You are currently browsing the category archive for the ‘17.- Dios en la Filosofía Diderot.’ category.

DIOS EN LA FILOSOFÍA DE DIDEROT.

El tema que según su título se ocupa del estudio de Dios en  Denis de  Diderot, tiene  un alcance mayor que lo  encerrado en este enciclopedista francés, pues el mismo viene a nuestro blog como representante del movimiento cultural de la ilustración francesa, de los enciclopedistas, de autores como D´Alember, Conddillac, Voltaire etc. pues mucho de lo que digamos del pensamiento de Diderot sería aplicable a otros autores de la Ilustración y del Enciclopedismo.

            Esto dicho el tema se enmarcará en el esquema que venimos aplicando a los anteriores filósofos estudiados que es el que sigue:

 1.- Reseña biográfica.

2.- Principales obras.

3.- Dios en la filosofía de Diderot.

 MONUMENTO A DIDEROT Y A LA ENCICLOPEDIA.

1.-RESEÑA BIOGRÁFICA.

           Denis Diderot (Langre, Francia, 1713-París, 1784) Filósofo y escritor francés. Fue el hijo mayor de un acomodado cuchillero, cuyas virtudes burguesas de honradez y amor al trabajo había de recordar más tarde con admiración.

            A los diez años ingresó en el colegio de los jesuitas en Langres y en 1726 recibió la tonsura por imposición de su familia con el propósito –luego frustrado– de que sucediera como canónigo a un tío materno. Una de sus hermanas profesó como religiosa .

            En 1728 marchó a París para continuar sus estudios; por la universidad parisiense se licenció en artes en 1732, y consiguió ser maestro de artes en la especialidad de filosofía  a los 19 años posteriormente  inició entonces una década de vida bohemia en la que se pierde el hilo de sus actividades.

            En 1741 conoció a la costurera Antoinette Champion, que no tardó en convertirse en su amante y con la cual se casaría dos años más tarde contra la voluntad de su padre, quien trató de recluirlo en un convento para abortar sus planes.

             Fue un matrimonio desdichado, marcado por la muerte de los tres primeros hijos en la infancia (sólo sobrevivió la cuarta hija, más tarde autora de la biografía de su padre).

            En 1745, inició una relación amorosa con Madame de Puisieux, la primera de una serie de amantes que terminaría con Sophie Volland, de la que se enamoró en 1755 y con quien mantuvo un intercambio epistolar que constituye la parte más notable de su correspondencia.

             En 1746 entró en contacto con el editor Le Breton, quien le encargó la dirección, compartida con D’Alembert, de la Enciclopedia.

            Durante más de veinte años, Diderot dedicó sus energías a hacer realidad la que fue, sin duda, la obra más emblemática de la Ilustración, a la cual contribuyó con la redacción de más de mil artículos y, sobre todo, con sus esfuerzos por superar las múltiples dificultades con que tropezó el proyecto.

            En 1749, la aparición de su Carta sobre los ciegos para uso de los que pueden ver le valió ser encarcelado durante un mes en Vincennes por «libertinaje intelectual», a causa del tono escéptico del texto y sus tesis agnósticas; en la cárcel recibió la visita de Rousseau, a quien conocía desde 1742 y que en 1758 acabó por distanciarse de él.

            En 1750 apareció el prospecto divulgador destinado a captar suscriptores para la Enciclopedia, redactado por Diderot; pero en enero de 1752 el Consejo Real prohibió que continuara la publicación de la obra, cuando ya habían aparecido los dos primeros volúmenes, aunque la intercesión de Madame de Pompadour facilitó la revocación tácita del decreto.

            En 1759, el Parlamento de París, sumándose a la condena de la Santa Sede, ordenó una nueva suspensión; D’Alembert, intimidado, abandonó la empresa, pero el apoyo de Malesherbes permitió que la impresión prosiguiera oficiosamente.

            En 1764, Diderot comprobó que el editor censuraba sus escritos; tras conseguir que los diez últimos volúmenes del texto se publicaran en 1765, abandonó las responsabilidades de la edición.

            Inició entonces un período de intensa producción literaria, que había dado ya frutos notables durante sus años de dedicación al proyecto enciclopédico. A finales de 1753 habían aparecido sus Pensamientos sobre la interpretación de la naturaleza, donde proclamaba la superioridad de la filosofía experimental sobre el racionalismo cartesiano.

            De 1773 a 1774 residió en san Petersburgo, invitado por Catalina II.

             Lo más notable de su producción lo integraron obras que permanecieron inéditas hasta después de su muerte, aunque fueron conocidas por sus amigos.

            Diderot murió en París  por problemas gastrointestinales  el 31 de Julio de 1784 a los 70 años de edad.

 

2.-OBRAS MÁS IMPORTANTES.

 Reseñamos a continuación las obras que tienen una mayor relación con el pensamiento filosófico, tomado  de Wikipedia:

            En 1746 escribió su primera obra original: Pensamientos filosóficos (Pensées philosophiques), en donde presenta cierto pensamiento deista, y un pequeño ensayo sobre la suficiencia de la religión natural.

            En 1747 escribió Promenade du sceptique, Camino del esceptico  una obra sobre las estravagancias del catolicismo. Su Carta sobre los ciegos (Lettre sur les aveugles), de 1749, le presentó ya como un original pensador. El inmediato objeto de esa prosa fue el de mostrar la dependencia de las ideas del hombre de sus cinco sentidos.

            Otras de sus obras fueron La Religiosa (La Religieuse) de 1796, en donde critica la vida en los conventos, a través del relato de una monja que ingresa forzada por la familia. Planteada como hecho real, es una novela pujante, cuyo eco polémico duró hasta el siglo XX.

            En Jacques el fatalista (Jacques le fataliste), de 1796, analiza la psicología del libre albedrío, con un diálogo abierto entre Jacques y su amo.

            Con El hijo natural (Le fils naturel), da una bella pieza teatral, donde se manifiestan tranquilamente los sentimientos. Su La paradoja del comediante (Le paradoxe du comedien), establecida en 1830 con una copia de Petrogrado, es una de sus piezas más polémicas y ricas especulativamente: trata de la ficción y la realidad, a través del mundo del teatro y su vuelta a plantear paradojas, que tienen peso en su estética.

            Finalmente, El sobrino de Rameau (Le neveu de Rameau), que fue traducida por Goethe, es un raro diálogo con un personaje real de la época, que le sirve para criticar la sociedad y mostrar las complejidades de la mente, algo que fue destacado por Hegel.

Además, publicó varias críticas de arte en sus Essais sur la peinture, alabadas por  Goethe y en Salones, un diario en donde publicaba sus críticas de las exposiciones artísticas. Sus importantes críticas de arte aparecieron en Salons; siguen siendo una referencia sobre la estética del siglo XVIII.

            Tardíamente, publica Histoire philosophique et politique des deux Indes, comentando a Raynal (1781), donde hace una alegato contra el colonialismo y señala la importancia de las civilizaciones no europeas para la cultura europea.

 

3.-DIOS EN LA FILOSOFÍA DE DIDEROT.

 El pensamiento de Diderot sobre Dios y la religión  pasa por diversos estadios que podríamos reducir a tres: 1.- Deísmo. 2.- Ateísmo. 3.- Panteísmo.

 3.-1.- DEISMO.

 Diderot  perteneciente a una familia muy religiosa, sus primeros  estudios los realizó en un colegio jesuita, su padre quiso que se hiciese clérigo, una hermana suya  era religiosa,  la que fue su primer amante luego su esposa era católica  practicante, sin embargo él abandonaría muy joven el catolicismo.

            ¿ Qué lo llevó a este abandono ? Los textos en los que él habla de la religión dejan entrever que su actitud  ante la misma y especialmente  la católica, era más bien de orden reactivo y con poca base  intelectual. Vemos algunos de sus textos:

            “Sólo el deísta puede enfrentarse al ateo. (…) al conocimiento de la naturaleza es al que le estaba reservado hacer grandes deístas. (…) es (…) en las obras de Newton, (…) donde se han encontrado las pruebas satisfactorias de la existencia de un ser soberanamente inteligente. Gracias a la labor de estos hombres extraordinarios, el mundo ya no es un dios: es una máquina que tiene sus ruedas, sus cuerdas, sus poleas, sus resortes y sus pesos. (…)

             ¿No queda mejor demostrada la inteligencia de un primer ser a través de la obra de la naturaleza (…)? (…) El deísta afirma la existencia de un Dios que  se demuestra mejor por la física experimental de Newton que por las especulaciones de Descartes y Malebranche.

            La religión natural que une a todos los hombres , debe suplantar a las religiones positivas , exclusivistas que los dividen y separan:

            ” Los hombres han expulsado de  entre ellos  a la divinidad; la han relegado dentro de un santuario; los muros de un templo limitan su vista; ella no existe más allá de esto…¡ Insensatos , destruid esos recintos que estrechan vuestras ideas.

Ensanchad a Dios. Vedlo por todas partes  don Él está, o, si no decid que no existe.” ((Pensées philosophique sur línterprétation de la nature. 18)

3.-2.- ATEISMO.

Diderot pasó del Deismo al Ateismo, un Ateismo que rechaza  una determinada idea  de   Dios, así como las prácticas  a las que impulsa a sus seguidores:

            “!Qué voces! !Qué gritos! !Qué lamentaciones! ¿Quién ha encerrado en esos calabozos a todos aquellos cadáveres quejumbrosos? ¿Qué crimen han cometido esos desgraciados?

            Unos se golpean el pecho con piedras, otros se desgarran el cuerpo con puntas aceradas, el dolor y la muerte en los ojos. ¿Quién les ha condenado a esos tormentos? … El Dios al que han ofendido… ¿Quién es, pues, ese Dios? Un Dios lleno de bondad… ¿Un Dios lleno de bondad encontraría placer bañándose en lágrimas? ¿No habría que injuriar el miedo a su clemencia? Si unos criminales tuvieran que colmar los furores de un tirano, ¿qué más harían? (…)

            Hay gente de las que no se puede decir que teman a Dios, sino más bien que tienen miedo. (…)

            A propósito del retrato que se me hace del Ser Supremo, de su inclinación por la cólera, del rigor de sus venganzas, de ciertas comparaciones que expresan numéricamente la relación de aquellos a quienes permite perecer por las de aquellos a los que se digna a tender su mano, el alma más recta estaría tentada de que no existiera.

            Habría bastante tranquilidad en este mundo, si tuviéramos la completa seguridad de que nada había que temer en el otro: la idea de que Dios no existe no ha atemorizado jamás a nadie, pero sí la de que existe uno, tal como me lo han descrito. (…) la superstición es más injuriosa para Dios que el ateísmo. (…)

            Y de forma mucho más expresa:

            ” Dios es una máquina absolutamente perversa e inservible.” La hipótesis de Dios es causa de todos los males e impide el desarrollo de la ciencia: ” Donde quiera que se admita la existencia de Dios queda descompuesto el orden natural de nuestros deberes y de nuestra moral. Hay que sacudir el yugo de toda religión  y liberarse de toda clase de superstición. Los preceptos de la religión entorpecen y contrarían la evolución natural del individuo. No basta el deismo, el cual corta las doce cabezas de la hidra, pero vuelven a rebrotar otra vez.”

            ” Examinad profundamente todas las instituciones políticas, civiles y religiosas y, o yo no me equivoco mucho, o en ellas veréis a lan a la humanidad doblegada de siglo en siglo al yugo que le impone un puñado de bribones que le prometía arreglarla. Desconfiad de todo el que pretenda imponer orden. Ordenar es hacerse dueño de los otros , fastidiándolos.” ( Suplément au voyage de Boungaiville).

            La creencia en Dios es perniciosa  porque trastorna el orden natural con sus dogmas y se esfuerza en justificar la bondad de un Dios que permite tantos males y sufrimientos en este mundo. ( Carta a Mme Voland, 20 oct. 1760 y 6 oct. 1765).

 3.-3.-PANTEISMO.

 Su concepto de naturaleza le llevó a una especie de panteismo naturalista, en el que la única realidad y la única norma de moral y de estética es la naturaleza o el Todo que identifica con Dios.

            Diderot rechaza el concepto cartesiano que reducía la materia a extensión y se acerca a Leibniz al afirmar que los seres están todos ellos  compuestos de átomos dotados de sensibilidad.

            En el caos de la materia han existido desde siempre elementos dotados de vida y de conciencia los cuales se han ido agrupando hasta llegar por evolución a ser animales u hombres: ” Todo animal es, en más o en menos , un hombre; todo mineral es en más o en menos una planta; toda planta es en más o en menos un animal.”  ( Interpretation de la nature ) Por esta idea muchos han considerado a Diderot como un predecesor de Darwin y de su teoría de la evolución.

            Todo lo que existe tiene una misma realidad  que cambia constantemente, sólo permanece el Todo infinito: ” Ese Dios lo sustituyo yo por la sensibilidad que es una prerrogativa de la materia…No existe otra sustancia  en el universo ni en el hombre. El organillo de calle es de madera, y el hombre es de carne, pero tanto el uno y el otro tienen un mis origen y una misma meta” (  Cf Principes philosophiques sir la matier et le mouvement.)

            En consecuencia no existe nada más que el Todo, la naturaleza. No existen los individuos, sólo existe el gran Todo, que es una cadena ininterrumpida de transformaciones   entre cuyos eslabones no puede existir ningún vacío.

.

3.- DIDEROT Y EL ESPÍRITU DE LA ILUSTRACION FRANCESA.

 En cualquiera de estas tres modalidades  tan distintas entre sí acerca de Dios y de su existencia, que aparecen en Diderot  hay un elemento  común y es el rechazo  de la visión de Dios del cristianismo y de la moral cristiana.

            Desde este punto de vista el espíritu de Diderot coincide con el de la Ilustración francesa  y con el reflejado en La Enciclopedia: Voltaire, Pedro Bayle, DÁlamberrt, Condillac, La Mettrie, Holbach, entre otros, a pesar de sus diferencias, participan de este mismo espíritu, el haber elegido a Diderot en nuestro tema tiene la función de presentar  la filosofía sobre Dios de toda una época.

 BIBLIOGRAFIA. Guillermo Fraile: Historia de la Filosofía .Dionisio  Diderot T.III . BAC, Madrid. 1978. Emile Brehier Historia de la Filosofia…T.II Ed. Sudamericana . Buenos Aires 1962. Ferrater Mora: Diccionario de Filosofía. Diderot  . T.II. Ed. Sudamericana..Argentina 1965.Ba,J.Erker Diderot´s Treatment of christian Religion ( Nueva Yord 1931)    Correspondance avec Grimm, 5 vol., París 1829    Paradoja acerca del comediante, Madrid 1964; El sobrino de Rameau, Madrid 1968.

 quijotediscípulo

 

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

VISITAS

  • 1,823,857 hits

Imagenes Interesantes

Toulouse Sunset

Monolith

Sunset at Delicate Arch

Laurisilva Lights

Magie der Natur

藍瑪格

Little waterfall

Playa de la Arnía

Couleurs d'un soir

A tree in Jekyll Island

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: