You are currently browsing the category archive for the ‘09.- Dios en la Filosofía de santo Tomás de Aquino.’ category.

DIOS EN LA FILOSOFÍA DE SANTO TOMÁS DE AQUINO.

 Entre Escoto Eriugena  el último de los autores estudiado en el blog,  y santo Tomás de Aquino del que nos ocuparemos en este tema, hay un gran espacio en el campo de la historia de la filosofía, en primer lugar de tiempo, sobre cuatro siglos, en segundo lugar de autores, en tercer término de corrientes filosóficas, en cuarto lugar de escuelas,… sin embargo tal espacio se ve unificado por diversos factores  del que no es el menor, el hecho de que  la filosofía se ve muy unida a la teología, bien sea cristiana, bien judía, bien mahometana, por lo que el vacío que pudiera pensarse  queda en torno al tema de Dios  es menor de lo que a simple vista pudiera esperarse.

Dicho  esto pasamos al estudio de Dios en la filosofía de Santo Tomás de Aquino, de acuerdo con el siguiente esquema:

1.-  Biografía de Tomás de Aquino.

2.- Reseña de sus obras.

3.-Dios en la filosofía de Tomás de Aquino.

4.-Santo Tomás en la historia del pensamiento.

 

1.-BIOGRAFIA DE TOMÁS DE AQUINO.

 1.-1.- Nacimiento y primeros años.

Tomás nació en Roccasecca,  a principios del 1225, cerca de Aquino, Nápoles. Hijo del Conde Landolfo de Aquino y Teodora  de Theate , napolitana , hija de los condes de Chieti. Era el menor de 12 hermanos y su familia estaba emparentada con los emperadores Enrique VI y Federico II y los reyes de Aragón, Castilla y Francia.

A los 5 años fue enviado al monasterio de Monte Cassino donde era abad su pariente Landulfo Sinibaldi , posiblemente con la intención de que le sucediese como abad. Allí permaneció como oblato hasta 1239 en que Federico II en guerra con el Papa Gregorio IX, se apoderó de Monte Cassino, expulsó a los monjes y lo convirtió en fortaleza.  

1.-2.- Estudiante en Nápoles. Recibe el hábito en la O.P.

  Alrededor del año 1236, le enviaron a la Universidad de Nápoles, donde sus maestros fueron Pietro Martín y Petrus Hibernos, pero pronto supero a Martín en Gramática y fue transferido a Pedro de Irlanda quien le formo en Lógica y Ciencias Naturales. Tomás repetía las lecciones con mayor profundidad y lucidez que sus maestros.

Entre 1240 y 1243 recibió el hábito de la Orden de Santo Domingo, atraído y dirigido por Juan de San Julián, un conocido predicador del convento de Nápoles.

Al recibir la noticia, su madre se apresuró a ir a Nápoles para ver a su hijo. y Teodora recurrió a los hermanos de Tomás, soldados del emperador Federico, quienes capturaron al novicio cerca del pueblo de Aquependente y le recluyeron en la fortaleza de San Juan de Rocasecca.

1.-3.- Reclusión  en Rocasecca.

Allí estuvo detenido casi dos años, mientras sus padres, hermanos y hermanas hacían los posible por destruir su vocación. En su prisión le permitieron tener el Breviario, la Biblia y la Sophistica de Aristóteles.

A fines   de 1245 se fugó de Rocaseca descolgándose por una ventana. Volvió a Nápoles , terminó su noviciado y fue enviado a Par’is a proseguir sus estudios alli permaneció unos tres años  con Alberto Magno  y en 1248 ambos volvieron a Colonia.             Durante sus estancia en Colonia, fue ordenado sacerdote por Conrado de Hochstaden, Arzobispo de esta ciudad.

1.- 4.-Bachiller en París y doctorado en Teología.

En 1251 o 1252, el Maestro General de la Orden, aconsejado por Alberto Magno y Hugo de San Caro, nombró a Tomás Bachiller (subregente) del Studium Dominico en París. Sus deberes consistían principalmente en explicar las “Sentencias” de Pedro Lombardo, Santo Tomás recibió su doctorado en Teología en 1257 y su tema fue “La Majestad de Cristo”. Desde entonces, la vida de Tomás puede resumirse en pocas palabras, orar, predicar, enseñar, escribir, viajar.

Tan dedicado estaba a su sagrada misión que con lágrimas pedía que no le obligaran a aceptar la titularidad del Arzobispado de Nápoles, que le fue conferido por Clemente IV en 1265.

1.- 5.- Admirado en su orden y en toda la Iglesia.

Cediendo a las peticiones de sus hermanos dominicos , en varias ocasiones participó en las deliberaciones de los Capítulos Generales de la Orden. Uno de dichos capítulos tuvo lugar en Valenciennes (1259), donde colaboró con Alberto Magno y Pedro de Tarentasia (que sería el Papa Inocencio V) a formular un sistema de estudios que substancialmente permanece hasta hoy en los studia generalia de la Orden Dominicana.

El Papa le encargó que escribiera los himnos para la Fiesta Corpus Christi. Así compuso el Pange Lingua y el Tantum Ergo y varios otros cantos Eucarísticos clásicos. Su devoción por la Virgen María fue muy grande y en el margen de sus cuadernos escribía: “Dios te salve María”.

 “BIEN HAS ESCRITO DE MI , TOMÁS, ¿ QUÉ QUIERES EN RECOMPENSA ? NO MÁS QUE A TÍ, SEÑOR.”

1.-6.- Experiencia mística le mueve a dejar de escribir.

Y el 6 de diciembre de 1273, dejó su pluma y no escribió más. Ese día, durante la Misa, experimentó un éxtasis de mucha mayor duración que la acostumbrada; sobre lo que le fue revelado sólo podemos conjeturar por su respuesta al Padre Reinaldo, que le animaba a continuar sus escritos: “No puedo hacer más. Se me han revelado tales secretos que todo lo que he escrito hasta ahora parece que no vale para nada”.

Tomás comenzó su preparación inmediata para la muerte. Gregorio X, habiendo convocado un concilio general a celebrar en Lyon el primero de mayo de 1274, invitó a Santo Tomás y San Buenaventura a participar en las deliberaciones, ordenó al primero traer al concilio su tratado “Contra errores Graecorum” (Contra los Errores de los Griegos).

 1.- 7.- Muerte y sepultura.

Intentó obedecer y salió a pie en enero de 1274, pero le fallaron las fuerzas; cayó desplomado cerca de Terracina, desde donde le llevaron al Castillo de Maienza, hogar de su sobrina la Condesa Francesca Ceccano.

Los monjes cistercienses de Fossa Nuova, insistieron para que se alojara con ellos, y así fue trasladado a su monasterio. Murió el 7 de marzo de 1274 a 49 años de edad.

La impresión producida por su muerte la refleja esta exclamación que se conserva en un manuscrito de Oxford :” Hic moritur Divus Thomas. ¡O mors, quam sis maledicta!”Ha muerto el divino Tomás, .O muerte , que maldita eres.”

Numerosos milagros atestiguaron su santidad. Los monjes de Fossa Nuova querían a toda costa quedarse con sus sagrados restos, pero Urbano V ordenó que el cuerpo fuera entregado a sus hermanos Dominicos, siendo trasladado solemnemente a la Iglesia Dominica de Toulouse, el 28 de enero de 1369.

La magnífica capilla erigida en 1628 fue destruida durante la revolución francesa y su cuerpo trasladado a la Iglesia de San Sernin, donde reposa hasta el día de hoy en un sarcófago, de oro y plata, que fue solemnemente bendecido por el Cardenal Desprez el 24 de julio de 1878.

El hueso mayor de su brazo izquierdo se conserva en la catedral de Nápoles. El brazo derecho, donado a la Universidad de París y originalmente conservado en la Capilla de Santo Tomás de la Iglesia Dominicana, se guarda actualmente en la Iglesia Dominicana de Santa María sopra Minerva en Roma a donde llegó tras la revolución francesa.

 APOTEOSIS DE SANTO TOMÁS .

1.-8.- Glorificación.

Fue canonizado por Juan XXII, el 18 de julio de 1323. San Pío V proclamó a Santo Tomás Doctor de la Iglesia en 1567. En la Encíclica “Aeterni Patris” del 4 de agosto de 1879 sobre la restauración de la filosofía cristiana, León XIII le declaró “príncipe y maestro de todos los doctores escolásticos“. El mismo pontífice, mediante una Breve del 4 de agosto de 1880, le designó patrono de todas las universidades, academias y escuelas católicas de todo el mundo.

2.- RESEÑA DE SUS OBRAS .

Santo Tomás escribe su obra entre 1252 y 1272. En esos veinte años desarrolla una ingente actividad productiva cuya máxima expresión es la “Suma Teológica”, en el más puro estilo del tratamiento escolástico de los temas filosóficos y teológicos.

A continuación sus  obras ordenadas cronológicamente:

1) Obras escritas o iniciadas durante su estancia en París (1252-1259):

“De ente et essentia”. (Sobre el ente y la esencia) . Escrito en París antes de ser maestro en Teología, o sea, antes de marzo de 1256. Una pequeña obra fundamental para conocer la teoría del ser de Sto. Tomás.

– “De principiis naturae”. (Sobre los principios de la naturaleza). Consideraciones sobre la naturaleza basadas en los libros I y II de la Física de Aristóteles.

 – “De Veritate”. (Cuestión disputada sobre la verdad).

 – “Suma Contra Gentiles”. (Comenzada en París)

 2) Obras escritas durante su estancia en Italia entre los años 1259-1268:

 – “De Potentia”. Cuestión disputada sobre la potencia. (Comenzada en Roma).

– “De Malo”. Cuestiones disputadas sobre el mal. (Roma).

 – Comienza la “Suma Teológica”.

– “De Spiritualibus Creaturis”. (Sobre las criaturas espirituales).

– “Sententia super De Anima”. (Comentario al “De Anima” de Aristóteles).

3) Obras escritas en París, entre los años 1269-1272:

– “Sententia libri Politicorum”. (Comentario a la “Política” de Aristóteles).

– “Sententia super Metaphysicam”. (Comentario a la “Metafísica” de Aristóteles).

– “Sententia super Meteora”. (Comentario a los “Meteoros” de Aristóteles”.

– “Compendium theologiae”. (Compendio de teología). (París o Nápoles).

 -“De unitate intellectus contra Averroistas”. (Sobre la unidad del intelecto contra los averroístas).

– “Quodlibet” 3, 4, 5, 6 y 12.

 – “Sententia super Physicam”. (Comentario a la “Física” de Aristóteles).

– “Sententia super Peri hermenias”. (Comentario a la obra de Aristóteles “Sobre la interpretación”).

 – “Sententia libri Ethicorum”. (Comentario a la “Ética Nicomáquea” de Aristóteles).

 – “De aeternitate mundi contra murmurantes”. (Sobre la eternidad del mundo contra los murmurantes).

– “Epistola ad comitissam Flandriae (de regimine judaeorum)”. (Sobre cómo los príncipes cristianos deben tratar a los judíos).

 – “De sortibus”. (Sobre el azar).

 – “De substantiis separatis (o De angelis)”.( Acerca de las sustancias separadas, o Acerca de los ángeles).

 – Comienza la 3ª Pars de la Suma Teológica.

 4) Obras escritas en Nápoles entre los años 1272-1274:

– Santo Tomás escribe la parte restante de la 3ª Pars de la Suma teológica.

 – “Sententia de caelo et mundo”. (Comentario al “De Caelo et Mundo” de Aristóteles).

– “Sententia super libros De generatione et corruptione”. (Comentario al “De generatione et corruptione” de Aristóteles).

Agrupando sus escritos por orden de materias podrían distribuirse así:

1.- Escritos sistemáticos: Summa contra Gentiles y Summa teologiae. 2.-Comentarios a la Sagrada Escritura. 3º.- Commentarios a Aristóteles. 4º.-Escritos polémicos. 5º.- Cuestiones disputadas y quodlibetales. 6º.- Obras menores de consulta.

3.-DIOS EN LA FILOSOFÍA DE SANTO TOMÁS DE AQUINO.

 a) .- Existe una ciencia que tiene como objeto el estudio de Dios,

 Lo primero que aparece en Santo Tomás acerca del tema de Dios es la existencia de una ciencia que tiene como objeto formal el estudio de Dios, esta ciencia es la teología natural.

Este saber sobre Dios se distingue del que brota de la fe, precisamente por el medio que se utiliza para este conocimiento, la teología utiliza como medio las verdades reveladas, mientras que el conocimiento de Dios propio de la teología natural tiene como medio la pura razón natural.

El saber de la teología natural es una verdadera ciencia, en el sentido de que estudia  su objeto, el objeto quod, que dice la escolástica, buscando las últimas causas del mismo y lo estudia a través de la razón que es  su objeto quo, o mediante el cual.

Esta noción de ciencia que procede de Arístóteles, es  una noción que  en la actualidad ha restringido su campo al puro saber de los fenómenos a través de la experiencia, la experimentación y su falsación; la teología natural no sería ciencia en esta acepción moderna, pero sí un saber que procede a través de procedimientos  y demostraciones racionales, incardinándose de lleno en el saber filosófico.

OH, SEÑOR, TÚ ERES UN DIOS ESCONDIDO.

b) La existencia de Dios no es evidente para nosotros, necesita ser demostrada.

 Otro de los aspectos de la enseñanza tomista a cerca de Dios es la necesidad  de la demostración  de su existencia, la razón de ello es que su existencia no nos consta de forma  evidente , pues la misma ni la podemos percibir por los sentidos, ni por nuestra imaginación , ni tenemos en nuestra inteligencia una idea de la naturaleza y esencia  de Dios que obligue a pensar que tal idea o es innata o nos ha venido de fuera.

            “Dico ergo quod haec propositio, Deus est, quantum in se est, per se nota est: quia praedicatum est idem cum subjecto: Deus enim est suum esse, ut infra patebit . Sed quia non non scimus de De quid est, non est nobis per se nota: sed indiget demonstrari per ea quae magis sunt quod nos, et minus nota quoad naturam, scilicet per effectus”” Digo pues que esta proposición, Dios existe, si se considera en sí misma es evidente , porque su predicado es el mismo  que el sujeto: Dios pues es su misma existencia, como se dirá más bajo ( q.a.4). Pero como nosotros no sabemos lo que es Dios , no es para nosotros evidente: sino que necesita demostrarse a través de aquellas cosas que nos son más conocidas  a nosotros y menos conocidas en cuanto a su naturaleza, es decir por sus efectos.” ( S.Th. 1 q.2 a.2 ad 3) .

De acuerdo con este argumento Tomás rechaza el llamado argumento ontológico atribuido a san Anselmo.

San Anselmo en el Proslogium dio diversas versiones del argumento ontológico, en cualquiera de ellas su argumento es un argumento a priori  pues parte de la idea de Dios llegando desde la idea a su existencia real.

Lo podíamos sintetizar así , en nuestra mente existe la idea  de Dios como el ser mayor que  el cual  no puede existir otro, pero un ser  así tiene que incluir necesariamente su existencia, pues de lo contrario, cualquier ser existente sería mayor que él, luego es evidente que Dos existe.

Santo Tomás rechaza la validez del argumento porque en el mismo se da un paso de la existencia mental a la existencia real. La idea de Dios como el ser mayor que el cual no puede existir otro incluye ciertamente la existencia, pero la existencia pensada , no lo existencia real fuera de la mente.

Santo Tomás  afirma con toda claridad  que la existencia de Dios necesita ser demostrada y el único tipo de demostración  valida y posible es una demostración a posteriori, que parta de unos datos realmente comprobables.

 ” Y así desde los efectos se puede demostrar que Dios existe: aunque por los mismos no podamos conocerle según su esencia“( S.Th. I q.2a.2 ad 3).

c) Pruebas tomistas de la existencia de Dios.

 La pruebas tomistas de la existencia de Dios es posible sean las pruebas más comentadas, analizadas, valoradas o criticadas de la historia de la filosofía .

Cinco son los argumentos propuestos por Tomas de Aquino, todos ellos tienen la misma estructura:  parten de un hecho conocido y comprobable por la experiencia, al mismo  se le aplica el principio de causalidad correspondiente al punto de partida, en el tercer paso se  niega la posiblidad de prolongar hasta el infinito y en el cuarto se llega a término que es siempre Dios bajo el aspecto considerado en el punto de partida.

Los puntos de partida de estos argumentos son: 1.-El hecho de la existencia del cambio en el mundo. 2º. El hecho de la existencia de causas subordinadas unas a otras. 3º El hecho de la  existencia de seres contingentes. 4.- El hecho de la existencia de seres relativamente perfectos. 5.-º El hecho de la
ordenación en el universo.

Los puntos de llegada de cada uno de estos argumentos son: 1º.- La existencia de un Motor inmóvil 2º.- La existencia de una Causa incausada. 3º.- La existencia de un ser Necesario. 3.º.-La existencia de un ser Perfectísimo. 4º.- La existencia de una Inteligencia ordenante.

Vemos la aplicación  de este esquema a uno de los puntos de partida:

Por la contingencia de los seres:

1.- Vemos que existen en el mundo seres que han comenzado a existir y que dejarán de existir. Es decir , seres que pueden existir y no existir. Seres contingentes  2º.- Todo ser  que ha comenzado a existir tiene necesariamente que haber recibido su existencia de otro. 3º.-En la línea de los seres que tienen la existencia recibida de otro no podemos llegar hasta el infinito, pues en ese caso no existiría ninguno de esos seres. 4.- Luego  tiene que existir  un ser que no tiene recibida la existencia de ningún otro, siendo un ser necesario principio y origen de los seres contingentes.

“YO SOY EL QUE SOY.”

d) La esencia de Dios y sus atributos.

Dice Santo Tomás, ” una vez que hemos demostrado que Dios existe, debemos ver que es Dios”

Acerca del ser divino Santo Tomás insiste en que de Dios no podemos tener un conocimiento inmediato, intuitivo y menos aún experimental, porque su esencia cae por completo fuera de nuestras potencias cognoscitivas. Dios no es pues el objeto propio del entendimiento humano , por lo que de Dios más que saber lo que  es lo que podemos saber es lo que no es.

Para mostrar la existencia de Dios hemos hecho una deducción a partir de determinadas realidades del mundo que se nos han mostrado como efectos de Dios, de forma similar mediante el conocimiento que tenemos de las perfecciones de las criaturas que sabemos son efectos suyos podemos llegar al conocimiento de cómo y qué es Dios.

Ya el término de las cinco vías nos han adelantado algo del ser divino:1.- Dios es el  Dios es Principio de todo cambio permaneciendo él inmutable porque es Acto Puro sin mezcla de acto y potencia, 2.-Dios es la Causa Primera de todas las causas eficientes, porque en Él no hay distinción entre el Ser y el obrar,  3.-Dios es el Ser Necesario que existe por sí mismo, porque en él se identifican la esencia y la existencia, la esencia divina, acto puro consiste en existir;  4.-Dios es  el ser perfectísimo porque en Él  se identifican el sujeto y la forma de la perfección; así Dios es la perfección absoluta  y como tal la Bondad absoluta, la Infinitud, la Inmensidad, la Inmutabilidad, la Eternidad   5.- Dios es el ser inteligentísimo  en el cual no hay distinción de medio y fin, porque Dios es el fin de sí mismo y de todas las cosas.

 e) Dios y los seres del mundo.

 Con relación a las realidades del mundo para Santo Tomás Dios es el principio de toda realidad positiva  ,  porque todo la realidad procede de él  , porque es su creador,  un acto que únicamente puede hacer Dios, quien no ha necesitado de nada para su creación, sólo su infinito poder. Dios ha creado todas las cosas ex nihilo.

Previamente a su creación las cosas existen en la mente divina, como ideas ejemplares  a imagen de las cuales son creadas.

Cuando santo Tomás afirma que toda la realidad procede de Dios no sólo se está refiriendo a los seres sustanciales, sino también al ser accidental; allí donde exista una realidad que tenga entidad positiva , allí se hace presente la acción creadora divina por ello no sólo Dios es la causa del ser de los seres sino  también de sus operaciones.

Pero el acto creador de Dios no acaba con su creación, sino que se continúa en su conservación, hasta el punto de poder decir que la conservación de las entidades mundanas es una especie de creación continuada, conservación que se prolonga con su providencia por la que Dios dirige sabiamente todas las cosas a su fin de acuerdo con la naturaleza de cada una de ellas.

4.- SANTO TOMÁS EN LA HISTORIA DEL PENSAMIENTO.

 Poco después de su muerte, los escritos de Santo Tomás eran universalmente estimados. Los Dominicos naturalmente fueron los primeros en seguir al Santo.

Los Capítulos de París de 1286, de Burdeos de 1287 y de Lucca de 1288, expresamente dispusieron que los frailes tenían que seguir la doctrina de Tomás, que en aquel momento no había sido canonizado (Const. Ord. Praed. N. 1130).

 La Universidad de París, coincidiendo con la muerte de Tomás, envió una misiva oficial de pésame al capítulo general de los Dominicos, diciendo que con los hermanos, la universidad expresaba su dolor por la pérdida de aquél que era como suyo propio por sus muchos títulos

En la encíclica “Aeterni Patris”, León XIII menciona las Universidades de París, Salamanca, Alcalá, Douai, Toulouse, Lovaina, Padua, Bolonia, Nápoles, Coimbra, como “las sedes del conocimiento humano donde Tomás reinaba supremo, y donde las mentes de todos, maestros y discípulos, disfrutaban de una maravillosa armonía bajo la tutela y autoridad del Doctor Angélico

.           Durante los últimos 600 años, se han publicado manuales de teología y filosofía, compuestos con la intención de impartir su enseñanza; traducciones, estudios o resúmenes (études), de partes de sus obras, y hasta hoy, su nombre se honra en todo el mundo .

En cada uno de los Concilios Generales que han tenido lugar después de su muerte, Santo Tomás siempre ha ocupado un lugar de honor.

En el Concilio de Lyon su obra “Contra errores Graecorum” fue utilizado con gran efecto contra los Griegos. En disputas posteriores, antes y durante el Concilio de Florencia, Juan de Montenegro, el campeón de la ortodoxia Latina, encontró en Santo Tomás una fuente inagotable de argumentos irrefutables. El “Decretum pro Armenis” (Instrucción para los Armenios) emitido por la autoridad de ese concilio, está tomado casi literalmente de su tratado “De fidel articuli et septem sacramentis (véase Densinger-Bannwart n. 695). “En los Concilios de Lyon, Vienne, Florencia y el Vaticano”, escribe León XIII (encíclica “Aeterni Patris”), “casi podríase decir que Tomás participó y presidió las deliberaciones y decretos de los Padres contendiendo contra los errores de los Griegos, herejes y Racionalistas, con una fuerza invencible y con los más felices resultados.

Pero la mayor y más especial gloria de Tomás, que no comparte con ningún otro Doctor Católico, es que los Padres de Trento hicieron parte del orden del cónclave poner sobre el altar, junto al códice de las Sagradas Escrituras y los Decretos de los Sumos Pontífices, la Summa de Tomás de Aquino, para buscar consejo, razones e inspiración.

Mayor influencia, nadie puede tener.

Antes de concluir esta sección, debemos mencionar dos libros muy conocidos y apreciados, inspirados por y basados en los escritos de Santo Tomás. El Catecismo del Concilio de Trento, compuesto por discípulos del Doctor Angélico, es en realidad un compendio de su teología, presentada en forma apropiada para uso de los párrocos. La Divina Comedia de Dante se ha llamado “la Summa de Santo Tomás en verso”, y los comentaristas hacen derivar las divisiones y descripciones de las virtudes y los vicios del gran poeta florentino a la “Secunda Secundae”.

            Los escritos de santo Tomás, sus enseñanzas y doctrinas son la fuente de la Escuela Tomista que naciendo a poco de su muerte se prolonga hasta nuestros días reservando un lugar de importancia de la Historia de la Filosofía hasta nuestros días.

BIBLIOGRAFIA. Guillermo Fraile: Historia de la Filosofía. Tomás de Aquino. T.II . BAC, Madrid. 1978. Garrigou Lagrange, R. Thomisme: Dict. Théol. Cath., XV 823-1025. P. Zeferino González Estudios sobre la filosofía de Santo Tomás. Manila 1864, 3 vols. F. Muñiz, . Introducción a la traducción española de la Summa Theologiae ed. BAC Madrid 1947 t. I pag. 112. Emile Brehier Historia de la Filosofia…T.II Ed. Sudamericana . Buenos Aires 1962. Ferrater Mora: Diccionario de Filosofía. Tomás de Aquino y Tomismo T.I. Ed. Sudamericana..Argentina 1965.

quijotediscipulo.

 1.-quijotediscipulo, ó ¿ Don Quijote predicador y teólogo ?es también el autor  de los siguientes blogs, todo ellos en wordpres.com

 sanchoamigo ó Sancho Gobernador de una Ínsula.

 elcuradellugar ó La Religión en el Quijote

 elcaballerodelverdegaban ó Dios y la Fe cristiana en los escritores de lengua castellana a través de los tiempos.

 elbachiller ó EL BACHILLER SANSÓN CARRASCO.

 Lo mejor al buscar poned título y subtítulo del blog.

Anuncios

Categorías

Categorías

Entradas

Calendario

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

VISITAS

  • 2,062,531 hits

Imagenes Interesantes

A %d blogueros les gusta esto: