You are currently browsing the category archive for the ‘38.-MANUEL MACHADO DE LA INCREENCIA RELIGIOSA A LA PRÁCTICA DE LA FE CATÓLICA.’ category.

MANUEL MACHADO DE LA INCREENCIA RELIGIOSA A LA PRÁCTICA DE LA FE CATÓLICA.

 Estos son los puntos del tema:

1.-Reseña biográfica,

2.-Su obra literaria.

3.-Sobre las creencias religiosas de Manuel Machado.

4.- Dios y la fe cristiana en la obra de Manuel Machado.

 PALACIO DE DUEÑAS EN SEVILLA DONDE VIVIERON LOS MACHADO.

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

 El poeta Manuel Machado Ruiz nació en Sevilla, el 29 de agosto del año 1874. Su padre (Antonio Machado Álvarez) era un conocido folclorista sevillano de sobrenombre «Demófilo»y su madre Ana Ruiz. Su hermano fue otro poeta de talla similar y de trayectoria paralela: Antonio Machado.

La familia se trasladó a Madrid y allí fue donde desarrolló lo importante de sus estudios que llegaron hasta la licenciatura de Filosofía y Letras

En Madrid, el joven Manuel empieza a dar a conocer sus primeras poesías. Con el transcurrir de los años, llegó a ser director de la Hemeroteca y Museo Municipal. Creó varias revistas literarias de escasa duración, y colaboró en periódicos diarios de Europa y América.

En setiembre Manuel inicia un noviazgo formal con Eulalia Cáceres, la prima trianera que desde 1897 siempre le había esperado, una mujer fervorosamente católica (que tras el fallecimiento de Machado profesaría como monja en el Cottolengo de Barcelona)

Al estallido de la guerra civil Manuel Machado se encontraba en Burgos manifestando su rechazo del frente popular adhiriéndose al movimiento nacional .

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.

En el año 1938-en plena guerra civil- fue designado para ocupar un sillón en la Real Academia Española.

Los dos hermanos poetas se encaminan por senderos seiparados que les conducen,

hacia el final de sus vidas, a abrazar los dos diferentes bandos en los que desembocó España por culpa de la guerra civil.

De toda guerra civil, siempre se dice que es una lucha entre hermanos, y en el caso de estos dos poetas, no puede ser la frase de mayor literalidad.

EL CAUDILLO DEL SABLE.

Al llegar triunfante a Madrid, la sublevación de Franco en el año 1939, nuestro autor dedicó a Franco una poesía de panegírico titulada «Al sable del Caudillo».

Esto le valió a Manuel el reconocimiento y el salvoconducto para vivir en el régimen.Sin embargo en el trascurso del tiempo la actitud de Machado frente al régimen de Franco se hizo más crítica algo que llegó a aparecer en varios de sus escritos, por ejemplo la contenida en un artículo aparecido en ABC el 2 de abril de 1946. Es en este año cuando la actitud de Machado con respecto al régimen de los vencedores va a mostrarse como más claramente disidente .

Cuentan  también sus biógrafos, que poco tiempo después de publicada la poesía “ Al sable del Caudillo , sintió Manuel un gran arrepentimiento por escribir y publicar la l poesía, máxime cuando se enteró de la muerte de su madre y hermano, en el obligado exilio francés.

En Madrid, el 19 de enero de 1947 moría este insigne poeta que nos dejó una buena colección de poesías, de calidad suprema.

2.- OBRA LITERARIA.

La obra de Manuel Machado puede agruparse en poesía, ensayo y teatro; también realizó traducciones de obras francesas, con las que se ganó la vida durante su juventud. El conseguir pronto una plaza de funcionario le permitió escribir sin angustias de subsistencia, textos de gran calidad. Aunque en vida se hizo muy popular por sus artículos de periódico, actualmente es más valorado como poeta y como dramaturgo.

 POESÍA

Sus primeros textos estuvieron dedicados a la poesía modernista, que buscaba en el pasado remoto y en los personajes y temas exóticos inspiración para crear textos bellos. Alma Ilustración: Juan Gris.

Su actividad poética comienza con dos libros que publicó, a duo, con el periodista y escritor Enrique Paradas: Tristes y alegres (1894) y Etcétera (1895). Ambos poemas muestran influencias de las coplas populares y de las rimas de Bécquer.

El segundo periodo, entre 1900 y 1909, es considerado el más importante. Manuel vive en Madrid y París la bohemia, íntimamente relacionado con Rubén Darío y algunos de sus seguidores españoles .

LA GIRALDA DE SEVILLA.

En 1900 publica Alma, donde incluye recreaciones de la copla andaluza y poemas de estilo simbolista y trata sus sentimientos más íntimos sobre la muerte, el amor y la soledad. En el poema Adelfos, dedicado a Miguel de Unamuno, se explayó en tono autobiográfico:

“Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron

soy de la raza mora, vieja amiga del Sol,

que todo lo ganaron y todo lo perdieron.

Tengo el alma de nardo del árabe español“.

En 1906 publicó Caprichos, y en 1909 reunió una serie de poemas sobre la vida nocturna y prostibularia, en tomo prosaico, en el libro El mal poema:

“Yo, poeta decadente,

español del siglo veinte,

que lo toros he elogiado,

y cantado

las golfas y el aguardiente…,

y la noche de Madrid,

y los rincones impuros,

y los vicios más oscuros

de estos bisnietos del Cid”.

 A partir de su matrimonio, en 1910, su vida se estabiliza y retorna a algunos de sus temas favoritos de juventud, relacionados con “lo andaluz”.

En 1912 publica Cante hondo, dedicado al folclore al que era tan aficionado y conocedor por tradición familiar. Introdujo cantares (soleares, seguidillas y sevillanas) y poemas extensos. En 1919 publicó Sevilla y otros poemas, sobre los tópicos andalucistas y los símbolos castizos.

ARS MORIENDI.

Esta segunda etapa de su obra poética acaba en 1921, con la publicación de Ars moriendi, sobre el arte de morir, de estilo simbolista.

Una tercera etapa de producción poética comenzó a partir de 1936, cuando residía en Burgos. Es una etapa en la que las cuestiones patrióticas -para congraciarse con los franquistas, en cuyo bando estaba- y la religión, son las temáticas predominantes. Entre las obras de este periodo figuran Horas de oro. Devocionario poético (1938), Cadencia de cadencias (1943) y Horarios (1947).

Manuel Machado se caracterizó por su concisión en el lenguaje. Busca el concepto principal y lo expresa con naturalidad, con frases breves expresadas en un lenguaje llano, a menudo coloquial, carente de retórica innecesaria.

“Y mañana

hablaremos de otra cosa

más hermosa …

Si la hay, y me da la gana”.

 Poco pendiente de la métrica, siempre se dejó llevar por el ritmo interno, tomándose las libertades que deseaba.

Fue un poeta perjudicado por las valoraciones políticas. También se vio perjudicado por una obra desigual, pues divulgó obras menores que tal vez otros no hubieran publicado. Tenía un gran sentido del ritmo. Se le ha acusado de superficialidad andalucista. Dámaso Alonso valoró el estilo de Manuel Machado como ligero y grave a la vez. Tuvo un estilo personal, perfectamente identificable, caracterizado por la variedad.

PROSA

Su primer libro en prosa fue El amor y la muerte (1913). Una colección de relatos breves; cuentos al estilo de algunos de Rubén Darío.

En 1913 escribió La guerra literaria (1898 – 1914) sobre su experiencia personal en la revolución modernista; esta la explicó como la lucha de los jóvenes escritores en contra de los escritores -ya consagrados- del realismo decimonónico (Echegaray y Galdós). Se trata de un libro escrito en tono ligero e irónico, en el que abundó en las prosáicas motivaciones de los jóvenes para involucrarse en la literatura como medio de ganar notoriedad y situarse en sociedad.

En cuanto a número, su mayor producción fueron las colaboraciones periodísticas. Se han llegado a recopilar más de mil trescientas de estas; principalmente en los diarios El Liberal y, posteriormente, en La Libertad; aunque también colaboró en menor medida con otros medios de prensa. Se caracterizó por escribir breves comentarios -precursores de los artículos cortos que aparecen en las páginas terceras de los periódicos y en los diarios digitales -sobre asuntos de actualidad.

También se dedicó intensamente a la crítica teatral; una actividad a la que había venido siendo muy aficionado desde joven. Su afición al teatro se transformaría en actividad creativa a partir de los años veinte, algo que explicamos al final de este texto.

En 1918 publicó el libro Ensayos de teatro, recopilación de sus colaboraciones en El Liberal.

Su estilo en prosa fue siempre escueto – economiza palabras y adjetivos – llano y claro; estilo que ya se percibía en sus poemas.

TEATRO

Escribió ocho obras de teatro, siete de ellas en colaboración.

Su primera comedia, Amor al vuelo, la escribe con José Luis Montoto, en 1904; no tuvo éxito.

Con su hermano Antonio escribe seis más: Desdichas de la fortuna o Juanillo Valcarcel (1926), Juan de Mañara (1927), Las Adelfas (1928), La Lola se va a los puertos (1930), La prima Fernanda (1931), La duquesa de Benamejí (1932) – escrita en prosa y en verso – y El hombre que murió en la guerra (1941).

En solitario preparó El Pilar de la Victoria (1944).

Se trata de unos ejemplos tardíos de teatro poético, similar a obras modernistas de autores como Valle-Inclán, Marquina y Villaespesa.

En La prima Fernanda la fluidez del verso va acompañada por un mensaje regeneracionista propio del noventayocho:

“Esquilmáis a la nación,

amamantáis los chacales

del agio y la explotación

en sus ubres minerales.

Entregáis el patrio suelo

como Don Opas traidor

y hasta vendéis el subsuelo

que es muchísimo peor”.

 ( CF.Obras y estilo de Manuel Machado – Modernismo 98 y 14

modernismo98y14.com/obras-manuel-machado.htm).

MANUEL Y ANTONIO MACHADO.

 3.-SOBRE LAS CREENCIAS RELIGIOSAS DE MANUEL MACHADO.

 Posiblemente la trayectoria religiosa de Manuel Machado podría sintetizarse como la de don Guido del famoso poema de su hermano Antonio, diciendo, que” fue de mozo muy jaranero, muy galán y algo torero; de viejo, gran rezador.”

Lo que indica que desde el punto de vista religioso nuestro autor no tuvo ni tan siquiera en su niñez una existencia religiosa, por lo que se puede hablar de que ya en la madurez experimentó una verdadera conversión.

En tal conversión tuvo mucho que ver su esposa Eulalia Cáceres; realizada ésta, se le pudo aplicar el calificativo de rezador al hilo de lo que la misma contaba al Padre Linares: “Venía siempre conmigo a Misa los domingos, confesaba en las principales fiestas del año y conmigo rezaba siempre devotamente el Rosario y el Angelus”,

Por eso dijo Manuel a Pedro de la Mora: ”A ella debo la salvación de mi vida y cuando muera le deberé la de mi alma.

A sugerencia de Eulalia, hace ejercicios espirituales con el Padre José Zameza, jesuita. El sacerdote le da las meditaciones ignacianas y luego pasean ambos por las orillas del burgalés río Arlazón dialogando sobre temas religiosos con base todo en los Ejercicios de San Ignacio y las Confesiones de San Agustín.

A partir de la conversión su obra religiosa se multiplicó, entre ellas las 11 “Estampas de santos” sonetos como “San Agustín” y “San Ignacio de Loyola”, reflejos de la influencia que ambos santos tuvieron en la definitiva conversión de Machado.

Es en este apartado oportuno mencionar aquí el poema, en el que hace una profesión expresa de fe: A pesar de lo feo,del mal y de la muerte, quiero creer, y creo.

JULIO RUELAS SUAREZ.

 EN LA MUERTE DE JULIO RUELAS.

 Ahora empezó, Ruelas, tu vida… (Fue su vida

un morir de deseos atropellados y un

matarse de embriagueces de mil suertes, según

era su sed… Corrió tras la escondida

agua nunca probada y siempre oída.)

 

Mientras tú duermes, vela la Humanidad tu sueño

(diría Rueda, un vate campesino, risueño

y panteísta … ). Yo, religioso, confío

en otro reino fuera de este Mundo. Es el mío

también; es el de todos los que adoran el Arte,

cuyo palacio tiene que estar en otra parte…

Hasta luego, Ruelas.  A pesar de lo feo, del mal y de la muerte, quiero creer, y creo.

4.-DIOS Y LA FE CRISTIANA EN LA OBRA DE MANUEL MACHADO.

     Dicho esto pasamos a analizar algunas de las obras religiosas de Manuel Machado.

 1.- KYRIE ELEYSON

 La Caridad, la Caridad, la Caridad…

Tus llagas otra vez, Señor, al mundo muestra,

y tu corona de espinas, y tu diestra

horadada por el clavo de la impiedad.

 

Dinos de nuevo aquella palabra que nos hace

llorar… y nos derrite la maldad en el pecho,

y nos da paz, amor y olvido. Y satisface

como el correr seguro del río por su lecho.

 

Y que un paisaje matinal y que una buena

esperanza nos den la alegría piadosa,

y que sea el amor de Dios nuestra verdad.

 

Que seamos buenos para librarnos de la pena.

y que nunca olvidemos esta única cosa:

¡La Caridad, la Caridad, la Caridad!…

 COMENTARIO.

            El soneto es una proclamación del mandato del Señor: amaos los unos a los otros como yo os he amado. Y mejor: nadie tiene tanto amor como el que da su vida por los amigos.

El soneto trae también a la mente el himno a la caridad de san Pablo y también el dicho de san Agustin: ama y haz lo que quieras.

 Beato Angélico. LA ANUNCIAClÓN

 La campanada blanca de maitines

al seráfico artista ha despertado,

y, al ponerse a pintar, tiene a su lado

un coro de rosados querubínes.

 

Y ellos le enseñan cómo se ilumina

la frente y las mejillas ideales

de María, los ojos virginales,

la mano transparente y ambarina.

 

Y el candor le presentan de sus alas

para que copie su infantil blancura

en las alas del ángel celestial,

 

que, ataviado de perlinas galas,

fecunda el seno de la Virgen pura,

como el rayo del sol por el cristal.

 COMENTARIO.

 No es el único soneto en el que Machado recurre a servirse de obras famosas de pintores para hilvanar sus poemas, así en las anunciaciones de Murillo, en alguna otra de Zurbarán en este caso es la anunciación de Fray Angélico quien le inspira el soneto, estilísticamente pulcro, y aunque atribuye de forma equívoca al ángel la fecundación del seno de la Virgen pura termina acertadamente utilizando en parte la frase del catecismo para destacar la concepción virginal de María pasando como por el cristal sin romperlo ni mancharlo.

JESÚS CONTEMPLA JERUSALEN Y ” LLORÓ SOBRE ELLA”

 FLEVIT SUPER ILLAM

 Es llanto el río, suspirar el viento,

luto las nubes… El carmín lejano

del horizonte, sangre. Y un lamento

sin fin el ulular del Océano.

 

Engaño del Amor, que a los dolores

del vivir lanza seres infelices…

Áspíd oculto entre mentidas flores

que tienen en la muerte sus raíces…

 

Llora, llora, Señor -como aquel día-.

Sobre la pobre tierra todo es llanto.

Tu Fe, Esperanza y Caridad son nombres…

 

Hay hiel para tu boca todavía.

Suertes se echan aún sobre tu manto.

Tu Cruz… ¡la empuñan para herir los hombres!

 COMENTARIO.

 El título del poema recuerda el llanto de Cristo a la vista de Jerusalén :”Flevir super illam Lloró sobre ella” diciendo “Jerusalén Jerusalén que matas a los profetas… he querido recogerte como la gallina recoge a los polluelos y no has querido…”

El poeta le invita a que llore “sobre la pobre tierra, olvidando que tras la muerte de Cristo ni Tu, Fe, Esperanza y Caridad son nombres… sino la fuente de una vida nueva en la que” no habrá ni luto ni llanto ni dolor.”

EL PASMO DE SICILIA DE RAFAEL SANZIO.

 LA PRIMERA CAÍDA.

 No puede más… Vacila… Los divinos

pies destrozan las piedras y matojos.

Y la sangre corriendo, hasta sus ojos,

borra un momento todos los caminos.

 

En torno, al verlo vacilar, se aterra

la multitud… Oculta el horizonte

espesa niebla. Se estremece el monte

y gimen las entrañas de la tierra.

 

Cayó. Todo se abate a su caída…

El cielo, al ver su gloria así rendida

a derrumbarse va sobre la agreste

 

inmensidad vencida y desolada…

Pero El clava en la altura su mirada

¡y sostiene la bóveda celeste…!

 COMENTARIO.

 El soneto bien puede considerarse como una estación de un via crucis; si en la primera parte del soneto aparece la humanidad de Cristo , en las dos últimas estrofas hay una expresa confesión de su divinidad.

 DOMINE UT VIDEAM

I

“Mi Vida, mi Verdad y mi Camino…”

Yo sé bien que eres Tú. Pero te busco

y ¡en qué mirajes la mirada ofusco,

o en qué negrura el paso desatino…!

 

Sin duda es verde aún la pobre rama

que en tu divino fuego arder quisiera,

y airado la separas de la hoguera

porque indigna la juzgas de tu llama

 

No sé, no sé, Señor, a dónde llego

corriendo tras tu sombra… En cualquier parte,

buscándote me angustio y extermino.

 

¡Dame, Señor, la mano, que soy ciego!

Ponme en la senda donde pueda hallarte:

¡Mi vida, mi Verdad y mi Camino!

 II

Ya me maté a mí mismo, pues no quiero

con hombre nada y en Ti sólo fío,

y a tu infinita caridad confío

cuanto sólo de Ti, Señor, espero.

 

Sólo contigo familiar sería

si Tú me hablaras… Y ¡qué humildemente

sin guardar nada, corazón y mente,

si los quisieras Tú, te entregaría!

 

Tómamelos, mi bien, que esta jornada

correr, de todo peso libre, ansío,

porque en Tu Gracia pronto se concluya…!

 

Yo sé de sobra que no valen nada.

mas, pues dejé mi voluntad, Dios mío,

hazme saber al fin cuál es la Tuya.

 III

¡Gracia, gracia, Señor, que el amor quiere

yo todo tuyo, mas Tú todo mío…!

Porque la mar lo espera corre el río.

Y a los besos del sol la rosa muere.

 

Amor, que a toda gloria se prefiere,

la muerte vence, mas no vence el frío…

Eco no halla la voz en el vacío.

No viva, Rey del alma, quien no espere.

 

Mas, si a vivir amando me destinas,

da pan al hambre mía, aunque sea poco;

agua a la sed en que me ves deshecho.

 

¡Del alma en sombras a las hondas minas

un rayito de sol…! -Y, Él: “Calla, loco,

siempre el amor acaba satisfecho!”

 COMENTARIO .

 Posiblemente en este poema Machado ha dejado la pura descripción que hemos visto en los sonetos anteriores, para hablar desde el sentimiento estrictamente religioso, descubriendo los anhelos de su alma en sus ruegos, manifestando cuales son sus esperanzas así como su disposición para recorrer un camino ascético de renuncia que le permita escuchar al final de los labios del Señor ese : “Calla, loco, siempre el amor acaba satisfecho!”

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN EL CÁNTICO LA NOCHE OSCURA DE SAN JUAN DE LA CRUZ.

 quijotediscipulo.

 

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

 

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

julio 2019
L M X J V S D
« Jun    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

VISITAS

  • 2.474.174 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: