You are currently browsing the category archive for the ‘Gios y la fe cristiana en la obra de José Hiero’ category.

DIOS Y LA FE CRISTIANA  EN LA OBRA DEL MADRILEÑO  JOSÉ HIERRO DEL REAL .

 Estos son los puntos del tema:

1.- Reseña biográfica.

2.- Premios.

3.- Relación de sus obras.

4.-José Hierro habla de su poesía.

5.- Dios y la fe cristiana en la obra del madrileño José Hierro.

6.-Algunos poemas religiosos de José Hierro.

MADRID.

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

José Hierro del Real. (Madrid, 3 de abril de 1922-21 de diciembre de 2002). Poeta español, crítico de arte y académico de la Real Academia de la Lengua.

Su familia se traslada a Santander siendo niño y allí estudia la carrera de perito industrial, que tuvo que interrumpir en 1936. Su primer poema, Una bala le ha matadoaparece publicado en 1937.

Al finalizar la Guerra Civil es detenido y procesado. Permanece en la cárcel hasta 1944 y allí empieza a interesarse de forma sistemática por la literatura, apareciendo ya en sus primeros escritos diversos hechos vividos durante la contienda.

Cuando sale de prisión se traslada a Valencia, donde se dedica a escribir, colabora en un diccionario mitológico y, junto a José Luis Hidalgo, participa en la fundación de la revista Corcel. En 1944 realiza la primera crítica pictórica sobre la obra de Benito Ciruelos. En 1949 contrajo matrimonio con María de los Ángeles Torres.

SANTANDER. ESPAÑA.

Durante los años 40 vuelve a Santander y, además de trabajar en diferentes oficios, colabora en la revista de la Cámara de Comercio, donde escribe sobre economía y sobre los hombres ilustres de la industria cántabra.

En 1946 se relaciona con el renovador grupo “Proel”, editor de la revista poética del mismo nombre en la que publica su primer libro de poemas, Tierra sin nosotros, en 1947.

En 1950 escribe Con las piedras, con el viento y en 1953 aparece Antología poética, una amplia selección de su obra lírica.

Durante esa época fija su residencia en Madrid, donde comienza a trabajar en Radio Nacional de España, además de realizar crítica de arte y colaborar en revistas y periódicos.

En 1954 edita Estatuas yacentes y en 1962 el volumen Poesías completas.

Durante las décadas siguientes continúa creando poesía, participa en actividades literarias, realiza crítica de arte analizando la obra de artistas del campo de la pintura y de la escultura, y forma parte de numerosos jurados literarios. Pronuncia gran número de conferencias sobre poesía y arte en la mayoría de las capitales europeas y sus poemas figuran en las más destacadas antologías de poesía contemporánea.

CEMENTERIO DE CIRIEGO. SANTANDER.

Está  considerado como una de las voces más representativas de la poesía social de posguerra. Fallece el 21 de diciembre de 2002 a los 80 años de edad en Madrid. Sus cenizas se honran en el Pabellón de Santanderinos Ilustres situado en la entrada del Cementerio de Ciriego de la capital cántabra desde el 28 de marzo de 2003.

 2.-PREMIOS.

Premio Adonais de Poesía, Alegría, 1947

Premio Nacional de Poesía (España), Quinta del 42, 1953

Premio Nacional de Literatura “José Antonio Primo de Rivera” (Ministerio de la Gobernación, 1949), Antología poética, 1953

Premio de la Crítica (España), Cuanto sé de mí, 1958

Premio Juan March (España), Cuanto sé de mí, 1959

Premio de la Crítica (España), El libro de las alucinaciones, de 1965

Premio Príncipe de Asturias de las Letras (España), 1981

Hijo Adoptivo y Poeta de Cantabria, 1982

Medalla de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), 1982

Premio Nacional de las Letras (España), 1990

Medalla de Plata de Santander, 1991

Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, 1995

Doctor honoris causa (Universidad Internacional Menéndez y Pelayo), 1995

Premio Miguel de Cervantes (España), 1998

Medalla de Oro Artesantander, 1998

Premio de la Crítica en la Modalidad de Poesía, Cuaderno de Nueva York, 1999

Premio Nacional de Poesía (España), Cuaderno de Nueva York, 1999

Europeo Aristeion de Literatura (Unión Europea), Cuaderno de Nueva York, 1999

Homenaje del Festival de Teatro de Almagro, 1999

Pregonero de las fiestas del dos de Mayo de la Comunidad de Madrid, 1999

Villa de Madrid: Francisco de Quevedo de Poesía (Ayuntamiento de Madrid), Cuaderno de Nueva York, 1999

Miguel Hernández de Poesía (Consellería de Educación de la Comunidad Valenciana), 2000

Pluma de Oro (Club de la Escritura), 2001

Premio Ojo Crítico Especial (Radio Nacional de España), 2001

Homenaje del Ayuntamiento de Valdepeñas con una exposición antológica, complementada con la edición del libro Ocho décadas, 2002

Hijo adoptivo de Ávila, 2002

Medalla de Oro (Ayuntamiento de Madrid), 2002

Doctor honoris causa (Universidad de Turín), 2002.

 3.-RELACIÓN DE SUS OBRAS.

Poesía.

 1946.- “Tierra sin nosotros

1947.- “Alegría

1949.- “El viento sur

1950.- “Con las piedras, con el viento…”

1952.- “Quinta del 42

1953.- “Antología poética

1955.- “Estatuas yacentes

1957.- “Cuanto sé de mí

1957.- “Poesía del momento

1960.- “Poesías escogidas

1962.- “Poesías completas: 1944-1962”

1964.- “Libro de las alucinaciones

1985.- “Antología

1988.- “Cabotaje

1990.- “Antología poética

1990.- “Emblemas neurorradiológicos

1991.- “Agenda

1993.- “Antología poética

1995.- “Nombres propios: antología poética

1995.- “Sonetos (1939-1993

1998.- “Cuaderno de Nueva York

1998.- “Música

1999.- “Antología poética, 1936-1998”

1999.- “Sonetos

2001.- “Antología personal

2002.- “¿Qué puede la poesía?”

2002.- “Ocho décadasHomenaje a José Hierro

2003.- “Homenaje a José Hierro

2003.- “Ocho décadas, homenaje a José Hierro

2006.- La tempestad de Shakespeare

 Otros géneros.

 1959.- “Fresas de Aranjuez

1991.- “Prehistoria literaria

1994.- “Jesús Otero, escultor

1998.- “José Hierro para niños

2001.- “De Cantabria, del mar y otras nostalgias

2002.- “Guardados en la sombra

( Cf. Instituto Cervantes (España), 1991-2017 informa@cervantes.es

 4.-JOSE HIERRO HABLA DE SU POESÍA.

 José Hierro en su obra Reflexiones sobre mi poesía, 1983 dice lo siguiente:

Lo único que distingue al poeta no es su mayor sensibilidad, sino su capacidad de expresión. Es una hoja que habla entre hojas mudas.

 Estoy refiriéndome implícitamente a un tipo de poesía que desdeña la belleza abstracta, el poema como hermoso objeto fabricado, la evasión de la realidad circundante, y prefiere arraigar en la vida concreta.

 Una poesía testimonial. El poeta de la belleza es como un perfume, algo de lo que se puede prescindir, lujo o vicio. El poeta testimonial es como un tónico, necesario para nuestra salud. El primero es para tiempos felices y descuidados. El segundo para tiempos dramáticos. Los poetas de la posguerra teníamos que ser, fatalmente, testimoniales. Y ello no significa que si como creadores estamos condenados a la poesía testimonial, como lectores seamos incapaces de gustar la poesía de la belleza, escrita antes o ahora.

En el prólogo a la antología completa de sus poemas, publicada bajo el título Cuanto sé de mí, 1974, el autor distinguió entre dos tipos de composiciones: las “crónicas”, que tratan el tema poético de modo directo y narrativo pero con un ritmo y una emoción velados, y las llamadas “alucinaciones”, de tono más hermético, en las que se funden el recuerdo y la imaginación, a veces con elementos surrealistas.

Entre los dos extremos, el del intimismo y el de la voluntad testimonial, se desarrolla en su poesía una tensión dramática que se manifiesta también en la relación entre tales extremos, si bien las vicisitudes personales se transforman casi siempre en colectivas, dado que el poeta, como hombre sujeto a la temporalidad, comparte con los demás una serie de problemas y, más aún, una época particularmente difícil.

En cuanto a la forma, Hierro es un poeta que prefiere la expresión austera y simple, que no suele recurrir a metáforas ni utilizar un léxico complejo; en realidad, no cree tanto en la belleza de las palabras como en su “oportunidad”, es decir, en su adecuación al entorno poético.( Cf. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/hierro.htm)

 5.-DIOS Y LA FE CRISTIANA EN LA OBRA DE JOSÉ HIERRO .

 En la  obra antes citada Reflexiones sobre mi poesía José Hierro hace una división de la poesía que ha llamado testimonial y dice: Con límites no demasiado precisos, aunque sí suficientemente claros, yo encasillo a los poetas en estetas (el hombre a solas con la belleza), testimoniales (los que dan testimonio de su tiempo desde el «yo» o desde el «nosotros»), políticos (los que al testimonio añaden soluciones concretas desde el punto de vista de una doctrina política) y religiosos (el hombre frente a Dios), vaga resulta esta clasificación de poetas religiosos que acaba de hacer José Hierro, sobre todo si la comparamos con la concreción con que ha definido al resto de los grupos.

Decir que, aunque en la poesía de Hierro aparezca el tema de Dios y de las creencias cristianas, no sería exagerado decir que este tema no es  nada predominante en su obra como para clasificarlo entre los poetas denominados religiosos, bien del presente o  del pasado.

6.-ALGUNOS POEMAS RELIGIOSOS DE JOSÉ HIERRO.

1.-LAS NUBES.

 Inútilmente interrogas.

Tus ojos miran al cielo.

Buscas detrás de las nubes,

huellas que se llevó el viento.

Buscas las manos calientes,

los rostros de los que fueron,

el círculo donde yerran

tocando sus instrumentos.

Nubes que eran ritmo, canto

sin final y sin comienzo,

campanas de espumas pálidas

volteando su secreto,

palmas de mármol, criaturas

girando al compás del tiempo,

imitándole a la vida

su perpetuo movimiento.

Inútilmente interrogas

desde tus párpados ciegos.

¿Qué haces mirando a las nubes?

 COMENTARIO.

 Llevaría razón el poeta  si pensara que tras las nubes pueda encontrarse algo  que permanezca después de la muerte: las manos calientes, los rostros de los que fueron…pero no es en eso en lo que está pensando, sino en algo más trascendente: tras la muerte no hay nada : Inútilmente interrogas. Sin embargo quizá nuestro poeta no sepa que ya el sólo hecho de interrogarse es signo del ansia de la  transcendencia que anhela el ser humano y eso es necesario explicarlo.

 2.-ORACIÓN PRIMERA.

 No sé por qué fatal llamada,

por qué secreto y ciego impulso,

me siento al borde del camino,

me acerco al agua y le pregunto.

Hoy la mañana se desciñe

y me siento más sueño suyo,

más empapado de su sangre

toda de savias y de zumos,

vegetalmente modelado

en las entrañas de sus surcos.

Hoy la mañana es sólo mía

y quiero ser su hijo desnudo;

tocarla, a ver si se deshace

igual que un álamo de humo;

arrancarme mis propios ojos

para mirarla con los suyos.

Tenía ganas de cantar

y estoy parado, y solo y mudo

esperando a que me pregunte

qué ha sido de ellos, vagabundos

por otras tierras, solitarios

por otro tiempo triste y turbio.

No es posible cantar a solas.

Ya todo se ha tornado oscuro

y hemos de orar por ellos, tierra,

de rodillas ante tu muro.

Hemos de orar por todos ellos,

desencantados y difuntos,

locos y tristes y cobardes,

ciegos, perdido ya su rumbo.

Todas las cosas me comprenden

aunque sus labios estén mudos:

el agua, el árbol, el silencio,

la nube, el vino, el campo húmedo.

Son afluentes que van a Dios

y Dios escucha en cada uno.

Y que El recoja la palabra

y le dé su destino justo.

EL MURO DE LAS LAMENTACIONES. JERUSALÉN.

COMENTARIO.

 Comienza el poeta proclamando que se siente unido a la naturaleza, hijo de ella, con ganas de unirse a su canto, el canto que se eleva desde todos sus rincones, hacia el Creador, aunque de pronto sus ganas de cantar  desaparecen, y se ha quedado solo y mudo al contemplar al hombre, a los hombres hechos de tierra, polvo eres y en polvo te convertiras, ;  el canto debe por ello cambiarse en oración , hemos de orar por ellos, difuntos, por todos…La naturaleza, seguro que comprende, ella toda no es más que un afluente del ser divino que acoge nuestra súplica y le da su destino justo.

 3.-VIENTO DE INVIERNO.

 Si me hiciste, Señor, de barro tierno,

de húmedas albas silenciosas,

¿cómo no dar, por mi terrestre invierno,

la más perfecta de tus rosas?

Si me hiciste de musgo y llamas locas,

de arena y agua y vientos fríos,

¿no he de buscar mi ser entre las rocas,

en las arenas y en los ríos?

¿No he de sentirme enriquecido al verlos

en olorosa y cruda guerra,

si me diste dos pies, para tenerlos

siempre en contacto con la tierra?

 COMENTARIO.

 Vuelve el poeta a recordar el origen del hombre de acuerdo con una de las narraciones del libro del Génesis: Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.( Gen. 2,7).

Este dato le lleva a sacar varias conclusiones: por un lado, en este su terreno invierno, ha de dar fruto de vida terrena, por otro, ha de realizar su ser sin evadirse de la vida temporal y por último ha de saber comprometerse en la lucha testimonial del acontecer humano.

 4.-LA SOMBRA.

 ¿Todo en El es presente:

el futuro, el pasado?

Lo que será y ha sido,

¿es actual en sus manos ?

¿A un mismo tiempo toca

la semilla y el árbol?

¿En el brote ve el tronco

talado y abrasado?

Nos contempla y ¿tan sólo

puede llorar, llorarnos?

¿Nos tiene ya en su gloria?

¿Nos tiene condenados?

¿Ve en nuestros pobres huesos

el alba y el ocaso?

¿No puede detenernos

ni puede apresurarnos?

¿Llora por lo que tiene

que pasar (y ha pasado)?

¿Llora por lo que ha sido ?

(¿Por lo que aún no ha llegado?)

¿Nos arranca del tiempo

para que no suframos

nosotros, sus heridas

criaturas, esclavos

sombríos ? ¿Nos ve ciegos

y no puede guiarnos?

 COMENTARIO.

 Dice D. Quijote conversando con Sancho acerca de Dios: lo que será ya es. Este es en definitiva el tema que se plantea en el poema: el de la esencia de la eternidad de Dios. Un tema éste que escapa a nuestro objetivo y también a nuestro saber , a todo saber humano: frente a tiempo eternidad, frente a ayer, hoy y mañana, siempre. YO SOY EL QUE SOY, escuchó Moisés de labios de Yahvé, en Él no hay sombra.

 5.-ARMONÍA.

 Quise tocar el gozo primitivo,

batir mis alas, trasponer la linde

y volver, al origen, desde el fin de

mi juventud, para sentirme vivo.

Quise reverdecer el viejo olivo

de la paz, pero el alma se me rinde.

¿Quién es sin su dolor? ¿Quién que no brinde,

sin pena, su ayer libre a su hoy cautivo?

Y ¿quién se adueñará de la armonía

universal, si rompe, nota a nota,

grano a grano, el racimo, los acordes?

¿Quién se olvida que es cuna y tumba, día

y noche, honda raíz y flor que brota,

luz, sombra, vida y muerte hasta los bordes?

(De Quinta del 42, 1952)

 COMENTARIO.

 La persona humana ha de aceptar que la vida no es sólo nacimiento , niñez, juventud…; la vida humana, según el poeta es cuna y tumba, vida y muerte… sólo desde esta perspectiva puede el hombre captar la armonía universal, contemplando el universo desde la plena madurez humana.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:   JOSÉ DE LARRA Y LAS CAUSAS DE LA MUERTE DE UN ROMÁNTICO SUICIDADA.

quijotediscipulo.

1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 2.-sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 3.-elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 4.-elcaballerodelverdegaban

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

junio 2019
L M X J V S D
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

VISITAS

  • 2.457.989 hits

Imagenes Interesantes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: