You are currently browsing the category archive for the ‘08.- Dios en la filosofía de Juan Escoto Eriugena.’ category.

DIOS EN LA FILOSOFIA DE JUAN ESCOTO ERIUGENA.

 El esquema que vamos a seguir en la exposición del pensamiento sobre Dios de Juan Escoto, ya nos resulta conocido, como nos consta que para hablar de Dios en cualquier sistema es preciso tener en cuenta otras ideas del mismo, en cualquier caso este será el esquema que seguiremos:

 1.- Referencias a su vida y obras.

2.-Dios en la filosofía de Escoto Eriugena.

CASTILLO EN IRLANDA.

1.-REFERENCIA A SU VIDA Y OBRAS.

 Natural de Irlanda (Eriu). Los antiguos empleaban indistintamente y por separado los calificativos de Escoto (Scotus) y Eriúgena, que más tarde se le aplican unidos.

Nada se sabe de su vida antes de ser llamado por Carlos el Calvo, hacia 840-847, para regentar la escuela palatina de París, donde convivió con el poeta irlandés Sedulio, Ratramno de Corbie y Lupo de Ferriéres.

El rey lo estimó mucho, no sólo por su saber, sino también por su ingenio y buen humor. Escoto le dedicó numerosas poesías. Debió de ser monje de algún monasterio irlandés, y quizá clérigo, aunque dice Prudencio de Troyes que no tuvo ninguna dignidad eclesiástica («nullis ecclesiasticae dignitatis gradibus insignitum» , PL 115,1043).

             Pudo recibir las primeras nociones de griego en algún monasterio irlandés y completar su formación en París, donde por entonces había monjes de aquella lengua. En el prólogo de su traducción del seudo Dionisio confiesa que «rudes admodum tirones adhuc helladicorum studiorum fatemur».

A ruego de los obispos Párdulo de Laón e Hincmaro de Reims, compuso hacia 851 su libro De divina praedestinatione (PL 122,355-440) contra Gotescalco. Pero sus doctrinas desagradaron a los misamos que le habían hecho el encargo, y lo impugnaron, siendo condenado en los concilios de Valence (855) y Langres (859). No es seguro que tomara parte en la controversia sobre la Eucaristía.

Hacia 858 entra en contacto con la patrística griega. La impresión que le produjo el Corpus areopagiticum fue tan profunda, que marca una neta divisoria en su mentalidad.

Las obras del seudo Dionisio habían sido enviadas a Ludovico Pío por el emperador Miguel el Tartamudo. Hilduino había hecho una traducción muy imperfecta y casi ininteligible. Por encargo de Carlos el Calvo, Escoto hizo una versión nueva, o por lo menos revisó la de Hilduino  Debió de terminarla hacia 860, pero no agradó al papa Nicolás I, quien en carta al rey se lamenta de no haber sido sometida a su aprobación la obra de un autor sospechoso en su ortodoxia .

A la versión añadió comentarios ( expositiones), excepto al De theologia mystica. Tradujo también los Ambigua, de Máximo Confesor, y el tratado De hominis opificio, de San Gregorio de Nyssa 4. Así se constituye en el gran canal por donde penetra en Occidente una nueva corriente de neoplatonismo.

La influencia neoplatónica se revela en su gran obra Peri physeos merismou, id est, De divisione naturae, compuesta entre 862-865, en cinco libros, en forma de diálogo, en que intervienen un maestro (Nutritor) y un discípulo (Alumnus) (PL 122,441-1022). Posteriormente comentó el tratado De caelesti hierarchia y el Evangelio de San Juan (PL 122,125-268.297-348).

Nada se sabe de sus últimos años. Es probable que muriera en París hacia 877. Según Guillermo de Malmesbury, después de la muerte de Carlos el Calvo habría vuelto a Inglaterra, llamado por Alfredo el Grande, y enseñado en la abadía de Malmesbury o en la de Athelney, donde lo habrían asesinado sus discípulos con sus instrumentos de escribir (a pueris quos docebat graphiis percussus)

Es un pensador de talla extraordinaria. Caso verdaderamente asombroso en el siglo ix, construye un sistema de trazos firmes y vigorosos, cuajado en fórmulas escuetas y precisas. Es un lógico implacable, que no se detiene hasta las últimas consecuencias de sus principios. Aunque encuadrado en el esquema neoplatónico, no es un mero repetidor ni compilador, sino que discurre por propia cuenta.

Su amplitud sistemática era excesiva para la mentalidad de sus contemporáneos, que no fueron capaces de comprenderlo, por lo cual su influencia inmediata fue poco apreciable . ( Tomada de la Historia de la Filosofía del P. Guillermo Fraile . BAC. T.II, pag. 312 s.s.)

2.-DIOS EN LA FILOSOFÍA DE ESCOTO ERIUGENA.

 1.-El lugar de Dios en la escala de los seres.

  Cuatro son los grandes grupos de seres que integran  la realidad  total o el Ser al que Escoto da el nombre de Naturaleza:

1.-La naturaleza que crea y no es creada:  Dios que es principio de todas las cosas.

2.-La naturaleza que es  creada y crea: Las ideas divinas que son el ejemplar de todas las cosas y que existen en la mente divina.

3.-La naturaleza que es creada  y no crea: Los seres del mundo tanto espirituales, como sensibles como materiales.

4.-La naturaleza que crea y no es creada: Dios mismo en cuanto que es el fin último al que tienden todas las cosas .

PARA CONOCER A DIOS EN ESPÍRITU Y EN VERDAD. SU VERBO.

2.- Dios en sí mismo.

De estos cuatro grandes grupos nos interesa destacar el 1º y 4º dado que se trata de la misma realidad . Dios.

Dios es el ser eterno, trascendente, infinito y perfectísimo.

             El concepto de Escoto  de  Dios como Ser  Real Uno y Único, Transcendente, distinto y contrapuesto a la pluralidad de los seres del mundo está bastante claro en su intención.

Frecuentemente se le ha tachado de panteísta.  Es cierto que hay en él muchas expresiones comprometedoras  como las de Plotino, Dionisio, Máximo confesor.

Él protesta contra esta interpretación: ” Si es así ¿ quien no tomará en seguida la palabra para gritar ¡ Dios es todo, y ¿ todo es Dios ?. Lo cual será juzgado monstruoso por aquellos mismos que se consideran sabios, porque la diversidad de las cosas visibles e invisibles es múltiple , pero Dios es uno.( De div. nat., III 10,650 D.)

Pero a pesar de su protesta no puede librarse de tal acusación , puesto que Escoto vuelve a caer en el mismo error de Pármenides y después de los neoplatónicos, de confundir el concepto Universalísimo de Ser con el Ser real, como se deduce del procedimiento que utiliza para llegar a ese Ser.

NO ES UN GENERO, NI UNA ESPECIE, NI UN INDIVIDUO, ES UN SER REAL ÚNICO.

2.- El doble proceso para llegar a DioS.

Para describir la realidad adopta el método dialéctico neoplatónico en su doble aspecto, descendente o analítico. Por este proceso pasa de la unidad a la multiplicidad, puesto que se hace la división del Ser en géneros, éstos en especies y de estas a los individuos.

El segundo aspecto es el ascendente  o sintético: parte de los individuos, pasando por las especies y los géneros hasta llegar de nuevo al Ser uno. Pero a través de este proceso  no se llega al ser real sino a una idea del Ser.

Los seres no son seres reales porque sean géneros, o especies , o individuos, ni el  Ser es Ser porque comprenda en sí todos los géneros, especies  e individuos, el ser es real porque tiene  existencia propia fuera de la mente que lo clasifica, el ser  real no procede de la idea de ser, sino que la idea de ser procede del ser real creada por la mente a través de un proceso de abstración, bien añadiendo o suprimiendo diferencias.

¿ Acaso aquel arte que los griegos llaman Dialéctica, y que definen como la ciencia de la discusión, no trata en primer lugar acerca de la ousían,( Ser) como su objeto principal y primero, de la que toda división y multiplicación de todas aquellas cosas de las que este arte disputa, pasa de los géneros generalísimos y géneros intermedios descendiendo hasta las formas y especies especialísimas, y de nuevo por las complicadísimas  reglas  por los mismos grados , de los que  salió, pasa hasta llegar a la misma ousia ( Ser) de la cual procede ? ( De div. nat. V 4,869 A. )

En el fondo se trata del mismo proceso dialéctico de Plotino mediante adicción o supresión de diferencias, que Escoto toma de Dionisio y Máximo confesor y que conlleva la equivocación de confundir el concepto de SER-UNO abstracto, logrado mediante la supresión lógica de diferencias formales, con el SER ONTOLÓGICO transcendente que es Dios. Pero como Escoto piensa que los conceptos humanos se ajustan e identifican con la realidad de las cosas piensa que tal división  tiene no sólo valor lógico sino también ontológico.

LA NATURALEZA UNA MANIFESTACIÓN DE DIOS.

4.-Dios en cuanto creador .

 Teniendo como fondo la confusión anterior  Escoto  sigue hablándonos de   Dios, ahoracon relación a las criaturas, Él   es el creador de todas las cosas , todas las cosas proceden de Él y a Él  por  su acción creadora deben retornar . El  ser que tienen es distinto del de Dios,  son sin embargo una participación del Ser divino  de acuerdo con la naturaleza de cada ser, de esta forma piensa   salvar  la Transcendencia divina.

La creación  es una revelación de Dios, una theofanía. El mundo visible es una teofanía, o un reflejo del mundo de las ideas que existen en la mente divina y el mundo de las ideas es un reflejo de la realidad suprema de Dios es decir de las tres divinas personas.

Pero esas teofanías  no son sólo manifestaciones de Dios hacia fuera de si mismo, sino una verdadera autocreación  del mismo Dios, ellas añaden algo al ser divino. Dios cuando crea al mundo , se crea también a sí mismo, en cuanto que aparece explícito lo que antes estaba implícito : ” Como la creatura subsiste en Dios, Dios es creado de una manera admirable e inefable en la creatura, manifestándose a sí mismo, haciendo visible lo que es invisible, comprensible lo que es incomprensible, abierto lo que estaba oculto, conocido lo que era desconocido, pero careciendo de forma y especie, es hermoso y precioso, esencialmente sobrenatural, y sobrenatural por naturaleza, y simple y no compuesto y libre de toda dependencia de accidentes… y sea hace todo en todas las cosas.”De div. nat.III, 17: 678 D.)

Escoto llega a decir que Dios no existiría antes de crear el mundo . “Dios no era. Pues si fuese , sucedería que todas las cosas lo harían a Él. Y si sucediere que las cosas lo hacían a Él, pondríamos en Él tiempo y movimiento. Porque se  movería  para hacer las cosas, que todavía no había hecho, y de esta forma su acción sería anterior al tiempo, que por lo mismo no sería coesencial  y coeterna con Él. Crear es algo coesencial al ser divino” ( De div.nat. I 72: 517 G.)

La creaciòn es también una iluminación que desciendo de Dios:” Todo don optimo y perfecto proviene de arriba, descendiendo del Padre de la luz.”

            Todos los seres participan en mayor o menor medida de esa luz conforme a su naturaleza, pero no todos reciben directamente esta iluminación directamente de Dios, sino de su inmediato ser superior. ( De div. nat. II 22: 565 C)

DIOS NO ES ETERNO SINO SUPER- ETERNO.

5.-Sobre el conocimiento  de Dios.

Para conocer a Dios tenemos que partir del conocimiento de las cosas creadas por Él: ” Guiado por la razón , soy introducido al conocimiento de la causa de todas las cosas, a las que se les ha dado ser ,  bondad y  belleza  de acuerdo con su género y especie . De aquí se sigue que toda la creación es como un inmenso foco de luz integrado por muchas lucernas, que nos llevan  al entendimiento  y revelación de las puras especies .”( Super Hier. cael I,1: 129

            Escoto subraya a su vez  otra vía para el conocimiento de Dio tomada de Dionisio: a)1.- Los sentidos externos  perciben la pluralidad  de las cosas y el sentido interno las reduce a géneros y especies. 2.-La razón reduce los géneros y las especies a la unidad de las ideas ejemplares . 3ª La inteligencia reduce las ideas ejemplares y a través de esta reducción llega a Dios.

b) De nuestro conocimiento  de las cosas elaboramos distintas ideas, sustancia, esencia , infinitud, eternidad , verdad, bien … estos conceptos los podemos aplicar a Dios pero negando siempre su limitación  y elevándolos hacia lo infinito y así podemos decir que Dios es super Dios, super-ser, super-sabio, super-eterno…

” DIRÉ A DIOS  ROCA MÍA, ¿ PORQUÉ TE HAS OLVIDADO DE MI “Ps.42.
La Sagrada Escritura atribuye a Dios otros nombres y atributos: Luz, Estrella, Roca, Justicia, Misericordia , Amor… estos atributos sólo se pueden aplicar a Dios de un modo simbólico y traslaticio: ” Sólo lo que predicamos de Dios de una forma negativa se le aplica de una forma propia y no   simbólica”

Por último debemos confesar que ignoramos lo que es Dios, y ante Él la mejor actitud es contemplarlo en silencio: “Silentio cordis et oris honorificanda est, ne quid tenere de ea definiamus.” ( De div. nat. III,7 638 D. )

 BIBLIOGRAFIA.  Guillermo Fraile Historia de la Filosofia, T.II . pags 312-343. BAC. Madrid.

 Cf.www.documentacatholicaomnia.eu/…/sine-data,_Instituto_Raimundo_Lulio,_

 

quijotediscipulo

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

VISITAS

  • 2,009,974 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: