You are currently browsing the category archive for the ‘49.- Dámaso Alonso y su acceso a Dios a través de la naturaleza’ category.

DÁMASO ALONSO Y SU ACCESO A DIOS A TRAVES DE LA NATURALEZA (1898-1990).

 Puntos del tema:

 1.-Reseña biográfica.

2.-Su obra poética.

3.-Listado de sus obras.

4.- Dios en la obra de Dámaso Alonso: habla el poeta,

5.- Dios en la obra de Dámaso Alonso: habla su obra.

 BIBLIOTECA DE DÁMASO ALONSO

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

 Dámaso Alonso Fernández de las Redondas nació en Madrid (España) el 22 de octubre de 1898.

Se formó con los jesuítas y los agustinos. Con posterioridad se licenció en Filosofía y Letras, además de en Derecho. También cursó estudios en el Centro de Estudios Históricos de Madrid, relacionándose activamente con el ambiente intelectual de la Residencia de Estudiantes.

Ejerció la docencia en la Universidad de Valencia, en donde fue catedrático de Literatura desde el año 1939. Un año después obtuvo la cátedra de Filología Románica en Madrid. También fue lector de español en numerosas Universidades de todo el mundo.

ACADEMIA DE LA HISTORIA DE MADRID.

Fue elegido académico en 1945 y ocupó el cargo de Director de la misma en el período comprendido entre 1968 y 1982. En el año 1959 también ingresó en la Academia de la Historia.

En 1929 contrajo matrimonio con la escritora Eulalia Galvarriato.

Miembro de la Generación del 27, además de su distinguida labor como poeta, que transcurrió desde sus inicios en la poesía pura hasta la lírica existencial de la posguerra.

Consiguió el Premio Cervantes en el año 1978.

Murió en Madrid, el 25 de enero de 1990. Tenía 91 años.

( Cf. http://www.alohacriticon.com › Literatura › Biografías › Inicio)

 GENERACIÓN DEL 27.

2.-SU LABOR LITERARIA.

En el autor madrileño confluyen cualidades creativas, estéticas y existenciales de su obra poética, la dimensión de su obra filológica, crítica y estilística junto a una militancia constante, de medidas universales en defensa de nuestra lengua común. Con todo, no es posible enjuiciar la labor del escritor sin hacer una reflexión de su obra de estudioso.

No sólo por Hijos de la ira hay que considerar al escritor un poeta extraordinario. A pesar de ser llamado por Rafael Ferreres un poeta a rachas, destaca de su obra una permanente constancia. La poesía de Alonso se ha estado elaborando durante casi sesenta años si tenemos en cuenta que su primera obra Poemas puros, poemillas de ciudad comenzó a escribirse en 1918 y que su última obra publicada, Dudas y amor sobre el Ser Supremo, aparece a finales de 1985.[]

Se clasifica como poesía pura de inspiración juanramoniana a su libro Poemas puros, poemillas de la ciudad (1924). A partir de 1939, el gran aldabonazo de la Guerra Civil y de la no menos desesperada posguerra le conmueven profundamente y publica Oscura noticia, el título de la cual procede de San Juan de la Cruz -«La noticia que te infunde Dios, es oscura»- y su obra más importante, Hijos de la ira (1944; segunda edición corregida y aumentada en 1946) donde, inspirándose en el procedimiento estilístico del paralelismo progresivo presente en la poesía bíblica de los salmos penitenciales y en la filosofía existencialista de posguerra, expresa una visión desgarrada y sombría de la condición humana, utilizando largos versículos y un lenguaje violento que da cabida al léxico vulgar y malsonante. Acusa, maldice y protesta el grotesco espectáculo del mundo, inmerso entonces en una terrible guerra global.

Siguieron a esta obra señera, que inaugura e inspira la llamada Poesía desarraigada

Hombre y Dios (1955), un lírico libro de poesía desarraigada de muy personal religiosidad. Se deja notar una impronta existencialista y es visible la influencia de James Joyce, cuya novela Retrato del artista adolescente había traducido Alonso bajo el anagramático seudónimo de Alfonso Donado en 1926. En esta temática religiosa su última incursión es Duda y amor sobre el Ser Supremo (1985).

Muy importante es su labor filológica, fundamentalmente dentro del campo de la estilística, representada por los siguientes estudios: La poesía de San Juan de la Cruz (1942), Poesía española: Ensayo de métodos y límites estilísticos (1950) y Estudios y ensayos gongorinos (1955). Sus obras completas han sido editadas en diez tomos por la Editorial Gredos.

En 1957 publicó Notas gallego-asturianas de los tres Oscos, un estudio lingüístico sobre el gallego asturiano hablado en la comarca nativa de su madre. En 1969 volvió sobre el tema de la fala de los Oscos en Narraciones orales gallego-asturianas (San Martín de Oscos): I. Recuerdos de niñez y mocedad, publicadas en Cuadernos de Estudios Gallegos, a las que siguió una segunda parte en 1977, Narraciones orales en el gallego-asturiano de los Oscos. Relatos, fórmulas curativas y ensalmos de Carmen de Freixe (San Martín de Oscos), trabajo incluido en el volumen homenaje dedicado por la Universidad de Oviedo a su discípulo Emilio Alarcos Llorach.

Fundó la colección Biblioteca Románica Hispánica dentro de la Editorial Gredos y fue director de la Revista de Filología Española. Como director de la Real Academia Española de la Lengua procuró unir en un trabajo común a las restantes academias americanas de la lengua, a fin de evitar o retrasar la temida fragmentación lingüística del idioma. Su amplísima biblioteca especializada fue donada a su muerte a la Real Academia Española (RAE).

3.-LISTADO DE SUS OBRAS LITERARIAS.

Poemas puros. Poemillas de la ciudad, M., Galatea, 1921.

El viento y el verso, M., Sí. Boletín Bello Español del Andaluz Universal, 1925.

Hijos de la ira. Diario íntimo, M., Revista de Occidente, 1944 (2.ª edic. ampliada, Bs. As., Espasa-Calpe, 1946).

Oscura noticia, M., Col. Adonais, 1944.

Hombre y Dios, Málaga, El Arroyo de los Ángeles, 1955.

Tres sonetos sobre la lengua castellana, M., Gredos, 1958.

Poemas escogidos, M., Gredos, 1969 (Contiene poemas no recogidos en libro).

Antología poética. Esplugas de Llobregat: Plaza & Janés, 1980.

Gozos de la vista. Poemas puros. Poemillas de la ciudad. Otros poemas, M., Espasa-Calpe, 1981.

Antología de nuestro monstruoso mundo. Duda y amor sobre el Ser Supremo, M., Cátedra, 1985.

Aquel día en Jerusalén: auto de la Pasión, para emisión radiofónica: (en un prólogo y tres cuadros). Madrid: Cóndor, 1986.

Álbum. Versos de juventud, B., Tusquets, 1993 (Edición de Alejandro Duque Amusco y María-Jesús Velo. Con Vicente Aleixandre y otros).

Verso y prosa literaria, Madrid, Gredos, 1993 (Obras completas, volumen X).

Antología poética. Madrid: Alianza Editorial, 1989.

Antología personal. Madrid: Visor Libros, 2001.

A un río le llamaban Dámaso: antología poética. Madrid: Vitruvio, 2002.

Algunas de sus obras sirvieron como letras para música y grabaciones sonoras.También fueron traducidas a varios idiomas. ( Cf. WIKIPEDIA; DAMASO ALONSO)

4.-DIOS EN LA OBRA DE DÁMASO ALONSO: HABLA EL POETA.

 «Quiero dejar bien claro que mi idea de Dios responde a la necesidad de encontrar una primera causa que explique el mundo. El Dios que aparece en mi poesía no pertenece a ninguna religión. Es el nombre que doy a esa primera causa», declara Dámaso Alonso al filo de la aparición de Poemas puros (1921), su libro más temprano, y el más reciente Gozos de la vista (1954), editados en un solo volumen de la colección Austral de Espasa-Calpe.

«Se puede decir que mi religiosidad es de un tipo particular, inspirada en el gran amor que experimento por la causa creadora del mundo».

«Mi poesía, en general, está fustigada por el choque entre la atracción por el mundo y la belleza y la serie de catástrofes y desencantos que he sufrido a lo largo de mi vida, y que me han llevado a la contradicción que se manifiesta en Hijos de la ira y también, algo dulcificada, en Hombre y Dios», añade Dámaso Alonso.

«Tal contradicción se mantiene en el conjunto de mi obra, marcada por el signo del pesimismo. Incluso en Gozos de la vista, donde se refleja la hermosura del mundo creado, no todo es gozoso; por ejemplo, la reflexión sobre la ceguera centrada en la distinción entre la incapacidad de ver de la ceguera de nacimiento y la brusca pérdida de luz de quien se queda ciego.( CF. Dámaso Alonso: “Mi idea de Dios responde a la necesidad de …elpais.com › Cultura)

Todos los grandes temas de la filosofía contemporánea tuvieron cabida en la obra de Dámaso Alonso. Sin llegar a la obsesión de Miguel de Unamuno, a quien recuerda en sus versos, la poesía de Dámaso Alonso está impregnada de una religiosidad pura, no conformada por confesión concreta alguna. Es más, para el poeta madrileño, toda poesía es religiosa. Luís Rosales, amigo íntimo del poeta fallecido, dice que Dámaso no trató de inquirir la existencia de Dios. Sin embargo, el tema de Dios es una constante en su poesía. “Lo toca siempre. Lo toca siempre dándole el mismo enfoque. Lo toca siempre con bastante originalidad.

Al tema le dedicó un libro, Hombre y Dios, y luego, desde esa mayoría de edad que tan pocos poetas llegan a conseguir, sólo escribió para cuestionar lo que ocurre al hombre tras la muerte”. Para Dámaso Alonso, Dios es una presencia invisible que se resiste a la indagación del hombre. En su oración en búsqueda de la luz, del libro Gozos de la vista, el poeta recuerda a los profetas hebreos del Antiguo Testamento. Dice: “Dios mío, no sabemos de tu esencia ni tus operaciones. ¿Y tu rostro? Nosotros inventamos imágenes para explicarte, oh, Dios inexplicable: como los ciegos con la luz. Si en nuestra ciega noche se nos sacude el alma con anhelos o espantos, es tu mano de pluma o tu garra de fuego que acaricia o flagela. No sabemos quién eres, cómo eres. Carecemos de los ojos profundos que pueden verte, oh Dios. Como el ciego en su poza para la luz. ¡Oh, ciegos, todos! ¡Todos, sumidos en tiniebla!”

Dios se hace visible en su creación humana:

“Dime, Dios mío, que tu amor refulge

detrás de la ceniza.

Dame ojos que penetren tras lo gris

la verdad de las almas, l

a hermosa desnudez de tu imagen: el hombre”.

Los versos anteriores son de Hombre y Dios. En Gozos de la vista, Dámaso Alonso se asoma a los abismos de la teología íntima y expresa su amor entrañable, su claudicación interior ante el significado profundo del nombre Dios:

“Yo digo “Dios”, y quiero decir “te amo”,

quiero decir: “Tú, tú que me ardes”, quiero decir “tú, tú

que me vives, vivísimo, alertísimo”,

te digo “Dios”, como si dijera “deshazme, súmeme”,

como si dijera “toma este hombre-Dámaso, esta diminuta

incógnita-Dámaso,

oh, mi Dios; oh, mi enorme, mi dulce Incógnita”.

 El último libro poético de Dámaso Alonso, Duda y amor sobre el Dios supremo, fue escrito en 1985. En las tres partes que componen la obra, el poeta se plantea el tema de la inmortalidad del alma y considera tres posibilidades: el alma muere al morir el cuerpo; el “no alma”, cuya naturaleza se limita a las funciones del cerebro, y el alma eterna, inmortal, que requiere la presencia de un Dios todopoderoso. Sin embargo, el tema de la inmortalidad del alma lo dejó resuelto en su más brillante y polémico libro, Hijos de la Ira, aparecido en la primavera de 1944 (el título está inspirado en la epístola de Pablo a los Efesios, capítulo 2, versículo 3: “Éramos por naturaleza hijos de la ira”).

En el último poema del libro el poeta habla de sus dos amores, la mujer y la madre, y les pide que sigan dándole siempre su amor:

“Para que no me hunda en la noche,

para que no me manche,

para que tenga el valor que me falta para seguir viviendo,

para que no me detenga voluntariamente en mi camino,

para que cuando mi Dios quiera gane la inmortalidad

a través de la muerte,

para que Dios me ame,

para que mi gran Dios me reciba en sus brazos,

para que duerma en su recuerdo”.( Cf, protestantedigital.com › MAGACÍN › El punto en la palabra

IMÁGENES DE MADRID. ESPAÑA.

DIOS EN LA OBRA DE DÁMASO ALONSO: HABLA SU OBRA.

 Después de haber escuchado el testimonio religioso de labios del propio Alonso vamos a ver ahora como ese testimonio se plasma en su obra poética, El texto de INSOMNIO nos recuerda a Job preguntándole a Dios, Alonso quizás no llegó a tanto como Job cuando pasada su amarga situación exclamó: antes de conocía de oídas, ahora te han visto mis ojos.

 1-EMBRIAGUEZ

 1.-Me embriago de aromas. Qué delicia,

campo recién llovido castellano.

Qué embriaguez, tocar, tocar…: mi mano

febrilmente las cosas acaricia.

2.-No se sacia la vista que se envicia

en color, embriagada, oh mi verano.

Embriaguez de oír: ruiseñor, piano,

mar, selva, viento, multitud, noticia.

3.-Me embriago de mujer, dulce marea

como un vino, y de vino me embriago.

¡Vivir, vivir, oh dulce embriaguez mía!

4.-¡Qué has de entenderme, turba farisea!

La ebriedad de mi sangre busca un lago

final: embriagarme en Dios un día.

 

COMENTARIO.

 En el soneto cada uno de los sentidos: oler, tocar, ver, oir, gustar, se embriagan con la belleza de la creación Y no faltarán a la cita de la vida ni la mujer ni el vino. Pero anhela más: un lago final donde embriagarse de Dios.

A Embriague de Dios suenan estos versos:

 “… ¡Ay, Dios, /

cómo me has arrastrado, /

cómo me has desarraigado, /

cómo me llevas /

en tu invencible frenesí, /

cómo me arrebataste /

hacia tu amor! /

Yo dudaba. /

No, no dudo: /

dame tu incógnita aventura, /

tu inundación, tu océano, tu final, /

la tromba indefinida de tu mente, /

dame tu nombre, /

en ti.”

 

2.-Y YO EN LA CREACIÓN

1.-Qué soledad: Dios, solo. Solamente

Dios y la Nada. En el no-espacio, ardía

el no-tiempo. Letal monotonía:

el Dios y su vacío, frente a frente.

2.-¡Nada, espanto, aun de Dios

¡Ah, no!: en su mente,

rosa en botón, la Creación latía.

Todo futuro ser, dentro, bullía.

3.-Fué el espacio. Fluyó, sobre el espacio,

el tiempo, un terco río. Y el palacio

con flotantes antorchas se alumbró.

4.-Siglos… ¡Mi día!: y amo, canto, pienso,

yo, de Dios, ante Dios. Destino inmenso.

Él y yo: de hito en hito, Dios y yo.

 COMENTARIO.

 El soneto quiere ser la descripción de un proceso de la creación desde el Dios sólo hacia el Dios y yo.

Sólo desde el lado de la nada se puede hablar de aburrimiento , nunca desde el lado de Dios, pues en la mente de Dios está desde la eternidad toda la realidad posible que no es Dios, desde esa posibilidad por un acto de la voluntad divina que hace surgir el ser con solo su querer, lo posible se hizo real, y así surgió el palacio de la creación porque Dios vio que todo era bueno, hasta llegar mi momento de ser, hecho a su imagen y semejanza, permitiendo ese inmenso momento de poder entrar en relación con Él y yo.

3.-DE PROFUNDIS .

Si vais por la carretera del arrabal, apartaos, no os inficione mi pestilencia.

El dedo de mi Dios me ha señalado: odre de putrefacción quiso que fuera este mi cuerpo,

y una ramera de solicitaciones mi alma,

no una ramera fastuosa de las que hacen languidecer de amor al príncipe

sobre el cabezo del valle, en el palacete de verano,sino una loba del arrabal,

acoceada por los trajinantes,

que ya ha olvidado las palabras de amor,

y sólo puede pedir unas monedas de cobre en la cantonada.

Yo soy la piltrafa que el tablajero arroja al perro del mendigo,

y el perro del mendigo arroja al muladar.

Pero desde la mina de las maldades,

desde el pozo de la miseria, mi corazón se ha levantado hasta mi Dios,

y le ha dicho: Oh Señor, tú que has hecho también la podredumbre,

mírame, Yo soy el orujo exprimido en el año de la mala cosecha,

yo soy el excremento del can sarnoso,

el zapato sin suela en el carnero del camposanto,

yo soy el montoncito de estiércol a medio hacer,

que nadie compra y donde casi ni escarban las gallinas.

Pero te amo, pero te amo frenéticamente.

¡Déjame, déjame fermentar en tu amor,

deja que me pudra hasta la entraña,

que se me aniquilen hasta las últimas briznas de mi ser,

para que un día sea mantillo de tus huertos!

 COMENTARIO.

 Bien pudiera ser un trasunto de la actitud del publicano de la parábola evangélica; el título de misma de profundis nos lo sugiere, es el salmo 130: De profundis clamavi ad te, Domine;/Domine exaudi vocem meam.”Fiant aures tuae intendentes/in vocem deprecationis meae./Si iniquitates obserbaveris Domine,Domine, quis sustinebit?Desde lo hondo a ti grito a ti Señor,Señor escucha mi voz/Estén tus oídos atentos a la voz de mi súplica/ si llevas cuenta de los delitos ¿Quién podrá resistir ¿?

En contra de lo afirmado por el autor este poema tiene poca relación con la creación y menos aún el siguiente dedicado a la

4.-A LA VIRGEN MARIA.

 Como hoy estaba abandonado de todos,

como la vida.

(ese amarillo pus que fluye del hastío,

de la ilusión que lentamente se pudre,

de la horrible sombra cárdena

donde nuestra húmeda

orfandad se condensa)

goteaba en mi sueño, medidora del sueño,

segundo tras segundo.

 

Como el veneno ya me llegaba al corazón,

mi corazón rompió en un grito,

y era tu nombre,

Virgen María, madre.

(Treinta años hace que no te invocaba.)

 

No, yo no sé quién eres,

pero eres una gran ternura.

No sé lo que es la caricia de la primavera

cuando la siento subir como una turbia marea de mosto,

ni sé lo que es el pozo del sueño

cuando mis manos y mis pies con delicia se anegan,

y, hundiéndose, aún palpan el agua cada vez más

humanamente profunda.

 

No, yo no sé quién eres, pero tú eres

luna grande de enero que sin rumor nos besa,

primavera surgente como el amor en junio,

dulce sueño en el que nos hundimos,

agua tersa que embebe con trémula avidez

la vegetal célula joven,

matriz eterna donde el amor palpita,

madre, madre.

 

¡Qué dulce sueño en tu regazo, madre,

soto seguro y verde entre corrientes rugidoras,

alto nido colgante sobre el pinar cimero,

nieve en quien Dios se posa como el aire de estío,

en un enorme beso azul,

oh tú, primera y extrañísima creación de su amor!

 

Déjame ahora que te sienta humana,

madre de carne sólo,

igual que te pintaron tus más tiernos amantes;

déjame que contemple, tras tus ojos bellísimos,

los ojos apenados de mi madre terrena;

permíteme que piense

que posas un instante esa divina carga

y me tiendes los brazos,

y me acunas en tus brazos,

acunas mi dolor,

hombre que lloro.

Virgen María, madre,

dormir quiero en tus brazos

hasta que en Dios despierte.

 COMENTARIO.

 Aparece en este poema que la esposa del poeta leyó en su entierro ese talante que late en los Hijos de la ira donde, inspirándose en el procedimiento estilístico del paralelismo progresivo presente en la poesía bíblica de los salmos penitenciales y en la filosofía existencialista de posguerra, expresa una visión desgarrada y sombría de la condición humana, utilizando largos versículos y un lenguaje violento que da cabida al léxico vulgar y malsonante. Acusa, maldice y protesta el grotesco espectáculo del mundo, inmerso entonces en una terrible guerra global.

En ese estado acude como si fuera un niño desvalido a la madre como trasunto de la Madre de Dios la Virgen Maria a quien suplica, expresando sentimientos que suenan a una sinceridad vivencial,  lo acune hasta que despierte en Dios.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: ROSARIO DE ACUÑA Y EL CATOLICISMO DE UNA LIBRE PENSADORA.

 quijotediscipulo

 

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

VISITAS

  • 2.513.294 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: