You are currently browsing the category archive for the ‘07.- La Eucaristía Sacramento y Memorial del sacrificio de Cristo.’ category.

FRONTAL DE LA MESA DE ALTAR DE LA PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN DE MIGUELTURRA. C. REAL. ESPAÑA.

JESÚS EN LA CENA PASCUAL DIO REALMENTE  A SUS DISCÍPULOS SU CUERPO Y  SANGRE BAJO LAS ESPECIES DE PAN Y VINO Y CONCEDIÓ A ESTOS  Y SUCESORES,  EL PODER DE RENOVAR   SU ACCIÓN  Y EFECTOS DE LA MISMA. ESTE HECHO ES UN SACRAMENTO.

 A continuación los puntos del Tema:

1.- Explicación del título del tema.

2.-Opiniones contrarias a la explicación anterior.

3.-A cerca de la transformación de esta Cena en la Eucaristía.

4.-Doctrina de la Iglesia.

5.- Doctrina de la Sagrada Escritura.

6.-Doctrina de la Tradición.

 1.-EXPLICACIÓN DEL TÍTULO DEL TEMA.

 La  frase : en la Cena Pascual sitúa el tiempo y el lugar donde se llevó a efecto el hecho central señalado en el Tema. El lugar  Jerusalén, el tiempo la fiesta de la Pascua judía memorial de la salida y liberación del pueblo de Israel  de la esclavitud de Egipto, iniciada tras el   paso  del ángel exterminador dando  muerte a todos los primogénitos, animales y hombres, de Egipto , de cuyo paso se libraron los primogénitos de los hebreos por la sangre del cordero con la que rociaron  los dinteles de las puertas de sus casas.

            Dio realmente a sus discípulos su cuerpo y su sangre: de esta frase interesa destacar  sobre todo la palabra realmente pues a través de la misma se dice que entregó en verdad, no en símbolo ni figura , su cuerpo y sangre. Con relación a los discípulos presentes en esta cena, las narraciones indican que sin duda fueron los doce, los apóstoles, a los que dio la misión de ir por todo el mundo anunciar el evangelio a toda creatura…

            Bajo las especies de pan y vino: la frase expresa que el cuerpo y la sangre entregados, estaban, realmente , como se ha dicho antes,  en lo que aparecía como  pan y vino, que dejaron de ser pan y vino para ser realmente el cuerpo y la sangre de Cristo.  Esta conversión indica a su vez que la entrega era para que los mismos lo comieran y bebieran.

            Y concedió a sus discípulos y sucesores: los sucesores de los discípulos son aquellos a los que los apóstoles traspasaron la misión y los poderes que ellos recibieron de Cristo. De forma concreta los cristianos receptores del sacramento del orden: obispos y sacerdotes.

            El poder de renovar su misma acción: Jesús lo que hizo directamente es mandar  que hicieran la misma acción de convertir el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre, mandato que implica necesariamente la concesión del poder llevar a cabo tal acción.

            Y efectos de la misma: Entre otros estos son efectos de la acción de Cristo en la Cena

            1.- Es un Memorial de la pasión muerte y resurrección de Cristo.

 Decimos que es un Memorial y no sólo una memoria o recuerdo de un hecho histórico, pues el Memorial reproduce  realmente el hecho que se rememora, en este caso la pasión, muerte y resurrección del Señor.. Por ello  Produce los mismos efectos que su pasión , muerte y resurrección en la vida de los que participan en este Sacrificio.

            2.-Este Memorial es  el Sacrificio renovable en todos los tiempos y lugares   que anula a todos los sacrificios de la Antigua Alianza.

  Convirtiéndose en el Nuevo, único y verdadero sacrificio de la Nueva alianza en la sangre de Cristo,  produciendo los  efectos propios  de adoración, alabanza a Dios, de redención y remisión de los pecados de los hombres,  que han de ofrecer sus discípulos y seguidores de todos los tiempos y lugares.

3.- Es un sacramento y en cuanto tal    produce, efectos salvadores en quienes lo reciben.

           Es un Sacramento porque en lo hecho por Jesús en su  última cena Pascual se dan todos los elementos esenciales de los sacramentos de la Nueva Ley.

            a).- Es un signo sensible, pues las especies de pan y vino , así como las palabras que sobre ellas se pronuncian es algo perceptible por los sentidos.

            b).- Es un signo simbólico dado que las especies de pan y vino simbolizan una cosa distinta de lo que ellas son, es decir el Cuerpo y Sangre de Cristo.

            c).- Es un signo que produce un efecto salvador, tal como se ha dicho anteriormente al hablar de los efectos de la Eucaristía como sacramento.

            d).- Es un sacramento permanente. Esta es una característica  exclusiva de la Eucaristía  dado que Cristo está presente bajo las especies de pan y vino no sólo en la comunión de su Cuerpo, sino desde el momento en que el pan y el vino son consagrados  hasta la corrupción de las especies del pan y del vino, es decir cuando las especies dejan de tener apariencia de pan y vino.

            En cuanto sacramento produce entre otros, estos efectos:

            1).- Alimento de la vida sobrenatural.

            2).-Antídoto contra el pecado.

            3).- Prenda de la vida eterna.

      4).- Unión íntima con Cristo, en cuanto que la misma aumenta la gracia y  acrecienta el amor.

       5 ).- Liberación  de los pecados veniales y preservación  de los mortales.

         6).-Comunión    entre los miembros de la iglesia cuerpo de Cristo.

      7).- Centro de toda la vida del nuevo pueblo de Dios, y  al que se dirige toda la liturgia tanto sacramental como extrasacramental de  este Pueblo.

    8).- Es la causa principal  de la de la Iglesia a la que  construye, edifica y conserva.

 CONSEJO MUNDIAL DE LAS IGLESIAS.

2.- OPINIONES CONTRARIAS  A LA EXPLICACIÓN ANTERIOR.

 Las opiniones contrarias a la explicación anterior las podemos encuadrar en tres grupos:

 1º.- Explicación puramente simbólica.

  La Cena del Señor es una especie de parábola  a través de la cual Cristo quiso explicar su amor a los discípulos y también su pasión y muerte. Entre sus defensores se encuentran Goetz, Hau8pt, Goguel, Clemens y anteriormente  determinadas confesiones cristianas nacidas del Luteranismo  en general.

 2º.- Explicación simbólico-dinámica.

 En esta explicación la Cena no sólo  tiene un mero valor simbólico, sino también , en cierta medida, un valor causal, bien de la santificación , de la prometida presencia del Señor especialmente  cuando dos o más están reunidos en su nombre, del amor entre Cristo y sus discípulos, de la alianza nueva entre Dios y el Pueblo de Dios que de él habría de nacer, de la voluntad salvífica de Cristo.

             Entre los defensores de esta explicación se encuentran Harnack,Hoffman, Seville, Heimüller, Brant, Katenbusch, Dibelius.

 3.- Explicación escatológica.

La Cena del Señor fue un anuncio y anticipación de la cena mesiánica  celestial que estaba  a punto de realizarse. Así Spitta, Andersen, Loisy.

 

SAN PABLO. EL GRECO.

3.-ACERCA DE LA TRANSFORMACIÓN DE ESTA CENA EN LA EUCARISTÍA.

Así explican algunos de los anteriores autores citados,  la transformación de la Cena del Señor en la Eucaristía católica:

            En principió  los cristianos celebraban una cena que la que se hacía la ” fracción del pan” en recuerdo de la Cena del Señor como signo de fraternidad cristiana. En ella no se hacía ninguna referencia a la pasión y muerte de Cristo y menos aún la fe en la presencia real de Cristo.

            Pronto apareció una transformación  de esta cena conmemorativa , tal como aparece en las cartas de san Pablo. Probablemente por  obra de éste  la cena se convirtió en una cena  sacrificial y sacramental :  Un memorial  de la muerte y resurrección del Señor que se da en comida  a sus discípulos , instituido por Cristo.

 MISTERIOS DE ELEUSYS.        

   Esta evolución se  produjo por el influjo  de las religiones griegas especialmente de los misterios de Mitra y Eleusys, bien por el conocimiento que de los mismos tenía Pablo o bien sin conocer exactamente  las fuentes  que Pablo utilizó . Así Gardner y Loisy y Heitmüller y Goguel , respectivamente.

            A otros como, por ejemplo a Wetter les parecen insuficientes estos elementos y  añaden otros nuevos ,  especialmente para el aspecto sacrificial de la cena  que nació  de la evolución de algún rito judío , por ejemplo la ofrenda de los panes .Esta ofrenda inicialmente se hizo por los cristianos ricos  y a la misma se le fueron uniendo preces, oraciones  que unidas al carácter misterioso de la Cena acabó por convertirse en una oblación sacrificial.

            Algo similar a lo anterior dicen los defensores de las escuela histórica de las formas

            No nos detenemos en refutar estas teorías pues  la variedad de las mismas aparecen ser fruto de un deseo común de negar  la naturaleza de la Cena  que contrasta con  la variedad de las explicaciones. Posiblemente la mejor refutación de  estas opiniones  está en la atribución a San Pablo de su autoría.

            Todas estas explicaciones y opiniones proceden en más o en menos de la doctrina de Lutero y los primeros protestantes y permanece con distintos matices en todas las confesiones agrupadas en el Consejo Mundial de las Iglesias, excepto las ortodoxas y anglicanas.

 CATACUMBA CRISTIANA EN ROMA.

4.-DOCTRINA DE LA IGLESIA.

 Texto del Concilio Romano VI, celebrado en el año 1079:, en el juramento presentado a Berengario:

 ” Yo Berengario  creo de corazón y confieso con mi boca, que el pan y el vino , que se ponen en el altar , por el misterio de la oración y palabras de nuestro Redentor , sustancialmente se convierten en la verdadera , propia y vivificante carne y sangre de Jesucristo nuestro Señor y después de la consagración es el verdadero cuerpo de  Cristo que nació de Santa María Virgen y que pendió  en la cruz ofrecido por la salvación del mundo, y que está sentado a la derecha del Padre,  y la verdadera sangre de Cristo, que brotó de su costado…” ( Dez. 355).

            Texto del Concilio Lateranense IV, XII de los ecuménicos celebrado el año 1215:

” Una es en verdad la Iglesia Universal fuera de la cual nadie puede salvarse, en la que el Mismo Jesucristo es el sacerdote  del sacrificio, cuyo Cuerpo y Sangre en el sacramento del altar bajo las especies de pan y vino verdaderamente  están contenidos , cambiada la sustancia del pan en el Cuerpo  y del vino en la Sangre por el poder divino: con el fin de perfeccionar el misterio de la unidad , para que  nosotros recibamos algo de Él   puesto que Él  recibió algo nuestro. Y ciertamente nadie puede confeccionar este sacramento, sino el sacerdote que estuviere ordenado  según las llaves de la Iglesia, que el mismo Jesucristo  concedió a los Apóstoles y a sus sucesores…”( Dez 430).

            En la  Sesión XIII del concilio tridentino , se trataron los siguientes capítulos referentes a la Eucaristía :

            Cap. I De la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en el sacramento de la Eucaristía.

       Cap. II. Acerca del motivo de la institución de este sacramento

            Cap. III. De la excelencia del sacramento de la Eucaristía sobre los restantes sacramentos.

            Cap. IV . Acerca de la transustanciación.

            Cap. V.- Del culto y veneración de este sacramento.

            Cap. VI. De la conservación de este sacramento para llevarlo a los enfermos.

            Cap. VII. De la preparación para recibir dignamente el sacramento de la Eucaristía.

            Cap. VIII. Acerca del uso y frecuencia de la recepción de este sacramento.( Dez. 874-882).

 

CÁNONES QUE CONTIENEN LA DOCTRINA  DE LOS CAP. ANTERIORES.

 Canon I.- ” Si alguien negase , que en el sacramento de la Eucaristía está contenido,  verdadera, real y sustancialmente, el cuerpo y la sangre junto con el alma y la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, por consiguiente todo Cristo; y dijere  que en él  está únicamente en signo,  figura y fuerza A. S.”

Canon II.- ” Si alguien dijere , que en el sacramento de la Eucaristía permanece la sustancia del pan y del vino junto con el cuerpo y la sangre de Jesucristo nuestro Señor, y negase que aquella admirable y singular conversión de toda la sustancia del pan en el cuerpo y de toda la sustancia del vino en la sangre, permaneciendo solamente las especies del pan y del vino, a la que la Iglesia llama de apropiadamente  transustanciación: S. A.

Canon III. “Si alguien negase , que en el venerable sacramento de la Eucaristía bajo ambas o cada una de las especies separadas se encuentra todo Cristo A.S.”

Canon IV. ” Si alguien dijere , que hecha la consagración  en este admirable sacramento no está el cuerpo y la sangre de Jesucristo nuestro Señor , sino únicamente mientras se usa y toma, aunque no antes ni después en las hostias y partículas consagradas,  y que  en las que después de la comunión se reservan , no permanece el verdadero cuerpo del Señor : S. A.”

Canon V. “Si alguien dijere que el principal fruto de la Santísima Eucaristía es el perdón de los pecados  y que de ella no se derivan otros frutos: A.S.”

Canon VI. “Si alguien dijere , que Cristo el Hijo Unigénito de Dios, en el sacramento de la Eucaristía no ha recibir culto de latría, ni adorado aun de forma externa, y que  en consecuencia no puede ser venerado con un culto especial, ni en las procesiones , según la costumbre y rito laudable de la iglesia universal, ni que ha de ser propuesto al pueblo para que sea adorado y festejado solemnemente : S.A.”

Canon VII. ” Si alguien dijere que no es lícito reservar en el sagrario la sagrada Eucaristía, sino que después de la consagración ha de ser necesariamente distribuida entre los asistentes , o que no es lícito llevarla a los enfermos: S.A.”

Canon VIII. ” Si alguien dijere que Cristo en la Eucaristía ha de ser recibido únicamente de una forma espiritual y de una forma real y sacramental: S.A.

Canon IX. ” Si alguien dijere que todos y cada uno de los fieles de ambos sexos, cuando lleguen a los años de la discreción ,  no están obligados a recibir al menos una vez al año en la Pascua la comunión  según el precepto de la santa madre  Iglesia: S.A.)

Canon X. ” Si alguien dijere , que no es licito al sacerdote celebrante darse a si mismo la comunión : S. A.( Dez. (873-892)

.5.-DOCTRINA DE LA SAGRADA ESCRITURA.

 A continuación ponemos los textos de la Sagrada Escritura  que tanto la Iglesia, como la Tradición y la mayor parte de los teólogos a través de la historia de la Iglesia los han relacionado con el misterio eucarístico.

EUCARISTÍA. POR MARCELO GRANDE. PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN. MIGUELTURRA.

 1.-TEXTO  DE SAN JUAN  6,25-64

 25 “Habiéndole hallado al otro lado del mar, le dijeron: Rabbí, ¿cuándo has venido aquí?

 26 Les contestó Jesús y dijo: En verdad, en verdad os digo: Vosotros me buscáis no porque habéis visto los milagros,sino porque habéis comido los panes y os habéis saciado;

27. procuraros no el alimento perecedero, sino el alimento que permanece hasta la vida eterna, el que el Hijo del hombre os da, porque Dios Padre le ha sellado con su sello.

28 Dijéronle, pues: ¿Qué haremos para hacer obras de Dios?

29 Respondió Jesús y les dijo: La obra de Dios es que creáis en aquel que El ha enviado.

30 Ellos le dijeron: Pues tú, ¿qué señales haces para que veamos y creamos? ¿Qué haces?

 31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, según está escrito: Les dio a comer pan del cielo.

32 Díjoles, pues, Jesús: En verdad, en verdad os digo: Moisés no os dio pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo;

33 porque el pan de Dios es el que bajó del cielo y da la vida al mundo.

34 Dijéronle, pues, ellos: Señor, danos siempre ese pan.

35 Les contestó Jesús: Yo soy el pan de vida; el que viene a mí, ya no tendrá más hambre, y el que cree en mí, jamás tendrá sed.

 36 Pero yo os digo que vosotros me habéis visto y no me creéis

37 todo lo que el Padre me da viene a mí,’ y al que viene a mí yo no le echaré fuera,

38 porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

39 Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de lo que me ha dado, sino que lo resucite en el último día.

40 Porque ésta es la voluntad de mi Padre, que todo el que ve al Hijo y cree en El tenga la vida eterna, y yo le resucitaré en el último día.

41 Murmuraban de El los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que bajó del cielo,

42 y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Pues cómo dice ahora: Yo he bajado del cielo?

43 Respondió Jesús y les dijo: No murmuréis entre vosotros.

 44 Nadie puede venir a mí si el Padre, que me ha enviado, no le trae, y yo le resucitaré en el último día.

43 En los Profetas está escrito: «Y serán todos enseñados de Dios». Todo el que oye a mi Padre y recibe su enseñanza viene a mí;

 46 no que alguno haya visto al Padre, sino sólo el que está en Dios, ése ha visto al Padre.

47 En verdad, en verdad os digo: El que cree tiene la vida eterna.

48 Yo soy el pan de vida;

49 vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron.

50 Este es el pan que baja del cielo, para que el que come no muera.

TRASPASADO POR LA LANZA DEL SOLDADO. FRA ANGELICO.

51 Yo soy el pan vivo bajado del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre, y el pan que yo le daré es mi carne, vida del mundo.

52 Disputaban entre si los judíos, diciendo : ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?

 53 Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo que, si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros.

54 El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo le resucitaré el último día.

55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.

56 El que come mi carne y bebe mi sangre está en mí y yo en él.

57 Así como me envió mi Padre vivo, y vivo yo por mi Padre, así también el que me come vivirá por mí.

58 Este es el pan bajado del cielo; no como el pan que comieron los padresy murieron; el que come este pan vivirá para siempre.

RUINAS DE LA SINAGOGA DE CAFARNAUM . GALILEA. 

59 Esto lo dijo enseñando en una sinagoga de Cafarnaúm.

60 Luego de haberlo oído, muchos de sus discípulos dijeron: ¡Duras son estas palabras! ¿Quién puede oirías?

61 Conociendo Jesús que murmuraban de esto sus discípulos, les dijo: ¿Esto os escandaliza? 

62¿Pues qué sería si vierais al Hijo del hombre subir allí adonde estaba antes?

63 El espíritu es el que da vida, la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he dicho son espíritu y son vida;

64 pero hay alguno de vosotros que no creen. Porque sabía Jesús quienes eran los que no creían y quién era el que había de entregarle.”

 COME Y BEBE SU PROPIA CONDENACIÓN.

2.-TEXTO DE 1ª CORINTIOS 11, 17-29.

 “17 Y al recomendaros esto, no puedo alabar que vuestras reuniones sean nopara bien, sino para daño vuestro.

18 Pues primeramente oigo que al reuniros hay entre vosotros cismas, y en parte lo creo,

19 pues es preciso que entre vosotros haya disensiones, a fin de que se destaquen los de probada virtud entre vosotros.

20 Y cuando os reunís, no es para comer la cena del Señor,

21 porque cada uno se adelanta a tomar su propia cena, y mientras uno pasa hambre, otro está ebrio.

 22 Pero ¿es que no tenéis casas para comer y beber? ¿O en tan poco tenéis la iglesia

de Dios, y así avergonzáis a los que no tienen? ¿Qué voy a deciros? ¿Os alabaré? En esto no puedo alabaros.

23 Porque yo he recibido del Señor lo que os he transmitido: que el Señor Jesús, en la noche en que fue entregado, tomó el pan

24 y, después de dar gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo, que se da por vosotros; haced esto en memoria mía.

25 Y asimismo, después de cenar, tomó el cáliz, diciendo: Este cáliz es el Nuevo Testamento en mi sangre; cuantas veces lo bebáis, haced esto en memoria mía.

26 p u e s cuantas veces comáis este pan y bebáis este cáliz, anunciáis la muerte del Señor hasta que El venga.

27 Así, pues, quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente será reo del cuerpo y de la sangre del Señor.

28 Examínese, pues, el hombre a sí mismo, y entonces coma del pan y beba del cáliz;

29  pues el que sin discernir come y bebe el cuerpo del Señor, se come y bebe su propia condenación.

30 Por esto hay entre vosotros muchos flacos y débiles y muchos dormidos.

31 Si nos juzgásemos a nosotros mismos, no seríamos condenados.

32 Mas juzgados por el Señor, somos corregidos para no ser condenados con el mundo.

33 En resumen, hermanos míos, que cuando os juntéis para comer os esperéis unos a otros.

34 Si alguno tiene hambre, que coma en su casa, que no os reunáis para vuestra condenación.”

 COPIA DEL CUADRO DE TINTORETTO EN LA PARROQUIA DE MIGUELTURRA.

3.- TEXTO DE MATEO 26,17-26-29.

 “17 El día primero de los Ácimos se acercaron los discípulos a Jesús y le dijeron:

¿Dónde quieres que preparemos para comer la Pascua?

 18 El les dijo: Id a la ciudad a casa de Fulano y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está próximo ; quiero celebrar en tu casa la Pascua con mis discípulos.

19 Y los discípulos hicieron como Jesús les ordenó y prepararon la Pascua.

20 Llegada la tarde, se puso a la mesa con los doce discípulos,

21 y mientras comían dijo: En verdad os digo que uno de vosotros me entregará

22 Muy entristecidos, comenzaron a decirle cada uno: ¿Soy, acaso, yo, Señor?

23 El respondió: El que conmigo mete la mano en el plato, ése me entregará.

24 El Hijo del hombre sigue su camino como de El está escrito; pero ¡desdichado de aquel por quien el Hijo del hombre será entregado!; mejor le fuera a ése no haber nacido.

25 Tomó la palabra Judas, el que iba a entregarle, y dijo: ¿Soy, acaso, yo,

Rabbí? Y El respondió: Tú lo has dicho.

26 Mientras comían, Jesús tomó pan, lo bendijo, lo partió y, dándoselo a los

discípulos, dijo: Tomad y comed, éste es mi cuerpo.

27 y tomando un cáliz y dando gracias, se lo dio, diciendo: Bebed

de él todos,

28 que ésta es mi sangre del Nuevo Testamento, que será derramada por muchos para remisión de los pecados.

2 9 Yo os digo que no beberé más de este fruto de la vid hasta el día en que lo beba con vosotros nuevo en el reino de mi Padre.

SALA DE LA CELEBRACIÓN DE LA CENA DE JESÚS EN JERUSALÉN.

4.-TEXTO DE MARCOS 14, 13-25

13 Envió a dos de sus discípulos y les dijo : Id a la ciudad , y os saldrá al encuentro un hombre con un cántaro de agua; seguidle,

14 y donde él entrare , decidle al dueño: El Maestro dice: ¿ Dónde está mi Departamento , en que pueda comer la Pascua  con mis discípulos ?

15 El os mostrará una sala alta grande, alfombrada, pronta Allí haréis los preparativos para nosotros.

16 Sus discípulos se fueron,  y vinieron a la ciudad , hallaron como les había dicho y prepararon la Pascua

17  Llegada la tarde , vino con los doce,

1 8 y recostados y comiendo , dijo Jesús: en verdad os digo que uno de vosotros me entregará ; uno que come conmigo

19 Comenzaron a entristecerse y a decirle uno en pos de otro: ¿ Soy yo?

20  El les dijo : Uno de los doce , el que moja conmigo en el plato.

2l pues el Hijo del hombre sigue su camino según de El  está escrito ;pero ¡ay  de aquel hombre por quien el Hijo del hombre será entregado! Mejor le fuera a ese hombre no haber nacido

22  Mientras comían , tomó pan y bendiciendo lo partió ,se lo dio y dijo: Tomad, este es mi cuerpo.

 23 Tomando el cáliz, después de dar gracias  y bebieron todos.

2 4 Y les dijo : Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos.

25 En verdad os digo que ya no beberé del fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

 

 PRIMITIVO SIGNO DE CRISTO.

5.-TEXTO DE LUCAS 22,7-23.

 7 Llegó, pues, el día de los Ácimos, en que habían de sacrificar la Pascua,

8 y envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id y preparadnos la Pascua para que la comamos.

9 Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que la preparemos?

 10 Dijoles El: En entrando en la ciudad, os saldrá al encuentro un hombre con un cántaro de agua; seguidle hasta la casa en que entren y decid al amo de la casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está la sala en que he de comer la Pascua con mis discípulos?

12 El os mostrará una sala grande, aderezada; preparadla allí,

13 idos, encontraron al que les había dicho, y prepararon  la Pascua.

14 Cuando llegó la hora se puso a la mesa; y los apóstoles con El.

15 Y díjoles:  Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer,

16 porque os digo que no la comeré más hasta que sea cumplida en el reino de Dios.

17 Tomando el cáliz, dio gracias y  dijo: Tomadlo y distribuidlo entre vosotros;

18 porque os digo que desde ahora no beberé del fruto de la vid hasta que llegue el reino de Dios.

19 Tomando el pan, dio gracias, lo partió y se lo dio, diciendo: Este es mi cuerpo  haced esto en memoria mía.

 PELÍCANO ALIMENTANDO A SUS HIJOS CON SU SANGRE.

20 Asimismo el cáliz, después de haber cenado, diciendo: Este cáliz es la nueva alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.

21 Mirad, la mano del que me entrega está conmigo a la mesa.

22 Porque el Hijo del hombre va su camino, según está decretado, pero ¡ay de aquel por quien será entregado!

23 Ellos comenzaron a preguntarse unos a otros sobre quién de ellos sería el que había de hacer esto.”

 IMAGEN DE LA SANTA MADRE IGLESIA.

6.-DOCTRINA DE LA TRADICIÓN.

 Texto de  la Didache  obra alrededor de los años 90/100.

 “1. En cuanto se refiere a la acción de gracias  , dad gracias de este modo: 2. en primer lugar por el cáliz: Te damos gracias , Padre nuestro,  por la vid santa de David tu siervo , que nos enviaste por Jesucristo tu hijo; gloria a ti por los siglos.3.  Por el pan partido  : Gracias te damos , Padre nuestro, por la vida y la ciencia que nos enviaste  por Jesús tu hijo; gloria a ti por los siglos. 4.- Como  el trigo  de este pan estaba disperso por los montes , y  una vez recolectado fue hecho uno, del mismo modo  tu iglesia se vea reunida desde todos los confines  de la tierra en tu reino, porque tuya  es la gloria y la fuerza por Jesucristo por los siglos.5.- Sin embargo nadie coma y beba de nuestra eucaristía, sino estuviere bautizado en el nombre del Señor; acerca de esto dijo el Señor: no echéis lo santo a los perros”.( E. Patristicum 6).

             En la misma obra  el autor de la Didaché habla de cómo en el Domingo han de juntarse para celebrar la fracción del pan  dando gracias y confesando los pecados para que vuestro sacrificio sea un sacrificio limpio, recordando las palabras del Señor en la que dice si a la hora de hacer tu ofrenda tienes algo contra tu hermano ve primero y reconciliate con tu hermano y luego ven a presentar tu ofrenda.” ( E. Patrísticum 8).

 2.-Texto de San Ignacio Antioqueno de en la Carta a los de Filadelfia finales del siglo I.

 ” Los herejes docetas se abstienen de la eucaristía y de la oración debido a que confiesan que la eucaristía no es la carne de nuestro Salvador Jesucristo que padeció por nuestros pecados a quien el Padre resucitó por su bondad. Quienes rechazan el don de Dios mueren. Mejor sería para ellos amar a Dios, para resucitar.” ( E. Patristicum 64).

 3.-Texto de san Justino  del Díálogo con Trifón , sobre el año 150

 “También decía , oh varón, que  la oblación prescrita a aquellos que se curaban de la lepra, era figura del pan de la eucaristía, que Nuestro Señor Jesucristo  mandó se hiciera  en recuerdo de la  pasíón que sufrió para purificar las almas de toda iniquidad…

Acerca de los sacrificios que por parte vuestra se ofrecían, hablaba así Dios , como ya dije , por medio del profeta Malaquías, uno de los doce profetas: No  está mi voluntad en vosotros etc. pero de estos sacrificios , que en todo lugar se ofrecen por nosotros entre las gentes , del pan de la eucaristía e igual del cáliz de la eucaristía, ya entonces lo predijo el profeta , añadiendo también esto, que su nombre sería glorificado por nosotros , y por vosotros profanado.”( E. Patristicum 135).

HAY UN TEXTO DEL AÑO 165 DE SAN JUSTINO SUMAMENTE INTERESANTE, NO SOLO POR SU ANTIGÜEDAD SINO POR LA MANERA TAN CLARA Y SENCILLA COMO EXPLICA A LOS PRIMEROS CRISTIANOS LA PARTICIPACIÓN DE LA EUCARISTÍA.

“Después de ser lavado de ese modo, y adherirse a nosotros quien ha creído, le llevamos a los que se llaman hermanos, para rezar juntos por nosotros mismos, por el que acaba de ser iluminado, y por los demás esparcidos en todo el mundo.

Suplicamos que, puesto que hemos conocido la verdad, seamos en nuestras obras hombres de buena conducta, cumplidores de los mandamientos, y así alcancemos la salvación eterna.

Terminadas las oraciones, nos damos el ósculo de la paz. Luego, se ofrece pan y un vaso de agua y vino a quien hace cabeza, que los toma, y da alabanza y gloria al Padre del universo, en nombre de su Hijo y por el Espíritu Santo. Después pronuncia una larga acción de gracias por habernos concedido los dones que de Él nos vienen. Y cuando ha terminado las oraciones y la acción de gracias, todo el pueblo presente aclama diciendo: Amén, que en hebreo quiere decir así sea.

Cuando el primero ha dado gracias y todo el pueblo ha aclamado, los que llamamos diáconos dan a cada asistente parte del pan y del vino con agua sobre los que se pronunció la acción de gracias, y también lo llevan a los ausentes.A este alimento lo llamamos Eucaristía

A nadie le es lícito participar en la Eucaristía  si no cree que nuestras enseñanzas son verdaderas, y ha sido lavado en el baño de la remisión de los pecados y la regeneración, y vive conforme a lo que Cristo nos enseñó.

Porque no los tomamos estos alimentos como si fueran un pan común o una bebida ordinaria, sino que, así como Jesucristo, Nuestro Salvador, se encarnó por virtud del Verbo de Dios para nuestra salvación, del mismo modo nos han enseñado que esta comida—de la cual se alimentan nuestra carne y nuestra sangre—es la Carne y la Sangre del mismo Jesús encarnado, pues en esos alimentos se ha realizado el prodigio mediante la oración que contiene las palabras del mismo Cristo. Los Apóstoles—en sus comentarios, que se llaman Evangelios—nos transmitieron que así se lo ordenó Jesús cuando, tomó el pan y, dando gracias, dijo: Haced esto en conmemoración mía; esto es mi Cuerpo. Y de la misma manera, tomando el cáliz dio gracias y dijo: ésta es mi Sangre. Y sólo a ellos lo entregó (…).

Nosotros, en cambio, después de esta iniciación, recordamos estas cosas constantemente entre nosotros. Los que tenemos, socorremos a todos los necesitados y nos asistimos siempre los unos a los otros. Por todo lo que comemos, bendecimos siempre al Hacedor del universo a través de su Hijo Jesucristo y por el Espíritu Santo.

El día que se llama del sol [el domingo], se celebra una reunión de todos los que viven en las ciudades o en los campos, y se leen los recuerdos de los Apóstoles o los escritos de los profetas, mientras hay tiempo. Cuando el lector termina, el que hace cabeza nos exhorta con su palabra y nos invita a imitar aquellos ejemplos.

Después nos levantamos todos a una, y elevamos nuestras oraciones.Al terminarlas, se ofrece el pan y el vino con agua como ya dijimos, y el que preside, según sus fuerzas, también eleva sus preces y acciones de gracias, y todo el pueblo exclama: Amén. Entonces viene la distribución y participación de los alimentos consagrados por la acción de gracias, comulgan todos y  los díáconos se encargan de llevárselos a los ausentes.

Los que tienen y quieren, dan libremente lo que les parece bien; lo que se recoge se entrega al que hace cabeza para que socorra con ello a huérfanos y viudas, a los que están necesitados por enfermedad u otra causa, a los encarcelados, a los forasteros que están de paso: en resumen, se le constituye en proveedor para quien se halle en la necesidad.

Celebramos esta reunión general el día del sol, por ser el primero, en que Dios, transformando las tinieblas y la materia, hizo el mundo; y también porque es el día en que Jesucristo, Nuestro Salvador, resucitó de entre los muertos; pues hay que saber que le entregaron en el día anterior al de Saturno [sábado], y en el siguiente—que es el día del sol—, apareciéndose a sus Apóstoles y discípulos, nos enseñó esta misma doctrina que exponemos a vuestro examen.( Apología 1,65-67. P.G6,427-431.  CF.E. Patristicum 128 ).

 

 

 MISTERIOS DE MITRA.

4.-Texto de San Ireneo en   Adversus haereses , alrededor del año  160:

 ¿ Cómo constará a estos herejes que el pan en el que por obra de la gracia está  el Cuerpo de  su Dios, y en  el cáliz su sangre, si  dicen que el mismo creador del mundo  no es el Hijo, esto el Verbo de Dios, por el que fructifica el árbol, corren las fuentes , y la tierra produce primero el heno , después la espiga , y finalmente  el trigo en la espiga ? ( E. Patristicum 234 ).

            En la misma obra san Ireneo tiene otro texto  en el que, partiendo del hecho de que el Creador alimenta a sus criaturas por medio de todos los bienes que ha creado, pasa hablar  de cómo la  vida de nuestras almas   es alimentada por el pan de la Eucaristía y el vino de su sangre que terminarán por su participación en ellas ”   por hacernos resurgir en su tiempo  dándosenos  por el Verbo de Dios el don de la resurrección en la gloria de Dios Padre. “( E. Patristicum 249 ).

            En otro Texto más largo s. Ireneo habla de la Eucaristía como sacramento y como sacrificio, un sacrificio santo y puro pre-anunciado por  el  el profeta Malaquias, ( 1,10-11)  cuando dijo:

10.- ¿No habrá alguien entre vosotros  que cierre las puertas, para que no enciendan en vano el fuego de mi altar? Yo no me complazco en vosotros , dice el Señor de los ejércitos, y no acepto las ofrendas de vuestras manos.

11.-Pero desde la salida del sol hasta su ocaso, mi Nombre es grande entre las naciones y en todo lugar se presenta a mi Nombre un sacrificio de incienso y una ofrenda pura; porque mi Nombre es grande entre las naciones, dice el Señor de los ejércitos. significando de forma muy manifiesta que lo que el primer pueblo dejó de ofrecer  a Dios, mientras se ofrecería en todo tiempo y lugar este  sacrificio puro, por el que el nombre de Dios sería glorificado en las gentes” ( E. Patristicum 232).

 Texto de san Clemente Alejandrino en su obra Pedagogus sobre el año 196.

” Cuando el amante y benigno Padre hubo derramado al Verbo, él  mismo se convirtió en alimento espiritual para los hombres buenos 1. ¡ Oh místico milagro !

Uno es ciertamente el Padre de todos, uno también el Verbo de todos y uno el Espíritu Santo  presente en todas partes. Una  sola es también  la virgen madre; a mí me gusta llamarla  la madre Iglesia . Esta única  madre no tuvo leche, porque no fue sólo mujer. Es a la vez  virgen y madre , ciertamente una íntegra e inviolada madre, amante como madre  proporcionando a sus niños una santa leche: El Verbo alimenta  a sus hijos… 3. El Verbo lo es todo para los niños, el padre la madre, el  pedagogo el  que  los cría: Comed dijo, mi carne y bebed mi sangre. Estos son los alimentos que el Señor nos  da, nos proporciona carne y derrama su sangre para el crecimiento de sus hijos, nada les falta a sus hijos. “( E. Patristicum 408).

 

Texto de san Cipriano en una de sus cartas, la 63 a Cecilio sobre  el año 251.

 ” Si Cristo Jesús  nuestro Dios y Señor  es el sumo sacerdote de Dios Padre que  se ofreció  él mismo en sacrificio , y mandó que esto mismo se hiciese en conmemoración suya, el sacerdote hace en verdad las veces de Cristo, que imita aquello que hizo el mismo Cristo y ofrece un verdadero y pleno sacrificio en la iglesia a Dios Padre…( E. Patristicum 584) ( Cf. ibidem 581-583).

            Siguiendo el curso de la historia podíamos continuar ofreciendo testimonios de la tradición , prácticamente has ta juestros dias: por ejemplo en el siglo IV-V, el de Eusebio de Cesaréa, San Efrén, san Ambrosio, san Jerónimo, san Juan Crisóstomo, san Cirilo de Alejandría, san Agustín,  Teodoreto de Ciro, san León Magno etc.

 FLAGELACIÓN. ANÓNIMO. PARROQUIA DE MIGUELTURRA.           

Terminamos este largo tema  con un texto de las Catequesis de Jerusalén  que dice así:

 ” Nuestro Señor Jesucristo en la noche en que iban a entregarlo … dijo “Tomad, comed esto es mi cuerpo; y después de tomar el cáliz y pronunciar la acción de gracias, dijo: ” Tomad, bebed esta es mi sangre”. Si fue el mismo quien dijo sobre el pan : Esto es mi cuerpo, ¿ quién se atreverá en adelante a dudar ? Y si él fue quien aseguró y dijo esta es mi sangre, ¿ quién podrá nunca dudar y decir que no es su sangre ?

            Por lo cual estamos firmemente persuadidos de que recibimos como alimento el cuerpo y la sangre de Cristo. Pues bajo la figura del pan se te da el cuerpo , y bajo la figura del vino la sangre; para que al tomar el cuerpo y la sangre de Cristo, llegues a ser un solo cuerpo y una sola sangre con él. Así, al pasar su cuerpo y nuestra sangre a nuestros miembros, nos convertimos en portadores de Cristo. Y como dice el bienaventurado Pedro, nos hacemos partícipes de la naturaleza divina.

            En otro tiempo , Cristo, disputando con los judíos dijo: Si no coméis mi carne y no bebéis mi sangre , no tenéis vida en vosotros. Pereo como no lograron entender el sentido espiritual  de lo que estaban oyendo, se hicieron atrás escandalizados, pensando que se les estaba invitando a comer carne humana.

            En la antigua alianza existían  también los panes de la proposición: pero se acabaron precisamente por pertenecer a la antigua alianza. En cambio , en la nueva alianza , tenemos un pan celestial y una bebida de salvación, que santifican alma y cuerpo. Porque del mismo modo que el pan es conveniente para la vida del cuerpo, así el Verbo lo es para la vida del alma.

            No pienses, por tanto,  que el pan y el vino eucarísticos son elementos simples y comunes: son nada menos que el cuerpo y la sangre de Cristo, de acuerdo con la afirmación categórica del Señor; y aunque los sentidos te sugieran lo contrario, la fe te certifica y asegura la verdadera realidad.

            La fe que has aprendido te da , pues esta certeza: lo que parece pan no es pan, aunque tenga gusto de pan, sino el Cuerpo de Cristo; y lo que parece vino no es vino, aún cuando así lo parezca al paladar, sino la sangre de Cristo; por eso ya en la antigüedad , decía David en los salmos: El pan da fuerzas al corazón del hombre, y el aceite da brillo a su rostro; fortalece, pues, tu corazón comiendo ese pan espiritual, y da brillo al rostro de tu alma.

            Y que con el rostro descubierto y con el alma limpia, contemplando la gloria del Señor como en un espejo, vayamos de gloria en gloria, en Cristo Jesús, nuestro Señor, a quien sea dado el honor, el poder y la gloria por los siglos de os siglos . Amén.”( Catequesis 22 ( Mistagógica 4) 1,3-6. 9. PG 33, 1098-1106).

BIBLIOGRAFIA. Aldama: Sacrae theologiae summa. Patres societatis Jesu in hispania profesores  T.IV BAC 1951. G. Alastruey Trastatus de santísima Eucaristía. Valladolid 1949.Filograssi I de Santísima Eucharistia Roma 1947. Corluy, Specilegiun  dogmaticum 2,361-364. S. Belarminus  de Sacramento Eucharistiae. STh.3  q. 75a 1. Suárez , In3 q. 75 dis. 46.

 QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE DEL BLOG: EUCARISTÍA Y VIDA CRISTIANA.

quijotediscipulo

 

 

 

 

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

abril 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

VISITAS

  • 1,853,126 hits

Imagenes Interesantes

sunset and ship

Irchelpark

Portrait de Maman renarde et son renardeau | Jardin botanique de Montréal | Montréal

Val d'Orcia

The Winter Morning

Turbulent seas

The Yellow Wall

A rainbow rises from the sea

Alone with Immensity

Just a few scratches

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: