You are currently browsing the category archive for the ‘54.- Cesar Vallejo un ateo en busca de la liberación del sufrimiento’ category.

CESAR VALLEJO UN ATEO EN BUSCA DE LA LIBERACIÓN DEL SUFRIMIENTO HUMANO.

 1.- Reseña biográfica

2.-Su obra literaria..

3.- Dios y la fe religiosa en la obra de Cesar Vallejo.

4.-Dios en los Heraldos negros.

5.-Dios en otras obras del poeta.

6.-Hacia una liberación puramente humana.

7.-Concluyendo.

SANTIAGO DE CHUCO ,PERÚ LUGAR DE NACIMIENTO DE CESAR VALLEJO.

 1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

Decimosegundo hijo de la familia Vallejo Mendoza, César Abraham Vallejo, nace en marzo de 1892, en Santiago de Chuco En 1910: Parte para Trujillo (4 días de viaje a caballo) y se inscribe en la Facultad de Filosofía y Letras.

En 1911: La idea de hacerse médico lo lleva a Lima, pero pronto renuncia a la carrera médica y vuelve a Trujillo. Poco después entra a trabajar en la hacienda “Roma” (producción azucarera) de la que “saldrá marcado”. . . y es que si el joven Vallejo está favorecido por un tratamiento reservado sólo a los empleados superiores y con un salario satisfactorio no puede sin embargo, no ver ni oír cuando apenas clarece el alba, llegar los peones (cerca de 4,000) en el inmenso patio y ahí ponerse en fila para pasar lista, y salir para los campos de caña, donde se extenuarán hasta el sol poniente, con un puñado de arroz como alimento.

No puede asimismo saber que todos no son más que pobres criaturas salvajemente capturadas por siniestros enganchadores, y cobardemente retenidas por vida con el alcohol que, dominicalmente y a sabiendas se les vende a crédito Se comprende que el recuerdo de la hacienda “Roma” haya sido durable en un ser que como Vallejo, le obsesionaba la injusticia social En 1913: Renuncia a su empleo en la hacienda y nuevamente regresa a Trujillo. Con el año, que se abre, reanuda sus estudios (Letras y paralelamente estudios de Derecho) y consigue un puesto de profesor de colegio.

El primer éxito que consigue Vallejo con su tesis El Romanticismo en la Poesía Española” es completo. Rápidamente es adoptado por los intelectuales y artistas quienes, muy numerosos, forman un grupo inquieto, turbulento y audaz, cuya bohemia no es en Vallejo sino un hábito, publica sus primeros versos de origen didáctico imponiéndose (él) poco por el dinamismo y los rasgos humorísticos de su fuerte personalidad intelectual y artística. En 1917: Deja Trujillo por la capital dejando en esa un recuerdo profundo mezclado de un sentimiento de frustración. Un block de poemas compone todo su bagaje.

LIMA. CAPITAL DEL PERÚ.

En 1918: Triste e incolora llegada a Lima. Reacio a toda idea de economía, los algunos recursos traídos de Trujillo pronto se han agotado. Sin embargo, ya un tanto conocido en el medio intelectual entra en contacto con los periódicos y revistas que le publican uno que otro poema, consiguiendo, por otra parte y a tiempo, un puesto de director de colegio. Con el proyecto de conseguir el doctorado de Letras y de Derecho, prosigue sus estudios en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Pero ya ha llevado su primer poemario al impresor. En el mes de agosto de ese mismo año, muere su madre, en Santiago de Chuco: poemas no a su madre, sino a “la” madre, una, universal. Aun habiendo impreso su primer libro quedará estancado por largos meses, en la espera de un prólogo que Valdelomar, muy en vista en aquella época, le ha prometido. Es finalmente que “Los Heraldos Negros” aparecerán no en 1918 como lo indica la edición sino en 1919 sin el prólogo tan esperado. Elogios entusiastas y primeros dardos. 1920: En agosto sale para Santiago de Chuco pasando por Huamachuco, pronunciando una conferencia que produce escándalo pero ahí llega sólo para verse mezclado en un sangriento conflicto local que degenera en incendio.

En un impulso, bien característico de Vallejo se dirige en conciliador a los lugares del atentado. Su sola presencia le denuncia en el concepto de las autoridades, tan parciales como incompetentes.

Acusado por incendiario y disturbios políticos con 19 mas, está buscado y detenido el 6 de Noviembre. Será absuelto y liberado el 26 de Febrero siguiente (1921). 1922: En junio Vallejo participa en un concurso cuyo premio gana con “Más allá de la vida y la muerteque le permite hacer imprimir su segundo volumen de poemas “Trilce” entre cuyos versos muchos han sido escritos en la carcel de Trajino y que aparecen cuando Chocano culmina según él mismo como el “Walt Whitman del Sur”. . .

En 1923: Aparecen “Fabla salvaje” y “Escalas melografiadas“. En junio, Vallejo que proyecta su evasión desde 1920 y, sobre todo, desde la aparición de ‘Trilce”, se embarca para Europa, con una moneda de 500 soles, un águila de oro anudada en su pañuelo. Ignorando el idioma, sin recursos ni relaciones y sin sombra de perspectivas, llega en julio a Paris, un viernes 13. Dos años va a pasar una vida de duras penurias hasta escapando con las justas de la muerte debida a una hemorragia consecutiva a una intervención quirúrgica.

En 1924: Muerte de su padre de la que se entera, en París, por los periódicos. Un escultor de Costa Rica, Max Jiménez le deja su “atelier” de la calle Vercingétorix, aliviándole aunque muy relativamente, su apremiante situación económica. Sus relaciones sin embargo se extienden. Viene a conocer al escultor José de Creft quien expone tres perfiles de Vallejo.

JUAN GRIS.

Conoce a Juan Gris estableciéndose entre ambos una grata amistad que cortará en 1927 la muerte prematura del gran pintor a la edad de 40 años y más tarde conoce al hijo de Jongkind y a Waldo Franck. Y al azar de los años y más o menos de paso, conocerá a Lipchitz, Unamuno, Dullin, Barrault, Tzara, Desnos, Portinari, entre otros (más entrevistas con personalidades como Gosset, Maiakovski, Reinhardt, Meyerhold, como lo indica su labor periodistica). En 1925: En mayo se funda en Paris la empresa “Los grandes periódicos iberoamericanos”, en la que consigue el puesto de secretario.

Poco después emprende una serie de artículos para las revistas “Variedades” y “Mundial” de Lima, colaboraciones que se proseguirán hasta 1930. Por otra parte, obtiene por Pablo Abril de Vivero, una beca otorgada por el gobierno español (unas 300 pesetas mensuales) y en octubre viaja por primera vez a España. Por asegurada que esté su situación material – aunque relativamente- Vallejo experimenta un estado persistente de inestabilidad y de descontento de si mismo cuya causa no reside en su temperamento en extremo angustiado y apenas diferenciable en realidad del estado de crisis permanente a grado variable. sino en alguna laguna personal de orden moral. Vallejo quien como periodista tiene entrada a los teatros, conciertos, exposiciones y frecuenta por lo demás los cafés en boga exclama en el primer semestre de 1927: “Todo esto no es ni yo ni mi vida”.

1927: Seria difícil admitir en que aquella época, Vallejo, quien va a tener 35 años, aún busca y se busca para sí solo. No. En abril, renuncia a su empleo de secretario en “Los grandes periódicos…” En septiembre, renuncia a su beca del gobierno español. Vallejo medita, se interroga. ¿hacia dónde va? ¿Cuál es su contribución humana a la vida de los hombres? Inquietud definida; primeros síntomas de la profunda crisis que pronto le afectará gravemente (1927 – 1928). Crisis moral de la conciencia indubitablemente, ya que es a raíz de ella que Vallejo entrevé haber detectado la causa de su agudo malestar: el alejamiento y la ignorancia de los problemas que más atormentan a la humanidad avasallada y sufrida en la cual vive

. No obstante, se resiste a ver en el marxismo la solución de tan numerosos males secularmente pretendidos insolubles e irremediables, aunque, por otra parte, sospecha y presiente que un sistema enteramente nuevo, y no por azar unánimemente rechazado por los explotadores y los prepotentes, ha de implicar necesaria e ineludiblemente algún mejoramiento por primera vez real, palpable, fundamental para las masas trabajadoras y frustradas.

Primeros estudios de observación del marxismo. 1928: El año no se abre con gratas perspectivas; Vallejo mismo con una lucidez conforme a su ética ha destruído el mínimo de seguridad tan duramente conseguido.

Pronto muy seriamente enfermo tiene que retirarse a los alrededores de Paris para poder restablecerse, físicamente al menos. 1929-1930: Estudio profundizado del marxismo. Su ideología se cristaliza, trascendente, definitiva, afirmándose luego el militante, dentro del marxismo mas no dentro del comunismo.

Octubre de 1929; segundo viaje a la U.R.S.S. A su vuelta inicia “El arte y la revolución”, “Moscú contra Moscú” (obra teatral), más tarde intitulada “Entre dos orillas corre el río”. No escribe poemas… En mayo de 1930 pasa un mes en España, donde concluye la segunda edición de “Trilce”. El 2 de diciembre, está declarado como “indeseable” y expulsado del territorio francés. El 30 de Diciembre de 1930, parte para España.

1931: Situación material difícil en extremo. Trabajo intensivo como nunca antes. En el curso del año, asiste a la proclamación de la República en perfecta indiferencia, no exenta de amargura, “Una revolución sin efusión de sangre -y la experiencia lo confirma- no es una revolución”, afirma y mantiene Vallejo. Pese a ello, se inscribe al Partido Marxista Español, enseña las primeras nociones del marxismo a estudiantes obreros simpatizantes.

En octubre de ese mismo año de 1931, tercer y último viaje a la Unión Soviética, donde roza la muerte por segunda vez desde su llegada a Europa, a unos cinco metros de un grave accidente del trabajo. El 30 está de vuelta. En grave situación material Vallejo, para resolver su problema económico, procura colocar “Moscú contra Moscú”. Rechazado junto con otras obras. Cesar Vallejo vivió varias experiencias afectivas con mujeres muy jóvenes , de 15 años a las que dedicaría algunos de sus poemas, terminando por relacionarse con Georgette con la que se casó por lo civil en 1934.

Después de dejar a España vuelve   a París en 1932, cuando es levantada la anterior restricción de ingreso. Ese año Georgette es hospitalizada debido a un mal causado por los continuos abortos provocados (según testimonio de Juan Larrea, amigo y biógrafo de Vallejo); pero se recupera.

Al año siguiente Vallejo escribe un extenso artículo, publicado por entregas en el Germinal de París, titulado ¿Qué pasa en el Perú?. Por ese tiempo deambula por pensiones y hoteles parisinos en medio de una gran angustia económica.

Tercera y última etapa en la trayectoria literaria de Vallejo. Etapa de “Poemas Humanos”, “Colacho hermanos”, “España aparta de mi este cáliz” y “La piedra cansada” “Poemas humanos” han nacido en la inmensa y lejana Unión Soviética con unas estrofas que escribe en el curso de su tercer viaje. Y se proseguirán algunos meses después con su llegada a Paris en febrero de 1932 hasta el 21 de noviembre de 1937.  Paralelamente, en ningún momento se desvincula de los acontecimientos sociopolíticos.

Aunque sólo “tolerado en territorio francés donde regresó clandestinamente asiste a una de las más peligrosas manifestaciones de aquella época contra “Las cruces de fuego” (partido de ultra derecha) con el riesgo de una nueva expulsión, irremediable ya ésta, ya que no podría regresar o de su muerte por las balas fascistas en la Plaza de la Concordia.

Mas el tiempo transcurre y sus poemas se acumulan en el cajón, donde desde 1928, yacen “Poemas en Prosa”. “A qué escribir poemas”, exclama un día Vallejo, “¿Para qué y para quién? ¿Para el cajón?”. . . Y leeremos después de su muerte. “Y, ya no puedo más con tanto cajón. . . ” A principios de 1935 se decide sin embargo a proponer una selección de sus versos a un editor de Madrid quien aceptará la propuesta. Por extraña adversidad no le llegará la respuesta afirmativa a Vallejo -quien no insistía jamás- hasta que estuvo declarada la guerra civil en España.

En 1936 Vallejo se resuelve políticamente a un “reposo forzado” diremos debido a la intransigencia que él opone a lo que llama “las medias tintas“. Entre otras divergencias no podrá admitir un “frente popular“.

Pero la guerra civil surge en España (Julio 36) y ante la magnitud del acontecimiento, Vallejo depone toda discrepancia, colaborando de inmediato en la creación de “Comités de Defensa“, meetings, colectas de fondo, emprende una serie de artículos en los que denuncia lo inicuo de la no-intervención, sólo provechosa al fascismo no tanto franquista que internacional.

Mas el desarrollo en los acontecimientos aumentan su inquietud, y parte para Barcelona y Madrid en diciembre. El 31 está de regreso en Paris. Sus presentimientos no le han engañado y la angustia lo aparta de su obra poética. Llevado sin duda y a pesar suyo por una esperanza irreductible, prosigue sin embargo sus artículos contra el fascismo.

. El 2 de Julio, en un congreso internacional de escritores antifascistas parte nuevamente para España. Vallejo es nombrado delegado del Perú. Regresó el 12 del mismo mes. Durante el mes de Setiembre bruscamente surge de Vallejo el monólogo de meses interminables, en alrededor de 80 días escribe 25 poemas, los últimos de “Poemas Humanos” es a la misma España que dirige su plegaria y el exceso de su desesperación, “España, aparta de mi este cáliz”. Durante diciembre escribe “La piedra cansada“.

SEPULTURA DE CESAR VALLEJO EN MONTPARMASSE . FRANCIA.

El 31, al abrirse 1938, en Vallejo se ha quebrado extrañamente el poeta y el escritor. 1938: El domingo 13 de marzo, se tiende después del almuerzo para reposar un instante. Al día siguiente tiene fiebre. . . carece totalmente de apetito. . . amigos médicos compatriotas suyos le visitan recetándole una que otra pastilla sin tratarlo propiamente -Vallejo está mucho más grave de lo que ellos creen-.

Después de dura agonía muere Vallejo el viernes santo, 15 de abril de 1938, a las 9 y 20 de la mañana. Sólo mas tarde se sabrá que Vallejo sucumbió a un muy viejo paludismo reaparecido después de 20 ó 25 años, a consecuencia de un estado general debilitado.( Cf.Georgette de Vallejo César Vallejo – Los Poetas www.los-poetas.com/b/valle.htm)

2.- SU OBRA POÉTICA.

 Vallejo abarcó prácticamente todos los géneros literarios: poesía, narrativa (novelas y cuentos), teatro y ensayo. Se debe también mencionar su copiosa labor periodística (crónicas y artículos).

Es comúnmente aceptado que es en la lírica donde Vallejo alcanza su verdadera expresión y sus más altas cotas. Consta de tres etapas: modernista, vanguardista y revolucionaria.

POESIA.

 Etapa modernista´

 Los heraldos negros (Lima, 1919). Constituye el comienzo de la búsqueda del poeta por una diferenciación expresiva, la cual se irá consolidando a lo largo de toda su obra. Para Vallejo era necesario fundar un lenguaje poético diferente a lo tradicional. Vallejo estuvo influenciado por el nicaragüense Rubén Darío, fundador de modernismo y máximo exponente en Hispanoamérica, y el poeta modernista uruguayo Julio Herrera y Reissig.

Según Mariátegui «en estos versos principia la poesía peruana, en el sentido indigenista». Efectivamente, el poeta nos habla de lo nativo. Allí están las profundas vivencias de los sucesos cotidianos, la vida familiar y aldeana, el paisaje tierno y eglógico, pero expresados todavía con el gusto modernista y las formas métricas y estróficas de la poesía clásica.

También encontramos temas más elevados como la protesta contra el destino del hombre, la muerte, el dolor, la conciencia de orfandad, el absurdo, todos ellos tratados por el poeta con un acento muy personal.

Etapa vanguardista

Comprende el poemario Trilce (Lima, 1922), uno de los mayores libros de poesía de la vanguardia posbélica a nivel mundial. El poemario nace en un contexto muy especial para el poeta.

Su perplejidad ante el mundo se había acrecentado: la muerte de su madre, sus fracasos amorosos, la experiencia de no ser aceptado totalmente en Lima y su estadía en una lóbrega cárcel de Trujillo, son los principales acontecimientos que marcaron el profundo sentimiento de exclusión del poeta.

Estas experiencias forjaron en él ese sentimiento de ser humano preso de la existencia o de la sociedad y fueron el origen del desgarramiento del poeta, del dolor infinito que encierra cada poema, y de su densidad y hermetismo…

Trilce es un libro revolucionario porque pulverizó las normas estéticas y retóricas:

Usa vulgarismos, cultismos, regionalismos, tecnicismos, neologismos, arcaísmos.Transita por todos los niveles del lenguaje.

Crea un nuevo lenguaje poético a través de la deslexicalización del mismo, puesto que tiene altos grados de agramaticalidad y violenta la representación gráfica de las palabras.Usa múltiples figuras literarias: paradojas, prosopopeyas, animismo, hipérboles numéricas, sinestesias, onomatopeyas, pleonasmos y antítesis.

Plenitud poética: Etapa revolucionaria y de compromiso social

Los poemarios de esta etapa son de publicación póstuma, labor que realizó la viuda del poeta, englobando los textos bajo el título común de Poemas humanos (París, julio de 1939). Aunque hay que señalar que España, aparta de mí este cáliz, ya había sido ordenado por el mismo Vallejo en forma de libro individual y fue publicado meses antes, en enero, en España….

Lo primero que se nota, en el plano formal, es su retorno a los ritmos conocidos, al menos en buena parte de los poemas, así como el abandono de la experimentación del lenguaje, que había sido la nota predominante en Trilce. En esta nueva fase de su poética su lenguaje es pues más accesible para el lector común. El poeta buscaba precisamente acercarse más al pueblo.

Se considera que uno de los factores que más influyó en este cambio de rumbo de su poesía fue su adhesión al marxismo, pensamiento que coincidía con algunas de las preocupaciones que lo habían acompañado a lo largo de su vida.

NARRATIVA.

En la narrativa de Vallejo también se aprecia su transformación ideológica.

Escalas melografiadas (Lima, 1923) es un libro que agrupa doce relatos, divididos en dos secciones: seis estampas lírico-narrativas (Cuneiformes) y seis relatos o cuentos psicopatológicos (Coro de vientos). Algunos de ellos son de un sorprendente vanguardismo, poco cultivado entonces.

Fabla salvaje (Lima, 1923) es una novela corta de carácter psicológico que aborda la locura de un campesino de los Andes. Cercano al género fantástico.

Más allá de la vida y de la muerte (Lima, 1923), cuento.

Hacia el reino de los Sciris (terminado en 1928, se publicó póstumamente) es una nouvelle histórica de tema incaico, todavía ligado al modernismo.

Hacia 1930, influenciado por el marxismo, empezó a escribir relatos más imbuidos de la problemática social y circunscritos en el llamado realismo socialista.

El Tungsteno (Madrid, 1931) es una novela desigual sobre un conflicto en una mina de los Andes. Es una novela “proletaria” que ataca no solamente a los “gringos”, sino también a los “arribistas” que imitan a los extranjeros y explotan y oprimen a los pobres, los indios, y los “conscriptos” del ejército. Publicada en España, fue muy popular en la década de 1930, la de la depresión económica mundial.

Paco Yunque” (escrito en 1931), un tierno cuento infantil de denuncia social que fue rechazado por muchos editores. Finalmente fue publicado en 1951. Ahora en el Perú, “Paco Yunque” es lectura obligatoria durante la enseñanza primaria.

Se debe mencionar también otros relatos escritos entre 1935 y 1936, pero que dejó inconclusos:

“El niño del carrizo”

“Viaje alrededor del porvenir”

“Los dos soras”

“El vencedor”

Su obra narrativa completa fue publicada en 1967, bajo el título de César Vallejo. Novelas y cuentos completos (Lima, Francisco Moncloa Editores, edición supervisada por Georgette Vallejo).

 TEATRO.

 De Vallejo se conservan cuatro piezas teatrales, ninguna de las cuales fue estrenada o publicada durante su vida, aunque también se conservan los fragmentos de un drama suyo, Mampar, pero en su versión en francés y bajo el título de Les taupes (escrita entre 1929 y 1930), del que también se hacen referencias en una carta crítica del productor Louis Jouvet. Dicho drama trata del conflicto de un esposo con su suegra y se supone que el autor destruyó el original.

Las cuatro piezas teatrales que se conservan íntegramente y que fueron publicadas póstumamente (Teatro completo, Lima, Fondo Editorial PUCP, 1979, editado y prologado por Enrique Ballón Aguirre) son las siguientes:

Lock-out (1930), drama escrito en francés; el propio Vallejo hizo una traducción al castellano que no se conserva. Trata de un conflicto obrero en una fábrica metalúrgica.

Entre las dos orillas corre el río (años 1930), drama que fue el producto de un largo y difícil proceso. Entre los títulos de versiones anteriores se encuentran Varona Polianova, Moscú contra Moscú, El juego del amor, del odio y de la muerte y varias permutaciones de este último.

Colacho Hermanos o presidentes de América (1934). Una sátira que expone la democracia peruana como farsa burguesa bajo presiones diplomáticas y de empresas transnacionales.

La piedra cansada (1937), drama de tono poético ambientada en la época incaica e influida por las tragedias griegas.

.ENSAYO

 Vallejo publicó un libro de crónicas titulado Rusia en 1931. Reflexiones al pie del Kremlin (Madrid, 1931) y preparó para las prensas otro similar titulado Rusia ante el segundo plan quinquenal (terminado en 1932 pero que fue publicado tiempo después, en 1965).

Además, organizó dos libros de prosa ensayística y de reflexión: Contra el secreto profesional (escrito, según Georgette, entre 1923 y 1929), y El arte y la revolución (escrito entre 1929 y 1931), que reúnen diversos artículos, algunos de los cuales fueron publicados en revistas y periódicos en vida del autor. Ninguna editorial en España quiso publicar estos libros por su carácter marxista y revolucionario. Serían publicados en 1973 (Lima, Editorial Mosca Azul).

TRADUCCIONES.

Vallejo tradujo del francés al castellano al General Mangin, Henri Barbusse y Marcel Aymé.

La última edición de Obras completas de César Vallejo es la de la Pontificia Universidad Católica del Perú (1997-2003) en catorce volúmenes.( Cf. WIKIPEDIA).

 3.-DIOS Y LA FE RELIGIOSA EN LA OBRA DE CESAR VALLEJO.

 Lo primero a decir con respecto al título de este tercer párrafo es que tanto Dios como la religión se encuentra profusamente en la obra de Vallejo, de forma especial en su obra poética.

Prácticamente en toda su obra poética aparece Dios como un tema central, así muy a menudo en los Heraldos negros, con menor frecuencia en Trilce, también abundantemente en Poemas humanos y en España, aparta de mi este cáliz.

Se puede también en este párrafo anticipar que aunque en todas estas obras, hay aspectos religiosos idénticos y muy repetidos, existe, sin embargo, una evolución que al final lleva a conclusiones distintas con respecto a Dios. En cualquier caso es fundamental preguntarse por cual es el Dios del que profusamente habla Vallejo en su obra poética, en caso de que admita su existencia, así como las obras religiosas que religan al hombre con Él.Está búsqueda la llevaremos a cabo siguiendo algunos de sus poemas .

4.-DIOS EN LOS HERALDOS NEGROS .

 Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,

la resaca de todo lo sufrido

se empozara en el alma…

Son pocos; pero son. Abren zanjas oscuras

en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.

Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;

o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,

de alguna fe adorable que el Destino blasfema.

Estos golpes sangrientos son las crepitaciones

de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre. Pobre. ¡Pobre! Vuelve los ojos, como

cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;

vuelve los ojos locos, y todo lo vivido

se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes. ¡Yo no sé!

 COMENTARIO.

El poema plantea el tema del dolor y sufrimiento humano, con respecto al mismo se refiere, en primer lugar a su dureza, pues son tan intensos como el odio de Dios, la ira de Dios.

Es posible que Vallejo que muestra tener conocimientos de la Sagrada escritura, aunque de una forma superficial, se esté refiriendo al odio de Dios o a su ira con ecos bíblicos.

En el Antiguo Testamento, la ira de Dios es una divina respuesta al pecado y la desobediencia del hombre. La idolatría era con frecuencia la causa de la ira divina. La ira de Dios está dirigida hacia aquellos que no siguen Su voluntad (Deuteronomio 1:26-46; Josué 7:1; Salmo 2:1-6). Los profetas del Antiguo Testamento, a menudo escribían acerca de un día en el futuro, el “día de la ira” (Sofonías 1:14-15).

Aunque a simple vista pudiera parecer que el poeta esté presentando a Dios como el causante de los males y sufrimiento humanos, el odio de Dios, más bien lo utiliza, en este caso, para calificar algunos, pocos, dice, la intensidad de esos sufrimientos.

Con relación a la causa del mal o sufrimiento humano que Abren zanjas oscurasen el rostro más fiero y en el lomo más fuerte, entre dudas:No sé,señala que los mismos son los heraldos negros que manda la Muerte.Esta Muerte, que el poeta pone con mayúscula, como si la personificara, es la que está constantemente actuando en la vida humana, causando ese empozamiento de todo lo sufrido en el alma, que hace volver los ojos locos , desorientados,hacia algo que lo remedie, una vez que ha caído la fe adorable en los Cristos del alma, de la que el Destino blasfema.

En última instancia aunque Dios no sea la causa del mal y el sufrimiento, tampoco, se puede poner su confianza en Él como remedio,quedando al final el hombre sin saber dar una respuesta clara al problema del mal al que se une como charco de culpa, la idea del pecado humano como causa.

LOS DADOS ETERNOS

 Para Manuel González Prada, esta emoción bravía y selecta, una de las que, con más entusiasmo, me ha aplaudido el gran maestro.

 Dios mío, estoy llorando el ser que vivo;

me pesa haber tomádote tu pan;

pero este pobre barro pensativo

no es costra fermentada en tu costado:

¡tú no tienes Marías que se van!

 

Dios mío, si tú hubieras sido hombre,

hoy supieras ser Dios;

pero tú, que estuviste siempre bien,

no sientes nada de tu creación.

Y el hombre sí te sufre: ¡el Dios es él!

 

Hoy que en mis ojos brujos hay candelas,

como en un condenado,

Dios mío, prenderás todas tus velas,

y jugaremos con el viejo dado…

Tal vez ¡oh jugador! al dar la suerte

del universo todo,

surgirán las ojeras de la Muerte,

como dos ases fúnebres de lodo.

 

Dios mío, y esta noche sorda, oscura,

ya no podrás jugar, porque la Tierra

es un dado roído y ya redondo

a fuerza de rodar a la aventura,

que no puede parar sino en un hueco,

en el hueco de inmensa sepultura.

 COMENTARIO.

 El poema pertenece a los Heraldos negros y dentro de estos a los Truenos,

El título del poema Los dados eternos contiene en síntesis el significado del poema:El azar simbolizado por el juego de los dados en el que al lanzarlos nada puede preverse es quien domina la existencia del universo y la vida humana.

En consecuencia Dios no es necesario, ni existe, porque todo lo existente es fruto de la casualidad y en ella se inserta toda la vida humana, por lo mismo nada de Dios y nada de su Providencia.

Esta síntesis se ve desgranada a través de las estrofas del poema:

En la primera estrofa se presenta la situación del yo poético, una situación de sufrimiento intenso que afecta a la entraña del ser humano, de forma global al yo, que no es solo el del poeta, sino el de toda la humanidad expresado en : pues estoy llorando en el ser que vivo.

A pesar de su ateísmo, Vallejo sigue utilizando términos cristianos. Reniega de su origen cristiano, me pesa haber tomádote tu pan clara referencia a la Eucaristía, pues como barro pensante, referencia al libro del Genesis, ha comprendido que ha sido engañado, como si fuera una costra fermentada en tu costado, del crucificado, consolado con las mujeres, las tres Marías, que permanecen junto a él , no como las mujeres y madres que se van y se lleva la muerte.

En la segunda estrofa niega el dogma cristiano de la redención, si si tú hubieras sido hombre, niega que Dios se haya hecho hombre, el hipotético Dios siempre ha estado bien, no sabe lo que es sufrir, desentendido de la creación; el verdadero Dios es el hombre que que ha tenido que sufrirte, si tú hubieras sufrido con él, hoy supieras ser Dios.

La tercera estrofa tiene 8 versos y no 5 como el resto, ello indica que la misma es como el punto de mayor intensidad del poema, en ella el yo retórico que tiene en sus ojos brujos candelas como el fuego del infierno se dispone a jugar hoy, en el presente a los dados con Dios, que ha encendido todas sus velas que representan las ofrendas de los que creen en él, pues no tiene luz propia, todo su ser consiste en el que le dan los que creen en él, recordando la teoría no creemos en Dios sino que creamos a Dios. Tal vez , posiblemente, el resultado del juego es que hoy han aparecido las ojeras de la Muerte en la que está implicado todo el universo.Tras el juego sólo han quedado dos ases fúnebres de lodo, sin luz.

Como consecuencia,en la cuarta estrofa, se afirma que todo es oscuridad y ya no podrás jugar, por lo que el Universo con todo lo que contiene ya no podrá esperar ninguna suerte ganadadora, porque la Tierra es un dado roído y ya redondo a fuerza de rodar a la aventura, y nunca podrá parar sino es cayendo en un hueco,en el hueco de inmensa sepultura.

Conclusión: todo lo que existe tiene su principio en el Azar y su final es la caída en la Nada.

 LOS ANILLOS FATIGADOS.

 Hay ganas de volver, de amar, de no ausentarse,

y hay ganas de morir, combatido por dos

aguas encontradas que jamás han de istmarse.

Hay ganas: de un gran beso que amortaje a la Vida,

que acaba en el áfrica de una agonía ardiente,

suicida!

Hay ganas de… no tener ganas. Señor;

a ti yo te señalo. con el dedo deicida:

hay ganas de no haber tenido corazón.

La primavera vuelve, vuelve y se irá. Y Dios,

curvado en tiempo, se repite, y pasa: pasa:

a cuestas con la espina dorsal del Universo.

Cuando, las sienes tocan su lúgubre tambor…

cuando me duele el sueño grabado en un puñal,

hay ganas de quedarse plantado en este verso.

 COMENTARIO.

 El poema pertenece como el anterior a los Heraldos negros. Comienza por expresar sentimientos, deseos encontrados, básicamente se expresan dos sentimientos el deseo de morir y el de vivir, vivir para amar y permanecer en el amor; estos sentimientos nunca podrán convivir como : aguas encontradas que jamás han de istmarse, de estos dos sentimientos prevalece el sentimiento ydeseo de la muerte, pero de una muerte causada por un gran beso que acabe con la Vida, que fenece suicidándose en un áfrica, el Africa, sufriente, explotada y expropiada con una agonía ardiente .

El poeta señala a Dios como el culpable, por eso lo señala con su dedo con la intención de matarlo, Señor; a ti yo te señalo. con el dedo deicida, porque siendo el Dios amor espina dorsal del Universo pasa y pasa desentendiéndose del sufrimiento humano.

Escuchando el lúgubre tambor de la muerte de Dios, al poeta solo le quedan ganas de quedarse en la vida teniendo a la poesía como sentido y centro de su vida: plantado en este verso.

 DIOS.

 Siento a Dios que camina

tan en mí, con la tarde y con el mar.

Con él nos vamos juntos. Anochece.

Con él anochecemos. Orfandad…

 

Pero yo siento a Dios. Y hasta parece

que él me dicta no sé qué buen color.

Como un hospitalario, es bueno y triste;

mustia un dulce desdén de enamorado:

debe dolerle mucho el corazón.

 

Oh, Dios mío, recién a ti me llego,

hoy que amo tanto en esta tarde; hoy

que en la falsa balanza de unos senos,

mido y lloro una frágil Creación.

 

Y tú, cuál llorarás… tú, enamorado

de tanto enorme seno girador…

Yo te consagro Dios, porque amas tanto;

porque jamás sonríes; porque siempre

debe dolerte mucho el corazón.

 COMENTARIO.

 El Dios de este poema, perteneciente igualmente a los Heraldos negros, es un Dios impotente, incapaz de remediar los males y sufrimientos del hombre que el ha creado,sufriendo a su vez con la frágil creación , por lo que debe dolerle el corazón, Esta visión de Dios conmueve al poeta, tanto por la orfandad en que queda todo lo creado como por el sufrimiento de Dios: Yo te consagro Dios, porque amas tanto; porque jamás sonríes; porque siempre debe dolerte mucho el corazón.

 ESPERGIA

 Yo nací un día

que Dios estuvo enfermo.

Todos saben que vivo,

que soy malo; y no saben

del diciembre de ese enero.

Pues yo nací un día

que Dios estuvo enfermo.

Hay un vacío en mi aire metafísico

que nadie ha de palpar:

el claustro de un silencio

que habló a flor de fuego.

Yo nací un día

que Dios estuvo enfermo.

Hermano, escucha, escucha…

Bueno. Y que no me vaya

sin llevar diciembres, sin dejar eneros.

Pues yo nací un día

que Dios estuvo enfermo.

Todos saben que vivo,

que mastico… y no saben

por qué en mi verso chirrían,

oscuro sinsabor de ferétro,

luyidos vientos

desenroscados de la Esfinge

preguntona del Desierto.

Todos saben… Y no saben

que la Luz es tísica,

y la Sombra gorda…

Y no saben que el misterio sintetiza…

que él es la joroba

musical y triste que a distancia denuncia

el paso meridiano de las lindes a las Lindes.

Yo nací un día que Dios estuvo enfermo, grave.

 COMENTARIO.

 El poema es el último de los que integran Los Heraldos negros, el título, una palabra inventada por el poeta nos habla de su origen,Un origen que relaciona con Dios, un Dios enfermo, cualidad divina que es el centro del poema: Yo naci un día que Dios estuvo enfermo. Eso explica la situación presente del sujeto; de aquellos barros provienen estos lodos, su enero viene de ese diciembre de la enfermedad de Dios

Yo que vivo soy malo, que no he de marcharme sin dejar eneros y llevar diciembres.Dispuesto a matar todo aquello que suene a sobrenatural y divino.

Todos saben que vivo pero ignoran cual es mi situación, la causa de mis silencios , del chirriar de mis versos . Todos saben,,, pero no saben nada del misterio de la Esfinge, del misterio de Dios, porque la Luz es tísica, mientras la Sombra es gorda, y no saben que por eso se puede dar el salto de las lindes a las Lindes, . Yo nací un día que Dios estuvo enfermo, grave , moribundo.

Resultado de imagen de Rueda del hambriento,

 

 5.-DIOS EN OTRAS OBRAS DEL POETA.

 En Poemas Humanos persisten las ideas de los Heraldos negros, asi cuando habla de “ ese endemoniado cielo”( P. H. 89),que es tan injusto como si fuera el demonio; en otro poema habla de la incapacidad de Dios de haber creado un mundo mejor:” un disparate…en tanto es asi, más acá de la cabeza de Dios”( P.H. 69); en otros casos pone en duda la eficacia de la oración para alcanzar de Dios lo que se le pìde ” es muy grave sufrir , puede uno orar”( P. H 58), y en la Rueda del hambriento, deja sin contestar las palabras de Mt.¿ acaso si uno pide pan Dios le dará una piedra? Y el hambriento no recibe ni el pan para comer ni una piedra para sentarse.

Resultado de imagen de HACIA UNA LIBERACIÓN PURAMENTE HUMANA

6.-HACIA UNA LIBERACIÓN PURAMENTE HUMANA.

 Sin duda,en Vallejo se produce una evolución política e ideológica que contribuye para el cambio radical de perspectiva en sus dos obras, Poemas humanos y España, aparta de mí este cáliz; sus dos viajes a la Unión Soviética en 1928-1929 lo llevan a identificarse con los postulados marxistas, y a su compromiso con el mundo y a la causa republicana durante la Guerra Civil Española.

A la vez, el creciente activismo izquierdista del poeta responde, desde un principio, a su necesidad de llenar un enorme vacío en su vida, a saber, el hueco dejado por la muerte de Dios, tal como aparece en los poemas que hemos comentado.

Por ende, la poética marxista de Vallejo expresa la fe del autor en la capacidad del hombre de obrar milagros a través de la acción colectiva.

La inmortalidad mediante la solidaridad en Poemas humanos y España, aparta de mí este cáliz, la percepción popular del sufrimiento como una experiencia sumamente personal y solitaria no es suficientemente precisa, ya que el dolor también tiene un aspecto universal capaz de estimular la acción colectiva:

En Poemas humanos, el título sugiere que los problemas del hombre hay que buscarlos en soluciones humanas. Este enfoque se concretiza en “Los nueve monstruos”, poema que contempla la condición humana desde una perspectiva ya no religiosa sino profana y activa.

LOS NUEVE MONSTRUOS.

 Y, desgraciadamente,

el dolor crece en el mundo a cada rato,

crece a treinta minutos por segundo, paso a paso,

y la naturaleza del dolor, es el dolor dos veces

y la condición del martirio, carnívora, voraz,

es el dolor dos veces

y la función de la yerba purísima, el dolor

dos veces

y el bien de ser, dolernos doblemente.

 

Jamás, hombres humanos,

hubo tanto dolor en el pecho, en la solapa, en la cartera,

en el vaso, en la carnicería, en la aritmética!

Jamás tanto cariño doloroso,

jamás tanta cerca arremetió lo lejos,

jamás el fuego nunca

jugó mejor su rol de frío muerto!

Jamás, señor ministro de salud, fue la salud

más mortal

y la migraña extrajo tanta frente de la frente!

Y el mueble tuvo en su cajón, dolor,

el corazón, en su cajón, dolor,

la lagartija, en su cajón, dolor.

 

Crece la desdicha, hermanos hombres,

más pronto que la máquina, a diez máquinas, y crece

con la res de Rosseau, con nuestras barbas;

crece el mal por razones que ignoramos

y es una inundación con propios líquidos,

con propio barro y propia nube sólida!

 

Invierte el sufrimiento posiciones, da función

en que el humor acuoso es vertical

al pavimento,

el ojo es visto y esta oreja oída,

y esta oreja da nueve campanadas a la hora

del rayo, y nueve carcajadas

a la hora del trigo, y nueve sones hembras

a la hora del llanto, y nueve cánticos

a la hora del hambre y nueve truenos

y nueve látigos, menos un grito.

 

El dolor nos agarra, hermanos hombres,

por detrás, de perfil,

y nos aloca en los cinemas,

nos clava en los gramófonos,

nos desclava en los lechos, cae perpendicularmente

a nuestros boletos, a nuestras cartas;

y es muy grave sufrir, puede uno orar…

Pues de resultas

del dolor, hay algunos

que nacen, otros crecen, otros mueren,

y otros que nacen y no mueren, otros

que sin haber nacido, mueren, y otros

que no nacen ni mueren (son los más).

Y también de resultas

del sufrimiento, estoy triste

hasta la cabeza, y más triste hasta el tobillo,

de ver al pan, crucificado, al nabo,

ensangrentado,

llorando, a la cebolla,

al cereal, en general, harina,

a la sal, hecha polvo, al agua, huyendo,

al vino, un ecce-homo,

tan pálida a la nieve, al sol tan ardido¹!

¡Cómo, hermanos humanos,

no deciros que ya no puedo y

ya no puedo con tanto cajón,

tanto minuto, tanta

lagartija y tanta

inversión, tanto lejos y tanta sed de sed!

Señor Ministro de Salud: ¿qué hacer?

¡Ah! desgraciadamente, hombre humanos,

hay, hermanos, muchísimo que hacer.

 COMENTARIO.

 El poema comienza destacando la universalidad del sufrimiento, un sufrimiento que describe en algunos versos con simbolos cristianos: sufro viendo al pan, crucificado, al nabo,ensangrentado,/ llorando, a la cebolla,/al cereal, en general, harina,/ a la sal, hecha polvo, /al agua, huyendo,/ al vino, un ecce-homo,/tan pálida a la nieve, /al sol tan ardido!.teniendo como causa la res de Ruseau

El recurso repetido a los hermanos, hombres humanos y sobre todo recordando al Señor ministro de Salud y a los hermanos que hay muchísimo que hacer.

 7.-SINTETIZANDO.

 Cesar Vallejo se encuentra obsesionado por el sufrimiento humano posiblemente por el sufrido por el mismo durante su vida, y sin duda por el hecho real del gran sufrimento de la humanidad a través de toda la historia humana.

Partiendo de este hecho termina cayendo en el ateismo, en la muerte de Dios como otros tantos que ignoran que la fe en Dios, tiene otros fundamentos, por lo que se puede decir que quien cree en Dios lo hace a pesar de la existencia del mal y del sufrimiento, sabiendo sin embargo que el dolor y el sufrimiento necesita y puede ser explicado,encontrándole su sentido.

En cuanto a la solución marxista del mal, de la injusticia y del problema social mejor no hablar, la historia ha demostrado que el mismo se puede situar en una de las principales fuentes del mal del terrible siglo XX

EL BUEN SAMARITANO. VAN GOGH.

La visión optimista y solidaria de Vallejo destaca en “Los desgraciados”, poema en el cual el hablante desempeña el papel de heraldo no de la Muerte, sino del amanecer de una nueva era. Se dirige a los hermanos pobres y oprimidos, enviándoles un mensaje de esperanza mediante el empleo anafórico del verso “Ya va a venir el día”; modifica el verso ligeramente en la última estrofa, proclamando “Ya viene el día” para indicar la inminencia de la salvación (Vallejo 188-89).

En España, aparta de mí este cáliz, Vallejo predice que ese mundo venidero será fruto de los esfuerzos del proletario. “Himno a los voluntarios de la República”, el primer poema de la colección, canta las alabanzas de los obreros que se alistaron en las fuerzas republicanas durante la Guerra Civil Española. De acuerdo con la voz poética, el ejército internacional vencerá hasta la muerte (ahora con “m” minúscula para indicar la reducción de su fuerza frente a los milicianos voluntarios); el hablante declara animadamente, “¡Sólo la muerte morirá!” (Vallejo 220). La victoria se logrará mediante el sacrificio del obrero, el cual asume el rol de Cristo como “salvador, redentor nuestro” (Vallejo 220)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: DIOS EN TRES POEMAS DE SANTA TERESA DE JESÚS.

quijotediscipulo.

quijotediscipulo. Ó ¿ Don Quijoe predicador o teólogo ? es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO.

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

 

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

VISITAS

  • 2.513.287 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: