You are currently browsing the category archive for the ‘76.-Dios y la fe cristiana en la obra de Ernesto Cardenal’ category.

DIOS Y LA FE CRISTIANA EN LA OBRA DE ERNESTO CARDENAL CONCILIADOR DEL MARXISMO Y EL CRISTIANISMO.

1.- Reseña biográfica.

2.-Obra literaria.

3.-Premios y distinciones.

4.- Cristianismo y Marxismo en Ernesto Cardenal.

5.-Salmos de Cardenal y los Salmos de la Escritura

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

.Ernesto Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925) Poeta nicaragüense. Poeta revolucionario y sacerdote católico, se dio a conocer con la obra El corno emplumado. Comprometido políticamente con los conflictos sociales de su país, desde 1954 participó en las luchas contra el dictador Somoza, y posteriormente fue ordenado sacerdote, tras lo cual residió durante un tiempo en un monasterio de Estados Unidos.

Esta reclusión religiosa supuso para el poeta un oasis de serenidad frente a la deslumbrante ciudad moderna.

 De regreso en Nicaragua fundó una comunidad en la isla de Solentiname. Su poesía, reflejo de su radicalismo personal, denunció el sufrimiento y la explotación de las llamadas repúblicas bananeras, temática que centra su Canto nacional.

 También se aproximó a las ideas de la teología de la liberación, las cuales se dejan entrever en sus poemarios Salmos, de 1964, y Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, de 1965.

Ernesto Cardenal ingresó en 1935 en el Colegio Centro América de los Jesuitas en Granada, donde estudió el bachillerato. Cursó luego filosofía y letras en la Universidad Nacional Autónoma de México, graduándose en 1947. Entre 1948 y 1949 hizo el posgrado en la Universidad de Columbia, Nueva York. Discípulo de J. Coronel Urtecho, integró la llamada “Generación del 40” junto con los poetas E. Mejía Sánchez y C. Martínez Rivas. Viajó por Europa y en 1950 regresó a Nicaragua. Empezó a escribir sus poemas históricos y a traducir con Coronel Urtecho poesía norteamericana, hasta formar una voluminosa antología.

PALACIO PRESIDENCIAL DE NICARAGUA EN MANAGUA.

 En 1952 fundó una editorial exclusiva del género, El hilo azul, y en 1954 participó en un movimiento armado que intentó asaltar el Palacio Presidencial, que fue conocido como la Rebelión de Abril.

En 1956 escribió su extenso poema político “Hora cero”. Pero ese año cambió el rumbo de su vida: resolvió profesar e ingresó al Monasterio de Nuestra Señora de Gethsemani, en Kentucky, Estados Unidos, donde Thomas Merton fue su maestro y mentor espiritual. Continuó sus estudios religiosos en México y en Colombia.

Ordenado sacerdote en Managua en 1965, viajó a Estados Unidos para planear la creación de una pequeña comuna contemplativa en Nicaragua, que fundó al año siguiente en el archipiélago de Solentiname.

En 1970 visitó Cuba, relatando su experiencia de la revolución en el libro En Cuba. También conoció los procesos del Perú y Chile. En octubre de 1977, cuando se inició la primera ofensiva insurreccional, participaron en ella como guerrilleros un grupo de jóvenes de Solentiname, que asaltaron el cuartel San Carlos, por lo que la Guardia somocista destruyó su comunidad y Cardenal fue condenado en ausencia a muchos años de prisión. En 1979, con el triunfo de la Revolución Sandinista, fue nombrado ministro de Cultura, cargo que desempeñó hasta 1988.

En la visita que el Papa Juan Pablo II hizo a Nicaragua en 1983, reprendió públicamente a Cardenal diciéndole : “Reconcíliate con la Iglesia” dado el carácter de nuestro blog no entramos en este dato ni en su valoración.

 2.- OBRA LITERARIA.

La obra de Ernesto Cardenal es coloquialista y a la vez profundamente lírica. Su poesía, una de las más sólidas y reconocibles de América Latina, se sustenta en el legado del modernismo norteamericano (sobre todo Pound y Williams), pero con otras influencias como la cultura popular o las tradiciones religiosas y científicas, a través de un verso claro pero de gran impacto.

Perteneciente a un brillante grupo de poetas entre los que destacan Coronel Urtecho, P. A. Cuadra y Joaquín Pasos, ya en sus primeros libros, La ciudad deshabitada (1946) y El conquistador (1947), muestra su inclinación hacía una poesía narrativa y épica. Fue decisiva, para su futura poesía, su lectura de Ezra Pound.

En verso libre, con una ironía y un sentido mágico de lo cotidiano, su mejor poesía capta la intensidad alucinante de la vida moderna y se inspira en motivos de su compromiso cívico y en sus experiencias religiosas: Hora cero (1960), Epigramas (1961), Gethsemani Ky (1960) Salmos (1964), Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965), El estrecho dudoso (1966) y Homenaje a los indios americanos (1969).

A partir de los años setenta su poesía se radicaliza y se vuelve primordialmente instrumento de la acción política: Canto nacional (1972), Oráculo sobre Managua (1973), Tocar el cielo (1981) y Vuelos de victoria (1984). Entre sus últimos libros de poesía se encuentran Cántico cósmico (1989), Los ovnis de oro (1992), Telescopio en la noche oscura (1993), Antología nueva (1996) y Vida en el amor (1997). Como ensayista son destacables el volumen dedicado a La poesía nicaragüense de Pablo Antonio Cuadra (1973) y Cristianismo y revolución (1974). En 1998 se publicó el primer volumen de su autobiografía.( Cf Biografia de Ernesto Cardenal

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/cardenal.htm

 3.-PREMIOS Y DISTINCIONES

 Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (1980)

Reconocimiento Internacional Foca Mediterránea – Premios Ondas Mediterráneas (2005)12​

Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2009)

Miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua (2010)

Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2012)

Doctor honoris causa por la Universidad de Huelva (2012)13​

Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña (2014), que otorgan el Ministerio de Cultura y la Presidencia de la República Dominicana, recibido durante el acto inaugural de la XVII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2014 (FILRD),14​ junto con el escritor Eduardo Galeano de Uruguay.

Doctor honoris causa por la Universidad de Valparaíso (2014)

Premio Nobel de literatura que no recogió.

 4.-EL CRISTIANISMO Y MARXISMO SEGÚN ERNESTO CARDENAL.

 A continuación se transcribe parte de una entrevista que el periódico el Pais hizo a Ernesto Cardenal y que puede ayudarnos comprender su visión del ser cristiano, de la entrevista tomamos aquello que pueda ayudar a este fin.

.Cuando me dirigía a nuestra cita, venía pensando en lo mal que están las cosas para tanta gente. ¿Cabe decirle algo nuevo que sirva para darle esperanza? ¿Tiene usted alguna idea? 

Pues yo le diría lo que se ha dicho desde hace tiempo: el Evangelio, el anuncio del reino de Dios, del reino de los cielos en la tierra. Y recordar de nuevo lo que anunció el marxismo: una sociedad nueva, justa y sin clases. La sociedad comunista perfecta… que viene a ser lo mismo que el reino de Dios en la tierra. Yo no tengo otra cosa que predicar que el cristianismo y el marxismo, que para mí son la misma cosa.

¿Está la vigencia del marxismo intacta para usted en 2012?

  Si usted me pregunta si el marxismo fracasó, le diré que Chesterton, escritor, humorista, inglés y católico, dijo que el cristianismo no había fracasado… porque no se había puesto en práctica nunca. Yo digo lo mismo del marxismo, que nunca se puso realmente en práctica.

O sea, que ninguno de los dos principios fundamentales de su vida se han podido ver en marcha de verdad… 

¡Ni de verdad ni de mentira! O puede que de mentira sí, pero de verdad no…

 Revolución, Dios, poesía… ¿son una misma cosa en su vida? ¿O tres versiones de algo supremo? 

Para mí son lo mismo, sí. Revolución es lo mismo que predicaba Jesús. Hoy hay teólogos que dicen que el reino de Dios que él predicaba era una expresión semejante al concepto actual de revolución, es verdad. Una revolución subversiva, que en el caso de Jesús fue lo que le llevó a la muerte. Significaba también un cambio político y social. La juventud de hoy sigue diciendo “otro mundo es posible”, y yo también lo creo, como lo creyó Jesús. Es posible, y necesario. Y, como dice el obispo brasileño Casaldáliga, también otra Iglesia es posible. Hasta hay quien dice que otro Dios es posible.

 Porque para usted Dios no es uno, unívoco, cerrado e indiscutible… 

Así es.

Pueden ser varios… 

Así es, sí. O puede no creerse en ningún Dios. Los ateos dicen lo mismo que decían los cristianos primitivos, que también fueron ateos.

Es relativamente fácil encontrarse con creyentes que preguntan que, si hay un Dios, ¿cómo es posible que permita todo lo malo que ocurre en la tierra, que es tanto?

  ¡Porque hace tiempo que Dios renuncio a ser Dios! Se apartó y nos dejó para que hiciéramos el cambio solos. Nos dejó en libertad y desapareció. Eso explica el Holocausto y las demás aberraciones de la creación del ser humano.

SAN FRANCISCO DE ASIS

Ha dicho, hablando de Cristo, “subversión”. La subversión… ¿Falta eso en las sociedades modernas? ¿Estamos obligados a no conformarnos, aunque no hacemos otra cosa que aceptarlo todo sin protestar ni replantear? 

Claro que sí. Si lees la Biblia, verás todo el tiempo a un Dios subversivo. Jesús de Nazaret, lo mismo. Así que, en efecto, estamos obligados a la subversión, pero… en cuanto a lo de creyentes o no creyentes, pues no es solo eso que he estado diciendo antes de cristianismo y marxismo. También el Islam… mire, hay un teólogo sufí del siglo XIII que dice: Para llegar a La Meca hay muchos caminos; si uno está en el Sur, La Meca está en el Norte. Si está en el Norte, La Meca consiste en ir al Sur. O al Este, o al Oeste. Pues para llegar a Dios, lo mismo. Hay muchos caminos.

 Subversión, revolución, religión… esos ingredientes conformaron la experiencia de Solentiname. ¿Queda algo de aquello en pie? ¿Fue solo una utopía o Ernesto Cardenal de verdad creyó en aquel tiempo que se podían cambiar las cosas? 

La experiencia de Solentiname fue muy modesta. Acabó convertida en un mito, pero en realidad no era más que una pequeña comunidad, bueno, casi una comuna a la manera de los primeros cristianos. Éramos cristianos renovados de la Teología de la Liberación, con una orientación marxista, y así interpretamos el Evangelio. Una experiencia.

 ¿Por qué cree que la Iglesia, así, con mayúscula, se ha puesto tan nerviosa siempre que han surgido experiencias de ese tipo? ¿Es que le estaban tocando la finca más de lo debido? 

La que se autodenomina la Madre Iglesia ha traicionado el Evangelio. El Vaticano es algo muy diferente de lo que Cristo fundó con unos pescadores.

¿Es la revolución un concepto defendible en el siglo XXI? ¿La prefiere a la evolución? Y me refiero a una revolución que no descarte la violencia…

  La revolución no tiene por qué ser violenta, puede ser pacífica. En algunos casos no queda más remedio que recurrir a las armas. El papa Pablo VI, que no era ningún extremista, declaró una vez en Colombia que ante una tiranía evidente y prolongada era legítima la lucha armada. ¡Pero ya lo decía Gandhi! Dijo que su pacifismo no habría sido posible en la Alemania de Hitler, y animó a los hindúes a entrar en el ejército inglés para luchar contra el fascismo.

Es que la revolución pacífica, esa que consiste en convencer, es más complicada. Convencer al otro y que te convenza el otro, en estas nuestras sociedades tan seguras de sí mismas, es complicado, ¿no? 

Y lo que me está preguntando usted también es complicado, y no quiero responder a cosas así de complicadas!

Más allá del oficio del poeta, de que usted ha trabajado escribiendo versos y los ha publicado y esos libros se han vendido… ¿ha sido para usted la poesía una cierta vía de escape personal de los problemas y las angustias? 

De escape, jamás.

¿De salvación, o de búsqueda de la salvación? 

Ponga usted de búsqueda de la realidad.

 Sin embargo, ya no lee poesía, porque dice que no encuentra voces nuevas. Prefiere la ciencia. ¿Por qué? 

Ya José Martí dijo eso: que prefería leer ciencia que poesía, y eso que en su tiempo no había los descubrimientos científicos que después hemos tenido. Sí, yo prefiero leer cosas relacionadas con esos descubrimientos que están cambiando nuestra vida. Esos libros me están descubriendo la realidad. Aunque la realidad cada vez es más misteriosa… ahora se ha descubierto que solo una pequeña parte del universo es visible para nosotros, algo así como el nueve por ciento, creo.

 ¿No debería eso convertirse en un antídoto contra la prepotencia de muchos poderosos y la creencia de que el género humano lo controla todo, siempre y en todo lugar? 

Sí, pero para los poderosos y para todos nosotros. Para cualquiera.

Usted ha llevado a cabo talleres de poesía con niños enfermos de cáncer. ¿Qué ha descubierto a través de ellos? ¿Qué le han dado? 

Curiosamente, la leucemia, a los niños, les produce un gran poder creativo y de expresión. Así que nos hemos puesto con estos niños a hacer poesía… no digo escribir, porque algunos de ellos casi no pueden moverse. Los que pueden escribir, escriben, y los otros dictan. Y han empezado a producir poesía muy, muy buena, que cualquier poeta adulto podría envidiar. Ya hemos publicado dos libros y preparamos el tercero. Además, esto supone una buena terapia para esos niños y su enfermedad.

EL SEMBRADOR DE VAN GOGH.

COMENTARIO.

 Decía Jesús:

34″«No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada.

35.Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra;

36.y enemigos de cada cual serán los que conviven con él.

 37.«El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.” ( Cf. Mt. 10,34-37)

EL ENEMIGO SEMBRÓ CIZAÑA

Decía Jesús :

 24 El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;

25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?

29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

 Decía Lenin:

 Hacen falta muchos Franciscos de Asís para implantar el comunismo.

 Digo yo:

 ¿Ha habido, hay y habrá en la Iglesia muchos Franciscos de Asís? ¿ Y en los comunismos reales?

 Hay un teólogo sufí del siglo XIII que dice:

 “Para llegar a La Meca hay muchos caminos; si uno está en el Sur, La Meca está en el Norte. Si está en el Norte, La Meca consiste en ir al Sur. O al Este, o al Oeste. Pues para llegar a Dios, lo mismo. Hay muchos caminos.( Ernesto Cardenal).

 4.-LOS SALMOS DE CARDENAL Y LOS DE LA SAGRADA ESCRITURA.

SALMO 1.

 BIENAVENTURADO.

 Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido ni

asiste a sus mítines

ni se sienta a la mesa con los gánsters

ni con los Generales en el Consejo de Guerra

Bienaventurado el hombre que no espía a su hermano

ni delata a su compañero de colegio

Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales

ni escucha sus radios

ni cree en sus slogans

 Será como un árbol plantado junto a una fuente.

 COMENTARIO

 Este es el salmo 1 en la liturgia de las Horas

 Dichoso el hombre

que no sigue el consejo de los impíos,

ni entra por la senda de los pecadores,

ni se sienta en la reunión de los cínicos;

sino que su gozo es la ley del Señor,

y medita su ley día y noche.

 

Será como un árbol

plantado al borde de la acequia:

da fruto a su tiempo

y no se marchitan sus hojas;

y cuanto emprende tiene buen fin.

 

No así los impíos, no así;

serán paja que arrebata el viento.

En el juicio los impíos no se levantarán,

ni los pecadores en la asamblea de los justos;

porque el Señor protege el camino de los justos,

pero el camino de los impíos acaba mal.

 Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

 SALMO 5.

 Escucha mis palabras oh Señor

Oye mis gemidos

Escucha mi protesta

Porque no eres tú un Dios amigo de los dictadores

ni partidario de su política

ni te influencia la propaganda

ni estás en sociedad con el gángster.

 

No existe sinceridad en sus discursos

ni en sus declaraciones de prensa

 

Hablan de paz en sus discursos

mientras aumentan su producción de guerra

 

Hablan de paz en las Conferencias de Paz

y en secreto se preparan para la guerra

Sus radios mentirosos rugen toda la noche

 

Sus escritorios están llenos de planes criminales

y expedientes siniestros

Pero tú me salvarás de sus planes

 

Hablan con la boca de las ametralladoras

sus lenguas relucientes

son las bayonetas…

Castígalos oh Dios

malogra su política

confunde sus memorándums

impide sus programas

 

A la hora de la Sirena de Alarma

tú estarás conmigo

tú serás mi refugio el día de la Bomba

 

Al que no cree en la mentira de sus anuncios comerciales

ni en sus campañas publicitarias, ni en sus campañas políticas

 tú lo bendices

lo rodeas con tu amor

como con tanques blindados.

 COMENTARIO:

 Este es el Salmo 5 en LA LITURGIA DE LAS HORAS

Señor, escucha mis palabras,

atiende a mis gemidos,

haz caso de mis gritos de auxilio,

Rey mío y Dios mío.

 

A ti te suplico, Señor;

por la mañana escucharás mi voz,

por la mañana te expongo mi causa,

y me quedo aguardando.

 

Tú no eres un Dios que ame la maldad,

ni el malvado es tu huésped,

ni el arrogante se mantiene en tu presencia.

 

Detestas a los malhechores,

destruyes a los mentirosos;

al hombre sanguinario y traicionero

lo aborrece el Señor.

 

Pero yo, por tu gran bondad,

entraré en tu casa,

me postraré ante tu templo santo

con toda reverencia.

 

Señor, guíame con tu justicia,

porque tengo enemigos;

alláname tu camino.

 

En su boca no hay sinceridad,

su corazón es perverso;

su garganta es un sepulcro abierto,

mientras halagan con la lengua.

 

Que se alegren los que se acogen a ti,

con júbilo eterno;

protégelos, para que se llenen de gozo

los que aman tu nombre.

 

Porque tú, Señor, bendices al justo,

y como un escudo lo rodea tu favor.

COMO EN LA RUEDA DE UN ALFARERO.

 (SALMO 103)

 Bendice, alma mía, al Señor.

Señor, Dios mío, Tú eres grande,

estás vestido de energía atómica

como de un manto.

De una nube de polvo cósmico en rotación, como en

la rueda de un alfarero,

 comenzaste a sacar las espirales de las galaxias,

y el gas en tus dedos se fue condensando y encendiendo,

y fuiste modelando las estrellas.

Como esporas o semillas regaste los planetas

y esparciste las cometas como flores.

Un mar de olas rojas era todo el planeta:

hierro y roca derretida

que subía y bajaba con las mareas;

y toda el agua entonces era vapor,

y sus espesos nubarrones ensombrecían toda la tierra,

y empezó a llover y llover por siglos y siglos

una larga lluvia de siglos en los continentes de piedra;

y después de eones aparecieron los mares

y empezaron a emerger las montañas

(la tierra estaba de parto),

a crecer como grandes animales

y a ser erodadas por el agua

(y allí han quedado como escombros de aquellos tiempos,

como ruina amontonada);

y la primera molécula por el efecto del agua y de la

luz se fecundó,

y la primera bacteria se dividió,

y en el Pre-Cámbrico la primera alga tenue y transparente

alimentada de energía solar,

y los flagelados transparentes como campanitas de

cristal

o flores de gelatina;

I se movían y reproducían

(y de ahí procede la criatura moderna).

Y después las primeras esponjas,

medusas como de plástico,

pólipos con boca y estómago,

y los primeros moluscos

y los primeros equinodermos: la estrella de mar y el

erizo de mar.

Al principio del Cámbrico una esponja cubrió todo el

fondo del mar

construyendo arrecifes de polo a polo,

y a mediados del Cámbrico todas murieron.

Y los primeros corales florecieron,

llenando de rojos rascacielos el fondo del mar.

En las aguas del Silúrico, las primeras tenazas: escorpiones

de…,

y a finales del Silúrico, el primer pez voraz

como un diminuto tiburón (ya tiene mandíbula).

Las algas se han convertido en árboles en el Devónico;

aprendiendo a respirar,

dispersan sus esporas y empiezan a crecer en bosques,

y nacieron los primeros tallos y las primeras hojas.

Los primeros humildes animales pasan a tierra:

escorpiones y arañas huyendo de la competencia del

mar;

las aletas crecen y aparecen los primeros anfibios,

y las aletas se hacen pies.

Arboles suaves y carnosos crecían en los pantanos del

Paleozoico.

Todavía no había flores,

y aparecen los insectos,

nacen los dinosaurios y las aves,

y las primeras flores son visitadas por las primeras

abejas.

En el Mesozoico aparecen los tímidos mámales,

pequeños y con sangre caliente,

que crían vivos a sus hijos y les dan leche;

y en el Eoceno, los lémures que andan sobre las ramas,

y los tarcios con ojos estereoscópicos, como el hombre;

y a comienzos del Cuaternario creaste al hombre.

Tú das al oso polar su traje de color del glaciar,

y a la zorra polar del color de la nieve,

a la comadreja haces parda en verano y blanca en el

invierno;

 

a la Mantis religiosa le das su camuflaje

y camuflas las mariposas con colores de flores.

Enseñaste a los castores a construir sus diques con palitos

y sus casas sobre el agua;

la cigarra nace sabiendo volar y cantar y cuál es su

alimento,

y la avispa sabiendo perforar el tronco de los árboles

para depositar sus huevos,

y la araña sabiendo tejer su tela.

Las cigüeñas saben desde que nacen cuál es el norte

y el sur,

y sin ser guiadas por nadie vuelan en dirección al norte.

Diste rapidez al leopardo,

ventosas a la rana arbórea

y olfato a la mariposa nocturna

para sentir el olor de la hembra en la noche

a dos millas de distancia;

y órganos luminosos al crustáceo,

y a los. peces abismales das ojos telescópicos,

y al Gymnotus electricus pilas eléctricas.

Inventaste los mecanismos de la fecundación de las

flores.

Les das alas a las semillas para volar en el viento,

membranas como si fueran mariposas;

otras tienen cabelleras para flotar en el viento

o caen como copos

o como hélices

o como paracaídas,

o bogan en el agua como barcas buscando los estigmas;

y el polen conoce siempre su camino exacto,

no vacila a través de los tejidos del estilo

hasta encontrar el óvulo.

Los ojos de todos en Ti esperan, Señor,

y le das a cada uno la comida a su tiempo.

Abres tu mano,

y llenas a todos los animales de bendiciones.

Al humilde copeópado le das su diatomea.

Te piden de comer las anémonas marinas

(flores feroces y voraces),

y Tú las alimentas.

La nereida de celofán

te pide de comer con sus hambrientos

tentáculos.

Das algas y cangrejos al somormujo y a sus hijos,

y a la gallinita de playa le das suaves moluscos.

Los gorriones no tienen graneros ni tractores,

pero Tú les das los granos que caen de los camiones

en la carretera

cuando van a los graneros,

y al picaflor le das el néctar de las flores.

Tú le das arroz tierno al pájaro arrocero

y pescados al martín pescador; y su compañera,

la gaviota, todos los días encuentra sus pescados;

y la lechuza, todas las noches, sus ranas y ratones.

Tú le preparas al cuco su comida de orugas

y de gusanos peludos.

Le das grillos al cuervo

y das insectos al grillo que está cantando en su hoyo.

Tú le das frutitas rojas al pájaro carpintero

y tiene más frutitas de las que puede comer.

La ardilla listada pasa el invierno dormida,

y cuando se despierta ya tiene sus semillas;

y Tú abres las primeras flores primaverales

cuando las primeras mariposas salen de sus crisálidas.

Abres las flores en la mañana para las mariposas

diurnas

y las cierras en la tarde cuando se van a dormir;

y abres otras de noche para las mariposas nocturnas,

que pasan todo el día dormidas en rincones oscuros

y empiezan a volar al caer de la tarde;

y despiertas a los abejorros de su sueño invernal

el mismo día que les abres las flores de los sauces.

Cantaré al Señor mientras yo viva.

Le escribiré salmos.

Séale grato mi canto.

Bendice, alma mía, al Señor.

¡Aleluya!

 COMENTARIO

 SALMO 103 EN EL OFICIO DIVINO DE LAS HORAS

 Bendice, alma mía, al Señor:

¡Dios mío, qué grande eres!

Te vistes de belleza y majestad,

la luz te envuelve como un manto.

 

Extiendes los cielos como una tienda,

construyes tu morada sobre las aguas;

las nubes te sirven de carroza,

avanzas en las alas del viento;

los vientos te sirven de mensajeros;

el fuego llameante, de ministro.

Resultado de imagen de Asentaste la tierra sobre sus cimientos,

 Asentaste la tierra sobre sus cimientos,

y no vacilará jamás;

la cubriste con el manto del océano,

y las aguas se posaron sobre las montañas;

 

pero a tu bramido huyeron,

al fragor de tu trueno se precipitaron,

mientras subían los montes y bajaban los valles:

cada cual al puesto asignado.

Trazaste una frontera que no traspasarán,

y no volverán a cubrir la tierra.

 

De los manantiales sacas los ríos,

para que fluyan entre los montes;

en ellos beben las fieras de los campos,

el asno salvaje apaga su sed;

junto a ellos habitan las aves del cielo,

y entre las frondas se oye su canto.

 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA FE CRISTIANA EN EL LIBRO DEL BUEN AMOR.

 elcaballerodelverdegaban.

 4.-elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos. es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.          

elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?

elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO.

 Lo mejor buscar por el título y subtitulo del blog juntos.

 

 

 

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

VISITAS

  • 2.350.878 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: