You are currently browsing the category archive for the ‘45.-Jorge Guillén un agnóstico con ansia de Dios’ category.

JORGE GUILLÉN UN AGNÓSTICO Y SU CONSTANTE ANSIA DE DIOS.

1.-Reseña biográfica.

2.-Obra poética.

3.- Dios y la religión en la obra de Jorge Guillén.

1.- RESEÑA BIOGRÁFICA.

Jorge Guillén (1893-1984), poeta y crítico literario, nació en Valladolid en el seno de una familia acomodada perteneciente a la burguesía liberal castellana. Durante su infancia y juventud recibió una esmerada formación académica.

A los dieciséis años fue enviado por sus padres a ampliar sus conocimientos en Friburgo (Suiza), donde adquirió un espléndido dominio de la lengua francesa. Estudia Filosofía y Literatura en Madrid y Granada.

Fue catedrático de Literatura en las universidades de Murcia (1925) y Sevilla (1931-1938). Antes había sido profesor de español en la Sorbona (1917-1923), como sucesor de Pedro Salinas (1891-1951). Más tarde sería lector en Oxford (1929-1931). Antes de partir para Inglaterra, había dado a la imprenta su primer poemario, publicado bajo el elocuente título de Cántico (1928).

JORGE GUILLÉN Y LA  INFANCIA . VALLADOLID.

Por su talante liberal y sus manifiestas simpatías hacia el régimen republicano, fue detenido y encarcelado en Pamplona durante la Guerra Civil (1936-1939). Puesto en libertad por las gestiones realizadas por su padre, quedó inhabilitado por el Ministerio de Educación para el ejercicio de cualquier cargo público.

En 1938 abandonó clandestinamente España tras cruzar a pie el Bidasoa por uno de sus puentes, para dar inicio a un exilio voluntario que habría de prolongarse durante varias décadas.

Desde Francia pasó de inmediato a los Estados Unidos de América, donde continuó desplegando una intensa y fecunda actividad docente en las aulas del Wellesley College (1940-1957) en el estado de Massachussetts.

Durante esta etapa, se dedicó también a pulir e incrementar los poemas de Cántico, cuya cuarta y definitiva edición vio la luz en Argentina bajo el título de Cántico. Fe de vida (Buenos Aires, 1950).

Se jubiló en 1958 y fue invitado a impartir un curso de literatura española en la cátedra Charles Eliot Norton, de la Universidad de Harvard. Sus brillantes lecciones magistrales se publicaron en 1962 en un volumen de ensayo y crítica titulado Lengua y poesía.

PREMIO CERVANTES 1997. JORGE GUILLÉN.

Regresó a España después del fallecimiento de Franco en 1975, y se instaló en Málaga. Recibió numerosos homenajes y distinciones nacionales e internacionales, como el Premio Cervantes (1976) o en Italia el Gran Premio de la Academia dei Lincei (1977), además de ser nombrado académico de honor de la Real Academia Española de la Lengua (1978).

En medio de este reconocimiento unánime, falleció en la capital malagueña a comienzos de 1984, poco después de haber cumplido los noventa y un años de edad.

2.-OBRA POÉTICA

Está considerado, junto a Pedro Salinas, uno de los más ilustres “poetas profesores” de la generación del 27 y de las letras españolas en general.

Guillén parte de Juan Ramón Jiménez, pero sin el fondo de sentimiento esfumado de éste. La poesía de Guillén corresponde a la del poeta simbolista francés Paul Valéry (1871-1945), cuya obra Cementerio marino había traducido Guillén, obra que influiría en sus trabajos creativos posteriores. Guillén compartía con los simbolistas la fe en la poesía pura: “lo que queda cuando al poema se le quita todo lo que no es poesía”.

Desde sus primeras incursiones en la creación poética, Jorge Guillén concibió su obra como un todo unitario que bien podría quedar recogido en un único libro.

El propio poeta puso en marcha este proyecto de obra global con la sucesiva revisión y reelaboración de Cántico, su opera prima, que pasó de contener setenta y cinco poemas en su primera edición (Madrid, 1928) a contar con trescientos en su versión definitiva (Buenos Aires, 1950).

Cántico (1928, 1936, 1945 y 1950)

Guillén publica un solo libro importante del que da sucesivas ediciones aumentadas: 1928 = 75 poemas; 1936 = 125 poemas; 1945 = 270 poemas; 1950 = 334 poemas.

Guillen publicó tres volúmenes prominentes de su poesía: Cántico, Clamor, Homenaje

El aumento continuo de su obra no ha de entenderse como corrección sino como crecimiento, lo mismo que un árbol que se va haciendo cada vez más robusto, alto y frondoso. Las nuevas poesías el poeta las fue intercalando demostrando la atemporalidad de la poesía, al margen de estilos y creencias.

Cántico constituye un himno a la creación, al goce de existir, a la armonía del universo. Aunque todo ello expresado de una manera intelectual, filosófica, preguntándose sobre la inmutabilidad de las cosas como lo harían los filósofos Parménides o Heidegger.

Los versos de Cántico representan la cima de la poesía pura, estilizada y antirromántica pero siempre humana. Este poemario se inscribe dentro del llamado “conceptismo conceptual” propio de ciertas vanguardias europeas.

Clamor (agrupa tres obras):Maremágnum (1957).Que van a dar en la mar (1960).

A la altura de las circunstancias (1963) Es una colección de poemas comprometidos con el momento histórico donde el autor supera las premisas literarias iniciales de la Generación del 27. Poesía política, en donde la voz se alza vigorosamente como lúcido testimonio de un país y de una época: el dolor y la muerte en él son autobiográficos, pues vive en el exilio y acaba de morir su primera esposa.

 Homenaje (1967) Guillén realiza una síntesis magistral de las dos tendencias previas, con una poesía pura pero llena de referentes concretos.

Ya en plena vejez, el poeta vallisoletano decidió rendir tributo en esta obra a las personas, obras y acontecimientos históricos que mayor huella habían dejado en su vida.

Aire nuestro (1968) Recoge su poesía completa. El argumento de la obra (1969)

 Ensayo.y otros poemas (1973)

Historia muy natural (1980) Este poemario no aporta nada nuevo y tal vez se lo más prescindible en el conjunto de su obra.

Final (1982)En esta obra resultan muy gratas y significativas algunas aclaraciones o variaciones sobre su poesía anterior.

Lenguaje y poesía (1962) Obra crítica en la que estudia a autores clásicos y contemporáneos. Es una recopilación de sus lecciones en Harvard.

El argumento de la obra (1969)

En torno a Gabriel Miró: breve epistolario (1973)

Cántico. Escritos de los años veinte (1980).

Prólogo a las Obras de García Lorca (1898-1936)

Jorge Guillén cultiva la poesía pura:Para Guillén, perfección es símbolo de existencia. Por eso, el contacto del poeta con la realidad no produce sensación dolorosa, sino de plenitud y exclamación gozosa. Canta el presente, el aquí y ahora metafísico-existencial, de espaldas al pasado.

Su poesía presenta una estructura formal muy clásica, que no elimina, sino que perfecciona los elementos estróficos, rítmicos y musicales

En Jorge Guillén desaparecen todos los elementos puramente decorativos del modernismo, para quedar todo en lírica pura, forma perfecta, sensación abstraída en la idea. Guillén es un clásico de la literatura del siglo XX. Su estilo está perfectamente limado y perfeccionado hasta el máximo.( Cf.hispanoteca.eu/…/Jorge%20Guillén%20-%20Vida%20y%20obras.htm

 

 3.-DIOS Y LA RELIGIÓN EN LA OBRA DE JORGE GUILLÉN.

 Comienzo este apartado con unas palabras de Gómez Yebra que ha dedicado un artículo a este tema: «Dios al ‘Final’ de Jorge Guillén», del que copio estas palabras como conclusión:“No hay respuesta definitiva, es cierto, pero queda patente la continuada presencia de Dios, el Dios del cristianismo, a lo largo de la obra guilleniana y, aunque su autodefinición como agnóstico queda demostrada más en concreto, a través de Final, también su inequívoca ansia de Dios.( Cf. Antonio Gómez Yebra, «Dios al ‘Final’ de Jorge Guillén», Ínsula, núms. 435-436, 1983, p. 11.)

Veamos la verdad de estas afirmaciones:

La presencia de Dios aparece, por ejemplo, en el primer poema de “ En tiempo fechado” se habla de «el protagonista divino» como «Alguien no material», que es quien pronuncia las palabras que son origen primero de la creación desde la nada: «Fiat lux». En el poema sexto, «La tierra y el hombre», observamos de nuevo el poder revelador de lo creado, de la naturaleza que nos da la «visión del Ser que Es»:

VISIÓN  DE MOISÉS DE LA ZARZA ARDIENDO SIN CONSUMIRSE.

«Geórgica primera.»

Se requiere

Gran poeta, maestro verdadero

Para «cantar» ahondando con precisa

Mirada, con saber muy competente

De labrador contemplativo, tierra

Sometida a labores: gran esfuerzo

Que a esta altura es fervor, palabra intensa.

Este contacto con la vida misma,

Con esa realidad tan inmediata

Y siempre trabajada constituye

Visión, visión del Ser que Es, fecundo

Sin retorno a bucólica. Virgilio,

Poeta extraordinario, nos lo advierte.

 Como vemos, para el poeta la realidad natural, tan inmediata y siempre tan trabajada nos permite ver al Ser que Es, ¿ aludiendo al nombre que Dios se dio cuando Moisés le preguntó cuál era su nombre, este le dijo Yo Soy el que soy ? ( Ex. 3,14) Asi con interrogación, porque Jorge Guillén no deja de sorprender  hablando como si fuera Parménides, el filosofo del ser único e inmóvil-

DESCONCIERTO.

Una frase de Soren Kierkegaard le permite calificar la fe del filososfo como la “fe tan sonora de energúmeno “ en el poema

“ Desconcierto.”

 «Cristo… solamente se sacrifica

para que aquellos a quienes ama

lleguen a ser tan desdichados como él mismo».

( Soren Kierkegaard).

 Esa fe tan sonora de energúmeno

Por muy genial que sea

Irrita los oídos con injusto atropello.

Rompe la paz cristiana

Inflije su escenario de lo absurdo

Y frente al Creador

¿ No sonará como creciente abuso ?

“ Armonia, belleza, “ no, no: ruge el paleto

“¡Honor de ser dichoso! yo lo veto”.

“Lo que os digo en tinieblas

Decidlo en la luz.” ( Mt.10,27 ).

 “Estas cosas os he dicho

Para que hallèis en Mí la Paz.” ( Jh. XVI, 33).

 El tema de Dios empieza a aparecer en el poema «Esperando a Godot», en el que el personaje esperado puede ser God (Dios en inglés); y aunque ese God no llegue y el hombre, «esa criatura desvalida», no consiga «dotar de coherencia al mundo», Guillén, invita a la esperanza: «Esperemos de veras. ¿Hay vida? Ya esperanza». Una esperanza que en Guillen de acuerdo con su agnosticismo confesado, nunca termina en certeza .

¿ CÓMO NO DESEAR ORDENADOR ESPÍRITU ?

Por lo mismo en el poema «Cavilaciones» se muestra dubitativo acerca de la existencia de la divinidad: «¿Dios? Ojalá, quién sabe», y », «De este gran universo en que yo aliento», el poeta dirá: «¿Cómo no desear ordenador Espíritu?», «¿Cómo no desear una Supremacía?». Por eso como dice Gómez Yebra, arriba citado ,aunque su autodefinición como agnóstico queda demostrada, también su inequívoca ansia de Dios.

La misma inseguridad que muestra directamente a la hora de hablar de Dios , aparece también indirectamente en su actitud ante la muerte , dice en su poema-

FUERA DEL MUNDO:

Nadie en los cementerios.

¡Qué solas se quedan las tumbas!

Cuanto nosotros somos y tenemos

Forma un curso que va a su desenlace:

La pérdida total. No es un fracaso.

Es el término justo de una Historia,

Historia sabiamente organizada.

Si naces, morirás. ¿De qué te quejas?

Sean los dioses, ellos, inmortales.

Natural que, por fin, decline y me consuma.

Haya muerte serena entre los míos.

Algún día —¿tal vez penosamente?—

Me moriré, tranquilo, sosegado.

No me despertaré por la mañana

Ni por la tarde. ¿Nunca?

¿Monstruo sin cuerpo yo?

Se cumpla el orden.

No te entristezca el muerto solitario.

En esa soledad no está, no existe.

Nadie en los cementerios.

¡Qué solas se quedan las tumbas! 

¡ Ninguna esperanza de supervivencia!, en esa soledad no está, no existe, es la repuesta del poeta a sus peguntas: ¿ Nunca ? ¿ Monstruo yo sin cuerpo ?

Nadie en los cementerios. A pesar de que ha hablado de una Historia bien organizada. ¿Organizada por quien?¿ Acaso  la caída en la nada es el resultado de una buena organización de nuestra Historia ? Bien puede entenderse que el poeta es el verdadero organizador de la naturaleza y de la Historia. 

 ¿ Y en el Poema:

“VIERNES SANTO ?

 «Este cáliz apártalo de mí.

Pero si es necesario… ».

Y el cáliz, de amargura necesaria,

Fue llevado a la boca, fue bebido.

La boca, todo el cuerpo,

El alma del más puro

Aceptaron el mal sin resistencia.

 

Y el mal era injusticia,

Dolor

-Un dolor infligido

Con burla-

Y sangre derramada.

Todo era necesario

Para asumir aquella hombría atroz.

Era el Hijo del Hombre.

Hijo con sus apuros, sus congojas

Porque el Padre está lejos o invisible,

Y le deja ser hombre, criatura

De aflicción y de gozo,

De viernes y de sábado

Sobre cuestas y cuestas.

 

¿Por qué le abandonaste si es tu Hijo?

Y los cielos se nublan,

La tierra se conmueve,

Hay fragor indignado:

Todo ve la injusticia. ¿Necesaria?

También sufren los justos que condenan

El mal

Y rechazan su ayuda.

Pero el Hijo del Hombre sí la quiere.

Él es

Quien debe allí, sobre la cuesta humana,

Cargar con todo el peso de su hombría,

Entre los malos, colaboradores,

Frente a los justos que al horror se niegan.

 

Culminación de crisis,

A plenitud alzada.

Esta vida suprema exige muerte.

 

Ha de morir el Hijo.

Tiene que ser el hombre más humano.

También

Los minutos serenos transcurrieron.

Hubo días hermosos con parábolas.

 

Es viernes hoy con sangre:

Sangre que a la verdad ya desemboca.

Y entonces…

Gemido clamoroso de final.

Un centurión ya entiende.

Lloran las tres Marías. Hombre sacro.

La Cruz.

COMENTARIO.

 También en este poema la misma ambigüedad: el Hijo del Hombre, vida en plenitud que exige muerte, tiene que ser el hombre más humano.¿ Que hay de sus milagros? Hubo días hermosos con parábolas . ¿ Y Dios, su Padre ? el Padre está lejos o invisible…Aunque hubo también sábados y el centurión entendió: Verdaderamente este era un hombre justo Pero al final: lloran las tres Marías. Hombre sacro. ¿ Nada más? La Cruz.

¿ y de la Resurrección ? 

Y se anuncia

lo más fabuloso. ¿Tumba

para una resurrección,

para llegar a ser pluma

casi indistinta del aire,

aire sobre el mar, espuma

que fuese nube en un cielo

con voz de mar?

                            No hay más ruta

que este más allá mortal:

 Es significativo que Jorge Guillen que ha valorado tanto la naturaleza, que la ha cantado como la verdadera realidad, que ha percibido su armonía , que ha proclamado que el mundo está bien hecho, haya terminado diciendo : La humana armonía simboliza el orden cósmico precisamente porque éste es también obra del hombre” que ha sido capaz de imaginarlo. ¿Ahora seré yo, Yo mismo a mi nivel, Quien vive con el puro firmamento? Me perteneces, música, Dechado sobrehumano Que el hombre entrega al hombre (…)

¡Oh música del hombre y más que el hombre, Último desenlace De la audaz esperanza! (…) Remontado el concierto De esta culminación de realidad. Participo también de tu victoria: Absoluta armonía en aire humano.En definitiva una transcendencia puramente humana.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:CAMPOAMOR ENTRE LA INCREENCIA Y EL DESEO DE CREER.

quijotediscipulo.

            1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

julio 2019
L M X J V S D
« Jun    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

VISITAS

  • 2.474.174 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: