesta de las zagalas de estas aldeas,y el cuidado de mis cabras me entretiene: tienen mis deseos por término estas montañas, y si de aquí salen , es a contemplar la hermosura del cielo, pasos con que camina el alma á su hermosura primera…Y en diciendo esto, sin querer oír respuesta alguna, volvió las espaldas, y se entró por lo más cerrado de un monte que allí cerca estaba, dexando admirados tanto de su discreción como de su hermosura á todos los que allí estaban…”

            Perdón por esta disgresión. Vamos a continuación a responder al título de este apartado: Sor Juana Inés de la Cruz entre el amor divino y el profano.

 1.-LA SENTENCIA DEL JUSTO.

 

PILATOS DANDO SENTENCIA CONTRA JESÚS LAVÁNDOSE LAS MANOS.

Firma Pilatos la que juzga ajena
Sentencia, y es la suya. ¡Oh caso fuerte!
¿Quién creerá que firmando ajena muerte
el mismo juez en ella se condena?

La ambición de sí tanto le enajena
Que con el vil temor ciego no advierte
Que carga sobre sí la infausta suerte,
Quien al Justo sentencia a injusta pena.

Jueces del mundo, detened la mano,
Aún no firméis, mirad si son violencias
Las que os pueden mover de odio inhumano;

Examinad primero las conciencias,
Mirad no haga el Juez recto y soberano
Que en la ajena firméis vuestras sentencias.

 OTRA REPRESENTACIÓN DEL MISMO TEMA.

COMENTARIO.

             En las dos primeras estrofas Sor Juana versifica el texto de los evangelios  sobre la condena de Cristo por Pilatos, conjugando su cobardía al condenar a Jesús con la seguridad de que está condenando a un justo, algo que a él no le resultará gratis pues en ultima instancia será él quien terminará siendo condenado.

             Así lo cuenta el evangelio de Mateo:

            11Jesús compareció ante el procurador, y el procurador le preguntó: «¿Eres tú el Rey de los judíos?» Respondió Jesús: «Sí, tú lo dices.»12. Y, mientras los sumos sacerdotes y los ancianos le acusaban, no respondió nada.13. Entonces le dice Pilato: «¿No oyes de cuántas cosas te acusan?»14. Pero él a nada respondió, de suerte que el procurador estaba muy sorprendido.15. Cada Fiesta, el procurador solía conceder al pueblo la libertad de un preso, el que quisieran.

  1. Tenían a la sazón un preso famoso, llamado Barrabás.17. Y cuando ellos estaban reunidos, les dijo Pilato: «¿A quién queréis que os suelte, a Barrabás o a Jesús, el llamado Cristo?»,18. pues sabía que le habían entregado por envidia.
  2. Mientras él estaba sentado en el tribunal, le mandó a decir su mujer: «No te metas con ese justo, porque hoy he sufrido mucho en sueños por su causa.»
  3. Pero los sumos sacerdotes y los ancianos lograron persuadir a la gente que pidiese la libertad de Barrabás y la muerte de Jesús.21. Y cuando el procurador les dijo: «¿A cuál de los dos queréis que os suelte?», respondieron: «¡A Barrabás!»
  4. Díceles Pilato: «Y ¿qué voy a hacer con Jesús, el llamado Cristo?» Y todos a una: «¡Sea crucificado!» -23. «Pero ¿qué mal ha hecho?», preguntó Pilato. Mas ellos seguían gritando con más fuerza: «¡Sea crucificado!»
  5. Entonces Pilato, viendo que nada adelantaba, sino que más bien se promovía tumulto, tomó agua y se lavó las manos delante de la gente diciendo: «Inocente soy de la sangre de este justo. Vosotros veréis.»25. Y todo el pueblo respondió: «¡Su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!»26. Entonces, les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarle, se lo entregó para que fuera crucificado.Mt. cap. 27,11-26

            En las dos siguientes estrofas del soneto dirigiéndose a los jueces humanos les pone en guardia para que al juzgar lo hagan rectamente, pues de otra forma terminarán firmando su propia sentencia.

2.- A UNA ROSA.

Rosa divina, que en gentil cultura
Eres con tu fragante sutileza
Magisterio purpúreo en la belleza,
Enseñanza nevada a la hermosura.

Amago de la humana arquitectura,
Ejemplo de la vana gentileza,
En cuyo ser unió naturaleza
La cuna alegre y triste sepultura.

¡Cuán altiva en tu pompa, presumida
soberbia, el riesgo de morir desdeñas,
y luego desmayada y encogida.

De tu caduco ser das mustias señas!
Con que con docta muerte y necia vida,
Viviendo engañas y muriendo enseñas.

 COMENTARIO.

           El soneto pone a la rosa como el prototipo de la vida humana, que por la mañana florece y por la tarde se seca, dice la sagrada escritura que por cierto utiliza esta alegoria para descibir lo que es la vida humana en numerosos lugares por ejemplo en los siguientes:

Salmo 103,14Porque El sabe de qué estamos hechos, se acuerda de que somos sólo polvo. 15El hombre, como la hierba son sus días; como la flor del campo, así florece; 16cuando el viento pasa sobre ella, deja de ser, y su lugar ya no la reconoce.…

Santiago 1:10 -11y el rico en su humillación, pues él pasará como la flor de la hierba.

Porque el sol sale con calor abrasador y seca la hierba, y su flor se cae y la hermosura de su apariencia perece; así también se marchitará el rico en medio de sus empresas.

1 Pedro 1:24Porque:  Porque toda carne es como la hiierba y toda su gloria como la flor de la hierba , sécase la hierba y cáese la flor.

Job 14:2como una flor brota y se marchita, y como una sombra huye y no permanece.

Salmos 90:5Tú los has barrido como un torrente, son como un sueño; son como la hierba que por la mañana reverdece;

Isaías 40:6Una voz dijo: Clama. Entonces él respondió: ¿Qué he de clamar? Toda carne es hierba, y todo su esplendor es como flor del campo.

La alegoría  de la rosa está concentrada en estos dos versos del soneto:

En cuyo ser unió naturaleza

La cuna alegre y triste sepultura.

 3.-CANTO A LA BELLEZA.

 BELLEZA FEMENINA.

Miró Celia una rosa que en el prado

ostentaba feliz la pompa vana

y con afeites de carmín y grana

bañaba alegre el rostro delicado;

 

y dijo: Goza, sin temor del hado,

el curso breve de tu edad lozana,

pues no podrá la muerte de mañana

quitarte lo que hubieres hoy gozado.

 Y aunque llega la muerte presurosa

y tu fragante vida se te aleja,

no sientas el morir tan bella y moza:

 mira que la experiencia te aconseja

que es fortuna morirte siendo hermosa

y no ver el ultraje de ser vieja.

 COMENTARIO.

            El soneto al que le hemos dado un título sugerido tras su lectura,  es un canto a la belleza femenina, tomando como ocasión la belleza y  gracias de una flor, la fealdad ha de ser de tal modo temida, que se ha de preferir la muerte antes que la misma llegue.

 4.- CANTO A OTRA MEJOR BELLEZA.

 

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?

¿En qué te ofendo, cuando sólo intento

poner bellezas en mi entendimiento

y no mi entendimiento en las bellezas?

 

Yo no estimo tesoros ni riquezas,

y así, siempre me causa más contento

poner riquezas en mi entendimiento

que no mi entendimiento en las riquezas.

 

Y no estimo hermosura que vencida

es despojo civil de las edades

ni riqueza me agrada fementida,

 

teniendo por mejor en mis verdades

consumir vanidades de la vida

que consumir la vida en vanidades.

 COMENTARIO.

           También el título de este soneto viene más claramente sugerido, que en cierto sentido es el contrapunto del anterior,  por su contenido,  pues es sin duda un canto a la búsqueda de la plenitud del ser personal, que ha entregarse a la realización de las posibilidades del ser humano contenidas en su propia esencia: conocimiento, autonomía, libertad, capacidad de decisión.

 

5.-DIA DE COMUNIÓN.

 Amante dulce del alma,

bien soberano a que aspiro,

tú que sabes las ofensas

castigar a beneficios;

divino imán en que adoro

hoy que tan propicio os miro

que me animás a la osadía

de poder llamaros mío;

HOY PUEDO LLAMAROS MÍO.

hoy, que en unión amorosa,

pareció a vuestro cariño,

que si no estabais en mí

era poco estar conmigo;

hoy, que para examinar

el afecto con que os sirvo,

al corazón en persona

habéis entrado vos mismo,

pregunto ¿es amor o celos

tan cuidadoso escrutinio?

que quien lo registra todo

da de sospechar indicios.

LA TRANSVERBERACIÓN DE SANTA TERESA. BERNINI.

Mas ¡ay, bárbara ignorante,

y que de errores he dicho,

como si el estorbo humano

obstara al lince divino!

Para ver los corazones

no es menester asistirlos;

que para vos son patentes

las entrañas del abismo.

Con una intuición presente

tenéis en vuestro registro,

el infinito pasado,

hasta el presente finito;

luego no necesitabais,

para ver el pecho mío,

si lo estáis mirando sabio,

entrar a mirarlo fino;

luego es amor, no celos,

lo que en vos miro.

ICONO LLAMADO DEL ESPOSO.

COMENTARIO.

           La glosa es un canto al amor divino manifestado en la entrega de la Eucaristía.

El canto gira en torno a esta pregunta y su respuesta  ¿es amor o celos tan cuidadoso escrutinio? para después llegar a esta conclusión : luego es amor, no celos, lo que en vos miro.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN EL CÁNTICO DE LA NOCHE OSCURA DE SAN JUAN DE LA CRUZ.

 elcaballerodelverdegaban.

 

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

VISITAS

  • 1,888,909 hits

Imagenes Interesantes

The Rose and Snail

...bella dentro..

Alpha Falls - Side View

Certainly one forkful couldn't hurt...

Tetti, torri e campanili

Watch it!

frappè

21/52 Libros

Oculus

Triple Distilled

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: