You are currently browsing the category archive for the ‘46.- Rafael Alberti un comunista que llama camarada a la Virgen.’ category.

RAFAEL ALBERTI UN POETA COMUNISTA QUE PIDE A LA VIRGEN MACARENA LLAMARLA CAMARADA.

Estos son los puntos del tema:

1.-Biografía.

2.-Su obra.

3.-Dios y la Religión en la obra de Rafael Alberti.

4.- Rafael Alberti y la Virgen María.

5.-La crítica religiosa en el Poema Goya.

6.- La Burla  de Alberti en un Villancico de Navidad.

7.- El Cuerpo deshabitado o el Rechazo de la idea de Dios.

FUNDACIÓN ALBERTI EN EL PUERTO DE SANTA MARÍA.

1.- BIOGRAFÍA.

Rafael Alberti (Rafael Alberti Merello (El Puerto de Santa María, Cádiz, 16 de diciembre de 1902-ibídem, 28 de octubre de 1999)

Cursó la primera enseñanza con las Carmelitas y después ingresó en el colegio de jesuitas San Luis Gonzaga del Puerto. La disciplina del colegio chocaba con el carácter del joven, que empezó a obtener malos resultados académicos, siendo expulsado en 1916 por mala conducta (a los 14 años de edad). No superó el cuarto año de bachillerato.

En 1917 se traslada a Madrid con su familia. Rafael decide seguir su vocación de pintor, demostrando gran capacidad estética para captar el vanguardismo de la época. Consigue exponer en el Salón de Otoño y en el Ateneo de Madrid.

En 1920 muere su padre. Una afección pulmonar le obliga a desplazarse a la localidad segoviana de San Rafael, en la Sierra de Guadarrama. En el retiro, comienza a trabajar los versos que luego formarían Marinero en tierra.

POETAS DE LA GENERACIÓN DEL 27.

Restablecido, regresa a Madrid donde empieza a frecuentar la Residencia de Estudiantes y se rodea de otros poetas. Conoce a Federico García Lorca, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego y otros jóvenes autores que van a constituir el más brillante grupo poético del siglo XX.

En 1925, recibe el Premio Nacional de Poesía por Marinero en tierra[ ]convirtiéndose en una figura preeminente de la lírica española.

En los años siguientes, Alberti sufre una crisis existencial debida a su delicada salud, sus penurias económicas y la pérdida de la fe. La evolución de su conflicto interior se manifiesta en su poesía de estos años: en Sobre los ángeles toca un fondo de desolación que sólo superará mediante el compromiso político. Durante la dictadura del general Primo de Rivera participa en revueltas estudiantiles, apoya el advenimiento de la Segunda República Española y se afilia al Partido Comunista. Para él, la poesía se convierte en un arma necesaria para sacudir conciencias, una forma de cambiar el mundo]

MARIA TERESA LEÓN. FRANCISCO RAMÍREZ Y RAFAEL ALBERTI.

En 1930 conoce a María Teresa León, con la que fundaría en 1933 la revista revolucionaria Octubre. Viaja a la Unión Soviética donde asiste a una reunión de escritores antifascistas.

En 1936 estalla la Guerra Civil. Durante este periodo Alberti fue miembro de la pro-republicana Alianza de Intelectuales Antifascistas junto con otros autores como María Zambrano, Ramón Gómez de la Serna, Miguel Hernández, José Bergamín, Rosa Chacel, Luis Buñuel, Luis Cernuda, Pedro Garfias, Juan Chabás, y Manuel Altolaguirre entre otros.

Tras la derrota republicana, Alberti y María Teresa León optan por el exilio. Se trasladan a París hasta que el gobierno de Pétain les retira el permiso de trabajo por ser considerados comunistas peligrosos. En 1940 y ante la amenaza alemana, se embarcan en Marsella a bordo del “Mendoza” rumbo a Buenos Aires donde llegaron el 2 de marzo de 1940. Vivirán en Buenos Aires y en la estancia El Totoral de Córdoba. En Argentina nace su hija Aitana.[] En Chile serán acompañados por Pablo Neruda. Vivieron también en Punta del Este y en Roma.

Alberti regresa a España en 1977, después de la muerte de Franco y la instauración de la monarquía. Ese año es elegido diputado al Congreso en las listas del Partido Comunista, pero no tarda en renunciar al escaño para continuar en Roma su trabajo como poeta y pintor.

EL REY JUAN CARLOS ENTREGA EL PREMIO CERVANTES A RAFAEL ALBERTI.

A partir de entonces asistió a recitales, conferencias y homenajes multitudinarios. No consiguió sillón en la Academia, pero obtuvo el mayor reconocimiento literario, el premio Cervantes, que se le adjudicó en 1983. Antes había sido distinguido con galardones internacionales como el Lenin de la Paz (1965) y el premio Roma de Literatura (1991), además del Nacional de Teatro (1980). Renunció al otro gran galardón de las letras españolas, el Príncipe de Asturias, debido a sus fuertes convicciones republicanas.

El 28 de octubre de 1999 murió en su casa de El Puerto de Santa María, en su ciudad natal. Sus cenizas fueron esparcidas en el mismo mar de su infancia, aquel que cantó en su obra “Marinero en Tierra“.( Cf. Biografia en Wikipedia)

2.-SU OBRA.

En la poesía de Rafael Alberti se distinguen cuatro etapas fundamentales:

POESÍA NEOPOPULISTA (1922-1927): es una poesía cercana a los cancioneros tradicionales y al folclore andaluz. A esta época pertenecen: Marinero en tierra, La amante y El alba del alheli

POESÍA VANGUARDISTA (1927-1929): rompe con el lenguaje poético tradicional y adopta un estilo próximo al surrealismo. A este período pertenecen: Cal y Canto y Sobre los ángeles.

POESÍA SOCIAL (1930-1939): cultiva una poesía con una intención propagandística. Obras como Poeta en la calle o Entre el clavel y la espada pertenecen a esta etapa.POESÍA DEL EXILIO (a partir de 1939): la nostalgia de la tierra, la sátira política o los recuerdos tiñen diversas obras, como Retornos de lo vivo lejano.

LISTADO DE SUS OBRAS.

POESÍAS.

(1952) Ora marítima. Baladas y canciones del Paraná (1953) Sonríe China (1958) La primavera de los pueblos (1961) Poemas escénicos. Primera serie (1962) Abierto a todas horas (1964) Roma, peligro para caminantes (1968) Los ocho nombres de Picasso y no digo más de lo que no digo (1970) Canciones del alto valle del Aniene y otros versos y prosas (1972) Maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Miró (1975) Los destacagados (1977Poesías anteriores a Marinero en tierra (1969) Marinero en tierra (1925) La amante (1926) El alba del alhelí (1927) Domecq 1730-1928 (1928) Cal y canto (1929) Sobre los ángeles (1929) Sermones y moradas (1935) Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos (1935) Con los zapatos puestos tengo que morir (Elegía cívica) (1935) Consignas (1933) Un fantasma recorre Europa (1933) Verte y no verte (1935) 13 bandas y 48 estrellas (1936) Nuestra diaria palabra (1936) De un momento a otro (1937) El burro explosivo (1938) Vida bilingüe de un refugiado español en Francia (1942) Entre el clavel y la espada (1941) Pleamar (1944) A la pintura, poema del color y la línea (1948) Signos del día (1961) Coplas de Juan Panadero (1949) Buenos Aires en tinta china (1951) Poemas de Punta del Este (1961) Retorno de lo vivo lejano ) Fustigada luz (1980) Versos sueltos de cada día (1982) Golfo de sombras (1986) Los hijos del drago y otros poemas (1986) Accidente. Poemas del hospital (1987) Cuatro canciones (1987) Amor en vilo Canciones para Altair (1989) .

OBRAS DE TEATRO.

 El hombre deshabitado (1931)Fermín Galán (1931)Bazar de la providencia (1934)La farsa de los Reyes Magos, dos farsas revolucionarias (1934)Los salvadores de España (1936)Radio Sevilla (1938)Cantata de los héroes y la fraternidad de los pueblos (1938) De un momento a otro (1942)El adefesio (1944El trébol florido (1946)La Gallarda (1944-1945)La lozana andaluza (adaptación de Francisco Delicado, 1962)Teatro de agitación política 1933-1939 (1976)Noche de guerra en el Museo del Prado (1956)Santa Casilda (1990).

OBRAS EN PROSA.

 Imagen primera de… (1945) Prosas encontradas 1924-1942 (1970)La arboleda perdida (1959, 1987, 1996).

La obra de Rafael Alberti es la más variada de la Generación del 27 en cuanto a temas y estilo, y refleja la personal evolución del autor ante la vida y el arte. La variedad de su obra determina un estilo cambiante, que se va adaptando a los diferentes contenidos. Así, desde la sencillez y musicalidad de la poesía popular se pasa a la complejidad de los poemas de inspiración gongorina o a las metáforas y símbolos de la etapa surrealista.

Los poemarios más conocidos de Alberti son los de la primera época. En ellos predomina la canción breve de estilo popular. La obra de Alberti se caracteriza por el empleo frecuente de recursos de la poesía popular y del folclore (anáforas, paralelismos, etc.); el humorismo, incluso en poemas de temas amoroso o ideológico; y el empleo de los colores y de las imágenes de carácter visual, fruto de su faceta de pintor. No obstante, hay un tema que resalta sobre todos los demás: el mar, su mar del sur, su mar de Cádiz.( https://lapoesiadealberti.wordpress.com/about/etapas/).

DEL GRECO.

3.-DIOS Y LA RELIGIÓN EN LA OBRA DE RAFAEL ALBERTI.

 El hecho de la declarada militancia comunista de Rafael Alberti nos podría llevar a la conclusión de que todo lo relacionado con Dios y la religión estaría por lo menos ausente en su obra, algo que sin embargo a priori no tiene que ser una consecuencia necesaria de tal militancia, pues el hecho religioso puede ser abordado desde muy diversas instancias, desde la fe, la duda, el silencio, la crítica, el rechazo frontal, desde el ateísmo militante etc.

Digamos para comenzar que vista la mayor parte de la obra de nuestro autor la actitud que en ella predomina es la del silencio sobre Dios y la religión, este predominio no es absoluto, pues en la obra de Alberti podemos descubrir retazos de fe, de crítica, de burla, de una cierta añoranza y de signos de una calculada ambigüedad manifestada en obras que resultan de difícil interpretación y que dejan entrever implicaciones religiosas; que sea lo últimamente dicho como el índice de lo que sigue.

CLAUSTRO DEL MONASTERIO DE SILOS. BURGOS. ESPAÑA.

1.-LA VIRGEN MARÍA Y RAFAEL ALBERTI.

 Alberti trabó amistad con el padre Justo Perez de Urbel , como lo prueba esta carta desconocida a la que tuve acceso mientras investigaba para mi libro «La pasión de Pilar Primo de Rivera» (Plaza y Janés); misiva exhumada por el benedictino Manuel Garrido Bonaño y conservada entre los papeles privados de fray Justo, depositados en el Archivo de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Datada por el poeta el 8 de agosto de 1929, dice así: «Querido Fray Justo: Dentro de poco, irá a visitarle un buen amigo mío, que quisiera quedarse en ese maravilloso monasterio unos cuantos días. Yo le he hablado mucho de usted, de cuando le visité con mi hermano hace ya tiempo. Tiene verdaderos deseos de conocerle, hacer vida monacal, y pasearse por ese claustro bajo, donde se muere de frío en un rincón la Virgen de Marzo.

Tengo la certeza de que simpatizará con él y se hará muy amigo suyo. Se llama José Emilio Herrero y es un jovencísimo poeta, gran amigo de Berceo, cuyos códices le interesarán mucho.

¿Le molestaría a usted escribirme diciéndome si ahora es buena época para visitarle y si dispone de habitación para unos días? Mis señas: Casa del Cocinero. Guadarrama. Mi amigo le llevará algunos libros míos últimos que usted no conoce. Saludos al Padre Abad. Y a Fray David, que no he olvidado que se negó a revelarme el secreto del licor benedictino. Le abraza su amigo, Rafael Alberti».http://www.larazon.es/cultura/las-cartas-secretas-de-rafael-alberti-al-monje-de-la-falange

Cinco años antes, el 25 de agosto de 1924Alberti había dejó estampados estos versos en el libro de visitas de Silos, dedicados a la Virgen de Marzo:

1.-DIALOGUILLO DE LA VIRGEN DE MARZO Y EL NIÑO.SILOS

«¡Tan bonito como está,

Madre, el jardín, tan bonito!

¡Déjame bajar a él!

¿Para qué?

¡Para dar un paseíto!

Y, mientras, sin ti, ¿qué haré?

Baja tú a los ventanales;

Dos blancas malvas reales

En tu seno prenderé.

¡Déjame bajar, que quiero,

Madre, ser tu jardinero!».

 2.-LA VIRGEN DEL BARATILLO.SEVILLA.

 La Virgen del Baratillo,

sobre cuarenta costales,

sueña en la hoz y el martillo

para aliviar tantos males.

 COMENTARIO.

 A principios del siglo XVII se colocó en el barrio del Arenal de Sevilla, en un lugar conocido como “El Baratillo“, una cruz de hierro , lo que motivó la devoción de algunos vecinos. Estos crearon una hermandad de nazarenos y colocaron la cruz sobre la cúpula de la iglesia que edificaron como sede y tomaron a la Virgen de la Piedad como objeto de su devoción, colocándola en el altar mayor de su templo .Este sería el origen de esta denominación popular de esta Virgen de la piedad y de su Hermandad. La estrofa bien se puede identificar con Alberti por ese hipotético sueño de la Virgen.

 IMAGEN DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA. MACARENA.

3.-POEMA DE LA DISCORDIA.

 Déjame esta madrugada

lavar tu llanto en mi pena,

Virgen de la Macarena,

llamándote camarada.

 

Flor del vergel sevillano,

sangre de tu santa tierra,

de la paz, no de la guerra,

jamás de Queipo de Llano.

 

Que tú no eres generala,

abogada del terror,

sino madre del amor,

lumbre que todo lo iguala.

 

Camarada, compañera,

de obreros y campesinos,

nunca de los asesinos

del pueblo que te venera.

 

Tú la representación

pura de la luz serena,

Virgen de la Macarena,

no de la provocación.

Muchacha de Andalucía,

la más clamorosa alhaja

de la sola cofradía,

de la gente que trabaja.

PUERTA Y ERMITA DE LA MACARENA. SEVILLA.

 COMENTARIO.

 El Poema a la Virgen de la Esperanza Macarena de Rafael Alberti, fue leído durante el I Congreso Regional de Andalucía del PCE, los días 24, 25, y 26 de Marzo de 1978 (que coincidió con la Semana Santa de aquel año), conocido como el “poema de la discordia”.Fuente: ABC, 28/Marzo/1978.

La intervención de Alberti llenó de sorpresa no sólo a las capas mas conservadoras (el diario ABC se subía por las paredes), sino a los propios militantes comunistas que asistían al mitin. Alberti subió al estrado y leyó e incluso llegó a declamar: “Que no hay bien que resista/ hoy en la tierra y el cielo/ al Partido Comunista”.

EL ENTIERRO DE LA SARDINA DE GOYA.

2.-LA CRÍTICA RELIGIOSA EN EL POEMA “ GOYA” DE ALBERTI.

 La dulzura, el estupro

la risa, la violencia,

la sonrisa, la sangre,

el cadalso, la feria.

 

La dulzura, el estupro

la risa, la violencia,

la sonrisa, la sangre,

el cadalso, la feria.

 

Hay un diablo demente persiguiendo

a cuchillo la luz y las tinieblas.

De ti me guardo un ojo en el incendio.

A ti te dentelleo la cabeza.

Te hago crujir los húmeros.

Te sorbo el caracol que te hurga en una oreja.

A ti te entierro solamente

en el barro las piernas.

Una pierna.

Otra pierna.

Golpea

¡Huir!

Pero quedarse para ver,

para morirse sin morir

 

¡Oh luz de enfermería!

Ruedo tuerto de la alegría

Aspavientos de la agonía.

Cuando todo se cae

y en adefesio España se desvae

y una escoba se aleja.

Volar.

El demonio, senos de vieja.

Y el torero,

Pedro Romero.

Y el desangrado en amarillo,

Pepe-Hillo.

Y el anverso

de la duquesa con reverso.

Y la Borbón esperpenticia

con su Borbón espertenticio.

Y la pericia

de la mano del Santo Oficio.

Y el escarmiento

del más espantajado

fusilamiento

Y el repolludo

cardenal narigado,

narigudo.

Y la puesta de sol en la Pradera.

Y el embozado

con su chistera.

Y la gracia de la desgracia.

Y la desgracia de la gracia.

Y la poesía

de la pintura clara

y la sombría.

Y el mascarón

que se dispara

para

bailar en la procesión.

 

El mascarón, la muerte,

la Corte, la carencia,

el vómito, la ronda,

la hartura, el hambre negra,

el cornalón, el sueño,

la paz, la guerra.

 

¿De dónde vienes tú, gayumbo extraño, animal fino,

corniveleto,

rojo y zaíno?

¿De dónde vienes, funeral,

feto,

irreal

disparate real,

boceto,

alto

cobalto,

nube rosa,

arboleda,

seda umbrosa,

jubilosa

seda?

 

LOS SUEÑOS DE LA RAZÓN PRODUCEN MONSTRUOS. CAPRICHOS, GOYA.                

                    Duendecitos. Soplones.

                   Despacha, que despiertan.

                   El sí pronuncian y la mano alargan

                   al primero que llega.

                   Ya es hora.

                     ¡Gaudeamus!

                     Buen viaje.

                   Sueño de la mentira.

                       Y un entierro

                   que verdaderamente amedrenta al paisaje.

 

                  Pintor.

                   En tu inmortalidad llore la Gracia

                    y sonría el Horror.

 

LA CARGA DE LOS MAMELUCOS. GOYA.

COMENTARIO.

 El poema es una encadenada alusión a aguafuertes y lienzos concretos de Goya, sintetizados por Alberti en una enumeración aparentemente caótica, que tiene como fin la crítica de diversas instituciones, entre ellas la religiosa.

Pero a decir verdad no es crítico el poema, sino la pintura de Goya. Alberti aquí es lúdico, brillante, sofisticado, que construye a partir de los lienzos de este pintor, una crítica a la realidad española de un modo muy atractivo y seductor y que asume gustosamente tal crítica.

«La carga de los mamelucos» o, especialmente, en el conocido como «La riña» o «Duelo a garrotazos», referido explícitamente en los versos «A ti te entierro solamente/ en el barro las piernas» y en la forma verbal «golpea», sin olvidar el inquietante y casi revulsivo lienzo «Saturno devorando a sus hijos» que trae inmediatamente a la memoria el verso «a ti te dentelleo la cabeza».

La crítica religiosa aparece especialmente a partir   del verso Duendecitos que corresponde al Capricho 49, con su significado anticlerical los verdaderos duendes de este mundo son los curas y los frailes, ; «Soplones» es el pie del «capricho» 48, también referido a criticar la confesión auricular o la murmuración; «despachan, que despiertan» se empareja con el «capricho» 78, que presenta a unos frailes comilones en la noche, asistidos por monjas-brujas, que les apremian a que terminen su condumio cuando llega la hora de maitines; «el sí pronuncian y la mano alargan al primero que llega» se emparejaría con el «capricho» segundo, y ese título, que es verso y medio en el poema albertiano,( Cf.Goya en Alberti: análisis de un poema del libro “A la pintura” – Dehesa).

 3.-LA BURLA DE ALBERTI EN UN VILLANCICO NAVIDEÑO.

 VILLANCICO DE NAVIDAD.

 El Padre Santo dice Misa.

La reina lo escucha en camisa.

Alfonso XIII en calzoncillos.

El Papa

Quiere cubrirlos con su capa.

La reina

devotamente se despeina.

El rey

Mete en el cáliz sus bigotes

Aparecen la mula y el buey

Todos a una beben vino

Un cochino

Otro cochino

Otro cochino

Se emborrachan todos a una.

Al rey lo meten en una cuna

Al rey lo lamen la mula y el buey

El Espíritu Santo se asoma.

Le reina le da el pico a la Paloma.

Al Papa

Le apuntan en la frente dos pitones.

Con ellos el Papa reparte bendiciones.

 COMENTARIO.

 Se comenta por sì solo.

 3.- EL CUERPO DESHABITADO O LA EXPULSIÓN DE LA IDEA DE DIOS.

 1

Yo te arrojé de mi cuerpo, yo, con un carbón ardiendo.

—Vete.

Madrugada. La luz, muerta en las esquinas y en las casas los hombres y las mujeres ya no estaban.

—Vete.

Quedó mi cuerpo vacío, negro saco, a la ventana.

Se fue.

Se fue, doblando las calles. Mi cuerpo anduvo, sin nadie.

 2

Que cuatro sombras malas te sacaron en hombros, muerta.

De mi corazón, muerta, perforando tus ojos largas púas de encono y olvido.

De olvido, sin posible retorno. Muerta.

Y entraste tú de pie, bella. Entraste tú, y ahora, por los cielos peores, tendida, fea, sola.

Tú.

Sola entre cuatro sombras. Muerta.

 3

¿Quién sacude en mi almohada reinados de yel y sangre, cielos de azufre, mares de vinagre?

¿Qué voz difunta los manda? Contra mí, mundos enteros, contra mí, dormido, maniatado, indefenso.

Nieblas de a pie y a caballo, nieblas regidas por humos que yo conozco en mí enterrados, van a borrarme.

Y se derrumban murallas, los fuertes de las ciudades que me velaban.

Y se derrumban las torres, las empinadas centinelas de mi sueño.

Y el viento, la tierra, la noche.

 4

Tú. Yo. (Luna.) Al estanque. Brazos verdes y sombras te apretaban el talle.

Recuerdo. No recuerdo. ¡Ah, sí! Pasaba un traje deshabitado, hueco, cal muerta, entre los árboles.

Yo seguía… Dos voces me dijeron que a nadie.

 5

Dándose contra los quicios, contra los árboles.

La luz no le ve, ni el viento, ni los cristales. Ya, ni los cristales.

No conoce las ciudades. No las recuerda. Va muerto. Muerto, de pie, por las calles.

No le preguntéis. ¡Prendedle! No, dejadle.

Sin ojos, sin voz, sin sombra. Ya, sin sombra. Invisible para el mundo, para nadie.

 6

I

Llevaba una ciudad dentro. La perdió. Le perdieron.

Solo, en el filo del mundo, clavado ya, de yeso. No es un hombre, es un boquete de humedad, negro, por el que no se ve nada.

Grito. ¡Nada!

Un boquete, sin eco.

 7

II

Llevaba una ciudad dentro. Y la perdió sin combate. Y le perdieron.

Sombras vienen a llorarla, a llorarle.

− Tú, caída, tú, derribada, tú, la mejor de las ciudades.

Y tú, muerto, tú, una cueva, un pozo tú, seco.

Te dormiste. Y ángeles turbios, coléricos, la carbonizaron. Te carbonizaron tu sueño.

Y ángeles turbios, coléricos, carbonizaron tu alma, tu cuerpo.

 8

(VISITA)

Humo. Niebla. Sin forma, saliste de mi cuerpo, funda vacía, sola.

Sin herir los fanales nocturnos de la alcoba, por la ciudad del aire.

De la mano del yelo, las deslumbradas calles, humo, niebla, te vieron.

Y hundirte en la velada, fría luz en silencio de una oculta ventana.

 COMENTARIO.

El «El cuerpo deshabitado», poema recogido en Sobre los ángeles (escrito durante los años 1927 y 1928, y publicado por primera vez en 1929).

Como casi todos los poemas de la Generación del 27, éste de Rafael Alberti resulta de difícil intelección.

Los comentarios que he leído en línea acerca del mismo, lo interpretan como si se tratara de algo como una ruptura con una persona amada.

Para mi tanto por la fecha en que está escrito, como por su incorporación a la obra Surrealista: Sobre los ángeles, el poema responde a la crisis religiosa y vital del poeta, reseñada por la mayor parte de las biografías sobre el autor. El poeta se ve sin luz para siempre, expulsado del paraíso perdido. Va errando por un mundo caótico y sin sentido. Los “ángeles” simbolizan la crueldad, la tristeza, la desesperanza, la muerte… es decir, distintos aspectos del Hombre. El posee indudables resonancias religiosas. Se trata del relato del rechazo y abandono de la idea de Dios; y de sus consecuencias.

Invito al lector a leerlo bajo esa perspectiva.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: GARCILASO PUERTA DEL RENACIMIENTO EN ESPAÑA

quijotediscipulo.

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

VISITAS

  • 2,047,110 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: