You are currently browsing the tag archive for the ‘racionalidad’ tag.

LOS SANTOS DE LA IGLESIA CATÓLICA UNA MANIFESTACIÓN VIVIENTE DE LA EXISTENCIA DE DIOS.

             Este es el Índice a desarrollar en el tema:

 1.-Introducción.

2.-De qué personas y de qué santidad hablamos.

3.-Sobre los milagros de los santos.

4.-El fenómeno de la estigmatización.

5.-El fenómeno del éxtasis desde la fenomenología de la Religión.

6.- La gracia de la contemplación y de la experiencia de Dios.

7.-La incorrupción corporal después de la muerte.

8.-Conclusión.

 BELLEZA FLORAL NATURAL.

1.-INTRODUCCIÓN

             El tema, como sugiere su título,  pretende mostrar  una de las manifestaciones de la existencia  Dios , que contradice  la calificación del  mismo como una realidad  escondida , pues como dice la estrofa de un himno cristiano:

            ” No es lo que está roto Dios/ni el campo que él ha creado;/lo que está roto es el hombre/que no ve a Dios en su campo.

            Himno que por cierto es corroborado con hechos de otros ámbitos   como el de la naturaleza : El árbol toma cuerpo, y el agua melodía;/tus manos son recientes en la rosa; se espesa la abundancia del mundo a mediodía,/y estás de corazón en cada cosa./No hay brisa, si no alientas, monte, si no estás dentro,ni soledad en que no te hagas fuerte./Todo es presencia y gracia. /Vivir es este encuentro:Tú, por la luz, el hombre, por la muerte; . en Cristo en cuanto :” imagen visible del Dios invisible“,o  en la estructura del ser humano:” pues nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”.

            El título, aunque habla de la presencia de Dios en los santos de la Iglesia católica, no es porque se crea que  la  santidad es exclusiva de ellos, sino porque quien esto escribe es de estos santos de los que tiene mayor conocimiento; como tampoco excluye que esta manifestación  en la persona humana, sea la exclusiva  , pues como anteriormente se ha indicado, la estructura humana  en general también nos remite a la transcendencia divina, sino porque los mismos son un dato positivo en cuanto  historias  personales humanas concretas,  también positivamente comprobables.

            Dicho esto pasamos a otro apartado.

RITO DE CANONIZACIÓN EN SAN PEDRO DEL VATICANO.

 2.-DE QUÉ PERSONAS Y DE QUÉ SANTIDAD HABLAMOS.

             En cuanto a las personas es fácil saberlo, pues son algunos  hombres y mujeres que han  sido canonizadas en el transcurso de la historia de la Iglesia católica.

            En la iglesia católica, un santo   es un difunto cuyas virtudes han sido previamente certificadas por el Papa y puede ser honrado con culto en la Iglesia universal y estando incluido  en el calendario romano.

            La  canonización puede estar precedida por estos pasos: el primero declaración de  siervo de Dios, el segundo de  venerable, el tercero de  beato y el cuarto de  santo.     Nos  referimos  a los santos canonizados aunque algunas de las cosas que se digan de los santos pueden también aplicarse a los beatos.

            Tampoco resulta difícil determinar  la santidad de la que hablamos, en realidad nos referimos a un aspecto de la santidad, en concreto a la manifestada en la realización de hechos prodigiosos, no explicables por leyes naturales.

            A continuación veamos algunos de estos hechos.

FLORIBETH MORA DÍAS. COSTARRICENSE DE 50 AÑOS.

Salvar a una mujer de  un aneurisma cerebral grave fue el segundo milagro ratificado que permitió que el papa Francisco autorizara la canonización del fallecido Juan Pablo II 

 3.-SOBRE LOS MILAGROS DE LOS SANTOS .

             Un dato históricamente comprobado  es que la Iglesia a través de los tiempos ha proclamado  que ha habido hombres y mujeres que han realizado milagros.

            La Nueva Enciclopedia Católica, segunda edición, dice que en el uso teológico un milagro es un suceso extraordinario, perceptible por los sentidos, en un contexto religioso como una señal de lo sobrenatural.

            En esta definición se excluye la idea de que los milagros son hechos realizados por Dios fuera de las leyes naturales y aún en contra de las mismas, una definición fundada en el racionalismo del siglo XIII y relacionada con la doctrina de santo Tomás de Aquino.  

            Los filósofos racionalistas partieron de esta definición de milagro para calificarlo como un hecho absurdo. Voltaire, por ejemplo, en su Diccionario filosófico afirma:» Un milagro es la violación de las leyes matemáticas, leyes divinas, inmutables eternas. Por esta sola razón, un milagro es una contradicción.»

            Tal definición de milagro como una excepción de las leyes de la naturaleza,  es completamente ajena a los evangelios. En tiempos de Jesús no se dudaba de la posibilidad del milagro ni se conocían las leyes de la naturaleza para poder determinar lo que las sobrepasa o las viola. Por otra parte, científicamente hablando, no parece que exista hoy seguridad sobre el contenido y límites de las leyes naturales, sino más bien la sospecha de que las conocemos poco, provisionalmente y sólo dentro de unos márgenes limitados. 

            En un análisis de los términos que el evangelio utiliza al referirse a los signos  de Jesús se puede llegar a una descripción  de milagro  con los siguientes elementos:

            1º.- una acción realizada con la finalidad de superar una adversidad o cubrir una necesidad de alguien, 2º.- que es en sí misma insuperable, 3º.-estando necesitada de una acción poderosa,  que se sale de lo que es normal y habitual, y 4º.- que introduce a quienes la experimentan y o contemplan en el misterio de la persona que la realiza, y en la presencia del poder de Dios:¿ Quién es este hombre? ¡Dios está aquí ! ( Cf. en el Blog : La historicidad de los milagros de Jesús y su significado teológico.)

            Sin embargo, la sencilla definición de la enciclopedia  viene seguida por un resumen de cinco páginas de dos milenios de estudios sobre los milagros y sus significados.

            Los temas incluyen una variedad de visiones sobre la naturaleza y el reconocimiento de milagros expresados por teólogos a lo largo del tiempo.

            El Concilio Vaticano I, según la enciclopedia, declaró: “A fin de que el ‘servicio’ de nuestra fe sea ‘de acuerdo con la razón’ [ver Rom. 12:1], Dios quiso que, a la ayuda interna del Espíritu Santo se le agreguen las evidencias externas de su revelación, es decir actos divinos, y principalmente milagros y profecías.

            Dado que estos demuestran claramente la omnipotencia y conocimiento infinito de Dios, son señales de revelación que son muy seguras y adecuadas para la inteligencia de todos los hombres”.

            El concilio condenó como erróneo el punto de vista de que los milagros son imposibles.

            Al discernir la Iglesia la santidad de un siervo de Dios, la decisión de canonizar a un no mártir requiere la confirmación de parte de Dios, dice la enciclopedia a través de los milagros.

            La intervención divina en un milagro señala la autenticidad de la santidad del siervo de Dios.

FRANCE-VATICAN-POPE-SAINT

  LA HERMANA MARIE-SIMON PIERRE CURADA DE PARKINSON POR EL PAPA JUAN PABLO II.

          En la actualidad los procesos para la canonización  exigen  la realización de, al menos, un milagro.

            Los hechos milagrosos narrados a través de la historia de la iglesia son tantos ,y desde hace bastante tiempo con unas exigencias que muestren su veracidad, que sólo a partir de un prejuicio que niegue la posibilidad de los mismos , se puede defender racionalmente la inexistencia  absoluta de tales prodigios.

            Para tener una idea de  estas exigencias baste mencionar que de las más de 6.800  curaciones que están reconocidas como inexplicables por la Oficina médica del santuario de Lourdes, la Iglesia sólo ha reconocido como prodigios o milagros  67.

 4.- El FENÓMENO DE LA ESTIGMATIZACIÓN. 

             La existencia del fenómeno de la estigmatización, que consiste en que algunas personas llevan en las  manos, pies, costado y sienes  unas marcas o señales  de la pasión de Cristo, con sus correspondientes intensos sufrimientos, está tan bien fundamentada históricamente que, por regla general, ya ni siquiera la cuestionan los no creyentes, quienes ahora solamente buscan darles una explicación natural.

            Así, el médico librepensador, Dr. Dumas, profesor de psicología religiosa en la Universidad de la Sorbona, claramente admite los hechos (Revue des Deux Mondes, 1 de mayo, 1907), del mismo modo como lo hace el Dr. Pierre Janet (Bulletin de l’Institut Psychologique International, Paris, Julio, 1901).

            El número de estigmatizados se acerca a los trescientos a través de la historia entre ellos hay santos y santas beatificados o canonizados , que son los siguientes:

 1.-San Francisco de Asís (1186-1226);

2.-Santa Lugarda (1182-1246), una monja cisterciense;

3.-Santa Margarita de Cortona (1247-97);

4.-Santa Gertrudis (1256-1302), una benedictina;

5.-Santa Clara de Montfalco (1286-1308), una agustina;

6.-Santa Angela de Foligno (fallecida en 1309), una terciaria franciscana;

7.-Santa Catalina de Siena (1347-80), una terciaria dominica;

8.-Santa Liduvina (1380-1433);

9.-Santa Francisca Romana (1384-1440);

10.-Santa Coleta (1380-1447), franciscana;

11.-Santa Rita de Casia (1386-1456), agustina;

12.-Beata Osana de Mantua (1499-1505), terciaria dominica;

13.-Santa Catalina de Génova (1447-1501), terciaria franciscana;

14.-Beata Bautista Varani (1458-1524), clarisa Pobre;

15.-Beata Lucía de Narni (1476-1547), terciaria dominica;

16.-Beata Catalina de Racconigi (1486-1547), dominica

17.-San Juan de Dios (1495-1550), fundador de la Orden de la Caridad;

18.-Santa Catalina de Ricci (1522-89), dominica;

19.-Santa María Magdalena de Pazzi (1566-1607), carmelita;

20.-Beata María de la Encarnación (1566-1618), carmelita;

21.-Beata (Santa, N.T.) Maríana de Jesús (1557-1620), terciaria franciscana;

22.-Beato (San, N.T.) Carlos de Sezze (f. En 1670), franciscano;

23.-Beata (Santa, N.T.) Margarita María Alacoque (1647-90), visitandina (que únicamente tenía la corona de espinas

24.-Santa Verónica Giuliani (Julianis, en español, N.T.) (1600-1727), capuchina;

25.-Santa María Francisca de las Cinco Llagas (1715-91), terciaria franciscana;

26.-San Pio de Pietrelcina (1887-1968), capuchino italiano.

SAN FRANCISCO DE ASÍS Y SUS ESTIGMAS.

            En cuanto a las causas de este fenómeno algunos médicos, tanto católicos como no católicos  han sostenido que las heridas pueden haber sido causadas de modo enteramente natural.

      Otros por el contrario basados en un conjunto de pruebas como 1.- la naturaleza de las heridas,2.- su permanencia, 3.- el olor a jazmín, que en muchos casos han exhalado, 4.- el hecho de no poder ser curadas por los médicos, 5.- el dato de que las mismas sólo se producen dentro del ámbito de la religión  6.-que no se han podido producir casos similares en casos no relacionados con las mismas, 7.- en que son heridas que a pesar de su permanencia no se infestan, 8.-de que se producen de forma instantánea etc. afirman que no hay ninguna causa natural que pueda producir tal fenómeno, como sería, por ejemplo por la sola acción de la imaginación aunada a emociones muy vivas.

             El hecho  es que parece que no se han podido presentar casos en los que la imaginación haya producido un fenómeno claramente igual al de los estigmas.

                        Los casos conocidos de estos fenómenos se producen en personas que no tienen señal de anormalidad alguna, todo lo contrario, personas como Santa Teresa de Jesús, Santa Catalina de Sena, San Juan de Dios, San Francisco de Asís y otros  tienen una talla personal que ha perpetuado sus  grandes obras.

 5.- EL FENÓMENO DEL ÉXTASIS   DESDE LA FENOMENOLOGÍA DE LA RELIGIÓN.

             Entre los fenómenos místicos experimentados por los santos, tiene un lugar especial el fenómeno del  éxtasis.

            En la vivencia del éxtasis la persona que lo experimenta aparecen unos determinados fenómenos psíquicos que con independencia de su realidad objetiva, son vividos por el sujeto, dos  de estos fenómenos son  el del trascendimiento, y el de plenitud; brevemente hablamos de ellos:

            El sentirse trascendido es una situación en la que la persona se experimenta como sacada del orden natural y mundano en el que habitualmente se desenvuelve, siendo colocada en un ámbito completamente nuevo y que capta como absolutamente distinto y des-semejante.

            Los místicos cuando hablan de esta vivencia la expresan de acuerdo con sus categorías mentales, San Juan de Ávila, por ejemplo, expresa esta  situación con estas palabras

             “…totalmente muda y absorbe al hombre y lo saca fuera de sí…Deja al alma tan harta y tan otra que le parece resucitar de muerte a la vida”

            Esta nota se ve ilustrada por la valoración que de las cosas hace la persona tras las experiencias. Se le produce una relativización de todo que se traduce en un desinterés y despego . Una frase del maestro Ávila puede dibujar bien este aspecto. Hablando  de lo que la persona siente cuando entra en diálogo con Dios, afirma: “ que le es gran asco y gran tormento el tratar con ellas ( las cosas y tareas ordinarias) ( Carta 6)

            El trascendimiento tiene otro aspecto que conviene destacar: lo que la persona vive en su diálogo y encuentro con Dios, sólo puede ser alcanzado saliendo y olvidándose de si.

            Este olvido de sí no es un ascético renunciamiento por el  que uno se priva de algo para alcanzar otra cosa mejor,” sino la vivencia de que para alcanzarlo es necesario seguir un camino distinto del de los deseos y aspiraciones naturales porque este camino desemboca siempre  en el hallazgo de algo igualmente natural, bienes, satisfacciones y felicidad naturales, muy distintas de las que experimenta cuando sale de sí.( Cf.  E. de María:La Madre está tras la Sarga. )

            El segundo fenómeno es  el que  hemos llamado de plenitud, situada la persona en ese ámbito nuevo, la misma se encuentra con un bien , distinto de todos los bienes terrenos, que satisface de tal forma que la misma no necesita ni anhela ninguna otra realidad más.

   UNA SENCILLA DESCRIPCIÓN SIN COMPLEJOS.

         Santa Teresa de Jesús hace de lo anterior una sencilla descripción sin complejos:

“Yo suplico a la bondad de Dios que lo dé a gustar a quien pensare que miento. Ví a un ángel cabe mí hacia el lado izquierdo en forma corporal…

            No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos, que parece todos se abrasan…

            Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Éste me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas: al sacarle me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios.

             Era tan grande el dolor que me hacía dar aquellos quejidos, y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor que no hay desear que se quite, ni se contenta el alma con menos que Dios . No es dolor corporal, sino espiritual, aunque no deja de participar el cuerpo algo, y aun harto.( y muy mucho)

            Es un requiebro tan suave que pasa entre el alma y Dios, que suplico yo a su bondad lo dé a gustar a quien pensare que miento…

            Los días que duraba esto andaba como embobada, no quisiera ver ni hablar, sino abrasarme con mi pena, que para mí era mayor gloria, que cuantas hayan tomado de lo criado.( Cf Santa Teresa de Jesús, El Libro de la Vida. Autobiografía  cap. XXIX.)

 6.-LA GRACIA DE LA CONTEMPLACIÓN Y EXPERIENCIA DE DIOS.

             Siguiendo a san Juan de Ávila y a san Juan de la Cruz podríamos resumir los elementos de  la oración contemplativa en los siguientes:

            1.- Ausencia de captación por conceptos y demás facultades cognoscitivas habituales.2.-Captación directa e inmediata por una conciencia alertada, lúcida y en calma.3.-Unión con Dios objeto al que se une la conciencia.4.-Unión afectiva, por amor. 5ª Con efectos de orden cognoscitivo, pues tal unión proporciona saberes como dice san Juan de la Cruz: 

            “ En poniéndose delante de Dios, está bebiendo el alma, sabiduría, amor y sabor”  ( Sub- II. Cap. 16. Nº 19. O.C. B.A.C.) Y en otro texto, como si jerarquizara los valores y efectos de la contemplación: “Nunca da Dios sabiduría mística, sin amor, pues el mismo amor la infunde” ( ibidem 223).

            Este es el fenómeno de la experiencia de Dios en la oración contemplativa, según estos santos

            En la descripción del mismo han aparecido las cualidades que son típicas y exclusivas de la experiencia religiosa según la ciencia de la fenomenología religiosa: El del trascendimiento y el de plenitud.

            Estas dos notas están presentes en todos los fenómenos de experiencia de Dios y aunque haya diferencias en la forma e intensidad de los mismos su presencia determina el dato y hecho humano de los fenómenos de “experiencia religiosa de Dios.”

            El sentimiento del transcendimiento se vivencia como el sacado de si y del orden natural en el que una persona está  normalmente situada, para colocarse en un ámbito nuevo, completamente otro.

            La vivencia de plenitud conlleva una situación en la que la persona ha alcanzado un bien que del todo le satisface hasta el punto de no necesitar nada más, esta vivencia suele ir acompañada por una especie de hastío de todo lo que no es el bien que le plenifica.

            Decía  Juan de Ávila, en una carta dirigida a Santa Teresa, respuesta a la que le escribió la santa doctora:

            “ No tienen razón los que por esto descreen estas cosas, por ser muy altas, y parece no creíble abajarse una Majestad infinita a una  comunicación tan amorosa con una criatura. Escrito está que Dios es amor, y si amor es amor y bondad infinita, y de tal amor y bondad no hay que maravillarse que haga tales excesos de amor, que turben a los que no le conocen. Y aunque muchos le conozcan por fe, mas la experiencia particular del amoroso y más que amoroso trato de Dios con quien Ël quiere, si no se tiene, no se podrá entender al punto donde llega esta comunicación”( Carta 158).

cuerpo incorrupto

CUERPO INCORRUPTO DE SAN JUAN BOSCO.

 7.-LA INCORRUPCIÓN CORPORAL DESPUÉS DE LA MUERTE.

             La incorrupción corporal es el fenómeno por el que un cuerpo humano permanece sin síntomas de descomposición después de la muerte sin que haya sido embalsamado, o preservado de ningún modo natural.

            Entre   las preservaciones naturales que deben estar ausentes para afirmar que la incorrupción tiene causas sobrenaturales son las siguientes:      

            1.-Embalsamamiento olvidado: un cuerpo fue embalsamo al morir y se olvidó que fue embalsamado.

            2.) Saponificación. La saponificación es un proceso de transformación del cadáver, que consiste en el cambio químico que presenta la grasa corporal al convertirse, por hidrólisis (alteración de una sustancia química por el agua), en un compuesto céreo similar al jabón.

            3.- Momificación Cadavérica natural. Cuando  bajo ciertas condiciones ambientales el cuerpo se momifique naturalmente.

            5) Corificación .La Corificación es un bloqueo de la putrefacción de un cadáver cuando es introducido en un ataúd perfectamente sellado. En ausencia de oxígeno, es imposible el desarrollo de ciertas bacterias de la putrefacción, y los tejidos orgánicos quedan conservados con un aspecto semejante al cuero.

            6.-Congelación. El frío intenso y prolongado puede propiciar una conservación del cadáver prácticamente indefinida. El enfriamiento continuado a -40 ºC permite la conservación casi indefinida de productos de origen animal y vegetal. Por otra parte, la rápida congelación en nitrógeno líquido a -196 ºC, (crioconservación), permite la conservación en condiciones vitales de material biológico, para su posterior empleo en trasplantes o investigación.

            7) Ayunos, Dietas, metabolismo. En otras ocasiones la influencia del tipo de dieta en el proceso de preservación cadavérica es innegable. Ya se ha visto en caso de monjes solitarios y que tienen dietas frugales y constantes ayunos, que su cuerpo después de morir es más resistente a la descomposición.

            La exclusión de estas y otras posibles causas  se cumplen en una gran cantidad de santos de la Iglesia católica, que en muchos casos van acompañados de otros fenómenos no naturales como el perfume que exhalan muchos cuerpos, los efectos prodigiosos llevados a cabo al contacto de los cuerpos o de sus reliquias…

            El que no todos los  cuerpos de los santos queden incorruptos , no es ningún obstáculo ,para que algunos de ellos permanezcan, como ocurre en otros fenómenos igualmente naturalmente inexplicables: no todos los santos han tenidos éxtasis, ni la gracia de la contemplación infusa, ni la impresión de las llagas, puesto que Dios no es una máquina que produce efectos similares a los de un robot al toque de un botón, si cabe hablar así de Dios, su exultante imaginación le ha llevado a crear la casi infinita variedad de seres del universo y en muchos casos su ingente cantidad.

 8.-CONCLUSIÓN.

             Al finalizar este tema. decir que ninguno de estos fenómenos son proclamados por la Iglesia católica como objetos de fe,  las fuentes únicas de la fe son la Tradición sancionada por el Magisterio de la Iglesia  y la Sagrada Escritura; la fe católica se presenta condensada en los distintos credos en la mayor parte surgidos de los concilios, en ninguno de ellos se incluye ninguno de los efectos analizados en el tema. Consecuentemente la negación de la sobrenaturalidad de estos fenómenos no es objeto de fe católica.

            El valor de estos fenómenos radica en los fundamentos racionales de los mismos, que en su caso pueden ser clasificados como criterios de credibilidad, de forma que su admisión pueda ser más racional  y cierta   que su rechazo. La negación de la verdad sobrenatural  del conjunto de  estos fenómenos podría calificarse de irracional fundada no en el análisis de los hechos sino en prejuicios previos.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA FE EN LA EXISTENCIA DE DIOS TIENE MAYOR RACIONALIDAD QUE SU NEGACIÓN.

 quijotediscipulo.

           

 

 

 

 

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

VISITAS

  • 1,827,073 hits

Imagenes Interesantes

Deer in Rising Sun

Bag of Nerves on Koppangen Beach (2017-02-15)

u U

Paris, Porte de Vanves

dude, where's my car!?

Two daddies

St Catherines island

Signs of Spring

March Marsh

Bull's Island 2/100 2017 Taken with the Sony a7ii. Topic 6: What belongs to tree but is not green? It's Trunk

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: